Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Ocean Blue — Helle IRh8ZNT
skin diseñado por @madeinsevilla

Ocean Blue — Helle

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Ocean Blue — Helle

Mensaje por Benedict D. Franco el Mar Nov 17, 2020 12:41 pm

Han pasado veinte años desde la última vez que fui un ciudadano oficial del distrito cuatro. Los juegos fueron los primeros en robarme eso, la dictadura de Niniadis fue lo segundo. Quizá me he paseado por esta zona en forma de fugitivo, alguien oculto por una persona a la cual prefiero no recordar hoy en día, pero creo que todos podemos coincidir en que no es lo mismo regresar a casa como un hombre medianamente libre a ser una sombra que se oculta sin poder recorrer las mismas calles que recuerdo como si hubiese caminado por ellas el día de ayer. Sé que estoy aquí gracias a una desgracia y tengo bien en claro que mi vida no me pertenece, pero hay una parte de mí que siente cierta calidez con la idea de regresar al cuatro. El catorce fue mi refugio, pero sé muy bien que este es mi hogar.

El gobierno nos ha otorgado una casa que, casualmente, no se encuentra muy lejos de la zona en la cual solía vivir cuando era pequeño. El aroma de la playa ingresa por las ventanas como antaño, gracias a que también se encuentra a tan solo unos metros de la vivienda y el arrullo de las olas es más que suficiente como para hacerme creer que no todo será una completa mierda. No tenemos muchas pertenencias, así que es una mudanza rápida en la cual solo puedo bufar al darme cuenta de que, una vez más, ellos han equipado el lugar, uno que se siente como si Magnar Aminoff hubiese meado en cada rincón para recordarnos que es su territorio. Lo único que tengo que guardar es la poca ropa que poseo, algo que uso como excusa para pasarme el sábado a la mañana en silencio, encerrado en el dormitorio que he tomado para mí.

Pronto se cumplirá un año desde que he prestado mis servicios al gobierno y es imposible el analizar cómo es que han cambiado las cosas. Mis compañeros me siguen pareciendo, en su mayoría, un grupo de idiotas conformistas. Ava sigue siendo la única persona que se siente real. La guerra continúa y estoy seguro de que está a punto de empeorar, incluso cuando muchos aseguran que ha sucedido un punto de quiebre y que es “cuestión de tiempo antes de que los rebeldes se entreguen”. Los conozco, no van a hacerlo, aunque estoy preocupado; están en clara desventaja y eso nos deja un panorama bastante desalentador. Obvio que no puedo hablarlo con nadie, salvo con Ava y sus historias de cómo Magnar Aminoff la está utilizando para sacarle información. Así que… Verán, vivir en el cuatro de nuevo sí es lo mejor que me ha pasado hasta ahora y, siendo sincero, lo único positivo en mi vida.

Es cerca del mediodía cuando salgo dando un portazo de mi nueva casa y me coloco un cigarro entre los labios. Mis pasos se muestran cansados en lo que camino los metros que me separan de la playa, cuyo viento invernal me sacude la cabeza sin siquiera molestarme; sí me complica la tarea de encender mi tabaco, por lo que mi uso del encendedor se va volviendo cada vez más impaciente. No es hasta que logro encenderlo y doy una calada que me doy cuenta de que reconozco la figura que está a unos metros de mí; ese cabello es imposible de no distinguir — Antes de que digas algo, me dieron el día libre por mudanza — aclaro, alzando la voz para que pueda escucharme. Aún así, sonrío con desgano — Había olvidado que tú también eras de por aquí, Hassel.
Benedict D. Franco
Benedict D. FrancoEscuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Re: Ocean Blue — Helle

Mensaje por Helle E. Hassel el Mar Nov 17, 2020 5:34 pm

Han pasado algunos años desde que volví con miedo del Norte. Tantos años allí no se olvidan fácil. El miedo, la alerta continua son facetas que quedan en tus instintos después de tantos años. Y sin embargo, aquí estoy de nuevo, en el distrito 4, con mis padres. Pero por mucho que ellos lo intenten, es jodidamente imposible que todo vuelva a ser igual, como si nada hubiese pasado. Yo ya no soy la misma. No soy la misma cría de 17 años a la que arruinaron la vida. Pero no deben culparse, ni yo debo culparme. Vuelvo a estar con ellos y es lo importante.

La noche anterior tuve que quedarme en el ministerio terminando algunos asuntos importantes. El último ataque y la muerte de... ella, habian supuesto cambios en el ministerio de seguridad y en el escuadrón del que ahora soy comandante. Lo que se traduce en una noche entera rellenando papeles y organizando guardias. Y por eso mismo había decidido tomarme aquel día libre. Tendría que sacar algún provecho de este puesto después de todo, no iba a ser todo responsabilidades y trabajo.

Y por eso mismo me había tomado la mañana con tranquilidad, tal vez con Demasiada tranquilidad. Pero una vez no hace daño a nadie, y últimamente estaba bastante desganada, para que negarlo. En aquel momento, en concreto, paseaba por el límite de la playa sin un destino fijo, únicamente escuchar el mar, sentir la brisa en el rostro... si no fuese imposible, casi podría jurar que había vuelto 15 años en el pasado. Cuando todas mis preocupaciones eran el colegio, la escoba y... Arrugué las cejas deteniendo mis pasos paulatinamente hasta detenerme a pocos metros de un hombre que trataba desesperado de encender un travieso cigarro. Y juraría que conocía a ese hombre, pero...no sabría decir de que, o mejor dicho, de cuando. Y al parecer no era la única que reconocía a quien tenía en frente.

Sus palabras dejan en claro tres cosas. Sabe quien soy, probablemente era licántropo y trabajaba en el escuadrón y era del distrito 4. Arrugo las cejas mirándole con cierta confusión, como si mi cerebro estuviese exprimiéndose a tope para lograr sacar algún recuerdo lejano. Y de pronto, como si alguien hubiese encendido una luz en mi cabeza, la imagen de un niño aparece en mi mente. - No puede ser... - Una sonrisa llena de sorpresa empieza a iluminar mi rostro, mientras por unos segundos juraría que dejo salir la chica que fui hace demasiados años. Y sin pensarlo, me acerco al contrario y sin esperar a ver su reacción le abrazo con firmeza por unos segundos. - Ben, eres tu! - Si, también había olvidado las formalidades y todas esas jodidas gilipolleces. Ahora si que parecía que había vuelto al pasado. Sino fuese claro, por que sabía que la vida del contrario tampoco había sido un camino de rosas.

Me aparto de él aún con la sonrisa en el rostro. Quiero preguntarle muchas cosas, pero al final termino por respirar hondo y tratar de comportarme de una forma menos...yo? - Parece que ambos hemos vuelto a nuestros orígenes. - Una respuesta algo tarde, pero tampoco importaba. - Como debe ser. ¿No crees?- Mantengo la sonrisa, aunque ahora ya pasada la sorpresa trato de observar al hombre mejor. Juraría que nunca le había visto en el escuadrón y probablemente su nombre hubiese pasado desapercibido a mis ojos en los papeleos. Aunque igual si que le había visto y no le había reconocido, después de todo estaba bastante cambiado.
Helle E. Hassel
Helle E. HasselEscuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Re: Ocean Blue — Helle

Mensaje por Benedict D. Franco el Miér Nov 18, 2020 4:16 pm

Vamos a hacer un repaso. Durante muchos años, la fotografía mía que decoró los carteles de búsqueda mostraban al niño pecoso que supe ser cuando me di a la fuga, hace ya una eternidad de tiempo hasta que, tras mi primera captura como adulto, tuvieron la oportunidad de actualizar la imagen. Hace un año atrás, cuando dejaron de buscarme porque me tuvieron delante de sus narices al trabajar para ellos, la mayoría de las personas se la pasaron evitándome por culpa de la fama que fui coleccionando con el correr de los años. ¿No me acusaron libremente de asesinar a algunos de los suyos? Que bien, puede que algunas de esas muertes sí hayan sido obra mía, pero puedo decir que fue en defensa propia. Claro que la base de seguridad es inmensa, los nombres van y vienen, pero que sea de conocimiento público que me “he pasado de bando” me deja un poco descolocado cuando ella parece sorprendida por mi presencia. Claro, al mismo tiempo es halagador: significa que al menos a alguien le importa una mierda las cosas que he hecho.

Lo que me deja un poco más confundido es el abrazo salido de vaya a saber dónde, no porque me moleste sino más bien porque no he recibido nada de esto en una eternidad, al menos no de personas que no sean Ava. Levanto la mano para no quemarla con el cigarro, me tambaleo un poco hacia atrás en lo que consigo rodearla con uno de los brazos, devolviéndole con suavidad el apretón en el gesto más amistoso que soy capaz de regalarle, si tenemos en cuenta un pequeño factor: yo sí sé qué puesto está ocupando y eso deja bien en claro cuál es el camino que ha tomado durante todos estos años — El mismo que viste y calza. Tendrás que disculparme por no haberte hablado en todo este tiempo… — con una palmadita en su espalda, acabo encogiéndome de hombros — No han sido unos meses enfocados en mi lado sociable, sabrás entender… — tampoco es que lo he intentado, de todos modos.

Que se aparte me permite el analizar mejor su semblante, mucho más cerca que en los pasillos de la base. Puedo reconocer a la niña que se sentaba a unos pupitres de distancia cuando la escuela del distrito se encontraba abierta, mucho antes de que el mundo cambiase tanto que esas memorias se fueron torciendo hasta resultar irreconocibles. Intento devolverle la sonrisa, incluso cuando creo que parece más una mueca — Supongo que sí — comento — Asumo que habrás escuchado las noticias… — los nuevos juegos han estado en la boca de todos en las últimas semanas y mi nombre ha resonado entre los mentores que volverán al ruedo, de modo que no era secreto que regresaría al cuatro. Sea como sea, es lo único que me salva de ponerme a hablar de esa parte de mi vida. Opto por encogerme de hombros y doy una calada larga al cigarro — Perdona la pregunta, pero… ¿De dónde se supone que vuelves tú? — dejo que el humo se me escape entre los labios, analizándola con la mirada tal y como si de esa manera pudiera encontrar una respuesta — Está claro que pasaron muchas cosas desde la última vez que nos vimos. — ¿Cuándo fue eso? ¿Cuándo me enviaron a los juegos? Hace una eternidad.
Benedict D. Franco
Benedict D. FrancoEscuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Re: Ocean Blue — Helle

Mensaje por Helle E. Hassel el Vie Nov 20, 2020 9:19 pm

Niego con suavidad, yo no soy nadie para juzgar a otra persona. Si él no había querido hablarme o no había podido no era una tragedia. Especialmente si teníamos en cuenta que yo no había logrado asociar hasta ese momento que aquel hombre era aquel chico que me caía bien cuando era pequeña y todo era felicidad y diversión. Es decir, a ver, tampoco es que fuese estúpida. Pero si partíamos del hecho que pre accidente L vivía en una burbuja de felicidad y la vida es perfecta, por partes de mis padres pues...O sea si, se que fue a los juegos ganó y eso, por que coñe era del distrito 4 y lo raro sería no saberlo. Pero después de eso la verdad es que ni idea. Y claro, luego fue el accidente L y me piré al norte. Ahí la verdad que me preocupaba mucho más mi pescuezo que las revueltas y peleas que hubiese por el resto del país por lo que digamos que tampoco le había echado cuentas.

Y si, quizás desde que estaba aquí podría haberle reconocido, pero se ve que estoy cegata y no lo había hecho hasta ahora. - No tienes que dar explicaciones. - Una sonrisa amplia cura muchos males, o al menos esa es la teoría y ahora mismo estaba bastante contenta de haber reencontrado a ese chico como para preocuparme de toda la mierda y sombras que asomaban por todos lados.

Asiento un par de veces a sus palabras. Claro que había oído las noticias, todo problemas y malas noticias, tal vez por eso me alegrase también más de verle. - Si claro. Estas últimas semanas han sido una locura para todos. - Me encogí de hombros como queriendo quitarle importancia.

Y quizás le quité importancia, pero su siguiente pregunta si que me pilló desprevenida. Alcé una ceja mirándole algo incrédula. Creo que ahora entiendo como se sentía él antes. - Del norte. - Suspiré y miré las olas del mar ir y venir por la playa. Me apetecía bañarme, tal vez podría probar, a pesar del frio. - Ya sabes. - Puse las manos como si fuesen unas garras y enseñé los colmillos. - Estuve por allí perdida hasta hace dos años. - Doce años de mi vida pasé en ese territorio salvaje que era el norte. Doce años en los que tuve que buscarme cualquier pequeña chispa para sobrevivir. En ocasiones aún no entiendo como pude sobrevivir los primeros meses. - Y ahora ya ves, ambos hemos terminado en el mismo sitio de nuevo. - Suspiré volviendo a encogerme de hombros.

- Pero si, han ocurrido muchas cosas desde que nos vimos la última vez. Demasiadas quizás... ¿Te acuerdas cuando íbamos al colegio? Siempre me caíste bien. - Y ahí estaba yo de nuevo diciendo cosas que a nadie le importaba pero para mi tenían cierta importancia. Y por eso mismo añadí algo más. - Y me sigues cayendo bien. - Vale, que todo el rollo de ahora saber que era ese chaval buscado y demás, pero sinceramente, le daba igual. Ahora que serían vecinos de nuevo, igual podría tratar de tener una nueva amistad por el 4.
Helle E. Hassel
Helle E. HasselEscuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Re: Ocean Blue — Helle

Mensaje por Benedict D. Franco el Dom Nov 22, 2020 3:14 am

Me siento un completo tarado cuando su respuesta es la obvia, si tenemos en cuenta de que el norte es el único sitio para gente como nosotros que siempre nos acogió, incluso cuando yo me pasé un poquitito de las fronteras durante muchos años. Se me escapa una risa vaga e involuntaria frente a su mímica de las garras, esa que ahogo sin mucho éxito contra el tabaco que tengo en los labios — Oh, sí, lo entiendo — confieso con total sinceridad — Eres parte del colectivo de repudiados que volvió a la sociedad cuando Magnar empezó a regalar planes sociales. Puedo verlo — antes de que se lo tome a mal como muchas personas que conozco, levanto una mano para ponerle una pausa — En verdad lo entiendo. Sé que vivir en el norte es una mierda y un poco de trabajo a cambio de derechos es un precio justo a pagar — lo que es moralmente cuestionable es el empleo, pero no vamos a ir por ahí.

Hablar del colegio es algo que no he hecho en mucho tiempo, en especial porque suelo olvidarme de esa parte de mi vida; no es como que mis mejores recuerdos estuvieran ahí, no cuando la mayoría de mis compañeros eran unos idiotas — ¿Cómo olvidarme que eras una de las pocas personas que no me parecía odiosa? — comento con gracia. Ni siquiera recuerdo el nombre de… — ¡Uther Sanders! ¿Lo recuerdas? — era ese chico insoportable, unos tres años mayor que nosotros, quien siempre tenía la manía de fastidiarme. Doy una larga calada en lo que, poco a poco, los labios se me van curvando en una mueca de satisfacción — La última vez que lo vi, lo molí a golpes. No estuvo mal — me ahorro la parte de que fue porque yo estaba de mal humor al volver del entierro de mi hermana, tan solo unos días después de ganar los juegos y él había decidido que era momento de burlarse una vez más. Otra de las cosas por las cuales no suelo pensar en esas personas.

Aún así, su actitud me permite el mirarla mejor. Ha cambiado, pero sigue siendo la misma persona menuda de antaño. Con una sacudida de la cabeza, desvío la mirada hacia el océano y vuelvo a dar una calada, algo más lenta que las anteriores. No es hasta que largo todo el humo, que vuelvo a hablar — Una declaración como esa en el Capitolio te haría sonar como alguien bastante polémica — apunto con un tono bastante sereno. Antes de que salte con cualquier resolución, me apresuro a continuar — Supongo que es un poco obvio que no hago muchos sociales. Ni hablemos de que… — levanto el puño derecho, dejando a la vista la muñeca. En ella no solo se luce la cicatriz en forma de eme de muggle grabada a fuego sobre mi piel, como buen ex esclavo, sino que también… — No es secreto que tengo un chip de rastreo y mi casa se encuentra vigilada, así que tampoco salgo mucho. Todo se basa en hacer mi trabajo, dar un rodeo y regresar. Si consideramos que pensé que me ejecutarían, la he sacado bastante barata — aunque sé muy bien por qué ha sido — ¿Y tú? Dime que tu vida es algo más alegre que la mía.
Benedict D. Franco
Benedict D. FrancoEscuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Re: Ocean Blue — Helle

Mensaje por Helle E. Hassel el Dom Nov 22, 2020 10:15 pm

Las palabras que Ben me dedica podrían haber cabreado o haberme molestado, sin embargo, me limito a sonreir y encogerme de hombros. Estaba claro que no estaba conforme con los que habíamos optado por unirnos al escuadrón para poder volver a una vida civilizada. Pero bueno. Eran opiniones. - Supongo. En realidad iba a quedarme en el norte. No me atrevía a volver ni lo veía seguro, pero me convencieron de que era lo mejor. Y bueno - Me vuelvo a encoger de hombros mientras despego ligeramente los brazos de mi. - aquí sigo. No se si será justo, pero es un cambio. - Si, ella solo se unió para poder ver a sus padres y ahora, bueno, era la comandante del escuadrón. Cosas de la vida.

Hablar del colegio, que no del instituto, era algo que hacía muchos años que no hacía con nadie, pero nada más escuchar ese nombre fue como si todos los recuerdos volviesen a mi mente. - Gracias, me tomaré como un alago no parecer odiosa. - Le saqué la lengua unos segundos. Al menos eso era un avance. - Como para olvidarlo. Ese tío llega a ser más tonto y no nace. - Mentiría si dijese que yo nunca había llevado la violencia por delante, a si que me limito a sonreír a aquello. - Te alegrará saber que yo también le bajé los humos en la Royal. Y que ahora...- Alcé ambas cejas con una expresión algo cruel. - limpia los suelos del edificio de justicia por cuatro monedas. - Ese hombre había acabado bastante mal después de algunos juicios, cosa que sabía por que mis padres me lo habían contado. - Algún día debíamos pasarnos por allí con las botas llenas de barro. Eh? - Le sonrío con cierta picaresca en mis expresiones. Quizás me estaba emocionando pero por unos segundos parecía que volvía a ser la chica traviesa que fui.

Pero la conversación no queda en el colegio y antes de poder responder a sus palabras observo su muñeca. Una pequeña mueca aparece en mi rostro y sin poder evitarlo acerco con suavidad mi mano pasando uno de mis dedos por aquella cicatriz con forma de M. - Eso tuvo que doler... - Murmuro mientras le escucho terminar de hablar.

- ¿Mi vida? Trabajo, casa, playa. Tampoco tengo mucha variedad. - Me encojo de hombros. Si, parecía que mi vida no era tan maravillosa como podía ser. A veces podía parecer un perro con correa, pero había que tratar pensar en positivo. - Oye Ben. - Me quedo mirándole unos segundos seria antes de volver a sonreír. - No me importa lo que piense el capitolio.  - Me rasco la barbilla unos segundos. - ¿Por que no vienes algún día a cenar a mi casa? - Dudaba que mis padres tuviesen algún problema si lo invitaba yo, o quizás si, pero no creía que dijesen nada hasta que se fuese. - O si no quieres, podemos ir a comer a la playa. O a tu casa. - La cosa era salir a dar una vuelta. A mi me hacía falta, a él estaba visto que también. Y si..- ¿Vives con alguien? - A ver, si estaba tan vigilado y eso quizás no, pero había que pensar en todo. - Puede venirse también. Lo pasaremos bien lo prometo y te distraerás. Y si dicen algo, podemos decir que te vigilaba o te explicaba algo. - Me encogí de hombros de nuevo, era su comandante después de todo. - Pero si no quieres no pasa nada... - Tampoco quería obligarle, pero me había parecido una idea simpática.
Helle E. Hassel
Helle E. HasselEscuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Re: Ocean Blue — Helle

Mensaje por Benedict D. Franco el Lun Nov 23, 2020 9:44 pm

¿Era mago? — en los tiempos de los Black, allí cuando la gente con cualidades mágicas andaba ocultando lo que podía o no podía hacer, se volvía una pequeña sorpresa cuando te enterabas de los dones de las personas de todos los días. Está claro que Uther jamás fue cercano a mí como para confiarme esas cosas y yo no estaba por la zona cuando todo se fue a la mierda, así que nunca supe quienes sobrevivieron o quienes se adaptaron al nuevo sistema cuando la sociedad empezó a cambiar. El comentario sobre dónde ha terminado me arrebata una risa profunda — Nunca le dio el cerebro para hacer otra cosa — declaro — La idea de las botas de barro no me parece mal. Te tomo la palabra —  a ver si ahora se atreve a enfrentarme, algo que su yo del pasado no habría hecho si no fuese porque en ese momento, yo era una pulga.

Me encojo de hombros, que apenas y tengo recuerdo del dolor que plasmó esa cicatriz. En mis días dentro del mercado de esclavos, las heridas se acumularon a montones, al punto en el cual no sabía identificar cuál era la que me estaba fastidiando. No fui el primero ni el último, los muggles que pasaron por ahí han sufrido el mismo destino, en algunos casos incluso peor. Es extraño pensar todo lo que ha ocurrido desde entonces, tantos años para acabar en esta playa, hablando sobre una vida tan común que me hace fumar mucho más lento, como si pudiese congelar un instante que me hace parecer una persona normal. Su ofrecimiento, no obstante, me hace alzar las cejas y creo que casi me atraganto con el humo — ¿A tu casa? — dejo que siga hablando, no sin echarle un vistazo rápido a la estructura de madera que se supone que acabo de mudarme. Ella termina, el silencio se instala. Bien, acá es cuando la normalidad será interrumpida por un momento.

Vivo con Ava, ella… Es mi hermanastra. O lo era. Bueno, mi padre y su madre estuvieron juntos cuando… Ya sabes, en todos esos años en el catorce… — me es extraño asumir que el mundo sabe de dónde venimos, incluso cuando han sido años sin hablarnos. No es como si el distrito que fue nuestro refugio no hubiera sido un oasis, un sitio que tantos quisieron encontrar que acabaron explotando — Ellos murieron, así que supongo que sin papeles, no somos verdaderos hermanastros. Como sea, ella no puede salir, vive en prisión domiciliaria solo porque yo trabajo para el gobierno — por el tono de mi voz, está claro que es un acuerdo que se mantiene en lugar de una ejecución — Así que aprecio tus intenciones, pero dudo que pueda llevarla a algún lado… Aunque tú siempre puedes venir o puedo visitarte… — bien, creo que acabo de sonar de todo menos casual. Me muevo, avanzando un poco en dirección a la orilla, a pesar de que mis movimientos son lentos y aún estoy claramente pendiente de ella — Las cosas están sensibles como para que una jefa de escuadrón ande invitando a comer a personas como yo — le comento con cierta amargura en la voz, incluso cuando ladeo los labios en una sonrisa. Una nueva calada y el cigarro se consume casi hasta el final — ¿Haces este trabajo porque en verdad crees en él o porque no tuviste otra opción?
Benedict D. Franco
Benedict D. FrancoEscuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Re: Ocean Blue — Helle

Mensaje por Helle E. Hassel el Miér Nov 25, 2020 9:44 pm

Pongo una pequeña mueca ante su pregunta, ladeo ligeramente la cabeza y después asiento. - Bueno, si, su madre era bruja. Pero él...- sonrío divertida. - era un intento de mago. - El tipo tenía magia, después de todo había estado conmigo en el Royal. Pero su nivel de magia era bastante patético, y siempre trataba de marcar su terreno con fuerza física, pena que la magia gane a la fuerza. Era bastante patético si. - Tu cuando quieras me avisas, nos ponemos las botas del uniforme y damos un paseo. - Sería genial en verdad. Una pequeña e inocente venganza después de tantos años. Seguro que el estúpido ahora se acojonaba al vernos a ambos y no era para menos. Y si ponía cara de asco no dudaría en estamparle mi puño en su cara.

Y bueno, respecto a mi idea, la verdad, no se bien que esperaba, quizás una excusa distinta o una negativa. Pero no aquello. Era realmente una putada por que me estropeaba toda la idea.- Eso complica las cosas... - Me quedo en silencio unos segundos meditando alguna solución que pudiese beneficiar también a la chica enjaulada. No la conocía, pero no podía evitar ser simpática con la gente. - Yo tampoco tengo tanto "poder" como para poder sacarla entonces. - Me cruzo de brazos y tras un suspiro vuelvo a sonreír mirándole. - Bueno, entonces podemos hacer una comida en tu casa, o en el porche. - No quería auto invitarse, pero es que realmente no veía modo de sacar a la otra de allí y le daba algo de cosa ahora ignorarla como si no existiese. - A sí ella no sale y os distraéis. Y luego vamos a dar una vuelta si quieres. Dudo que me digan nada. Siempre puedo decir que te estaba vigilando. - Me encojo de hombros. - Después de todo los lobos sois mi responsabilidad. - Becca le había pasado el testigo y ahora que no estaba le tocaba a ella cargar con él. Por ella. Le sonrío con algo de nostalgia por unos segundos.-  Claro, si queréis. No voy a obligaros, pero me pareció buena idea.

Idea que me va pareciendo menos buena al escuchar su pregunta. Estoy segura que ha estado dándole vueltas a la misma durante toda la conversación. ¿No podíamos dejar el trabajo fuera por unos minutos? Más en un tema tan escamoso como era aquel. Yo tenía mis ideas claras, pero no se podían demostrar en mi posición, sería como suicidarme, y no gracias. - Pregunta directa. - Miro a mi alrededor con cierto disimulo antes de volver a centrar mi atención en el contrario. - ¿Tu que crees? - Alzo una ceja con esa pregunta. Estaba segura que creía que defendería al ministerio con uñas y dientes o algo así. Dejo que pasen algunos segundos más antes de responder de forma algo ambigua.- Entré en el escuadrón por que no tenía más remedio y siguiendo a una persona. Y acepté el puesto de comandante por que esa persona confió en mi para ello. - Pero ahora ella ya no estaba. - Supongo que solo trato de hacerlo bien. - El norte me había enseñado cosas buenas y malas. Una de ellas era a sobrevivir. Y aquello no estaba tan mal. No iba a meterme con rebeldes que no sabían bien ni lo que querían y mataban igual o más que el ministerio.
Helle E. Hassel
Helle E. HasselEscuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Re: Ocean Blue — Helle

Mensaje por Benedict D. Franco Ayer a las 6:16 pm

Es una buena idea — le aseguro, en un claro intento por tranquilizarla. Tengo bien en claro cómo es que las personas te juzgan cuando te juntas con las personas equivocadas, en especial si tomamos en cuenta que nos movemos por los sitios más controlados de todo el país. Me he acostumbrado a ver la nuca de la mayoría de mis compañeros, esos que jamás se juntarían con alguien que se ha sumado a sus filas después de años de luchar en bandos opuestos, de ser considerados enemigos mortales. Vamos, he asesinado personas que muchos de los aurores consideraban colegas, incluso amigos — Lo hablaré con Ava y podremos organizar algo para la semana entrante, ¿te parece bien? Aunque la puerta de mi casa siempre se encontrará abierta — aunque no sea precisamente mía, si vamos al caso.

¿Qué es lo que yo creo? Me basta con echarle un rápido vistazo para darme cuenta de que no, no parece tener el perfil que el resto de los funcionarios del ministerio. Su voz no demuestra sarcasmo o desprecio, su postura es demasiado familiar como para rechazarla. Me lo confirma con sus palabras, esas que tomo con un suave asentimiento de mi cabeza en lo que apago el cigarro contra una de las rocas que se encuentran cerca de la orilla — ¿Hablas de Magnar Aminoff o de Rebecca Hasselbach? — no veo qué otras personas pudieron confiar en ella para tomar un puesto como aquel, no hay otras cabezas al mando dentro de esta nueva normativa de licántropos — No juzgo a las personas por lo que han hecho para sobrevivir, Helle. Yo mismo estoy poco orgulloso de muchas de mis acciones — prefiero aclararme, antes de que tenga una mala idea — No me fío nomas de los que defienden ideas que me resultan opresoras, pero creo que a estas alturas da igual. No es como que alguien escuche lo que tenga para decir en sitios como este — no es como que he estado hablando abiertamente con todo el mundo de lo que pienso, pero las personas que me han sacado el tema siempre encuentran el modo de catalogarme solo por pensar diferente.

Me giro para chequear el estado de mi nueva casa, esa que parece bastante tranquila en la luz del mediodía. Seguro de que no va a importarle, me quito los zapatos y cometo la tontería que he estado esperando hacer desde que llegué aquí: doy algunos pasos hasta que, a pesar de lo frío del invierno, mis pies se mojan con el agua. Los muevo un poco, permitiendo que se me hundan los dedos en la arena húmeda. La manera en la cual los granos y los restos de caracolas me raspan la piel se siente demasiado familiar — Supongo que hacer un trabajo que te piden es mucho mejor que morirse de hambre en el norte. Yo he actuado diferente, pero fue en base a mi experiencia. Tengo bien en claro que la guerra nos ha dejado a todos en diferentes puntos de inicio y solo hacemos lo mejor que podemos — luego están los que se abusan del poder que tomaron, pero ese es otro tema.
Benedict D. Franco
Benedict D. FrancoEscuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Ocean Blue — Helle Empty Re: Ocean Blue — Helle

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.