The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas
» Cierre de Temas
I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah EmptyHoy a las 6:31 pm por Raven Y. Maksimov

» Sorry, I'm late again · Sigrid
I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah EmptyHoy a las 6:16 pm por Sigrid M. Helmuth

» Little fires everywhere - Raven
I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah EmptyHoy a las 6:11 pm por Raven Y. Maksimov

» The chase has just begun · MT
I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah EmptyHoy a las 4:02 pm por The Mighty Fall

» Trama Global de Aniversario: Inscripciones
I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah EmptyHoy a las 3:57 pm por Maeve P. Davies

» Inventario de Luka
I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah EmptyHoy a las 1:50 am por The Mighty Fall

» Registro General
I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah EmptyHoy a las 1:48 am por The Mighty Fall

» Coffee shots | Alice
I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah EmptyAyer a las 11:29 pm por Denisse Adragón

» Enter one ▸ Rebecca
I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah EmptyAyer a las 10:37 pm por Phoebe M. Powell


I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por Hans M. Powell el Vie Nov 01, 2019 10:30 pm

Mayo ha convertido la isla ministerial en un sitio cargado de flores coloridas y perfumes variados, así que no se siente como un lunes cuando llego a casa y aún es de día, con las ventanas abiertas de par en par y un ambiente cálido que no tiene nada que ver con el que se respira en el ministerio. La mansión se encuentra silenciosa, al menos si no contamos con el tintineo de la cocina que me deja bien en claro que ya se encuentran preparando la cena, la cual posiblemente será tan abundante como para alimentar a un equipo de Quidditch. Poppy ha tomado con demasiado gusto esto de que Lara esté transitando el último período de su embarazo, lo que significa que anda probando recetas en cantidades generosas y es una mala combinación cuando se suman los tuppers de Mo a la lista. Realmente espero que, cuando llegue el día, no me hagan levantar a Scott con mis propios brazos de ninguna silla o camilla, porque sospecho que no podré hacerlo. Obvio que no se lo tiendo a decir, es uno de esos pensamientos que puedo tener pero no expresar para evitar una nueva guerra de Troya.

Pero, por muy bien que huela la comida y lo agradable que se encuentre el clima, me siento desinflado. Apoyo la mano en el barandal de la escalera, tratando de procesar un poco lo que ha ocurrido esta tarde. Digamos que un sujeto se apareció en mi oficina, exigiendo hablar conmigo, con promesas de tener una pista sobre el paradero de mi padre. Es obvio, esa gente busca recompensas y reconocimientos, así que no estoy realmente molesto porque me hicieran perder el tiempo, una vez más, rastreando un montón de mentiras. Lo que me dejó fuera de mi eje fue el sentirme invadido por ese fantasma en mi oficina, con las miradas juzgadoras de los colegas que se muerden la lengua, pero que saben que pueden saborear mi puesto en caso de que las cosas salgan mal. ¿Y cómo no saberlo, cuando tuve que soportar la sonrisa burlona de un par de ellos desde el otro lado del departamento? Puede que sigo siendo ministro, que el gobierno me permite trabajar para ellos después de todo lo que he hecho, pero hay una verdad que no puedo eliminar del aire: soy el hijo de un muggle terrorista. Un asesino de magos. Y eso me convierte en algo parecido a las parias que tanto he juzgado por todos estos años.

Sé que hay algo que he estado evitando como el cobarde que soy, tengo que impulsarme por la baranda para poder subir los escalones e ignorar el impulso de salir corriendo hacia el lado contrario. Le he dado muchas vueltas al asunto, pero sigo sin encontrar el modo correcto de explicarle a mi hija la historia que ya debe sospechar, pero que jamás le di cara como el adulto que se supone que debo ser. Pero… ¿No se merece saberlo todo? Porque hoy me juzgan a mí, en el Royal le harán lo mismo. Al menos se merece saber el por qué. Apoyo la oreja contra la puerta de su dormitorio, a juzgar por el sonido, debe estar mirando una de sus series. Primero llamo con un golpeteo suave de mis nudillos y, al obtener permiso, abro y asomo parte de mi cuerpo — ¿Tienes un minuto o Ashley se peleó con el doctor otra vez? — intento bromear, aunque no estoy seguro de que ese sea el nombre del personaje. Mala suerte para mí, mi voz sale amarga y, cuando cierro detrás de mí, me apoyo en la puerta con los hombros caídos, raspando mis labios con los dientes en un intento de encontrar las palabras — Tú y yo nos debemos una charla — sé que lo sabe, algo que puedo agradecer sobre Meerah es que es demasiado lista para su propio bien — Prometo ser completamente honesto y te permitiré hacer las preguntas que quieras, si me dejas contarte todo primero. ¿Tenemos un trato? — porque en un mundo que se lanzará de lleno a comérsela cruda, debe estar lista para alzar la varita, me guste o no.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Sáb Nov 02, 2019 4:16 am

Es una idiotez, una chiquilinada, la más vil de las costumbres de niña que puedo tener, pero no puedo deshacerme del mal hábito y para cuando los golpeteos en la puerta me hacen sobresaltar, me toma solo segundos el cambiar la aplicación de mi tablet para ocultar las notas que uso a modo de diario. Sí, tengo un diario, ¡demándenme por eso! - ¡Adelante! - Trato de que mi voz suene lo más aburrida posible, y dibujo unas líneas al azar en el diseño que tengo a medio hacer en la pantalla. Son trazos que borraré a la primera que pueda ya que no van el diseño en lo absoluto, pero creo que me muestro lo suficientemente normal como para que mi padre no sospeche de nada.

Y sí, probablemente esté exagerando más de lo debido, pero además de no querer que mi padre descubra ese pequeño infantilismo; tampoco quiero arriesgarme a que lea cualquier cosa que pueda estar ahí. Últimamente los pensamientos que plasmaba sobre la pantalla distaban mucho de los que pronunciaba en voz alta, y no, no creía que Hans aprobase las no tan pequeñas dudas que me asaltaban en momentos randoms del día. - Ashley se murió en la temporada pasada, papá. - Comento como si fuese lo más obvio del mundo. Que en realidad lo había sido, porque el escándalo que había provocado la salida de la actriz había repercutido en todos lados, pero entendía que no le hubiese prestado atención. En realidad estaba sorprendida de que recordase quien era Ashley para empezar, pero supongo que ver los capítulos estreno en la sala hacía que un par de cosas sí llegasen a sus oídos.

Okay, bien. No esperaba que se adentrase en ese tema tan de pronto. ¿Estaba lista para escuchar? Por unos segundos me veo tentada a soltar alguna broma acerca de “la charla” y la no necesidad que había de tenerla, pero puedo ver la seriedad de sus facciones así que apago el aparato que tengo sobre mi regazo y me enderezo hasta hacerle saber que tiene toda mi atención. - Si prometes responder con sinceridad a esas preguntas. Claro. - Era un trato. Uno que no sabía hasta qué punto quería mantener en verdad, pero tenía razón. Nos debíamos esta charla. - Ponte cómodo - Le indico extendiendo la palma hacia adelante para que elija dónde quiere tomar asiento.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por Hans M. Powell el Sáb Nov 02, 2019 4:47 am

Me sonrío, más porque aún me cuesta acostumbrarme a que me llame de ese modo, que por la pequeña corrección que forma la frase — Mala mía — intento sonar más divertido frente a ello de lo que en verdad me siento. Hay algo en el tono de su voz que me da a entender que deberé acostumbrarme a ello, porque Meerah llegó a mi vida casi volviéndose una adolescente y sé que, cuando deberíamos estar pasando tiempo juntos, ella va a preferir esconderse en su dormitorio o salir con sus amigas. O chicos, que no lo descarto, solo estoy rogando todos los días que esa fase se demore un poco más porque no estoy listo para eso. Suerte para mí, o no, estoy aquí por otro tipo de asuntos, que no tienen nada que ver con su vida como adolescente ni su crecimiento, mucho menos con los personajes de su serie del momento.

Sé que tengo su atención porque hace a un lado su entretenimiento y eso me basta para separarme de la puerta, pero no avanzo hasta que me da su permiso. Asiento en mi camino hasta su escritorio, giro la silla y me acomodo en ésta, dejándole el espacio de su cama como algo para ella sola. Me acomodo con las rodillas separadas, frotando mis manos entre sí en lo que busco cómo empezar — Verás… — me agarro las mejillas con una mano y las estiro hacia abajo, hasta presionar de más el labio inferior y soltarlo de prepo — Que yo sea mestizo te hace a ti una mestiza, eso no es ningún secreto. Los Niniadis… tus abuelos lo sabían, pero no era algo de lo que se hablaba. Y no pensé que sería necesario, porque Hermann y yo no nos hemos visto por años — hasta que llegó Navidad, se atrevió a interrumpir en nuestras vidas y volverse una amenaza para ella, para mi familia. Enderezo un poco la espalda para recargarme en el asiento y me cruzo de brazos, moviendo una de mis piernas con un tic nervioso. Intento que la culpa no regrese, pero siempre lo acaba haciendo, en mayor o menor medida.

Hermann era abogado, como yo. Pero él trabajó para los Black, era el ciudadano muggle perfecto. Y tu abuela, Penny… siempre hizo lo que pudo para que nadie sepa que sus hijos eran brujos como ella. Pero cuando la magia de Phoebe estalló, fue tan de golpe que… bueno, no pudo disimularse — no quiero irme a los detalles escabrosos, esos que ella ya podrá imaginar. No es como si mi padre hubiese hecho mérito para ganarse una buena imagen para ella — Fueron unos años difíciles y algo violentos, hasta que… — me rasco la nuca, me da la excusa perfecta para bajar la mirada — Hermann dijo siempre que fue un accidente, que no tenía intenciones de lastimarla de esa manera. Pero lo único que importó fue que mamá estaba muerta y él abandonó a Phoebe en la carretera, ignorante de que yo también poseía magia. Y esa es la historia de cómo nos separamos, el gobierno cambió unos años más tarde y yo… — no puedo evitar el carraspear y, ahora sí, mido su expresión al alzar la mirada — Él dirá que lo traicioné por la espalda, no está muy equivocado. Lo entregué a los aurores y no volví a verlo hasta la pasada Navidad — un resumen, muy largo, pero que espero que haya servido para un panorama general. Por el modo en el cual mis cejas se arquean en su dirección, creo que es obvio que le estoy cediendo la palabra.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Sáb Nov 02, 2019 5:19 am

Bueno, no… no sé cómo reaccionar a sus palabras. Es mucha información, y a la vez es poca. Sé que ha censurado lo suficiente como para no ahondar en los traumas de su vida, pero puedo entender el concepto. Mejor de lo que creía que lo haría si era sincera. ¿Cómo…? ¿Qué se supone que debía decir? Porque a decir verdad la primera pregunta que pasaba por mi mente era “¿qué clase de complejo tenía la gente para vivir abandonando al resto?” Sabía que la infancia de Phoebe había sido complicada, pero escuchar que la abandonaron en la carretera, así tan crudo, hacía que casi me dieran ganas de agradecerle a mi madre por haber tenido la decencia de despedirse. Que en realidad seguía siendo igual de cruel e imperdonable, pero en comparación…

- No me molesta ser mestiza. - Es lo primero que logra escapar de mis labios. Como si fuese una especie de crimen que hubiese que perdonar el haber nacido así. Aunque bueno, técnicamente la constitución catalogaba como crimen punible el tener hijos con un muggle así que, ¿sí lo era? Argh, todo era confuso. - A lo que me refiero es que, hay cosas que no se pueden cambiar, y si se pudiese, no te cambiaría a tí. Tal vez sí a Audrey, pero eso es el resentimiento hablando. - Le aseguro pese a que no estaba tan convencida de que ese fuese el caso.

Dejo que mis hombros caigan por el peso de mi propia incertidumbre, y desvío mi atención de su persona para posarla en el techo mientras me dejo caer contra el respaldo. - No sé qué esperaba que fueses a decirme. Y todavía no sé si quiero hacerte preguntas al respecto. La mayoría tendría que ver con ¿qué pasaba por la mente de Hermann? y esas me las puedo responder a mí misma al catalogarlo de enfermo. Porque lo siento Hans, pero tu padre es un enfermo. - Y no me basaba en el cómo había juzgado a su esposa o a su hija por el solo hecho de poseer magia. Sino que por el cinismo que demostraba en sus acciones tanto pasadas, como presentes. Todavía tenía pesadillas de las que me despertaba al sentir que no podía respirar, y eso si no contaba las imágenes del funeral de Jamie. - Tú no lo traicionaste. Ejerciste una justicia que en su momento fue completamente válida. - Y la frase suena correcta contra mi paladar, pero a la vez sabe bastante agria. ¿Me daba cuenta de lo que acababa de decir? NO estaba segura, pero aún así tomo una bocanada de aire, busco su mirada y trato de armarme de valor. - ¿Es por eso que te volviste abogado? - No lo consigo, eso no era lo que quería preguntar... aunque bueno, era un inicio.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por Hans M. Powell el Sáb Nov 02, 2019 7:00 am

Por extraño que sea, se me arquea ligeramente una ceja al ver que tiene aceptado su mestizaje, incluso sin verdaderas molestias. No le voy a apuntar lo que ya sabe, el peso social que eso implica en el Capitolio y especialmente en esta isla, pero sí me veo obligado a decir algo sobre Audrey, por mucho que me pese — Tu madre habrá tenido sus razones. Jamás voy a comprenderlas, pero no deberías… — sí, sé que estoy hablando en contra de mis propias creencias. Lo delato con mi mordida de labios y suspiro pesado — No es bueno tenerle resentimiento a los padres, lo sé por experiencia. Algún día, vas a tener que trabajarlo y dejarlo ir — o eso va a comerla por dentro, hasta vaya a saber cuándo.

Si no quiere hacer preguntas al respecto, mejor para mí. Tal vez sea una de esas cosas que va a ir aprendiendo sobre nosotros con el tiempo, cada vez que tenga una nueva duda, creo que ha quedado más que claro que estoy dispuesto a conversar si es lo que necesita. Ni yo tengo una respuesta a esa incógnita, no la comprendí de niño ni tampoco de adulto, mucho menos al tenerla a ella para saber lo que significaba ser padre. La dejé, sí, porque huí como un cobarde que jamás le puso nombre ni rostro. ¿Pero ahora podría hacerlo? No hace falta mirar a su dormitorio, completamente decorado a su gusto, como para saber qué contestaría — Siempre lo supe. La excusa que encontraba era que no le funcionaba bien la cabeza, fue lo único que pude aceptar — a medias, porque siempre está el reproche, la sensación de insuficiencia, de que no fue el padre que necesitaba. Luché demasiado contra él, contra el espectro que creó en mí y que me rondaba cada vez que me miraba al espejo, anudándome la corbata tal y como él lo hacía todas las mañanas. Tenía que decirme a mí mismo que era solo la otra cara de la misma moneda, porque huí de él y de todo lo que él creía, para terminar en donde estamos hoy. Tengo dos casas, tengo dos hijas, tengo una mujer que me quiere y una hermana cuya invitación a su boda ha sido pegada en la nevera. Tengo algo a lo cual aferrarme y eso lo vale todo.

Me sonrío amargamente y asiento sin mucho entusiasmo — Él no te diría lo mismo, pero gracias por intentar hacer que me sienta mejor — suena a que estoy haciendo un chiste, aunque no lo es del todo. Al menos, cuando empiezan las preguntas directas, sé que puedo contestar la primera — Algo así, sí — lo pienso, fijo la mirada en la lámpara de su mesa de luz y dejo que mi cabeza de mueva en un rebote ligero — Pensé que podría arreglar todo lo que él arruinó y gracias a su crianza sabía mucho de leyes como para intentarlo. Si Hermann había peleado por los derechos de los muggles, yo lucharía por el de los magos. Si yo tuve que esconder mi magia del mundo, las generaciones posteriores podrían estudiarla en las escuelas y evitar las explosiones accidentales. Quería… limpiar un poco su mierda, si me comprendes — sé que lo hace. La miro en busca de algún juicio, me quedo callado un momento antes de continuar — Me gusta mi trabajo, más allá de lo que me impulsó a realizarlo. Hermann fue un pésimo padre, pero aprendí mucho de él, en especial lo que no quería ser como hombre. Es gran parte su culpa el por qué me fui cuando tú no habías nacido, creí que no podría ser bueno contigo, que sería incapaz de tener una familia sana. Espero haberme equivocado en eso — muy a mi pesar y por horrible que sea el motivo, me animo a sonreírle.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Sáb Nov 02, 2019 8:14 am

Mis cejas se disparan contra la línea de mi frente cuando me aconseja el no tenerle rencor a mi madre, y si no le respondo de manera mordaz, es porque se que tiene buenas intenciones. Le creo que hable desde la experiencia, pero por eso mismo debía saber que era mucho más fácil decirlo que hacerlo. - Vas a tener que pagarme muchos psicólogos antes de que eso pase. Porque cada vez que trato de justificar sus acciones en mi cabeza, más razones encuentro para resentirlas. - Incluso Lara me había ofrecido el hablar acerca de Audrey, pero no podía. No ahora. No hasta que ella misma se apareciese a darme las explicaciones que me merecía.

Y al parecer los dos necesitaríamos terapia para tratar de entender a uno de nuestros progenitores, pero él la tenía mucho peor que yo. A menos que también me apropiase del trauma mismo que era tener a Hermann Richter como abuelo, que era algo que entendía por concepto, pero que todavía no había aceptado. Y es que no era fácil el tener por abuelo a un terrorista, que seguramente fuese un asesino, y que para colmo había tratado de matarme ¡En navidad! Había conocido a Sean Niniadis como abuelo por casi el mismo tiempo que había conocido a Hermann, pero no había punto de comparación. Sean sería mi único abuelo a mis ojos. Si el resto quería opinar otra cosa, allá ellos.

Tengo que admitir que también esperaba que esa fuese su respuesta. No con esas palabras exactamente, pero sí con toda la creencia de justicia que acompañaba cada decisión que podría haber tomado. Era más fácil el entender el lío de mis pensamientos si sabía que el hombre al que más admiraba tenía la mejor de las intenciones para los suyos. - Define el concepto de “sana” - Me burlo para aligerar el ambiente y tomo uno de los almohadones de mi cama para poder abrazarme a él. - No sé si somos precisamente “sanos”. Pero el adjetivo bueno se queda corto para calificarte. Sé que ni tú ni yo somos buenos para esto de los sentimientos. Y puedo culparte a tí por eso y decir que es hereditario o algo de eso… Pero eres el mejor padre que podría tener. - Estoy segura de eso, con una convicción que no quería permitirme tener, pero que estaba de todas maneras. - Espero que tengas eso en cuenta porque necesito preguntar… - Trago saliva como puedo, y me aferro al almohadón porque necesito estar aferrada a algo. - ¿Hasta qué punto es justicia… y hasta qué punto es venganza? Solo necesito comprender… Alguien me dijo una vez que nuestros derechos terminaban donde comenzaban los de los demás. ¿Dónde es eso? - Ya está, lo dije. ¿Me odiaría por ello? - No te lo tomes a mal, por favor. Entiendo los privilegios que tenemos, entiendo la posición complicada en la que estamos, entiendo, o creo entender toda la mierda que nos rodea y que nos puede tapar si no tenemos cuidado. Pero necesito saber… - ¿Qué? Hans había catalogado como violentos los años en los que su padre muggle había tenido que convivir con lo que bajo su creencia eran dos brujas. ¿Cuántos muggles eran ajusticiados bajo una premisa similar?

No sabía bien de dónde habían salido todos esos pensamientos. Si había sido James y sus discusiones eternas, Hero y su calidad de repudiada, mi madre siendo una traidora, o Hermann y su terrorismo extremo. ¿Quienes estaban bien y quienes estaban mal?
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por Hans M. Powell el Lun Nov 04, 2019 3:57 am

Le sonrío por esa pregunta, aunque los dos sepamos que es algo bastante amargo para contestar, porque no puedo decir que estemos enteros y sanos — Me basta con saber que, dentro de mi casa y bajo mi techo, ustedes estarán bien y podrán tener un sitio de pertenencia, donde puedan ser felices — es lo único que puedo prometerles. Sé bien que Meerah no me pertenece, hay un mundo allá fuera lleno de locos que podrían ponerle un dedo encima sin que yo me pueda enterar. También sé que crecerá, que las decisiones que tome en su vida serán solamente suyas y yo seré solo la voz que le dirá que la está cagando mientras lo averigua, y me quedaré sentado a que venga a llorar a casa, porque creo que he aprendido que eso somos los padres. Meros espectadores de la vida que nosotros creamos. Y eso es sano para mí, a pesar de los golpes que vengan desde afuera. Para esos solo puedo sacar los guantes y tratar de frenarlos.

Lo que no me espero es que tenga ese concepto de mí y creo que la miro con más atención por unos segundos, parpadeando más de lo normal — ¿Eso crees? — es lo único que se me ocurre preguntar, porque siendo un inexperto en esto de la paternidad, no estoy seguro de haber dado todos los pasos necesarios. Y podría abordar mejor el tema, pero lo siguiente me descoloca tanto que sé que cambio la posición en la cual estoy sentado, impulsándome hacia delante — ¿De dónde sacaste eso? — ¿Qué amigos tiene en la escuela? Gracias a su tono, no puedo tomarme esto como una amenaza, pero una de mis cejas se arquea en lo que la analizo como la niña que es a mis ojos — Es un poco de ambas cosas, hay una fina línea que separa la justicia de la venganza. Si no quisieras retomar el orden de las cosas, sea como sea… es arreglar lo que otros hicieron mal, más allá de que otros paguen con la misma moneda por ello — no espero que lo entienda, es muy joven y no ha vivido lo que yo. Solo puede leer sobre ello, enterarse por lo que otros le dirán en la escuela o en la calle. No espero que piense exactamente como yo, sé que no puedo controlar eso, pero puedo ayudar a que lo entienda.

Me rasco el cuello, no sé si con incomodidad o un poco de impaciencia — Nuestros derechos se alzaron sobre los demás, eso lo admito. Durante siglos, la balanza se inclinó a favor de los muggles y nosotros nos vimos sumidos a ser nada. Nos temían, porque sabían que teníamos dones que ellos jamás podrían tener y eso nos hace superiores genéticamente. Cuando las cosas cambiaron, se buscó que la sociedad se volviera un sitio mejor, más seguro. Los muggles se colocaron en lo bajo de esa cadena, donde siempre tuvieron que estar. No puedes dejar en libertad a aquellos que, de ser libres, volverán a condenarte. Se trata de la supervivencia del más fuerte y espero que comprendas que no hay otra opción: son ellos o nosotros y, siendo sincero, siempre nos elegiré a nosotros. En especial después de todo lo que he visto.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Lun Nov 04, 2019 5:20 am

Es obvio que no puedo responder a su pregunta. Me parecerá el ser más irritante del planeta, pero no era tan cruel como para delatar a James ante mi padre. Incluso aunque no podíamos estar de acuerdo jamás, sus palabras me habían rondado la cabeza durante bastante tiempo haciendo que cuestione más cosas de las que debería. ¿A dónde quería llegar ahora preguntándole a Hans? No… no había creído que tendría el valor, y ahora que cuento con su punto de vista estoy más confundida que antes. - Es que el concepto de justicia que siempre me han enseñado, es el que dices, el que también aprendí viéndote. Todo se relaciona con el  balance de las cosas. ¿El que paguen con la misma moneda es lo que equilibra la balanza? - Sonaba mucho a venganza, a esa frase tan vieja que decía “ojo por ojo, diente por diente”. - El que hayan causado los atentados, esa rebeldía que viene del resentimiento. No lo justifico, me parece espantoso y salvaje; y no puedo perdonar la cantidad de vidas que se perdieron. ¿Pero qué hace que ellos no quieran inclinar la balanza a su favor? ¿Cómo se decide qué cosa debe tener más peso?- ¿Tenía que ver con la superioridad de nuestra raza?

Dejo caer el almohadón sobre mi regazo, y jugueteo con mis manos por encima del mismo. Estaba nerviosa, de verdad nerviosa. Ni siquiera cuando recién lo conocía me había sentido así. Pero el poder expresar lo que pasaba por mi cabeza asustaba, porque sabía que no sería un punto de vista aceptado… porque quería estar equivocada y, a su vez, quería que fuese él quien estaba equivocado. - También hay magos, Hans. Magos y brujas que actúan en nuestra contra ¿por qué? Resiento a mamá, de verdad lo hago. Me molesta saber que me abandonó y no creo que pueda perdonarla. ¿Pero qué es lo que la motivó a irse con ellos? - ¿Qué tanto peso tendrían sus argumentos contra su propia familia? - No estoy diciendo que los elegiría. Jamás. Nuestra familia viene primero, por encima de cualquier raza, mandato o ideología. Pero… Me duele pensar que nuestras acciones, incluso aunque sea solo al aceptarlas en silencio, puedan ser comparadas con la tiranía. - ¿Por qué condenamos al gobierno anterior, pero vanagloriamos nuestras ideas? Nos sabemos mejores, pero nos comportamos como ellos lo hacían.

- Somos mejores, lo sé. Somos magos, tenemos dones y somos superiores en todo sentido… O eso quiero creer, porque no estamos actuando desde la superioridad. - Si tan buenos éramos, por qué nos resguardábamos bajo la tiranía que parecía nacer producto del miedo. ¿Por qué no podían estar en libertad? Éramos mejores, no deberían ser capaces de tocarnos. ¿Acaso les estábamos dando más poder del que poseían al arrinconarlos en lo más recóndito y bajo de nuestra sociedad? Si eran tan inferiores, ¿por qué eran tan peligrosos? Como muggles, no tenían mucho potencial, pero siendo que había magos de su parte… ¿Quienes estaban bien? - Perdón. Pero tenía todas estas cosas dándome vueltas en la cabeza y confío en tí más que en nadie. Sé que todo lo que haces es motivado por la justicia en sí misma. Por el querer mantenernos seguros. Necesito... Quiero que me asegures qué es lo correcto. - No quería dudar, o compadecerme. No quería darle la razón a ningún muggle, sin embargo... - Tengo miedo de la justicia, papá. ¿Qué harán con Hero si la atrapan?
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por Hans M. Powell el Mar Nov 05, 2019 1:39 am

Creo que hubiese preferido tener que darle una charla de educación sexual a sentir que tengo que ponerme a hablar de creencias y miedos con ella, cuando sé muy bien que las cosas que le puedo decir pueden influir enormemente en su futuro. Me inquieta también que esté pensando en estas cosas, que se las cuestione cómo sé que es comprensible, pero que también puede ponerla en un lugar delicado si sale de estas cuatro paredes — Creo que las cosas tienen más peso por las acciones que te impulsan a cometerlas — creo que estoy hablando como si estuviese caminando en puntas de pie sobre un campo minado — Nosotros estamos tratando de mantener un orden, ellos se esfuerzan en romperlo. ¿Tú le dejas pasar a un niño un golpe o le enseñas que no se golpea? — tampoco voy a decirle que a veces tener que golpearlo más fuerte, pero creo que eso es un poco obvio.

¿No estábamos hablando de nuestra familia? ¿Cómo es que terminamos hablando de esto? Levanto las manos para pedirle un momento, porque siento que está yendo demasiado rápido y no puedo hacer nada para detener las dudas que, por el modo que tiene de soltarlas como bombas, viene cultivando hace tiempo — No puedo comprender a tu madre, de verdad. Como tú la resientes a ella, ella resentía a tu abuelo y, hasta donde sé, él solo buscó acercarse cuando tuvieron la oportunidad. La tiranía, por otro lado, es mucho más… compleja. Tener dudas no te hace una criminal, está nuestro sentido del deber que siempre nos acaba diciendo lo que está bien y lo que está mal. Yo puedo tener la tentación de tirar un plato al suelo, pero no lo hago porque sé que debo limpiar los pedazos… — pero creo que no tengo todas las respuestas, porque no sé cómo poner mi visión, lo que he visto en los veintiún años extra que tengo en este mundo, en su cabeza que todavía no deja de ser del todo infantil.  Y me quedo callado, porque lo que suelta me hace pensar que pasa demasiado tiempo con Lara, porque recuerdo discusiones de esta índole hace algunos meses. Tengo que tomar algo de aire para continuar, aunque no sé por dónde comenzar, así que opto por levantarme, cruzar la poca distancia y sentarme en su cama.

Primero que nada, no se sabe lo que ha sucedido con Hero. Puede que la versión oficial de los hechos la apunten como autora del crimen, pero hay varios factores llenos de lagunas que estoy dispuesto a averiguar, si ella se presenta a atestiguar voluntariamente. Es solo una niña y le debo esa confianza a los Niniadis. Tu abuelo la tuvo conmigo — cuando yo no era más que un feto en comparación a muchos de mis colegas. Busco su mano, a la cual le doy un apretón cariñoso en los nudillos — Y, en segundo lugar, si alguien ha cometido un crimen tan atroz y se le demuestra culpable… ¿No merece un castigo por eso? ¿Harías la vista gorda solo por cariño? Meerah, aún no te voy a pedir nada que no puedas darme, pero creo que sí puedo decirte que mires muy bien el camino que vayas a tomar. A veces, cuando uno es joven, tiene una idea muy romántica de la vida que va cambiando con el paso de los años. No sé si estamos actuando como seres superiores, sólo se trata de acomodar el desastre. Nunca te voy a decir que no mires el panorama completo, pero… ten cuidado con eso. Algunas cosas que parecen bien, a la larga acaban jugándote en contra. A veces, es mejor ser egoísta — no sé si es el mejor consejo de padre, pero creo que es el único que puedo darle. Mordisqueo el interior de mi mejilla y aparto la mano — Nunca temas el decirme lo que se te pasa por la cabeza. Lo sabes… ¿Verdad? — porque no puedo saber de dónde saca estas cosas, pero puedo ver si tengo la capacidad de evitar que se choque contra la pared.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Sáb Nov 09, 2019 8:36 am

¿Las cosas tienen más pesos por las acciones…? No… No se me hacía un buen ejemplo. Nosotros manteníamos un orden en consecuencia de haber destruído el suyo primero, ¿acaso no seguía siendo lo mismo? - Depende de la situación. ¿Por qué tuvo que recurrir al golpe en primer lugar? - Entendía la diplomacia, pero si a mí me golpeaban, yo trataría de golpear de vuelta. Era la reacción lógica y justa a mis ojos. Si me hacían algo, no querría quedarme cruzada de brazos. A él, a nuestra raza le habían hecho algo, y nosotros habíamos devuelto el golpe. ¿No había funcionado de esa manera?

Mamá me había contado algo del abuelo, pero a decir verdad, cuando lo conocí no podía machear la imagen que tenía preformada de él, con su comportamiento para conmigo. Tal vez Sean si se hubiese comportado horrible con mamá, tal vez no. Lo que me importó fue que cuando lo conocí, no era esa persona que me pintaron. ¿Si todo el tiempo me habían pintado mal a personas que no me permitía conocer? - Sí, bueno. Mi sentido del deber se tomó vacaciones. Por suerte mi cerebro sigue estando en su lugar, pero… son dudas cómo dices. No actuaré en consecuencia a ellas. No hasta tener el pensamiento más claro. - No era una idiota, no me arriesgaría, no nos arriesgaría… O trataría de no hacerlo. - Básicamente, sea lo que sea que haga, ¿tengo que pensar en las repercusiones que pueda generar antes que nada? - Ese sí se me hacía un buen consejo, ya conocía una frase similar pero que aplicaba más a los varones y que no me gustaba imaginar, así que el plato lo hacía más gráfico y entendible. - Culpo a tu genética, a esta edad solo debería pensar en mis diseños, o en muchachos. No en política y justicia. - Aunque eso también podría estar influenciado por la memoria de Audrey y su sinfín de respuestas de diccionarios. Me gustaba saber y aprender, y estaba acostumbrada a que no se me negasen las respuestas. Que Hans me aclare las cosas pese a que todo lo que salía de mi boca sería peligroso en otro ámbito… pues tenía que agradecerlo.

Sobre todo cuando me responde acerca de Hero y me asegura que va a averiguar su situación como corresponde. ¿Serviría? Probablemente no, pero al menos no estaba negado a la posible idea de su inocencia. - A riesgo de sonar caprichosa y egoista: sí, lo haría. Incluso aunque sea culpable, estaría tentada a hacer la vista gorda. Es Hero, papá. Fuese por accidente, o con intención, confío en ella y no quiero que la condenen. - Lo mismo me pasaría con él, con Lara, con Phoebe; incluso con Chuck y Mo que habían empezado a hacerse un lugar como familia a mis ojos. - No creo que quiera ser una justiciera, y sé que terminaré por ser una egoista que solo quiere ver a su familia intacta. Pero si tengo que caminar en alguna dirección, prefiero que sea hacia adelante y sin tener un paño de seda sobre los ojos. - Y porque su gesto de haberse acercado pese a todo lo que se escapa de mi boca me hace feliz, cuando lo termina soy yo la que busca acercarse a él. - Voy a tratar de que no, pero soy una adolescente. Te esperan muchos dolores de cabeza y mentiras que espero, sean blancas. - Me escabullo por debajo de su brazo y rodeo su torso, hundiendo mi rostro contra su pecho en busca de un tacto que me asegure (pese a que estoy segura) que no va a dejar de quererme por las ideas o dudas que puedan surgir en mi cabeza.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah Empty Re: I want to see you lift your chin a little higher ✘ Meerah

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.