ÍndiceÍndice  
  • Últimas imágenesÚltimas imágenes  
  • Quién es quién  
  • RegistrarseRegistrarse  
  • ConectarseConectarse  
  • The Mighty Fall
    ¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
    OTOÑO de 247421 de Septiembre — 20 de Diciembre


    ÚLTIMOS
    TEMAS
    Muggles & Squibs
    5000 G
    Extranjeros
    4000 G
    Miembros de Defensa
    5000 G
    Estudiantes
    4000 G
    Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados.

    Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos.

    ¿Qué ficha moverás?
    VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
    13.11Estudiantes, ¡los estamos buscando! Pasen a revisar nuestra nueva búsqueda Aquí.
    07.11¿Quieren crearse un nuevo personaje? Aquí pueden encontrar las búsquedas de nuestros usuarios.
    03.11¡Concluyó la mini-trama! No olviden reclamar sus recompensas aquí.
    07.10¡Felices 11 años en línea! Gracias por todos estos años compartidos.
    01.10No olviden pasar por la cronología para enterarse de lo sucedido en el último año. También pasen por la actualización de la normativa.
    NOTICIAS
    IMPORTANTES

    Mazmorras
    Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3
    +3
    Simon Lackberg
    Kendrick O. Black
    The Mighty Fall
    7 participantes
    The Mighty Fall
    Ambientación
    Recuerdo del primer mensaje :

    Mazmorras
    Las mazmorras son conocidos como los lugares más fríos de todo Hogwarts. Pocas clases se dictan en ellas y pocas personas se atreven a rondarlas, no solo por su eterna oscuridad sino también porque es muy fácil perderse en ellas.
    Mazmorras - Pasadizos - Calabozos
    The Mighty Fall
    Icono :
    Mazmorras  - Página 3 NmYcQr3
    Simon Lackberg
    Con Viktor, Colin, Lara, Riley y Synnove

    -Es solo una leyenda, Syv - respondo poniendo los ojos en blanco mientras la ayudo a llevar las calabazas a su sala común. De verdad agradezco que sea en las mazmorras porque si tenía que subir hasta el séptimo piso con éstas cosas me habría quedado sin pulmones a mitad de camino. Aunque ni siquiera me habría ofrecido a llevarlas de saber que terminarían en el suelo completamente destruidas al caer de mis brazos por la escena que nos encontramos en las mazmorras.

    Abro los ojos de par en par y no veo venir el golpe de Syv que hace que me caiga a un costado - ¿QUÉ CREES QUE ESTÁN HACIENDO, HERMANA?- pregunto perdiendo los nervios de un segundo a otro. Sé que soy el más pequeño, pero estoy lejos de ser el más inocente de la familia - ¿Qué demonios les pasa, pedazos de adolescentes hormonados? ¡Consíganse una habitación! - exclamo tapándome yo mismo los ojos en el suelo... Y entonces me doy cuenta que mi nariz está sangrando, genial.
    Simon Lackberg
    Icono :
    Mazmorras  - Página 3 IqWaPzg
    Invitado
    Invitado
    Con Carstairs, Weynart, Riley, Synnove y Simon

    Mi mirada es de pura alarma cuando Riley… ¡¿quiere invitar a alguien más?! ¡¿Espera qué?! No, no, Riley. ¡Esa no es tu línea! Quedaré como una cobarde si me retiro ahora que mi mejor amigo ha dado su consentimiento para que montemos semejante escándalo en las mazmorras. El mensaje que le lanzo con mis ojos chispeantes es de « ¡abortar misión! ¡abortar misión!» que no sé si alcanza a interpretar, porque la pregunta que viene después me descoloca y eso que creo que de todos somos los que estamos en una posición menos incómoda. Es decir, ¡Weynart tiene las manos de Carstairs en sus pantalones!

    ¡Por Morgana, no! ¡No voy…! ¡No!— me ofusco, con toda la cara roja de la vergüenza. —Tú con Carstairs, yo con Weynart en todo caso. ¡No seas bobo! ¡Y tú ya estás queriendo invitar a alguien más!— grito, y tiro del cuello de su camisa para acercar mi boca a su oído. —¡Riley! ¡No voy a liarme con ninguno de estos tipos si no lo hice con nadie más!—, es un ¡sálvame! Y mi declaración de virginidad se completa con público infantil, ¡genial! Somos todos unos pervertidos delante de una niña de Hufflepuff a la que se le rompió la cabeza y un niño que se tiene que tapar los ojos a sí mismo. ¿Se puede poner peor?
    Anonymous
    Riley Kavalier
    Con la banda de degenerados

    Siento tanto alivio que llevo una de mis manos a mi pecho pues de verdad no quería ¿Cómo se dice? ¿Penetr...? ¡AY POR MERLÍN NO! No puedo ni siquiera pensarlo... Somos amigos, estamos bien así y nunca en la vida voy a tocarla con un palo que no sea mi varita ¡Mi varita verdadera! Sin ningún doble sentido - ¿Por qué yo a Carstairs? Yo quiero a Weynart - reprocho con el ceño fruncido y me cruzo de brazos ¿De verdad estamos discutiendo ésto?

    Para colmo llegan dos niños que no sé de dónde salieron y uno termina en el suelo con la nariz sangrando. Bien, ésto cada vez se pone peor y peor. Estoy a punto de ir a atenderlo pero mi amiga me tira de un costado para hablar a mi oído con una revelación que de verdad no esperaba. Lo único que hago es abrir los ojos y girar mi rostro para que vea mi auténtico rostro de sorpresa ¿De verdad...? ¿Primero yo...? ¿Estoy más avanzado que ella en algo? - Pues te lo recomiendo, estaba drogado pero fue fantástico - comento con una sonrisa - Tenía amortentia pero creo que lo que tuvimos con Kenna fue real... En el fondo lo sé - reflexiono con una mueca hasta que me acuerdo de que el niño está en el suelo y vuelvo a la realidad.
    Riley Kavalier
    Icono :
    Mazmorras  - Página 3 IqWaPzg
    Silas Jensen
    Ministro de Investigación
    Con los futuros expulsados del colegio

    Algunos creen que las mejores amistades en la escuela se hacen con los compañeros de curso, algo estúpido porque esas personas no te ofrecen nada más que chistes tontos y anécdotas que olvidas a la semana... Entonces ¿Quiénes son los contactos verdaderamente valiosos? Los cuadros. Como por ejemplo el que acaba de decirme que se está dando una curiosa escena en mazmorras así que no tardo en salir de la sala común con mi cámara mágica y un plan para tomar el mando del colegio.

    Porque con una fotografía como ésta en el periódico los padres estarían escandalizados, exigirían que los directivos renunciasen porque claramente las cosas se les han ido de las manos y ¿Quién mejor para ser la nueva capitana del barco que la joven premio anual del último año que logró sacar a la luz los escándalos sexuales que hay en Hogwarts?

    Solo me lleva dos segundos salir de la sala común, alzar mi cámara y sacar una fotografía en la que se ven a Carstairs con las manos en la masa, Weynart semidesnudo, Scott lamiéndole la oreja a Kavalier - que en realidad no lo está haciendo pero eso es lo que dirá el epígrafe - y los Lackberg más pequeños siendo testigos de todo esto, uno de ellos con sangre en la nariz.

    - El mundo se enterará de ésto - les digo a todos con una sonrisa macabra en el rostro y saco mi varita por si alguno se atreve a querer robarme la cámara.
    Silas Jensen
    Icono :
    Mazmorras  - Página 3 IqWaPzg
    Invitado
    Invitado
    Con los pervertidos del fondo, Riley pervertido, los niños y la stalker de Jensen

    Pero ¡no me gusta Carstairs! ¡Tiene cara de degenerado!— elevo un poco, quizás demasiado mi voz, que hay dos niños cerca y el mismísimo Carstairs en escena. Y NO.PUEDO.CREER. que sea mi amigo quien viene a darme consejo de lo bien que me vendría tener sexo, aquí mismo, en medio de toda esta situación, porque él ya lo hizo con una compañera de la sala. ¿Y ahora también quiere con Weynart? ¡Se lo contaré a Mohini! Riley anda pervirtiéndose antes que yo, ¡y eso es injusto! ¿Drogas y amortentia? Eso no tiene cara de haber sido amor, sino de sexo, puro sexo alborotado  y adolescente.

    No me pondré a discutir de eso habiendo menores y no sé cómo sacarnos de este lugar, ojalá hubiera tomado la opción fácil de huir. Porque cuando la estirada de Jensen se suma a la fiesta, la da por acabada. —¿Ah, sí? ¿Eso crees?— la enfrento, que la perra carga con una cámara y con Riley no estamos como para meternos en más líos con los TIMOS tan cerca. ¡Y esta vez ni siquiera hicimos algo! Me abalanzo hacia Jensen para empujarla al suelo, ¡sí! Puede que ya la tenga entre ceja y ceja de antes. Pero con su varita en alto me detiene en seco, saco la mía en reflejo y le lanzo un «palalingua*». —¿Te gusta ser una buchona, Jensen? ¡Ahí tienes! ¡La víbora se ha quedado sin lengua!— me regodeo con una sonrisa ancha. —Un águila se la robó.  

    *Dado de acierto
    Anonymous
    Invitado
    Invitado
    Con Carstairs, Weynart, Scott, Kavalier, Jensen y los niños Lackberg

    ¡SCOTT, CASTIGADA!— mi voz truena en el pasillo de las mazmorras cuando estoy a medio camino de la sala común de Slytherin. —Jensen, ¡por Morgana! ¡Ven aquí!— llamo de inmediato a mi estudiante para sostenerle del hombro a una corta distancia, así puedo lanzarle el hechizo que acabe con el encantamiento que le lanzó esa irreverente de Scott. —¿Estás bien, querida?— consulto a la muchacha, que es orgullo vivo de nuestra casa, así como lo es Powell y me gustaría poder decir lo mismo de Carstairs. ¡¿Pero qué hace ocultando a Weynart?! — Encamina a los niños a la enfermería, el pequeño está sangrando y la otra parece que tiene fiebre de lo roja que está. ¡CARSTAIRS!— hago que mi otro estudiante también se acerque. — Acompañe a Jensen, por favor. ¡Y acomódese esa capa!—, despido a ambos para que se vayan.

    Weynart, ¿qué le pasó a su uniforme? ¡Póngase la camisa, por favor!— le ordeno con fuerza, golpeando el suelo con mi bastón y haciendo una marca en la baldosa. —¿Les gusta el quidditch, verdad? ¡Silencio, Kavalier!— prohíbo que me contradiga, de todas maneras, el castigo está decidido. —Una vez más que los encuentre haciendo de las suyas y les cancelaré la temporada de quidditch. ¡UNA MÁS!— la advertencia queda hecha. — Weynart puedes ir a la sala de trofeos a sacarle brillo, ¡sin varita! Y Scott, a ti te tocan los vestuarios de la cancha, ¡que esos mosaicos brillen!—. Mi mirada pesada cae sobre Kavalier. — Sería un error estúpido mandarte con Scott, así que te toca ayudar a Weynart. ¡Vamos! ¡Fuera de mi vista! ¡YA!—. Y soy yo quien les da la espalda para irme.
    Anonymous
    Invitado
    Invitado
    Con Carstairs, Kavalier y Scott, Lackberg y Lackberg, Jensen y Ehrenreich.

    ¡No! ¡¿Qué?! ¿Qué demonios? Recupero mi camisa de las manos de Carstairs para colocármela de nuevo cuando Kavalier y Scott aparecen de la nada, malinterpretando toda la situación. Ni siquiera contesto a la chica, ¿tengo que hacerlo? Trato de pasar mis brazos por las mangas, pero en la prisa me equivoco, no puedo. —Apártate, Carstairs— le pido al slytherin, que no ayuda que esté sobre mí, mi espalda sigue dando contra la pared y necesito recuperar mi espacio para poder vestirme adecuadamente. Agacha mi cabeza ignorando toda la conversación que se da mi alrededor, como sea, no me interesa quedarme.

    Todo se pone peor cuando dos niños llegan y trato de darles la espalda, esta vez empujó a Carstairs así se hace a un lado. Hago oídos sordos a los comentarios al azar que me llegan de los dos ravenclaws. —¡NO ES LO QUE PIENSAN!— le aclaro a los dos menores, que su opinión me importa más que la de dos idiotas como lo son Scott y Kavalier, que no saben hacer otra cosa que crear un problema en donde sea que se encuentren. Me preocupa que el niño tenga la nariz chorreando de sangre y quiero ayudarlo, pero todavía tengo la camisa como un bollo en mis manos. El destello de una cámara hace que muerda insultos entre mis dientes. Mi mirada es fulminante hacia Carstairs como si le echara toda la culpa y trato lo mejor que puedo de arreglarme la camisa. Apenas empiezo a abotonarlo que el grito de la profesora Ehrenreich nos sobresalta a todos, era lo que nos faltaba. Desisto de mis esfuerzos y me rindo dejando caer los hombros. —¡No es lo que p…!—, ¿para qué gasto mi saliva?

    No, no. El quidditch no. Por favor, no. Me arrodillaré delante de la profesora si hace falta con tal de que no me lo quite y es un alivio saber que sólo tendré que limpiar los trofeos, casi he muerto. Mi suspiro demuestra lo tranquilo que me deja y que me toque con Kavalier me resulta indiferente, recuerdo vagamente haberme cruzado con él alguna vez, pero nada que me dejara una huella. Apuro a mis dedos para que pasen los botones por los ojales y así como lo hicieron los otros chicos, me perdió lo más rápido que puedo sin una despedida formal a los otros ravenclaw, de todas maneras ya me cruzaré con Kavalier. Maldición, este imbécil de Carstairs que no ayudó en nada y me metió en problemas para que él se fuera como si nada. Cruzo el pasillo para irme, pero vuelvo sobre mis pies hacia los ravenclaws para dejárselo bien en claro, con mi dedo índice apuntándolos. —No cuenten conmigo para cumplir con sus fantasías, nunca— mascullo. —No me van los chicos— le hablo a Kavalier, luego me dirijo a Scott. —Y tú ni siquiera te ves como una chica, te falta— bajo mi mirada hacia su busto o la ausencia de este, —olvídenlo—, me giro para dejarlos solos en el corredor.
    Anonymous
    Viktor R. Carstairs
    Miembro del Departamento de Justicia
    Con Weynart, Scott, Kavalier, Lackberg small, Lackberg medium, Jensen y Echrenreich
    Ni bien la primera voz se escucha a mis espaldas, caigo con los brazos a ambos lados de Colin rodeándolo y dejo colgar mi cabeza hacia adelante pues con espectadores no lograré mi cometido. Además, empieza a gritar como loco y me aparta así que no me queda más remedio que apartarme y fingir frente a todos que no me siento terriblemente rechazado por el jugador de quidditch.

    La situación sería bastante cómica de no ser porque veo venir a la jefa de nuestra casa mientras Scott se lanza sobre Jensen como si su vida dependiese de ello ¡Pelea! Pero no, la fiesta se termina cuando la única persona lesionada es el pobre niño que no conozco en absoluto - Disculpe, profesora Ehrenreich - digo con todo el encanto de mi voz mientras acomodo mi capa a su estado original. Es una lástima... Pensaba terminar la tarde quitándomela, no poniéndomela de vuelta.

    Ayudo a Jensen a levantarse y contengo la risa pues debe sentirse terriblemente humillada por lo que Scott acaba de hacerle. Somos compañeros hace casi siete años así que llegué a conocerla bastante bien, más en los primeros años en los que no podía evitar meterme en su cabeza de vez en cuando... Es una chica terrible, pero la clase de persona que debes tener de tu lado porque es probable que algún día decida acabar con el mundo. Así que eso hago desde hace años, soy su amigo gay que todas las mañanas le da su opinión sobre el atuendo que tiene. No me gusta seguir los estereotipos pero todo sea por sobrevivir a las locas.

    - No puedo creer que me interrumpieron... Y luego me das esa foto que tienes - no puede llegar a manos de James bajo ninguna circunstancia - O me meto en tu cabeza y busco un secreto que sea lo suficientemente jugoso como para destruirte - amenazo justo cuando nos apartamos del grupo.
    Viktor R. Carstairs
    Icono :
    Mazmorras  - Página 3 IqWaPzg
    Silas Jensen
    Ministro de Investigación
    Con la profe más linda y los otros

    Oh... Scott no sabe en la que acaba de meterse. Debe agradecer que la profesora Ehrenreich ha llegado para interrumpir, de otra forma se habría llevado mi mejor hechizo no verbal y habría terminado estampad en mil pedazos contra la pared. Aunque quizás ésto es bueno, porque si me conoce sabe que tendrá que cuidarse la espalda de ahora en más y eso me dará el placer de torturarla psicológicamente antes de dar el golpe final contra ella. Y no solo en la escuela, tendrá que dormir con un ojo abierto incluso en el patético trabajo que le toque al crecer, atender una tienda de bromas probablemente.

    - Estoy bien, profesora - logro responder cuando me libra del hechizo y pongo rostro de apenada - No sé que le pasa a estas nuevas generaciones, están fuera de control - me quejo lo más inocentemente que puedo antes de partir de la escena junto a Carstairs, sin apartar mis ojos desafiantes de la impura que se creyó lo suficientemente viva como para atacarme.

    Desgraciadamente la cosa no termina ahí porque Viktor me lanza una amenaza bastante directa a lo que reacciono con las cejas en alto, sorprendida ¿Quién diría? - ¿Tanto disfrutas ese gordo trasero que no quieres que se entere? - pregunto entre risas sin poder creerlo. Odio su legeremancia, me mantiene a raya desde que tenemos once años - Hecho, pero me debes una.
    Silas Jensen
    Icono :
    Mazmorras  - Página 3 IqWaPzg
    Kyle A. Overstrand
    Fugitivo
    Con Kendrick Black

    Saco una regaliz del bolsillo de la túnica y voy dando mordisquitos mientras escucho todo lo que va diciendo. Hago un gesto con la golosina de un lado a otro, negando, en varias ocasiones, mientras caminamos por la penumbra de las mazmorras. — Solo te digo lo que me han dicho. Dicen que quiere a los de Gryffindor para ver si de verdad sois tan valientes o algo así. — Y ni siquiera rebato si los de Hufflepuff somos más cobardes o no porque, al menos yo, saldría corriendo si me encontrara a ese fantasma, sabiendo cómo dicen que es físicamente. — ¿Querseh una regalis? — pregunto con la boca llena, tendiéndole una. Son restos que me quedan del último paquete que me envío mamá, como regalo de cumpleaños adelantado. Intenté robarle a Chloes las suyas, pero no conseguí más que un tortazo cuando me pilló rebuscando en su mochila mientras ella estudiaba.

    — Yo estaba pensando en disfrazarme de dementor. Es muy sencillo y así apenas tendré que maquillarme — explico. Simplemente necesito conseguir una túnica bien larga, algo de maquillaje negro y poco más. Es la primera vez que me hago un disfraz yo, así que prefiero apostar a algo seguro y que pueda hacer medianamente bien. — Y en cuanto a experiencias nuevas... — Termino el último trozo de regaliz antes de frenar en seco y mirarle con una sonrisa, esa que mamá y papá dicen que pongo siempre que estoy a nada de liarla. — Hagamos la poción Felix Felicis — digo, como si fuera lo más normal del mundo, mientras señalo la puerta del aula de pociones. Normalmente estaría cerrada, pero precisamente he escuchado a unos de quinto curso hoy hablar de que iban a colarse a hacer no sé qué poción que no he alcanzado a oír. — Seguro que no es tan difícil. — Y, además, iría de maravilla para los próximos trabajos complicados.
    Kyle A. Overstrand
    Icono :
    Mazmorras  - Página 3 IqWaPzg
    Contenido patrocinado
    Mazmorras
    Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3
    +3
    Simon Lackberg
    Kendrick O. Black
    The Mighty Fall
    7 participantes
    No puedes responder a temas en este foro.