Bloom where you are planted · Priv.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Miér Mar 11, 2020 6:57 pm

Giro sobre mis pies y me dejo caer con los brazos extendidos a la bañera que temporalmente se ha quedado instalada en el medio del invernadero, puesto que el baño de la casa es demasiado pequeño para que pueda entrar. Las almohadas que nos trajimos siguen dentro de la bañera, así como las cajas y las bolsas con nuestras pertenencias del monoambiente, ayudan a que mi cuerpo se encuentre con un relleno mullido al caer. Siendo honesta, echaré de menos la ventana del apartamento donde me podía sentar a echar un vistazo a las terrazas de los otros edificios, era un buen lugar para pensar. Todo como era, pequeño, seguro, fue un buen lugar para Mimi y para mí. Y entonces… ¡nos sacamos la lotería! Estiro mis brazos como si quisiera tocar el techo de cristales rotos con las puntas de los dedos. —¡Esto es increíble!— suelto, me gustaría poder abarcar todo este lugar a rebosar de macetas con plantas descuidadas que estén rompiendo parte del suelo y trepando como salvajes las paredes.

Salto fuera de la bañera para ir hacia Mimi y tomarla de la mano para desaparecernos. Del invernadero que está en el patio con el estrecho cobertizo a un lado, donde vi los ramos colgados de hierbas secas, nos aparecemos en la cocina a través de cuya ventana se puede ver el sitio derruido. La habitación todavía huele a humedad, por muchos hechizos que usemos, creo que seguirá oliendo a humedad unas semanas más. Los muebles perdieron su brillo después de estar años cubiertos por sábanas blancas y acumulando polvo por debajo de la tela. Ni que hablar de las paredes. El tapiz de florecitas tiene manchones horribles y es toda excusa que necesitamos para deshacernos de este a girones. Creo que hay mucho de la abuela de mi madre que podemos conservar, como los preciosos platos pintados a manos que están en orden sobre un estante, y mucho que tirar al fuego en la parte trasera de la casa.

¿Qué te parece? ¿Te gusta?— le pregunto, que ahora sí es un hecho que vamos a mudarnos. Tomo vuelo con mis pies al caminar a prisa hasta la alacena y saco una taza de esas que alguien decoró con flores usando un pincel. —Es diferente al monoambiente, es más como… el hogar de una familia— lo es, así que aprovecho para hacer un chiste sobre eso. Regreso a su lado para rodear sus hombros y muevo la taza en el aire. —Te prepararé el café por las mañanas antes de que tengas que ir al Consejo y me encargaré de la comida esté hecha para cuando vuelvas. ¡Y te imaginas!— la arrastro conmigo hasta la ventana para que vea lo amplio del jardín, igual de caótico que el invernadero, con su gran terreno a nuestra disposición. —Los niños tendrán un lugar saludable para crecer— bromeo con un tono exageradamente formal y le estampo un beso en la mejilla, la suelto para no apabullarla con esta emoción que me tiene de un lado al otro como una espuma de jabón. — ¡Tenemos que llamar a Holly para inaugurar la casa!— propongo y no la miro cuando agrego. —Tal vez venga alguien antes, porque supuse que podíamos necesitar ayuda y él… bueno, él sabe algo sobre casas…— me siento mal por usar el pasado de Jim limpiando casas como justificación de que lo haya invitado. —Tal vez venga, tal vez no…— lo dejo así, que yo se lo pregunté y será cosa de él si viene. Coloco mis manos en los bolsillos delanteros de mi jardinero -ay, sí, encontré uno en los armarios viejo- y me giro de vuelta hacia ella. —¿Por dónde comenzamos?
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por Mimi J. Johnson el Vie Mar 20, 2020 2:49 am

- Increíble es que todas nuestras cosas hayan cabido ahí dentro… ¡Y sin hechizo expansor! - Sabía que el motivo por el cual había comprado el apartamento en el cinco había sido principalmente esa bañera, pero era ridículo el pensar que, sin contar un par de mochilas que teníamos aparte y la poca vajilla que decidimos traer, todo cupiese dentro. A su vez me hace reír, porque la felicidad de Syv es contagiosa y porque por unos momentos puedo sentir que vuelvo a respirar en paz. No es que nada haya terminado, en lo absoluto; pero este respiro, el pensar que podíamos hacer algo tan sencillo como mudarnos sin tener que andar a escondidas, es una alegría para el alma.

Me sorprendo con la rapidez de Syv al moverse de un salto y creo por unos segundos, que se ha topado con un bicho; cosa que a decir verdad no me sorprendería, el invernadero es un ecosistema en sí mismo y no me sorprendería encontrarme con un billywig entre todo este follaje. Pero no, su velocidad es causa de su entusiasmo y antes de darme cuenta terminamos en medio de la cocina. - Menos mal que ninguna de las dos es alérgica. Tendríamos un problema sino. - El polvo era la principal decoración de la sala, y sería lo primero en ser desechado también. ¿Cómo era ese hechizo que mamá utilizaba para aspirar? Odiaba los quehaceres de la casa así que a decir verdad, me hallaba en blanco.

- ¿Los niños? Creo que te conviene hablar con tu no novio antes de decidir adoptar conmigo. - Me río con su broma y me tiro encima suyo cuando se separa de mí. - Dejando de lado el hecho de que parezcamos un nuevo matrimonio comprando su primera casa, de verdad me gusta, Albi. - Era grande, espaciosa, familiar. Se sentía bonito, casí como el hogar que compartía con Roxanne si descontamos la opulencia que tenía la casa y lo blanco de las paredes. Que hablando de paredes… - Lo que en verdad en verdad odio, es el papel tapiz. Dime que lo puedo arrancar a jirones y quemarlo luego. Por favor. - Mi súplica viene acompañada de un puchero y los mayores ojos de cachorro que puedo poner. Pero se itnerrumpen cuando habla con ese dejo misterioso. - ¿A quién llamaste? ¿Acaso tienes un contratista? - Ya suficiente casualidad teníamos con la casa como para conseguir a uno justo en este distrito.
Mimi J. Johnson
Mimi J. Johnson
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Sáb Mar 21, 2020 12:45 am

Podemos ser una gran familia, ¿por qué no?— continuo con la broma cuando hablamos de los hijos imaginarios, que es un chiste cuando lo planteo con Mimi, uno de mal gusto después de nuestro primer susto con Ken si es que si llego siquiera a mencionar la palabra con h. Si ya habíamos hecho del monoambiente nuestro lugar, esta casa es una oportunidad ampliada para que con mi mejor amiga disfrutemos de la libertad de ser quienes somos -y de paso descubrir quiénes somos-, en un sitio que nos pertenece a nosotras, a nadie más que nosotras. — Puedes arrancarlo, pisotearlo, maldecir a sus próximas tres generaciones de tapices y echarlo al infierno de las decoraciones feas del hogar, yo meteré al ático un par de cuadros de tías feas— digo, y no lo hago porque tengan nariz de gancho o miradas de cuervos, sino porque recuerdo la marginación de la que sufría mi madre por parte de sus parientes muggles y no puedo estar parada en una sala enfrentándome a las miradas de esas mujeres. Las reemplazaré por otras que haya pintado yo, que no nos juzguen, sino que nos inspiren.

No es un contratista, es solo un chico que…— si me muevo por la cocina es porque me siento nerviosa de este intento de presentarle a alguien a mi amiga ¡y que no se lo tome como que estoy emparejándola! ¡No! Tal vez lo piense así, por eso de que cuando una tiene novio, se da eso de querer ver que todos tengan su San Valentín particular. ¡Y no es así! Yo solo los presento… que tampoco es que tenga ideas románticas sobre nadie que no sea yo… —Uno muy mono, alto, con rulitos negros, muchos rulitos negros. Así, con un mentón interesante. Un poco flaco si tengo que ser honesta, pero hay quienes te dirán que eso lo hace ver elegante…— raro decir esto sobre un chico que fue esclavo, y es que tal vez si todos hubiéramos nacido en circunstancias distintas... —¿Te acuerdas de ese chico que se metió lengua con Holly en el juego de la botellita? ¡Pues ese! Y oye, que yo no escuché que Holly se quejara luego…— lo dejo como un comentario al pasar cuando escucho que alguien toca el timbre, ¡que funciona! Con un pitido horrible que hay que arreglar, pero suena. —¡Llegó el contratista!— corro a la puerta antes de que Mimi me lance un immobilus.
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por James G. Byrne el Sáb Mar 21, 2020 1:28 am

No me esperaba una invitación de Synnove a su casa, pero en vista de que me ha dicho que necesita ayuda con algunas cosas en medio de la mudanza, no veo por qué negarme. Además, tampoco es que me caiga mal como para privarla de mi ayuda y… ¿Qué otra cosa mejor tengo para hacer? No voy a pasarme la tarde mirando como Hero y Sage se dan besitos en el sillón y tampoco tengo ganas de pedirle a Ken que me ayude a terminar de leer una novela, así que… Synnove será. Puede ser entretenido, quién sabe, quizá consiga así que Mimi me diga más que dos palabras al pasar en situaciones en las cuales estamos rodeados por más de diez personas extra. Sí, sé que es un capricho infantil y de seguro no tenemos nada en común, pero después de una vida de encierro creo que me merezco preocuparme por estupideces.

Cuando llego a la casa, doy unos pasos hacia atrás para admirar la fachada y chequear que no me he equivocado de dirección. No, parece que es esta y se la ve bastante abandonada, a pesar de tener las ventanas abiertas, de seguro para dejar que el aire corra. Vuelvo a dar los pasos que me acercan a la puerta, toco el timbre y me quedo con las manos en los bolsillos, oyendo como alguien viene hacia mí y la puerta, finalmente, se abre para mostrarme a Synnove y toda su rubiendad. No me queda más que sonreír — ¿Contratista? — pregunto con curiosa diversión, al menos que haya oído mal — Creo que no soy ningún contratista, pero si te doy de ayuda… — hago un movimiento de la cabeza para pedir permiso y me adentro en su casa, la cual luce clásica, por no decir antigua. Giro sobre mis pies al echar un vistazo, muevo un poco la nariz porque creo que aún tiene polvo pero, en general, parece bonita — ¿En qué quieres que ayude? Tengo todo el tiempo que necesites… — vaya la obviedad. Me ahorro cualquier otro comentario porque me percato de Mimi, a quien la saludo con un gestito de una mano y los labios apretados simulando una sonrisa — ¿Qué tal? — despreocupado, así debería ser, nada de tonterías.
James G. Byrne
James G. Byrne
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por Mimi J. Johnson el Sáb Mar 21, 2020 9:38 am

- Porque yo no estoy lista para esos compromisos, y como mucho adoptaría un perro. - Creo que he llegado a un nuevo punto de madurez cuando no hago el chiste de que con Kendrick completamos la familia por su condición de animago. Aunque creo que también tiene que ver con el hecho de que últimamente me siento curiosa sobre ese tipo de magia como para seguir burlándome al respecto. Ya veía que mi forma animaga era una mariposa o un hámster y tendría que tragarme mis palabras. - Prefiero que disfrutemos los primeros años de matrimonio a decir verdad. Ahora hay que remodelar nuestro nuevo hogar. - Me limpio una lágrima imaginaria del ojo y luego me río. Sobre todo porque me da la razón con el horrible, de verdad espantoso papel que forraba las paredes. - Si quieres podemos quemarlos en la hoguera también, debe haber un infierno para retratos de personas indeseadas también, ¿no? - Gracias al cielo yo no tenía ni retratos de esos, ni familiares indeseables en sí. Que Ben tenía sus cosas, como todos, pero era un buen primo cuando nos acordábamos que éramos familia.

- Kyle o James. - Consulto cuando comienza con una descripción que me hace mirarla con la ceja levantada y la incertidumbre pintada en la cara. ¿Qué se trama? - James entonces. - Confirmo cuando dice lo de la mandíbula y la delgadez de la persona en cuestión. ¿Acaso está tratando lo que creo que está tratando? - Sé que parezco una amargada antisocial el noventa porciento del tiempo, pero tampoco tanto como para no recordar sus nombres. - No había tenido una charla corazón a corazón con Jim, pero tampoco era tan despistada.

- Cambié de opinión. Lo primero que hay que sacrificar es ese timbre. Alguien tiene que liberarlo de tanto sufrimiento. - El chirrido que hace es espantoso, así que terminaré por revisarlo, o cambiarlo por alguno nuevo. Los timbres son lo más sencillo del mundo, y con algo de magia podían ser incluso que hasta divertidos. - ¿Qué tal? - Imito su saludo con el gesto incluído cuando el muchacho se percata de mi presencia, y niego con la cabeza al creer que entiendo las intenciones de mi amiga. Ya que… - Tal vez te arrepientas de haber dicho eso luego. ¿Cómo te llevas con el papel tapiz? Porque esto se va a convertir en una masacre.
Mimi J. Johnson
Mimi J. Johnson
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Miér Mar 25, 2020 1:48 am

No es que haya perdido las esperanzas tan pronto… pero acabo de perder todas las esperanzas. No hay fuegos artificiales en medio del pequeño vestíbulo con la escalera que lleva al otro piso, ni tampoco de pronto surgen flores y enredaderas del papel tapiz que mi amiga odia con todas sus entrañas. No, lo que queda es el eco horrible del timbre en mis tímpanos y ese presentimiento de que esto no va a funcionar. ¡Acabo de hacer el peor emparejamiento del mundo! Abro mis brazos lo largos que son para indicarle a Jim que tiene libre acceso a todos los pasillos de la casa para que pueda seguir a Mimi en lo que será recordado como la Masacre del Tapiz en nuestros calendarios, así yo puedo tirarme en los escalones a llorar porque esto no es lo mío. —Pueden comenzar sin mí, yo iré a buscar los marcos de retratos del ático que nos servirán de leña para la hoguera del infierno… Siéntete como en tu casa, Jim— digo y muevo mi barbilla para alentarlo a que la siga a la cocina.

Que no voy a llorar sobre ninguna escalera, no tengo expectativas irreales sobre presentarle alguien a Mimi, ella sabrá si quiere, cuando, con quién, en qué términos y se procurará sus propios medios, no necesita de mis artimañas de película. Estoy a tres escalones de llegar al piso superior cuando el grito de agonía del timbre me obliga a taparme las orejas, demasiado pronto después del dolor del timbre anterior como para repetir el sufrimiento. —¡YA VOY! ¡POR FAVOR, YA VOY!— grito, quien sea que esté del otro lado de la puerta, que aparte su dedo del botón. Corro tan a prisa que los últimos dos peldaños los salto para caer sobre la alfombra de la entrada y tiro con fuerza de la puerta, una de mis manos se apoya en el marco por tener el pecho agitado debido al sobresalto. —¿Si?— pregunto, ¿qué más puedo preguntar? Miro de arriba abajo al hombre que está en el portal y como muchos vecinos del distrito nueve, su cara todavía no se me hace familiar. Hay algo vago en sus ojos, me da un indicio de algo, que no logro capturar. —¿Necesita algo?— consulto, tal vez sea alguien que está buscando a Mimi o no sé, se le perdió el gato.
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por Wilhelm F. Schumer el Miér Mar 25, 2020 2:12 am

Lo admito, realmente llevaba tiempo sin aventurarme en la vieja casa familiar, pero con tanto movimiento en el distrito consecuencia de la nueva… ¿podríamos llamarlo jurisdicción? no sabía qué esperar al respecto. Había escuchado que estaban entregando las casas de la gente que se iba, y si bien yo estaba bastante cómodo en el lugar en el que me encontraba, no sabía si quería dejar un legado familiar en manos de cualquiera. Si la nueva política era la de regalar el terreno, cuando menos podía decir algo al respecto cuando técnicamente, la casa era una herencia.

Aparecerme allí toma segundos, y pese a que el día estaba bastante caluroso, podía meter las manos hasta el fondo de los bolsillos de mi largo abrigo en lo que examinaba la fachada. Se podía escuchar el movimiento dentro, era obvio que ya había gente instalada así que, en los pasos que me toca llegar hasta la puerta, decido optar por la salida más civilizada. No recuerdo haber tocado el timbre desde que era un crío, pero demonios qué ese no era el sonido que solía hacer. ¿Quién había inventado esa tortura? Los gritos de una muchacha logran escucharse desde dentro y retrocedo un paso en lo que espero a que me atiendan. Los ojos con los que me encuentro no son precisamente los de algún desalineado ocupa que quisiera aprovecharse de la situación, así que mientras que eso me llena de alivio, hay algo en su mirada que me genera inquietud. - Buenos días, mi nombre es Wilhelm Schumer, tenía intenciones de ver qué tipo de personas habían venido a ocupar la casa familiar. - ¿Había sonado muy mal? Tal vez había sido muy directo. Fuera del consultorio mi relación con las personas era algo que todavía tenía que aprender a desarrollar para no mostrarme demasiado imponente. - Perdón por la brusquedad, ¿tú eres?
Wilhelm F. Schumer
Wilhelm F. Schumer
Ciudadano

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por James G. Byrne el Miér Mar 25, 2020 2:51 am

¿El papel tapiz? Me giro para poder plantarme frente a las paredes, esas que se ven bastante perdidas en el tiempo. Me imagino que algo así jamás se vería en las mansiones de la isla que tan acostumbrado me tienen a otro estilo, mucho más moderno — Jamás he hecho nada por el estilo, pero se ha salido en algunos extremos y eso debería hacerlo mucho más sencillo de quitar. ¿No? — me aventuro, dando algunos pasos hasta detenerme frente a una de las paredes. Huele a humedad y a polvo, intento disimularlo a pesar de que me es inevitable el mover la nariz — No te preocupes, Syv — le anuncio, moviendo mis hombros en lo que me quito la chaqueta para poder poner manos a la obra. La lanzo sobre uno de los muebles para sentir que podré moverme con mayor facilidad, echándole un vistazo a la cabellera rubia que desaparece de la vista. Bien, podré hacer esto, se supone que estoy aquí para ayudar.

Aún así, es la primera vez que estoy a solas con Mimi y, siendo sincero, no nos conocemos tanto como para sentirme completamente cómodo. Cuando la observo lo hago con cierta duda, hasta que acabo por forzar una pequeña sonrisa — ¿Nos ha dejado solos a propósito? — así es como definitivamente no empiezas una conversación, pero no puedo evitar sentir esa pequeña duda — Sé que no soy la mejor de las opciones para este trabajo, cuando hay personas que tienen… bueno, magia — como ellas, para variar, aunque no sé si existen hechizos para estas cosas. Sacudo la cabeza con un chasquido de la lengua y me acerco a la pared, estirándome todo lo alto que soy para poder tomar el papel saltado de uno de los extremos y, sin más, comienzo a tirar. La primera parte sale fácil, luego tengo que ir teniendo un poco más de cuidado para no romper nada que no debería — ¿Quieres usar este tiempo para sacar todo el papel o montarle una broma a Synnove? No puedes negarme que es tentador — dejo caer las tiras, poco a poco, al suelo. Cuando jalo de un trozo bastante grande, me giro hacia ella, deteniéndome por un momento — Lo que hiciste el otro día fue genial. Ya sabes, eso de… la computadora y hacer caer el sistema — uso la mano que tengo libre para mover mis dedos en el aire con un “puff” que, si me lo dicen a mí, eso sí pareció hecho como por arte de magia.
James G. Byrne
James G. Byrne
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por Mimi J. Johnson el Sáb Abr 04, 2020 7:17 pm

- No sé si alguna vez has visto el como nos retratan a las brujas en los cuentos muggles, pero te aseguro que esto de la hoguera es una excepción. - Que si me ponía analizarlo desde otro punto de vista, con Syv debíamos parecer unas locas sádicas a punto de iniciar algún tipo de ritual satánico. Al menos James no parece encontrarlo totalmente extraño y hace notar lo que creo que debe ser algo lógico. - Nunca he hecho esto, pero supongo que tienes razón. Menos mal que los dos somos altos, quiero estar la menor cantidad posible sobre esas sillas hasta no terminar de apuntalarlas a todas. - Creo que salvo por la bañera, no confiaría en ninguno de los muebles hasta no probarlos como correspondía.

- ¿Tan obvia es? Uno diría que para estas alturas podría tratar de ser más sutil. Antes de que vinieras ni siquiera quería decir quién eras. - Estaba mandando al frente a mi amiga, yo lo sabía. Pero ella misma me había metido en este enredo y si me hundía, la arrastraría conmigo. - La magia está sobrevalorada, estuve casi tres años sin varita cuando me escapé y descubrí que hay muchas cosas que uno puede hacer sin ella. - Estoy segura de que no me habría vuelto tan buena con la tecnología si solo dependeiera de la magia. Había muchas cosas que el “reparo” podía solucionar con un simple toque de varita, pero el meterse dentro del objeto, desarmando parte por parte hasta poder entender como funcionaba cada pequeña pieza y el por qué debían estar donde estaban… Era ciertamente mucho más gratificante y había terminado por aprender muchísimo más.

Imito su acción y tironeo de uno de los papeles que cuelgan hasta que el sonido que hace al romperse y despegarse de la pared suena como música para mis oídos. Si no me río como una maniática es por simple decencia, pero ganas no me faltan. - La broma implicaría papel tapiz, un hackeo tecnológico o algo más. Porque sí, supongo que pudo parecer genial pero el verdadero trabajo lo tuvieron ustedes allí dentro. No… no creo que sea buena peleando, así que prefiero atenerme a lo que sé. - Me encojo de hombros y tironeo de otra gran sección de papel. Al menos esto avanza rápido.
Mimi J. Johnson
Mimi J. Johnson
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Mar Abr 07, 2020 6:40 am

Algunas veces, se necesita solo de una pieza para visualizar toda la composición del rompecabezas. Esa pieza es el apellido con el que se presenta el desconocido parado en el umbral de la puerta de entrada de la casa de mi abuela. Un apellido que lo asocio con una única persona en todo el mundo, el rostro de mi madre con una sonrisa que apenas se insinúa y una tirante coleta que mantiene limpias sus facciones de sus mechones rojizos, un tono de cabello muy distinto al del hombre alto, que si en algo le veo un repentino parecido es el color de sus ojos. Algo muy vago, ni siquiera es el mismo azul.

Mi madre nunca colocó fotografías a la vista de su hermano, si lo conozco es por los ratos de hurtadillas de estar revolviendo las cosas de ella, así como me inmiscuía en la oficina de mi padre, en algo tenía que pasar mis largas horas de soledad en el departamento del Capitolio. El bebé de cabello negro creció para ser este hombre al que tengo que sostener la mirada levantando un poco mi barbilla. —Yo soy Synnove Lackberg— me presento, con la misma formalidad que usó él. —Synnove Amalie Lackberg Schumer, supongo que su sobrina— y tengo el descaro de tenderle mi mano para cumplir con todo el protocolo de esta presentación a destiempo, aunque lleve un jardinero viejo y no el atuendo más elegante, lo que provocaría la desaprobación de mi madre seguramente. —Así que puede quedarse tranquilo, la casa de la familia está ocupada… por la familia— uso mi otra mano para señalarme a mí misma.

¿Quiere pasar?— le ofrezco, y me retracto al segundo siguiente, salgo al portal para cerrar la puerta a mi espalda. —Mejor no, no interrumpamos mis intentos de casamentera que de por sí son bastante lamentables. ¿Quiere acompañarme al invernadero?— propongo en cambio, también hay cosas ahí que tienen que moverse de lugar y es más entretenido con compañía, aunque esta me surja más desconfianza que comodidad. —Tenía entendido que esta casa la heredó mi mamá, es quien vivió con la abuela Ada por muchos años. ¿Viene seguido? Se veía bastante descuidada— no lo estoy acusando de nada, es puro recelo de sus intenciones de presentarse repentinamente
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Bloom where you are planted · Priv.  Empty Re: Bloom where you are planted · Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.