I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por James G. Byrne el Mar Mar 10, 2020 2:18 am

Aún no puedo creer que tengo la oportunidad de despertar en una cama que me pertenece, en una casa a la cual puedo limpiar cuando se me dé la gana. Lo primero que veo al abrir los ojos son las ventanas abiertas de mi dormitorio, esas que están justo encima de mi lecho y que dejan entrar la luz suficiente que me hace pensar que estamos cerca del mediodía. Como este cuarto da al jardín, el aroma de las flores que están abusando de su tiempo antes de que llegue el invierno se acerca con facilidad, provocando que sea tentador el quedarme aquí tendido. La única razón por la cual decido moverme es porque no quiero perderme el almuerzo y paso de que Hero me despierte una vez más como la madre que ha pensado que es en los últimos días; casi se siente como que ella y Sage me adoptaron, por patética que sea la idea. ¡Más bien soy yo aceptando el vivir con ellos!

Bañarme con agua caliente y potente también es cosa nueva, tanto que mis duchas parecen ser eternas y, de paso, me permiten tener un momento para analizar lo que ha sucedido en la última semana. Nos hicimos con una de las casas que quedó abandonada, bastante cercana al resto de nuestros compañeros y la sede de gobierno, pero puedo decir entonces que soy un muggle libre. De lo único que me arrepiento es el haber caído tan pronto, que el saber que los ministros y el presidente estuvieron allí me hace lamentar el no haber pateado sus culos, incluso si moría en el proceso. Por lo demás y a pesar de las pérdidas, no puedo no pensar que las cosas acabaron saliendo bien. Lo único que hago antes de abandonar el baño, es chequear la vaga cicatriz que ha quedado en mi frente y que terminará por irse en unos días. La he tenido barata.

Salgo del baño acomodándome un suéter holgado y secándome el pelo con una sacudida de la toalla, arrastro los pies por el pasillo en dirección a la sala a sabiendas de que recibiré algún reproche por dejar gotas por el suelo — Hero, ¿sabes dónde han quedado los...? — no termino de preguntar por los hisopos, que me detengo en seco al llegar al arco que separa el pasillo de la sala-comedor, porque la figura que me recibe no es la pelirroja, sino una rubia que no esperaba ver aquí. Miro a ambos lados y, en vista de que estamos solos, carraspeo — Dime que no te estás mudando con nosotros o algo así — que la olla hirviendo, posiblemente con pasta, es una imagen demasiado casera para conectarla a Meerah Powell.
James G. Byrne
James G. Byrne
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Jue Mar 12, 2020 6:09 am

Tenía que agradecer el hecho de que la magia de los elfos todavía funcionara, porque no tenía idea de como justificar de manera creíble el haberme trasladado sin permiso a un distrito declarado como rebelde. Porque era legal, pero también registraban cada uno de los ingresos y sabía que habría los suficientes ojos como para reportarlo a mi padre. Que él no era idiota y sabía a ciencia cierta que la reacción que había tenido al ver a mi tía en pantalla no era la que cualquiera hubiera esperado de mí. Sí, me había sorprendido, pero era más el tipo de sorpresa de “¿qué demonios estás haciendo?” y no el “oh por dios, no puedo creer que mi tía que llevaba más de un año desaparecida esté viva”. Así que en resumidas cuentas Hans sí debía sospechar, pero no lo suficiente como para considerar mi comportamiento como inadecuado. Y me había mantenido a raya, en un inicio por no haber querido mostrar mi cara a causa de la vergüenza que sentía; y luego por tener opiniones dividas cuando bueno… habían mandado a mi padre y a mi tía embarazada al hospital. No estaba todo perdonado y mucho menos todo dicho, pero suponía que ahora tendría mucho de este doble estándar a causa de tener gente que quiero en ambos bandos.

Doble estándar o no, había aceptado la invitación de Hero y, el saber que de verdad está bien en esta ocasión, en una casa y no escondida en una fábrica cualquiera… Pues sí, estaba feliz por ella. De nuevo, si no hubiera sido por mi padre y mi tía hasta la hubiera felicitado de manera efusiva por el logro comunitario. Al menos puedo actuar con normalidad, regodeándome de verdad en lo que había obtenido y sonriendo cuando me explica su nueva dinámica de vida. La cual incluye el vivir con dos chicos. Chicos… como en plural, y humanos. Uno de ellos era su novio, ¿y qué tan raro sonaba eso? Porque creo que un año atrás la hubiera internado en un manicomio tan sólo de pensar que esta sería su vida. De verdad. Incluso cocina, cosa que no sabía que hacía, y cuando se va a comprar no sé qué, me deja muy en claro que Jim (porque Jim es su otro compañero de vivienda) está en la casa. ¿Y me guiña el ojo? ¿por qué demonios me guiña el ojo?

Al menos me deja una tarea sencilla, y si bien no soy una chef expertas, si disfruto de cocinar de cuando en cuando. Que no lo haga nunca ahora que haya otras personas que lo hacen por mí, no quiere decir que antes no haya tenido que hacerlo. Audrey trabajaba mucho y Eunice era una terrible cocinera. - Hero fue a comprar. - Señalo hacia la puerta con la mano libre, mientras sigo girando la cuchara con la varita desde una distancia prudencial. - Y hola a tí también, ¿no te dijeron? Seré su nueva compañera de piso. Hero va a darme tu habitación. Te toca el sofá. - Declaro con toda la confianza que soy capaz de invocar. - ¿Crees que podrías remover tus cosas en menos de una hora? La comida estará lista hasta entonces y podremos acomodar luego de almorzar.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por James G. Byrne el Jue Mar 12, 2020 6:47 am

¿A comprar qué? ¿Minutos? Paso los ojos de ella a la puerta varias veces, no muy seguro de cómo tomarme que Meerah se encuentra aquí. No es que no confíe en ella, es que es la hija del ministro que enviaron al hospital hace una semana las mismas personas con las cuales nosotros invadimos este distrito. ¿Que tan retorcido es eso? ¿Cómo es que funciona con exactitud su cabeza? Yo jamás me pondría a tener una charla con las personas que mancillaron a mi familia, de verdad. ¿Y dónde está Sage? A ver si alguien le pone un poco de sentido a toda esta locura — ¿Mmm? — regreso la vista en su dirección y resoplo, dando los pasos que me faltan hacia ella en lo que dejo la toalla mojada sobre una de las sillas Ja. Tu sentido del humor es encantador, Powell. Como si, de ser cierto, haría algo como dejarte mi habitación — en primer lugar porque Hero no puede darme órdenes aquí y, en segundo, porque pelearía hasta con un dragón por quedarme con mi primer dormitorio propio en… bueno, una vida.

Es instintivo, le arrebato la cuchara flotadora y la sacudo como si de esa manera pudiera quitarle cualquier rastro de magia que ella estuviera utilizando para ponerme a mezclar por mi cuenta — ¿Lo harías? — inquiero repentinamente — ¿Dejarías toda tu vida y tu familia para venir a vivir aquí? — por la manera en la cual le lanzo una mirada burlona y retadora por encima del hombro, queda bien en claro que no creo que lo haga y las razones me parecen obvias. Me llevo un poco de salsa a los labios para chequear su sabor — Un paso a la vez, princesa… A esto le falta condimento — dejo la cuchara dentro de la cacerola así puedo moverme por las alacenas, esas que están en su mayoría vacías y aún así sigo confundiendo. No me considero un experto en la cocina ni mucho menos, pero estoy ciertamente orgulloso de que he aprendido a hacer salsas. Hacerlo y quedar sin manchones rojos por toda la cocina en el proceso es otro tema — Así que tomaré todo esto como que estás aquí para chequear que todos estemos sanos. Los que quedamos lo estamos, gracias por la preocupación.

Recordar la última vez que nos vimos no es muy difícil, pero sí me hace notar lo mucho que pueden cambiar las circunstancias en… ¿Cuanto? ¿Un mes? Me rasco la nuca con cierta incomodidad ante ese pensamiento pero, aún así, aparto el frasco de condimento, pruebo un poco de salsa y le hago una seña para que se acerque, tendiéndole la cuchara para que pruebe y me dé su veredicto — ¿Cómo están las cosas por allá? — me permito el bajar un poco el tono de voz. No creo demostrar verdadera preocupación por el estado de su familia, pero al menos me interesa saber cómo es que lo está llevando — Me imagino que debe ser una locura. La gente tiene una manía con entrar en pánico muy rápido.
James G. Byrne
James G. Byrne
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Dom Mar 15, 2020 4:18 am

- Al menos tengo sentido del humor. - Le sonrío de manera burlona, girándome para observarlo y tratando de convencerme de no remarcar el hecho de que se haya bañado. Que vamos, no era justo para el pobre cuando en realidad no lo veía sucio desde la vez que lo conocí, pero había veces en las que era bueno recordar esa imagen mental y lo irritante que podía llegar a ser. - Que poco caballeroso, pero lo entiendo. ¿Es esto lo que esperabas? Me refiero… bueno, habías dicho algo de tener una casa propia y el poder limpiarla cuando quisieras. - No creía que su idea fuese necesariamente el compartirla con mi tia y su novio, pero aquí no era un esclavo, nadie en todo el distrito lo vería como uno, ¿no? Es ese tipo de cosas las que me permite el no sentir tanto remordimiento por estar… bueno, ocultándome de gran parte de mi familia.

Lo miro con algo de reproche cuando toma él la cuchara, pero no digo nada; soy una invitada así que técnicamente hablando esa era su cuchara. - No, si te soy sincera no lo haría. Y antes que digas algo al respecto no es por comodidades ni nada por el estilo. - Le aseguro. Vuelvo a guardar la varita en la muñequera que llevo para ese propósito y me recargo contra la mesada. Lo que sí no me gusta es que ya empiece a criticar mi salsa. - Acabo de ponerla al fuego, siempre dejo que caliente antes de poner los condimentos, sino acabas por quemarlos. - O al menos eso me había explicado Audrey en modo enciclopedia parlante. No me sorprendería que tuviese libros de cocina memorizados si íbamos al caso. - No te lo tomes tan en chiste, estaba preocupada en serio. Supe que hubo bajas de su lado también y necesitaba ver que estuviesen bien. No que haya estado muy contenta con el enfrentamiento en sí, pero tampoco es que pudiera hacer nada al respecto. - Al que sí no podría ver a la cara por un tiempo, era a Rory. El bebé no tenía ni siquiera la edad para comprender la situación y ya había quedado huérfano. Y aquí me encontraba yo.

Tomo la cuchara de su mano y pruebo la salsa nuevamente, y aunque hubiera esperado un poco debo reconocer que está rica. Así que asiento con la cabeza, y me relamo mientras le devuelvo el utensilio. - ¿Alguna vez viste un panal de abejas? Pues bueno, imagina a la colmena dentro luego de que agitaron el panal por unos minutos. - Es la mejor comparación que puedo hacer, porque si bien la estructura sigue siendo casi la misma, parecía que un terremoto hubiera sacudido al país. - Al menos si me baso en las redes sociales y las teorías conspiracionales. En la isla todo el mundo quiere hacer parecer que todo está bien y que están trabajando en encontrar una solución. - Y se sentía la tensión y la incertidumbre. - ¿Ustedes? ¿Qué tal lo tratano los nativos?
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por James G. Byrne el Dom Mar 15, 2020 4:45 am

No sé qué es lo que esperaba — confieso. He pasado muchos años tratando de imaginar cómo sería tener una casa propia, pero creo que la realidad difiere mucho de lo que pude haber fantaseado en su momento — Es mejor, porque es real — es una explicación simple, es que no hay mansiones pero sí un sitio para mí y eso me parece perfecto. Tampoco estoy solo, sino que tengo la clase de compañía que jamás habría sospechado. No voy a quejarme, ni en un millón de años, pero la verdad es que a veces tengo que pellizcarme para recordarme que esto en verdad está sucediendo. Al menos, las cosas no se vuelven totalmente de cabeza y Meerah me asegura que no se mudaría con nosotros, lo que me hace pensar que aún existe cierto orden cósmico — A ver… ¿Quién pasó cocinando por meses? — le llevo la contraria por mero deporte, porque sé que jamás he sido el mejor cocinero y creo que se lo dejo en claro cuando, a pesar de mi tono cortante, le lanzo una rápida pero pequeña sonrisa — No puedo decir que conocía a las personas que murieron, pero muchos se ven bastante afectados y los heridos no faltaron. Me perdí gran parte de la batalla. Tuve un enfrentamiento cuerpo a cuerpo muy difícil con una auror entrenada entre hechizos y disparos, verás… — me señalo la frente con un chasquido dramático de mi lengua al cual le sigue un suspiro pesado — Acabé con una estatua explotando que me dejó en el suelo, pero fue una buena pelea y eso que fue mi primera vez… ¡Tendrías que ver como acabó ella! — porque no le diré a una niña que duré cinco minutos, casi me asfixio y encima salté entre rosas, todavía tengo orgullo.

Espero con cierta expectativa a que me dé su veredicto y en vista de que tengo su aprobación, regreso a la salsa para revolverla un poco más en lo que bajo el nivel del fuego. Debería sentirme mal porque su padre terminó en el hospital, pero en realidad no puedo evitar reírme entre dientes — ¿Por qué no me sorprende? Ni aunque sea el fin del mundo van a aceptar que están salpicados de mierda — solo por darme el gusto, me recargo de costado en la mesada para poder mirarla de frente en lo que me llevo la cuchara a los labios; dudo que le moleste, si consideramos que ya compartimos saliva y creo tener el derecho de probar lo que estoy haciendo — Hasta el momento ha sido extraño. Hay personas dispuestas a ayudar, pero muchos parecen tenernos miedo. Ayer fui a una tienda y una señora arrastró a su hijo fuera de inmediato — me encojo de hombros, no es como que no estuviera acostumbrado — Cambiar la mentalidad será complicado y llevará tiempo. Tiene sentido, vinimos a sentarnos en su distrito sin permiso y muchos se están marchando, aunque hay varias personas mudándose. Creo que el país entero va a tener que aprender a equilibrarse a eso — obvio que no va a suceder en dos días.

La manera que tiene de hervir el agua hace que mire de manera insistente hacia la puerta, dudoso de si Hero tardará demasiado en regresar o tendré que comer a solas con su sobrina — Hace tiempo que no te veía — admito en lo que regreso la cuchara a su sitio, aún relamiéndome — ¿Tuviste mucha resaca después de…? Ya sabes — hago una floritura con la mano para señalar lo que los dos sabemos — No pareces una persona que esté acostumbrada a ingerir una enorme cantidad de alcohol. ¿Te dijo Hero que los chocolates que nos dio Beverly tenían droga? — lo cual explica muy bien nuestro comportamiento y el de la mitad de la habitación.
James G. Byrne
James G. Byrne
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Dom Mar 15, 2020 7:50 am

Levanto las manos en alto por unos segundos para demostrar que no objetaré más sus conocimientos culinarios ya que, mal que mal, las únicas indicaciones que me había dado Hero al irse era que comenzara con la salsa. La había comenzado, si Jim luego quería seguirla era cosa suya. - Eso no sé ve muy bonito. ¿Quieres algo de díctamo? Siempre llevo un poco en la bolsa. - Le consulto con curiosidad. El díctamo se encargaría de esa cicatriz en segundos, y si eso no lo hacía, no sería muy difícil conseguir alguna de las cremas que se vendían en cualquier farmacia. - Tu historia suena mejor que la mía, la primera vez que tuve un enfrentamiento fue con un unicornio… claro que luego hubo acromántulas y rebeldes entrenados, pero bueno… tenía trece años y el consuelo de no haberme desmayado. - Suspiro falsamente y me río un poco. Lo importante es que él ahora se encontraba bien, ¿no? Tal vez y el golpe lo ayudaba a acomodar un poco sus ideas. ¿Sería muy malo preguntarle si se acuerda de quién era? No es que conocía a muchos en el departamento de aurores, pero no podía ni quería imaginar que hubiera peleado con Rose.

Lo admito, no doy respuesta a su comentario y solo me limito a mirar la pared contraria como si allí hubiera algo muy interesante. Salpicados de mierda o no, también ellos habían perdido mucho… ¿ o debía decir nosotros? Odiaba ese limbo extraño en el que me veía parada, sin saber muy bien a dónde pertenecer. - Al menos ustedes no encierran a los que apoyan en un mercado y los obligan a trabajar para ustedes. Los dejan irse, les dan la oportunidad de decidir… - Inspiro y me muerdo el labio, sabiendo que no debería estar siquiera pensando en eso. - Igual también tengo entendido que están recibiendo gente que quiere formar parte, ¿no es eso bueno también? Poco a poco como dices. - Y esperaba de verdad que el país pudiera acostumbrarse al cambio.

Creo que si hubiera estado tomando algo me hubiese atragantado cuando pregunta lo que pregunta, pero como no estoy bebiendo ni comiendo nada, puedo mantener mi compostura que a penas y sufre un cambio cuando los ojos se me abren un poco más de lo normal. - Así que su nombre es Beverly… pues bueno, supongo que la frase “ni drogada” no aplica a mí, ¿no? - Gracias al cielo no me sonrojo ni nada parecido, solo rehuyo un poco su mirada porque sí, hay cosas que no quería admitir, ni nombrar, ni nada a decir verdad. - Y no, no estoy acostumbrada. La primera vez que probé alcohol pesado fue también de manera accidental, y terminé tocando la puerta de la señora Leblanc cuando todavía no habíamos aclarado que Hans era mi padre… Esta vez el tomar sí fue de manera consciente, no esperaba las drogas y supongo que, bueno, ahora todo tiene sentido, ¿no? - Culpemos a esa tal Beverly y a sus drogas, eso sería mejor. - ¿Tú también tuviste resaca?... nadie… nadie te dijo nada ¿verdad? - Que cada uno estaba en la suya y no se suponía que prestaran atención a los demás.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por James G. Byrne el Dom Mar 15, 2020 8:34 am

No soy tan tonto e iluso como para creer que el distrito estaría en funcionamiento a nuestro favor en tan solo unos días, pero me tengo que recordar en varias oportunidades que debo ser paciente. Los civiles de este lugar pasaron mucho tiempo creyendo que el mundo les pertenecía y muchos están furiosos porque quieren privarles de los muggles por los cuales han pagado, así que el consejo de seguro tendrá que soportar varias quejas pronto. Por mi parte, aún no tengo ni la más pálida idea de qué hacer con mi vida y he usado estos días de adaptación como excusa para no decantarme por absolutamente nada  — A eso me refería con que se andan mudando. Hay muchas personas del norte, lo que a algunos locales no les agrada mucho. Supongo que será un largo período de adaptación para todos — sé que algo de eso querían trabajar, pero ya no tengo idea de lo que anda pasando en el consejo, Hero siempre cuenta demasiado y yo me pierdo a la mitad.

Al menos se lo toma con lo que yo veo como humor, me sonrío y todo. La verdad es que jamás tuve que afrontar la situación de reencontrarte con alguien con quien me había liado en una fiesta porque, vamos, esa fiesta fue la primera que tuve alguna vez y mis experiencias en el mercado jamás fueron en verdad placenteras. ¿Qué se hace en estos casos, solamente finges demencia? — Espera… ¿Fuiste a la casa de la señora Leblanc estando ebria? — no puedo contenerme y se me pinta toda la burlona diversión en la cara — En verdad lamento no haber estado ahí en ese entonces. Tu padre debe haber estado encantado contigo — ¿Algún padre lo estaría? Lo otro que me queda de lo que ha dicho es que al menos le encontró un sentido a nuestro comportamiento y alzo uno de los hombros. Supongo que ella no es la clase de persona que me besaría si no estuviera intoxicada, pero yo tampoco tenía planes de acabar de esa manera. De verdad, si pudiera hacer una lista de personas con quien hubiera acabado esa noche, Meerah no estaría en ella.

Tengo que ponerme a hacer algo, lo que sea, siempre y cuando no tenga que mirarla a los ojos. Encuentro entretenimiento en apilar los platos que vamos a usar, incluso cuando no sé si seremos tres o cuatro — Me sentí fatal por dos días — confieso — Y en cuanto a lo demás… bueno, solo Sage quiso saber qué había pasado — este no es el momento en el cual confieso que entré en pánico cuando recordé cómo habíamos terminado, ¿no? Apoyo las manos en el borde de la mesada, dudoso, en lo que echo la cabeza hacia atrás hasta suspirar y girar el rostro hacia ella — Lamento mucho que tu primer beso fuera en esa situación, de verdad — me suena a que hablamos de esto en esa cocina oscura, pero es muy diferente estando completamente sobrio. Hasta siento cierta vergüenza, más para conmigo que por sus acciones — Como el adulto responsable … — sí, arrastro la voz para volverla un chiste en sí misma, tratando de recuperar un poco el tono habitual a sabiendas de que no puedo calificar como adulto. Mi experiencia frente a la vida es nula — … tendría que haberte dicho que no y eso fue mi error. ¡No quiero decir que besarte fuera un error! — me aclaro porque no creo que eso sea algo que cualquiera quisiera escuchar, aunque… momento, sí lo fue — Pero creo que los dos coincidimos en que debería haber sido diferente — había una lista variada esa noche para no haber terminado como terminamos, las variantes solo nos jugaron en contra.
James G. Byrne
James G. Byrne
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Dom Mar 15, 2020 9:09 am

- Si el trato es siquiera similar al que sufrían los del norte cuando todavía cursaba en el Prince creo que puedo imaginarlo. - Que ser del ocho no era lo más popular en esos días, pero en definitiva era mucho mejor que provenir del doce. Siempre había habido bastantes diferencias entre los que venían de determinados distritos y, lamentablemente tengo que admitir que yo era parte del grupito que miraba mal al resto. No me enorgullezco de eso, pero todos tenemos un pasado oscuro con el que no estamos de acuerdo. Mi pasado estaba a la vuelta de la esquina, pero siento que los últimos dos años fueron casi una década por lo mucho que cambió mi vida en estos meses.

Y sí, era obvio que James encontraría eso divertido, así que como siento que fue hace eones no me molesta seguir con la historia. - No recuerdo muy bien cómo había reaccionado mi padre, pero si la memoria no me falla, lo interrumpí con una amiga. ¿Annie? Creo que había sido ella, me caía bien, lamenté mucho el enterarme de su muerte. - En aquellas épocas Lara ni siquiera estaba en escena (que yo supiera) y estaba más preocupada por hacerle la vida imposible a Josephine. - En fin, mi primera borrachera fue accidental, y al parecer parece que mi primera ingesta de drogas también. - Y no me atrevo a preguntar si lo del beso fue o no accidental, porque no. ¿No? Aisss.

- ¿Lo sabe Sage? Oh por favor… si lo sabe él es obvio que lo sabe Hero. Tiene un sexto sentido para esas cosas. - ¿O tal vez no? Hero es Hero, si supiese algo como eso me habría atado a una silla y puesto bajo un reflector hasta confesar. Tal vez y tenía suerte y nadie se lo había dicho. Tal vez… ¿a quién quiero engañar? - Ya, no te lamentes. De verdad que no conoces a mis compañeros de curso. Peor habría sido acabar besando a Patrick detrás de las gradas. - Y puede que me dé un escalofrío involuntario, pero… era Patrick. Que tenía la sospechas de que ahora que no estaba Hero algo había con Charlie, pero no quería poner mis manos al fuego por ello.  No era buena, y probablemente jamás sería buena en ver parejitas. ¡Que lo de Maeve y Oli de verdad me había tomado por sorpresa!

- ¿Adulto? - Levanto una ceja con desconcierto, y creo que me pierdo a mitad de la conversación ¿qué? - ¿Por qué sueno como una especie de acosadora que te forzó a besarme? ¿Tantos nervios te da el saber que me besaste? - Tengo que bromear, porque me niego a caer en la vergüenza que me provocaría esta situación de no haber estado respaldada por el alcohol y las drogas. No había sido tan terrible todo, y nadie que de verdad pudiese hacer algo con esa información se había enterado del asunto. Por mí, lo pisado pasado y sin preocupaciones… Creo. - ¿Y cómo creías que debería haber sido mi primer beso? - Que podría sorprenderme siendo que yo jamás lo había imaginado de verdad como… bueno, no sé. Nunca había armado una situación hipotética de cómo quería que fuese mi primer beso. Ya había visto que por más de que se sintiese bien, el asunto no era la gran cosa. - O aún peor, ¿cómo creías que debería haber sido nuestro primer beso?
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por James G. Byrne el Dom Mar 15, 2020 9:50 am

No me sorprendería — tengo que coincidir; si hay algo que Hero disfruta son los chismes, ni hablemos de qué distrito nuevo significa un montón de nombres renovados a su carpeta de novedades. De algún lado me suena lo que está diciendo, hasta que soy incapaz de contener el recuerdo que se me viene a la mente como una pelota voladora que me da de lleno en la cara — ¿Patrick no es el chico de los mariscos del cumple de Hero? — momento… ¿Alguna vez hablamos de esto o acabo de confesar algo que debería haberme guardado? Ya, si me pregunta diré que estaba allí, no tiene que saber que fui yo el que arrojó todos los bocadillos en primer lugar.

No sé que es peor, que se mofe de mi no-adultez con tanta libertad o que encima me acuse de ponerme nervioso, cuando no recuerdo haber pasado por un sentimiento así en ese momento; para ser franco, no recuerdo bien qué era lo que estaba sintiendo además de la clásica subida de temperatura que te lleva a besuquearte en un rincón oscuro — No me da nervios eso, me preocupa más no haber contaminado el honor de la princesa — respondo en tonito jocoso, tratando de darme aires de caballero bien educado, cosa que ambos sabemos que no soy en lo absoluto. Se me patina la sonrisa en el momento en el cual sale con una pregunta que no me esperaba, esa que me hace arrugar tanto las cejas que de seguro forman una sola al mostrarme completamente consternado — No debería haber sido, para empezar — la tapa de la olla tiembla por culpa de la presión del agua hirviendo, así que me hago con un trapo y apoyo mi mano encima para que deje de hacer ese ruido fastidioso — Las niñas como tú besan a chicos como los de tu escuela, un poco más decentes, de seguro son capitanes de equipo o algo así que luego las invitan a bailes. Si hubieras besado a Simon o siquiera a Kyle, hubiera tenido más sentido — que quizá no eran modelos de clase, pero se acercaban mucho más a ella.

Acabo destapando la olla y liberando el vapor que se eleva en el aire, como no hay señales de Hero y la comida ya está lista, procedo a apagar el fuego para que no se pase — Al menos que… — ahí va, no puedo conmigo mismo — Tú hubieras fantaseado con besarme antes — me demoro en retirar los fideos porque estoy muy ocupado apoyando una mano sobre la mesada, la otra sobre mi cadera y mirándola con una sonrisa guasona que le enseña todos mis dientes — ¿Tenías planes para nuestro primer beso, Powell? ¿Escribías mi nombre en tus hojas de colegio? No te hacía como alguien tan romántica. Déjame adivinar: lo sabes desde que me partiste una pala en la cara, ¿no es así? — si dejo de mirarla, es solo para poder colar los fideos en lo que me muerdo la lengua para no reírme tan abiertamente. Me iré al infierno por estas cosas, pero nadie va a decirme que no es tentador.
James G. Byrne
James G. Byrne
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Dom Mar 15, 2020 10:27 am

- ¡Lo ves! Hasta tú sabes lo idiota que es Patrick, ¡y a Hero le gustaba! - Se siente como una especie de traición a nuestra raza, a nuestra sangre… y no hablo de la mágica, sino de nuestra sangre como mujeres interesadas en el sexo opuesto. Patrick debía pertenecer a otra clase de raza no identificable por la humanidad… Y okay, me estoy yendo por las ramas; el muchacho no era tan terrible, pero a mi parecer solo sabía mirarse al espejo y hablar de sí mismo. - ¿Y tú cómo sabes del cumpleaños? - No recordaba que estuviese trabajando para Eloise en aquel entonces, pero tal vez era tan raro ver a un idiota de catorce armar lío en la mansión ministerial que los rumores se habían esparcido.

- ¿Sabes? Hay veces en que el que me digas “princesa” suena como un bonito apodo entre amigos… Otras simplemente me dan ganas de golpearte. Repetidamente. Con la sartén de ser posible. - Hago las pausas que corresponden mientras mantengo los ojos entrecerrados, tratando de imaginar lo lindo que se sentiría el tener el mango de la sartén en mi mano, y su nariz estampada contra la superficie de la misma. - Ya, no sé quién es Kyle, y creo que hasta me alegro de no haber besado a Simon. Ya suficiente que dijo el poder pensar como acusarme como para encima darle más material... - Y sí, luego dijo que no lo haría, pero la posibilidad dentro de su mente maquiavélica estaba y no importaba que tantas charlas pudiésemos tener después. Eso me había quedado dando vueltas en la cabeza. - Ya no sé quién es Kyle, pero creo que consumes muchas novelas. No hay muchas “niñas” como yo, y las que sueñan con besar a los capitanes probablemente tengan aire en el cerebro. - Que me perdonen Oli y Maeve, que no hablaba ni de ellos ni por ellos. Pero ninguno me podría negar que el séquito de seguidoras que tenía Oliver no estaba compuesto de niñas huecas que solo pensaban en la popularidad y en “ser vistas con”.

Y no presto atención a la olla que se encuentra detrás, porque el muy maldito me retruca la broma y ¡eso no se vale! - No, no, no, no. No quieras pasarme la pelota. - Y no puedo evitar sonrojarme cuando dice lo de su nombre. ¡Pero no lo había hecho de esa forma, y mucho menos en las hojas de colegio! Había sido en mi diario… ok, eso era peor. Pero habían sido sus iniciales solo porque me había dicho su nombre completo. Y no, no había puesto corazones, ni fantaseado con nada ni… Mierda, se la tenía que devolver, no podía dejar que me viera así, pero… Mierda. - Cambio de opinión, en estos momentos me gustaría tener la pala para partírtela en la cara nuevamente. Y esta vez con intención. - ¿Qué tan malo era de mi parte el desear que se queme con el agua hirviendo. Me cruzo de brazos y refunfuño, porque sí, mi recurso más astuto en este caso es refunfuñar y chasquear la lengua. - No soy romántica, y lo único que estoy fantaseando ahora es que el vapor te desintegre las cejas o algo así. - Me cruzo de brazos, pero luego los descruzo para poder ayudar con la comida, o al menos con los platos. - Vamos a dejar una cosa en claro. Estábamos ebrios y drogados. Ninguno fantaseó con nada, y pese a que no es un arrepentimiento que pueda tener, ninguno necesita volver a hablar del asunto, ¿de acuerdo?
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah Empty Re: I hear the rocks and stones echoing our song ✘ Meerah

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.