The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

3 participantes
Cale J. Ballard
Consejo 9 ¾
Casi todos los días en el 14 son iguales, al menos para mí: Amanece, como lo que sea que haya antes de irme a hacer guardia o a entrenar, o cualquier cosa que suene a  buena excusa para alejarme un rato. Nunca me preocupé demasiado por hacer una propia familia aquí como Sophia y Seth - y es que además de que todos somos una gran familia feliz (ja, claro), no es como que hubiese mucho de donde escoger y ni siquiera es que fuese una de mis prioridades, considerando la situación -. Aunque algo por lo que siempre me preocupé fue por Ava, solía pensar cómo iba a lograr crecer bien mi pobre hermanita en un lugar así, tan diferente a lo que acostumbrábamos, tan alejado de todo el mundo y con miedo a que nos descubrieran en cualquier momento. Tal vez no lo demostré nunca o casi nunca pero sí se me cruzó por la cabeza conforme Ava fue creciendo el pensamiento de qué iba a pasar cuando ella quisiera tener un novio, cosa que por mí mejor que no tuviera porque es mi hermana menor y nadie sería lo suficientemente bueno para ella nunca. Claro que al final hubiera querido lo mejor para Ava y lo único que me agobiaba era pensar que le quitábamos esas oportunidades de crecer y experimentar como cualquier niña/adolescente.

Ahora, años más tarde he dejado de preocuparme tanto por esas cosas, pero imagínense MI sorpresa cuando se empezaron a esparcir los rumores de Ava y el idiota de Benedict durmiendo juntos. Primero pensé: Tranquilo Cale, tranquilo, son rumores que seguramente Eowyn inventó porque estaba aburrida y quería meter cizaña, porque obviamente es un estúpido chisme y Ben y Ava se ven como hermanos y nada más, sin agregar que Ava es MI hermana y por ende no tendría tan mal gusto. Pero bueno, lo dejé pasar y me fui a entrenar y a mis turnos de guardia tranquilamente, como otro día más igual a muchos en el 14.

AHORA, IMAGINEN MIIIII PUTA SORPRESA CUANDO LLEGUÉ A CASA SÓLO PARA ENTERARME QUE TODO ERA CIERTO. Primero exploté y comencé a gritarle a mi mamá por algún motivo, pero ella sólo me gritó de vuelta y lo único que conseguimos fue ponernos como histéricos. Lo segundo que se me ocurrió fue ir a ver a Ava para preguntarle que demonios estaba pensando, pero no, no podía hacer eso sin antes resolver el problema principal: Be ne dict Fran co. Así que aquí estoy caminando tan rápido que no logro distinguir si camino, troto o corro, sólo siento la cara roja y tengo los puños tan apretados que mis manos empiezan a entumirse. Ahora sí, ese idiota va a escucharme y me va a escuchar bien. No sé ni por dónde paso, es como si fuera un robot programado para buscar a su objetivo únicamente. Apenas ayer cenaron con mi mamá y Elioh los dos cínicos. Apenas ayer que estuvieron en la casa y no es posible que hoy no pueda encontrarlo. AGH.

Sigo avanzando, paso por las casas, por la fuente, por todos lados, hasta que logro divisar al culpable de todo esto. Y SÍ, yo sé que Ava también tiene la culpa pero en este momento no me importa, en este momento lo único que puedo pensar es que Ben es más grande y debió respetar ese límite, debió respetar a MI hermana y no debió haberle puesto un dedo encima nunca. Lo único que pasa por mi cabeza cada segundo es partirle la cara, y es que no exagero en decir que veo todo color rojo, no estoy pensando bien, sólo quiero golpearlo por lo que hizo, quiero golpearlo y no parar. Seguramente todos se van a enterar de cualquier cosa que pase en este momento y van a comenzar a esparcirse más y más chismes, tampoco quiero pensar qué va a hacer Ava si me ve en esta forma, pero es que en este punto me vale un carajo todo. - BENEDICT FRANCO. - Es lo único que alcanzo a decir porque en el momento en que voltea no hago mas que meterle un puñetazo directo en la cara. Sé que me va a costar porque obviamente voy a acabar con los ojos morados también, pero, honestamente, no me importa.
Cale J. Ballard
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback IqWaPzg
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
He pasado la mañana dando clases en la escuela, trabajando con los mapas en niños que no tienen intención alguna de prestarme atención ni cuando intento hacerles entender lo importante y genial que es saber supervivencia en medio del desierto. Es obvio que no hay demasiados ánimos para estudiar o ponerse a analizar terrenos, así que todo acaba en una clase fallida y en Sophia teniendo que consolarme para que no ande gruñón el resto del día. Lo juro, si Beverly vuelve a interrumpir mis horas de clase con historias ridículas que no tienen nada que ver con lo que estoy tratando de enseñar, voy a castigarla. A nadie le importan sus estúpidas novelas.

Así es como llego a casa maldiciendo por lo bajo, seguro de que he hecho algo demasiado malo en mi vida pasada como para asumir que toda mi mala suerte tiene una justificación. He tenido días horribles y la pelea con mi padre no ha hecho otra cosa que empeorar la situación, haciéndome sentir minúsculo y estúpido cada vez que nos cruzamos; y ni hablemos de que le volteo la cabeza como un niño caprichoso, porque he decidido que no volveré a dirigirle la palabra hasta que me pida disculpas. ¿Qué quizá estoy exagerando? Es probable, pero estoy completamente convencido de que tanto él como Arleth han dramatizado demasiado e hicieron una bola de un puntito. Tal vez debería darme un baño en las grutas como para relajarme un poco…

Estoy por meterme dentro de la cabaña cuando oigo el grito en la voz de Cale que me detiene antes de ser capaz de abrir la puerta, rodando los ojos porque no sé qué es lo que quiere ahora y la verdad es que no tengo los ánimos para sus estupideces — ¿Qué suced…? — a la mierda, porque no llego a decir nada que un dolor punzante se me plasma por toda la nariz cuando recibo un puñetazo que me sacude la cabeza hacia atrás y obliga a mis manos el ir directamente hacia mi rostro. ¿Pero qué carajo le pasa? Bien, quizá jamás fuimos buenos amigos, pero esto de ir dando golpes gratuitos es algo completamente nuevo. Oh, momento…

Antes de que se le ocurra volver a atacar, mi frustración y enojo hacen que le brinde un empujón brusco, tratando de enfocarle entre las lágrimas que saltaron de mis ojos por culpa del dolor que ahora mismo está matando mi orgullo — ¡¿Acaso cuál es tu problema, Ballard?! — exclamo con indignación, avanzando hacia él con los puños cerrados firmemente. Si quiere pelear, perfecto: hace días que ansío con todas las ganas el poder desquitarme con alguien — ¿Quién te crees que eres para aparecerte en mi casa y golpearme? — no tardo en golpear mi frente con la suya en un intento de hacerlo retroceder, adoptando la postura de cualquiera que busca imponer tanto presencia como respeto y, vamos, que para algo he crecido hasta casi llegar a los dos metros — Hazme un favor y vete antes de que te baje los dientes. No sea cosa que tengas que explicarle a tu mamá tu estupidez.
Benedict D. Franco
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Ava E. Ballard
Fugitivo
Me gustaría ser aunque sea la mitad de madura de lo que le he reclamado a Arleth en nuestra última conversación, pero no estoy ni cerca y para cuando llego a la cabaña luego de una larga jornada en la torre de vigilancia, lo único que tengo es sueño y un aliento con tanto olor a alcohol que podría desinfectar heridas con él si realmente me lo propusiera. No es que había pasado una noche ahogando penas ni nada por el estilo. Simplemente había llevado una botella de vodka que estaba por la mitad para matar el frío, y había terminado con un envase vacío antes de que terminase de llegar el amanecer. Cómo dije: muy madura. El punto es que, pese a que no solía dormirme ni bien finalizaba una noche de vigilancia, en este caso no había terminado de acomodarme sobre el viejo sillón antes de caer desmayada en cuestión de segundos.

Me despierta Gigi, horas más tarde, cuando en su emoción comienza a mover la cola de acá para allá, dándome con ella de lleno en el rostro al haberse quedado dormida a mi lado durante todo este tiempo. Supongo que al fin su dueño ha llegado.

Me levanto agradeciendo que las bebidas blancas no me dejen una sensación resacosa, y busco servirme un vaso de agua cuando la voz de mi hermano me sorprende pese a que, al estar dentro de la cabaña, el sonido debería sentirse un poco más apagado y no como si estuvieran gritando al lado mío… Que lo están. Apresurándome a la puerta con toda la velocidad que puedo obtener al estar recién levantada, la abro de un tirón para encontrarme con una imagen que me remonta a los tiempos en que los Ballard y los Franco convivíamos todos en la misma casa.

- ¿Qué mierda les pasa ahora? - Inquiero con los ojos del tamaño de platos, y sin entender que es lo que están haciendo peleando a… ¿Qué hora era? No estaré con resaca, pero estaba más perdida que Eowyn en un convento y no entendía nada de lo que estaba pasando delante de mis ojos. Claro que luego reparo en que la nariz de Ben ha comenzado a enrojecerse y solo suelto un “ay dios” en lo que desaparezco puertas adentro, para buscar una compresa que enfrío con agua antes de volver rápida hasta donde estaban y encajársela delante de su geta y así aprovechar a separarlos.
Ava E. Ballard
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback VMl3xWz
https://www.themightyfall.net/t8219-ballard-ava-elizabeth#99244
Cale J. Ballard
Consejo 9 ¾
He de admitir que, aunque mi cara ha estado torcida y con el ceño fruncido desde que me levanté de la cama, ver como Ben se sacude hacia atrás después del golpe que le metí me causa la más grande satisfacción, y hasta incluso, me hace sonreír apenas de lado. Si de por sí desde pequeños lográbamos dirigirnos 6 palabras al día: "Me pasas un pedazo de pan", y era en la comida, no pueden imaginarse desde que no vivimos en la misma casa. Hubo un tiempo en el que creí que podríamos llevarnos bien, ser amigos, incluso intentar ser buenos hermanastros, pero nah. Aunque con los años lográramos armar más frases y pláticas ocasionales cuando estábamos en familia o con Sophia, Eowyn, Seth, y los demás, siempre hubo algo ahí y la verdad es que ya tenía tiempo que quería meterle un buen golpe.

Claro que la sonrisa no me dura porque el imbécil me empuja con toda su rabia. Trastabillo hacia atrás al dar un paso mal intentando ganar mi equilibrio de nuevo para no caerme y hacer el ridículo por completo después de la entrada que acabo de hacer, que si me permiten añadir ha estado genial. Me sostengo con un brazo agarrando algo que no logro divisar. - MI problema es que no tuviste ningún inconveniente en acostarte con MI hermana, ni siquiera por ser también tu hermana o hermanastra o como quieras decirle. - Recuerdo la rabia con la que venía, apretando más y más mi puños y devolviéndole el empujón. - Aunque no es como que eso te haya importado mucho o detenido. - Porque se supone que deberíamos vernos como hermanos y nada más, y a parte es Benedict y no logro concebir la idea de que haya estado con mi hermanita.

Justo después del empujón choca contra mi cabeza con la suya y siento que se me revuelven los sesos por unos segundos. Seguro se da el lujo de golpearme con la cabeza sólo porque la tiene hueca. - ¿Y crees que a mi mamá le va a importar un carajo que te golpeé? Si lo he hecho yo es porque a ella no se le ocurrió primero. - Mentira. Ya nos estuvimos gritando tanto que parecíamos dos gallinas alborotadas. Bueno, una gallina y un gallo, obviamente. En fin, es 100% seguro que me acabo de meter en un problema que voy a pagar luego, pero a quién mierda le importa eso ahora.

Al parecer a Ava, porque no pasan ni dos minutos cuando sale corriendo a gritarnos. - NO TE METAS EN ESTO AVA. - No puedo evitar gritarle, no sé si es la ira con la que venía o el hecho de que la sola idea de ella con Ben hiere mis sentimientos y me hace sentir... decepcionado. Se mete corriendo a la cabaña y antes de que pueda acercarme a él para intentar golpearlo de nuevo sale corriendo para ponerse en medio y tratar de para la sangre que sale de su nariz. - Y ahora le quieres arreglar la nariz, ¿No? - No puedo hacer nada más que dar un paso hacia atrás porque la única forma de acercarme a Ben es quitando a Ava de encima de él y no planeo lastimarla. - ¿Pero qué mierda estaban pensando? -
Cale J. Ballard
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback IqWaPzg
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
Ver como Cale parece que va a irse de culo por un momento me hace sonreír de forma infantil y triunfal. Puede que las cosas cuando éramos niños fuesen diferentes, pero los años me han regalado altura y fuerza y nunca había tenido oportunidad alguna para utilizarlas contra el rubio imbécil de mi hermanastro. Bueno, quitando que hace mucho tiempo que no peleamos porque simplemente no solemos dirigirnos la palabra, pero eso es otra cosa. Verán, uno de los momentos más espectaculares de mi vida adulta fue el poder ser líder de los exploradores y tener la libertad y el derecho de mandonearlo cuando viene con nosotros. Se me hace que eso ha ayudado al pequeño detalle de que el golpe haya sido tan fuerte.

Lo que dice solo hace que ruede los ojos de esa manera que mi padre considera de mala educación y me llevo los nudillos a la nariz, chequeando que tanto está sangrando — Es tu hermana. ¿Necesitas un adn para que te recuerde que no tengo relación de parentesco con ella? — otro empujón que me da, otro que le devuelvo — eres un idiota, Cale. ¿Tengo que pedirte permiso para acostarme con alguien ahora o qué? ¿Vas a controlar si algún tipo le habla también? — y sí, no me importa el que no estoy negando ni afirmando sus acusaciones. Si hay alguien a quien no le debo ninguna explicación, es a él.

El golpe que le doy en la cabeza apenas me fastidia (bendito sea mi cuerpo algo más resistente) pero de todos modos me pongo bizco dos segundos, aunque es más por la estupidez que dice que por otra cosa — Ya he soportado a mi padre y a tu madre dando gritos, muchas gracias — le contesto con displicencia. Sé que está listo para dar otro golpe y yo me preparo para darle una buena tunda, cuando la cabeza rubia de Ava aparece a los gritos y de un momento para otro tengo algo frío metido en la nariz. Un gruñido en su dirección me vale como el darle las gracias y sostengo la compresa contra la zona herida, aunque mi cuerpo se mueve de un lado al otro sin mucho disimulo en un intento de bordear a mi hermanastra y poder dejarle a su hermano la cara más plana de lo que la tiene ahora.

Por si no lo sabías, muchas personas no piensan cuando deciden acostarse — le comento con mufa, sabiendo que el casi aceptar lo que hemos hecho solo servirá para que le hierva la sangre: duh, es lo que estoy intentando hacer — ¿O acaso es porque eres tan intolerable que no tienes suerte en llevarte a nadie a la cama? Quizá si te revolcaras con alguien, te importaría menos lo que hagan los demás y no te meterías en donde no te llaman — le devuelvo la compresa a Ava con algo de brusquedad y aprovecho ese movimiento para pasar por delante de ella y empujar con la punta de mis dedos a Cale, presionándolos contra su frente en un obvio intento de hacerlo ver como una pulga — Si quiero acostarme con tu hermana lo haré, así que no pierdas el tiempo ni la dignidad — sin mucho más, escupo a sus pies. Si estos días había estado deseando un saco de boxeo para combatir el enojo y la ansiedad, Cale se anda volviendo un perfecto candidato.
Benedict D. Franco
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Ava E. Ballard
Fugitivo
Si hay algo que no podía decir jamás, es que soy alguien tranquila, calmada y paciente. Me encantaría poder ser de esas personas a las que, si se las acusa o se les dice algo simplemente ignoran la situación, dan media vuelta y se van. Pero la triste realidad es que no lo soy, y cuando Cale decide que lo mejor que puede hacer en esos momentos es gritarme, le doy un pisotón tan fuerte y pesado que ni siquiera puede calificarse como gesto infantil. - Y TÚ A MI NO ME GRITES - … grito. Creo que la sangre se me sube a los oídos porque puedo sentir perfectamente mi palpitar, rápido y enojado retumbando dentro de mi cráneo. ¿Qué se le había pasado por la cabeza para venir con esa actitud de mierda? Ya no era una niña chiquita a la que tenía que cuidar, y mucho menos podía cuestionar mis decisiones sin siquiera consultarme primero cómo se habían dado las cosas. Tenía casi veinticinco años y lo último que necesitaba era a un guardaespaldas que protegiera mi inexistente pureza virginal. Mataría a Eowyn la próxima vez que la viese. En serio.

Cómo al parecer mi hermano decide que cada una de las cosas que hago deben ser cuestionadas, incluso las que significan ayudar a remendar sus errores, tengo que hacer uso de toda la fuerza de voluntad que tengo para no devolverle el favor que le ha hecho a Ben. - Si no deseas que quiera arreglar la tuya, vas a cerrar esa boca bonita que tienes antes de que le dé un nuevo color a tu cara. - Amenazo, sabiendo que debo asemejarme más a un chihuahua enojado, pero confiando en que no es tan idiota como para no creerme capaz de cumplir lo que digo. Será mayor que yo, más alto y probablemente tenga más fuerza, pero seguía siendo su hermanita, y si tenía que aprovecharme de eso para quitarme la frustración de estos últimos días, lo haría sin un ápice de culpa.

Claro que antes de que pueda hacer algo más de escándalo, Ben comienza a escupirle cosas en la cara y no puedo evitar que se me escape un bufido (que se asemeja algo más a un gruñido) mientras me doy cuenta que estoy quedando en medio de una guerra de testosterona. ¿De verdad? ¿En serio? Mátenme.

- Si quieres acostarte con su hermana, primero deberías recordar que ella está presente y puede oírte. - Le remarco, tironeando de su campera en un inútil intento de frenar su avance. Porque puedo estar furiosa con Cale, pero no por eso voy a dejar que mi hermanastro me use para ganar la estúpida competencia de egos que venían jugando desde que tengo memoria. - Pero eso no importa. - Me dirijo nuevamente a mi hermano buscando volver a escabullirme entre medio de los dos para que no se maten, o para no dejar que Ben me ganase de mano si Cale volvía a soltar alguna estupidez. - ¿Me puedes explicar que carajo pasó por tu cabeza para que vengas con estos aires de mierda? Porque en serio, voy a tener que apoyar la idea de Ben de que te falta un buen revolcón si crees que tienes algún tipo de derecho sobre MI vida. - Le remarco haciendo todo el énfasis que puedo en la palabra "mi" para que le quede claro que no-tiene-que-meterse.
Ava E. Ballard
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback VMl3xWz
https://www.themightyfall.net/t8219-ballard-ava-elizabeth#99244
Cale J. Ballard
Consejo 9 ¾
- Sé muy bien que puede cuidarse por sí sola pero nunca creí que fuera lo suficiente ingenua para irse a acostar contigo. - Porque a veces se me olvida que Ava no es la dulce y pequeña niña que solía ser hace unos años. Es molesto a veces, ya no necesita a nadie que la proteja. Intento no comerme mis palabras cuando Ava sale de la cabaña, sé que me va a costar mucho enojo y tal vez insultos por su parte llamarla ingenua pero es lo que fue, digo, ¿Por qué de todas las personas que pudo elegir para dormir tuvo que irse por é? Siendo honesto conmigo mismo, no sé si lo que me molesta es que se acostaron siendo pseudo-familia, o el simplemente hecho de que nunca he logrado tolerarlo al 100%, y ahora ni siquiera al 1%. - Cálmate, ¿Si? Que a ti no te he dicho nada Ava, esto es entre Benedict y yo. - A medias, porque el problema central aquí es ella, pero si lo vemos desde otro ángulo yo le he pegado a él y me lo ha devuelto, así que no tendría que meterse. Lo peor es que sabe que no le haría nada nunca pero si dejaría que me golpeara en un afán de no lastimarla o dejar que se desquite.

Resoplo cuando hace su comentario de acostarme con alguien, ¿A quién le importa eso hoy en día cuando hay cosas más importantes por las cuales preocuparse? Y para su información sí me he acostado con personas. Eowyn por ejemplo, sí, fue hace mil años, pero pasó. - ¿Es lo único en lo que piensas? ¿Acostarte con alguien? Hay cosas más importantes que eso. - Se me ocurre un comentario para criticar a las personas que se acuestan con él y sus razones para hacerlo, claro que al segundo recuerdo que mi hermana ha sido una de ellas y que decir algo en general la afectaría y, a parte de que no quiero insultarla, no quiero que se enoje más y terminen por golpearme entre los dos.

Ben se pasa por delante de Ava para poner sus dedos en mi frente como si me estuviera haciendo de menos y en un movimiento brusco los empujo sólo para ver cómo escupe a mis pies. - ¿Te crees muy listo Franco? ¿quién mierda eres para hablar así de mi hermana? ¿O es porque no tuviste mamá que no sabes cómo tratar a una chica? - Comentario infantil, lo sé, pero a nadie le importa eso en este momento. Volteo a ver a Ava cuando empieza a hablar de nuevo y asiento con la cabeza, al menos ahora sí entiende que Ben es el enemigo aquí. O eso creo hasta que empieza a regañarme, de perdido sirve para ponerse en medio de los dos y que no termine uno muerto. Ruedo los ojos con lo que dice y me cruzo de brazos alzando las cejas, mirándola con cara de incrédulo pero a la vez sarcasmo. - ¿Qué pasó por mi cabeza? TÚ pasaste por mi cabeza, porque TÚUUUUU eres mi hermana y no quiero verte llorando cuando este imbécil decida que no quiere nada o haga algo estúpido contigo. - Me siento bastante herido con su siguiente frase, lo del revolcón me da igual, pero ella apoyando a Ben y mandándome a volar de su vida, eso es duro para mí y hace que piense que cualquier idea que tuve para venir fue en vano y tonta. - ¿Qué significa eso Ava? ¿Que estoy vetado de tu vida cuando quieras y cuando no, soy bienvenido? Somos familia, creo que es bastante normal que me preocupara por ti y me sintiera molesto. - Porque al fin y al cabo, ella y mi mamá son prácticamente lo único que tengo. Bueno, podría decirse que igual Bev, pero ella es como compartida se la pasa flotando.

Con lo poco que queda de mi orgullo la miro fijamente. - Puedes sacarme de tu vida si eso quieres, puedo no preocuparme nunca más. - O al menos no hacérselo notar cuando suceda. - ¿Pero qué hay de Zenda? ¿Y si le afecta en algo que todo el mundo vaya diciendo por ahí que sus hermanos se acostaron? - Cosa que no creo que suceda pero que no está de más mencionar. Me les quedo mirando fijamente, suspirando y pensando que no me queda mucho más por hacer aquí.
Cale J. Ballard
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback IqWaPzg
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
Mis ojos dan un giro por culpa de la inmadurez obvia y petulante de mi hermanastro, tratando por todos los medios de no reírme demasiado en su cara para dar una imagen de persona algo más centrada de lo que en realidad soy — No, pienso en otras cosas, gracias por tu preocupación. Pero al menos sí admito que un revolcón ayuda a quitar la mala cara — por el tono de voz que empleo, dejo bien en claro que doy por sentado de que él es incapaz de conseguir algo como eso y que siento lástima por él. Es un enorme “mira quien habla”, si consideramos mi escaso historial, pero podemos obviar eso.

Oh, vamos — es mi simple respuesta a las palabras de Ava, porque sé que presente o no, opina igual que yo en todo este asunto. Sea como sea, todo pasa a segundo plano cuando mi cuerpo se congela en mi sitio con una helada sensación de desagrado, volteando hacia Cale con una expresión de pasmada ira. Oh no, no se ha atrevido… ¿O sí? ¿Tuvo semejante descaro, después de todos estos años en los cuales intentamos ser una familia, a pesar de que jamás fuimos ni remotamente cercanos? Quizá siempre fue una estúpida competencia, pero yo nunca he llegado tan lejos.

Siento el veneno recorrerme las venas y estoy seguro de que abro y cierro los puños mientras los hermanos se siguen gritando cosas, Zenda aparece en la ecuación y yo estoy ahí, de pie como un idiota, mirando a Cale bajo una luz nueva y roja. No es hasta que la discusión me da el espacio para meterme que empujo con el paso de mi cuerpo a Ava, clavando los ojos en la figura de Cale. Esa delgada, rubia, desagradable e insoportable figura — Zenda tiene más cerebro que tú como para no meterse — me limito a contestar antes de atrapar su cuello entre mis dedos. Sé que mi padre pondría el grito en el cielo, pero él no está aquí para detenerme — Pero sea como sea, todo esto no te incumbe ni a ti, ni a ella ni a nadie. Por otro lado…

Aprovecho el agarre para empujarlo contra mí, hablándole lo suficientemente cerca como para que me escuche con claridad. Si piensa quedarse con dudas, espero que lo recapacite más de una vez — Si no quieres amanecer con la cabeza debajo de la bosta de los graneros, te sugiero que no vuelvas a mencionar a mi madre jamás. Quizá siempre estuviste protegido porque a mi padre le gusta Arleth, pero vuelve a decir algo como eso y no te quedarán bolas siquiera para considerarte hombre — con un último apretón de mis dedos, lo suelto con el mismo desagrado que a un insecto. Puede odiarme e insultarme todo lo que quiera, pero mi familia es algo que no se toca.
Benedict D. Franco
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Ava E. Ballard
Fugitivo
Debía de ser una regla mundialmente impuesta, que si una persona quería que otra se tranquilizase o bajase un cambio, lo último que podía decir eran las palabras “cálmate” o “tranquilízate”. Porque de verdad, lo último que generaban esas palabras eran ganas de calmarse o tranquilizarse. Incluso aunque no fuese yo, que llevaba la contraria a todo el mundo por regla general. Así que claro, cuando Cale me pide que me calme, la sangre sube a mi rostro y mi tez entera adopta una expresión colérica. ¿Así que esto era solo entre Ben y él? - Si eso fuera cierto, no estarías acá, cuestionando mis elecciones de vida. - Le escupo entre dientes, casi en un siseo venenoso. No puedo evitar rodar los ojos cuando le recrimina a mi hermanastro que hay cosas más importantes que solo pensar en acostarse con alguien. Cómo si Ben no supiera aceptar cargos, responsabilidades y tareas complicadas; podía molestarlo y tratarlo de inmaduro cuantas veces quisiera, ¿pero egoísta al punto en que lo describía Cale?, jamás.

Descarto con rapidez el reproche de Benedict, porque él debe saber que se lo ha ganado en toda regla. Odiaba que hablaran de mí como si no estuviese presente, y mucho más que asumieran cosas solo por probar un punto idiota. Claro que no me detengo demasiado en ese pensamiento porque mi hermano acaba de proclamarse el idiota más grande del distrito. ¿Cómo se le ocurre? Y la cosa no termina ahí, y solo para que no le roben su nuevo título, continúa gritando idiotez tras idiotez hasta que mi genio puede conmigo y termino alzando el brazo para darle vuelta la cara de un sopapo. - ¿Terminaste? - Consulto, enojada como pocas veces en mi vida lo he estado. - Porque entonces también deberé creer que la razón por la cual te muestras tan poco hombre es porque papá falleció cuando éramos chichos… - Y no quería traer a mi padre, o a ningún familiar a colación. No se lo merecían, pero tampoco iba a quedarme callada y asintiendo a todo lo que salía de su boca solo por ser el hermano mayor.

- No tienes idea alguna de lo que estás diciendo. Ni siquiera te molestaste en preguntar que mierda pasa antes de armar tus propias conclusiones. Y claramente tampoco me conoces a mí, o a Ben si vamos al caso. - Porque claramente era una pobre inocente que iba llorando por la vida por un mal de amores, necesitada de que mi hermano mayor viniese a defender un honor que no había perdido. Una crédula con la que podían jugar a su antojo, incapaz de defenderse o de decidir por sí misma. - Somos familia, sí. Pero mi vida es MÍA, y nadie más que yo tiene derecho a decidir que mierda hago con ella. No tú, no Ben, no Zenda, ni mamá, ¡ni nadie! - Mi dedo golpetea contra su pecho con cada persona que uso de ejemplo, mientras que la mano que he usado para golpearlo queda cerrada en un puño al costado mío.

- Haz lo que se te cante, si quieres salir de mi vida y no preocuparte más porque el lobo malo y feroz venga a hacerme daño, perfecto. - Ironizo, sin usar la referencia al hombre lobo de manera consciente. Lo último que estaba pensando en esos momentos era en la maldición de Ben, solo quería que Cale se callase la boca y me dejase de tratar como una ilusa inocente. - Y no trates de justificarte con Zenda. Tú sabes que hemos escuchado peores rumores de mamá cuando todavía vivíamos en el Tres.

Por unos minutos había olvidado que Ben forma parte de la conversación hasta que siento como me empuja antes de volver a hablar, para luego tomar a Cale del cuello de una manera que debería preocuparme sino fuera porque lo conozco. O al menos no me preocupo hasta que la amenaza que sale de sus labios está tan cargada de veneno, que por unos instantes tengo el impulso de gritarle que lo suelte. No lo hago, lo suelta por cuenta propia y solo puedo quedarme mirándolos a los dos con la incertidumbre pintada en mi rostro.
Ava E. Ballard
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback VMl3xWz
https://www.themightyfall.net/t8219-ballard-ava-elizabeth#99244
Cale J. Ballard
Consejo 9 ¾
- Tus elecciones de vida no me importan en lo más mínimo Ava, pero esta vez metiste a toda la familia sin siquiera pensarlo. - Me duele decir cada palabra porque es evidente que Ava ha pasado de sorpresa a odio desde que llegué y no creo que le queden ganas de estar conmigo después de esto, y si soy honesto, ni siquiera sé cuánto tiempo demore en perdonarme, si es que alguna vez lo hace. Es mi hermana y siempre he intentado protegerla, aunque hace ya muchos años que no deja que pase eso y, que aunque quisiera, sé muy bien que ya se cuida sola, pero es que simplemente no logro concebir la idea de que estuvieron juntos. Sonrío con descaro cuando veo que mi comentario le asienta a Benedict como si le echara un balde de agua fría en la cara. Reconozco que me he pasado y las palabras se salieron antes de que siquiera pudiera procesarlas, pero ya están en el aire y no hay marcha atrás. Sin embargo, lo que no esperaba es que Ava saliera en su defensa con un comentario de papá. - Poco hombre... - Apenas murmuro porque mi mente se va enseguida a la imagen de mi fallecido padre. Tenía demasiado tiempo sin pensar en él. Tanto tiempo que no siquiera veo ya las fotos viejas que trajimos cuando escapamos, es como si fuera casi una mentira que alguna vez existió. Después de todo hace siglos que estamos en el 14.

Por un momento Ben desaparece de la conversación y Ava empieza a gritarme, no sé como voy a salir de esta vivo si siguen enfureciéndose a cada segundo que pasa. - Ya bueno, entonces haz lo que quieras por mí, pero luego no te arrepientas si ese imbécil te lastima,  Ava. - Ruedo los ojos cuando hace su comentario de protegerla del lobo feroz. Por alguna razón mi ira se ha ido aplacando y ha pasado más que nada a sorpresa y resentimiento. Sorpresa porque no esperaba ver a Ava tan enojada conmigo y resentimiento con Benedict porque muy probablemente mi hermana me odie ahora. La verdad, no sé qué esperaba, supongo que pensé que le daría un puñetazo a Ben y Ava estaría molesta, ¿una semana? y luego seguiríamos como si nada. No lo sé. - Supongo que entonces la justificación es que soy poco hombre por papá y tú haces cosas así por mamá. Mejor no la metas en esto. - Me hace sentir como si fuera un niño de mami, lo cual no tiene nada de malo si así fuera, pero no lo soy, sólo que no me gusta que empiece a meterse con ella de la nada.

En un segundo todo cambia, mencionan Zenda y antes de que pueda contestar algo al respecto sólo veo el cuerpo de Ava moverse hacia atrás y una mano que va directo a mi cara. Me pilla por sorpresa el agarre de Benedict. Aprieta más de lo que esperaba por lo que coloco mi mano en su muñeca y aprieto en un intento de que me suelte. Escucho su amenaza con los ojos entrecerrados y trastabillo un poco cuando me empuja. - ¿Se supone que deberías darme miedo? - Acaricio un poco la parte donde estaba su mano hasta hace unos segundos y lo miro con desprecio. - Bien Benedict, nunca más volveremos ha tocar ese tema. Pero asegúrate de no hacerle nada a ella tampoco porque entones te mato yo. - Señalo a Ava sin apartar mi vista de los ojos de Ben. Ya sé que no me quiere protegiéndola ni nada, y ya no planeo meterme en su vida si así lo quiere, pero si le hacen algo malo jamás se lo perdonaría a la persona que se atrevió a tocarla.

Siento un ambiente tenso y creo que ya no hay nada más que decir, al menos no hay nada más que decir si queremos permanecer vivos los tres.
Cale J. Ballard
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback IqWaPzg
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
Las peleas de los hermanos me tienen sin cuidado. No puedo evitar pensar en que todo esto no tiene sentido, que no tengo motivos o razones para estar metido en una discusión familiar de la cual no estoy enterado. No me importa tampoco el desprecio que Cale destila en mi dirección, ese que me arrebata una sonrisa mordaz en cuestión de segundos — No, miedo no. Pero pretendo que te quede bien en claro — no tengo porqué soportar esas actitudes, mucho menos de gente como él. Mi respeto se limita a aquellos que me lo demuestran, así que mi hermanastro no es alguien que considero digno de él. La amenaza es lo que me hace mirar a Ava como si estuviese considerando si habla en serio o no, hasta que no puedo evitar reírme con la sequedad de la incredulidad. Sí, me río, tanto que me toma un momento el recobrar la compostura. Todo esto es tan ridículo…

Tranquilo, Cale. Tu hermana y yo estamos lejos de los niveles de sentimentalismo que todo el mundo cree que manejamos. Quitando eso, creo que ella estará más que bien y dudo que yo pueda hacer algo que la lastime — no hemos tenido nada más que sexo, nada más que encuentros donde solo importaba la piel y no las emociones. Sé que no siento nada por Ava y ella no está en peligro de sentir algo por mí y, si así fuera, debería ser nuestro único problema. El detalle es lo que me hace mirarlo con cierta diversión, a pesar de la indignación — Me halaga que me creas capaz de lastimar a alguien, pero no está en mis planes el involucrarme más de lo necesario. Ahora, si acabamos con la paranoia, tengo cosas que hacer…

Es mentira, creo. Ya no recuerdo qué se supone que iba a hacer, pero aún así desvío la mirada y le doy la espalda a los Ballard para arrastrar mis pies en dirección a la cabaña. Me llevo una mano a la nariz, sintiendo el calor del dolor, mientras empujo la puerta con la intención de desaparecer y evitar un desastre.
Benedict D. Franco
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Ava E. Ballard
Fugitivo
- ¡No metí a nadie en nada! Son ustedes los que meten sus narices en dónde nadie los llama y se ponen a sacar conclusiones por su cuenta. - Porque había sido cosa mía el ir con el chisme por todo el distrito, involucrando a todo el mundo. Claro que no había nada que me gustara más que estar en boca de todo el mundo, con rumores cada vez más rebuscados. Por favor…  

Que ruede los ojos me pone de peor humor aún, y termino rechinando los dientes del enojo que siento porque siga dándole vueltas al asunto. - ¿Arrepentirme de qué? Sigues asumiendo cosas sin siquiera tener idea de nada. - ¿Tanto le costaba preguntar? O mejor aún, ¿tan difícil era no meterse en mis asuntos? - ¿De qué justificación hablas? Después de todo, según tú yo metí a toda la familia en esto. ¿Qué tiene de malo meter a papá o a mamá? - Porque siempre mamá es la santa y yo la ignorante que no sabe nada de la vida, claramente

Miro el intercambio entre los dos con hastío y es mi turno de rodar los ojos en el momento en el que de nuevo actúan como si no estuviese presente. - Los dos dan tanto miedo como un par de conejos rabiosos. Avisen cuando dejen el concurso de testosterona. - Me cruzo de brazos y sigo con la mirada a Benedict cuando se retira, sin tener ni el menor impulso de seguirlo. Volviendo la vista a Cale, trato de serenarme al menos un poco antes de hablarle. - Sé que siempre necesitas ponerte en la postura de hermano mayor, pero sé lo que hago, y aunque no lo supiese no me hará mal golpearme con un par de paredes. Así que quiero que sepas, que no voy a decir “para la próxima”, como vuelvas a asumir algo sin siquiera preguntarme antes, o considerar mi punto de vista como mínimo. Te castro. - No es una amenaza vacía, Soy extremadamente capaz de hacerlo, más cuando estoy con un humor tan de mierda que podría morderlo si no se cuida. Dejado escapar un bufido, doy media vuelta y tomo el camino que me lleva a las granjas, necesitando de la presencia relajante de Arion para no matar a nadie.
Ava E. Ballard
Icono :
If you ever touch her again I swear I'm gonna... - Flashback VMl3xWz
https://www.themightyfall.net/t8219-ballard-ava-elizabeth#99244
Contenido patrocinado
3 participantes
No puedes responder a temas en este foro.