The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Hero N. Niniadis
Fugitivo
Hace frío, así que debe faltar poco para el amanecer. La fiesta ha terminado hace una media hora y los invitados han empezado a dejar la playa, lo que me da a mí la excusa para irme a casa a descansar unos pies que duelen como la muerte, aunque podrían estar peor porque me quité los zapatos y los llevo en la mano. ¿Cómo llegaron a mi mano? No sé. En algún momento alguien pasó bebida que sabía mal y todo se volvió confuso. He perdido a Meerah, espero que papá no se enoje conmigo y hay algo, todavía no descifro qué, que me hace reír como una ardilla aguda. La arena se me hunde entre los dedos mientras avanzo lo más recta que puedo, aunque los sentidos se sienten más lentos de lo normal y no puedo controlar del todo el enfoque de mi visión.

En algún punto, miro sobre mi hombro porque creo que alguien me sigue y entonces recuerdo que le he ordenado a Sage que venga conmigo en cuanto terminó la fiesta, a pesar de que no le he hablado desde ese entonces. ¿Pasaron cinco minutos o media hora? Su compañía no es necesaria, pero como mi esclavo debe asegurarse de que llegue a casa y acomodar todo para que yo me vaya a dormir calentita y feliz — ¿Tu cara siempre ha sido tan cuadrada o es cosa de la hora? — pregunto, en un tono de voz que no sé si es una risa o un reproche. Le lanzo los zapatos no con violencia pero sí sin cuidado, segura de que va a atraparlos y, sin más, me dejo caer en la arena panza arriba. El cielo no está tan negro como hace unas horas, pero las estrellas siguen brillando con intensidad. Como si se tratase de un día nevado, estiro mis extremidades y las muevo — Ha sido la mejor, mejor, mejooooor fiesta de cumpleaños. Voy a tener que hacer algo espectacular el año que viene si quiero superarme a mí misma — porque jamás dejaré que digan que he bajado mi nivel, no que no.

Ladeo la cabeza en un intento de verlo pero mi postura solo me permite chequear su imagen del revés, lo que me hace fruncir el ceño — Toma mi pie y arrástrame a casa. No quiero caminar — es una orden ridícula, pero para mí tiene toda la lógica. Tanto que levanto una pierna para que la agarre como si ese fuese a ser mi máximo esfuerzo.
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
No sabía de quién había sido la idea de poner alcohol en el ponche, pero sea de quien sea, debía encontrarlo y darle algo a cambio de su mente brillante. Si los dramas de los niñatos ricos eran ridículos de por sí, con algo de alcohol encima todo se volvía un teatro andante y vaya que sabían como entretener a su público. Los sirvientes teníamos prohibido el beber o comer lo que se servía a los invitados, así que nos manteníamos completamente sobrios en lo que tratábamos de contener, además de nuestra risa, a un grupo de adolescentes ricachones y a sus impulsos suicidas. El mar estaba calmo, pero con la cantidad de ropa que tenían encima, un nado nocturno no era lo ideal y más de una vez un elfo se había tenido que meter a sacar a algún niñato idiota. Eso sin contar la cantidad de copas de cristal rotas, y todas las veces que nos habíamos tenido que arrodillar a levantar fragmentos de vidrio en la arena para que aquellos que estuviesen descalzos no acabasen lastimándose gravemente. Dejando de lado las pequeñas complicaciones, la noche había sido de lo más divertida, y darían tanto chisme dentro de las cocinas, que tendríamos entretenimiento por el resto del mes.

Dejo escapar un suspiro que se debate entre contento y resignado, y hago una seña a Kitty antes de trotar a paso ligero hacia mi dueña, haciendo caso de la última instrucción que recibí de ella en algún momento de la noche. - ¿Mi cara es cuadrada? - Pregunto cuando las palabras que en verdad quieren dejar mi boca son “¿o será que es cosa del alcohol?”. Porque en serio, si hay algo que había lamentado de la fiesta, es que no hubiese contratado camarógrafos o algo así. Mi memoria no iba a hacerle justicia a la mitad de los eventos de la noche que se produjeron a efectos del alcohol.

Atrapo sus zapatos con algo de torpeza cuando me los lanza, golpeando sin querer mi nariz con uno de los pequeños tacones y agradeciendo que no lleve plataformas en lo que miro con algo de gracia como la siempre prolija Hero se deja caer en la arena, sin preocuparse por poner una toalla o una manta debajo. - Voy a suponer entonces que disfrutaste la noche. - Luego de toda la histeria de la última semana, era lo menos que podía hacer, lo último que necesitaba es que nada estuviera bajo sus estándares y terminase lloriqueando por ahí. - ¿Qué? - Atrapo su pie con la mano de la que cuelgan los zapatos y la observo tratando de pensar qué tanto alcohol la he visto tomar. - No creo que sea algo demasiado prudente. - no si quería seguir con vida, así que palmeando su empeine con suavidad, me agacho hasta quedar en cuclillas, bajando su pierna en el proceso. - Podemos esperar hasta que te encuentres mejor, o buscar el carrito y llevarte adentro.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Hero N. Niniadis
Fugitivo
— Un poco, pero podría verse peor — declaro con total impunidad. No puede negármelo, tiene una mandíbula que se asemeja a uno de esos televisores antiguos que he visto en los libros de historia y que lleve el pelo corto solo ayuda a que sus facciones sobresalgan más de lo normal. ¿Le quedaría bien el pelo largo? Debería sugerirle que lo use, de seguro se lo deja solo porque es una orden directa de mi parte. Tal vez mañana lo haga, cuando pueda hablar de moda con todas las luces y darle mi mejor visión. Puede que esté torpe, pero hasta yo sé cuando controlarme cuando se trata de estética.

¿Qué si disfruté la noche? ¡Creí que se había notado por las risas y el bailar a toda hora! Quitando de que Maeve y Patrick tuvieron una discusión estúpida a orillas del mar, puedo decir que he disfrutado de cada segundo, incluso cuando la bebida no tuvo el sabor que yo esperaba. Le respondo con un asentimiento quedo de la cabeza y un “ajá” que no sé si puede escuchar. Mi pie queda colgando en su mano y me quedo tendida en espera de que empiece el movimiento, pero éste no llega y tengo que apoyar mis codos en la arena para elevar un poco el torso y mirarlo con un puchero acompañado de un ceño fruncido. Doy gracias de que se ha inclinado, porque alzar la vista de seguro terminaría por marearme más de lo que ya estoy — Pero en ese caso debería moverme hasta el carrito — me explico con toda la lógica pedante de la que soy capaz y hasta ruedo los ojos — Solo llévame, Sage. Si yo te lo ordeno, nadie va a decir nada — vuelvo a tirarme panza arriba, cerrando momentáneamente los ojos. Mala idea. Todo parece dar vueltas, pero aún así no los abro, sino que presiono los párpados con más fuerza.

El aire que viene del mar me relaja lo suficiente como para destensar la expresión de mi rostro y pongo una mano sobre mi estómago — ¿Viste a Patrick comerse el camarón que cayó en el esclavo? — le pregunto repentinamente y se me pinta una sonrisa ancha en la boca, cargada de diversión — Creí que Meerah le lanzaría un maleficio solo con la mirada. ¿Cómo es que se atrevió a llevárselo a la boca? ¡Uno nunca sabe dónde ha estado metido un esclavo! — lo digo como si él no fuese uno, claro está. Tampoco es que importe demasiado, si tenemos en cuenta de que no tiene opinión. Eso me recuerda otra cosa y abro un ojo para tratar de verlo — ¿Pudiste conversar con Celestine? — pregunto como quien no quiere la cosa, aunque exagerando un poco el gesto de desinteresada al mover mis hombros y torcer los labios.
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
¿Podría verse peor? Genial, simplemente genial. No tenía ningún tipo de prejuicio sobre mi aspecto general, pero ahora tendría que preocuparme por que mi cara fuese demasiado cuadrada. ¿Qué demonios significaba eso? Podía entender que se quejase de mi altura, no era algo nuevo para mí, ¿pero mi cara? La suya parecía un corazón rosado, y no veía que nadie le dijese nada. Respiro profundo y me recuerdo que no puedo andar cuestionándome esas idioteces, y menos cuando provienen de la boca de una muchacha de catorce en un estado de casi completa ebriedad.

- Apuesto a que tú vas a decir algo cuando se te pase el efecto del alcohol. - Es apenas y un murmullo lo que sale de mi boca, tan bajo que dudo el que sea capaz de escucharme, pero si lo hace tampoco me preocupo demasiado. Está ebria, cualquier cosa que diga serán tonteras que probablemente se olvide en un par de horas. - ¿Te llevo en mi espalda, o prefieres aferrarte a mí? - Consulto con completa resignación a mi suerte. La última vez que la sostuve de alguna forma, había sido en la fatídica gala de hace unos meses, y si bien desde ese momento nuestro trato había cambiado, lo que había sucedido aquella vez había sido de vida o muerte. En esta situación apenas y podía considerarse simple pereza.

Lo bueno es que no se encuentra lo suficientemente alcoholizada como para haber olvidado uno de los mejores momentos de la noche, y no puedo evitar sonreírme ante la sola mención de lo idiota que podía llegar a ser Patrick. - Cayó sobre su ropa, dudo que le pase algo más que comer pelusa. - Le aseguro pese a haber deseado en su momento que el muchacho se atragante con el pequeño marisco. Si no le había pasado nada en ese entonces, dudaba mucho que le sucediese algo ahora… lamentablemente.

- ¿Tenía que conversar algo con ella? - ¿Me había ordenado pedirle algo y lo había olvidado? No podía ser ese el caso, lo recordaría. Recordaba muchas cosas de la castaña… como su forma de coquetear con Jim, y su evidente camaradería. - Si me pediste algo, lo lamento, no lo recuerdo. Tal vez Jim haya podido decírselo, parece que son cercanos. - Y no tengo ni idea de por qué esas palabras deciden escapar mi boca. Pero ya es tarde, y ni siquiera había bajado la voz al momento de hablar; aunque esté ebria es imposible que Hero pueda ignorar el leve dejo de desdén que se me escapa.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Hero N. Niniadis
Fugitivo
Sin la preocupación que me atacaría en un estado de completa sobriedad, medito las opciones que me da con mucha concentración. Sostenerme de él me pinta la imagen de irme arrastrando por el suelo mientras lo uso de bastón, así que opto por una que hasta se me hace más divertida — Llévame en tu espalda. Podemos jugar a que eres un caballo muy malhumorado y todo — hace años que no juego al caballito con nadie y mucho menos con un esclavo, pero nadie puede decir que no tengo razón. Hay que ver las malas caras que pone Sage cuando piensa que no lo estoy viendo, a veces es hasta adorable.

Arrugo la naricita con algo de gracia ante la idea de comer pelusa, pero lo siguiente en la charla es un poco más interesante y, no sé por qué, un poco más pesado. Hasta siento que me desinflo un poco, muy a mi pesar de saber que yo misma he sacado el tema a colación. ¿Por qué lo hice? Ah, sí, mi vena cotilla a veces es más fuerte — No, pero creí que habrías aprovechado la oportunidad para… ya sabes, esas cosas — hago una floritura con mi mano al estirar el brazo en el aire, en un intento de darme a entender — ¿Quién es Jim y por qué hablas de él como si lo odiases? — si hay una parte de toda esta historia que me estoy perdiendo, de verdad espero que me aclare las dudas. ¿Había un Jim en nuestro servicio? No que yo recuerde. Creo que había un Joe, pero no un Jim. Ni idea, tampoco es que me interese mucho el aprenderme el nombre de los elfos o los esclavos, no le veo el sentido.

Creo que suena un grillo a lo lejos, allá por los arbustos que cortan la playa. Solo porque es una sensación agradable, muevo los pies hasta hundirlos en la arena y así poder sentir como esta se mueve por mi piel, presionándose entre mis dedos — Si te sirve de consuelo, de seguro eres mejor que ese tal Jim y ella no sabe de lo que se está perdiendo — murmuro con total calma y, como si fuese de utilidad para subirle el ánimo, le lanzo un poco de arena sobre la cabeza. Claro que no tengo mucha fuerza y la postura es malísima para mi propósito, así que mucha me cae encima, pero eso no evita que me ría.
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
Podría replicar a su comentario del caballo malhumorado, pero además de que realmente no me corresponde en lo absoluto el llevarle la contraria, también sería muy hipócrita de mi parte el hacerlo. No dudaba en que me cambiaría la cara al tener que cargarla, pero era un gesto involuntario. A nadie le gustaba ser mula de carga, pero era eso o afrontar peores consecuencias.

La forma en la que dice “otras cosas” me hace dudar el verdadero significado detrás de sus palabras, y temo sinceramente lo que esté pensando la pelirroja. No que me molestaría pensar en… otras cosas con Celestine, pero no quería que Hero estuviese siquiera cerca de ese concepto. - ¿A qué te refieres exactamente? - Tal vez solo hablaba de cosas rosas y romance cursi, y el mal pensado era yo. - No odio a Jim, lo acabo de conocer. - Por mucho que me disgustase el trato que tenía con mi compañera, no podía decir que lo odiaba tras pocas horas de haberlo conocido. Ni siquiera me caía mal, era bastante simpático por regla general. - Es el nuevo esclavo de la ministra Leblanc, lo llamaron como refuerzo. - Le explico con rapidez sin aclarar realmente la razón por la que mi tono de voz podía haber sonado levemente resentido con anterioridad.

- Gracias por el voto de fe. - Si tiene esa confianza en mí pese a que ni siquiera le ha dirigido la palabra a Jim quiere decir que algo bien he hecho, era eso o la pelirroja estaba más pasada de copas de lo que aparentaba a simple vista. Soltando un resoplido cuando la arena me cae directo en la cara termino sacudiendo la cabeza como un perro, pasando la mano por mis cabellos para sacudir lo que pudiese quedar ahí. - Vamos, sube antes de que me sigas haciendo comer arena. - Me agacho todo lo que puedo y quedo en cuclillas dándole la espalda para que pueda subirse en ella. - A todo esto, me dijeron quién es el padre de tu so… de Meerah Niniadis. - Comento al recordar ese detalle que había soltado Jim al inicio de la noche.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Hero N. Niniadis
Fugitivo
Ruedo un poco los ojos por su lentitud y por que me haga explicar esto en voz alta — Creí que te gustaba y aprovecharías a hablar con ella — le explico como si fuese obvio, refunfuñando como una niña molesta pero que no piensa demostrar que está torciendo la boca en un puchero. Pero cualquier malestar se me va del cuerpo de inmediato cuando me viene con un chisme algo tonto, pero que capta mi atención por un segundo — ¿Y es lindo? Porque si no fuese lindo, no te molestaría como para usar ese tonito — lógica del romance adolescente.

Ignoro tanto su agradecimiento como ese movimiento que se asemeja al de un perro, porque la picazón de la arena que ha caído en mis piernas hace que me remueva en el suelo como un gusano inquieto. Solo me distraigo de esa fea sensación cuando me doy cuenta de que se rinde y coloca en la posición que me sirve para usarlo de caballito, así que doy un gritito de alegría y me impulso para incorporarme un poco. Me pongo de pie sin fijarme en el estado de mi vestido y me dejo caer sobre su espalda con los brazos estirados a ambos lados, sintiendo como la curva de su espalda hace que mi torso se patine y acabe pegando mi mejilla a la suya, ignorando nuestra cercanía por culpa de lo divertido que es mantener el equilibrio sobre él — ¿Desde cuándo tú eres el de los chismes jugosos? — pregunto y, cuando se incorpora, me aferro a su cuello con los dos brazos y aprieto mis piernas en su cintura — Ella dijo algo el otro día, como de un abogado, pero no recuerdo mucho… — tampoco es que recuerde cualquier cosa ahora. Mi cara cae hacia delante y froto mi nariz en su cuello, suspirando con fuerza. ¿Siempre ha olido tan bien? — Sage… si vomito, no le dirás a los otros esclavos. ¿Verdad? — murmuro en tono penoso y cierro los ojos con fuerza, porque el movimiento al andar me marea un poco y, a la vez, es demasiado placentero el no tener los pies en el suelo. Obviemos que esto de apoyar el mentón en su hombro me gusta más de lo que debería, pero eso nadie tiene que saberlo.
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
Todo el mundo sabía que me gustaba Celestine, lo que era casi irónico porque era obvio que la única persona en ignorar eso era la misma muchacha, y bueno, tal vez Jim tampoco estuviese al tanto del tema; tenía pinta de buen tipo y me gustaría creer que de haberlo sabido no se habría dejado manosear tanto. - Es…- ¿Y yo como debía saber si era o no lindo? - Es alto. - Es lo único que se me ocurre en respuesta a su pregunta, porque me niego a ponerme a analizar el aspecto físico de Jim. Si llegaba a la conclusión de que era alguien atractivo, terminaría por resignarme con Celestine y no quería eso.

Inevitablemente me río cuando la pelirroja salta sobre mi espalda y, lejos de molestarme (lo cual ciertamente era una sorpresa), termino por incorporarme sin ninguna dificultad gracias al peso pluma de Hero. Realmente no era una de esas niñas que a simple vista parecían esqueléticas, pero su tamaño y el hecho de que estuviese sobre mi espalda, me hacían sencilla la tarea de cargarla. Estaba seguro de haber llevado más peso durante las compras pre-cumpleaños, que en estos momentos. - Desde que Jim al parecer está muy bien informado para ser nuevo. - Si consideraba que solo llevaba poco más de una semana como esclavo, era sorpresiva la información que había logrado en ese tiempo. Más aún si consideraba que era algo de lo que mi dueña no estaba enterada.  - Tengo entendido que sigue siendo abogado, pero además de eso es el Ministro de Justicia. - Me encojo de hombros, pero en mi torpeza termino presionando el brazo de Hero contra mi mandíbula y por acto reflejo aferró más sus piernas para no soltarla por la sorpresa del pequeño golpe… o por las cosquillas que de la nada siento al tener su respiración directo contra la piel de mi cuello. - ¿Por qué le diría a alguien? - Y era sincero, sabía lo mucho que le importaba el mantener su reputación y no quería ser el causante de disgustos que más tarde terminarían repercutiendo en mí. - ¿Quieres que vaya más lento? Dime si te mareas por esto. - Y giro un poco la cabeza para mirarla al hablar, pero la vuelvo rápidamente al frente al notar lo cerca que quedaba su rostro del mío.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Hero N. Niniadis
Fugitivo
Alto y demasiado informado, debo conocer a ese tal Jim antes de que me quede demasiado atrás de los chismorreos interesantes de la isla. Estoy demasiado aturdida como para hacer conexión de las palabras que está tratando decirme, hasta que recuerdo de sopetón la conversación que tuve con mi sobrina y eso hace que ahogue un gritito, dándole una palmada demasiado fuerte con entusiasmo a Sage en el brazo — ¡Ella dijo algo de un Hans y eso hace que todo tenga sentido! ¡Por Merlín! ¿Mi hermana estuvo con eso y lo dejó ir? — creo que estoy siendo demasiado sincera al respecto, pero es que… ¡Por favor! Balanceo un poco los pies que cuelgan de sus costados, sin saber si reírme o seguir con cierta expresión de estupefacción. Cuando Maeve se entere… — Es genial esto de que, además de esclavo, seas un chismoso adicional.

¿Por qué le diría a alguien? No sé y no se me viene ninguna excusa a la cabeza ahora mismo, pero en su momento me pareció lo más lógico a preguntar — Qué sé yo, no sé de qué hablan ustedes cuando están en las cocinas o cosas así — se supone que deberían trabajar y no hacer sociales, pero no soy tonta y sé que lo hacen de todas formas. Abro un poco los ojos porque el tenerlos cerrados, de golpe, hace que el mareo sea peor y sacudo vagamente la cabeza, sin siquiera separar mi mentón de él, para indicarle que estoy bien; cuanto más rápido lleguemos a casa, mejor. Además, estoy segura de que puedo ver la silueta a lo lejos y, si consideramos que mi mansión es la más grande, es fácil de reconocer ante las lentas primeras luces del amanecer. Es su rostro, demasiado cercano, el que me distrae y me sube el calor a las mejillas, notando como, por un momento, contengo la respiración. Aprieto un poco mis dedos en un agarre tenso involuntario, preguntándome si deseo que vuelva a suceder o si es mejor que se quede así — ¿Sage? — pregunto en tono dudoso — ¿Crees que soy insoportable? Porque sé que no piensas que soy linda como Celestine, pero te he visto poner esta cara — aunque no pueda verme, imito su ruedo de ojos con algo de exageración — Y no es como que me importe lo que piensa un esclavo, pero sí me importa y tú entiendes. ¿No? — en mi cabeza tiene toda la lógica.
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
Su golpe me toma por sorpresa y pese a que no ha dolido, termino por soltar su pierna para cubrir con mi mano la zona afectada. Es un segundo y rectifico rápidamente mi desliz al volver a asegurar mi agarre sobre ella, pegando un saltito para acomodarla un poco más alto al notar que se ha resbalado por el rápido movimiento. - Lo siento, pero pica. - La única razón por la cual me permito quejarme con libertad, es solo por el hecho de que puedo sentir su aliento a alcohol, y se que es probable que no recuerde todo mañana, o que no quiera hablar de ello al sentirse avergonzada.

- No soy un chismoso. Solo que no recordaba que lo hubieses mencionado. - Era la única razón por la cual había abierto la boca sobre el tema. La conocía y conocía como se ponía con ese tipo de información, no era muy difícil llegar a la conclusión de que no estaba al tanto del tema… Estaba por replicar también a su comentario de nuestras charlas de cocina, pero al pensar en los temas que tocábamos allí, de estar enterada definitivamente pensaría que éramos todos un grupo de cotillas. Que sí tenía que ser sincero, sí lo éramos por mucho que quisiese negarlo. Opto por el silencio para no mentirle de lleno, y sigo avanzando por la arena a un paso más bien tranquilo pese a que Hero asegura estar bien.

Suelto un leve “mmh” inquisitorio cuando llama mi atención, pero me freno en seco cuando formula su pregunta. ¿Qué? - No estoy seguro de entender. - Me sincero en un breve ataque de pánico interno sin tener idea alguna de cómo responder. ¿Cómo se supone que uno debe responder a eso? - Nunca dije que no fueras linda o que me resultaras insoportable. Digo… antes puede ser, pero últimamente no. Creo que… - “Sage, cierra la puta boca.” - Insoportable me resulta Patrick, no entiendo como puedes pasar tanto tiempo con él y su ego, y aún así creerlo agradable. - No era lo más sensato insultar a su amigo, pero cualquier cosa que desviara la atención sobre mí me resultaba mucho más atrayente.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Hero N. Niniadis
Fugitivo
Que vengas con el chisme es lo que te hace un chismoso — le explico, porque para mí tiene todo el sentido del mundo. Si no le interesara el hacérmelo saber, la historia sería muy diferente. Tengo que aferrarme un poco más fuerte de lo normal cuando se frena tan de repente, sintiendo como mis piernas se patinan y las aprieto un poco en su cintura para no terminar en una postura más ridícula. Puedo intentar explicárselo, pero no hace falta porque pronto me responde. Y sí, se me pasa que llamase a mi yo anterior insoportable, porque por otro lado también dice que jamás dijo que no era linda, lo que me sube un poco el humor y no sé bien por qué si es una tontería. Lo que no me esperaba es que meta a Patrick en la ecuación y eso me deja un poco desconcertada.

Es un buen chico. A veces dice tonterías, pero no es malo cuando lo conoces — no pienso lo que digo, solamente asumo que esa es la verdad. Me acurruco un poco, balanceando mis pies suavemente a sus costados — Además, tiene todo lo que está bien. Tiene sangre pura, una buena posición social y mis padres creen que es una buena compañía. Ya sabes… — tampoco es que haya mucho que meditar al respecto, siempre ha sido así y sé que está bien. Soy una persona que lo tiene todo y no puedo aspirar a menos, lo sé, y Patrick es la opción lógica. Hundo un poco la cara en su hombro, respirando con fuerza a causa de mis intentos de mantener la compostura y no terminar vomitando hasta mi hígado — ¿Entonces crees que soy mejor que Patrick? Lo voy a tomar como el mayor elogio que me has hecho — intento bromear, aunque sé lo gruñona que estoy sonando.
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
- Ya, ya. - Sé muy bien que no hay forma de contradecirla cuando está segura de algo, y si quiere creer que soy un chismoso, que lo crea. Lo único que esperaba que ella no fuera con el chisme luego, si en las cocinas se enteraban que andaba abriendo la boca de más, nunca más me contarían nada y mis tardes se volverían ciertamente muy aburridas. Los elfos podían ser amables y muy útiles, pero no eran buenos para las charlas, y en definitiva no sabían insultar.

Luego se pone a defender a Patrick y no puedo evitar preguntarme qué le ve, porque en serio ¿qué es lo que le gustaba de él? - Pero al parecer no importa que no tenga cerebro y que pase más tiempo prestando atención al espejo antes que a tí. - No es que los Niniadis fueran a ganar el premio a los padres del siglo, pero ya los quería ver a ellos compartiendo una cena con el muchacho, con o sin apellido importante. Les daba veinte minutos antes de que empezaran a ignorarlo, o a cuestionar las compañías de su hija. Se me eriza el vello de la nuca al sentir su respiración, y no puedo contener un leve escalofrío a causa de eso. - Patrick no te llega ni a los talones. - Y me sorprendo a mi mismo al darme cuenta de que realmente creo lo que acabo de decir. Tal vez se daría cuenta si en algún momento dejase de mirarse el ombligo.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Hero N. Niniadis
Fugitivo
No puedo evitarlo y observo su perfil tanto como la postura me lo permite — ¿Desde cuándo sabes cómo se supone que debes tratar a una cita? — no sé si me estoy debatiendo entre una burla o una pregunta curiosa, pero hay una vocecita irritante que me susurra en el oído que no sé si quiero saber la respuesta. Bufo como si eso pudiese pudiese callar a mi inconsciente, en especial cuando no estoy completamente en control de lo que pasa o no por mi cabeza.

Lo siento temblar y me pregunto si es por el frío, aunque no puedo sentir más que una brisa matutina que no me molesta en lo absoluto. Quizá es porque el apretarme contra él me resguarda del clima, o porque respirar contra su cuello hace efecto rebote y mi aliento se encuentra cálido. Da igual, porque lo que dice a continuación me toma por sorpresa y me deja, increíblemente, sin habla — ¿De verdad piensas eso? — no sé qué es lo que me hace sonar más sorprendida: que lo piense o que lo diga en voz alta. No es como si no creyese que muchas personas me ven como alguien superior, pero Sage no es la clase de cosa que tiende a tirarme flores. Intento contener el tironcito que me indica que se me está escapando una sonrisa y, tristemente, alzo los ojos para ver que estamos cerca de la subida que nos guía directamente hacia mi casa. Por un momento, hasta deseo que la playa sea más extensa — No me sorprende, pero creí que jamás lo dirías — lo remato, de alguna manera. No es como si fuese la mejor conversación para tener con un esclavo.

No digo mucho más mientras entramos y él sube las escaleras, teniendo que hacer equilibrio para no caer bajo mi peso. Es cuando estamos en la seguridad de mi habitación que puedo dejar que mis risas sean más que sonidos agudos y me dejo caer en la cama, soltando su espalda hasta rebotar en el colchón. La luz del amanecer hace que las paredes bailen entre el rosa y el naranja y también hace que me frote uno de los ojos, mientras subo los pies descalzos a la cama. Ni siquiera me percato de que he estado en la arena hasta hace un rato y que debo estar dejando granitos por todas las sábanas. Amago a echarme hacia atrás, pero sí me fijo en otro detalle — ¿Dónde está mi pijama? — es una duda casual, pero tampoco veo la urgencia. Me preocupa más el cómo automáticamente me aferro de su mano, tal y como si de esa manera pudiese hacer que la cama deje de dar vueltas. Bajo los pies por el alto borde de la cama y suspiro, buscando el mejor enfoque para dar con su cara — ¿Puedes quedarte conmigo? Me gusta cuando te quedas conmigo. Como cuando me hiciste compañía la noche de la maratón de “XoXo Witch”, ¿recuerdas? — prácticamente lo había obligado porque quería tener a alguien para que me escuche chillar o criticar al vestuarista, pero fue entretenido. Además, así no tenía que levantarme a buscar mis golosinas. Con un estado un poco zen, me dejo caer hacia delante y apoyo mi barbilla en su barriga, sonriéndole desde mi postura — Si no fueses un esclavo, te apuesto a que serías la mejor opción — tristemente, es lo más sincero que he dicho en toda la noche. Y ni reparo en ello.
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
Pese a que no me puede ver, reprimo el impulso de rodear los ojos cuando consulta por mi conocimiento en citas. Podía tener aspecto de virgen reprimido, pero eso no significaba que no supiese cómo tratar a las chicas. Era un esclavo, no una momia. - Desde que sé como tratar a un ser humano. Cita o no, no me gustaría estar hablando con la parte trasera de un espejo todo el tiempo. - Además, no es cómo si no viera su reflejo todos los días, ¿qué tanto podía cambiar en unas horas? - ¿No te has dado cuenta que cuando le hablas parece tener la vista como… ida? - Podía estar presente físicamente, pero su mente parecía estar a millas de distancia.

Dejo escapar un largo suspiro cuando noto que seguimos hablando de Patrick, queriendo cortar con el tema al darme cuenta que he prestado más atención al muchacho de la que quisiera creer. - Olvídalo. - De verdad, esperaba que lo olvidara.

Su respiración sigue golpeando contra mi nuca, y si bien no vuelvo a estremecerme, sigo sintiendo el cosquilleo molesto que me dan ganas de encoger la cabeza sobre mis hombros para que se vaya. - A mí sí me sorprende, pero porque estaba seguro que jamás lo diría. - Le confieso volviendo a rogar que la resaca del día siguiente fuese lo suficientemente potente como para alegar demencia por su parte.

Al final la enorme mansión aparece frente a nosotros, y solo es cuestión de minutos hasta que estamos en su habitación tras haber atravesado esas infames escaleras. Menos mal que yo no había bebido, porque dos personas ebrias tratando de subir por amplios escalones de marfil era un desastre asegurado. - Ten cuid…- No llego a terminar de hablar que ya la muchacha anda brincando de mi espalda como si fuese un pequeño trampolín de impulso. Pese a todo, mi cintura lo agradece, porque aunque Hero tenga un peso mínimo e insignificante, no estaba acostumbrado a moverme con esa carga encima.

Su pregunta me toma por sorpresa porque su pijama está exactamente dónde siempre se encuentra (limpio y doblado debajo de su almohada) pero supongo que es el alcohol el que habla. Sobre todo cuando me toma de la mano y me pide que me quede con ella como si fuese una pregunta y no una orden. ¿Se suponía que debía responder? Tal vez no, y estaba por tomar asiento en el piso como para que note que era capaz de cumplir su pedido, cuando me veo asaltado por su accionar y su declaración inesperada. - Uhm… ¿Qué? - ¿De qué rayos estaba hablando? - ¿La mejor opción para qué? - Tomo su barbilla con cuidado y la separo de mi abdomen don toda la delicadeza que puedo al llevar casi veinticuatro horas despierto. Poniéndome en cuclillas ya que no estaba acostumbrado a mirarla desde esa altura, no suelto su mentón en lo que vuelvo a hablar. - Me quedaré contigo si quieres, pero deja que vaya a buscar una botella de agua y una aspirina para que tomes. No creo que quieras que se la pida a los elfos, ¿verdad? - Espero que apelar a su sentido del pudor la vuelva un poco más en sí misma.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Hero N. Niniadis
Fugitivo
No. Jamás me fijo dónde es que tiene la vista puesta — darme cuenta de eso me hace notar el poco interés que le pongo a Patrick, si lo pienso detenidamente; casi siempre me preocupo por estar organizando las actividades o en hablar como para preocuparme por su manera de reaccionar. ¿Que olvide qué? Porque nada de lo que dijo se me va a patinar tan fácil. Y solo me río, aunque sea por lo bajo, porque no encuentro otro modo de reaccionar a algo que él admite que habría negado. Todos terminan confesando ese tipo de cosas hacia mi persona, tarde o temprano. Buenas o malas, las opiniones llegan a mis oídos de manera constante y he aprendido a vivir con ello desde que tengo memoria.

No tengo cuidado como me lo pide, ni tampoco mucha consciencia. No me fijo en cómo mis dedos juguetean entre los suyos, abriéndolos y cerrándolos como si de esa manera pudiese averiguar cuál es el modo en el cual mejor se acoplan. ¿La mejor opción para qué? — No lo sé — es lamentable, pero es una respuesta sincera, acompañada de una risita aguda y entre dientes que pone en evidencia que no estoy mintiendo. Se me apaga un poco la mueca divertida por el agarre en mi mentón y solo bastan segundos hasta que sus ojos estén a mi altura, ofreciéndome una mejor visión de su rostro gracias a la menor distancia y la iluminación de las primeras horas de la mañana. La casa se encuentra silenciosa, así que respiro con lentitud como si de hacerlo más fuerte pudieran escucharme desde la otra punta de la mansión. Solo asiento, porque aunque aprieto un poco el agarre, sé que Sage suele tener la razón cuando se trata de hacerme sentir un poco mejor. Las aspirinas y las pociones nunca fallan y estoy segura de que mi cabeza lo agradecería. Lo malo es que, cuando abro la boca, lo que pienso no es lo que dejo salir — Que Patrick. Una mejor opción que Patrick — no me doy cuenta, pero casi que estoy susurrando. La mano que me ha quedado en libertad se posa en su cuello y lo presiono un poco, apenas sintiendo el calor bajo mis yemas — Pero tú eres solo Sage.

Lo digo como si eso zanjara la cuestión, como si no hubiese manera de discutirlo. Y aún así no aparto mis ojos de los suyos cuando me inclino hacia él, sintiendo el roce de su nariz contra la mía cuando busco hablar de un modo tan bajo que parece que solo estoy modulando — No volveré a decirlo jamás, pero a veces creo que eres mi compañía favorita. Y tus postres son los mejores — reparo en la cercanía cuando mis ojos bajan momentáneamente hacia los suyos y la sonrisa que se me había escapado se apaga un poco. Mi mano patina de su cuello a su pecho, sin sentir su corazón pero sí oyendo el descontrol del mío. Y sin alejarme, desvío nerviosamente la mirada y me aclaro la garganta — Lo siento. ¿No habías dicho algo de una aspirina?
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
Pese a que mi vista vuelve una y otra vez a nuestras manos unidas, sin entender del todo que le está pasando y por qué de repente no tiene problemas en tocarme, su “no sé” me alivia ya que tiene mucho más sentido que todo esto sea una charla de una muchacha pasada de alcohol. Su risita es como una especie de seguro, y aunque ya no le siento olor a alcohol, voy a seguir suponiendo que no está en pleno uso de sus facultades mentales. O al menos eso trato hasta que salta con el más inesperado de sus comentarios. De nuevo, ¿qué? por unos segundos no noto como su otra mano se ha hecho camino hasta mi cuerpo, pero cuando lo hago, mi vista se vuelve hacia su antebrazo descubierto, como si pudiera encontrar allí la respuesta que tengo que darle. - No creo que tus padres estén de acuerdo contigo. - Es lo único que me sale decir porque de verdad, creo que nunca nadie en toda mi vida había demostrado sentir preferencia por mí bajo ningún aspecto, ¿y qué aspecto era el que estaba considerando Hero?

Siento un nudo en la garganta cuando la distancia entre nuestros rostros disminuye, y mi mente queda en blanco por completo en lo que sus ojos se posan sobre los míos. ¿Me estaba poniendo nervioso una niña de catorce años? Estaba ebria y yo no era más que un esclavo, ¿qué estaba sucediendo? - Y es así cómo te das cuenta que necesitas mejores compañías. - Si una muchacha de su estatus social prefería pasar tiempo con un esclavo, eso decía mucho de su círculo interno, postres aparte.

Siento su mano volver a moverse, y no sé cómo debo reaccionar. No existe un manual para este tipo de situaciones, y nadie en el mercado me habló de esto como posibilidad. No creía tampoco que existiese un libro titulado “¿Cómo tratar la ebriedad de tu amo y sus confesiones inesperadas?” que pudiese leer tampoco. - Que si querías que fuese a buscar una aspirina para que tomes. - Y tengo que aclararlo, porque me ha pedido que me quede con ella, así que no puedo salir de la habitación hasta que me diga que vaya a buscar la pequeña pastilla que ayudaría a que todo esto fuese solo un dolor de cabeza. Suelto su mentón como si me pesara la mano, y por unos segundos me veo tentado a llevarla hacia la suya que se encuentra sobre mi pecho. Sin embargo no lo hago, inseguro de si podría quitarla de allí, como si tuviese derecho a decidir sobre mi persona.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Hero N. Niniadis
Fugitivo
¿Cuándo están de acuerdo conmigo? — suelto sin meditarlo, aunque luego me tomo un momento para hacerlo. Papá a veces lo hace y mamá tiene sus momentos, al menos cuando me presta cinco minutos de su ocupada atención. No quiero pensar en ellos ahora, no cuando creo que son las últimas personas que quiero tener en mi cabeza en un momento como este, cuando sé que todo esto es un escándalo, está mal y debería pegarle el grito de que se vaya de mi dormitorio. Obvio, estoy haciendo todo lo contrario a lo que la consciencia y mis conocimientos me dictan. Me río un poco por esa manía de echarse a menos que siempre he ignorado, pero que de pronto me hace dar cuenta de la poca autoestima que se debe tener. No lo culpo, no es como que los esclavos sean cosas interesantes, pero qué sé yo — tengo algunos buenos amigos. Pero no es lo mismo — ¿Por qué no? Debe ser porque no hemos pasado las mismas cosas juntos. Puedo ser todo lo honesta que quiera con Maeve, Meerah o incluso Patrick, pero ellos no me conocen como Sage. He de admitir que lo he transformado en una especie de diario parlante, con el cual no he hablado del único problema que me ha afectado hace algunas semanas. Me siento un poquitito patética.

Oh, cierto — es un murmullo quedo, porque recuerdo lo que ha querido decir y eso me desinfla un poco — Claro, la pastilla… — que me suelte hace que sienta como me patino hacia delante, como si su mano hubiera sido la razón por la cual la gravedad no me dejaba caer en el suelo. Me sostengo, claro está, con un torso que se balancea por mis sentidos perdidos y una extraña incomodidad a flor de piel. No, no es incomodidad. Tampoco son nervios. ¿Es ansiedad o pánico? No estoy acostumbrada a la inseguridad y no me gusta ni un poco. Pero también lo encuentro como un momento que me gustaría poder congelar o acelerar, depende de mi humor con cada segundo que pasa. Me relamo, como si eso pudiese ser de ayuda. ¿Soy yo o respirar cada vez es más complicado? No sé qué se supone que quiero o debo decir, así que decido no decir nada. Y aunque sé que tengo que soltarlo para dejar que vaya en busca de lo que me ha prometido, no uso las pocas neuronas que me quedan funcionales al actuar en base a todo lo contrario.

Es como si alguien hubiese puesto pie en el acelerador y cayese a toda velocidad. Lo siguiente que sé es que mis labios han atrapado los suyos con inesperada suavidad y mis dedos se aferran a su camisa como si de esa manera pudiese evitar perder el equilibrio. Me siento suspirar y tensar un poco los hombros antes de que se relajen ante la inesperada sensación de un contacto que jamás pensé seriamente en cómo sería, notando como nuestras bocas parecen despegarse poco a poco cuando me alejo, abriendo los párpados hasta que mis ojos se ensanchan de par en par — Lo siento, jamás había hecho eso — no me refiero solamente a que este es mi primer beso, sino también a que jamás he cruzado un límite que me pondría en los peores aprietos si alguien se enterase.
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
Creo que la pregunta que corresponde a sus padres era más bien ¿cuándo estaban con ella?, punto. Dejando de lado los actos públicos, eran raras las veces en las que los veía interactuar como familia. No que fuese un experto en el tema, pero el ideal de familia que querían presentar al mostrarse como un frente unido, distaba un poco de la realidad tras las puertas de la mansión. O al menos era eso lo que veía desde el tiempo que compartía con la muchacha, tal vez en esos breves momentos en los que comía o tenía que hacer mandados las cosas fuesen diferentes, aunque lo dudaba. - Claro que no es lo mismo, ellos son magos. - Y es tal vez la obviedad más grande del planeta. Pero no quería pensar en que hiciera otro tipo de diferencia dentro de su clasificación.

- La pastilla…- La invito a continuar para que me de el pase para irme de allí. Que podría huir y afrontar las consecuencias luego si me lo ponía a pensar, pero por alguna razón me mantenía anclado al suelo, esperando sus instrucciones como si las necesitase para saber cómo moverme. Espero unos segundos, pero las palabras no llegan y me limito a concentrarme en mi respiración para no adentrarme en mis propios pensamientos inciertos. Aquellos que comenzaban con “era una niña”, seguían por una negativa al recordar su cumplaños, y cambiaban hasta recordarme que era mi dueña y así sí sumirme nuevamente en una resignación que no comprendía.

Podía sentir su respiración contra mis labios, y solo unos segundos después un tacto muy diferente. Uno que había experimentado con anterioridad, pero que no esperaba recibir jamás de Hero Niniadis. Es un contacto corto, sencillo y casi que hasta inocente. Un contacto que me hacía desear haber huido minutos atrás, pero que a la vez agradece el haberme quedado por razones que no quería ni comenzar a pensar. - Cuando me dijiste tiempo atrás que me ibas a preguntar por cómo era besar, creí que sería con palabras. - Sabía que era su primer beso, y me sentía terrible en cierta forma por haberle robado ese momento gracias a su ebriedad. Que no había sido mi culpa si íbamos a lo técnico; pero a la vez sí, porque no era idiota y la posición íntima en la que nos hallábamos no dejaba lugar a muchas opciones. - Lo lamento - Me disculpo también, esperando que esas dos palabras lleguen a cubrir todo por lo que debería estar disculpándome. Rozando mi pulgar contra su mano que todavía se encuentra unida a la mía, espero que con ese gesto pudiese también expresar mi disculpa.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Hero N. Niniadis
Fugitivo
Quiero morirme. No, no quiero morirme. Quiero hundir la cabeza debajo de la almohada, pero también quiero llamar a Maeve y contarle todo lo que acaba de suceder como la niña que se supone que soy. Obvio que no hago nada de eso y su comentario, el que me toma por sorpresa porque ni yo lo recordaba, me hace reír de un modo algo nervioso y hasta histérico, a pesar de mantener un volumen bajo — Pensé lo mismo — no sé cómo me las arreglo para hablar, incluso cuando sé que no quiero hacerlo y prefiero la idea de desaparecer antes de seguir frente a frente. No me espero el roce de su dedo, el que me hace bajar la mirada y, con lentitud, soltar su mano hasta unir las mías, moviendo mis pulgares entre sí por arriba de mi regazo. Vuelvo a aclararme la garganta pero esta vez es diferente, bajando la mirada al darme cuenta de que la estupidez fue mía y eso hace que mis mejillas tomen un ligero color rosado que nada tiene que ver con el alcohol — Es mi culpa, así que no… no tienes por qué decir que lo sientes ni nada por el estilo — el calor que había sentido hace dos minutos en el pecho se ha evaporado. Ahora es una pesadez helada, consciente de que he repentinamente quiero llorar aunque no sé el motivo, así que no lo hago. En su lugar, me alejo.

Tomar distancia se basa en volver a subir los pies a la cama, darle la espalda y recostarme de lado, abrazándome a la almohada. ¿Cómo pude hacer algo tan inconsciente? ¿Cómo es posible que pueda ser tan boba? Mis labios se doblan en un puchero en el cual no tardo en reparar y hago lo posible por ocultarlo, mientras me hago un ovillo en la cama y siento mis pies rozar las sábanas heladas. Aún quiero que se quede, pero también siento la urgencia de ordenarle que me deje sola — Solo olvídalo. Es tarde y me duele la cabeza — es la mejor excusa que tengo y no puede contradecirla. Además, no le puede contar a nadie porque será mi palabra contra la suya.

Muevo la cabeza para frotar mi mejilla contra la almohada fría hasta encontrar la postura más cómoda y me obligo a cerrar los ojos, a pesar de que no tengo nada de sueño y es el modo que encuentro para evitar voltearme en su dirección — Solo busca la pastilla esa y ya — con suerte, borrará los últimos minutos.
Hero N. Niniadis
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
Sage A. Noble
Fugitivo
Abro y cierro la mano con incomodidad cuando se suelta, entendiendo en su gesto un rechazo tan repentino como la falta de contacto. Ella también está incómoda, puedo verlo, pero es muy probable que el tipo de incomodidad por la que estemos pasando sea muy diferente. No importa que queramos ver la situación con humor, o hacernos los desentendidos. A menos que el alcohol haga lo suyo y termine borrando los recuerdos de Hero como por arte de magia, probablemente termine teniendo el culo en las manos por toda mi actitud de esta noche.

Sin embargo Hero se culpa a sí mismo, y dentro de toda su inexperiencia y su estado de ebriedad, me siento mal porque esa sea la actitud que tome frente a esta situación. Se recuesta en la cama y queda de espaldas a mí, lo que me da pie a que me pueda levantar, sintiendo el tirón detrás de mis rodillas por haber estado demasiado tiempo en cuclillas. - N… - No llego a pronunciar palabra ya que termina hablando ella, dándome la primera orden desde que salí del mercado que voy a ser incapaz de cumplir. ¿Olvidarlo? Claro, si usaba el hechizo ese que tienen los de su clase tal vez, de otra forma no sabría cómo.

Me manda a buscar la aspirina que le he ofrecido minutos atrás, pero mis pies se quedan clavados en el suelo, incapaces de moverse por unos segundos. Cuando sí se mueven, es para avanzar un par de pasos en dirección a su cama, y en un gesto casi tan impulsivo como el de Hero minutos atrás, termino posando mi mano sobre su brazo. - No fue solamente tu culpa… - Doy un apretón suave, la suelto y doy media vuelta para ir a buscar lo que solicitó.
Sage A. Noble
Icono :
You're making the typical me break my typical rules ✘ Sage IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8296-noble-sage-alexander
Contenido patrocinado
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.