The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve Empty Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Mensaje por Benedict D. Franco el Dom Ago 30, 2020 8:05 pm


Las televisiones en la base se encuentran encendidas en cada habitación donde pongo un pie, lo cual no me sorprende en lo absoluto. Es lunes, por lo general suelen ser bastante agitados porque se empiezan a sumar aquellos que se toman el fin de semana y los vociferadores tienden a revolotear por encima de todas las cabezas. Aún así, hay una cantidad algo exagerada para no ser siquiera las tres de la tarde y, en cuanto veo como una carta se posa sobre el escritorio del pobre secretario a quien vine a fastidiar para preguntarle mis horarios de la semana, salgo disparado de la habitación justo antes de escuchar como explota en pequeñas llamas con los gritos de una de una de las figuras más importantes de un pequeño pelotón que, aparentemente, no pudo hacer demasiado cuando empezaron las protestas de ayer. Sí, un coliseo con consecuencias inmediatas y revueltas… ¿Quién lo diría?

Sé muy bien que las personas no solían quejarse públicamente de los Juegos Mágicos, pero la situación era completamente diferente a la actual y, aún así, todo quedó en evidencia cuando se hizo insostenible frente a los rebeldes y ni hablemos de cómo fue que los Black terminaron. No veo posible que hoy en día alguien envenene a Magnar Aminoff y a todos sus ministros, pero hay un grito claro de cómo las personas andan clamando por darle un tiro en la cabeza a cada uno de ellos. No es una imagen muy serena pero, aún así, no deja de ser la más honesta.

Aún me estoy apretando el oído aturdido cuando entro al gimnasio, aquella zona de la base dedicada exclusivamente al entrenamiento físico de un escuadrón y que no todo el mundo utiliza como un medio de provecho. Lo malo de muchos magos es que creen que la magia les hace zafar de cientos de inconvenientes y aseguran que no necesitan estar en forma, así que lo único que me queda hacer en esos casos es mirarlos en silencio y morderme la lengua. Por eso mismo no hay nadie más que la persona que vengo a ver, aunque el silencio es interrumpido por la única televisión que también se encuentra encendida, transmitiendo novedades sobre aquellos que pudieron capturar tras las protestas. Me detengo a unos metros, clavando los ojos en la pantalla que se luce en lo alto de una de las esquinas. Suspiro — ¿Qué opinas de eso, Davies? — pregunto en lo que apoyo mi bolso sobre una de las bancas. Aún no me olvido la vez que comimos papas fritas juntos y por accidente, así que algo me dice que no es tan despiadada como muchos aquí quieren fingir que son.
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve Empty Re: Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Mensaje por Maeve P. Davies el Mar Sep 01, 2020 7:52 pm

Alzo la cabeza al estar inclinada atándome los cordones de mi bota, sentada en el suelo de gimnasio, así que no me doy cuenta de que entra alguien más hasta que la voz de Ben el Grande —sí, ese es el mote que le he puesto, amistosamente dentro de mi cabeza, por supuesto—, resuena entre las paredes de la sala. Al principio no estoy muy segura de lo que me está hablando porque ni me he fijado en que la televisión está encendida, puede que sea porque tenga puestos mis auriculares, así que me apresuro a desconectarlos y apartar el teléfono a un lado para poder llevar la mirada hacia la pantalla de la esquina. — Mmmm… no lo sé, depende de la respuesta que andes buscando — contesto, torciendo los labios en una mueca sarcástica, que si prefiere la opinión sincera a la que se supone que debería estar dando… Por suerte las cámaras que están incrustadas en las paredes no llevan micrófonos que puedan grabar sonido. — Si hay algo que me sorprende de todo eso solo es lo mucho que han tardado en tener lugar, siendo que a la mayoría de los participantes no les dan la oportunidad ni de un juicio justo y se les lanza directamente a la arena... — y lo sé por mi padre, que es juez y conoce del tema, también he escuchado de algunos casos que ha tenido que llevar estos días debidos a las revueltas, pero no es como que haya metido demasiado la nariz para investigar. Tampoco voy a ponerme a opinar sobre lo que pienso de verdad sobre los Coliseos, porque la sola mención de los mismos ya consigue que arrugue la frente en desagrado.

Me encojo de hombros finalmente, poniéndome de pie para estirar mis brazos por delante de mi torso para después dejarlos caer a ambos lados de mi cuerpo. — Pero se supone que nosotros no debemos tener opinión alguna, ¿no? — no es que yo sea fiel seguidora de las reglas, creo que todo el mundo lo sabe, pero la manera que tengo de mirarle, casi que alzando mis cejas en su dirección, declara que lo estoy preguntando más que nada por él, que como vencedor de unos juegos mágicos estoy segura de que morderse la lengua no es algo que se le apetezca hacer estos días.— ¿Por qué me lo preguntas? ¿Tú que tienes para decir al respecto? — pregunto con toda la inocencia que soy capaz de expresar, que no es como si yo fuera a delatarle, precisamente, cuando me he visto en compañía de los que hasta hace un tanto eran su gente en un par de ocasiones. — ¿Qué vamos a hacer hoy? — mi interés por cambiar de tema viene más que nada por no querer enfriarme el cuerpo, si fuera por ejercitar la lengua conoce de sobra que no tengo problema en hacerlo, así que el hecho de que haya calentado previamente a su llegada dice bastante de mi predisposición de hoy.
Maeve P. Davies
Maeve P. Davies
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve Empty Re: Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Mensaje por Benedict D. Franco el Sáb Sep 05, 2020 4:19 pm

La honesta, nada más  — me encojo de hombros, que no estoy aquí para ejercer de mentor sobre sus ideales y tampoco creo que haya una respuesta correcta o incorrecta con respecto al tema. La escucho en lo que me apoyo en la banca para poder ajustar un poco el cierre de los borcegos para asegurarme que no vaya a quedarme descalzo a mitad del entrenamiento y, sin mucho disimulo, le lanzo una mirada apreciativa por encima del hombro. No entiendo como una niña como Davies ha terminado en este lugar, para empezar. Sé que los licántropos no tenemos muchas oportunidades y Magnar prácticamente los ha lanzado como carne de cañón a cambio de un hogar limpio, pero ella no deja de ser muy joven y nada en su espíritu me hace creer que este es el sitio donde desea estar. Me recuerda a Melanie, en especial por su talento para no dejar quieta la lengua pero, además, porque podría apostar que no lastimaría ni a una mosca de poder elegirlo — Oh, pero no podemos decir que Neopanem tenga un sistema de justicia justo. No lo ha tenido desde que tengo memoria — que para andar chupando culos a los líderes, soy el último con el cual pueden contar.

El chasquido de mi lengua parece hacer eco en el gimnasio, incluso por encima del sonido de la televisión, cuyo volumen no se encuentra tan alto como para que resulte una molestia — Se supone… — he visto cómo es que funciona esto de la política: las personas te piden que expreses una opinión pero, cuando no tiene absolutamente nada que ver con lo que uno piensa, se enfadan y te prohíben el seguir hablando. El discurso político siempre acaba cumpliendo con normas de censura, en especial en un país con tolerancia cero hacia ciertos individuos que la clase alta considera inferiores — Si yo te dijera lo que pienso, muchos me tratarían de moralista y otros me cortarían la lengua — respondo con una sonrisa irónica en lo que me giro, echándome el pelo hacia atrás para armarme un rápido rodete; quizá deberé hacerle caso a esa señora Lollis que dice que es hora de un bendito corte — ¿Alguna vez le disparaste a algo en movimiento, Maeve? — pregunto, que conozco los maniquíes y los sacos de boxeo que poco tienen que ver con una verdadera batalla — Ya sabes… A algo que en verdad está buscando atacarte y no está de pie esperando a recibir todos los golpes. Creo que ese es el motivo principal por lo que todos aquí creen que son buenos guerreros y podrían ser derrumbados por mi ahijado de doce años.
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve Empty Re: Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Mensaje por Maeve P. Davies el Miér Sep 09, 2020 7:07 pm

¿Por eso se fueron al distrito catorce? ¿Para hacer su propia versión de justicia? — pregunto, de esa manera que me hace ver mucho más inocente de lo que en realidad soy, pero en cuanto a ese distrito se refiere, puedo decir que no tengo ni la mitad de conocimiento del que me gustaría. Al fin y al cabo, según nos tenían contado por entonces, el distrito catorce se acercaba más a la idea de un mito que a la de una realidad como tal, así que mi curiosidad está más que justificada, aunque no necesariamente en mi lugar el preguntar. Tardo como un par de segundos en caer en ese detalle. — Lo lamento, yo no... no debería estar haciendo estas preguntas. Es solo que... bueno, eres el primero que conozco que estuvo ahí y esas cosas — esas cosas por las que debería mantener la boca cerrada, no sé si porque son asuntos que no están bien vistos que ande metiendo mi nariz o por respeto a lo que les ocurrió, que no creo que esté de humor para responder a mi descarada curiosidad. — Me sé de a unos cuántos a los que no les haría nada mal el que les cortasen la lengua... — dejo así el comentario, acompañando su sonrisa con otra mía al dejar espacio para que se interprete como prefiera, si hasta podría entrar yo dentro de esa advertencia, y que me vendría estupendamente, lo dicen hasta mis profesores.

Doy unos pasos hacia atrás para ocupar más espacio en el gimnasio, demasiado amplio para nosotros dos incluso cuando su figura me saca tres o cuatro veces mi tamaño. — Mmmm... ¿dices algo así como con una varita? — que disparar como tal se puede hacer con varios instrumentos, hasta con un tirachinas, si nos ponemos imaginativos — En el colegio tenemos clases de duelo desde hace poco, si te refieres a algo como eso... Peeeeero no es que sean demasiado efectivas, ya sabes, no a todo padre le gustaría recibir a su hijo con un ojo morado — guiño mi propio ojo al señalarlo con un mano y encoger un poco mis hombros. — Sigo yendo a la escuela, sí, por eso me es difícil cuadrar los horarios de entrenamiento con el resto del escuadrón — explico, porque no recuerdo el haberlo hecho antes y, siendo que lo han degradado a enseñar a una novata, me siento en la obligación de decirlo — Y probablemente sea esa también la razón por la que Rebecca me tiene de secretaria más que de guerrera — ¿porque a quién pretendemos engañar? Tengo la altura de un duende y no precisamente el cuerpo más atlético, ¡pero hey! Neopanem no se construyó en un día, o eso dicen. — ¿Tienes un ahijado? — pregunta completamente sacada de contexto, ¡pero capaz lo conozco si reside en el nueve!
Maeve P. Davies
Maeve P. Davies
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve Empty Re: Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Mensaje por Benedict D. Franco el Vie Sep 11, 2020 12:08 am

La curiosidad que deja salir no me sorprende en lo absoluto pero, al mismo tiempo, me hace mirarla con la gracia de la incredulidad. He oído muchas versiones de lo que las personas creen que ha sido el catorce y muy pocas son acertadas. Empecemos por la parte en la cual todo el mundo parecía verlo como una especie de utopía, un sitio milagroso donde todos convivíamos en paz y, seamos sinceros, podíamos tener libertad pero también teníamos la urgencia de mantener un ritmo de vida estable para no morirnos de hambre o frío en invierno. Sin mencionar que estábamos aislados, la falta de recursos era un problema diario y el miedo a que Jamie nos acabe encontrando era algo que nos mantenía en alerta — No es ningún problema, solo asegúrate que nadie te escuche cuando hagas esas preguntas — no es como que yo vaya a delatarla de todos modos — Y no. Nos fuimos al distrito catorce solo porque no teníamos otro lugar a dónde ir. No es como si aquí nos aceptaran con los brazos abiertos — Amelie y yo éramos vencedores, ni hablar de Echo, Cordelia y Arleth. No puedo hacer otra cosa que reírme entre dientes ante ese último comentario.

Si consideramos que para utilizar armas muggles necesitas un permiso especial para no insultar a tu propia raza… Sí, me refiero a una varita — le quito un poco de importancia a que vaya a la escuela con un movimiento rápido de la mano — Dudo que en la escuela los formen como se debe. La mayoría de los aurores en este lugar dan tanta pena como risa, si me permites decirlo. No tienen siquiera una pizca de ingenio al momento de moverse por el campo de batalla y es lo que les juega en contra la mayoría de las veces — tienen los recursos, pero no saben usarlos. Es como que adoptan una postura defensiva cuando allá afuera están listos para comérselos vivos — Por extraño que parezca, coincido con Rebecca en esto. Eres demasiado joven para estar en el escuadrón… Ni siquiera sé por qué no sigues solo en la escuela, cuando tienes la edad para hacerlo. Y sé que muchos en las filas enemigas entrenan y pelean, pero tú tienes otra opción. Si no tienes un motivo, yo que tú renunciaría. La guerra no es un asunto divertido para alguien de tu edad, ni siquiera porque quede bien en un historial — cuando eres un niño a quien le quitaron la oportunidad de actuar como tal, aprendes a valorar ciertas cosas.

No estoy seguro de saber la razón, pero la mención de Jared me provoca una sonrisa suave en lo que asiento con la cabeza. Creo que nadie que lo conozca puede decir que es un niño que cause ternura pero, a estas alturas, soy incapaz de sentir otra cosa que añoranza y cariño hacia las personas que he dejado atrás, en especial aquellas que he llegado a llamar familia — Es el hijo de mi mejor amigo y es un pequeño demonio — aseguro con repentina calma — Pero eso no importa, porque no estamos aquí para hablar de él. No soy mago así que no podré enseñarte hechizos, pero quizá deberíamos concentrarnos en medir tu resistencia física. ¿Alguna vez pasaste la prueba de obstáculos? Podríamos empezar por allí… Y ya luego veremos cómo te mueves frente a un oponente en posición de ataque.
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve Empty Re: Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Mensaje por Maeve P. Davies el Dom Sep 13, 2020 6:44 pm

No es como si fuera el primero que me ha dicho que me guarde mis pensamientos para mejores ocasiones, preferiblemente aquellas en las que no haya nadie presente y solo sean testigos de mis palabras las paredes de una habitación. Supongo que el hecho de que lo diga alguien como Benedict, que no creo que tenga problema con expresar sus opiniones —al menos no desde el punto de vista de una voz desconocida, dado que todo el mundo le considera un traidor, dudo mucho que pueda sorprenderlos con sus argumentos—, dice bastante de cómo mantener la boca, bien cerradita. Prefiero no comentar mucho más al respecto, así que a su resolución contesto con un simple «ah» con los labios apretados, no creo que esté en mi lugar el decir que suena demasiado injusto cuando vivimos en un mundo que brilla por la ausencia de la justicia, que me disculpe Meerah por decirlo de su padre, pero siendo que ni ella misma se aplica las reglas, dudo que esté en posición de criticarme. Si acaso me siento un poco hipócrita por ser quién se encarga de cuidar a su hija, pero también creo que no se debe mezclar el agua con el aceite, son cosas completamente distintas.

¿Tú tienes ese permiso?— ya estamos de vuelta con las preguntas inapropiadas, salvo que esta vez no es algo que pueda decir no me compete —Digo, para cuando te toca estar de guardia y esas cosas, ¿o pretenden que te defiendas con un palo en caso de tener que hacerlo?— que sé de sobra que los palos resultan muy atrayentes para los perros, peeero... creo que se entiende mi punto. Me alegra ver que al menos no soy la única con la lengua floja, que no desaprovecha la oportunidad de despotricar contra la escuela y los aurores que salen de la Academia en cuanto queda claro que somos las únicas personas aquí, con suerte no seré yo quién le critique ni defienda ninguna de esas instituciones, porque para empezar para defender a la primera tendría que tener un récord de asistencia a las clases, o al menos un mínimo. —No lo sé, no he estado en una batalla y tampoco entrenado en la academia, así que no puedo juzgar, pero asumo no están haciendo un muy buen trabajo de sus aptitudes, dadas como están las cosas...— tampoco creo que esté en mi derecho el decir más, así que lo dejo estar con un encogimiento de hombros liviano. Si hay algo que no soy, incluso llevando puesto un uniforme, es una persona política. —Pero ese es el caso... no puedo renunciar, tengo diecisiete años y, por tanto, soy mayor de edad, estoy obligada a prestar "mis servicios" al país por órdenes del presidente— remarco las comillas con mis dedos, tomándome la libertad de rodar un poco los ojos, vaya a saber qué servicios son esos —Sí, puede que sea demasiado joven para estar en el escuadrón, pero serlo no me va a quitar de tener que pertenecer a él, de modo que prefiero hacer algo al respecto antes de que me coman viva por ello— él puede entenderlo, de cierta manera, es tan licántropo como yo —No fue hace tanto tiempo que los licántropos eran considerados parias, ¿crees que solo porque Magnar nos dio un lugar va a mantenerse así por siempre? Porque yo no— y no me considero una persona especialmente pesimista, si voy a ser honesta. —Si puedo hacer algo ahora por mejorar y mostrarme más fuerte, no creo que sea demasiado joven para eso.

Se me hace extraño escucharle hablar de su sobrino, tal y como si fuera conversación que podría tener con cualquier ciudadano de Neopanem en una cafetería corriente. Creo que ese es el problema principal de la sociedad que está creando Magnar, está tratando de deshumanizar a personas que son tan humanas como cualquier mago o bruja del país. —Puedo hacerme a la idea de lo que es, entonces— bromeo, sonriendo con amplitud, si no es esa misma descripción la que he escuchado infinitas veces venir de otro. —Oh, genial, más correr...— farfullo cuando empieza a hablar de resistencia física, sabiendo que no es precisamente mi fuerte, así que se me iluminan un poco más los ojos cuando menciona la carrera de obstáculos en lugar de estar corriendo en círculos como si me persiguiera mi propia sombra. —Está bien, hagamos eso— no temo tanto por mis pies torpes, creo que puedo con ello, al menos, soy mas ágil cuando se trata de hacer varias cosas a la vez, que no llego a desconcentrarme de mi tarea principal como me ocurre con otras tareas más constantes.
Maeve P. Davies
Maeve P. Davies
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve Empty Re: Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Mensaje por Benedict D. Franco el Vie Sep 18, 2020 1:11 pm

Por supuesto. Tienen que dármelo si pretenden que sea de utilidad de alguna manera posible. Si Magnar me tiene aquí no es para jugar a los soldaditos de plomo — le aseguro con toda la tranquilidad que soy capaz de emanar con una conversación de esta índole, cuando no tengo más que el impulso de sonreír con ironía a pesar de que no es el momento ni en lugar. Maeve no parece ser como los demás dentro del escuadrón, pero he aprendido a no arriesgarme de más en ciertos asuntos con el correr de los años. Alguna vez fui un adolescente impertinente, hoy intento ser un adulto un poco más cuidadoso. Tan solo un poco, que tampoco soy necio y puedo reconocer mis errores.

No me queda más que poner mala cara frente a lo que me cuenta, sin ser capaz de refutar puesto que tiene toda la razón. ¿Cómo es posible que alguien tan joven se encuentre sin una segunda opción? ¿Es en verdad algo que los familiares de estos jóvenes aceptan? Es fácil presionar al joven necesitado, a aquel que no tiene otra opción para salir adelante y que, en consecuencia, es fácil de manipular. Acabo por mover un momento mis hombros en un claro intento de demostrar mi descontento, aunque no puedo evitar el echarle un vistazo a la puerta de entrada sobre mi hombro para asegurarme que nadie va a escucharme decir lo siguiente — Creo que el presidente ha sabido ver una falla y la ha utilizado a su favor. Cree que siendo la mano que da de comer, nadie va a intentar morderlo y puede que sea cierto, pero no creo que sea justo. Los derechos de una persona no deberían ser un intercambio de favores, pero nadie va a escucharlo de mí. Solo soy un salvaje moralista, según todo el mundo en este lugar — no puedo contenerme y estoy seguro de que mi manera de rodar los ojos es bastante infantil — Es increíble como todo el mundo juzga por la portada, en especial en el Capitolio y sus alrededores — desagradable.

Se me escapa una risa entre dientes y le doy una palmada, quizá un poco efusiva, en uno de sus hombros demasiado delgados para el tamaño de mi mano — Un soldado que se queda sin aire a la mitad de la carrera es un soldado muerto — le recuerdo, seguro de haber oído esas palabras en los labios de Echo alguna vez. No le presto mucha atención a sus palabras cuando nos guío por el gimnasio hasta alcanzar el extremo opuesto, el cual cuenta con una avanzada pista de obstáculos que se luce no solo porque se encuentra vacía, sino también porque la falta de gente deja ver con claridad la avanzada tecnología con la cual ha sido formado. Empieza con una barra simple de la cual uno debe colgarse para poder pasar a las plataformas que se ponen en movimiento al accionar los botones adecuados y, si no te caes de los mismos, quizá puedes subir la pared dispuesta a ser trepada. Del otro lado se encuentran los postes para cruzar en zig zag y, por último, la zona por la cual debes arrastrarte esquivando las luces que te marcarán el error en caso de tocarlas. Todo muy calmo.

Intento no parecer demasiado aburrido cuando me pongo junto al tablero para empezar a configurarlo, tratando de ser amable con la pobre — Te recomiendo ir estirando mientras me encargo de preparar esto — murmuro y le lanzo un vistazo — Supongo que ya sabes cómo funciona y no tengo que darte explicaciones. Mi consejo es que no te apresures, al menos no mientras no tengas en claro cómo avanzar. Solo recuerda el centrarte en tu respiración y en dónde se encuentra tu peso, como para poder manejar mejor tu fuerza. ¿Comprendido?



Recomendación: Usar la tirada de dados para lanzar cinco dados de azar y utilizarlos de referencia para cruzar los obstáculos en el orden en el cual fueron narrados, para hacerlo más dinámico (?)
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve Empty Re: Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Mensaje por Maeve P. Davies Hoy a las 12:48 pm

No lo digo en voz alta, pero debe de ser difícil tener que moverse entre un mar de personas que te consideran no solo un traidor, sino que además no tienen en cuenta tu situación y se dedican a criticar lo que ven. En realidad nadie puede culparlos a ellos, la visión que tienen de Benedict es la que les han enseñado a tener y, puestos a decirlo también, no es como si no tuvieran ojos propios para ver que fue partícipe de muchos de los ataques que hicieron en contra de civiles. No me haré la entendida cuando la mitad de las cosas no las entiendo, creo que hay más de un punto de vista en esta guerra y criticar por criticar nunca ha sido mi estilo, aunque sí que me gustaría saber más acerca de en lo que se basan personas como mi padre para condenar a una persona, tal y como lo han hecho con este hombre. Tengo entendido que nadie tiene las manos limpias.

Juzgan por la portada porque no se les permite abrir el libro— respondo a su propia visión de las cosas, pero como dudo que pueda entender mi punto con eso, prosigo —Uno no puede pretender ganarse el favor del público cuando no conocen tu historia, o no la entienden, porque no lo han vivido y tampoco se la han explicado. Tienen que entender que todos vosotros no erais más que un mito, pocos creían verdaderamente en la existencia del catorce y cuando Jamie lo voló por los aires— me siento un poco cruel diciéndolo de esta forma —, tampoco supuso una gran pérdida para ellos, luego vinieron y empezaron a soltar bombas a diestro y siniestro, asaltando alcaldías y apropiándose de distritos tal y como lo hizo Niniadis.— lo sé, he estudiado historia de la magia, por mucho que no lo parezca —Es una guerra y tiene sentido que peleen, pero no quedan bien los discursos moralistas después de haber hecho el destrozo, mucho menos cuando van dirigidos hacia personas que no conocen en lo absoluto quiénes son— y no me refiero a las chicas del colegio que cuchichean sobre las últimas caras de las figuras públicas como si los conocieran de verdad, sino a su historia como dios manda. Me encojo de hombros, sin ponerle mucha tinción de crítica a mi explicación —Si tú fueras un ciudadano corriente del distrito cuatro, cómodo por años, y vinieran un grupo de personas arrasando con bombas y asaltos, ¿no te sentirías amenazado también?— no lo justifico, pero tampoco lo juzgo —No creo que juzguen por la portada, juzgan desde donde están posicionados— y sí, muchas veces es desde una posición de poder, por eso creo que el cambio es necesario, pero tampoco será de mí de quién escuche que se muere de ganas por batallar en una guerra. Tampoco quiero que me malinterprete, que soy la primera en decir que quedarse callado no sirve de nada.

El resto de mis músculos no sé, pero la lengua la tengo bien agilizada y lista para un segundo asalto, como dicen mis profesores cuando voy a abrir la boca después de un escarmiento. Me apresuro a hacer lo que me pide si no quiero despertarme mañana dolorida por no haber calentado como se debe, o lesionada si es que me da por lanzarme de lleno en el ejercicio sin haber estirado antes. —Respiración y encontrar mi peso, pillado— aseguro con un movimiento de cabeza afirmativo, terminando de estirar mis muslos al soltar mi tobillo del agarre de mi mano detrás de mi espalda. Mi parte favorita es la de tener que colgarme como si fuera un mono, que si tuviera seis años haría un mejor intento de ello en las barras del parque, pero tener diecisiete años en proceso de crecimiento, que espero no quedarme en mi metro sesenta, no ayuda en lo absoluto. ¿Qué habíamos dicho? Ah, sí, peso, aunque mi problema mayor es que no se me resbalen las manos, lo cual... no me funciona mucho, y si tengo que ser honesta, tampoco hago un demasiado buen trabajo en las plataformas que se mueven como arenas movedizas. Tengo suerte de no torcerme un tobillo y queda totalmente inaccesible la pared que se supone debía escalar, así que mi única forma de terminar es zig zageando los obstáculos siguientes y esperar que las luces esas no me atreviesen el cerebro. No lo hacen, pero no creo que el sonido tortuoso que pita al rozar una de ellas signifique que lo he hecho decente —Bueno, decíamos que eso había sido un calentamiento, ¿no?— me excuso de mi patético intento, apoyando mis manos sobre mis rodillas al tomar aire por la boca —Creo que me emocioné un poco con la velocidad— sí, ¿solo un poco?

Dados
Maeve P. Davies
Maeve P. Davies
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve Empty Re: Behind this soft exterior lies a warrior ✘ Maeve

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.