The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

« The Court of Miracles {Mini Trama}
Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente
+12
Hans M. Powell
Ferdia U. Wallace
Raven Harkness
Ernest Morgan
Jasper E. Davies
Arianne L. Brawn
Viktor R. Carstairs
Kenna Richards
Riorden M. Weynart
Magnar A. Aminoff
Nathaniel L. Wright
Notch Labors
16 participantes
The Mighty Fall
Ambientación
The Court of Miracles

Miércoles 21 de septiembre, 1468.



La lluvia había cesado, pero el cielo continuaba gris. La bandera de NeoPanem volvía a estar en alza y el Ministerio renovado parecía aún más imponente que su predecesor, ayudado por la magia para poder abrir sus puertas en una fecha tan importante. Los rumores de una ejecución corrieron como la pólvora, pero nadie se imaginó que sería tan pronto. La prensa se movía como un depredador y los ciudadanos se encontraron con la invitación a un juicio público y televisado, el cual condenaría a los culpables del atentado del pasado nueve de septiembre. Se haría justicia, en especial por todas las almas inocentes que se habían apagado esa noche.

El Wizengamot ocupaba, como de costumbre, un enorme espacio en el primer piso y las altas puertas se encontraban abiertas de par en par. Los asientos del tribunal se encontraban vacíos, incluso cuando los rumores de los presentes se volvían cada vez más intensos frente a la expectativa. Cuando los relojes marcaron las diez de la mañana, las puertas laterales dieron paso a los miembros de la corte, los cuales tomaron sus asientos bajo la escrutadora mirada de los presentes y de las cámaras. No fue de extrañar que los aurores se colocaran alrededor de la habitación, mientras que los ministros presentes se colocaban en lo alto del estrado. Se esperaba un trámite rápido, las pruebas habían sido servidas al haber estallado el ministerio.

Bastaron cinco minutos para que dos figuras aparecieran en el centro del tribunal, escoltados por sus respectivos guardias, quienes sujetaron las sogas doradas que presionaban sus muñecas y se apartaron del camino. Raven Harkness y Ferdia Wallace serían juzgados frente a toda la nación y ambos sabían que no habría rebelde que los salve.


Mini Trama


normativa escribió:« La trama actual ocurre, como ya se les avisó, dos días después de Blood in the writing. La información adquirida en ésta última es confidencial, por lo tanto ningún civil o funcionario ajeno a la misma sabe sobre la existencia de un nuevo Black. No estamos aquí para cometer un juicio sobre ese hecho.

« Es una mini trama abierta. Los personajes que deben participar obligatoriamente son: Prisioneros, Wizengamot y Aurores. El resto de los grupos (excepto, por obviedad, cualquier rebelde identificado) es libre de atender al evento. De todos modos, está siendo televisado y todo personaje del foro tiene derecho a conocer lo que ocurra a continuación.

« Al igual que el anterior tema, en éste no habrá turnos y serán guiados mediante el rol. Se pide que sean claros al momento de aclarar las menciones y recuerden que deben esperar al menos dos post después del suyo para volver a postear. Se considera que será una trama corta, por lo tanto durará alrededor de 36 hs.

The Mighty Fall
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} T6jVXNu
Hans M. Powell
Ministro de Justicia
The Court of Miracles

Tengo que apartar la mano de mi estilista cuando intenta acomodar mi corbata y me encargo yo mismo de hacerlo, a sabiendas de que es más un tic nervioso que una necesidad. He estado en cientos de tribunales desde que inicié mi carrera hace años y puedo decir que conozco al Wizengamot como la palma de mi mano, pero también soy consciente de que, posiblemente, este debe ser el juicio más significativo mi carrera, al menos desde que soy ministro. Todos los ojos del país estarán pendientes de lo que suceda esta mañana y no puedo culparlos, porque nos encontramos frente a los culpables del peor atentado en la historia de nuestro gobierno. Han sucedido tragedias, pero estoy seguro de que esta quedará para la posteridad.

Tomo algo de aire y lo largo con intenciones de mantener la cabeza serena. Mi asistente golpea la puerta del despacho que estoy ocupando y me anuncia que ya es hora, por lo que no le veo el sentido a postergar mi sufrimiento personal. Salgo con una desenvoltura que no siento, cruzándome con los miembros del tribunal a quienes ni siquiera observo y, antes de que pueda darme cuenta, me encuentro ingresando primero a la corte, la cual se encuentra repleta. Por supuesto, no esperaba más que un público denso y ansioso por conocer el destino de dos terroristas. Bien de mitad de semana.

Me acomodo en lo alto del estrado y apenas le echo un vistazo a Riorden, posicionado a mi izquierda; finjo estar más entretenido acomodando algunos papeles frente a mí hasta que los prisioneros son aparecidos en el juzgado y los murmullos barren el lugar sin hacerse esperar. Aparto los papeles y alzo el mentón, fijándome en lo minúsculos y desgraciados que se ven desde la altura — Creo que no es necesario que mencione la cantidad de decretos que han violado como para que hoy estemos reunidos aquí — mi voz es clara, no solo por la magia sino porque me tomo la tarea de hablar con calma — Raven Harkness y Ferdia Uriah Wallace, se les acusa por terrorismo, homicidio, complotar con muggles y rebeldes, atentar contra la seguridad civil y ministerial, destrucción de propiedad y vandalismo en contra de la nación de NeoPanem, causando la muerte de trescientas doce personas el pasado nueve de septiembre. Frente a las pruebas y en vista de la amenaza que representan para la vida de nuestros ciudadanos, se les deniega el derecho a una defensa en un juicio justo y pasarán a ser ejecutados públicamente en el día de la fecha, en nombre de Jamie Niniadis y nuestro país — aprieto un poco los labios, guardando silencio en un segundo de provocación; si desean decir algo, siempre voy a escuchar, no quiere decir que se lo merezcan — Sin embargo, permito a mis compañeros del Wizengamot el dar su veredicto y presentar sus opiniones, lo cual solo aumentará o disminuirá el sufrimiento al cual serán sometidos en castigo por sus acciones — a pesar de la fugaz sonrisa desganada, estoy seguro de que mis ojos no reflejan ese gesto. Es un acto de generosidad que ellos no se merecen.

Mini Trama


Interacción: Prisioneros, general
Mención: Riorden Weynart, Jueces
Hans M. Powell
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} QaoC9EO
https://www.themightyfall.net/t8234-powell-hans-michael
Notch Labors
Ministro de Investigación
The Court of Miracles

No creo que esto sea un juicio en realidad, es solo una ejecución pública para advertir al pueblo de Neopanem lo que ocurre si intentan cometer actos terroristas. Tenemos una historia interesante y quizás los cambios de gobierno mantienen viva la esperanza de que si ocurrió una vez puede darse otra ¿Pero acaso no aprenden? Cada intento tiene un enorme costo de vidas, inocentes mueren y otros no tanto, como los que están por condenar ahora. No puedo decir que me afecta pero sí me resulta curiosa la forma en la que trabaja la mente humana, para mí lo único que tiene sentido es trabajar para uno y que el resto se las arregle como pueda, cada uno es dueño de su vida ¿Por qué luchar por los demás?

No tengo mucho que hacer más que acto de presencia, así que me encuentro unos minutos antes de que comience el juicio con uno de mis trajes más discretos, de color bordó y pegado al cuerpo, y mi cabello prolijamente peinado. Tomo asiento donde me corresponde y contengo las ganas de tomar mi celular para ver la repercusión en las redes sociales de lo que está ocurriendo, no ocupo ese lugar aquí, mi equipo ya me comentará luego cómo se vivieron las cosas en el mundo digital.

Powell comienza a hablar y presto atención a sus palabras con mi rostro más serio. Hago anotaciones aunque no tienen nada que ver con lo que está ocurriendo en la habitación. Mis ojos se deslizan por los jueces en quienes no tengo particular confianza y luego de eso clavo la vista en los prisioneros, estoy seguro de que de hacer un análisis profundo en todas las plataformas no encontraré un solo dato sobre ellos desde hace 17 años, debería arreglar eso por si vuelve a ocurrir, localizar amenazas potenciales más allá de los rostros ya conocidos.

Mini Trama


Interacción: -
Mención: Hans Powell, prisioneros, juecs
Notch Labors
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Riorden M. Weynart
The Court of Miracles

El cielo todavía está gris después de varios días de lluvia cuando vuelvo a entrar en el ministerio, el lugar que estos días se está convirtiendo, por decirlo de alguna manera, en mi refugio. Ni siquiera he tenido tiempo de pasar por casa desde que me liberaron, y solo he tenido tiempo de ver a Zoey unos minutos cuando me llevaron al hospital del Capitolio. No he podido ver a ninguno de mis hijos, y aunque por una parte me gustaría para dejarles tranquilos y que vean que estoy bien, también soy algo egoísta porque no soy capaz de decirles lo que ha pasado con su tía. Pongo la excusa del trabajo, pero no es solo eso.

Para cuando entro en la estancia y me siento en el estrado asignado, la sala todavía está algo vacía, pero no tarda demasiado en llenarse. Me limito a revisar los informes de los prisioneros a los que se ejecutarán hoy mientras la gente va entrando, y al final, cierro la carpeta con la documentación cuando Hans comienza a hablar y, por lo tanto, empieza el juicio. Si es que se le puede llamar así porque creo que todos saben cómo terminarán incluso antes de que Powell diga cuál va a ser su destino.

Mi vista va hacia los prisioneros, pero también hacia los aurores que los escoltan y hacia los jueces, a la espera de que alguien quiera añadir algo. Yo, por mi parte, ahora mismo no tengo que añadir nada a las palabras de Hans. Lo único que falta es alguien a quien culpar de los secuestros, el mío incluido, pero sé que estos dos no estaban con los traidores cuando nos llevaron.
Mini Trama

Mención: Hans, prisioneros y jueces
Riorden M. Weynart
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Nathaniel L. Wright
Personal de Defensa
The Court of Miracles

Tengo algunos moratones de las piedras que me golpearon hace dos días, pero magulladuras sin importancia. Pasé por el hospital del Capitolio a que me desinfectaran bien las heridas nada más huir de allí antes de que todo se derrumbase, y luego volví a casa. No tardé demasiado en recibir el aviso de que hoy, dos días después del gran acontecimiento revelación, me tocaría trabajar en el juicio de los traidores que consiguieron capturar. No es un trabajo que haya hecho con anterioridad porque siempre me ha tocado hacer guardias estúpidas por los distritos, pero supongo que, quizá, andan algo cortos de personal después de las bajas que hubo en la celebración de Nimue.

Llego con bastante antelación a la base de seguridad para recibir las últimas órdenes, y después, junto con el resto de aurores asignados, utilizamos el traslador para llegar al Ministerio. Una vez allí, y con la varita en la mano en todo momento por si la situación lo requiere porque alguien decida hacer alguna locura, que uno ya no puede fiarse de esta gentuza, me limito a vigilar todo lo que pasa y a escuchar todo lo que los ministros y jueces tienen que decir. No estoy aquí para hablar, pero si lo estuviera, ni siquiera lo haría y los mataría nada más llegar porque es lo único que merecen después de lo que han hecho.
Mini Trama

Mención: Prisioneros, aurores y ministros
Nathaniel L. Wright
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Viktor R. Carstairs
Miembro del Departamento de Justicia
The Court of Miracles

Llevo en el Wizengamot varios años ya, he presenciado juicios pero ninguno tan personal como éste. Estuve allí desde el momento uno así que ni siquiera necesito leer la lista de evidencias y fatalidades para llegar a un veredicto. Tanto Raven Harkness como Ferdia Wallace con culpables, así como todos aquellos que se escaparon en el intercambio de rehenes, como la rubia que asesinó a Annie Waynart y cada uno de los rebeldes que estaban en sus filas y haciendo el trabajo desde casa. Estamos condenando a dos, pero son un escuadrón de hormigas que se ha dispersado al pisarles el hormiguero en el distrito 14, será un largo trabajo y éste es solo el comienzo. Pero hay que detenerse a saborear las pequeñas victorias y dar un buen show para que no se filtre la noticia de que el sobrino de Stephanie Black está vivo, todo debe ocultarse con algo.

Cuando dan las 10 de la mañana me dirijo a los tribunales y tomo asiento en el lugar que me corresponde. Hay público llenando la sala, pero de este lado se siente vacío pues hemos perdido compañeros en el atentado así como innumerables bienes que no son fácilmente recuperables, como por ejemplo mi calendario 2466 de aurores sexys o la botella de whiskey que guardaba para beber en soledad tras terminar un juicio importante, como éste.

El jefe comienza a hablar y en realidad no hay mucho más para decir. Nos corresponde dar nuestro punto de vista para inclinar hacia mal o peor el castigo y creo que sé que decir para que éstas cucarachas tienen lo que se merecen ¡Han matado a muchos de los nuestros!¡Mis compañeros de copas! Claro que tendré que adornar esas palabras para no sonar tan frívolo, por suerte estoy entrenado en el asunto.

-Gracias, ministro de justicia - agradezco con toda la seriedad que la situación me permite y me levanto quitándome los lentes que me he puesto solo porque me quedan de maravilla, no porque en realidad los necesite - Creo que a la hora de considerar el castigo que recibirán los acusados tenemos que mirar sobre nuestros hombros y ver todos aquellos que no pueden acompañarnos hoy por ésta gente - comento y mis ojos se desvían por un momento a Hans que se encuentra de lo más bello con esa corbata ¿Alguna vez lo he intentado con él? - Compañeros míos de ésta corte, amigos - claramente estoy exagerando, no podría considerar a esos borrachos mis amigos ni en un millón de años - dejaron su vida en las festividades de Nimue... Nuestro jefe de aurores sin ir más lejos - sigo aclarando - ¿Cuántos de ustedes han perdido un hijo? ¿Una madre? ¿Un hermano? - cierto asunto me ayuda a poner un algo más grave en el último punto - No deberíamos tener piedad cuando ellos no la han tenido con nosotros - finalizo alzando mi mentón para ver a los presentes incluso de una altura mayor de lo que ya lo hago - Pero no somos salvajes como ellos - digo al final, tampoco soy un sádico con sed de venganza ¿O sí? Nah, solo aparento serlo, a los chicos les gusta eso - Sugiero una muerte dolorosa pero limpia.

Mini Trama


Interacción: Everybody, yeah...
Mención: -
Viktor R. Carstairs
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Magnar A. Aminoff
Presidente
The Court of Miracles


Voy a tomar esto como mi primer día de trabajo y no como el segundo, puesto que es la primera vez en la que el ciudadano promedio verá mi rostro en una eternidad. Mantengo una postura erguida y el mentón en alto con las manos detrás de mi espalda, luciendo un uniforme nuevo, brillante y oscuro, sin intención de interferir hasta que sea necesario. Cuando el juicio comienza me encuentro de pie frente al estrado, a pocos metros de los prisioneros. Es interesante y curioso, si consideramos que estoy viendo a la cara a dos personas cuyas vidas se apagarán en segundos y todo el mundo lo sabe. ¿Qué se sentirá? El ser plenamente consciente de que todo acabará en un instante. Hasta me gustaría preguntarlo.

No me sorprende que Powell no dé una orden inmediata y reconozco un juego de poder cuando lo veo. Es como el gato que juega con el ratón antes de comerlo, solo se divierte a costa de su sufrimiento porque todos sabemos que solo hay una salida posible. No es generosidad, es el bicho del morbo que todos tenemos en alguna parte de nosotros. Me acomodó en mi sitio y mi mirada se desvía hacia los jueces, aguardando por sus palabras. De verdad, espero que no sean dulces y humanitarios en un momento como este. Al menos, el sujeto de los lentes ridículos no me decepciona del todo.

Mini Trama

Mención: Prisioneros, jueces y ministros
Magnar A. Aminoff
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} GbTciP8
https://www.themightyfall.net/t8224-aminoff-magnar-alaric
Jasper E. Davies
Miembro del Departamento de Justicia
The Court of Miracles

Normalmente me preparo muy bien los juicios antes de que sea la sesión, pero esta vez no hace falta; no cuando estuve en esa cueva que casi nos sepulta y acaba con todos. Ni siquiera me importa que haya un descendiente Black rondando por el país porque ahora mismo mis preocupaciones van sobre si aquella tal Alice podría ser mi prima, o si solo quiero encontrarla de una vez para ver si sigue con vida. Es pensar en mí mismo, pero así son las cosas. Supongo que este año está siendo mi año egoísta, si tenemos en cuenta todas las decisiones que he tomado en los últimos meses.

Cuando amanece, me pongo el primer traje que saco del armario, me arreglo un poco el pelo como puedo, y después de informarle a Maeve de que tengo que ir al juicio, paso por casa de Arianne para utilizar el traslador designado al Ministerio de Magia. En un abrir y cerrar de ojos llegamos, y una vez dentro de la estancia, me acomodo en el estrado.

Llegamos con el suficiente tiempo como para ver a muchas de las personas llegar, algunos jueces incluidos, pero no tarda demasiado en comenzar todo, ni tampoco en llegar los prisioneros. Les echo un rápido vistazo y los reconozco del otro día, sobre todo porque uno de ellos se abalanzó sobre un auror y consiguió que el chico Black escapase. Si no fuera por él, quizá el niño todavía estaría preso y todo habría terminado, pero eso es algo de lo cual no se puede hablar por las órdenes que nos han dado.

Espero a que el Ministro Powell y uno de mis compañeros de trabajo terminen de hablar antes de levantarme de mi asiento y tomar yo la palabra. — Señoras y señores, ¿de verdad tenemos que pagar con la moneda dolorosa? — cuestiono, en referencia a la muerte dolorosa que Viktor ha propuesto. — Se les dio el merecido necesario en su momento, solo hace falta ver las heridas que todavía tienen. — Muchas son de la cueva, pero ahí también hay muchas que algunos aurores les provocaron en los interrogatorios durante estas últimas dos semanas. — Sé que estamos dolidos, que han matado gente y que muchos de los presentes estaban en la celebración y vieron el dolor y sufrimiento, pero como el juez Carstairs también ha dicho, no somos salvajes. No tenemos que darles el gusto a los suyos de que mueran lentamente y puedan criticarnos por ello. No es piedad, es demostrar que somos mejores.— Sé que muchos estarán en contra pero, aun así, tengo que intentarlo. — Yo propongo una muerte rápida. — Bastaría simplemente con la maldición asesina, pero al final, esto es un espectáculo y quieren sufrimiento. Es como si fuera una tapadera para ocultar la realidad, incluso hasta el problema del heredero Black.
Mini Trama

Interacción: General
Mención: Arianne, Viktor, Hans y prisioneros
Jasper E. Davies
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Kenna Richards
Jefe de Aurores
The Court of Miracles

En la base de seguridad terminan de darnos las instrucciones. Está todo bastante tenso y muy calculado, claramente nadie quiere que se repita el accidente de hace unos días. Después, con un traslador, nos mandan al Ministerio y nos dictan las posiciones. Tengo suerte de estar en una zona en la que puedo escuchar perfectamente todo lo que está ocurriendo en la sala.

Las palabras del ministro de justicia me hacen sonreír un poco. Porque oír de la boca de Hans tal muestra de poder, oír que esas dos ratas van a morir, me pone de buen humor. La venganza jamás curará el dolor que llevo dentro, pero sin duda alguna lo apaciguará. Sujeto la varita en una mano con firmeza, la otra la dejo reposando en mi cadera, y dejo que mi mirada se pasee por la sala. Veo a Nathaniel a pocos metros de mí y me acerco a él —Hola, Nate— le susurro, colocándome a su lado.

Habla otro juez, entonces. Menciona todo lo terrible que han hecho. Habla de toda la gente que perdió la vida en el atentado y yo asiento, con el corazón en un puño. En ese atentado, en todos los anteriores. Mi madre. Mi madre estaría contenta de ver a este par a punto de morir, sabiendo perfectamente que nada va a impedir que su vida termine hoy. Asiento con la cabeza, vehementemente, ante la frase final del ministro. Se lo merecen. Ellos y todos los de su calaña. Todos los que han podido causar tanto dolor, tanta muerte, tanta destrucción. Merecen sentir el llanto y el duelo de todas las personas afectadas en cada uno de los poros de su mísera piel.

Por eso, cuando otro miembro del Wizengamot se muestra en contra de todo eso y propone una muerte rápida, no puedo evitar entornar los ojos. Me parecía mejor la otra opción, la verdad. Dolorosa pero limpia suena mejor que rápida. Mucho mejor.
Mini Trama

Mención: Hans, prisioneros, Viktor, Jasper
Interacción: Nathaniel
Kenna Richards
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8312-richards-kenna
Arianne L. Brawn
Consejo 9 ¾
The Court of Miracles

Organizó todos los documentos antes de encaminarse en dirección a la salida de casa, donde ya estaba esperándole Jasper, para marcharse al Ministerio de Magia. No eran de extrañar los cuchicheos, las miradas de aquellos que los señalaban como miembros de tribunal, ni la cantidad de personas que se encontraban dentro de la sala cuando ambos concurrieron dentro de la misma. Algunos jueces ya ocupaban sus lugares, y no tardaron demasiado en hacer acto de presencia los dos acusados, o más bien sentenciados puesto que era claro que la decisión estaba más que tomada.

No hizo más que ocupar su asiento cuando las palabras del Ministro de Justicia captaron toda la atención de la sala, sumiéndose ésta en un silencio que solo se rompió mientras él hablaba y, seguidamente, concedía la oportunidad de expresarse al resto del tribunal presente. Inclinó la cabeza en dirección a Viktor, escuchando todas y cada una de sus palabras en calma. Nunca había tratado con él pero su fama le precedía aunque, por suerte, se tomaba en serio su trabajo; la capacidad de convicción y las palabras que empleó fueron suficientes para poder convencer a cualquier, si es que necesitaban serlo. Giró el rostro a su diestra, centrado entonces su atención en Jasper y su punto, volviendo la mirada hacia los acusados mientras éste hablaba.

Los años dentro del Wizengamot te enseñaban que las cosas siempre podían ser peor de lo que parecía; se aprendía lo peor existente, y se encontraban con la peor calaña de Neopanem. Juzgar a los humanos por eso, serlo, le estaba resultando complicado en los últimos tiempos, pero quizás no tanto cuando se trataba de personas que habían atentado contra la vida de los demás,  planeado de antemano dónde y cómo hacer el máximo daño posible. Ya había dicho previamente que nunca se situaría del lado de terroristas, y no cambiaría su parecer. No quería levantarse, pero lo hizo en busca de reclamar ser la siguiente en tomar la palabra. —Señores— pronunció una vez que se hizo con ella. —Todos hemos sufrido pérdidas durante estos años, y muchos de nosotros no solamente fuimos oprimidos en otros tiempos. El dolor que éstas provocan es algo que no podremos mitigar con facilidad y permanecerá en nuestras mentes.— comenzó a hablar, volviendo la mirada en dirección a los presentes y luego a los acusados. —Podríamos decidir no ser como ellos, mas todo acto de tal crueldad debe de ser castigado con ejemplaridad.— No estaba castigando una ideología ni un tipo de sangre, sino una serie de actos que habían desencadenado tal cantidad de muertes que eran complicado incluso contabilizarlas. —No creo que merezcan nuestra piedad cuando ellos no mostraron ni un ápice cuando provocaron la explosión del Ministerio. Por ello, concuerdo con el señor Carstairs, y propongo una muerte lenta como muchos de nuestros caídos sufrieron.— terminó, tragando saliva y dejándose caer sobre el sillón, con las manos temblando ligeramente y teniendo que atraparlas entre sus piernas para que cesaran.
Mini Trama

Interacción: General
Mención: Prisioneros, jueces y ministros
Arianne L. Brawn
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Ernest Morgan
Miembro del Departamento de Justicia
The Court of Miracles


Hoy es un día especial, por lo que merece uno de mis mejores trajes: pantalon y chaqueta negra, mientras que contrastan con una camisa blanca y pañuelo rojo. Al fin había llegado el día del juicio que todos habiamos estado esperando, hubiera preferido con más presos pero no había estado en el intercambio de rehenes por lo que no podía criticar.

Tenía entendido que incluso habían matado otra vez a uno de los nuestros y solo agradecía que Jack y Rose estaban bien de nuevo. Me tenían harto que seguiamos perdiendo buena gente a manos de esos animales y hoy iba a poder hacer algo al respecto. Asi que cuando entre a la corte, último de mis compañeros y ministros porque había que aprovechar la oportunidad de tener todas esas vistas traseras en un solo lugar, estaba determinado en que los salvajes iban a sufrir.

Escuchar tan firme a Hans me hizo darle un especial gracias a Merlin porque estuviera vivo y recuperado, realmente hubiera sido una tragedía perder tan hermoso hombre. Las opiniones de Viktor y la jueza Brawn me hacian sentir que al menos no estaba solo en este deseo de ver esta gente pagar, pero realmente Davies era un blanducho, casi me sacaban las ganas de llevarlo a la cama.

- Ministros y compañeros - me dirijo porque eran las unicas opiniones que importaban realmente - Comparto con el juez Carstairs y la jueza Brawn de que el castigo por estos actos debe ser ejemplar, ya que no solo destruyeron un edificio que representa todo el bien y cambio que trajo el nuevo gobierno, sino lastimaron y terminaron con la vida de inocentes por el hecho de que habían elegido la libertad por sobre los ideales de control y represión que estos autoproclamados "rebeldes" defienden. Por lo que considero que se les debería castigar de la misma en la que los nuestros sufrieron hace siglos y en ese fatal día, quemados.

El fuego tal vez purificaría su alma, como decían que hacía tanto tiempo atras unos bárbaros que temian lo que no podían controlar.
Mini Trama

Mención: Ministros, Hans, Viktor, Arianne, Jasper
Interacción: en general
Ernest Morgan
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Invitado
Invitado
The Court of Miracles

Con las piernas traspasando una vieja cubierta de camioneta, los brazos apoyados sobre la soga que la mantenía colgando y el mentón aplastado sobre los dedos, Bianka se balanceaba en la hamaca que su pareja había construido los primeros días luego de la mudanza. Sus pies descalzos pisaban el césped para impulsarse y de vez en cuando, arrojaba hacia el otro extremo del patio la pelota que Sabin le traía con el hocico.  
Así estuvo durante un largo tiempo, mientras que su mente y corazón se peleaban por asistir o no al juicio. Si ya sabía cuál sería el final ¿Valía la pena perder el tiempo sentada en una sala repleta de desconocidos?

Al final decidió ir, no por ella, si no por Lucien. Se lo debía.
En cuestión de minutos tomó una rápida ducha y cambió sus pijamas por una camisa color azul marino, pantalones ajustados negros y unos zapatos de tacón bajo. Eso era lo más elegante que podía vestir y lo odiaba, no estaba cómoda.
Se abrigó con una fina chaqueta que completaba el conjunto formal, guardó su móvil en el bolsillo interno y dejando el plato del perro lleno de comida, tocó el traslador.

Apareció a pocos metros y la corta caminata le sirvió para llenar sus pulmones de aire, antes de ingresar a la abarrotada sala.
Tomó asiento en uno de los lugares disponibles más apartados, donde cruzada de brazos, escuchó el discurso de introducción y las voces de los jueces. Cuando la rubia finalizó el veredicto personal, Bianka bajó la vista hacia sus manos y se sorprendió, pues estaba temblando culpa de la ira.

Mini Trama

Interacción: X
Mención: General.
Anonymous
Ferdia U. Wallace
The Court of Miracles

“Panem et circenses”. Nunca mejor aplicado a la ironía del pseudo nombre de nuestro querido país.

Tras el intento de intercambio, nadie ha venido a verme. Apenas he conseguido ver que solo Raven y yo quedamos capturados antes de pasarme los días con los ojos puestos en una pared, abrazando la idea de que este es el final del camino y, en sorpresa, no estoy asustado o arrepentido. Aún recuerdo esos segundos de decisión, el salir corriendo o salvar a un niño que apenas conozco, pero que podría ser la solución que estábamos buscando. O, al menos, un palo grueso para meter en el culo a aquellos que se lo merecen. Puedo marcharme en paz.

Debe ser por eso que no me resisto cuando nos mueven de las celdas y nos llevan de inmediato a lo que reconozco como el alto tribunal. Tengo que parpadear por el cambio de iluminación, pero mis ojos pronto se acostumbran y soy capaz de enfocar a nuestros verdugos. Observo a Raven justo a mi derecha y sé que no puedo preguntarle cómo se encuentra, porque el juicio inicia y mis oídos prestan total atención al nuevo mejor amigo de Kenny; recordar que hace semanas le pateó el trasero en un duelo me hace sonreír al menos un poco.

Si alguien estuviese juzgando mis modales, ahora mismo no podrían condenarme. Es bueno ver que el Wizengamot se encuentra más vacío que de costumbre, lo que me indica que muchos de sus jueces han muerto en manos de las bombas. Está bien, se lo merecían. No es hasta que uno de ellos dice algo sobre quemarnos vivos que alzo las cejas — La ironía de la justicia poética — me mofo, alzando mi voz tan fuerte que sé que pueden escucharme a pesar de no tener el derecho. Por las dudas, de todos modos carraspeo — Jueces, señor ministro, personas que no me interesan en lo absoluto… — saludo en tono formal, moviendo mi cabeza en un gesto caballeroso que no coincide con mi expresión burlona — Ya que no les importa hablar deliberadamente sobre lo que hicimos, dejamos de hacer y cómo van a asesinarnos, me gustaría decir algunas cosas. Entre ellas, que todos ustedes me parecen una panda de hipócritas — los murmullos del público no tardan en llegar, pero yo me enderezo todo lo que puedo — Hablan de justicia y derechos civiles, se sientan en sus cómodos taburetes y se ponen sus trapos sucios de gala, pero se olvidan de ello cuando deben mirar para el lado que no les conviene. ¿O dónde está Jamie Niniadis hoy, eh? ¿Está tan desequilibrada como dicen los rumores, que no tiene la decencia de aparecerse para clamar por las personas que ustedes lloran y mueren por ella? — sé que me estoy ganando el castigo a pulso, pero sé que estoy condenado de todas formas. Lo dejo en claro al escupir al suelo — Pueden matarnos como se les plazca, pero creo que todos aquí saben que la gente recuerda y siempre, siempre habrá alguien que tomará nuestro lugar. Porque lloran por bombas que solo fueron un reflejo de las que ustedes lanzaron en primer lugar. ¿O también fingiremos que el catorce no ha sido destruido sin previa provocación? La gente no es ciega o estúpida y creo que no es necesario que les diga que hay alguien más que podría barrer con la mitad de su basura y ustedes son tan cobardes que no quieren decir que… — supongo que eso es todo, porque Powell se mueve con rapidez en su asiento y es la primera vez que lo veo sacar la varita en un juicio, generalmente tarea de los aurores. Curiosamente, lo único que hace es lanzarme un hechizo silenciador. Si hay Blacks dando vueltas, es mejor que no se diga en televisión… ¿No?


Mini Trama

Interacción: General
Mención: Raven, Ernest, Hans.
Ferdia U. Wallace
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Raven Harkness
The Court of Miracles

En la mina había estado tan cerca de la liberación, me habían soltado y me arrepiento de no haber corrido en ese mismo instante. Quizás estaría con mi padre ahora, disfrutando de una bebida alcohólica casera que nadie se atrevería a decir que es asquerosa por miedo al hombre o quizás podría haber visto al menos una última vez a Dave antes de desaparecer de su vida por completo.

Pero en cambio me encuentro en medio de un juicio por algo que técnicamente yo no hice. Claro que los seguí en su locura, pero mi único crimen fue atacar a los dos aurores y dar a penas unos golpes antes de perder la conciencia. A penas si clasifica como pelea de bar pero no voy a decir nada al respecto, estoy segura que cualquier intento por defenderme terminará en una condena peor.

Ferdia no parece tener la misma idea que yo pues comienza a hablar y maldigo por lo bajo pues lo único que conseguirá es que nos torturen antes de liquidarnos al fin. Morir quemada suena horrible pero podría ser peor, al menos será dramático y quizás en un caso remoto despierte el enojo de mi padre, solo lamento no estar para ver eso.

Mini Trama

Interacción: General
Mención: -
Raven Harkness
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Hans M. Powell
Ministro de Justicia
The Court of Miracles


Creo que lo único que delata mi inquietud es el hecho de que estoy moviendo mis pulgares entre sí en círculos pequeños, atento a las palabras que salen de la boca de mis colegas. Estoy sumamente agradecido por el discurso de Viktor, pero lo que me sorprende son las palabras que salen de la boca de Arianne Brawn. Lo delato cuando las cejas se me disparan hasta desaparecer bajo el flequillo, pero no digo nada al respecto; supongo que las advertencias siempre acaban teniendo su efecto. Y ahí dónde Jasper Davies me hace querer rodar un poco los ojos en lugar de considerar su punto, Ernest Morgan suelta las palabras que he estado considerando toda la mañana. Si han atentado contra todas esas vidas en la celebración en honor a brujas quemadas, merecen al menos morir de la misma forma. Eso o explotar en mil pedazos, pero creo que no se vería muy civilizado en televisión. Matarlos como murió Annie ya es algo muy personal y no pienso permitir armas muggles en este lugar.

Que Ferdia Wallace alce la voz no me sorprende, pero sí me indigna, lo suficiente como para mirarlo con el escándalo de alguien que ha sido interrumpido en pleno proceso judicial. Doy unos golpecitos nerviosos en la madera del estrado, hasta que el tono de su voz va en aumento y sé de inmediato, sin necesidad de ser legeremante, a dónde va su pequeño discurso motivacional. Ah no, eso no. Lo último que necesito ahora es un escándalo sobre fantasmas y herederos, así que saco la varita y, con una sacudida, su voz se ha apagado — No hay necesidad de mayor escándalo, señor Wallace, ya ha hecho suficiente con sus bombas y sus maleficios imperdonables — le recuerdo, tratando de mantener la calma — Para su información, personas como nosotros, a quienes llama “hipócritas”, son las personas que han conseguido que usted tenga derecho a usar sus dones. El mundo solo ha tomado el curso que nos merecíamos, eso es todo y cualquier ciudadano de NeoPanem estará bajo mi cuidado de aquellas personas que, como usted, solo buscan dañarlas en nombre de falsas promesas de libre albedrío. El mundo real tiene reglas en su campo de juego y ustedes perdieron la partida, no hay necesidad de seguir causando muerte y destrucción por… ¿Qué? — lo miro como si esperase una respuesta, aunque sé que no puede hablar y su compañera no parece dispuesta a hacerlo por él — Y si mal no recuerdo, el catorce fue bombardeado en vista de los movimientos terroristas de sus integrantes hacia nuestro país. Solo estamos buscando un alto al fuego — pero si nos provocan, nosotros no podemos bajar la cabeza.

Guardo una vez más la varita dentro de mi saco y lo acomodo como si nada hubiese ocurrido y fuese libre de retomar una conversación con adultos responsables. Me basta nada que la vuelapluma se levante en el aire — Estoy de acuerdo con mis compañeros del Wizengamot y tomaré la idea del señor Morgan — muevo mi cabeza en dirección al susodicho, agradeciéndole con un gesto vago —  Raven Harkness y Ferdia Wallace serán sentenciados a morir en la hoguera y, como castigo por sus crímenes y un claro mensaje a sus compañeros, pido por mi parte que deban mantenerse de pie sobre las brasas hasta que el fuego los consuma poco a poco. Su muerte no será rápida ni indolora, pero estoy seguro de que el mensaje será claro — sin más, estiro el papel frente a mí y tomo la pluma que ha ido anotando la sentencia por sí sola, para firmar sin muchas vueltas — En cuanto mis compañeros firmen las copias que se extienden ante ellos … — señalo, a sabiendas de que sus firmas aparecerán inmediatamente en el papel que yo mismo he marcado — Podremos proceder con la ejecución — y solo por si las dudas, mis ojos van de inmediato a Davies. Sé que perderá por minoría, pero nunca se es demasiado precavido.

Mini Trama

Mención: Jueces, Raven, Ferdia
Interacción: General
Hans M. Powell
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} QaoC9EO
https://www.themightyfall.net/t8234-powell-hans-michael
Viktor R. Carstairs
Miembro del Departamento de Justicia
The Court of Miracles

Mis compañeros comienzan a hablar uno a uno así que mientras tanto vuelvo a tomar asiento en mi banca y me reclino sobre el respaldo todo lo que puedo para estar cómodo. Ni bien habla Davies me arrepiento ya que me gustaría estar parado para mostrar mi indignación, en cambio largo un resoplo y dejo caer mi cabeza hacia atrás ¿Acaso no sabe cómo funcionan las cosas aquí? Luego haré una investigación no oficial de por qué demonios trabaja en el Wizengamot si no tiene las agallas para hacer lo que se debe y si cabe la posibilidad de que lo saquemos de una patada de aquí.

A él le sigue la rubia y sonrío de lado cuando se muestra de acuerdo conmigo, bien, al menos no todos los ex vencedores son un montón de niñatos sensibles. Sin embargo los aplausos se los lleva Ernest al sugerir que los condenemos a la hogera. Me parece perfecto pues he pedido un castigo doloroso y limpio ¿Y qué mejor que el fuego para esterilizar los materiales? Además será un buen show para el público, tanto los presentes como los que están viendo por televisión.

El prisionero guapo habla en una especie de grito de revolución y lo escucho con mi mejilla apoyada en la palma de la mano. Creo que necesitará mucho más que eso para agitar las aguas si eso es lo que quiere, aunque debo admitir que tiene un punto con Jamie... Lástima que soy un hombre fiel a las ideas y no a las personas, así que lo que haga o no haga la pelirroja me da igual siempre y cuando las cosas sigan su curso.

Llega la hora de firmar y en una milésima de segundo dibujo mi garabato en el papel. Es mejor terminar con ésto rápido aunque creo que no me quedaré para ver el castigo. Una cosa es saber que morirán y otra completamente distinta escuchar sus gritos y oler la carne y cabello quemado. A decir verdad es fascinante ver a tantos presentes ¿En serio la gente es tan morbosa?

Mini Trama

Mención: Prisioneros, jueces, Hans
Interacción: El papelito
Viktor R. Carstairs
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Jasper E. Davies
Miembro del Departamento de Justicia
The Court of Miracles

No me sorprende que todos se opongan a mi sugerencia, a excepción de Arianne, que cuando les da la razón, provoca que me gire de manera algo brusca hacia ella y la mire con el ceño fruncido. ¿De verdad quiere que mueran de manera dolorosa y sufran? Porque una cosa es la justicia, y otra cosa muy distinta es esto, que no es más que una burda venganza. De nada va a servir que les maten así porque esas trescientas doce personas van a seguir muertas igualmente. ¿Realmente piensa lo que dice o simplemente lo hace para mantener las apariencias delante de Powell? El propio Benedict Franco estaba ahí esa noche con ellos, ese a quien intentó proteger acogiendo en su casa; así que no, quiero pensar que esta no es su verdadera opinión.

Me mantengo en mi asiento, quieto y sin decir una palabra más, mientras escucho la sentencia que dicta Hans... una sentencia en la cual no puedo participar. Sé que lo más probable es que me meta en un lío, pero no puedo aceptar algo que va en contra de mí, de mi pasado, de todo lo que he vivido y de la gente que he perdido precisamente de esa misma manera. Quizá muchos lo hayan olvidado, pero yo todavía recuerdo aquellos primeros Juegos Mágicos de Jamie en los que mis compañeros y amigos murieron quemados vivos. Y aunque pudiera olvidar las imágenes y el dolor que yo mismo sentí cuando el fuego intentó consumirme, tampoco podría porque todavía conservo las cicatrices que las llamas provocaron en mi brazo izquierdo.

Por eso, cuando el papel me llega para firmar, cojo mi pluma y la coloco sobre mi copia. No digo nada al respecto porque sé que lo más probable es que sea el único que se oponga, pero me da igual que no vaya a servir de nada. No puedo engañarme y firmar algo que va a terminar con sus vidas, por culpables que sean, de una manera cruel, lenta y dolorosa que conozco a la perfección.
Mini Trama

Mención: Arianne, Hans y general
Jasper E. Davies
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Invitado
Invitado
The Court of Miracles

El día del juicio llegaba y esperaba a los culpables les cayera todo el peso de la ley, lo cual no creía que fuera de otra manera, se merecían lo peor, incluso luego de la sentencia, y probable muerte de estos sujetos, no sería suficiente justicia. Mi trabajo era custodiar el juicio con mis compañeros, pero ese juicio también era al muy personal, no solo por la gente inocente que habían matado, sino también por mi amigo.

Cuando todo estuvo en su lugar, Hans no tardó en dar el veredicto, el cual creía que era el más conveniente, no pensaba así la mayoría del tiempo, pero me habían quitado a alguien, y era demasiado personal, estaba demasiado enojado, quería justicia, aunque eso no traería a Julian. Las palabras me de Viktor me habían llegado rápidamente, me había llevado a recordar el pasado, como los Black me quitaron a mi querida hermana.

No podía opinar, estaba claro, pero no tener piedad solo iba a llevar que hubiera cada ves menos piedad, una muerte rápida me parecía la mejor opción, pero, probablemente usarían sus muertes para enviar un mensaje.

Escuché con atención a Morgan, era de alguna manera, algo que usarían en él medievo, pero había un sentimiento de venganza, querían pagar con la misma moneda, aunque de todas formas no repararía nada. Me sentía asquerosamente raro al escuchar a Ferdia, merecía lo peor, pero, en sus palabras había mucho de verdad, tenía mucha razón, pero eso no quitaba que era un terrorista asesino y debía morir. Hans dijo la ultima palabra, quería el peor de los destinos para los prisioneros. No estaba completamente de acuerdo, pero ya estaba dicho. Creía que lo único que haría ese mensaje, crearía más violencia, más rebeldes y el odio no pararía de crecer.


Mini Trama

Mención: Jueces y Ferdia
Anonymous
Arianne L. Brawn
Consejo 9 ¾
The Court of Miracles

Morir en la hoguera, sintiendo las lengua de fuego lamer su piel, no era especialmente el tipo de muerte que en su mente había aparecido. Nunca lo habría hecho puesto que, años atrás, ella misma se había visto envuelta en una situación similar en la que corrió por un bosque en llamas luchando por su vida, tanto así, que prefirió lanzarse al vacío antes de que éstas la devoraran por completo. El fuego seguía sin ser de su confianza, algo que prefería mantener alejado de su mente y cuerpo.

Sus manos seguían temblando con nerviosismo, incluso un tic se apoderó de su pierna derecha y se balanceaba hacia arriba y abajo con ser capaz de controlarla del todo. Había actuado con lógica, sentido y en su trabajo. ¿Entonces por qué sentía que estaba traicionando a alguien haciéndolo? Por suerte las intervenciones concluyeron, ni siquiera se sentía con la suficiente fuerza como para poder volver a alzar la voz.

El papel apareció frente a ella. Bajó la mirada, leyéndolo cuidadosamente pero con la rapidez que dotaba la práctica. Tomó la pluma, escribiendo sus iniciales pero no terminando de firmar cuando volvió el rostro a su diestra y observó la línea en blanco en la copia de Jasper. —¿Creías que iba a ser diferente porque dieras tu opinión?— susurró inclinada en su dirección para que fuera el único capaz de escuchar sus palabras. —Simplemente firma como hemos hecho muchas otras veces. Las aguas están demasiado agitadas, no dejes que te ahoguen.— apostilló terminando de firmas su propia y copia para tomar la pluma ajena y ofrecérsela. No era el momento de ser un moralista, la realidad estaba clara, ¿acaso quería arriesgar su casa? ¿a su hija? Las personas que clamaban venganza estaban lo suficientemente destrozadas como no importarles contra quién desahogar su dolor. —Nos iremos antes de que comience la ejecución— le aseguró con la mano aún extendida en su dirección.
Mini Trama

Interacción: Jasper
Mención: Prisioneros, jueces y ministros
Arianne L. Brawn
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Ernest Morgan
Miembro del Departamento de Justicia
The Court of Miracles

El rebelde empezo a dar todo un discurso con todas esas estupideces que se repetían ellos para justificar lo que hacían, la traición que cometian a los de su clase, Powell lo callo con un hechizo rápido gracias a Merlin y dictaminó su sentencía. Me hizo sentir algo orgulloso que fueran con mi idea, la verdad que solo la dije como una opción, cualquiera que les hiciera sufrir me venía bien.

Uno diría que después de haber perdido a mis padres en el fuego tendría más reticencia ante esa forma de morir, pero al contrario, deseaba que ellos sintieran ese dolor al que sus amiguitos muggles sentenciaron a mi familia y como se jactaron de su "victoría" después.

Cuando el papel llego a mis manos firme con fuerza y una sonrisa forzada mientras recorría aquel camino de recuerdos de mierda.

Mini Trama

Interacción:
Mención: Prisioneros, Hans
Ernest Morgan
Icono :
« The Court of Miracles {Mini Trama} IqWaPzg
Contenido patrocinado
« The Court of Miracles {Mini Trama}
Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente
+12
Hans M. Powell
Ferdia U. Wallace
Raven Harkness
Ernest Morgan
Jasper E. Davies
Arianne L. Brawn
Viktor R. Carstairs
Kenna Richards
Riorden M. Weynart
Magnar A. Aminoff
Nathaniel L. Wright
Notch Labors
16 participantes
No puedes responder a temas en este foro.