Últimos temas
Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

skin diseñado por @madeinsevilla

Girls of district ○ Quinn

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Katerina L. Romanov el Vie Ene 01, 2021 7:17 pm

Finales de febrero


Volver al dos siempre es algo preferible antes que tener que pasar los días de diario en la isla ministerial, donde con sus ampliadas estrategias de seguridad -lo único que falta es que a los visitantes les hagan pruebas de sangre al entrar-, es casi imposible meter a nadie de imprevisto. Para mí es mucho mejor, así no tengo que poner excusas sobre las ganas que tengo de regresar a mi distrito de nacimiento para ver a mis amigas, a lo que Ingrid diría que ya las veo todos los días en el colegio. ¿Pero realmente eres adolescente si no pasas las veinticuatro horas del día los siete días de la semana con tus compañeras? Nop, y debido a mi estancia permanente en la isla, ese horario se ha visto reducido a la mitad desde que empezó el año.

Siento que me estoy perdiendo de miles de cosas desde que vivo allí, hasta el punto en el que estoy tentada a pedirle a mis padres que me compren un teléfono, pero como probablemente lo único que reciba sean réplicas, me lo he guardado para cuando en serio ocurra una emergencia. Por lo demás, me queda esperar al viernes para poder enterarme de todos los cotilleos que no nos da tiempo a intercambiar en el horario escolar, que el recreo dura muy poco como para poder hacerlo y no sería la primera vez que nos llaman la atención en clase por darle a la lengua más de lo necesario.

Mmmm… y dime, Quinnie, ¿qué es lo que pretendes hacer con las camisetas?— pregunto, sentada sobre la cama de mi amiga con el cuerpo de Sora sobre mis piernas, protegidas como lo estamos por la puerta cerrada de su habitación que permite que podamos hablar sin preocupación alguna a ser escuchadas. —Porque bueno… no sé si recuerdas lo mal que nos fue el primer día de clase con ellas— sí, aquel día se nos ocurrió que sería buena idea llevar una camiseta en contra de la esclavitud elfina en lugar de la camisa uniformada que estamos obligadas a llevar como parte del uniforme escolar, con nada más que la blazer negra para esconder el diseño de la lucha doméstica de Quinn. —Podríamos repartirlas por el colegio…— propongo, así como la campaña que hicimos con carteles en contra de la explotación ilegal de dragones. También nos cayó una buena bronca por eso. —¡O armar un mercadillo y ganar dinero para recaudar fondos para la nueva protectora de criaturas! ¿Lo viste, verdad? Salía en el periódico que iban a abrir una, por esto de que el zoológico está en zona rebelde...
Katerina L. Romanov
Katerina L. RomanovEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Quinn M. Baltimore el Sáb Ene 02, 2021 9:12 am

La visita de Kitty me ha alegrado bastante la tarde, por dos razones distintas. La primera es que tengo una excusa para no tener que hacer los deberes ahora. La segunda, obviamente, es que puedo pasar tiempo con ella y, ya de paso, enseñarle todo lo que he estado preparando para el FLED. A veces cuando estoy en el jardín y veo a Harvey correteando pienso que tendría que centrarme más en todo tipo de criaturas y no únicamente en los elfos, pero tiempo al tiempo. Cuando logre convencer a más gente de la importancia de proteger a los elfos de las garras de nuestra sociedad, tal vez puedo empezar a colar el resto de animales también.

No puedo evitar una risita cuando recuerda el día en el que se nos ocurrió ir con camisetas en contra de la esclavitud al colegio —Imposible olvidarlo. Había pensado en repartirlas por el colegio, pero esto de venderlas también es buena idea... Porque con ese dinero, aparte de colaborar con la nueva protectora, que luego hablamos de ello pero estoy que exploto de ilusión, puedo seguir haciendo camisetas y cosas, que no sé hasta cuándo mis padres van a aguantar pagando todo esto— comento, mirando a mi alrededor —Tal vez si conseguimos ser mucha gente podemos hacer un día una acción revolucionaria en el colegio y llevar todas la camiseta. ¿Realmente podrían castigar a todo un curso?— pregunto, alzando mucho las cejas para darle más peso a mi argumento. Aunque, a día de hoy, todavía no logro entender si la bronca fue por llevar las camisetas o por no llevar el uniforme. Capitán empieza a pasearse por el montón de camisetas y entorno los ojos. Genial. Camisetas para la liberación de los elfos llenas de pelos de gato. Sujeto al animal con cuidado y le dejo dentro de la caja de cartón vacía, algo que parece gustarle, porque se acurruca ahí dentro y deja de llenarme las camisetas de pelo no deseado —Pero he tenido una idea. Una idea que creo que está bastante bien y por la que no podrán decirnos mucho. Creo— digo, con tono de seguridad pero realmente llena de dudas. Me levanto del suelo y abro mi armario, del que saco una caja enorme. Me acerco a la cama, abro la caja y vacío todo el contenido de golpe delante de Kitty.

¿Es la mejor idea del mundo? No, sin duda no lo es, pero en esta casa amamos hacer las cosas con un poco de drama y teatralidad, así que en vez de decirle que he hecho chapitas para que la gente se ponga en la ropa y en la mochila, mi mente ha pensado que es mejor opción vaciar delante de ella literalmente doscientas chapas -que luego tendremos que volver a colocar en la caja- para que sea consciente de la magnitud de mi apuesta —FLED. Frente de Liberación de Elfos Domésticos. Es pegadizo, ¿no?— digo, animada, cogiendo una chapa. Sora levanta la cabeza y meneo la cabeza —No, compañera, esto no es comida. Lo siento. Pues eso, Kitty, chapas. La gente lleva chapas, a veces, ¿no? ¿Pins de cosas? De cosas de la tele o de libros o lo que sea. Pues, ¿por qué no una chapa del FLED? Las podemos regalar, me he comprado una maquinita que las hace y son súper fáciles, y como también son bonitas pues tal vez mucha gente las quiere llevar— aseguro, mientras me coloco la chapa en la camiseta. A Brian seguro que le gustan. Por ahora es de las pocas personas a las que he podido arrastrar con todo esto, y tiene pinta de que las chapitas le pueden gustar.
Quinn M. Baltimore
Quinn M. BaltimoreEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Katerina L. Romanov el Miér Ene 06, 2021 6:04 am

Acaricio las orejas de Sora a pesar de que mi atención está centrada en su dueña, ambas observándola desde la cama. —Repartirlas tampoco es una mala opción, si tenemos en cuenta que a más de la mitad del colegio no le interesa pagar por algo en lo que ni siquiera cree…— suelto un pequeño suspiro, esto de que la gente abuse de una raza entera me suena conocido, pero como de momento los elfos no entran dentro de la política y es evidente que ese es un tema demasiado complicado como para siquiera intentar entenderlo, es mejor que nos centremos en estas criaturas primero. —Si las regalamos al menos habrá chicos que las acepten, porque simplemente es gratis— me encojo de hombros, ¿a quién no le gustan las cosas gratuitas? —Pero en cuanto al dinero… Definitivamente tus padres no van a querer seguir pagando todo esto— declaro, haciendo una mueca prácticamente con toda mi cara, si es que me sorprende que todavía le permitan meter más criaturas en casa, yo sé que mi madre llegó a su punto máximo de tolerancia cuando decidí que era buena idea acoplar a Niko a la familia.

A todo un curso no creo— reconozco, ladeando la cabeza ante tal pensamiento —, pero definitivamente a quiénes tuvieron la idea sí— reformulo mi frase, pero sigue apareciendo una sonrisa despreocupada en mi rostro apenas segundos después —¿Pero y cuándo nos ha impedido hacer algo eso? Desde donde yo lo veo, liberar a los elfos es una causa por la que está completamente justificado el terminar castigado— afirmo con un movimiento ascendente de cabeza.

No obstante, ella parece tener una idea mejor, una por la cual quizá ni siquiera haga falta terminar en el despacho del profesor Thornfield como en nuestro primer día de clase, que las expulsiones no las pueden hacer tan pronto comienza el curso. Mis ojos se abren como platos cuando decide verter toda una caja de chapas frente a mí, ocasionando tal estruendo que hasta las orejas de la perra se bajan. —¡OH MADRE MÍA!— exclamo, agachándome para tomar una y ver el diseño en miniatura dentro de una chapa que hasta… —¿El elfo se mueve?— pregunto con curiosidad, moviendo la chapa frente a mí para ver si no es cosa de mi imaginación y en serio se está moviendo. —¡Qué buena idea!— exclamo llena de emoción —Y pronto seremos como una pequeña secta en contra de la esclavitud de los elfos domésticos, es una invención genial, Quinnie, mucho más discreto que las camisetas, pero igual de efectivo. ¡Seguro que conseguimos que hasta el profesor Thornfield se ponga una!— de todos los profesores de la escuela, he encontrado que es de los más permisivos y eso siempre, siempre, es algo de lo que un estudiante debe aprovecharse.
Katerina L. Romanov
Katerina L. RomanovEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Quinn M. Baltimore el Miér Ene 06, 2021 4:30 pm

Su reacción al ver las chapas es maravillosa. Es estelar. Me da toda la serotonina que me quita la gente rica que usa elfos para sus tareas domésticas. Bueno, y lo que no son elfos, pero ese es un tema que me da vértigo nada más pensarlo de lo complicado que es. No sé si estoy preparada para romperme la cabeza con eso. No por ahora. Pasito a pasito, primero hacemos camisetas reivindicando los derechos de los elfos y luego, quién sabe, tal vez terminamos defendiendo los derechos de toda criatura -personas incluidas- que tengan que estar en estado de esclavitud. Uy, qué agobio nada más pensarlo, soy demasiado joven para tener tantos pensamientos complicados en la cabeza, sinceramente —El elfo se mueve, sí. ¿A que son una fantasía?— la miro, con ilusión, mientras ella examina la chapa.

Aparto el montón de chapas de la cama para sentarme delante de Kitty, lo que hace que algunas de ellas caigan al suelo. Luego me arrepentiré mucho de esto. Porque mis padres me van a asesinar cuando vean el caos que tengo aquí montado, y nosotros no tenemos ni elfos ni humanos que se encarguen de la limpieza, así que es todo responsabilidad mía. Que no me quejo, que lo prefiero así, pero tendré que pensar más en las cosas que hago si no quiero estar replanteándome el sentido del FLED cada vez que tengo que recoger decenas de chapas tiradas por el suelo de mi habitación. Cojo una de las chapas y se la pongo a Kitty en el pecho, sonriente, observando el resultado —Tal vez puede ser la forma de hacer que la gente compre camisetas. Si regalamos las chapas y les gustan, tal vez quieren comprar camisetas. Estaría bastante bien— me encojo de hombros —Aunque el profesor Thornfield... No sé yo. ¿Tal vez si nos colamos en su despacho? Es decir, si se la encuentra encima de la mesa y le gusta igual se la pone en la chaqueta o algo. Aunque le será fácil adivinar que se la hemos dado nosotras si nos ve por los pasillos repartiéndolas— suspiro dramáticamente y me tumbo en la cama —El activismo es muy complicado, Kitty— digo, manteniendo el tono de drama para hacer menos sutil que se trata de una broma.

Estiro los brazos y me quedo observando el techo, pensativa —Vale... Pongamos que a la gente le gustan las chapas. Y compran camisetas. Y se apuntan a formar parte de la asociación— otro tema es que no sé cómo se supone que se tiene que montar una asociación, en realidad. ¿Hay que hacer reuniones? ¿Tiene que haber gente encargada de ciertas tareas? ¿Hay papeleo? Espero que no, porque si hay papeleo me mato. O encuentro a alguien para la asociación que le guste hacer papeleo. No pasa nada, se puede con todo —Pongamos que todo eso funciona— retomo el hilo —, ¿lueog qué? Porque no podemos solamente hablar de lo mal que está que los elfos sigan estando en esas condiciones. Lo suyo sería hacer algo. Y no quiero proponer que entremos a casas de gente y convenzamos a los elfos de que tienen que largarse y armemos artimañas para que sus amos los liberen, pero...— miro a mi amiga con las cejas alzadas, dejando claro que la frase termina en un "pero sí" mudo.
Quinn M. Baltimore
Quinn M. BaltimoreEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Katerina L. Romanov el Dom Ene 10, 2021 10:55 am

¡Son geniales, Queenie!— exclamo tras la confirmación de que no ando necesitando gafas y, en efecto, el elfo se mueve. Me quedo sentada mientras ella maniobra la chapa de manera que puede colocármela sobre la chaquetilla del uniforme que todavía llevo puesto, lo cual no puede venirme mejor para cuando estiro la espalda, sacando mi pecho hacia fuera en su dirección. —¿Qué tal queda? ¿Se ve bien que pertenece al Frente de Liberación de Elfos Domésticos?— tengo que repetirlo porque suena tan brillante que será imposible que la gente se olvide de la asociación, pero tengo que acordarme de retirar la chapa para cuando vuelva a casa, o mi madre será quien no se olvide de que me enlisté en un grupo contra la esclavitud elfina cuando son estos mismos elfos quienes le preparan el desayuno por la mañana. Que a mí no eh, yo soy fiel a la causa, puedo lavar sin problema mis propios platos, también recoger mi colada por mucho que mamá insista en que no hago más que acumularla sobre la silla del escritorio.

Apoyo una mano sobre la cama, dejándome caer sobre el peso de mi brazo que me sostiene, de manera que puedo ver a mi amiga tirada sobre la cama desde arriba y esbozar una sonrisa por su comentario. —Ser unas revolucionarias es muy complicado, Quinn— y no, no del tipo que se mueven dentro del distrito nueve, sino de nuestra propia república, la que armamos en el interior de nuestras casas y por las que nuestros padres terminan juntándose luego para preguntar qué hacer con sus hijas. —¡Pero imagina lo grande que podría ser esto! ¡Cientos y cientos de elfos liberados gracias a ti! Con nuestra ayuda claro, Gin será la primera en querer llevarse el renombre del grupo cuando tenga éxito— bromeo, la queremos igual —Y después de los elfos… no sé, seguir por los hipogrifos— propongo, que no sé cual es la lista de prioridad de mi amiga, lo mío es la alquimia.

Asiento varias veces con la cabeza en lo que sigo su línea de pensamiento, terminando por acomodarme a su lado de forma que yo también puedo analizar el techo mientras habla. Medito todo lo que va diciendo en silencio, girándome para mirarla solo y cuando propone lo impensable. Me apoyo sobre mis codos para elevar mi pecho así puedo observarla desde arriba. —¿Estás sugiriendo que nos colemos dentro de casas ajenas y liberemos a sus elfos mientras duermen?— lo pongo tal y como ha llegado a mi cabeza, seria al punto de que parece que le voy a decir que es una locura. Por eso es precisamente lo que hago —Eso es… ¡de locos! ¿Pero por qué no? Situaciones extremas requieren de medidas extremas, ¿no es así lo que dicen en la televisión todo el tiempo?— me justifico después de darle mi aprobación, entusiasmada y, a la vez, un poco preocupada. Pero dicen que los nervios son buenos, significa que estás haciendo algo importante —Yo digo que lo hagamos, Quinnie— porque nos faltan nuestras dos amigas, y Brian, no sugiero un juramento, pero sí continuo hablando: —Tendrá que ser un plan elaborado, de forma que no nos descubran… quizá lleve un trabajo de semanas, ¡meses! Estudiar las casas donde tengan elfos, cómo se mueven, cuándo están o no están en casa. O… también podemos decirle a Anna que hackee algo— digo, es la nerd, de algo tenía que servir en el grupo su talento.
Katerina L. Romanov
Katerina L. RomanovEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Quinn M. Baltimore el Sáb Ene 16, 2021 8:02 pm

Miro a mi amiga con puro orgullo en los ojos cuando se coloca la chapa en la chaquetilla. Porque de repente es todo mucho más real, y saber que ella me está acompañando en todo esto lo hace todavía mejor. Asiento, con emoción en los ojos —Se ve perfectamente. Me encanta. Esto es genial, Kitty— digo, con emoción en la voz. Es genial. Y a papá y mamá les gustará ver que no soy la única que lleva estas cosas. Yo creo que alguna vez se han planteado seriamente llevarme a terapia porque se creen que el FLED existe solamente en mi cabeza y que no voy a hacer nada con mi vida más que acumular animales en casa y hacer merchandising que no se va a poner nadie. Pero si logro hacerles ver que realmente sí que hay gente que lo lleva tal vez se replantean su preocupación por mí y me dejan un poco más en paz.

Me río cuando bromea acerca de Gin queriéndose llevar todo el mérito -que lo hará, llegado el día, pero no pasa nada-, y me quedo mirando la pared durante unos segundos, fantaseando con la idea de liberar tantísimos elfos —Sería genial...— la miro y me encojo de hombros —Hipogrifos, thestrals, cualquier animal o criatura que esté haciendo cosas por nosotros y se le esté privando de su naturaleza. Si logramos ser mucha gente tal vez podemos ver qué interesa más a cada uno y decidir los siguientes pasos en la lucha conjuntamente— digo, animada. En parte por el terror que siento con la idea de tener que encabezar algo, en parte porque realmente me gustaría tanto poder ser suficiente gente como para poder enfocarnos a más de una lucha a la vez y no quedarnos sin fuerzas por el camino que no me quiero privar de fantasear.

Lo bueno es que mi idea, a priori demasiado alocada como para siquiera considerarla, le gusta. Sonrío, animada ante su respuesta propositiva —Y gente. Necesitamos mucha más gente. Y no tienen que ser todos del Royal, podemos ir a buscar a gente al Prince, a otros lugares, gente que haya crecido en otros entornos y pueda aportar otros puntos de vista. Ya sabes, para enriquecer esto. Y... Y cuando seamos mucha gente, ver qué se le da mejor a cada una. Qué puede hacer cada una. Anna nos puede ayudar hackeando cosas, pero necesitamos saber colarnos en casas ajenas. Conocerlo absolutamente todo. Ir más preparadas que a los exámenes finales, Kitty— le digo, con seriedad. Porque no es cosa menor colarse en casa de alguien para liberar a su elfo doméstico, y si lo hacemos hay que hacerlo bien, aunque planearlo nos lleve muchísimo tiempo. Mejor llevarlo a cabo dentro de dos meses pero habiendo calculado cada paso que hacerlo ahora pero deprisa y corriendo y que salga mal.
Quinn M. Baltimore
Quinn M. BaltimoreEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Katerina L. Romanov el Lun Ene 18, 2021 6:55 pm

Sí, es genial, solo me preocupa que solo seamos nosotras dos junto con Anna y Gin, Brian también por descarte, los que pensemos que es una idea innovadora. Quiero decir… Los elfos domésticos han convivido con los magos desde que los mismos recuperaron su lugar en la sociedad y hasta el día de hoy en que podemos mostrar nuestra magia, tendremos que convencer a un gran número de personas de que la explotación contra ellos está mal cuando es algo natural para la sociedad mágica el que estas criaturas los sirvan por naturaleza. Si algo sé de política, es que es complicada y que mucha gente no está dispuesta a aceptar cambios que puedan alterar su comodidad, así que en nuestro caso tendremos que armárnoslas con las mejores estrategias para que esto funcione y no resulte un un intento fallido estrepitoso.

Consigue pegarme su entusiasmo, pero alguna de las dos debe de ser la encargada de poner los pies sobre la tierra, así que me apresuro a añadir: —Empezaremos con los elfos, luego ya veremos, aun nos queda una gran lucha por delante hasta liberar a todo elfo de la esclavitud a la que los imponen— y, supongo, llegado el momento, también será momento de asaltar mi propia casa para que estos también sean liberados. Lo bueno es que para entonces no necesitaremos de ningún plan, bastan las laves que guardo en el bolsillo de mi chaqueta para poder usurpar la mansión. —Buena idea, estoy segura de que al propietario de esa cafetería a la que van todos los estudiantes del Royal a la salida de las clases no le importa que colguemos algunos carteles por ahí, así abarcamos más público, ¿qué te parece?— propongo, puedo encargarme de ser quien lo engatuse para que nos lo permita, aunque algo me hace creer que para ese trabajo sería mucho mejor Ginevra.

Vuelvo a acomodarme en su cama, pasando mis manos por detrás de mi cabeza con los ojos fijos en el techo, la mirada fruncida como símbolo de que estoy pensando como proceder. —Tienes razón, aunque para algunas eso no será muy difícil…— bromeo enseguida, escapándoseme una risa en el proceso. Digamos que cuando hacemos estudio conjunto, no es que lleguemos a una buena preparación para los exámenes. —¿Sabes también lo que necesitamos?— le pregunto, girando mi barbilla para observarla, aun tumbada. —Un patrocinador, alguien que esté dispuesto a ceder unos cuantos galeones a la causa de vez en cuando, se lo propondría a mi propio tío…— dudo al decirlo, sé que ha hecho donaciones a otros centros —pero no estoy muy segura de como pueda ver nuestra causa, quizá mejor Niko— reafirmo con un movimiento afirmativo de cabeza. Él sí que ha sabido encontrar buenos recursos, por no decir que estará mucho más a favor de unirse a nosotras que el hermano de mi madre.
Katerina L. Romanov
Katerina L. RomanovEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Quinn M. Baltimore el Vie Ene 22, 2021 4:56 pm

En parte agradezco que Kitty frene mi flujo de pensamientos, pues ambas sabemos que antes de hacer todo eso que proponemos hay muchos pasos previos que no estamos teniendo en cuenta. Que son pasos que haremos, pero tiempo al tiempo. Que por ahora somos dos adolescentes en un cuarto en casa de los padres de una de ellas, rodeadas de animales, chapas y camisetas y con mucho, mucho camino por delante. No me quejo. Tengo ganas de hacer este camino y seguro que podríamos aprender mucho, pero tiempo al tiempo, que las prisas nunca han sido buenas amigas. A diferencia de Kitty. Ella sí que es una buena amiga —Sí, sí, empezaremos con los elfos— le digo, sintiendo la necesidad de verbalizar todo lo que me ha pasado por la cabeza, no vaya a ser que ahora Kitty se crea que se me ha ido la olla y que quiero hacer camisetas también por la liberación de hipogrifos o alguna movida similar. No, aprecio la cordura que todavía me queda.

Mi cabeza se mueve rápidamente en señal de asentimiento cuando propone la cafetería cerca del Prince —Genial— digo, contenta —Sí, seguro que nos dejan. Son gente muy maja... Y su economía se sustenta gracias a estudiantes del Royal, básicamente, así que dudo que puedan o quieran decirnos que no— me río, divertida. La verdad es que tienen unas galletas riquísimas. Y unos bocadillos con el pan más rico que he probado nunca —Y podemos buscar si en el Prince hay algún lugar cerca donde podamos colgar carteles también. Algún bar o algo. Igual es otra forma de captar a gente que no sea del Royal, y de... Ya sabes, ampliar perfiles— reflexiono, porque tenemos que ampliar horizontes y buscar gente que esté más allá de nuestro círculo de amistades.

Un patrocinador— repito, mirándola. Tratando de adivinar en su mirada si va en serio o no. Porque, claro, sería una fantasía, pero no sé yo si algún adulto con dinero va a querer ayudarnos en todo esto —Pero... ¿Tú realmente crees que alguien querría colaborar económicamente con esto? Ya sacamos dinero de las camisetas. Bueno. Todavía no. Pero lo haremos. Pero... ¿Adultos? ¿Dándonos dinero porque sí?— pestañeo, pensativa —La verdad es que molaría bastante— me río entre dientes —Pero me sabe mal molestar a más familiares. ¿Tal vez podemos probar en el colegio? ¿Con algún profesor? A parte de Logan, claro— porque a él ya tengo clarísimo que vamos a perseguirle.
Quinn M. Baltimore
Quinn M. BaltimoreEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Katerina L. Romanov el Sáb Ene 23, 2021 5:53 pm

Algo me dice que en el Prince se tomarán mejor el FLED que en el Royal…— murmuro, divertida pero sabiendo que tengo razón en ello. —Es una buena idea, Quinn, puede haber gente muy dispuesta allí, más que en nuestro colegio que la mayoría se benefician de la esclavitud de los elfos— nuevamente, el pinchazo en mi estómago me obliga a no ser tan hipócrita al decir esto, así que me apresuro a añadir una idea loca por el que quizás me lleve algún que otro castigo. ¿Pero qué es uno más viniendo de mi madre que riñe hasta por respirar? —Luego de que elaboremos un buen plan de rescate, podríamos hacer una simulación en mi casa, ¿no te parece? Hay muchos elfos que de seguro les encantaría vivir en libertad, el único problema que tendríamos es que hay demasiadas cámaras de seguridad— bufo, desde lo de la explosión de la isla, diría que se han esmerado en no permitirle a uno tener un poco de espacio para la privacidad, solo faltaría que pongan cámaras en los servicios.

Me encojo de hombros, pero en lugar de señalar indiferencia, trato de que el gesto se vea optimista. —¿Por qué no? Hay adultos que no están tan mal, que piensan diferente, y tampoco estamos hablando de que nos ofrezcan su sueldo entero… Solo serían un par de knuts a cada tanto, que a nosotras nos vendrían estupendamente para la afiliación— continuo a favor de mi propuesta, porque sí, molaría bastante —Y no puedes decirme que no ayudaría a la promoción del FLED… La gente dejaría de verlo como un pasatiempo, hobbie o capricho de niñas, se volvería algo serio— bien, puede que no tan serio como la revolución que pretenden montar los que se asentaron en el nueve, ¿pero quién dice que tengan que tratar la causa como una nimiedad? —Piénsalo, si tenemos adultos con nosotros, será más creíble— por mucho que duela pensar que por nuestra cuenta no podemos, es cierto que muchos nos ven como adolescentes que todavía no tienen un plan en la vida. —Mmm, ¿hay algún profesor más aparte de Logan que querría unirse a algo así?— bromeo al principio, pero luego me doy cuenta de que estaría yendo contra mi propio punto y termino ladeando la cabeza en su dirección —Podríamos intentarlo, claro— acepto.
Katerina L. Romanov
Katerina L. RomanovEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Quinn M. Baltimore Ayer a las 1:10 pm

Frunzo el ceño cuando propone lo de hacer una simulación en su casa, no muy segura de que sea la mejor idea que ha tenido jamás —¿Estás segura, Kitty?— pregunto, ladeando la cabeza —Ya te pasas suficiente tiempo castigada, tal vez podemos hacer algo que no te ponga a ti en el punto de mira, como práctica— le propongo. Y, para qué mentir, su madre enfadada es una de mis mayores pesadillas. Podría ser perfectamente mi boggart. No tengo ganas de verla enfadada por mi culpa. Y tampoco tengo ganas de quedarme sin Kitty cuando la encierre en su cuarto incomunicada durante aproximadamente siete años por hacer un simulacro de liberación de elfos en su casa.

Sora se mueve y viene hacia mí y yo me abrazo a ella y le acaricio la cabeza perruna tan bonita que tiene mientras escucho a Kitty —Que el FLED fuera algo serio sería genial— musito, con el mentón apoyado en la cabeza de Sora —Es decir, serio para todo el mundo. Porque para nosotras ya es algo serio. Pero... Entiendo que no se perciba así— hago una mueca, porque realmente el FLED es algo muy, muy serio. Se trata de la libertad de las criaturas y de la mente cerrada de muchos magos, ¿acaso eso no es serio? Me tumbo en el suelo, dramáticamente, y Sora se acurruca encima de mi barriga, lo que hace el proceso un poco menos dramático.

¿Aparte de Logan? No sé yo...— pienso en todas las clases que tenemos en el Royal, en todos los profesores que están siempre con cara de haberse comido algo en mal estado. No veo a ninguno poniendo dinero para la causa. Excepto... —¿Jolene, tal vez?— levanto una ceja, mirando a mi amiga desde mi posición dramática en el suelo, porque ahora que tengo a Sora encima no me quiero mover, parece muy cómoda y no querría molestarla por nada del mundo —Es bastante simpática. Y parece buena gente. Tal vez le gustaría poder ser parte de todo esto. No me la imagino de esa gente que tiene la casa llena de elfos que le limpian hasta las bragas— hago una mueca. Sé que es vencedora de unos Juegos, pero principalmente es profesora. Dudo que su sueldo de para tener una casa muy grande que le haga necesitar ayuda en las tareas domésticas.
Quinn M. Baltimore
Quinn M. BaltimoreEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Katerina L. Romanov Ayer a las 4:37 pm

No, segura no estoy, lo delata mi cara al volverse una mueca gigante en lo que trato de barajar cuales son las posibilidades de que a mi madre no se le incendie el pelo si se entera que liberé a los elfos de la casa. —Ya, tienes razón…— murmuro, no es que tenga contenta a Ingrid tantas horas al día como para permitirme esto, especialmente teniendo en cuenta que todavía le pica la nariz desde aquella vez que me escapé de casa hace ya casi un año. No debería estar probando sus límites, pero aun así estoy dispuesta a hacerlo por mis amigas. —Bueno, lo valoraremos, ¿de acuerdo? Tampoco es como si pudiera matarme, ¿no? Digo, es mi madre— me encojo de hombros. Encerrarme en la habitación, esposarme a la cama, no permitirme salir de la isla… todas esas son opciones probables, pero jamás me asesinaría, yo creo. Siempre está la solución de llamar a los servicios sociales.

Me volteo sobre la cama para poder quedar de lado, mi codo hincado en el colchón mientras mi mejilla reposa sobre la palma de mi mano, desde esa posición puedo observar tranquilamente a mi amiga que decide que el suelo es un mejor lugar para tumbarse. —Exacto, ósea que en resumidas cuentas tenemos… chapas, futuras camisetas, ¿decías que estabas haciendo pósters? Luego nos conseguiremos patrocinadores…— voy numerando todo lo que hemos ido hablando, para luego transmitírselo a Gin y Anna —Deberíamos apuntar estas cosas en una libreta, antes de que se nos olviden— apunto, tengo esa manía de escribirlo todo, luego me sorprendo de que mi madre me cotillee el diario.

Me llevo un dedo a los labios, dándole unos golpecitos a mi comisura con la yema de este como si estuviera meditándolo —Jolene, Jolene…— murmuro, estoy segura de que Brian alguna vez me puso una canción que empezaba así —Sí, supongo que podría funcionar, sí tiene pinta de hacerse su propia colada— me río por como lo ha puesto Quinn en palabras —Te dejaré que seas quien se acerque a preguntarle, yo puedo encargarme del profesor Thornfield si quieres— propongo, tenemos experiencia en eso de encontrarnos en el despacho, también acostumbra a ser quien tiene que soportar a Ingrid en sus repetidas llamadas telefónicas.
Katerina L. Romanov
Katerina L. RomanovEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Girls of district ○ Quinn  Empty Re: Girls of district ○ Quinn

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.