The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Invitado
Invitado
El olor del mercado nunca había sido su mayor atractivo. De hecho, ni la persona más positiva podría aceptar aquel aroma y asegurar que los hubiese peores. Allí siempre se respiraba la precariedad y el miedo. Nadie estaba conforme con ello y yo no iba a ser menos. Nunca me gustaría aquel olor y ya había pasado algo más de un año para acostumbrarme. Sin embargo, debía aceptar que todo no era taaan malo. La gente, mejor dicho, los esclavos hacíamos que el castigo fuera más ameno. Obviamente, no todos éramos así. Siempre había alguien que prefiriese vivir sus días amargados y castigar a los demás por todo lo que sufrían.

Lamentablemente, sufrir la actitud de estos últimos no era el único inconveniente que tenía convivir con ellos. La mayoría de días se las ingeniaban para crear un altercado por el cual, más tarde, todos sufriríamos las consecuencias. Aquel día no fue diferente.

Aquello había llegado un punto que muchas veces no sabía porque tenía que limpiar más de las horas pautadas. Sinceramente, no me hacía nada de gracia que me doliesen las manos por culpa de esa gente. Sin embargo, aquel día era diferente. Los esclavistas se estaban pasando. Ya había contado más de un par de veces que había tenido que agachar la mirada y morderme la lengua cuando golpeaban a patadas a un esclavo porque estaba exhausto o porque simplemente se le había antojado no continuar haciendo lo que estaba haciendo, pero no pude aguantar una cuarta vez antes de actuar… ¡Era solo una niña!

—¿Qué demonios haces? —Le pregunte a un esclavista tras propinarle un empujón, el cual ni tan si quiera le hizo retroceder—. No te das cuenta de que tiene... ¿Nueve años? — Era obvio que no la conocía, pero no importaba. No soportaría vendar otra pequeña muñeca de otro niño que no hubiese podido soportar los golpes de esa gente — Debería daros vergüenza.

El empleado del mercado llegó a sorprenderse por mi reacción, pero no tardo nada en apartarme con un bofetón. Obviamente, no era una gran amenaza para él y la mayor prueba de ello era como me ardía la mejilla. Sin embargo, el dolor no me detuvo cuando este volvió arremeter contra la niña.

—DÉ-JA-LA — Le empuje con cada silaba y el hombre se vio obligado a olvidar a la niña. Ahora el problema era yo. Muchos esclavos pararon de hacer lo que estaban haciendo. No me había percatado que demasiados ojos habían visto mi osadía. Estaba en problemas: El esclavista tomo su varita.
Anonymous
Jessica D. Voznesenskaya
Miembro de Investigación
Suspiro cuando escucho el despertador y lo apago al momento, molesta. Nunca he tenido un buen despertar, aunque las cosas mejoran cuando noto el cuerpo de Liam a mi lado. No siempre coincidimos porque mis turnos varían y la mayor parte de días cuando yo me levanto él ya se ha ido. Resulta mucho más difícil seguir la rutina diaria sin escucharle a él de fondo haciendo lo mismo. Esta vez como sí hemos coincidido decido quedarme unos minutos más abrazando su cuerpo antes de levantarme. Gran error, porque lo que iban a ser "unos minutos más" acaban siendo demasiados. Cuando vuelvo a mirar el reloj me doy cuenta de que hace 5 minutos que ha empezado mi turno. Maldigo por lo bajo mientras salto de la cama al baño para asearme. Me visto lo más rápido posible mientras susurro a Liam que llego tarde pero que no se preocupe y siga durmiendo y unos cuantos datos más sobre si vengo o no a comer y sobre unas sobras que hay en la nevera.

Normalmente no me importa ir andando al mercado porque no tardo mucho y no me gusta abusar mucho de la magia, pero esta vez utilizo la aparición para llegar y murmurar mil disculpas y excusas que nadie se cree cuando ven mi cara de dormida. Ficho y le prometo a la persona a la que debía relevar que se lo compensaré. Eso tampoco se lo cree nadie. Cuando dejo de correr de un sitio para otro me doy cuenta de que en esta parte del mercado hay mucho silencio, hay muy poca gente. Mis alarmas internas saltan al momento y no tardo en echar un vistazo a mi alrededor hasta que encuentro el problema. En mi interior lo sabía, sabía que tenía que ser ella. Me da tiempo a ver como uno de mis compañeros de trabajo aparta a una niña con cara de enfado y se dirige hacia Izzie después de darle un bofetón, apretando el mango de su varita.

Actúo sin pensar demasiado y me acerco corriendo. A pesar de que intento controlarlo, mi pelo adquiere ese tono rojizo con una intensidad directamente proporcional al enfado que me consume en estos momentos. Siempre es muy difícil ver como unos energúmenos que se creen mejor que los esclavos por poder usar una varita para coger algo en vez de agacharse los tratan como si fueran escoria, agrediéndolos por cualquier estupidez ya sea psicológica o físicamente. He de decir que desde que yo estoy aquí las cosas han empezado a cambiar porque no se lo permito a nadie, pero es complicado encontrar una excusa para no permitírselo que suene creíble y como si yo también les odiase. Normalmente me cuesta unos minutos e incluso horas buscar esa excusa, pero ahora mismo no atiendo a razones. Tardo unos segundos en conjurar un expelliarmus que deja la varita del esclavista a unos metros de él. Eso crea una confusión momentánea que se resuelve cuando llego a la escena y miro al empleado con rabia.

Solo entonces me doy cuenta de la estupidez que acabo de cometer. Esto no lo podría explicar ni buscando durante meses una versión verosímil. Absolutamente todos me están mirando, los demás esclavos del mercado entendiendo por qué lo he hecho y entendiendo también el lío en el que me acabo de meter. Ellos saben que estoy aquí para protegerlos y entienden un poco más la situación, pero los demás esclavistas me miran como si fuera un elfo doméstico con calcetines. Intento con todas mis fuerzas controlar el color de mi pelo porque no debería tener razones para estar enfadada, y mientras tanto escucho las explicaciones de mi compañero. - Esta esclava se ha atrevido a empujarme. Merece un castigo severo - Miro a Izzie con todo el odio que soy capaz de fingir. - ¿Por qué demonios has hecho eso, sucia muggle? - Espero que sepa que debo hacerlo. La gente sigue mirándome y no son tontos, han visto como desarmo a un mago para defenderla. Espero a que me de explicaciones y trato de pensar en algo rápido.
Jessica D. Voznesenskaya
Icono :
Look What You Made Me Do — Jessica. IqWaPzg
The Mighty Fall
Ambientación
❏ Tema Inactivo
¡Ups! Este tema ha sido cerrado por estar más de un mes sin respuesta o alguno de sus usuarios ya no se encuentra con color. ¡Lo lamentamos mucho!

En caso de desear retomar el tema, enviar MP al staff
The Mighty Fall
Icono :
Look What You Made Me Do — Jessica. T6jVXNu
Contenido patrocinado
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.