The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
05.08El foro permanecerá cerrado para su remodelación. Avisaremos por los medios habituales cuando todo regrese a la normalidad.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Daphne E. Hargreeves
You can be whoever you wanna be
 08.08.2741 Palco Vigilantes Helle


Por ahora parece que los juegos han dado un buen comienzo. Los capitolinos parece que están disfrutando de lo que por ahora les hemos presentado, aunque la acción todavía no haya dado comienzo. Sí que es un poco estresante, pero creo que esta semana va a ser mucho más tranquila, ya que realmente de lo único que me tengo que preocupar es de estar pendiente de qué es lo que hacen los tributos en general. Todos los siguientes preparativos de la arena están más que listos, por lo que no debería haber problema alguno durante esta semana.

La presión que siento en el trabajo, por otro lado, es enorme. El ministro Williams es un prepotente de cuidado y noto cómo tengo los ojos de Magnar en mi nuca cada dos por tres, esperando a que haga algún fallo para culpabilizarme de algo. El problema es que soy demasiado perfecta como para cometer algún error en mi trabajo. Eso sí, tengo a un equipo detrás que está pendiente de que todo salga sobre ruedas, por lo que no me preocupo para nada.

Ahora mismo me encuentro mirando a los tributos, como entrenan diferentes habilidades. Para algunos son cosas nuevas, para otros parece ser que han nacido con esas habilidades que son innatas en ellos. Este es el segundo día de los entrenamientos, pero hay algunos tributos que nos han sorprendido gratamente, por lo que serán un buen entretenimiento en la arena. Mi mirada se dirige por toda la sala mientras comento con un compañero la habilidad que tiene un tributo en lanzar cuchillos.

De todas formas, rápidamente me mirada se dirige hacia la vigilancia tan extrema que hemos decidido tomar. Más vale prevenir que curar, por lo que tanto entre los vigilantes como en la zona de entrenamiento, se encuentran tanto aurores como gente del escuadrón. Es por eso que mis ojos se posan en la comandante del escuadrón licántropo. Me levanto del sillón en el que estoy sentada y la saludo con un breve gesto de cabeza. — ¿Qué tal se encuentra señorita Hassel? ¿Disfrutando de los entrenamientos? — Supongo que ella tendrá una disciplina muy buena en lo que a entrenamientos se refiere. — ¿Qué opina sobre los tributos? ¿Tienen potencial? — Me cruzo de brazos y me giro para observarlos.


Daphne E. Hargreeves
Icono :
You can be whoever you wanna be — HH IqWaPzg
Helle E. Hassel
Cte. Escuadrón Licántropo
You can be whoever you wanna be
 08.08.2741 Palco Vigilantes Daphne

Los juegos quedaban muy lejos en mi memoria, mis padres no solían verlos y la única vez que les presté algo más de atención fue cuando se llevaron a Ben, pero debo decir que no me gustan nada de nada. Son crueles y tristes, es como volver atrás en el tiempo. Se supone que somos una sociedad evolucionada y bla bla. Siempre se quejan del norte, que si, el norte es como una arena tamaño mini, pero no es necesario. No se tío, hay manera mejores de hacer escarmentar a quien sea que incumpla las normas y es que son niños!

Suspiro cruzándome de brazos mientras me apoyo en una de las paredes y observo con cierta desgana a los chicos tratando de hacer algo que pueda serles útil.  Y debo decir, que la mayoría dan pena. Me entran ganas de bajar y enseñarles a lanzar de verdad un cuchillo o cosas así. Que si, que no soy experta, pero no lo se. Veo a los niños del cuatro, que son dos pulgas y me entra una cosa en el estómago que me hace pensar en Ben. Él pudo volver sano y salvo y ahora es mentor de aquellos dos niños. Me preguntaba como estaría viviendo aquello. Y pensar en él, en sus juegos, me llevaba a pensar en otra persona, en preguntarme que sería de Sophia. ¿Habría sobrevivido a todo aquello? ¿Seguiría en el país? No había vuelto a verla y era una pena.

Un saludo repentino y unas palabras me sacaron de pronto de mi ensimismamiento para sonreír casi de forma automática y devolverse el saludo con un movimiento de mano quizás demasiado efusivo para la situación.- Buenas. - Y también debo admitir que me toma algunos minutos saber quien está delante de mi. Que al final lo recuerdo, pero me cuesta. - Bien. Si. Aquí trabajando. - Había repartido los turnos y me había asignado aquel al tratarse del palco donde se encontraban las autoridades. Si algo se pusiese feo quería que hubiese alguien en quien pudiese confiar y a quien no temiese que le pasase algo. Y si, esa era yo.

- ¿Los tributos? - Mi mente trata de sumar dos más dos. Como si de un engranaje atascado se tratase, uno que de pronto empieza a funcionar a bien. - Ah, claro, esos tributos. - Señalo a los que entrenan abajo y me encojo de hombros. - Creo que están muy verdes no te voy a mentir. - Pongo una pequeña mueca aún fijándome en los del distrito 4. - Aunque son muy pequeños la mayoría... - Me muerdo el labio y trato de cambiar de tema. - ¿Tu como lo ves? ¿Se ajusta a lo que esperabas?


Helle E. Hassel
Icono :
You can be whoever you wanna be — HH IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8220-hassel-helle-ekaterina
Daphne E. Hargreeves
You can be whoever you wanna be
 08.08.2741 Palco Vigilantes Helle

La señorita Hassel me parece una mujer un tanto especial, he de admitir. No la conozco personalmente, pero su saludo tan repentino me parece un poco fuera de lugar, teniendo en cuenta el ambiente en el que nos encontramos. Tenemos una imagen que dar delante de los tributos y de los demás vigilantes, aunque éstos trabajen realmente para mi. Su respuesta escueta hace que suelte una pequeña carcajada nerviosa, por no saber exactamente qué decir. — Como todos los presentes entonces, ¿no? — Acompaño mis palabras de nuevo por una pequeña risa.

La pregunta que hace me hace alzar una ceja de completa desaprobación, ya que me hace pensar dos cosas: o la señorita Hassel se encuentra bajo los efectos del alcohol en su propio trabajo o simplemente es estúpida. ¿De qué tributos voy a estar hablando sino? Es cierto que no me viene olor a alcohol al rededor y que no la he visto estar tomando nada en lo que llevamos aquí. Puede que simplemente sea estúpida. Quito mi rostro de desaprobación rápidamente al escuchar su respuesta y asiento con la cabeza. — Es su segundo día de entrenamiento, démosles tiempo para practicar. Es cierto que todavía están muy verdes, pero creo que tenemos tributos con mucho potencial. — O al menos esa es una de las conclusiones que hemos sacado entre los vigilantes al terminar el día de ayer. — Además, que la mayoría de ellos no están acostumbrados a usar armas muggles para defenderse, por lo que es cuestión de adaptación. Supongo que tú tampoco aprendiste a ser una buena comandante el primer día, ¿verdad? — O puede que todavía esté en proceso de serlo, quién sabe.

Me llevo dos de mis dedos al mentón para rascarlo levemente, mientras pienso la respuesta de su pregunta. — Puede que haya algunos que sean más... mortíferos que otros. Si sabes a lo que me refiero. — Digo soltando una pequeña risa. Está claro que hay tributos que están mucho más nutridos que otros y que tienen más fuerza física. Y eso, a la hora de combatir se va a ver perfectamente. — No sé qué era lo que me esperaba del grupo, en verdad. Son muy diversos en muchos aspectos. Tenemos a hermanos, criaturas de trece años, una drag queen... Cualquier cosa puede salir de aquí. — Digo con una amplia sonrisa en el rostro. ¿Y no es eso especialmente lo que entretiene y lo que deja enganchado al espectador en la televisión?

Esta vez, mi mirada se posa en los más pequeños de los juegos, los tributos del cuatro y.. si mal no recuerdo, creo recordar que Hassel debe ser del mismo distrito. — ¿Conocías a los del cuatro? — Me aventuro a preguntar.


Daphne E. Hargreeves
Icono :
You can be whoever you wanna be — HH IqWaPzg
Helle E. Hassel
Cte. Escuadrón Licántropo
You can be whoever you wanna be
 08.08.2741 Palco Vigilantes Daphne

Asiento a sus palabras, aunque su cara de em, asco? desacuerdo? Lo que sea. Su cara me hace plantearme que igual he dado una mala imagen. Y la verdad, me da un poco igual, aquella mujer no tenía nada que ver con mi trabajo y mientras yo me asegurase de que estaba segura, estaría cumpliendo con mi parte. Lo demás eran pensamientos de cada uno. Aunque por supuesto no me contentaría con caerle mal a alguien.

Claro, que es una de las cosas que dice la que consigue que una sonrisa con cierta guasa se forme en mis labios por unos segundos. No sabía que conocía ella de mí, suponía que no mucho, por que no parecía tener mucha idea de nada. - La verdad que si sabía. Al menos lo básico. - Me encojo de hombros y observo a los tributos negando un par de veces. - Pero no creo que un par de días haga mucho en ellos. Créeme, entreno a lobos todos los días. Aunque quien sabe. Igual nos sorprenden a todos ¿no crees? - No, yo no lo creía. No aprendías a defenderte con armas en un par de días. No cuando algunos si sabían usarlas. Esto era como cuando llegué al norte. Todo podía matarte y un solo error te acababa condenando.

Y por eso lo de ser "mortífero" no me convence demasiado. - Se a lo que te refieres. Pero si no recuerdo mal los juegos de mi época. - Partamos de que no recordaba mucho de ellos. - Hasta los más mortíferos pueden morir al dar un solo paso en falso. - Lo peligroso al final no siempre eran los otros tributos, sino la propia arena, sino la mujer que tenía en frente. La vigilante jefe. ¿Cómo podía dormir sabiendo que iba a matar a tantos críos?

- Pero si te doy la razón. Hay mucha diversidad. - Diversidad para darle juego, lo que ellos querían. Pero no veía el gusto en aquello. Claro que volvemos a que eso no es mi trabajo y yo debo centrarme en aquello que se me ordenó. - No. - Respondo de pronto estirándome un poco. - Solo los conocía de vista. Pero no recuerdo haber hablado nunca con ellos. - No me relaciono mucho con otros del cuatro. No es secreto que soy una loba y eso aleja a más de uno. - ¿Tu de que distrito vienes? - No tenía ni idea la verdad. - Supongo que tendrás ya casi todo preparado. La arena me refiero.- No se muy bien que pretendía con aquello. Aunque me gustaría cambiar de tema, creo que sería complicado en aquel punto.


Helle E. Hassel
Icono :
You can be whoever you wanna be — HH IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8220-hassel-helle-ekaterina
Daphne E. Hargreeves
You can be whoever you wanna be
 08.08.2741 Palco Vigilantes Helle

Una pequeña sonrisa se dibuja en mi rostro ante la determinación que la comandante del escuadrón de los vigilantes demuestra ante sus primeros días en su actual puesto de trabajo. — Bueno, todos tenemos siempre algo que mejorar los primeros días. — Aunque me guste su determinación, tampoco hay que caer en la egolatría, ya que no nacemos sabiendo cosas de nuestro actual trabajo. Al menos a mi me ha pasado en este puesto de trabajo, ya que no estoy acostumbrada a dirigir lo que es una arena inmensa.

Sonrío de nuevo ante sus palabras, sabiendo que tiene razón. — Sería hipócrita de nuestra parte venderles a los tributos que van a conseguir usar un arco o una espada en cinco días. — Básicamente porque muchos puede que mueran por causas naturales: sed, hambre o incluso envenenamiento por la ingesta de algún fruto. — Pero la gracia de todo esto es que nos sorprendan, tú misma lo has dicho. Estoy ansiosa de ver qué es lo que hacen en las pruebas que tienen el sábado frente a todos nosotros. Ahí podremos ver de verdad quién sorprende y quién no. — Ahí está la finalidad de las pruebas. — ¿Quién crees que puede tener potencial, así a primera vista? — Puede que me diga los casos obvios, como lo son los chicos de los primeros distritos, pero espero que se intente mojar un poco más.

Cuando habla sobre los juegos de nuestra época, me hace recordar cómo lo veía en la televisión con mi hermana y con mis padres. — Ahí está la gracia de los juegos, ¿no crees? — Le pregunto, cruzándome de brazos y girándome levemente hacia ella. — En que la arena es impredecible en todos los aspectos. Si todos supiésemos quién ganaría debido a su fuerza o a su destreza, nadie se entretendría, no habría patrocinadores y los juegos no serían un éxito. — Aparte de ser una arma política, claro está. Un mensaje claro y rotundo para los rebeldes.

Parece ser que ella conocía a los tributos del cuatro de vista y eso me hace pensar si sabía lo que hicieron para estar en la situación que se encuentran ahora mismo. — Yo soy del uno, nací y crecí allí. Aunque actualmente trabajo en el Capitolio, ya sabes. — Algo bastante obvio que decir. Asiento a su pregunta sobre la arena. — Todavía quedan hacer pequeñas modificaciones, pero en general está todo preparado. Creo que va a ser una arena que va a dar mucho juego. — Básicamente por todas las islas con diferentes paisajes y climas que hay.


Daphne E. Hargreeves
Icono :
You can be whoever you wanna be — HH IqWaPzg
Helle E. Hassel
Cte. Escuadrón Licántropo
You can be whoever you wanna be
 08.08.2741 Palco Vigilantes Daphne

Conforme más la escucho, más me parece una marioneta que repite cada palabra de las que el ministerio propaga por todos lados. Una marioneta.. o que verdaderamente se lo cree todo. Es que.. a ver, yo quiero que todo nos vaya bien y que haya paz y que los lobetes estemos bien y que todo estemos bien. Pero de ahí a estar happy flower por que se lleven a niños a un campo lleno de trampas para que se maten entre ellos... cu cu a alguien le falta un tornillo.

- Pues.... - Miro a los chicos fijándome en ellos y después suspiro encogiéndome de hombros. - Ni idea. No se mucho de ellos. - Me estiro un poco para ver mejor. - ¿Quizás la del 13? O un niño del cuatro. No es necesario saber pelear o ser grande para ganar... - O eso creía recordar. Se podía ganar escondiéndose hasta el final. Solo ser listo y algo de suerte podía bastar. Pero no tenía ni idea y me negaba a apostar por ningún crío.

"La gracia de los juegos" Ahí está de nuevo. No veo ninguna gracia en ello. A si que me encojo de hombros y me muevo un poco en el sitio algo incómoda con esa conversación. Trato de morderme la lengua todo lo que puedo. Se que soy impulsiva, pero tengo dos dedos de frente para saber que aquí no es el mejor sitio para abrir la boca. - Supongo que si. Lo divertido de los juegos es no saber el final..- Aunque para las familias esto era una tortura más bien el no saber. Aún recordaba cuando se llevaron a Ben y como la pobre Soph se encontraba hecha una mierda. Solo pensarlo me cabreaba y me hundía bastante.

- El uno, he estado en alguna guardia. Pero no te voy a negar que no lo conozco mucho. - No era de mis distritos más transitados, no por nada,  pero simplemente solía transitar otros lugares. - Pues espero que así sea, que todo salga bien y te llenen de elogios y triunfos. - Al final supongo que era lo que ella buscaba. Me estiro un poco y palmeo su hombro con un par de palmadas suaves y amigables. - A si que no te quito más tiempo para que termines esos detalles y sigas observando. - Le sonrío con una de mis mejores sonrisas. - Creo que ya me escaquee bastante del trabajo. - Aunque solo debía vigilar, creo que era momento de que me rebelasen. Estoy cansada de tanto snob.


Helle E. Hassel
Icono :
You can be whoever you wanna be — HH IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8220-hassel-helle-ekaterina
Daphne E. Hargreeves
You can be whoever you wanna be
 08.08.2741 Palco Vigilantes Helle

Me llevo mi diestra a mi mentón para acariciarlo suavemente cuando empiezo a buscar a la chica del trece con la mirada, intentando identificar el número que se encuentra grabado en la espalda de su uniforme. Puede ser una buena opción, no es demasiado pequeña como para pasar desapercibida. Alzo una ceja al escuchar que los críos del cuatro pueden ser otra opción, algo que me parece extraño ya que dudo que en un combate cuerpo a cuerpo puedan tener ventaja alguna. — Puede ser... — Es lo único que digo, ya que creo que tiene que ver que compartan el mismo distrito de procedencia para que me los haya mencionado.

Asiento con la cabeza, mostrando concordancia respecto a las palabras dichas por la rubia. — Es precisamente eso lo que debería tener a los ciudadanos de NeoPanem al borde del asiento. — Hay mucha gente a la que le gusta el morbo y lo que pueda llegar a pasar en los juegos. Hay mucha gente que le gusta ver sufrir a las personas que nos han hecho sufrir, aunque no lo hayan hecho directamente ellos.

No muestro ningún tipo de emoción cuando menciona mi distrito de procedencia, simplemente me quedo en silencio, observando a los tributos mientras llevo mis dos brazos y los dejo a la altura de mis riñones, entrelazados. — Muchas gracias. — Le agradezco el cumplido que me ha hecho. Está claro que después de todo el trabajo que lleva preparar unos juegos mágicos, que me llenen de elogios. Me pregunto si realmente Magnar tendría la valentía de acercarse personalmente y felicitarme por el trabajo que he hecho.

Me estremezco un poco al notar sus palmadas en mi hombro, ya que no me gusta demasiado el contacto físico de personas que no conozco mucho. Dibujo una pequeña sonrisa y asiento con la cabeza. — Yo tampoco quiero quitarte más tiempo del debido, nos veremos por aquí. — Digo a modo de despedida.


Daphne E. Hargreeves
Icono :
You can be whoever you wanna be — HH IqWaPzg
Contenido patrocinado
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.