The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
OTOÑO de 247221 de Septiembre — 20 de Diciembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Pro-Magos Radicales 2000 G
Pro-Muggles Radicales 1500 G
Profesores y alumnos 1500 G
Escuadrón Licántropo 1500 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
08.10¡Pronto se anunciará una nueva trama para el resto de los usuarios! El foro entró en su mes de aniversario y queremos festejarlo con ustedes. ¡Estén atentos!
08.10El viernes 14 se abrirá la mini-trama de coronación de Lachlan Dunbar. La misma tendrá una duración de dos semanas off-rol tras las cuales se producirá el cambio de estación.
08.10¡Los juegos han concluido! Los tributos podrán reclamar sus puntos por participación aquí.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Delilah E. Looper
Fugitivo
DelilahErin Looper
Nombre CompletoDelilah Erin Looper
Fecha20 de junio, 2451
UbicaciónDistrito 9 ¾
RangoFugitiva
RazaMuggle
Face ClaimElla Purnell
03Fuerza
05Destreza
50Vitalidad
06Defensa
06Agilidad

Historia


Great escape lost track of time and space.

Sus padres ganaron los juegos, pero Delilah nunca llegó a conocerlos lo suficiente como para saber si ganaron en algo más.

Aprendió muy temprano que todo lo que consideraba o llamaba “suyo” desaparecía. A su madre la dieron por muerta, su padre fue convertido en esclavo. Su tío Sebastian fue condenado a muerte. El Distrito 14, el único lugar al que pudo considerar su hogar, bombardeado. Sus amigos avanzaron, continuaron con sus vidas, se olvidaron de ella, mientras Delilah se quedaba atrás.

Nunca participó en la toma del distrito nueve, manteniéndose al margen. Casi parecía que aquello fuera una premonición, una señal. Delilah siempre había tenido la poca fuerza mental que le hacía creer en todo tipo de cosas intangibles: las señales, las corazonadas, sus volubles y cambiantes estados de ánimo. Nunca consideró el nueve como su nuevo hogar, sabía que jamás lo haría; que ella no pertenecía ahí, que no duraría demasiado. Y casi como si el universo la hubiera escuchado llorar, mandó aquel ataque.

Y ahí sí que quedó al margen. No culpó a nadie, Delilah nunca solía culpar a nadie que no fuera sí misma. Fue más lenta, más torpe, estaba más cansada y la atraparon. Nadie pudo hacer nada y, de hecho, nadie hizo nada. En el Capitolio poco importó que creyera en señales, que sus padres fueran solo imágenes mentales poco claras o que pareciera que su mente la llevara preparando durante un tiempo para la muerte.

Pensó que iba a morir. Tenía asumido que lo haría, que prefería hacerlo a desvelar cualquier dato sobre los demás, a que la desesperación se le fuera de las manos y la hiciera trastabillar. Nunca estuvo segura de querer agradecer que Benedict Franco cambiara su destino. Ella ya lo tenía asumido. Evitó una ejecución, pero siempre creyó que morir hubiera sido más limpio, más pulcro y más rápido que pasar meses en el mercado de esclavos.

Quería rendirse, pero algo en ella no quiso que lo hiciera. Tal vez sacó las últimas fuerzas que le quedaban, o quizás se dijo a sí misma una mentira barata sacada de las novelas que leía de pequeña, como que en algún momento agradecería no haberse rendido. Que algún día  la vida le devolvería lo que le había arrebatado. Huyó sin mirar atrás a un lugar que en el pasado nunca se había sentido como suyo y que sabía que nunca lo sería.

Todo el mundo corrió a ayudarla, a ofrecerle lo que tenían, pero Lilah no quería nada más de ellos. No en ese momento, cuando nada serviría. Fue clara al decidir alejarse, al pedir prestada la cabaña que estaba más lejos de todos. Creyó que había perdido el interés en el mundo. Estaba decepcionada, desanimada, se sentía como si la hubieran partido por la mitad, hubieran desechado una de las partes y a la otra la hubieran obligado a seguir viviendo. Encontró consuelo en la naturaleza, en los colores que le recordaban al que siempre sería su hogar.

Y así, alejada de todos y sin interés en vivir de cara para afuera, comenzó a vivir solo para ella.



Otros Datos


La cabaña que le prestaron destaca más por los terrenos que la rodean que por su estructura en sí. Empezó plantando unas semillas de girasol que le prestó un vecino, pero terminó construyendo un huerto de autoconsumo que se dedica a cuidar todos y cada uno de los días.


No es algo que haga de manera consciente, pero vive observando a los demás. Se fija en cómo hablan, en cómo actúan, en cómo se relacionan. Casi habiendo olvidado cómo era interactuar con otros, ha empezado a imitar los comportamientos que ve en los de su alrededor.


Jamás quiso guardar rencor hacia los demás, pero no sabe cómo no hacerlo. Ella pasó los últimos años de su vida atrapada, encerrada, sola, siendo transportada de una cárcel a otra peor mientras los demás seguían con su vida, crecían juntos y compartían los años que iban cumpliendo.


Nunca se quiso lo suficiente, nunca se vio capaz de hacer nada por sí misma. Siempre la niña insegura, la que se miraba y no se encontraba, la que siempre creía más en las posibilidades que tenía de perder que de salir vencedora.


No se considera lo suficientemente fuerte, inteligente o constante para participar en ningún movimiento. Siempre soñó con ser útil para alguien, para algo, con encontrar un propósito y un grupo de personas que la aceptaran.


La magia le fascinó desde que tiene uso de razón. Sigue haciéndolo, aunque ha empezado a pensar que hace falta más que una varita y unos cuantos trucos para que ella vuelva a creer.


I forget you're not here when I close my eyes



Delilah E. Looper
Icono :
Looper, Delilah Erin. BFv3tBF
https://www.themightyfall.net/t8256-looper-delilah-erin
The Mighty Fall
Ambientación
✓ Aceptado
Ahora que tu ficha ha sido aceptada, es momento de realizar el registro general y pasarte por petición de rol. Recuerda que obtendrás color sólo al hacer los registros.

Si te surge alguna duda, puedes ir al apartado de atención al usuario.
The Mighty Fall
Icono :
Looper, Delilah Erin. T6jVXNu
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.