The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
OTOÑO de 247221 de Septiembre — 20 de Diciembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Pro-Magos Radicales 2000 G
Pro-Muggles Radicales 1500 G
Profesores y alumnos 1500 G
Escuadrón Licántropo 1500 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
08.10¡Pronto se anunciará una nueva trama para el resto de los usuarios! El foro entró en su mes de aniversario y queremos festejarlo con ustedes. ¡Estén atentos!
08.10El viernes 14 se abrirá la mini-trama de coronación de Lachlan Dunbar. La misma tendrá una duración de dos semanas off-rol tras las cuales se producirá el cambio de estación.
08.10¡Los juegos han concluido! Los tributos podrán reclamar sus puntos por participación aquí.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Anderson R. Looper
Mentor

AndyLooper
Nombre completoAnderson Roderick Looper Gram
Fecha08/08/2434
UbicaciónDistrito 6
RangoMentor
Raza Humano
Face ClaimAaron Taylor Johnson
05Fuerza
13Destreza
50Vitalidad
07Defensa
05Agilidad
Historia
Anderson es un chico humilde que nació en el distrito seis junto a su hermana Alexandra, con la que siempre estuvo muy unido. Sus padres eran amigos de la infancia y eran almas gemelas desde el principio, mientras que su padre trabajaba en la fábrica de coches, su madre vendía ropa en una tienda que luego, cuando aquel anciano murió, pasó a su nombre. Así fue como conoció a Jolene, enfurruñada por haber perdido una muñeca, en medio de la plazoleta del distrito 8 cuando acompañó a su madre por provisiones.

Un accidente horrible acabó con la vida de sus padres, dejando a los mellizos solos en aquel mundo. No tenían abuelos que les cuidaran, ni siquiera familia lejana, así que fueron a dar al orfanato con tan solo 11 años. Vivir allí fue un infierno, rodeados de niños completamente psicóticos capaces de lastimarse los unos a los otros por el amor de unos desconocidos. Anderson siempre fue bastante retraído, un rasgo absoluto de su personalidad, que sin duda le hizo foco de burlas y golpes por parte de los mayores, encantados de tener alguien que no respondiera sus ataques. El cambio entre aquel frío lugar y el cálido ambiente de una casa a la que no volverían, hizo a Alex distanciarse de los demás mientras arrastraba a su hermano con ella sin darse cuenta. Porque él siempre se sintió atraído hacia ella como la luna a la tierra, como si la mitad de él no funcionara si ella no estaba. Habría dado su vida por protegerla, por hacerla feliz, por darle todo lo que necesitaba, porque la amaba más allá de toda lógica.

Cuando cumplieron 12 años, Alex enfermó; la deterioró tan rápidamente que no pudieron hacer nada para salvarla. Él solo pudo limitarse a verla morir en la plaza del distrito seis, yéndose la mitad de él con ella. Se sumió en una depresión impensable, nada que pudieran usar con él y que el orfanato pudiera pagar servía para hacerlo volver de aquel oscuro mundo en el que se había sumergido. Una anciana, sin descendientes, marido, sobrinos o nietos a quien legar lo poco que había adquirido durante su larga vida, se apiadó de él y le acogió en su hogar, dándole una nueva vida y ayudándolo poco a poco a volver a ser una persona. Ella le dio el hogar que había perdido, pero sin Alex, nunca fue lo mismo.

Se aisló por completo del mundo cuando empezó a hablar con gente que no estaba allí y a perder la noción de la realidad. Esquizofrenia paranoide, le diagnosticaron. Pero eso sería solo el principio.

Con 15 años, Anderson fue elegido como tributo del distrito seis, y participó en los juegos mágicos más sanguinarios y cortos hasta esa fecha, donde se acabó con la vida de 25 personas en tan solo 5 días y la mayoría de ellas murieron con diferencia de apenas unos minutos el último día. Su abuela le dijo que volviera a casa, pero tanto ella como casi todo el distrito sabía que no lo haría. No era desconocida para nadie la enfermedad de Anderson, que si le jugaba una mala pasada podría acabar haciendo que se suicidara, muriendo en el acto y sin ayuda de nadie. Pero lo que le salvó la vida, fue acabar en aquellos juegos con Jolene, su única amiga en el mundo; y con Jeremy Mills.

Anderson fue el tipo de tributo que se separó de la gente que le importaba para evitar tener que matarlos o verlos morir, pero acabó en la alianza equivocada. La primera noche se mataron entre ellos y los dos que quedaron vivos salieron a la luz como magos, lo cual les convertía directamente en enemigos; él se salvó por pura suerte. ¿Qué si les odia por intentar matarle? No, les entiende en realidad. Eran ellos o él, nadie en esa situación elegiría a otra persona que no fuese a sí mismo. Ni siquiera él.

Vagó solo con una idea en mente, mantenerse a raya hasta que todos los tributos se mataran entre ellos y el solo tuviera que enfrentarse al último que quedara en pie o ganar si otro humano se deshacía del resto. Estuvo escondido casi 13 horas, sin comer ni beber agua, hasta que su enfermedad le jugó una mala pasada. El estrés provocó en él un terror absoluto que lo hizo correr despavorido por toda la arena, huyendo de un enemigo que no existía; y así fue como encontró a Jolene en el lago, a la que finalmente se unió, porque una vez lo encontró, ella no le dejó irse. Y ahí estaban de repente, dos amigos de la infancia luchando por sobrevivir en una guerra que les quedaba demasiado grande.

Jolene estaba con otras personas, eran una alianza grande, eso debería haber jugado a su favor, en teoría; pero el grupo de magos, pese a ser minoría, los masacró en el último enfrentamiento. Nada más colisionar ambos grupos por primera vez, murieron más de la mitad de los humanos, casi 3 a 1. Fue violento, sangriento, lleno de odio y desesperación. Por primera vez en 85 años de juegos, los tributos agonizaban en el suelo, los espectadores pensaron que aquella vez no habría ganadores, nadie podía moverse. Y sonaron las trompetas.

Anderson, Jolene y Jeremy ganaron porque su corazón se paró u solo segundo después que el último de los magos.

Ahí comenzó su vida en la isla de los vencedores, pero nadie es la misma persona una vez regresa de la muerte. Es una situación confusa y caótica. Su enfermedad fue a peor día a día, intentó escapar con Jolene de aquella isla casi causando la muerte de los dos; se fueron alejando poco a poco hasta que un día, Kathleen llegó a su vida como un tranquilizante. Tal vez era la paciencia de ella o la manía que tenía de cantarle canciones cada vez que veía a Anderson perder el control, pero era capaz de recuperarlo al borde de una alucinación como nunca nadie antes lo hizo, ni siquiera su medicación.

Tuvieron una hija en la isla de los vencedores, a escasos meses de que los rebeldes tomaran el poder de Neopanem. Tres meses después de haber nacido, quemaron la isla de los vencedores, obligaron a todos los humanos y magos a rendirse y ejecutaron a los que se rebelaron. Anderson se entregó, pero Kathleen y Jeremy escaparon. Cuando sus caras no salieron en los criminales más buscados, como hizo la de Benedict, supuso que los habían matado.

Los primeros años como esclavo fueron realmente duros. Acostumbrarse a estar siempre mirando hacia el suelo y a quitar el no de su vocabulario le costaron a pesar de su personalidad tranquila y sumisa. Pasó por varias manos, amos de toda clase, que lo compraron porque tenían dinero para malgastar, o simplemente porque querían tener el honor de humillar a un antiguo vencedor. Le hicieron todo tipo de cosas horrible, pero aguantó, por esos momentos de paz que tenía para él solo cuando se aburrían o le mandaban fuera; porque estaba harto de estar luchando para vivir en un mundo para el que no parecía destinado.

Luego, su suerte cambió. Su precio era elevado, siempre lo fue, y solo gente con cierto nivel adquisitivo podía permitírselo. Cuando su modo de comportarse y expediente impecable le fue haciendo cada vez mejor partido, sus amos empezaron a ser más normales. Gente que sí, lo humillaba por ser quien era y no poseer magia, pero al menos no tenían algo directamente contra él, que pudo o pudo no haber hecho. Acabó en el capitolio viviendo en una casa enorme con varios niños (a los que le encantaba cuidar) y donde estuvo casi 8 años antes de ser enviado al distrito 3 a la casa de un científico desquiciado al que le gustaba explotar cosas. No tiene muchos más buenos recuerdos que ese, hasta que en el 2471, fue obligado a ser el mentor del distrito seis. Le forzaron a vivir allí. Los amos que tenía por entonces, en el distrito 13, le vendieron a una familia en el distrito seis, muy buenas personas, pero durante su mudanza hubo un incidente que le dejó fuera de juego algunos meses. Eso impidió que pudiera participar como mentor en los juegos del año pasado, pero no lo librarán de los que se vienen.

Ahora, vive tranquilamente con los Becker, un matrimonio con una niña pequeña que le trata como nadie lo ha hecho en años: un ser humano.
Otros Datos
— Es Neutral porque si bien no cree que sea justo que los humanos estén esclavizados, volver a lo de antes no le parece buena idea, y cree además que la guerra es una pérdida de tiempo. Ha encontrado estabilidad tal y como está, y pretende conservarla tanto como le sea posible.

— Tiene un problema severo de visibilidad en el ojo derecho, después de un ataque que sufrió en uno de los distritos a los que fue a hacer la compra solo hace algunos años. Eran un grupo de personas borrachas (al menos eso pensó) que le estaban reclamando que se convirtiera en un perro de los magos. Por como lo atacaron, a puñetazos y patadas, supuso que eran humanos resentidos de que él hubiera tenido suerte.

— Fue diagnosticado con esquizofrenia en el pasado y fue un estigma con el que tuvo que vivir muchísimo tiempo, sin embargo, ahora sabe perfectamente que las voces de su cabeza y su capacidad para ver muertos no tienen nada que ver con un problema en su cerebro.

— Había dejado de buscar a su hija hacía mucho tiempo, renunciado a la posibilidad de que ella hubiera permanecido viva después de tanto tiempo. Sin embargo, por un comentario random de su nuevo amo, se dio cuenta de que la chica en realidad estaba viva. Ahora la busca el gobierno.

— Jolene y él perdieron el contacto después de que fuera trasladado a otra casa por décima vez el mismo año. De eso han pasado ya cinco años.

— En la relativa paz que vivir con su nuevo amo en el distrito seis le ha dado, trabaja en un taller donde arregla vehículos de toda clase. Nada del dinero que gana va para él pero no le importa, porque hace algo que verdaderamente disfruta.
The quieter you become
the more you are
able to hear


Anderson R. Looper
Icono :
Looper, Anderson R. Andyav11
https://www.themightyfall.net/t8261-looper-anderson
The Mighty Fall
Ambientación
✓ Aceptado
Ahora que tu ficha ha sido aceptada, es momento de realizar el registro general y pasarte por petición de rol. Recuerda que obtendrás color sólo al hacer los registros.

Si te surge alguna duda, puedes ir al apartado de atención al usuario.
The Mighty Fall
Icono :
Looper, Anderson R. T6jVXNu
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.