The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey Empty There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Mar Dic 17, 2019 3:04 am

Hay algo en el aire de las apuestas que me hace sentir como en casa. No, no estoy hablando de la enorme mansión donde paso mis días en la actualidad, sino en el bajo mundo que habité por tantos años. Sé que los lujos de este sitio poco tienen que ver con las ratas de alcantarilla con las cuales me relacionaba, pero sí con su desesperación por obtener cualquier moneda de oro que los haga sentir un poco menos insignificantes. Como en ese entonces, puedo observarlo desde lo alto, mirarlos sin mucho interés en el sitio más exclusivo del edificio apenas oyendo el eco lejano de las voces y la música de mal gusto. No podía quedarme en el ministerio, esa oficina muchas veces me asfixia y acaba con mi creatividad. Y vaya que necesito estar creativo para afrontar las cosas que se vendrán en el futuro.

Está terminando junio y no diré que fue un mes fácil. Los consejos de los ministros han llegado en cientos de formas y poco los he escuchado, porque no son de mucha utilidad cuando se trata de perseguir a aquellas personas que siguen con obvio descontento frente a un sistema que ahora se ve amenazado, nada más ni nada menos, que por un mocoso. Sé que por él mismo, Kendrick Black no es una amenaza, pero la idea de ponerle las manos alrededor del cuello cada día me parece más tentadora. Hasta podría decir que me hace agua la boca, para variar. Porque hay gente allá afuera que se ha aferrado a él como una excusa para complicarnos la vida, como si no tuviéramos suficiente con Hermann Powell en el exterior; su nombre actual no me hará olvidar que tengo gente en mi propio bando a quienes mantener cerca y utilizar a mi antojo. ¿Que creía que los rebeldes del catorce habían desaparecido? En lo absoluto, pero parece que se andan poniendo en fila a ver quién quiere morir más rápido en el Coliseo en algunas semanas. Paseo una caricia vaga y pensativa por mi propio mentón, ignorando la copa de vino que acaban de servirme y en la cual me puedo ver reflejado. Tantas piezas, tantos movimientos…

La puerta se abre tras el anuncio de que la señorita Road ha llegado de una buena vez a nuestra reunión privada y mis ojos se levantan para encontrarla. Como si así pudiese sacudir cualquier pensamiento sombrío dentro de mi cabeza, se me escapa una sonrisa jovial y extiendo mis brazos hacia los costados para darle la bienvenida, manteniendo las palmas hacia arriba — Mi Abbey — murmuro con voz dulzona y chasqueo dos de mis dedos para que nos dejen solos. Los aurores se mueven hasta cruzar la puerta, donde sé que harán guardia por el resto de la noche hasta que decidamos que es momento de marcharnos — A veces creo que no sé qué haría sin ti. Cómo mantener la compostura, por ejemplo. ¿Qué me dices de esto? — saco mi comunicador, el cual titila bajo un mensaje enviado desde una fuente anónima, pero que sé muy bien de quién viene — Kendrick Black ha decidido que comunicarse directamente es su mejor opción. Solo es un niño presionando para que le devolvamos su pelota, pero me hace pensar, ¿sabes? Que, al fin de cuentas, solo es un niño que no sabe jugar — coloco el comunicador sobre la mesa para que ella lo vea por su cuenta y apoyo mis codos, así puedo juguetear uniendo mis dedos — Necesito de tu encantadora cabeza para esto.
Magnar A. Aminoff
Magnar A. Aminoff
Presidente

Volver arriba Ir abajo

There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey Empty Re: There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey

Mensaje por Abbigail L. Road el Mar Ene 07, 2020 3:57 am

No era la primera vez que pisaba el casino, pero sí era la primera en la que no iba por voluntad propia a hacer uso de la suerte que parecía acompañarme en los negocios tanto como en el azar. O bueno, no necesariamente se llamaba suerte si es que hacía uso de un tipo particular de habilidades en mi haber, pero contar cartas era un talento que requería de astucia y rapidez. No iba a desperdiciar una oportunidad sencilla de conseguir dinero cuando todo era una cuestión de números y la idiotez que pudiese tener el croupier; mucho menos cuando se trataba de un juego que bien jugado podía dejar el destino de otra gente en mis manos en cuestión de segundos. Era en esos momentos cuando podía hacer un negocio del juego y cuando más beneficiaba salía… otras épocas claramente, pero unas que extrañaba en ocasiones.

La reunión a la que asistía en estos momentos nada tenía que ver con el juego o los negocios, o tal vez sí, pero la política era muy distinta y los asuntos a tratar eran mucho más delicados. No importa del todo ya que el recibimiento de Magnar sigue siendo tan familiar como de costumbre, y el trato fácil que nacía de años de conocernos no tardó en hacer aparición. - ¿Solo a veces? Bromeo mientras me acerco a plantar un beso en cada mejilla. - Probablemente lo mismo, pero con un personal más reducido. - Y no hablaba por mí, su paciencia le permitiría mantener gente hasta cierto punto y creo que al menos un tercio de los empleados del ministerio no entraban en esa lista. Merlín sabe que mi paciencia no es la mejor tampoco, pero mi trabajo en parte se basaba en encontrar razones o maneras en las cuales poder encontrarle utilidad a las personas antes de desecharlas.

Tomo asiento a su lado con cuidado de que mi ropa no se arrugue en el proceso, pero desvío mi atención nuevamente hacia él cuando me enseña su comunicador. - No estoy segura de que pueda decirte al respecto que ya no sepas. Es claro que estas personas no saben de negocios, y mucho menos de política. ¿Habrá sido idea del niño? Espero que sí, porque sino me sentiría ciertamente decepcionada. - El imaginar que un grupo de gente adulta quería lidiar con la situación mandando mensajes anónimos era como mínimo, risible. - ¿Ya lo vió nuestro excelentísimo departamento de tecnología? - Consulto señalando el aparato con un ademán de la mano. No tenía mucha fé en Silas Jensen, pero quería creer que mínimamente contábamos con un grupo competente de gente.
Abbigail L. Road
Abbigail L. Road
Vicepresidente

Volver arriba Ir abajo

There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey Empty Re: There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Miér Ene 22, 2020 11:47 pm

A veces creo que no necesito más que el cerebro de mi compañera para poder domar el mundo. No creo que nuestros enemigos sean brillantes, pero tengo cierta admiración hacia el modo que tienen de pasar desapercibidos. Nada más complicado que unos buenos hechizos de protección, pero también tienen la manía de volverse invisibles. Tuvieron sus errores, claro está, no he podido remediar muchos de ellos. Son como un grano en el culo, de esos verdes que crecen debajo de la piel y que producen un dolor insoportable, que intentas exprimir de cientos de formas diferentes y no lo consigues. Y aún así, tengo la confianza ciega de que podremos con ellos, porque las moscas siempre caen después de ser excesivamente molestas.

Sus palabras han sido, básicamente, que deseaba enviarme un mensaje directo para hacerme entrar en razón — el tono de mi voz indica burla. Sacudo la cabeza con la risa contenida y, con un movimiento de la varita, lleno tanto mi copa como la que estaba esperando por ella — No pueden rastrear la señal, siempre se desvía hacia diferentes extremos del norte y no llevan a ningún puerto, incluso se bloquean. La tecnología antigua solía arruinarse con la magia, así que algo me dice que deben estar jugando con ello para fastidiar nuestro sistema — el norte está lleno de esos. Los hijos de muggles, esos repudiados por la sociedad, pasaron años alimentándose de artefactos que quedaron muy antiguos para el nuevo NeoPanem.

He pensado en llevar las negociaciones a un siguiente nivel — tomo la copa y la muevo con cuidado, echando mi espalda hacia atrás para recargarme en el asiento en lo que mis ojos se fijan en su semblante — ¿Qué me dices de una junta con Kendrick Black y Hermann Richter? Con tiempo de planificación, desde luego. Debo ser el gobernante sereno que todos esperan que sea y matarlos abiertamente les daría a sus seguidores un par de mártires por quienes luchar. Black quiere hacernos parecer los villanos, la peste que se niega a torcer el brazo por mero capricho. Necesitamos hacerle ver a los civiles que ellos son el peligro. Sin seguidores, ningún político tiene poder — nos guste o no, nuestro status siempre dependerá del pueblo.
Magnar A. Aminoff
Magnar A. Aminoff
Presidente

Volver arriba Ir abajo

There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey Empty Re: There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey

Mensaje por Abbigail L. Road el Sáb Ene 25, 2020 8:18 am

Hay que admitir que el descaro que tiene esta gente es ciertamente refrescante. Como un soplo de aire nuevo luego de años de tratar con las sanguijuelas de siempre en el norte; en un inicio había sido divertido jugar con la desesperación ajena, pero siempre llegaba un punto en la que todos terminaban recurriendo a las mismas técnicas de un manual que parecían repartir gratuitamente. Tal vez sería por culpa de su infantilismo, de su inexperiencia, o simplemente no tenía idea de cómo jugar, pero Kendrick Black salía con ideas que no esperaba de nadie y casi que daban ganas de ver hasta qué tan lejos podía llegar. ¿Quiere jugar a ser adulto cuando todavía no debe haberle crecido el vello púbico? Es ciertamente adorable. - Aunque bueno, ya demostraba tener un poco más de valor (o estupidez) que muchos al pedir un encuentro tan directo.

Busco la copa que me sirve, y la levanto hasta llevar el líquido a mis labios. Doy un trago, dos y la sostengo entre mis dedos, haciendo girar el contenido por unos instantes. - Uno pensaría que con tantos años de evolución ya habríamos podido con eso, pero supongo que la magia es caprichosa, y que no tenemos los cerebros más brillantes jugando de nuestro lado. - No era una crítica al departamento de tecnología necesariamente, pero me sorprendía que la inventiva y los recursos nos pusieran en desventaja frente a viejos cacharros que eran más basura que otra cosa. Ya qué, luego tendría que pedir un informe y ponerme a revisar los proyectos en progreso.

No puedo decir que sus palabras me toman por sorpresa, pero tampoco es algo que me había puesto a pensar con anterioridad así que, con cautela, trato de pensar las opciones antes de emitir mi opinión. - Digo que ambos son lo suficientemente estúpidos como para aceptar esa invitación, así que no me parece una mala idea siempre y cuando sopesemos todas las tangentes que puedan surgir. - Kendrick Black aceptaría ya que el mismo estaba buscando el encuentro, Hermann lo haría en base al orgullo, probablemente necesitando asentar su importancia o queriendo demostrar un poder que ciertamente no tenía. - Hermann es el más sencillo de señalar. Ya se ha mostrado a sí mismo como un terrorista sádico dispuesto a hacer lo que sea por su causa, pero es inestable y si Hans Powell no ha mentido también es un cretino de la peor clase. - La mayoría de las personas tiene a la familia como primer valor, incluso entre los muggles, así que al ser algo que él mismo había desechado, destruir su imagen desde el aspecto humano básico no sería difícil. - El problema es el niño. Todo el mundo se solidariza con los inocentes y pese a que su apellido es un arma de doble filo, no se me ocurre como usar eso, o cualquier otra cosa para dar vuelta la situación en nuestro favor. No cuando él se ha presentado empuñando ese arma casi como un estandarte de guerra.
Abbigail L. Road
Abbigail L. Road
Vicepresidente

Volver arriba Ir abajo

There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey Empty Re: There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Sáb Ene 25, 2020 9:05 am

 No debemos subestimar a los artefactos viejos. La gente del norte fue lo suficientemente lista como para sobrevivir todo este tiempo sin que nadie les ponga un dedo encima. ¿O vamos a olvidarnos que mi madre tuvo a sus fuerzas durante años buscando un distrito entero sin poder acabar con él? —  no quiero pasarme quince años buscando por ellos, espero tener respuestas mucho más prontas, pero creo que Abbey puede entender a dónde apunto. Puedo despotricar contra nuestro equipo y contra nuestros enemigos, pero siempre me llamará la atención cómo es que lo consiguen. Si tuviéramos a muchas de sus personas de nuestro lado, siento que esto sería pan comido, incluso cuando tienden a la idiotez como el dejar a un niño como cara de la revolución.

Muevo mi cabeza en un meneo vago para darle la razón, más ocupado en rozar mis labios con la copa que en hablar. Por esos detalles sé que es una idea que debe ser considerada con mucha cautela, sin poder efectuarse de la noche a la mañana. Estamos hablando de las personas que explotaron el ministerio y tendieron una trampa en el funeral más importante de la nación, no puedo simplemente invitarlos a tomar el té a mi casa —  El niño es una pobre excusa, nadie quería a los Black. Jugaban con el azar y los castigos para controlar a una sociedad que consideraban menos valiosa que a ellos mismos. Nada de lo que Kendrick promete puede cumplirse, las bases que asentaron sus antepasados lo condenarán en el futuro. No tiene un verdadero ideal, solo ha plantado la idea de que tenemos que dejar de pelear porque él lo dice —  no hay un fundamento, es el sueño imposible de un adolescente que ha consumido demasiados cuentos de hadas.

 Ahora, con nuestro amigo Hermann… —  es verdad que él solo ha hecho el trabajo de mostrarse como un peligro al querer intimidarnos. Vacío la copa y la acomodo sobre la mesa, haciendo girar su base con mis dedos para mirarla desde diferentes ángulos, a pesar de no poseer demasiados detalles —  ¿Crees que será muy difícil conseguir una declaración pública de los Powell sobre el infierno que vivieron cuando eran niños? El mundo entero sabe que son sus hijos, las relaciones familiares son delicadas y su testimonio hará explotar a la prensa. Si sembramos la historia entre los civiles, no importa cuánto crean o no… la imagen de Richter será perjudicada — de algo tienen que servir los medios que tanto se han encargado de cotillear sobre mi vida en cuanto aparecí, para variar.

Y la gente adora a las familias trágicas. Los Powell tienen contacto con Richter, con los Niniadis, con la basura que se ha escapado con los rebeldes en el norte y, aún así, podemos usarlos como parte de nuestro estandarte —  Siempre fueron recelosos con su pasado, pero si tienes que chupársela a Powell para que abra la boca delante de las cámaras, hazlo —  tomo la botella con mucha más resolución para rellenar mi copa, por muchos años de amistad que nos unan, hoy soy una cabeza que puede darle órdenes —  Y en cuanto a Kendrick Black… debo hacerle una visita veloz a Lara Scott. Sé que ha tenido contacto con el muchacho en el pasado — estoy seguro de que ha leído su expediente, confío en su responsabilidad —  Nadie puede negarse cuando todos los frentes están cubiertos.
Magnar A. Aminoff
Magnar A. Aminoff
Presidente

Volver arriba Ir abajo

There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey Empty Re: There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey

Mensaje por Abbigail L. Road el Dom Ene 26, 2020 2:01 am

- Será una pobre excusa, pero bien que se comporta como un verdadero grano en el culo. Nadie quería a los Black, pero hay quienes apoyan la política y el tipo de vida que se llevaba en aquel entonces; como si la opresión fuese muy diferente de la represión, como si el vivir escondidos y negados a lo que somos fuese la mejor manera que había de vivir. - Magnar tiene razón y toda su ideología se basa en un capricho adolescente, y se ejecuta en forma de rabieta infantil. Supongo que apelar a su política de ejecución será la mejor manera de desacreditarlo ante los ojos de sus seguidores. ¿Cómo espera lograr sus políticas de campaña? Todo era muy lindo en la teoría, pero ¿cómo pensaba contentar a todos en la práctica cuando muchos habían caído a manos de bandos contrarios? - Deseas que el encuentro sea televisado, ¿no? Que sean ellos mismos los que se hundan sin que tengamos que mover ni un dedo. - Casi que no es una pregunta. De puertas adentro aplastarlos sería sencillo, no hacerlo sería lo que más nos beneficiaría si planteábamos bien el escenario.

Me alegra ver que no pensemos muy diferente en cuanto a la utilidad que podrían tener los Powell así que, lejos de sentirme intimidada por la petición que me hace me sonrío en cada frase que escapa de sus labios. No era muy difícil el leer a Hans, no luego de la charla que tuvimos hace pocos meses. Su familia, la que reconocía como tal era lo más importante como él y sabía que si eso implicaba tener que mostrarse algo vulnerable, no tendría problema en hacerlo con tal de que ellos estuviesen seguros. Además, un hombre de familia siempre es mejor visto a los ojos del público, seguro hasta obtenía beneficios y buena prensa con todo el circo mediático que se montaría a su alrededor.

- Ten cuidado con Scott, si quieres que la familia Powell coopere, ella puede ser buena moneda, o la razón por la cual digan que no. - Los tabloides podían rumorear que todo era un escándalo, una treta publicitaria, o un desesperado intento por caer bien. Dudaba mucho que ese fuera el caso. - De verdad no será complicado el hacer que hablen. Sé que Phoebe Powell no es tu persona favorita en el planeta, pero para hacer que todos bailen al ritmo de la música hay que seguir ese hermoso círculo en el que garantizamos que todos dentro de su pequeña burbuja van a estar bien. No son idiotas, se darán cuenta que es lo que más les conviene y solo habrá bastado con sugerir que esa es la manera en la que se mantendrán por completo seguros. Una está recién casada, los otros tienen una hija en común. Es sencillo.
Abbigail L. Road
Abbigail L. Road
Vicepresidente

Volver arriba Ir abajo

There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey Empty Re: There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Dom Ene 26, 2020 3:22 am

Asiento, sin necesidad de aclarar mucho más. Lo bueno de trabajar con gente como Abbey es que tenemos la manía de manejarnos a un ritmo similar, en el cual ambos comprendemos lo que el otro espera para poder llegar a un objetivo en común. Muchas personas vieron con malos ojos que inicie mi gobierno con una segunda al mando salida prácticamente de la nada, pero tuve mis razones para asegurarle a todo el mundo de que la señorita Road era la mejor opción para el trabajo. Somos un equipo y, en medio de un plantel repleto de ministros que le eran fieles a mi madre, necesitaba tener a alguien que sostenga mi mano y mis ideas. Todo político tiene derecho a organizar su propio equipo, he sido demasiado generoso, lo suficiente como para estar debatiendo sobre ministros que siguen en su posición cuando otra persona los habría pateado de su sito.

No creo tener la necesidad de ser cuidadoso con Scott… — digo con cuidado, eligiendo con lentitud mis palabras — Solo necesito ver qué es lo que puede hacer por mí para no terminar en prisión. Sé de buena fuente que trabajó para Powell buscando información sobre Kendrick Black y se negó a entregarlo cuando tuvo la oportunidad, lo cual la convierte en sospechosa de simpatizar con terroristas. Si es inteligente y tiene información que nos sea de utilidad, hablará — confío en la debilidad básica de cualquier persona, en especial de una mujer que hace poco fue madre: sus hijos. Y suerte para mí, los Powell tienen dos niñas bonitas que me hacen sumamente feliz con su mera existencia.

Sé que saben lo que les conviene, pero también sospecho de su recelo. Phoebe Powell tiene la historia más trágica de todas, pero no puedo ponerle un dedo encima si su hermano se opone y, suerte para mí, sigo siendo su jefe y la persona que puede ajustar la soga de su cuello — Confío en que lo conseguirás para mí — sonrío con pereza en su dirección, aunque ese gesto no se refleja en mis ojos — Si se niegan, envía a un licántropo a morder a la bebé. Que el mensaje sea claro — lo subrayo con un golpe de mi mano en la mesa tras dejar de juguetear con la botella. Si la criatura sobrevive o no, no me importa demasiado. En toda guerra hay sacrificios.
Magnar A. Aminoff
Magnar A. Aminoff
Presidente

Volver arriba Ir abajo

There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey Empty Re: There is no sweeter innocence than our gentle sin ✘ Abbey

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.