The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Stephanie M. Black
Fugitivo
Neopanem, el lugar donde hay tantos secretos por esconder que la gente cree de verdad que hay algo que pueda escaparse a mi entendimiento. Mi coche se detiene delante de la casa del vencedor del cuatro, negro, largo, elegante, el típico que utilizo para moverme a lo largo de toda la ciudad y fingir que realmente me importa lo que piensen de mi, de mi padre, de mi postura política o de mis juegos. Siempre recuerdo a cada uno de los tributos que ha salido de mi arena porque son como fallos andantes. Ellos han sobrevivido donde otros no lo han hecho y eso de alguna forma me molesta.

Pero papá ha sido muy claro, hay que dar esperanza, es por eso que por mucho que lo odie debo dejar salir a alguien. Suspiro y escucho la voz de Kirtash asegurándome de que hemos llegado. Hago una leve mueca y dejo que se baje para abrirme la puerta, él es todo en mi vida. Es mi guardaespaldas, es mi chófer, también es mi mayordomo cuando hace falta serlo y por último la única persona que me soporta incluso cuando ni yo misma lo hago. Bajo del coche esbozando una sonrisa, lo primero que sale de la limusina son mis pies envueltas en unas sandalias de color negro, tras ésto un vestido hasta la rodilla que lo cubre a medias un enorme jersey de pelo de animal, un animal que murió solo para que yo pudiera ponérmelo encima.

Recorro el pequeño tramo que hay entre la limusina y el coche y el llegar a la puerta toco exactamente tres veces antes de sacar del bolsillo mi pañuelo, limpiarme los dedos que han tocado aquella superficie y esperar a que la persona que vive allí abra la puerta antes de que yo decida tirarla abajo y pensarme si matarlo por osar hacerme esperar.
Stephanie M. Black
Icono :
Las casualidades no existen {Derian} IqWaPzg
http://themightyfall.foroactivo.com
Derian Castle
Fugitivo
Salió del centro comercial cargado de bolsas y con el sol deslumbrándole el rostro. No se había puesto las gafas de sol y ahora tenía que parar para ponérselas. Una moto pasó por su lado y casi lo tira, cogiendo Derian una naranja para lanzársela al conductor en la cabeza la cual acertó he hizo que se cayera.- Que te jodan.- susurró y siguió su camino. Le distraía las cosas cotidianas, lo mantenían entretenido y podía pensar en otras cosas aunque a veces le aburría.

Estar aquí lo aburría, se sentía preso, quería viajar a su distrito para poder verlo, lo añoraba de una manera dolorosa y sabía que lo debía de ver pronto pero no de la manera que le gustaba. Iba a elegir a unos niños para enviarlos a la muerte y no a disfrutar de su hogar. De su verdadero hogar. Torció una esquina y lo que vio delante de su casa no le gustó para nada. Se quedó un rato parado, mordiéndose el labio, de rabia y siguió caminando. ¿Qué coño hacía Stephanie Black en su casa? ¿Habían descubierto algo? Derian frunció el ceño y siguió aproximándose a la puerta.

Rodeó el coche y se colocó detrás de la chica de forma silenciosa.- Todavía no tengo portero y a quién buscas lo tienes detrás de ti y no ahí dentro.- sonrió de lado y la adelantó para abrir la puerta.- Adelante señorita Black.- la invitó y dejó las bolsas encima de la encimera de la cocina. Se quitó la chaqueta y la dejó en la percha de entrada y se quedó con una camisa blanca de lino y unos vaqueros negros.- ¿A que debo tal honor?- inquirió y se sentó en el sofá, pasando los brazos por detrás para apoyarlos en el respaldo y cruzando una pierna.
Derian Castle
Icono :
Las casualidades no existen {Derian} IqWaPzg
Stephanie M. Black
Fugitivo
Me giro un poco después que Kirtash quien le ve mientras rodea el coche, poniendo mi vista sobre aquel mentor que es probablemente uno de los que más conozco del lugar. El tiempo que ha pasado desde que ganó es considerablemente más amplio que el resto que ahora trabajan para mi, digamos que el distrito cuatro no ha tenido mucha suerte los últimos años y todo gracias a mi excelente trabajo. Esbozo una sonrisa que lejos de ser amable es siniestra, porque cualquier símbolo de esa clase en mí adopta un significado completamente diferente. - Ya veo, ya - Ingreso en la casa escrutando cada uno de los lugares minuciosamente con la mirada, al menos aquellos que alcanzo a ver y le sigo hacia la cocina sin poner mis manos en absolutamente ningún lugar.

No se trata de que esté en esos días sonde la menor suciedad me repele y agobia, sino todo lo contrario, detesto en general todas casas que no son la mía porque no sé quien ha tocado que cosa. - Oh si, mi visita sí que es un honor - Dejo de mirar a mi alrededor para prestar mi atención a él. Ahora mi mirada se pasa por todo su cuerpo o al menos la parte de su piel que está visible por encima de la ropa. - Me ha llegado la noticia de tu visita al hospital - Aquella frase necesitaba la connotación adecuada de pesar, y se la he dado mejor que si lo hubiera planeado de antemano. - ¿Por qué? ¿Que te ha pasado? - Desde la captura de Jeremy y Jolene, no me extrañaría en absoluto que más miembros de la isla de los vencedores hayan sido corrompidos de alguna forma que se me escapa.

El solo pensamiento de que algo se me escapa dentro de mi territorio me cabrea suficiente cómo para que mi mirada, antes fingiendo una tristeza innecesariamente notable, se transforme en frialdad. Un paso en falso... y caerá en el abismo a donde prácticamente le estoy pateando.
Stephanie M. Black
Icono :
Las casualidades no existen {Derian} IqWaPzg
http://themightyfall.foroactivo.com
Derian Castle
Fugitivo
Seguí todos sus movimientos con atención, que la mismísima Stephanie se hubiese presentado en tu casa significaba dos cosas, o bien venía a presentarte una carta de muerte o bien para anunciarte algo de elevada importancia, algo que metía también a todo el capitolio. Pero su noticia no se hizo esperar y de algún modo me la esperaba, sobre todo cuando su mirada escrutó todo mi cuerpo sin pudor ninguno. Apreté los dientes y sin embargo le dediqué una sonrisa torcida.- ¿Te preocupas de tus mentores y sin embargo los mantienes encerrados aquí? Adoro tu preocupación.- la rodeo aún sabiendo que podía recibir algún daño físico por parte de ella o por parte de su guardaespaldas, pero me da igual. Aún odiándola, aún detestándola..... ejercía una atracción en mi de lo más deliciosa. Algo tan frágil y tan delicado y la maldad que llevaba dentro.

Me acerqué a ella y me apoyé en la encimera.- Me caí del tejado, estaba arreglando una grieta y pisé donde no tenía que pisar y...-hice un gesto con la mano de caída.- me caí.-sonreí tranquilamente.- Gracias por su preocupación, señorita Black, estoy sano para los Juegos. ¿Quiere tomar algo?- le pregunté.
Derian Castle
Icono :
Las casualidades no existen {Derian} IqWaPzg
Stephanie M. Black
Fugitivo
En cuanto suelta la primera frase alzo una ceja mirándolo con un leve toque divertido. A veces me causa gracia la valentía y estupidez que acompaña a los actos de los ex-tributos. Creen que pueden cambiar el mundo no estando de acuerdo en algo. Suelto una leve risa avanzando hacia la cocina dejando que sea Kirtash quien aparte la silla de la mesa para poder acomodarme en ella. - ¿Encerrados?. Oh no Derian, yo no os tengo encerrados. Sois libres de iros en cualquier momento. - Mi voz suena suave, delicada, es quizá el modo en el que más amenazante suena. - Otra cosa es que consigáis llegar a alguna parte. - No pienso dar absolutamente ningún detalle más. Primero porque no le importan, segundo porque todos sabemos lo que le ha pasado a todos los que han intentado salir de éste recinto sin mi permiso. Para ejemplo más reciente el intento de Jolene y Anderson que casi acaba con uno de los dos muertos.

Jugueteo con el posa vasos de la mesita oyendo su excusa. - ¿Y que hacías en el tejado? - Paso mi vista de la mesa a él con total firmeza. Del mismo modo que un gato evalúa a su presa. Sonrío ante lo último que dice de un modo que parece casi condescendiente. Pocas personas saben diferenciar entre cada uno de mis gestos de los cuales muchos son más que una simple amenaza. - Me alegro, estaba preocupada. La prensa hará preguntas... No querría tener que explicar a saber qué hacía uno de los mentores sobre un tejado -
Stephanie M. Black
Icono :
Las casualidades no existen {Derian} IqWaPzg
http://themightyfall.foroactivo.com
Derian Castle
Fugitivo
Alcé la mirada y me quedé mirándola. ¿Tenía cera en las orejas o es que no me estaba haciendo ni puto caso? La molestia creció en mi interior y el desagrado por descontado, también. Pija, niña de papá, malvada y encima sorda. Lo que había que aguantar.... Suspiré y me alejé un poco de ella, mirándola con la cabeza ligeramente ladeada.- Creo recordar que he dicho que estaba ahí subido arreglando una grieta. No soy de los que se duchan en el salón. Tenía una gotera.- dije mirando al techo.- Mi casa es una de las primeras que fueron construidas y no tienen ya tantos avances como las de ahora.- bajé la mirada hacia ella.

Pasó por alto mi ofrecimiento y yo pasé de volverle a decir algo. Gente como ella no se merecía una mierda y más cuando te recordaba de manera tan sutil que como te escaparas de aquí.... tenías un billete al hospital o al divino paraíso. Seguí mirándola, sin apartar mi vista de ella y me metí la mano por la abertura del cuello, rascándome el pecho. Tenía calor, la presencia de ella me ponía algo nervioso, solo que no lo dejaba entrever y volví a apoyarme en la encimera con postura relajada y me crucé de brazos.- Que considerada es la prensa....-susurré.- ¿Algo que deba decirme más, señorita Black?-le dediqué una sonrisa torcida.
Derian Castle
Icono :
Las casualidades no existen {Derian} IqWaPzg
Stephanie M. Black
Fugitivo
Llevo mis ojos al techo y luego a la pared antes de regresarlos a él cuando contesta a mi pregunta. Doy un leve sorbo a la taza que ha servido tentada a escupir dentro otra vez ante el sabor pero sabiendo que no es muy educado por mi parte hacerlo y tragándola, dejando la taza en su sitio otra vez no muy dispuesta a cogerla de nuevo. - Es verdad. Es que estaba tan preocupada por ti que en cuanto me has dicho que te has caído del techo he desconectado. Menudo susto me he llevado. - Mi voz realmente suena cómo si realmente eso fuera posible. Cómo si yo tuviera corazón para preocuparme por alguien. Descruzo las piernas ante su última pregunta sabiendo, por protocolos sociales, que me está invitando educadamente a marcharme porque no puede de otra forma. - Mandaré a un especialista para que te arregle eso. No quiero que te vuelvas a caer - En mi frase a pesar de sonar realmente amable, hay un leve toque irónico hacia el final. - O a lo mejor quieres una casa nueva. Las nuevas son más... bonitas, y se estropean menos -

Me levanto de la mesa andando hacia la salida de la cocina, quedándome con la puerta en la mano durante un instante. Kirtash apenas se ha movido de su sitio. - Derian - Me giro para encararle con una elegancia propia de una dama, del mismo modo en el que me han educado desde que tengo uso de razón. - No me gustan las mentiras - Avanzo de nuevo hacia él a pasos muy lentos y pongo mi mano sobre el agujero entre los botones de su camisa rozando tenuemente la piel de debajo con la punta de los dedos. - Y tampoco me gusta la gente que cree que puede ganarme cuando juego en casa - Deslizo mi mano por entre las costuras hasta pasarla por su pecho moviéndola de tal forma que parezco una novia arreglando la ropa de su pareja para que esté perfecto más que alguien lanzando una amenaza. - Recuerda eso la próxima vez que te subas al tejado - Durante todas mis palabras he estado con la vista puesta en mis manos, pero al terminar encuentro mis ojos con los suyos esbozando una sonrisa cortés. - El café estaba delicioso - Retrocedo un par de pasos antes de girarme. Kirtash hace un gesto muy sutil con mi cabeza a modo de despedida propia y tras ésto salimos ambos de la casa alejándonos en el coche hacia la ciudad.
Stephanie M. Black
Icono :
Las casualidades no existen {Derian} IqWaPzg
http://themightyfall.foroactivo.com
Derian Castle
Fugitivo
No desprendía amabilidad. Stephanie Black aunque quería sonar natural y verse natural con cada movimiento, no lo lograba, todo era raro en ella, un poco forzado. Sus movimientos querían, pero su rostro no lo mostraba, no llegaba a sus ojos y eso claramente lo veía. Una serpiente siseándole a su presa, una serpiente tanteando el terreno y decidiendo que hacer con su comida. Eso parecía Black cuando se acercó con exquisita elegancia hacia mi. Mi cuerpo se tensó un poco cuando dijo aquello. ¿Lo sabría? ¿Habría conseguido sonsacarle algo a Jeremy y a Jolene? ¿A qué precio? Tortura.... y viniendo de aquella arpía no me sorprendía ni lo más mínimo.

Seguí sus palabras y sus movimientos hasta que su dedo pasó por mi piel y un ligero temblor había despertado en mi cuerpo. Despertaron todas mis terminaciones nerviosas, algo que odié y que no pude controlar. Mi mente sabía lo despreciable que era aquella mujer, pero mi cuerpo la veía como lo que era. Simple y llanamente como una mujer. No había más y apreté los dientes, endureciendo el rostro. Tuve la tentación de responderle, de mandarla a la mierda, de ser arrogante y frívolo, pero me mordí la lengua y no dije nada, a nada. La vi marcharse y no me moví de mi sitio hasta que se hubo ido. Y después de romper una cuantas cosas por la ira de todas sus palabras, me fui al bosque, necesitaba adrenalina y liberar, liberar mucho.
Derian Castle
Icono :
Las casualidades no existen {Derian} IqWaPzg
Contenido patrocinado
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.