Últimos temas

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por Hans M. Powell el Lun Abr 06, 2020 3:25 am

No ha sido el cumpleaños más sencillo, no cuando lo inicié con una negociación con los rebeldes a cambio de una prisionera que juré que acabaría pagando por lo que hizo. Tratar de convencer a Magnar durante el intercambio de mensajes fue en vano, no me quedó otra opción que pasarme el día llenando un montón de papeles y permisos para poder movilizar a Benedict Franco y Ava Ballard a un departamento central, allí donde estarían vigilados a pesar de su aparente libertad. Lo único positivo de todo esto es el saber que llegaré a mi casa antes de lo planeado, lo que usaré de excusa para no preocuparme por el destino de esos dos al tratar de acostumbrarme a la idea de que me encuentro a mitad de camino de la cuarta década. ¿Debería decirle a Scott lo que ha sucedido? Es mejor no preocuparla, no hoy, no cuando puedo dejar los papeles por unas horas hasta tener que lanzarme de lleno a una locura mañana. Hoy quiero ser de mi familia.

Alejarnos de todo incluye el estar en el distrito cuatro a pesar del frío. La calefacción se encarga de mantenernos aislados de la temperatura exterior y, con el cansancio que llevo después del día de hoy, agradezco el haberme negado a hacer una celebración con todo el mundo. Phoebe está cerca de su fecha de parto, moverla de su casa habría sido un problema, así que no fue muy complicado el meter excusas para no hacer nada. La cocina aún huele dulce cuando el horno se apaga, tengo que girarme para dejar de observar el jardín por la ventana y centrarme en Scott, quien se encuentra dejando el pastel sobre la mesada — ¿Crees que ninguno morirá intoxicado esta noche? — me permito bromear en lo que me acerco a ella, paso un brazo por encima de su hombro y me robo uno de los chocolates que, se supone, debería ir encima del pastel. Vamos, nada muy complicado, que aquí ninguno es cocinero. Apoyo el mentón sobre su hombro, colando las manos dentro de sus bolsillos y suspiro con pesadez. No hay nada más relajante que su aroma, ese que distingo bien a pesar de los olores de la cocina — Poppy debe estar con Tilly… — le recuerdo cerca de su oído, antes de besar vagamente su cuello. En los últimos meses, que alguien se encuentre a cargo de la bebé y nadie más ande dando vueltas por la casa, es sinónimo de que no podemos desperdiciar el tiempo. Parecemos dos adolescentes, de esos que buscan los momentos oportunos para escabullirse y meterse mano antes de que los ojos juzgadores aparezcan en escena.

Es muy sencillo el dejarse llevar cuando me encuentro con ella, creo que ese fue el problema en primer lugar. Tenemos cuidado de no aplastar el pastel y creo que sacudimos el bol de los confites, pero con una risa ahogada podemos darlo por olvidado, que hay cuestiones un poco más urgentes. Por ejemplo, necesito de colocarla como se debe sobre la mesada, así es más sencillo el enroscarme entre sus piernas y desarmar su ropa para darle paso a mis manos invasivas. Estar oculto entre su respiración y su cabello no me hace inmune al chillido gutural que reconocería en cualquier parte, que mi hija menor tiene la manía de llamar la atención con sus sonidos indescifrables y, si mi corazón ya se encontraba agitado, creo que ahora mismo acaba de detenerse por un momento. Puedo apostar que me encuentro enrojecido y no precisamente de vergüenza cuando giro la cabeza, encontrándome con dos cabecitas en la entrada de la cocina — ¡MEERAH! — no sé si es un reproche, un reclamo, una exclamación de sorpresa o una reprimenda. Mis manos no saben qué hacer, solo atinan a soltar a Scott y me encorvo para poder acomodar lo desprendido de mis pantalones a pesar de la exaltación. Mierda, mierda, mierda. — ¿Cuántas veces tengo que decirte que…? — ¿Toque la puerta? ¿Se anuncie, solo por si las dudas? — ¡Que tu horario de llegada es más tarde! ¡Cubre los ojos de Tilly! — ya, la niña no tendrá recuerdo de esto y por sus gorgoritos, creo que encuentra toda la situación bastante divertida. No puedo con esto. Voy a empezar a pagarle a mis hijas para que pasen tiempo fuera a estas alturas y, como van las cosas, de seguro tienen cómo costearse una carrera superior con todo lo que podrían ahorrar.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por Lara Scott el Lun Abr 06, 2020 5:49 am

Las inversiones en ciencia y magia daban sus resultados cuando algo tan complejo como hacer un pastel se reducía a verter el contenido de un sobre en un recipiente, meterlo en el horno ¡y voilá! En unos pocos minutos la cocina se llena del olor dulzón de la vainilla, que se mezcla en mi nariz con la colonia de Hans al tener sus brazos cerrándose a mi alrededor. —Ni siquiera le coloqué una cucharada de azúcar, así que no hay riesgos de nada esta noche— contesto, orgullosa del éxito del postre, es lo que va a asegurar que al menos una tradición la cumplamos esta noche, que una celebración más grande fue reemplazada por una cena y, por suerte su jornada en el ministerio acabó temprano, sino hubiera llegado tarde a su propio cumpleaños. —¡Oye! ¡No abuses, cumpleañero!— me quejo por el robo del chocolate, empujo su hombro que queda a mi espalda como reprimenda, pero no lo hago a un lado. Busco rodear su cintura con mi brazo al movernos contra la mesada para acercarlo en el momento prestado de privacidad que tenemos mientras Meerah todavía no llega y la bebé esta con la elfina. ¿Los perros? Creo que en el patio.

La cena se puede hacer larga, lo más patético de algunas noches es que nos quedamos dormidos nada más apoyar la cabeza en la almohada, así que confío en el silencio que se oye para ir tirando fuera su camisa y que mis manos hurguen por debajo de la tela en un revuelo ansioso que presiona mi cuerpo contra el suyo al sujetarlo con mis piernas. —Sigues abusando, cumpleañero…— sonrío contra su garganta, y mi mano que va descendiendo es la misma que lo aparta cuando ese chillido que se ha vuelto familiar y un grito que nos rompe los tímpanos, convierte esto en una película de terror cuando iba con miras de ser una porno. No puedo con los rostros de Meerah y la bebé en el marco de la cocina, sé que la vida me ha pasado por encima cuando enrojezco desde la garganta hasta las puntas de las orejas por haber sido pillada metiéndole mano, literalmente, al padre de ambas. ¿Hay algo más bochornoso que encontrara tus padres teniendo sexo? Ser la madre y tener que reacomodarte la ropa como si fueras la zorra del barrio que anda toqueteando al hombre que también le pertenece a ellas. Trato de enfriar mis mejillas con el dorso de mis manos al bajar torpemente de la mesa. —Estábamos haciendo el pastel…— balbuceo, mírate, Lara, luego de treinta años de lengua larga aprendes a tartamudear. Ni siquiera puedo mirar a los ojos de Tilly, que en su regocijo y medias tejidas de lana salta pidiendo atención o que la bajen al piso porque el frío no la detiene de explorar el suelo, porque como se ha visto, y bien visto, eso tampoco ha detenido nunca a sus padres.
Lara Scott
Lara Scott
Inefable

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por M. Meerah Powell el Lun Abr 06, 2020 6:13 am

Esto de vivir en dos casas a la vez a veces se torna confuso, sobre todo cuando tengo que mirar dos veces a la señora que reparte los trasladores antes de indicarle si debo dirigirme a la isla o al distrito cuatro. En mi defensa me cuesta el pensar porque estoy cansada, he pasado las últimas noches rehaciendo el regalo de Hans al no estar convencida de cómo habían quedado los puntos finales de la bufanda lo que, en consecuencia, había terminado afectando el largo de la misma. He estado tan envuelta en lana en estos días, que me prometo a mi misma el no volver a tocar un ovillo o agujas que no sean de crochet hasta el próximo invierno.

Cuando por fin llego a casa, a la correcta cabe decir, me sorprende el rico aroma que inunda el aire y, tras dejar la mochila sobre el sillón, apenas y aflojo el nudo de mi corbata cuando veo a Poppy cargando con Tilly. ¿Hay alguien a quien esa bebé no le levante el humor? No puedo mostrarme cansada cuando la pequeña agita las manos y se revuelve entre los finos brazos de la elfina cuando me ve en medio del living. Claramente que la alzo en brazos, lo que me hace pensar que si no fuera por lo rápida que parece funcionar su mente jamás aprendería a caminar al estar tanto tiempo a upa. Pero la bola rosa es terca, y su velocidad es alarmante cuando gatea de un lado a otro. Es por su culpa que paso más tiempo mirando al piso que al frente cuando voy por la casa, teniendo cuidado de no pisar sus pequeños y delicados deditos por accidente.

Dejo que me tironee del pelo mientras balbucea, y trato de imitar su tono al hablar, pero asegurándome de que sean palabras y no gorgojos. - ¿Quieres ver que hay en la cocina? Tal vez podremos robar algo de crema para que sigas rellenando esos cachet… ¡TIENEN UN CUARTO POR TODOS LOS CIELOS! - ¿Pero qué les costaba ser un poco más convencionales? ¿Era necesario revolcarse en todos los cuartos de toda la casa? Había perdido la cuenta de la cantidad de veces en las que los había encontrado en situaciones comprometedoras, y si bien la mayoría de las veces me esforzaba en ser silenciosa al cerrar la puerta antes de irme a lavar los ojos con lavandina, esto ya era el colmo. ¡Era la cocina! - Ya hicieron un pastel, lo tengo en brazos en estos momentos. Agradecería que el próximo lo encargaran en una cama, en su cuarto, y no en un sector transitado por el resto de los inocentes que vivimos aquí.- Se suponía que yo era la adolescente de la casa, y no al revés. - Mi horario de llegada varía todos los días. Si quieres que sea otro hablalo con la señora Leblanc o con quien te parezca, pero por favor, pongan… no sé, una corbata en la manija. ¡Algo! - Pobre Tilly, menos mal que la pequeña no tendría recuerdos de esto, sino desde ahora tendrían que ir pagando su psicólogo. Al menos parecía entretenida con mi exaltación, y parecía darme la razón mientras reforzaba mis palabras con sus pequeñas frases inteligibles.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por Hans M. Powell el Lun Abr 06, 2020 6:35 am

No sé que es peor, el grito que me aturde los oídos o darme cuenta de que Meerah tiene la capacidad de hacer tartamudear a Lara. ¡Años intentándolo y así me vengo a enterar cómo funciona su sistema de bochorno! Tengo que tomar aire repetidamente, acomodo mi ropa con la seguridad de que toda calentura se vino abajo como si me hubiese lanzado al mar helado y, para cuando me giro acomodándome el cabello con una mano, creo que me veo relativamente decente — Creo que los sitios donde decidimos hornear no son un asunto que me interese discutir contigo… — ¿”Hornear”? ¿De verdad acabo de utilizar ese término? Por Merlín, creo que la edad ya empieza a afectar — … Pero empezaré a mirar el reloj con algo más de atención, eso te lo concedo. Prometo que la corbata será empleada en alguna que otra ocasión, cuando lo recuerde — no puedo creer que tengo que negociar esto con una adolescente, no cuando el decoro dentro de mis propias paredes no había existido hasta hace… bueno, antes de que ella comenzara a vivir conmigo. Juntarme con Scott en su departamento tenía eso a su favor y así es como terminamos teniendo a Mathilda, para variar. Eso explica muchas cosas.

La impaciencia de la bebé es la que me salva de tener que mirar fijamente a la hija que sí tiene una idea de lo que está sucediendo, me acerco a ella tendiéndole las manos a las que ella reacciona estirando sus brazos regordetes con entusiasmo. Tanta sacudida no tiene sentido, que apenas la tengo a upa que ya anda sacudiéndose, empujando mi pecho como si reclamase la distancia que aún no sabe que necesita, reclamando estar en el suelo. Suspiro, que sus medias blancas serán grises en diez minutos y, sin más, la acomodo en el suelo. Sus pies todavía son torpes, pero si puedo sostener sus manitos, no hay de qué preocuparse — Solo… No es necesario que te dé una charla al respecto, creo que aquí todos tenemos eso en claro — algo que me dejó sabido es que Audrey jamás le ocultó ese tipo de información, así que me ha ahorrado el mal trago de ser quien le vaya con el cuento de las abejas — Y como nosotros respetamos tu intimidad, espero que tú hagas lo mismo con nosotros si ponemos un par de corbatas por ahí, que no soy tonto, no es la primera vez… — Tilly tiene un pésimo equilibrio, una de sus manos tironea para zafarse de la mía y cae de costado, con el pañal aplastándose contra mi zapato. No le fastidia, solo le da un par de golpes a mis cordones, así que me veo obligado a alzar la mirada para ver a mi hija mayor — Porque aún no tenemos de qué preocuparnos por eso, ¿no?… ¿No? — pésimo momento y terrible modo de preguntarle a mi hija sobre sus relaciones, pero ya que estamos en el tema, mejor sacarnos la duda y seguir adelante. Hay un pastel que no se decorará solo.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por Lara Scott el Lun Abr 06, 2020 7:49 am

¿En serio acaba de decir la palabra «hornear»? Mi mirada puesta sobre Hans lo repasa de arriba abajo, también los pliegues arrugados de su ropa que trata de acomodar cuando camina por la cocina hacia sus hijas con un descaro que le envidio. Yo tengo que abrir la canilla para colocar mis muñecas debajo del agua, que no me recupero tan fácil como para enfrentar la charla con una adolescente de dónde tener o no tener sexo, cuando hace un año con su padre eso no era algo que pusiéramos en consideración. Porque me parece un poco injusto, si vamos al caso, de que tenga que comportarme como una señora pudorosa con veinte años de matrimonio en vez aprovechar lo bien que le van sentando los años a Hans, aunque él se vea viejo y con canas en el espejo. —No vamos a…— me niego por estar delante de las niñas, en vez de caer en la burla de preguntarle a qué corbata le otorgaremos tal honor. —Seremos más prudentes con los lugares— es mi ofrecimiento en consideración a una chica que debe estar teniendo sus propias dudas sobre el sexo como para querer que su padre y cuasimadre le ofrezcan una enciclopedia ilustrada de ellos mismos.

Y por esto mismo es que abro mis ojos todo lo grandes que son cuando Hans, luego de una muy seria charla de cama, decida dejar el tema como un “ya que todos sabemos de qué va”. Siento que fueron minutos perdidos de conversación que bien podría haber usado para otra cosa, la misma que ahora tampoco podemos, y comienzo a entender a la gente que quiere casarse solo por la promesa de la luna de miel. ¿Respetamos tu intimidad? Espera, ¿qué? ¿Hans le está dando permiso tácito a Meerah de que cuelgue una corbata en su puerta? ¿Esto no se contradice un poco con el pánico de pensar en su hija iniciando su vida sexual? ¿Por qué de pronto me siento la vieja anticuada de esta familia que cree que de esto sí hay que hablar? Morgana, me he convertido en una madre. Suspiro hondo al sacudir mi varita para que la bandeja con la base del pastel así como el resto de los ingredientes me sigan a la mesa redonda que está en un rincón de la cocina. —Yo sí creo que tenemos que hablar— digo, tomando posesión de una de las sillas blancas e invitando con el gesto a que el resto haga lo mismo.

Meerah, ayúdame con la cubierta mientras tu padre se encarga de Tilly—. Algo me dice que, incluso siendo esa la peor tarea que se le puede dar, la preferiría en este momento. Me aclaro la garganta y finjo estar contando los chocolates al comenzar a hablar. —No queremos ser un mal ejemplo para ti. Con tu padre no pasamos por las etapas normales de una relación, se nos cruzaron todas a la vez, todavía podemos ser un poco... entusiastas— creo que me merezco una estrella dorada por poder encontrar una palabra tan elegante que nos defina. El diccionario comienza a fallarme cuando sigo. —Es normal, quiero decir que el sexo es normal y cuando tienes una pareja… es lo normal, pero hay que tomar precauciones también para que…— miro hacia Tilly, gorda y dentro de su vestido rosa, con un par de pelos oscuros sobre su cabeza. —No termines con un pastel como nosotros—. ¿Acabo de referirme a un bebé como pastel? Trago aire por la nariz al continuar y no dejar que mis torpezas me detengan de llegar a lo importante. —Y tampoco… termines con el corazón lastimado, con inseguridades, cometas errores— busco su mirada. —¿Sabes que puedes hablar con nosotros de eso, verdad?
Lara Scott
Lara Scott
Inefable

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por M. Meerah Powell el Mar Abr 07, 2020 3:18 am

- ¡Gracias! - Suena exasperado, lo sé. Pero solo esperaba un poquito de consideración para las almas puras que vivíamos y hacíamos uso de los sectores comunes de la casa. ¿Qué si hubiera caído con amigos? Que de acuerdo, no traería a nadie sin preguntar de antemano, ¡pero a eso me refería! Un poco de respeto y decoro. ¿Los padres no solían tener reglas de convivencia para estas cosas? No podía ser que yo fuera la que estuviera diciéndoles qué hacer o dejar de hacer dentro de la casa en la que vivimos. No sé si quiero soltar a Tilly cuando Hans se acerca a tomarla de mis brazos, pero al final la suelto y escondo las manos detrás de la espalda al no tener idea de qué hacer. No sé ni cómo mirarlos a los ojos, pero eso es mejor que prestar atención a su desalineamiento general.

Los ojos se me abren como platos y creo que me he olvidado de como cerrar la boca cuando Hans empieza con su charla, una que no quiero, no debo, oh por dios ¿por qué está sucediendo? ¿Qué me costaba el ser una adolescente rebelde y llegar tarde a casa? ¿Era tanto pedir? Pero no, tenía en consideración que era el cumpleaños de mi padre y en lugar de visitar a mi tía quise asegurarme de estar aquí para saludarlo como se debe y pasar el día con él. - No, definitivamente no. - Me apresuro a negar con toda la rapidez que puedo, pero eso no parece ser razón suficiente para Lara quien sigue hablando por más de que no.hace.falta.

-No necesito saber lo entusiastas que son o pueden llegar a ser. Con la corbata me basta, no necesito imágenes mentales. De verdad. - Es una súplica que hago todavía desde mi lugar, siendo que aún no pude moverme hacia ella como me lo pidió. - Sé que el sexo es normal, los aplaudo por ser adultos activos y saludables, solo estoy pidiendo un poco de consideración porque el voyeurismo no me va. Y no, de verdad, de verdad no estoy insegura con nada, no tengo ningún tipo de relación que pueda llegar a ser sexual, e incluso aunque la tuviese creeme, conozco sobre métodos anticonceptivos. ¿Podemos cambiar de tema? - Me acerco con las intenciones de ayudarla pero me detengo por si las dudas. - ¿Por favor?
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por Hans M. Powell el Mar Abr 07, 2020 3:42 am

Realmente no me esperaba que Scott tuviera la intención de mantener esta conversación en un día como hoy, hasta le lanzo una mirada de reproche en lo que ella y Meerah se apartar para seguir con el pastel y yo tengo que centrarme en que la bebé no se lleve mi cordón a… sí, ahí anda, tratando de metérselo en la boca — No son fideos, Mathilda — el tono de reprimenda no sirve de nada con ella, meto las manos bajo sus axilas y la levanto con suma facilidad a pesar de que sigue retorciéndose. Me acerco a la mesa con intenciones de participar de la charla, por muy poco interés que pueda tener en ella; de verdad, no tengo la menor idea de cómo reaccionar en caso de que Meerah esté saliendo con alguien o tenga dudas. Mi silencio lo delata, me acomodo en uno de los asientos y coloco a Tilly sobre mi regazo, que la muy bolita ya se encuentra estirándose para meter la mano en el decorado. Le doy un merengue al cual chupar, en lo que mis ojos se enfocan en Lara con un claro mensaje de advertencia. No podemos meternos tanto, que no estoy seguro de desear descubrir demasiado.

O sea que… — no, no cambio de tema a pesar de la petición de mi hija. Tengo que aclararme la garganta para no sentir que se me ha atravesado algo — ¿No tienes novio, novia, nada? ¿Ni siquiera estás saliendo con nadie? — no voy a empezar a molestarla con quien puede gustarle y quien no, ya dejó de ser un tema gracioso cuando entró en una edad complicada. Tilly apoya sus manos gordas sobre la mesa, tratando de no soltar el merengue en lo que busca arrastrarse hasta los confites y tengo que obligarla a quedarse en su lugar — Me alegra saber que estás informada, pero tenemos que ser cuidadosos como los adultos responsables de tu cuidado y hay mucho más que los anticonceptivos al momento de desear... ciertas cosas. Sé que estuviste muy ocupada con tu vida social últimamente y no podemos evitar preguntarnos por tu círculo cercano, Meems. En especial después de verte con resaca, que no somos idiotas — arqueo una ceja en su dirección, porque estoy seguro de que no puede empezar a excusarse — ¿Hay algo que debamos saber o quieras preguntar? Lo que sea — por favor, que tenga consideración.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por Lara Scott el Miér Abr 08, 2020 3:54 am

Mis ojos buscan los de Hans para que sea parte de esta conversación que Meerah quiere eludir, le recuerdo con la presión de mi mirada su preocupación a ese día que la descubrimos con resaca, si postergamos esta charla quedará en el olvido y dentro de unos años nos preguntaremos por qué no la tuvimos cuando sus preocupaciones crezcan a dimensiones insospechadas, esto recién está empezando. Es una suerte que se suma a la ronda de la mesa con la niña a la que tampoco le viene mal escuchar pronto un par de indicaciones y consejos por parte de sus padres. —Saber sobre métodos anticonceptivos es importante, pero más importante aún es ir a un ginecólogo y que sea quien te diga cuál es el más indicado, o ginecóloga si lo prefieres, yo puedo acompañarte…— es lo que hablamos con Hans, mi oferta está hecha, casi como un ruego. No sé si es el efecto de la presencia de su padre que la hace huidiza, quizá en una charla a solas podría convencerla de que no hay nada de malo en ir a hacer una visita a un sanador. Sin embargo, es algo de lo que tenemos que hablar los tres, no, los cuatro. Hoy tenemos a Tilly jugando con los confites, mañana estará trayendo a Rory para que también sea parte de la cena de cumpleaños de su padre.

La cubierta de la torta ha perdido toda mi atención, la tengo puesta en la expresión de Meerah para no perderme detalle de cada una de sus reacciones y busco su mano para cubrirla con la mía cuando Hans abre el espacio para preguntarlos lo que sea, asiento con mi barbilla para animarla a que lo haga. —Siempre que podamos y quieras, estaremos para responder tus dudas… no solo sobre el sexo, sobre… todo— le aseguro, y me golpea que estemos festejando el cumpleaños treinta y cinco de Hans, somos la fiel fotografía de una pareja demasiado joven para tener una hija adolescente, ¿qué clase de mundo loco es este? —No estamos tan viejos para haber olvidado nuestra propia adolescencia— afirmo, mi mirada hacia Hans es sospechosa. ¿Él no la olvidó, verdad? Porque si se pone a actuar como el ministro de justicia justo ahora, le lanzo el bizcochuelo.
Lara Scott
Lara Scott
Inefable

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por M. Meerah Powell el Miér Abr 08, 2020 6:17 am

Creía que estaría a salvo de estas charlas. De verdad pensaba que estaba segura siendo que no, no tenía novio y que sí, Audrey se había encargado de despejar las dudas que pudiese haber tenido. Como una enciclopedia muy poco didáctica, pero lo había hecho. - No papá. - Creo que el papá es tan exagerado que debo parecer una de esas niñas que siempre me molestaron, pero… ¡estaba justificado!- En verdad no estoy saliendo con nadie. - Hasta hace pocos meses ni siquiera había besado a nadie jamás. Claro que eso no lo diría, no tenían que saberlo. Jamás. Nunca, jamás de los jamases. - No hay nada malo con mi círculo de amigos. - No a mis ojos al menos, a los de él, teniendo el cargo que ostenta, todo en mi círculo de amigos estaría mal. - Me invitaron a una fiesta y tomé de más por idiota, Oliver me vió y se encargó de no dejarme sola hasta volver a casa. - Oliver me iba a matar si sabía que lo había arrastrado en una mentira, pero era mejor que seguir metiendo a Maeve de quien quería que siguieran teniendo un buen concepto, en especial cuando ella no había hecho nada malo. Incluso me había encubierto al descubrir… bueno, ese grupo de amigos que no debería nombrar en su presencia.

- ¿De verdad me están alentando a que busque métodos anticonceptivos desde ahora? - Hablemos de padres modernos y abiertos a todo tipo de cosas… - Ya fui cuando tuve mi periodo, hace como dos años. Pero si los hace quedarse tranquilos, no tengo problema en volver a ir. - Ya no sé cómo salir de esta, así que me resigno por completo a que tendré que soportar esta charla con toda la entereza que puedo invocar con mis catorce años. - No tengo problema en que me acompañes tampoco. - A estas alturas lo prefería, solo para que pasara el mismo tipo de vergüenza que estaba pasando en estos momentos.

- Oh, no lo sé. Siempre quise saber un poco más sobre el bondage. También tengo dudas acerca de los grupos escolares, ¿cómo sabes cuándo es adecuado meterse en un grupo satánico? - Espero que sepan, pese a lo rápido de mi lengua, que estoy exagerando a su costa. - Ah, y quiero hacerme un piercing en el pezón. - Ruedo los ojos, y refuerzo el agarre sobre mis brazos al tenerlos muy cruzados. - Me imagino entonces, que tener una charla sobre sexo y alcohol era lo que siempre quisieron tener con catorce años. - Porque a mi parecer, si habían olvidado lo que se sentía.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por Hans M. Powell el Miér Abr 08, 2020 6:39 am

Tengo que tomar un poco de aire, que sé que si me pongo en estricto sólo conseguiré que haga las cosas a mis espaldas y ese no era el quid de la cuestión. ¿Por qué no se ha quedado con doce años? Ahí las conversaciones eran mucho más sencillas, hasta podía molestarla con todo eso de tener noviecitos sin tener miedo a que fuese verdad — Eres muy joven para tomar tanto. Tienes que ser más cuidadosa y controlar lo que te llevas a la boca. Ya sabes… Jamás aceptes tragos de extraños y procura estar rodeada de gente de confianza cuando bebas — lo último que necesito es que se ande descontrolando por ahí para los dieciséis. La parte de los anticonceptivos y el ginecólogo es algo a lo que intento hacer oídos sordos. Al menos, esa parte se la dejo de lleno a Lara y hasta me concentro en hacer que Tilly se acomode y chupetee su merengue.

Me quedo esperando a las preguntas de Meerah, seguro de que me hundiré en la más profunda vergüenza en segundos, hasta que lo único que consigo como respuesta es un montón de comentarios cargados de sarcasmo. Por muy incómodo que sea esto, no me queda otra opción que resoplar para remarcar mi molestia — No, pero mi padre… — hago una mueca, que mencionar a Hermann en una situación como esta suena demasiado subnormal — … se encargó de que cualquier duda sobre mi cuerpo estuviera solucionada antes de siquiera pensar en usarlo. Prefiero que tengas todo en claro antes de que llegue el momento en el cual… — ¿Por qué es tan incómodo y difícil? El sexo jamás fue un tema de timidez para mí, pero hay una enorme diferencia en mis anteriores experiencias con esta — Meerah, estás creciendo y no es porque sea tu padre, pero estoy seguro de que el resto ya habrá notado de que eres preciosa — que yo admiro mucho su inteligencia y gracia, pero sé muy bien qué es lo que busca un chico a esa edad y… ugh Solo quiero que, llegado el momento en el cual sientas algo por alguien, sepas ser mucho más inteligente que cualquiera de nosotros y siempre actúes con conocimiento y por voluntad propia. No me arrepiento de haberte tenido, pero me gustaría que tú no sigas mis pasos en ese aspecto y hagas todo a su debido tiempo. Ya sé que sabes cómo funciona así que no te lo voy a explicar, pero solo necesito que sepas que… estoy aquí. Para cualquier cosa.

Ya, creo que eso estuvo bien, no tengo nada más que agregar y la mirada que le lanzo a Scott por encima de la cabeza de Tilly es casi de pánico, porque creo que es obvio que estoy buscando su aprobación. Hasta la bebé se fija en su madre, sin dejar de chupetear su merengue — Entonces… — busco redondear un poco el asunto, regresando la mirada a la rubia de la mesa — ¿Podemos quedarnos tranquilos con que estás siendo sana y responsable y que irás al médico con Scott?
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv. Empty Re: Even though you want to, please try to never grow up ✘ Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.