Últimos temas
» Partners in crime — {0/1}
por Amelia R. Hamilton Hoy a las 1:15 am

» Cambio de Rango
por The Mighty Fall Ayer a las 3:51 pm

» Inscripciones: Trama Bilateral & Co.
por Joey G. Pride Ayer a las 10:18 am

» Looking for something? · Tramas (8/-)
por Rose M. Evanson Miér Mayo 12, 2021 9:18 pm

» With eyes and curiosity [0.1]
por Jenna P. Helmuth Lun Mayo 10, 2021 6:20 pm

» We used to be brothers — {0/1}
por Magnar A. Aminoff Lun Mayo 10, 2021 6:19 pm

» Hate this guy [0.1]
por Holly A. Callahan Lun Mayo 10, 2021 6:18 pm

» It's a matter of blood [0.4]
por Laurence B. Dickens Lun Mayo 10, 2021 6:17 pm

» The new phase — [0.1]
por Kendrick O. Black Lun Mayo 10, 2021 6:16 pm

» passed down like folk songs > tramas
por W. Maverick Nott Miér Mayo 05, 2021 8:08 pm

PRIMAVERA, 2471
Actualmente nos encontramos en PRIMAVERA, fechas comprendidas entre el 21 de Marzo y el 20 de Junio. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

skin diseñado por @madeinsevilla

Heighes, Rhiannon W.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Heighes, Rhiannon W. Empty Heighes, Rhiannon W.

Mensaje por Rhiannon W. Heighes Jue Abr 15, 2021 6:59 pm



Rhiannon W. Heighes

Nombre completo
Rhiannon Wilma Heighes.
Fecha de nacimiento
12 de mayo de 2446.
Distrito
Distrito 9 ¾.
Rango
Civil.
Raza
Muggle.
Face Claim
Nicola Peltz.

Historia


«And perhaps something good has been sprouting in the small numb darkness all this while.»


01


A día de hoy aún supone que existió una época en la que no estaba tan enfadada. Una en la que no todo pesaba y el mundo parecía mucho más que algo que podía hacerse añicos con un simple roce. Los primeros años en el orfanato apenas los recuerda; y es un alivio, en cierto modo, porque así tiene un peso menos sobre los hombros.

Cordelia Collingwood, durante mucho tiempo, solo fue un nombre; uno que explicaba su estancia en el orfanato, su condición de huérfana. Más tarde, cuando creció y empezó a comprender la situación que le rodeaba, aquel nombre y el apellido Black al que estaba vinculado este plantó una idea en ella: un concepto de familia al que se aferró durante los años siguientes.

La figura de su padre jamás existió y ella tampoco preguntó más de la cuenta. Se limitó a esperar, a aguardar en silencio, mientras más allá de aquellas cuatro paredes parecían suceder cosas que la Rhiannon de seis años ni siquiera se preocupó en tratar de entender. Tal vez, si lo hubiera hecho, se hubiera percatado de lo que significaba la apertura del mercado de esclavos y de lo vinculada que estaría ella a esa nueva creación.

Los Heighes le dieron un apellido y un hogar. Lástima que no durara demasiado, que aquella burbuja se viera pinchada por la punzante realidad y acabaran dándose cuenta de que la estaban escondiendo. Quizás ese fue un momento clave: uno en el que fue consciente de que la sociedad no estaba hecha para personas como ella y que su condición parecía estar ligada a la tragedia. Más tarde supuso que los ejecutaron, y ahí fue cuando todo comenzó a agrietarse.


02

El mercado de esclavos sí que lo recuerda, y cuando lo hace siente la necesidad de cerrar los ojos, mirar hacia otro lado y esperar a que el recuerdo se evapore. Estuvo mucho tiempo, quizás demasiado: nadie necesitaba a una niña pálida y escuálida, a nadie le hacía falta. Se sentía insignificante, un mero punto dentro de la sociedad; sabía que los Heighes también eran magos y se portaron bien con ella, pero no pudo evitar que la rabia que empezó a sentir cuando se los llevaron empezara a intensificarse.

En alguna ocasión había escuchado que el tiempo se percibía de distinta manera según cómo lo estabas pasando. A Rhiannon se le hacía eterno: días infinitos, noches aún más largas. Cuando por fin la compraron tenía quince años y había perdido cualquier tipo de esperanza; se fue al Capitolio, y aunque era un poco mejor, apenas sintió la mejora.


03

Los días seguían siendo una carga. Y estaba enfadada, pero también furiosa; una rabia interna, que guardó durante los ocho años que estuvo en aquella casa. Demasiado tiempo trabajando de aquella manera da para pensar mucho, también para planear y maquinar en silencio.

Se había creído más lista. Más audaz, más rápida e inteligente, más valiente. El sonido de la televisión llegaba a sus oídos mientras estaba en la cocina; eran meros susurros, unos que hablaban sobre el mercado de esclavos, llamas y fuego. No lo entendió en ese momento, pero sí más tarde. Todo en su historia apuntaba a que, cuando Nathan —un esclavo que trabajaba con ella en aquella casa—, atacó a su amo y sembró la posibilidad de salir de allí, Rhiannon habría tomado su mano para irse sin mirar atrás. Pero fueron sus piernas las que fallaron a la hora de correr, o tal vez su cabeza mientras miraba la sangre que se extendía sobre el suelo.

Se quedó, pero no demasiado. Al menos, su compañero hizo que algo se encendiera en ella: una oportunidad, tal vez. Una esperanza que creía extinta. Solo tardó cuatro meses más en aprovechar que la mandaran a hacer unos recados para coger un tren y marcharse sin siquiera mirar el destino.


04

Y hablando de destino, quizás también lo fue que acabara en el norte. La libertad era extraña: sabía amarga y era solitaria. No sabía qué era lo que esperaba, en realidad; tanto tiempo encerrada, tantos minutos que ocupar pensando y planeando. Y, cuando la tuvo delante, cuando sus dedos pudieron rozar la independencia, no supo qué hacer con ella. Todo parecía nuevo, se le hacía grande y ella, que se había creído tan fuerte, se vio reducida a alguien que no tenía ningún tipo de experiencia.

Acabó uniéndose a un grupo que la introdujo a la ideología pro-muggle, una con la que ya creía coincidir antes. Y si bien cree realmente en ella, nunca admitirá que en su interior se sigue sembrando una duda: ¿no eran los Heighes también magos? No sabe dónde está la solución, tampoco si es correcto ser tan drástica; pero, por el momento, toda la rabia contenida está enfocada hacia los magos y sus privilegios.

Empezó robando, ¿qué iba a hacer si no? Y descubrió que se le daba bien manipular, y también utilizar a los demás. No fue fácil, tampoco rápido; pero pasó un año y después otro, y el robo acabó pasando a ser también tráfico de objetos y ella se empezó a adaptar a un ambiente que, si bien no era ideal, sí que se sentía como algo suyo. Ella ya no era de otros, lo que hacía no era para los demás. Era para ella.


05

Puede que no le extrañara a nadie que, cuando todo empezaba a ir bien y a cobrar sentido, acabara por marcharse. No le pilló demasiado por sorpresa, sin embargo: sabía que los hogares no eran eternos, todo en su vida parecía tener una fecha de caducidad. Esta vez sí que escuchó la televisión, sí que se enteró de lo que estaban diciendo; y, cuando aquella voz monótona y casi automática nombró a Kendrick Black y lo posicionó en el Distrito 9 ¾, se marchó inmediatamente y sin siquiera despedirse de nadie.

Atributos

Vitalidad
50 pts
Fuerza
5 pts
Destreza
8 pts
Defensa
6 pts
Agilidad
6 pts
Otros Datos


♟. Manipuladora y mentirosa para ganarse la vida. Fuera de eso, es una persona con un carácter marcado, ideas claras y extremadamente directa.

♟. Desconfiada de primeras, le suele resultar difícil afianzar relaciones. Si bien no tiene problemas para relacionarse, las amistades que establece no suelen ser especialmente duraderas.

♟. Desde que se liberó y empezó a vagar en soledad, ha tenido problemas para respetar la autoridad. No porque ella se considere buena líder, sino porque sabe perfectamente que cada uno vela por sus propios intereses personales.

♟. Muy individualista. Las decisiones las toma en base a ella misma y lo que le beneficia. Todavía no se ha dado ningún supuesto en el que haya hecho algo por alguien sin ella haber ganado nada.

♟. Cree que quiere encontrar un hogar. Un lugar estable, invariable; pero, cada vez que se asienta, acaba teniendo la necesidad de cortar lazos, liberarse de las  ataduras y empezar de nuevo.

♟. A la hora de trabajar no le resulta complicado cambiar su personalidad. Se esconde bajo distintas fachadas, encandila a quien sea necesario, consigue lo que andaba buscando y, después, se marcha.

♟. Sarcástica, mordaz e impulsiva y temeraria. Tal vez no deba resultar extraño dado que ha pasado gran parte de su vida encerrada, pero ha parecido acabar desarrollando algo parecido a un gusto por la adrenalina y a las emociones fuertes.
Rhiannon W. Heighes
Rhiannon W. HeighesCivil

Volver arriba Ir abajo

Heighes, Rhiannon W. Empty Re: Heighes, Rhiannon W.

Mensaje por The Mighty Fall Jue Abr 15, 2021 7:03 pm

✓ Aceptado
Ahora que tu ficha ha sido aceptada, es momento de realizar el registro general y pasarte por petición de rol.

Si te surge alguna duda, puedes ir al apartado de atención al usuario.
The Mighty Fall
The Mighty FallAmbientación

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.