The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

A Christmas Carol| Priv (Flashback)
Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente
+3
Cale J. Ballard
Eowyn J. Redford
Seth K. Niniadis
7 participantes
Seth K. Niniadis
Fugitivo
Es la primera navidad que podemos celebrar en el distrito 14, o al menos, que estamos intentando celebrar. No nos va especialmente bien, mayormente porque hace menos de 5 días ha llegado al distrito una chica nueva, en bastante mal estado; y me refiero a esa clase de estado en la que creímos que se nos moría en los brazos. Ben, Cale, Soph y yo, habíamos salido a algo que ni siquiera recuerdo y la encontramos tirada en el suelo sangrando. Era a una distancia bastante lejana del 14, una a donde Echo no nos habría dejado ir ni muertos; claro que en la versión que él conoce ella llegó tan cerca de nosotros que madre mía, por poco y pasa la puerta por sí misma.

Arleth se las ha dado de buena persona y ha decidido que nos deja acostarnos tarde y que mañana tenemos libre para lo que queramos (asumo que dormir, al menos por mi parte) y empieza bastante entusiasmada la noche. Cocina como una loca, sirve bebidas como una loca y para las 10 de la noche ya está frita en una esquina y Elioh se la tiene que llevar en brazos. Echo se va detrás refunfuñando y al final nos quedamos los mismos de siempre, en el mismo lugar de siempre. Y la nueva. La nueva cuyo nombre solo sabe Eowyn (porque al parecer le intentó hacer de enfermera medio en bolas. Para variar) y Sophia, que cuidó de ella los primeros días. — ¿Hacemos alguna estupidez? — Dejo caer entre el silencio. Estamos todos un poco cohibidos porque bueno, hay una persona nueva y no la había desde.. bueno, desde yo; y como me pasó a mi en su momento (ser el mono de feria barra juguete nuevo del distrito) amber aún estaba pasando eso.

Por estupidez se sobreentendía cosas que Arleth nunca nos dejaba hacer. Alcohol, historias de terror para ava por la noche y esas mierdas. Aunque inicialmente la idea era que Ava se fuera a dormir con su madre, pero ella no está muy por la labor y Ben no para de hacer bromitas sobre que si se fuera a dormir podíamos ponernos a jugar a la botella y a liarnos en el armario. — Ben. Las propuestas indecentes que me hagas directamente, no me las hagas borracho. — Bromeo, pero tan distraído que ni siquiera se nota mi tono de broma en todo ese asunto. Puede que además influya un poco que quiera pegarle. Sophia está coladita por él hace meses y bueno, yo llevo intentando los mismos meses que le haga caso (pero es lerdo y no hay manera). Y me frustra. Porque Sophia se frustra. Y llevo muy mal lo de frustrarme.
Seth K. Niniadis
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Eowyn J. Redford
Yo nunca había celebrado la navidad porque mis padres no creían en jesucristo; sin embargo, para que no me sintiera mal porque todos recibían regalos excepto yo, solían darme abrazos más largos que de costumbre o me tejían un vestido. Amaba que hicieran eso, así que ahora que veo a Arleth con todos sus hijos y a todos con sus familias, no puedo evitar estar un poco de bajón. Que amber llegue al distrito es como una oleada de buena suerte para mi, porque tengo algo con lo que pensar en otra cosa. Como es invierno y hace frío, me acuesto con ella y le doy calorcito. Aunque al principio no sepa ni su nombre.

Luego es mi mejor amiga. Porque yo tampoco soy muy difícil de ganar y ese momento de estupor todo tierno de que haces en bolas en mi cama me hizo mucha gracia y ya la puse en mi corazoncito para toda la eternidad.

La ayudo a vestirse (no porque no pueda, sino porque me da la gana) y a Sophia también. Así que ambas llevan un vestidito que es mío y recatado, porque se negaron a ponerse los sexys, un desperdicio de piernas (y lo digo por ambas) pero bueno, al menos he conseguido que Sophia se ponga algo con lo que no parezca una monja Y ESO ES UN AVANCE. — Yo voto por vaciar esta botella y usarla para algo. — Agarro lo que creo que es whisky, que era algo que se estaban bebiendo Elioh y Echo antes; y que de hecho ya está a medio consumir así que no nos debería costar nada de trabajo (menos al ritmo que Ben va bebiendo). — ¿Quieres jugar Ava? La punta y el culo de la botellan señalarán a dos personas y esas dos personas se van al armario a... — Yo le iba a decir la parte no apta para menores, porque bueno, ella algún día lo sabrá; sin embargo, alguien me ha tapado la boca antes de que terminar la frase.
Eowyn J. Redford
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Cale J. Ballard
Consejo 9 ¾
Mi mamá está demasiado entusiasmada por esta Navidad. Tanto que no trato de disuadirla cuando se pone a hacer de todo como loca. Va muy rápido y parece más bien que hace malabares por la cocina, espera que sea todo perfecto. Ni siquiera puedo poner un pie dentro porque es SU territorio. Entiendo por qué lo hace, y es que hemos tenido pésimos días y no es como que el 14 sea un spa al que todos quieran ir a descansar. Además, Ava aun es pequeña y no creo que a mamá le guste la idea de que pase una mala época navideña sólo por toda la situación. En fin. Trato de mantenerme al margen de la cocina por el resto de la tarde-noche y en cambio me "voy a alistar", o lo que quiera que haga mi madre.

Hay una chica nueva, tiene cara de perdida aun, me imagino como se siente al llegar aquí. A medias, porque yo llegue con gente que ya conocía. No me sorprendo demasiado al ver a las tres chicas en vestido ya que van junto a Eowyn y Eowyn es... bueno, es Eowyn y seguro las ha hecho vestir así, aunque son chicas y tal vez sólo se pusieron de acuerdo o qué sé yo. La mente femenina es un lugar complicado.

Suspiro cuando Elioh se lleva a mi madre, quien ha acabado más que muerta, pero al menos creo que ha disfrutado la parte de la noche en la que estuvo presente. Ava insiste en quedarse con nosotros en lugar de irse a dormir así que me quedo sentado junto a ella y junto a Eowyn, lo cual resulta ser algo bueno cuando empieza a explicarle a Ava el juego de la botellita y no me queda más remedio que cubrirle la boca para que no corrompa la mente de mi hermana menor. -Volverse amigos, Ava. Ammm a volverse amigos muy cercanos, y contarse secretos. - Termino por dar una explicación estúpida y volteo a ver a Eowyn con ojos de "te voy a matar porque quedé en ridículo".
Cale J. Ballard
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Ava E. Ballard
Fugitivo
Normalmente me encanta la época navideña, pero esta vez creo que estuve a punto de llorar al menos tres veces desde que mamá decidió que íbamos a celebrarla y se puso como loca a armar todos los preparativos. No es que no estuviera contenta por la fiesta, pero... ¡No sabía que regalar! Normalmente solo tenía que preocuparme por darles regalos a Cale y a mami, pero a ellos les podía hacer dibujos y cartas y les tenía que gustar porque éramos familia. ¿Pero qué le podía regalar al resto? Si hacía dibujos me creerían una niña tonta, y si les hacía cartas no sabría que escribirles... y lo peor de todo es que ni siquiera podía pedirle ayuda a mamá porque en su frenesí porque todo saliera perfecto que apenas y le había visto el rostro. Al final terminé juntando un par de cortezas sueltas, unos cordones y les hice a todos unas bonitas pulseras tallando el nombre en la madera como Echo me había enseñado. A todos menos a la niña nueva, porque no sabía como se llamaba, pero había dejado la madera lista para grabarlo en la mañana y darles a todos sus regalos.

Al final todo salió de lo más bonito, y termina gustándome más que los años pasados porque somos más personas, y hay más ruido, y hasta me han dejado quedarme con los niños más grandes. Incluso Ben está más feliz y no se queja cuando me pongo a hacerle trencitas en el pelo que poco le falta para estar tan largo como el mío. - ¿Qué hay de malo en jugar con una botella? - Pregunto cuando Seth dice que Ben propone algo indecente. Antes no sabía lo que significaba la palabra, pero mamá me dijo que era algo malo o incorrecto, y no sabía que había de malo en jugar... a menos que estuviera preocupado por usar una botella de vidrio, pero si consideramos que sus anteojos parecen la parte de abajo de una botella y todavía no se habían roto, no veía nada malo en un juego.

- ¡Sí quiero jugar!- Respondo con entusiasmo, para luego disculparme con rapidez porque creo que le he tirado fuerte del cabello a Ben. Le termino rápido la trenza y me siento al lado de mi hermano mientras que Eowyn comienza a explicar el juego. Claro que como siempre, nunca la dejan terminar lo que quiere decir y es Cale quien termina de decir como se juega. - ¡Entonces tú siéntate en la otra punta así te toca Ben y al fin se hacen amigos!- Le indico a mi hermano mientras junto mis dos palmas con emoción y me arrodillo en mi lugar a la espera de jugar. -¡Pero no se vale que cuentes mis secretos!- Aclaro para que no vaya contándole cosas vergonzosas de mí, y el muchacho termine pensando que era todavía más nena de lo que parezco.
Ava E. Ballard
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) VMl3xWz
https://www.themightyfall.net/t8219-ballard-ava-elizabeth#99244
Sophia A. Niniadis
Consejo 9 ¾
Encontrar a la chica nueva, Amber, fue algo inesperado. Estaba tan lastimada y todos tan ocupados que después de que Arleth le curara las heridas graves me ofrecí para cuidarla mientras se reponía. Bueno, Eowyn y yo nos ofrecimos y desde entonces anda saltando de aquí a allá. He aprendido a llevarme con ella. Debo admitir que al inicio era complicado por todo el asunto de "Ben es mío", "¡No, es mío!", pero al final resultó más calmado de lo que esperaba. Amber apenas nos dijo su nombre cuando Eowyn decidió que serían mejores amigas para siempre y yo me quedo atrapada en medio de todo. No lo sé, creo que será bueno más compañía femenina, así me libro un poco de estar todo el tiempo con Ben, lo que a ratos resulta de lo más doloroso ya que nunca me verá como algo más que a su mejor amiga. Y estoy bien con eso, de verdad que lo estoy... Por ratos.

En fin. Eowyn nos hace probarnos distintos vestidos y debo admitir que sus primeras opciones me escandalizan un poco. No porque sean vestidos feos, pero, oye, me fui de casa antes de empezar a usar esta ropa y es sólo que después de que mi closet se redujera significantemente a ropa un tanto "pasada de moda", no me siento a gusto vistiendo esto. Oh Sophia, te has vuelto una anciana. O más bien, me veo como una anciana. Como sea, no es como si alguien fuera a notarlo... O tal vez sí. No lo sé. Acepto el segundo vestido que me da, porque si no me lo ponía no me la iba a quitar de encima con el asunto de que no le gusta mi ropa. Supongo que por una noche puedo tratar de verme mejor.

La noche parece avanzar muy rápido mientras comemos y celebramos. Hacía tiempo que no pasaba una Navidad con tanta gente. Usualmente sólo éramos papá y yo, y a veces los vecinos, o la familia de Ben, pero normalmente él y yo y ya al día siguiente hacíamos visitas. Después de las 10 los adultos desaparecen y quedamos sólo nosotros. Me sorprende la velocidad con la que Ben se pone algo alegre, pero qué se puede esperar con la cantidad de tragos que lleva. Tomo un poco incluso yo, pero no demasiado. - Harían bonita pareja. - Comento cuando Seth dice lo delas propuestas indecentes, justo antes de que Eowyn trate de explicarle a Ava lo que es el juego de la botellita. En otro momento no dejaría solo a Cale con las explicaciones para Ava, pero esta última parece manejarlo muy bien mandándolo con Ben, lo que me hace bastante gracia porque no es secreto que ese par no se llevan ni remotamente bien.

No sé si sea buena idea jugar esto con Ava, pero en este punto, ¿Qué podría pasar? Además, no es como si fuéramos a corromperla de forma cruel. - Bien, ¿Quién empieza? - digo, señalando la botella que lleva Eowyn en las manos.
Sophia A. Niniadis
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
La Navidad es una de esas cosas que hasta me había olvidado que existían pero que en cierto modo tengo que agradecer que la estemos festejando. Hace mucho tiempo que no como tanto como esta noche gracias a lo insoportable que se ha puesto Arleth con la idea de que celebremos que creo que me va a estallar el botón del pantalón, pero no le presto mucha atención cuando se trata de tomar todo lo que encuentro, incluso lo que Sebastian ha dejado por ahí cuando se pasó a saludar y no se terminó su copa porque Delilah estaba lloriqueando. Mi abuelo se quedó palmado después del postre así que desapareció muy rápido, luego el resto de los adultos e incluso creo que se ha dormido Kendrick porque no se escucha ningún llanto por ningún lado, así que asumo muy rápidamente que esta noche es para los jóvenes y sus estupideces, quitando el pequeño factor de que Ava ha quedado con nosotros. Para cuando tiro algunas ideas que no se me hubiesen ocurrido si no fuese porque tengo los cachetes rojos de tanto beber, tengo que rodar los ojos porque pronto Seth está diciendo estupideces — Ya quisieras, Seth — le respondo, demasiado tranquilo porque los mimos que me hace Ava en el pelo al peinarme me relajan — ¡O "verdad consecuencia"! ¡O "yo nunca nunca"! O el strip poker... — y me callo porque creo que me van a matar si sigo diciendo cosas cuando Eowyn ya empezó con que la botellita está bien y Cale se ha metido a frenarla antes de tiempo.

Suelto un "pffff" con las palabras de la vocecita de Ava y me impulso con las manos para sentarme porque había estado medio tirado sobre ella cuando me había estado peinando, estirándome para agarrar algo de budín que había sobrado —  Ni hablar, Cale y yo no — arrugo la nariz y pienso un momento — ¿No hay que girarla dos veces y los dos que señale el pico de la botella deben... ya saben? — y hago el gestito con los dedos para unirlos dando a entender que deben enrollarse sin decirlo en voz alta para que Ava no escuche — Sino jamás habría variedad. Duuuh.... — y con mi mejor cara de que son bobos por no darse cuenta, me meto el budín en la boca y mastico con fuerza.

Todavía estoy mascando cuando Sophia pregunta quien empieza así que me pongo de pie, le quito la botella a Eowyn de las manos y la pongo en el centro del suelo, haciendo señas para que todos se acerquen para acomodarse alrededor — Yo digo que quien debe girarla por primera vez debe ser la chica nueva — ofrezco con toda la amabilidad que mi yo ebrio y glotón es capaz, haciendo un gesto hacia ella para que empiece — ¿Amber, no? — le pregunto, sentándome como indio estirando un poco las piernas antes de poder enroscarlas como es debido — Deberías hacernos los honores. No hagas trampa si te quieres besuquear con alguien en particular — termino bromeando, aunque pronto me percato en Ava y carraspeo — Ya sabes, en la mejilla — ironizo. Me sorprende que Eowyn no esté diciendo que está en su salsa.
Benedict D. Franco
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Amber J. Pearson
Consejo 9 ¾
Desde que he llegado a este lugar extraño, he encontrado un nuevo hobby. Bueno, en realidad no he llegado por mi propio pie porque después de días yendo por los bosques, sin nada que llevarme a la boca y deshidratada, acabé desmayada. Hasta que un grupo de chicos un par de años mayores que yo me encontraron. Pero en fin, lo importante es que tengo una nueva afición: analizar a ese grupito. Podríamos definirlo como: el dramático, el bajito amigo del dramático, la chica normal que el dramático quiere que acabe con el bajito, la confiada que rompe mi espacio personal, el hermano sobreprotector y la pequeñaja adorable de la hermana. A pesar de que sean un grupo curioso, son majos. O eso quiero creer. En realidad solo he hablado con las dos chicas, y tampoco mucho más que unas pocas palabras. Los primeros días los he pasado casi sin moverme de la cama y recuperándome, y después... bueno, supongo que me he encerrado en mí misma y no he tenido la suficiente confianza como para hablar porque no quiero molestar y ellos parecen conocerse muy bien.

Nunca pensé que volvería a celebrar la Navidad. Antes era un gran acontecimiento en casa porque mis padres tenían la manía de hacerlo todo muy exagerado, aprovechando que dos semanas después era mi cumpleaños. En parte agradezco que hayan decidido preparar algo aquí porque es una manera de desconectar de los días que pasé deambulando por el bosque, perdida y cansada. Sí, incluso aunque eso signifique tener que ponerme un vestido de la chica que se llama Eowyn. En cualquier otro momento no habría sido mi elección, pero como estamos dentro de una de las casas y con el tiempo que hace no vamos a salir fuera, no me preocupa que los matorrales, la hierbas o las pequeñas ramitas de ciertas zonas puedan arañarme las piernas.

Me limito a estar apoyada contra una pared, observando las diferentes conversaciones que el grupo de jóvenes tiene mientras mentalmente voy anotando cosas sobre ellos para mi nuevo hobby. No es hasta que el pelirrojo, Ben o algo así, me habla cuando decido acercarme un poco más hacia ellos. — Sí, soy Amber. — La idea de jugar a la botella me parece curiosa porque nunca he tenido la ocasión de jugar a ese tipo de cosas con nadie. A dos semanas de cumplir los quince, creo que ya va siendo hora de ver qué tiene de divertido. — No... yo no... — Ni siquiera sé cómo articular dos palabras seguidas para decir que no, que no quiero besuquearme con nadie. Tardo unos segundos más de los normales en pensar que está bromeando, y cuando caigo, me sonrojo todavía más por sentirme como una estúpida por no haber caído antes.

Todavía notando el pequeño calor que emanan mis mejillas, cojo la botella y cuando estamos todos ya sentados, la giro. Lo hago de la manera en la que Ben ha dicho porque tiene razón al decir que no habría variedad de la otra manera, y al final las parejas acabarían siendo todo el rato las mismas. El resultado acaba siendo que Seth tiene que irse al armario con Sophia (también conocidos, según yo, como que el dramático tiene que liarse con la chica que quiere emparejar con su mejor amigo el bajito). Me planteo hacer algún comentario al respecto sobre los elegidos, pero todavía no tengo la suficiente confianza para ello.
Amber J. Pearson
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Seth K. Niniadis
Fugitivo
Servimos en vasos grandes lo que quedó de la botella de Echo y Elioh y los repartimos más o menos a partes iguales. Me quedo uno de estos antes de ir al círculo soltando un "ja já" cuando Soph bromea con lo de que Ben y yo haríamos una buena pareja. — Pasas demasiado tiempo con Eowyn, que lo sepas. — Llevo un buen rato intentando no fijarme en su vestido; ¿Y saben que es lo peor? que Ben debería haberla visto pero está demasiado ocupado bebiendo y soltando disparates. Me cruzo las piernas acabando en medio de Cale y Ben, riendo al ver la botella detenerse delante de Soph. Ella no suele unirse a esta clase de disparates y que le toque de primera, me parece casi cruel.

Mientras voy pensando en que sería un buen momento para que la divinidad le echara a Soph una mano con Ben, me acabo atragantando con la bebida al verla detenerse justo delante de mi. Me tomó por sorpresa, la bastante como para atragantarme con el whisky que sabe amargo de por sí, sin necesidad encima de que se te cuele por otro lado. Las risitas, especialmente las de Eowyn, que destacan sobre el resto y sus exagerados "uuuh" me ponen de los nervios. — ¡Oh! ¡Cállate! — Le escupo. Está haciendo esto peor de lo que es. Bueno, siempre me queda el plan B, ayudarle a Soph a poner a Ben celoso.

Pongo a un lado la bebida para poder gatear hasta el centro, quedándome casi sentado sobre las piernas mientras Soph se acerca. Suelto un par de suspiros. Esto es súper incómodo. Creo que es todavía peor si pienso que es su primer beso; a menos que nunca haya hablado de eso por decoro. Pero es obvio que es su primer beso. Si yo no la he besado, Ben no la ha besado (porque de hecho para Ben ni existe como chica) y a cale le gustan los chicos, no es como que pueda haberse sacado un beso de otro lado. Por un instante miro a Eowyn pensando en si lo habría hecho ella, pero de alguna manera no lo veo. ¿Por qué rayos me estoy poniendo histérico? Lo adjudico a demasiados ojos sobre nosotros.

No sé cuantos suspiros suelto antes de relamerme los labios e inclinarme para besarla.
Seth K. Niniadis
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Sophia A. Niniadis
Consejo 9 ¾
Me río cuando Seth comenta lo del tiempo con  Eowyn porque es cierto, el tiempo que no me la paso junto con todos entrenando con Echo me lo paso o sola o con Eowyn porque mi papá ya no tiene ratos libres casi nunca. En fin, tener compañía sienta bastante bien estando aislados de todo el mundo.

Me arrepiento casi al instante de haber accedido a jugar la botella ya que ni cinco segundos de girar y ya apuntaba hacia mí. Me quiero morir, me quiero moriiiiiiiir. Respiro hondo mientras giran la botella de nuevo viendo mis posibilidades. Tal vez podría tocarme con Ben y mágicamente decida que le gusto... Nah. Pero no está de más. Por favor que me toque con Ben, por favor que me toque con Ben... OH DIOS. Por favor que no me toque con Eowyn, por favor que no me toque con Eowyn. La botella se detiene y todos, o al menos yo, nos quedamos pasmados. Hay un lapsus de silencio antes de que comiencen las bromas. Ni siquiera puedo verle la cara a Seth porque siento que la mía se cae de la pena. Mis mejillas arden antes de que alguien me empuje al centro al tiempo que Seth camina en mi dirección. Mis piernas me tiemblaaaan. Nunca he besado a nadie, no sé cómo hacerlo, qué tal, qué tal... ¡Qué tal si lo muerdo! O si chocan nuestras narices. ESO NO ES LO MÁS IMPORTANTE. Es Seth, ¿Cómo voy a besar a Seth? Seth y yo somos mejores amigos y le cuento todos los detalles de mis nulos avances con Ben. ¡Sabe todo! ¿Qué voy a hacer ahora? Oh Dios mío alguien máteme.

Seth se acerca más y la distancia ya es apenas unos centímetros. Ni siquiera sé qué hacer así que sólo cierro mis ojos y apachurro mis labios apenas por tres segundos antes de separarme con la cara roja. - Bueno ya, se acabó el show. - Digo titubeando sin mirarlo antes de girar la botella. El resultado termina por apuntar a Amber y siento un poco de pena por ella porque apenas es nueva y no imagino que quiera andarse besuqueando con alguien. Cale sale de pareja y con trabajo puede balbucear una frase. Me siento como una mensa aun si poder ver a Seth, o a alguien en general. Al menos algo gracioso ha salido y el gruñón de Cale sea quien deba pasar al centro ahora.
Sophia A. Niniadis
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Cale J. Ballard
Consejo 9 ¾
¿Que me siente con Ben? ¿Pero qué está pensando Ava? Él y yo no nos llevamos bien y sólo lo confirma cuando se rehusa a que nos sentemos juntos. Refunfuño un poco y le doy un sorbo a mi vaso mientras vemos como gira la botella. Siento pena por Sophia cuando la botella le apunta, todo el mundo sabe que se muere por Ben desde hace mil años, pero bueno. La otra punta de la botella señala a Seth, creo que eso es algo interesante tomando en cuenta que es el mejor amigo de Benedict y bueno pues, tienen toda la onda del triángulo amoroso donde Sophia babea por Ben y este último y Seth parecen como parejita. O algo así. La pobre se está muriendo de los nervios y yo sólo pienso en taparle los ojos a Ava para que después no vaya a contarle a mamá que todos se andaban besuqueando. Eso y que todavía está pequeña para esas cosas, me niego a que llegue a tener novio algún día. Es muy chica, pero me mataría si le tapo los ojos porque pensaría que quiero que todos la vean como nena, lo cual, si soy sincero, no me molestaría tomando en cuenta que crece tan rápido.

Después del intento de beso entre Seth y Soph y de que la pobre acabe con la cara entomatada, gira la botella con tanta energía que siento que va a salir volando. Apunta a la chica nueva y dos segundos más tarde me señala a mí. ¡¿A mí?! Lo primero que hago es ver a Ava apenas sonriendo, con que para volverse buenos amigos, seguro que para eso es el juego de la botellita. - Ava, ¿No tienes ganas de cerrar los ojos? - Porque me muero de sólo pensar que, 1. Tengo que besar a alguien, 2. Ava me va a ver mientras lo hago.

Mi orgullo es grande así que me pongo de pie poco después de que todos se me quedan viendo. Creo que se piensan que soy gay porque nunca estoy con las chicas, excepto cuando me topo con Eowyn y Soph. No me disgustan las chicas, salí con una cuando vivíamos en el 3, pero no es como que esté interesado ni por chicas ni por chicos en este momento. En fin. Carraspeo un poco mientras me acerco a la chica nueva y apenas le sonrío un poco. Es linda pero con trabajo y sé su nombre. ¿De quién fue idea de jugar esta cosa? - Soy Cale. - Es lo único que puedo articular, porque si nos detenemos a pensar, creo que ni siquiera se sabe nuestros nombres. Le sonrío una última vez antes de cerrar los ojos y esperar a que pase el momento de besarla.
Cale J. Ballard
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Amber J. Pearson
Consejo 9 ¾
Mientras los dos primeros que han salido seleccionados se dan un rápido beso, me dedico a recorrer a todo el grupito con la mirada. A quien me paro más tiempo a mirar es a la más pequeña de todos, no muy segura de si es adecuado que esté aquí. No estamos haciendo nada exagerado como para traumatizarla, pero no la conozco y no sé si es de esa clase de niñas que luego le van con el cuento a sus padres. Acabo de llegar, así que lo que menos me apetece es que me castiguen o me echen la bronca tan pronto. No quiero causar mala impresión y parecer problemática en la primera vez que decido tratar de integrarme con el resto en vez de quedarme apartada y en mis pensamientos analíticos.

Después de que el hermano de la niña salga escogido, siento que mi cabeza da vueltas como la botella que hay en el suelo en cuanto veo que se para frente a mí. En comparación a los otros dos, parece más tranquilo y... no sé. Claro que tenía curiosidad por el juego, pero inocente de mí, pensaba que quizá ni saldría escogida. No me había llegado a plantear que existía la posibilidad de que tuviera que dar mi primer beso rodeada de tanta gente. — Te diría que encantada de conocerte, pero creo que la situación es poco común — digo en un intento de broma para romper la tensión. O al menos para relajarme yo, cosa que no consigo. — Yo soy Amber... Aunque bueno, creo que eso ya lo habías oído. — Básicamente porque acababa de decírselo a Ben y creo que todos lo han oído. Es quedar en ridículo una vez tras otra. Es por eso por lo que antes de volver a decir algo y meter la pata de nuevo, me acerco hacia él y apoyo mis labios contra los suyos. No es demasiado tiempo, pero a mí se me hace eterno e incómodo al imaginar al resto mirarnos atentamente. No es una sensación ni tacto desagradable, pero sí rara porque obviamente no estoy acostumbrada.

Todavía notando una ligera tensión por mi parte, vuelvo a sentarme donde estaba y me inclino para girar la botella. Esta vez vuelve a pararse en el chico, Cale, al que acabo de besar, pero por suerte para él (o por desgracia porque quizá está encaprichado con alguien y quería aprovechar la ocasión; quién sabe), la botella se para delante de su hermanita. — Parece que este va a ser uno más casto — suelto en tono jocoso. Creo que es la primera vez que bromeo de verdad desde que he llegado, pues mi intento anterior ha sido simplemente para relajarme yo.
Amber J. Pearson
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Ava E. Ballard
Fugitivo
Me contengo de hacer un mohín cuando Ben dice que no quiere hacerse amigo de mi hermano, solo porque no quiero parecer caprichosa y que me traten de niña mimada. Claro que seguía sin entender por qué los dos no podían llevarse bien, Cale era un buen hermano, y aunque se le formaba una arruga muy fea en el medio de las cejas muchas veces, trataba de no acusarme con mamá cuando hacía alguna travesura y me ayudaba a alcanzar las cosas de los estantes altos...

Al final Ben termina diciendo que se juega de otra forma y dejo de insistir en que se sienten en lados opuestos porque al parecer la botella le puede tocar a cualquiera, así que descansando mi peso sobre mis talones me quedo expectante a lo que pueda suceder. ¡Al fin me dejan quedarme despierta hasta tarde y jugar un juego de grandes! Cuando la chica nueva, Amber, hace girar la botella comienzo a dar saltitos en mi lugar, pero en seguida me desilusiono porque le toca a Seth y a Soph, que ya son amigos y no creo que tengan que contarse secretos ni volverse más cercanos... Al parecer el resto no piensa lo mismo y se entusiasma y grita tonterías y no entiendo de que va la cosa hasta que veo como los dos se besan delante de mis propios ojos. Ohhhhhhh...

Cuando Sophia gira la botella unos segundos más tarde, me río cuando le toca a mi hermano y a la nueva integrante del distrito porque ya entiendo de que va el juego y me da gracia pensar que hagan tanto escándalo por darse besos. -¡Claro que no! ¿O me vas a decir que tienes miedo de besar a una niña?- Me burlo poniéndole morros y haciendo sonidos de besos. ¿Cuántas veces había visto como mamá se besaba con papá, o con Elioh ahora que le gusta? De verdad que no entendía todo el escándalo... Al final la besa, o Amber lo besa a él y se acaba el asunto hasta que la botella recae nuevamente en mi hermano, para luego apuntarme a mí cuando vuelve a girar. - ¡No voy a besarlo en la boca!- Anuncio, porque somos hermanos y los hermanos no se tienen que besar en los labios, y me paro de un salto para plantarle un gigantesco beso en la mejilla, de esos que suenan mucho y sé que no le gustan.
Ava E. Ballard
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) VMl3xWz
https://www.themightyfall.net/t8219-ballard-ava-elizabeth#99244
Cale J. Ballard
Consejo 9 ¾
Me relaja un poco el comentario de Amber y aligera el ambiente, incluso me hace reír antes de poner mis labios sobre los de ella, o más bien, antes de que ella me bese a mí. La sensación no me es desconocida pero sí lejana y un tanto extraña. No puedo creer que esté haciendo esto, y sobretodo enfrente de Ava, quien ya se ha encargado de burlarse de mí, por supuesto que no me da miedo besar chicas. Me separo de Amber a tiempo para que pueda girar de la botella, pero antes de que llegue a sentarme me apunta de nuevo. Lo único que puedo hacer el resto de los segundos que le toma volverla a girar es rezar internamente para que no salga ninguno de los chicos porque definitivamente eso no lo hago ni muerto, menos si sale Benedict. Aunque creo que a las chicas les haría bastante gracia una escena así, excepto a Ava, o bueno, ya no sé qué pensar de lo que pueda llegar a decirme Ava.

Suelto un suspiro cuando la botella se detiene frente a mi hermana y le sacudo el cabello cuando declara que no planea besarme en la boca. Hago una mueca cuando Amber dice lo del beso casto, porque lo es, y que suerte que me tocó Ava y yo a ella. - Claro que no va a ser un beso en la boca Ava. - Antes de que pueda reaccionar, y es que llevo como una eternidad en el centro sin saber bien qué hacer, mi hermana se acerca y me planta tremendo beso en el cachete que resuena. Cómo le gusta hacer eso. Me toco la mejilla antes de girar la botella y la veo terminar en la cara de Soph. Pobrecita, a ver qué sale de mi mano. Giro de nuevo y observo como acaba por apuntar a Ben. Me quedo en silencio mientras veo a la pobre chica muriendo. Yo igual me moría si tuviera que besarlo, no la culpo. Aunque creo que no nos moríamos por razones completamente distintas.

- Bueno, creo que se va a poner un poco interesante. - Suelto el comentario al aire porque no hay nada que no sepamos o sospechemos sobre estos dos a la vez que volteo a ver a Soph y hago un gesto de "lo siento".
Cale J. Ballard
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
La chica nueva parece caer un poco tarde en mi broma pero no le doy tanta importancia porque en segundos el juego empieza y ya estoy acomodado entre Seth y Eowyn, concentrado en jugar con la etiqueta de la botella de la que estoy bebiendo cuando me doy cuenta de que mi mejor amigo y Sophia son los encargados de iniciar la ronda. Mis ojos se agrandan en totalidad al darme cuenta de ello y acaban volviéndose pequeños como un chino cuando los fulmino con la mirada, especialmente a Seth como si todo esto fuese su culpa. No puedo ponerme a reprochar nada porque en gran parte fue mi idea, pero jamás había considerado el factor de que mis dos mejores amigos terminen besuqueándose frente a mis narices. ¿Por qué me incomoda? Qué sé yo. ¡Es Sophia! Mi Sophia. Y él es mi mejor amigo. Para que no se me note la cara que creo que se me está desencajando, me pongo a beber en silencio y así evito ver cuando sus labios se chocan, sintiendo un suave ardor en las orejas.

Doy internamente las gracias cuando todo eso se termina pero no miro ni a uno ni al otro, sino que me concentro en la segunda pareja que es sorteada en la noche. Esta vez sí me sale una sonrisita maliciosa cuando miro a Cale y luego a Amber con mi mejor cara de "lo siento" como si yo tuviese la culpa de que tenga que sufrir de ese modo, soltando un "fiu fiu" en cuanto los labios de ambos se tocan — A ver si así se te quita lo amargado — pico a Cale en un tono bromista que no pretende ser ofensivo a pesar de que viva molestándolo aunque vamos, es Navidad y se supone que nos estamos divirtiendo. Acto seguido me llevo un susto cuando veo que Ava sale seleccionada, pero como es con Cale, ese beso de hermanos me hace reír por lo bajo y negar con la cabeza, dando otro sorbo.

La botella gira en rápidos círculos y creo que es una vuelta eterna, pero  entonces se detiene y tardo en darme cuenta de que me ha señalado; no escupo la cerveza hasta que noto que mi pareja de besitos es nada más ni nada menos que Sophia. La bebida se me va para atrás y empiezo a toser, haciendo que me cubra la boca con la mano y luego me golpeo el pecho, hasta que con ojos llorosos observo a mi mejor amiga bajo la luz nueva de las posibilidades de besarla. ¡Por mil demonios, que la conozco desde los cinco años! — Bueno... — le paso la botella a Seth casi estampándosela en el pecho por la brusquedad de los anormales nervios y me froto las manos en las rodillas, no muy seguro de cómo proseguir — A ver si se te sale el mal sabor a Niniadis —  ¿Qué clase de broma fue esa? ¿Qué estoy haciendo? Me inclino hacia delante porque cuanto más rápido lo hagamos mejor y no creo que Sophia avance hacia mí, así que practicamente gateo hasta quedar frente a ella, donde me arrodillo para verla mejor.

Nunca he pensado en besarla, mucho menos con trencitas en mi pelo, pero no voy a echarme hacia atrás porque todos van a tratarme de cobarde y ese no es el punto del juego. Quizá ayuda a que tenga puesto un vestido no muy Sophia, solo un poco. Le sonrío vagamente en un intento de darle a entender que casi me estoy disculpando por esto y me apoyo apenas en sus rodillas para inclinarme hacia ella, presionando mis labios sobre los suyos y casi rogando que no se asqueé por el sabor a alcohol.
Benedict D. Franco
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Sophia A. Niniadis
Consejo 9 ¾
Después del beso con Seth me siento tan abochornada que apenas presto atención cuando Cale y Amber pasan al centro. Escucho a lo lejos como intercambian palabras, todo es tan confuso. Doy un trago profundo a mi vaso mientras se besan y respiro hondo. No puedo creer que accediera a jugar esto. Cuando vuelven a girar la botella es que me relajo un poco más al notar que los siguientes son Cale y Ava.  Que ternura, los hermanos. Ava le da un beso a Cale en la mejilla, lo que me parece de lo más lindo y este último ni sabe como reaccionar. Giran la botella de nuevo y... Oh vamos, tiene que ser una broma MUY cruel del destino pero la estúpida botella termina por apuntarme a mí y acto seguido a Ben.

No sé qué siento. Bueno sí. Mi mundo está tan revuelto que no puedo creer que esté pasando esto. ¡Es lo por que pudo haber pasado! Ben sabe que me gusta, pero aun así no me ve como algo más que su mejor amiga y saber que probablemente el único beso que le vaya a dar sea por este juego... INCLUSO EN NAVIDAD. Ahora sí que volteo a ver a Seth, ya sin la cara roja, ya sin titubear pero sí con una expresión de: por favor sálvame yaaaa. Sé que no puede hacer nada, y también sé que los demás no se van a detener de molestar hasta que nos demos un beso, pero en verdad que me quiero morir. Ahora sí que me quiero morir. ¿Y si finjo un desmayo? Nadie me va a creer porque no he bebido tanto. Ay dios mío, ay dios mío.

Me tiemblan las piernas lo suficiente como para no moverme de mi asiento y es que apenas puedo reaccionar cuando Ben se inclina hacia mí. El estar incado delante lo hace quedar de mi altura así que puedo verle los ojos perfectamente. Siento que mil cosas se remueven dentro mío, nervios, pena, felicidad e incluso algo de tristeza. Sólo a él se le ocurre hacer una broma en medio de toda la tensión que al menos yo estoy sintiendo. - Quien sabe Ben, tal vez Seth tenga mejor sabor y no lo sabemos. - Hago el comentario y me siento como una mensa pero es que no sabía qué más contestar y no quería que pensara que estoy nerviosa y muriéndome. Que lo estoy, pero no quiero que lo piense. Tengo tantos sentimientos encontrados que apenas cierro los ojos cuando sus labios se estampan en los míos. Lo único que veo antes de que suceda todo son sus ojos, y al abrirlos me encuentro mirando a Seth con cara de "¿Qué es lo que ha pasado?" Me levanto de forma torpe a la par que Ben y me le quedo mirando algo extrañada. - No te preocupes que el whisky ha bloqueado todo el sabor. - Le digo bromeando y le doy una palmadita en el hombro tratando de darle a entender que no tiene nada de qué preocuparse.

Giro la botella ya un poco más tranquila y el resultado es Seth con Amber. Volteo a ver a mi amigo y le hago ojitos, parece que somos los condenados de esta noche que se están llevando los besos. Pobre Eowyn, seguro que ella quiere jugar pero no sale, ella siempre es la que está molestando con estas cosas y ahora que tiene la oportunidad de jugar no le apunta la botella. Regreso lentamente a mi asiento y trato de intercambiar miradas con ella, seguramente me moelstara con el beso a Ben luego. - Tus vestidos deben tener poderes, Eowyn, que a Amber y a mí nos ha tocado doble beso. - Trato de sonreír a Amber pero no sé ni qué cara ponerle a la pobrecilla, vaya manera de conocernos.
Sophia A. Niniadis
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Seth K. Niniadis
Fugitivo
Me estallo en risas por su "bueno, se acabó el show" con un chute de adrenalina en el cuerpo bastante impresionante. No sé que diablos ha pasado en esos tres segundos pero me ha puesto de los nervios. Una mezcla de culpabilidad y ¿pero qué mierda hice? fomentada a partes iguales por haber descubierto, por toda su torpeza y nerviosismo, que de verdad soy su primer beso y no era solo paranoia mía; y a parte porque jamás en la vida se me habría ocurrido pensar en Sophia besándome, o en general, besando a alguien. Es irracional porque ni siquiera puedo contar con los dedos de las manos las veces que me he puesto a molestarla haciéndole soniditos de muamua cuando repasamos los planes que a veces hacemos para ver si el idiota de Ben nota su existencia, o incluso cuando nos quedamos a solas porque Ben se va a hacer algo y vuelve entres segundos y empiezo con mis momentos de shipper al máximo.

Suelto un suspiro cuando llego junto a Ben, que está entretenido con Cale y Amber. Asumo que su modo miro para otro lado es más de decepción por no ser él quien la estuviera besando. No parece celoso, lo cual es un asco, así que alzo mi vista hacia Sophia para ver como se lo ha tomado, pero todavía está roja como un tomate intentando incinerar sus zapatos con su inexistente mirada láser. Creo que esa es la primera vez que pienso en lo linda que se ve hecha un manojo de nervios.

La tos violenta de Ben a mi lado me sobresalta, por un momento creo que va a vomitar así que mi instinto es echarme a un lado para que no me salpique, acabando con su botella en la mano. No sé cuanto he estado distraído y me cuesta ver que la otra persona elegida es Sophia, cosa que me empieza a hacer reír de una manera rara, como si el karma por fin hubiera escuchado mis plegarias. — Yo al menos me he pasado la noche zampando más dulces que alcohol, señor le doy al whisky como si fuera agua — Me súper indigno. Pero eso me dura el segundo que tardo en captar la mirada de Sophia pidiendo auxilio. Me está mandando señales contradictorias. ¡Que la besara era lo que quería! Así que todo lo disimulado que puedo le ofrezco apoyo emocional, lo cual es básicamente levantar mis pulgares como señal de todo estará ben, mientras mi parte inconsciente se relame los labios.

Al final no es tan terrible, y lo sé solo por su expresión. No parece que vaya a morirse ahí mismo cuando Ben se separa así eso es una mejora conforme al nuestro. Me voy a levantar para cambiarme de sitio y ponerme junto a ella para chusmear de Ben, pero la botella al final me lo impide cuando me señala. — Bueno, que sepas que yo te traje al distrito, así que no soy un desconocido, no como el chusma ese — Señalo a Cale, porque aunque el estaba con nosotros cuando la encontramos, se pasó todo el camino hablando de que podía ser una espía o no sé que rollo con sentido común para él, pero no para el resto. — Pero creo que no me presenté oficialmente así que, soy Seth — Esto último lo susurro solo para ella, como si fuera asunto de los dos únicamente (cosa que no es, porque igual estamos en circulito todos y bastante cerca). Acabadas las presentaciones, me inclino para besarla.

Y tengo que admitir que esto tiene gracia, porque Ben le tenía ganas y al final, la besamos todos menos él.
Seth K. Niniadis
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Amber J. Pearson
Consejo 9 ¾
Nunca había tenido claro qué opinaba de los niños, pero la pequeña se acaba ganando un hueco en mi corazón al ver cómo le estampa un sonoro beso a su hermano en toda la mejilla. Sin poder evitarlo, sonrío ligeramente y por primera vez en mi vida me doy cuenta de que me hubiera gustado no ser hija única. Cuando iba a la escuela, solía escuchar a algunos que eran los mayores de la familia decir que sus hermanos pequeños eran insoportables, así que siempre había pensado eso. Ahora veo que pueden ser adorables como Ava, aunque no estoy muy segura de que su hermano piense lo mismo al haber hecho eso delante de todos, especialmente viendo que parece tener un ligero pique con Ben por lo que hablan.

Al final los siguientes escogidos por la botella acaban siendo Sophia y Ben, y observo las reacciones de ambos cuando se dan el beso. Creo que a estas alturas ya hemos salido todos al menos una vez, excepto la chica que me ha prestado el vestido y que ha parecido muy interesada en romper mi espacio personal desde que llegué. Me parece irónico que sea la única en no haber salido porque parece la menos cortada, a diferencia de Sophia y de mí.

Y entonces la botella se vuelve a parar frente a mí.

Ni siquiera me paro a ver con quién me toca esta vez antes de optar por coger el vaso de alcohol que tengo a mi lado y que no había tocado hasta ahora, y me bebo el líquido amargo de un sorbo. No estoy acostumbrada a beber, y en realidad nunca lo había hecho, así que me acaba picando la garganta y empiezo a toser de manera exagerada; tan exagerada que poco más y no me entero de que Seth me dice su nombre. Voy escuchando todo lo que dice mientras trago saliva varias veces para aliviar la sensación de ardor en la garganta, y cuando se me pasa un poco, hablo: — En realidad te ha dejado el listón bastante alto — comento en referencia a Cale. Me sabe mal cómo habla de él, así que simplemente lo digo para tocarle en la fibra esa sensible que dicen que tienen los chicos en su orgullo interior. — Ha sido algo así — añado, y después acorto la distancia que queda entre los dos hasta que nuestros labios se tocan. A diferencia de mi anterior beso, intento que este sea algo más largo, e incluso creo que en algún momento acabo chocando mi lengua contra la suya. Si hubiera bebido más alcohol a lo largo de la noche, diría que es culpa de la bebida, pero acabo de tomarla y dudo que me haya efecto tan rápido... supongo.

Cuando nos alejamos y vuelvo a mi asiento, empiezo a notar la vergüenza del beso atrevido delante de todos, y alargo la mano hacia la botella al momento para darles alguien nuevo de quien hablar. Irónicamente vuelve a salir Seth, y cuando la botella se para otra vez en Sophia, me compadezco de ella porque parece que solo salimos nosotras. Como si no hubiera otra chica más aquí presente.
Amber J. Pearson
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Seth K. Niniadis
Fugitivo
¿Que Cale ha dejado el listón muy alto? ¡Me tiene que estar tomando el pelo! Tengo el impulso de reírme pero ahora me entró la paranoia de que pueda ser en serio. No sé, a lo mejor nació con una habilidad innata de buen besador que nunca habíamos descubierto porque nunca ha besado a nadie (delante nuestro al menos no); o simplemente si tiene a alguien con irse dando besitos por ahí. Me deja bastante nervioso barra histérico y rayado con el temita, así que cuando me besa me pilla por sorpresa. Tengo orgullo así en cosa de una milésima de segundo estoy intentando llegar al listón (y pasarlo) que ha dejado Cale supuestamente. Ella tampoco besa mal, diría que mejor del  oque me esperaba pero ni siquiera había pensado en ello hasta ese momento. Cuando se separa alzo una ceja y muestro una sonrisa ladina. — Creo que el beso que te dio y el que vimos nosotros, no se parecen en absoluto. — Susurro con un gesto cómplice, ahora si aprovechando el momento de más giros de botella para irme donde Soph.

Tengo que hacerme sitio porque Eowyn está refunfuñona y me mira mal, como si yo tuviera la culpa de que ella no saliera, así que luego de pegarle un par de palmadas en las piernas para que me deje espacio y me deje dos milímetros, ya me abro sitio yo sentándome de repente. La oigo quejarse pero solo tengo tiempo para mirar a Sophia con cara de "bueno, y qué" antes de descubrir que nos toca besarnos otra vez, lo cual solo hace que Eowyn se pegue el berrinche del siglo porque estaba en mi lugar dos segundos antes de que la botella se parara y ahora por mi culpa tampoco le toca. — Creo que acabo de salvarte. Con retraso. Pero te he salvado. — Me estallo a carcajadas pensando en Soph segundos antes de besar a Ben y en sus muecas, y luego en la indignación que recorre cada parte de Eowyn mientras se va junto a Ben. — Has pasado de cero a tres besos en una noche. Si no le pones celoso con eso... — no lo digo, pero mi expresión deja claro que el final de la frase es "no le dejas celoso con nada".

La incomodidad y el corte de besarla sigue estando ahí, de fondo (porque ya llevo un poquito subido el alcohol, sino estaría retumbándome el corazón en el pecho pensando porqué el dios de la botella me detesta). Y es que creo que Sophia debería ser el tipo de chica a la que le llegarías con un anillo en la mano, no a la que besarías esporádicamente y luego te irías y no volverías a llamar. Encima serán súper raras las anécdotas que le contará a sus hijos cuando se case con ben y le pregunten sobre su primer beso: "fue con tío seth, si si ese que come aquí casi a diario y nos visita a diario PORQUE NO TIENE VIDA Y SUS GATOS LO AGOBIAN". Dios, no quiero vivir con gatos.

Céntrate.

Aprovechando la cercanía y que ninguno de nosotros tiene que hacerse en el centro, por lo que de alguna forma se siente un poco más lejos de las miradas indiscretas (aunque es solo cosa mía, porque las miradas son las mismas), llevo mi mano a su mejilla para girar su rostro y besarla.
Seth K. Niniadis
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Sophia A. Niniadis
Consejo 9 ¾
Después del beso de Seth con Amber me quedo boquiabierta. ¿Así se supone que deba besar? Porque no tengo nada de práctica y ella y parece manejar muy bien la situación. Me río un poco cuando todos empiezan con su "ohhhhh" de nuevo, más por el comentario de esta que por el beso. Palmeo un par de veces a Eowyn en la espalda mientras la veo hacer berrinche en su sitio. Es gracioso, prácticamente por su culpa y la de Ben estamos todos jugando esto, y ahora que es su oportunidad de besar algunos labios, no sale escogida. Sería más gracioso que le tocase beso con Ava.

El show termina y Seth se sienta junto a mí, supongo que por el beso con Ben, y es que él lo sabe todo de todo y siempre me ayuda a planear como hacer que se fije en mí, pero parece que mientras más lo intentamos, menos resultados obtenemos. Eowyn sólo se queja cuando Seth le quita su sitio y resulta que ha vuelto a salir en la botella. Y, oh sopresa, de nuevo conmigo. Me causa gracia su comentario porque interpretó a la perfección mi cara de auxilio con pasé con Ben. - Sí que me has salvado, te tardaste bastante. - Y es que de no ser por él habría tenido que besar a Eowyn. O sea, yo no me atrevería pero muy seguramente ella sí y no quiero que uno de mis primeros besos sea con una chica, porque además si los adultos se enteran será incómodo y tratarán de darnos esas pláticas de "nosotros respetamos si quieren salir entre sí, pero no traumen a Ava que HABRÍA TENIDO QUE VER TODO". No sé si agradecer que saliese Seth o no, pero bueno, las cartas ya están puestas sobre la mesa.

Me siento un poco menos agobiada porque ya nos tuvimos que dar un beso y porque está junto a mí, así ya no tenemos que pasar al centro. Asiento antes de que termine su frase y por un momento me siento un poco más motivada, cosa que se me quita casi al instante. - Es una lástima que el whisky vaya a dejarle la memoria limpia por la mañana. - Le digo apenas en un susurro mientras la distancia entre los dos va disminuyendo. Apenas volteo la cara cuando me sujeta y me acerco esta vez más tranquila y confiada. No es que me haya gustado besarlo. Oh, eso sonó feo. Tampoco es que haya odiado hacerlo, pero por dentro estaba el bichito de "Seth y tú son amigos y ambos son mejores amigos de Ben, esto no puede pasar". Cierro mis ojos y dejo que pase el momento, esta vez es más lento y dura más tres segundos antes de separarme y quedarme viéndolo. - Veamos si después de tres besos logro algo. - Le sonrío y alzo mis hombros para después pararme a girar la botella.

El resultado es Ben y, oh dios, Ava. Por dentro doy mil veces gracias porque si le tocaba otra chica probablemente me hubiese muerto. Lo habría disimulado, pero aun así. Me causa gracia la expresión de resignación de Cale y el hecho de soltara un bufido, como debatiendo internamente si para a su hermanita antes de que vaya con Ben (no creo que lo hubiera logrado), o deja que el juego avance.
Sophia A. Niniadis
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
¿Seth con mejor sabor que yo? ¿Qué quiere decir con eso?  No digo nada al respecto en cuanto nos separamos y le hago una muequita parecida a una sonrisa mientras vuelvo a mi lugar, aunque con todo el disimulo que soy capaz me llevo la mano a la boca para echar mi aliento contra la palma y chequear su aroma, que me confirma que es solamente una mezcla de aromas a alcohol bastante interesante. No reconozco el motivo pero me quedo callado en mi propio sitio, sin prestarle mucha atención a lo que anda pasando a mi alrededor, pero cuando levanto la mirada Seth y la nueva se andan besuqueando con toda dedicación, lo que me provoca arquear las cejas y voltear la cabeza en dirección a Sophia para chequear su expresión. Increíble, pero no puedo leer sus facciones, lo que me parece frustrante. Entonces ella y Seth tienen que volver a besarse y ruedo los ojos de tal manera que creo que puedo verme el interior de mi cabeza.

Me estoy sacudiendo un polvo invisible e inexistente de la camisa con intenciones de ponerme a fastidiar a Eowyn con sus quejas, cuando la botella me señala y me quedo quieto con la vista fija en la misma hasta que veo que apunta a la pequeña Ava, lo que me desliza una sonrisa maliciosa en los labios. Fastidiar a Cale, que hermoso regalo de Navidad.

Carraspeo y me pongo de pie con toda la galantería que soy capaz, avanzando hasta llegar a un rinconcito donde dejé los chocolates extra que Seth me dio con motivo navideño, por lo que me acerco cargando con el más grande — Apártate, Cale, que tu culo es muy grande — le insisto y me siento de lleno entre él y su hermanita, a quien le muestro el chocolate — Avy, eres la persona más afortunada de esta habitación porque absolutamente nadie — y por las dudas lo remarco de nuevo, echando una mirada de advertencia a mis compañeros — n a d i e más que tú y yo compartiremos este chocolate. ¡Y mira lo genial que es! — lo abro para mostrarle la cantidad de cosas dulces que tiene dentro para hacerlo más crocante y delicioso y sin rodeos, lo parto a la mitad y se la entrego — Feliz Navidad. No te olvides de girar la botella si quieres hacer los honores — y sin más, le cobro el beso dándole un "prrr" en la mejilla antes de revolverle el pelo y meterme el dulce de lleno en la boca.
Benedict D. Franco
Icono :
A Christmas Carol| Priv (Flashback) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Contenido patrocinado
A Christmas Carol| Priv (Flashback)
Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente
+3
Cale J. Ballard
Eowyn J. Redford
Seth K. Niniadis
7 participantes
No puedes responder a temas en este foro.