The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Pippa S. Hollard
Tributo
Pippa
Shelley Hollard
Then you say, "go slow", and I fall behind. The second hand unwinds


Lead me out on the moonlit floor
Lift your open hand
Strike up the band and make the fireflies dance
Silver moon's sparkling
So kiss me



Cuando Samara llegó a la tierna edad de desear cosas, siempre tuvo claro lo que quería para su futuro: ropa bonita, mucho dinero y una hija que fuera igual que ella. Así que, en cuanto tuvo ocasión, dejó a su primer marido y a su hija para irse con uno mucho mejor posicionado, que pudiera darle ropa bonita, mucho dinero y otra hija que fuera igual que ella. A Samara Alfred nunca le pareció demasiado guapo. Era desgarbado, tenía las manos callosas y apenas medía unos centímetros más que ella; pero, desde siempre, su familia había contado con los medios, la empresa y la fortuna para estar del lado del gobierno. Samara lo conoció cuando ingresó por culpa de una historia que incluye venenos mágicos, alguien que le robó la cartera y una copa que dejó demasiado tiempo sin vigilancia y, al principio, pensó justamente eso: que era demasiado desgarbado, bajito y mediocre. Pero hubo algo que hizo que, aunque estuviera casada, guardara su número en la agenda de su móvil. Meses después, cuando Alfred ascendió a Jefe de Sanadores, supo que había tomado la decisión más acertada para ella.

Pippa, también desde muy pequeña, supo que sus padres no se querían. Lo veía en que apenas se hablaban, buscaban toda oportunidad posible para pasar unos días separados y, por encima de todas las cosas, no se lo decían. Que se amaban. No se decían que se amaban. Pero ella no podía creerlo, no quería creerlo; así que, justo cuando estaba convencida de que jamás se querrían, decidió que era mejor pensar que sí que lo hacían.

Y entonces Pippa empezó a ver amor en todas las partes. En pequeños detalles, casi insignificantes, totalmente mundanos para otros, veía declaraciones, peticiones y actos románticos. Cuando su padre le ponía el plato con las decoraciones más bonitas a su madre, cuando en la radio sonaba una canción y, con movimientos de cabeza al son de la melodía, ambos parecían coincidir en que les gustaba.

Pero un matrimonio mediocre siempre está destinado a terminarse. Pippa, ajena a todo menos al maquillaje, a sus amigas y a los chicos, no lo vio venir. No vio venir la manera tan estúpida, accidentada y casi patética, en la que su madre acabó con su matrimonio, con la reputación de su familia, con su esperanza de vida y con la de Lydia.

Entre los rumores que se escuchan por las calles, todos coinciden en lo mismo: que se veía venir. Que Samara siempre fue una fresca, una libertina; que, si se lo hizo a su primer marido, estaba claro que también se lo haría al segundo. Nadie imaginaba, sin embargo, que cometiera adulterio con un muggle y que, tiempo más tarde, lo protegiera. Samara dice que nunca lo supo, que pensaba simplemente que tenía grandes problemas de dinero y de estilismo.

Pippa, pese a todo, la cree.

Al fin y al cabo, su madre tuvo una hija que siempre fue igual que ella.


Vive por y para agradar a los demás. No puede soportar el hecho de no caerle bien a alguien y, de hecho, no lo entiende en lo absoluto: ella es guapa, simpática, agradable y un completo encanto. ¿A quién se le ocurriría odiarla?

No entiende nada sobre política y jamás le ha interesado. ¿Cómo hacerlo con tantas ideologías, nombres y dramas? De hecho, una parte de ella todavía no termina de comprender y asimilar que su nombre está en las urnas y que, como consecuencia, podría acabar participando en los Juegos.

Tiene muchos amigos. Demasiados. O, al menos, los tenía hasta que los rumores empezaron y Allison, su mejor amiga desde los tres años, convenció a gran parte de su grupo para que dejaran de hablar con ella.

Le encantan las fiestas, tomar el sol, la ropa, el maquillaje y las lentejuelas. No soporta la escuela, estudiar, la política y que alguien, simplemente, no la quiera.

Cuando encarcelaron a su madre, su padre dejó su puesto como Jefe de Sanadores para volver a ser sanador del distrito y, de esta manera, tener más tiempo para estar con Pippa.

Tiene un conejo que encontró un día en el jardín y decidió adoptar. Es un macho, pero Pippa se dio cuenta tarde y, para ese entonces, ya lo había bautizado como Daisy.

Quiere lograr el récord de besar a treinta y cinco chicos antes de que empiece el nuevo curso, pero parece haberse estancado en el número veintinueve. Laurence Dickens valdría por cinco, así que tiene la esperanza de encontrarse con él en alguna fiesta cercana.



03
04

03
05

Pippa Shelley Hollard
21 de octubre, 2456
Distrito 4
Tributo
Bruja de sangre mestiza
Malina Weissman

Pippa
pippa shelley hollard



Pippa S. Hollard
Icono :
Hollard, Pippa Shelley C2cCsGT
https://www.themightyfall.net/t8254-hollard-pippa-shelley
The Mighty Fall
Ambientación

¡Expediente aceptado!
Ahora que tu ficha ha sido aceptada, es momento de realizar el registro general y pasarte por la petición de rol. Recuerda que obtendrás color sólo al hacer los registros.

Si te surge alguna duda, puedes ir al apartado de atención al usuario.
The Mighty Fall
Icono :
Hollard, Pippa Shelley T6jVXNu
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.