ÍndiceÍndice  
  • Últimas imágenesÚltimas imágenes  
  • Quién es quién  
  • RegistrarseRegistrarse  
  • ConectarseConectarse  
  • The Mighty Fall
    ¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
    OTOÑO de 247421 de Septiembre — 20 de Diciembre


    ÚLTIMOS
    TEMAS
    Muggles & Squibs
    5000 G
    Extranjeros
    4000 G
    Miembros de Defensa
    5000 G
    Estudiantes
    4000 G
    Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados.

    Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos.

    ¿Qué ficha moverás?
    VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
    13.11Estudiantes, ¡los estamos buscando! Pasen a revisar nuestra nueva búsqueda Aquí.
    07.11¿Quieren crearse un nuevo personaje? Aquí pueden encontrar las búsquedas de nuestros usuarios.
    03.11¡Concluyó la mini-trama! No olviden reclamar sus recompensas aquí.
    07.10¡Felices 11 años en línea! Gracias por todos estos años compartidos.
    01.10No olviden pasar por la cronología para enterarse de lo sucedido en el último año. También pasen por la actualización de la normativa.
    NOTICIAS
    IMPORTANTES

    2 participantes
    Aldair Kendall
    Aldair Kendall
    Historia

     
    "Hace mucho, mucho tiempo, la magia era sólo un sueño, algo hermoso y terrible en lo que sólo los niños creían"
    Aldair cerró los ojos con fuerza concentrándose mucho mucho en lo que la vieja Yilda solía decir. Ella era una esclava como él, una anciana que su Ama conservaba porque en su tiempo le había servido muy bien a su padre. Yilda era la única persona con la que el Ama era buena, no le decía palabras cariñosas ni nada de eso, no, no, pero le dejaba levantar tarde, tomar una hora de descanso y le daba libre un día a la semana.

    "Entonces ¿los magos no existían?" había preguntado él  atento a las palabras de vieja Yilda.
    "Sí, existían Aldair, vaya que lo hacían pero se mantenían ocultos de los sin magia."
    "¿Por qué?"
    La vieja Yilda había mirado hacia ambos lados como si temiera que hubiera alguien oculto entre la ropa colgada en los tendederos. Era bien tarde en la noche, a esa hora no había nadie fuera pero ella bajo la voz tanto que Aldair tuvo que ponerse de puntillas y esforzarse en escuchar lo que ella decía.
    "Porque nos tenían miedo"


    El viento sopló haciendo tiritar al saco de huesos humano que era Aldair, sacándolo de sus pensamientos. El muchacho se abrazó con más fuerza haciéndose un ovillo en el hueco del viejo árbol que usaba como refugio. En ése momento más que nunca deseaba que las historias de la vieja Yilda fueran verdad, que la magia y los distritos y la esclavitud, que todo fuera un sueño y el pudiera buscar a su familia sin temor de que lo persiguieran, quería ir a casa. Pero no podía, había escapado del distrito 12 hacía unos días, era un fugitivo y estaba condenado.

    Ahora que lo pensaba había sido un tonto por creer en las charadas de la vieja esclava. ¡No existía ningún distrito 14! Y si existía seguramente estaba pero que muy lejos y un niño humano como él jamás llegaría vivo.

    Aldair estornudó, esto provocó que la herida en su costado punzara y que el dolor se expandiera por todo su cuerpo haciéndole rechinar los dientes y ahogar un gritito. Desde niño Aldair estaba acostumbrado a pasar hambre y frío, incuso dolor pero no a estar lejos de su Ama ni de los otros esclavos tanto tiempo. El distrito 12 era todo lo que conocía, había nacido de una esclava cuando ella estaba en el mercado. Cuando era todavía un bebé, la vieja Yilda le había insistido a su Ama que lo comprara al esclavista, que ella lo criaría y le sería muy útil cuando creciera. Y lo había sido. Lavaba platos, ayudaba a servir la mesa, barría, trapeaba, cargaba cosas y movía muebles cada que a su Ama se le antojaba redecorar. E incluso un día que a la vieja Yilda le dolían los dedos, él le había tenido que cepillar el cabello al Ama. Iba terminando cuando le jaló el cabello sin querer por lo que lo mando a azotar y se quedó sin cena el resto de  la semana.

    En su momento aquello le había parecido malo, pero ninguno de los castigos que le puso el Ama en toda su vida se comparaba con lo que estaba sintiendo ahora. Después de escapar unos días atrás, había corrido y corrido sin parar hasta que se topó con un raro animal que lo persiguió sin descanso hasta que Aldair logró trepar un árbol. Por su prisa al trepar el árbol se había encajado una rama que sobre salía del tronco y, aunque había dejado de sangrar, aún dolía demasiado y parecía que se estaba infectando. Aldair sabía que tenía que levantarse y seguir caminando pero no podía dar un paso más, no podía seguir luchando  ni tampoco quería. Estaba demasiado cansado. Debía haber ignorado las últimas palabras de la vieja Yilda.

    "No sigas mi ejemplo, Aldair, no mueras como un esclavo. Busca el distrito 14... y se un hombre libre."

    Y él le había hecho caso, mientras el Ama arreglaba el entierro de su vieja esclava, él había fingido ir a recoger agua, luego arrojó la cubeta a un lado y había huido.
     
    Esa había sido la peor estupidez de su vida. Escapar.

    De pronto escuchó un ruido, parecía venir de entre unos árboles más adelante. Pero en eso le ganó el sueño y se quedó dormido.


     
    Otros datos

      -Ben Franco lo encontró en lo límites del distrito 14 y le salvó la vida.
    -No le guarda rencor a los magos, sólo a los que abusan de su poder.
    -Le gustaría poder usar una varita, a veces a escondidas coge la de Zenda sólo para sentir lo que es tener una en la mano
    -Intenta ser tan útil como es posible en el distrito 14
    -Nunca cuestiona lo que le mandan
    -Defiende a Ben, y la hermana de Ben, Zenda, como si fueran de su familia.
    -Actualmente Zenda es su mejor amiga.
    -Tiene una ballesta que Zenda le ayudó a armar.

     
     
    Estadísticas del personaje

      VITALIDAD: 30 pts
    FUERZA: 1
    DESTREZA: 4
    DEFENSA: 2
    AGILIDAD: 3
    RESISTENCIA: 3


     
    David Mazouz • 14 años• Traidores • Soldado
    Aldair Kendall
    Icono :
    Aldair Kendall IqWaPzg
    The Mighty Fall
    Ambientación
    ✓ Aceptado
    Ahora que tu ficha ha sido aceptada, es momento de realizar el registro general y pasarte por petición de rol.

    Si te surge alguna duda, puedes ir al apartado de atención al usuario.
    The Mighty Fall
    Icono :
    Aldair Kendall NmYcQr3
    2 participantes
    No puedes responder a temas en este foro.