Underwater · Phoebe (FB)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Underwater · Phoebe (FB) Empty Underwater · Phoebe (FB)

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Vie Mayo 22, 2020 11:51 pm

Flashback, enero de 2469

Caigo, mi cuerpo se hunde en el agua helada, siento el entumecimiento de todos mis músculos, sigo cayendo. La oscuridad de lo profundo va envolviéndome, el destello de luz en la superficie rota del lago congelado se ve cada vez más distante, se desvanece y mis párpados se cierran. El agua va llenando mi pecho hasta que los pulmones me duelen y es cuando busco una bocanada de aire que despierto en el claro de un bosque frío donde el verde es intenso, la tierra está húmeda y llena de olores, los troncos altos están apostados a mi alrededor como si me observaran desde arriba, centinelas callados que solo respiran, todo el bosque está en sincronía con una única respiración, la mía también, se une a la de ellos. Puedo escucharlas, son eco en mis oídos, cada una de mis respiraciones. Hay una mujer, la piel me cosquillea por su presencia, la siento caminar alrededor de los árboles, no la veo. Pero puedo ver lo mismo que ella, sus pies pasando por encima de las raíces que rompen la tierra, sus dedos manchados de pintura rozando la corteza de los árboles, su cabello rubio desordenado en largos mechones con ondas sobre su pecho.

Al rodear el claro en un momento me ve, yo la veo, como si se hubiera materializado un espejo en medio de las dos que no refleja, sino que muestra a la otra. El espejo se diluye, es agua que se estrella contra el pasto, nos salpica. El bosque tiembla, los troncos de los árboles se engrosan y pierden su color para crecer como edificios colosales de muchos pisos, el sol pálido choca contra los cristales que los recubren y en medio de esos muchos diminutos espejos, veo mis manos también con las uñas sucias de pinturas, sobre el borde de cemento gris de una terraza y algo en el vacío atrae mi mirada. Mis dedos buscan mi cabello que está corto y revuelto y cuando me encuentro en uno de los muchos ventanales, esa mujer pálida de labios oscuros a punto de llorar no soy yo, pero se parece mucho a mí. Giro mis manos que me dan el indicio de ser alguien que pinta y voy ascendiendo con mis ojos por sus muñecas lastimadas, las marcas en sus brazos y lo hago, comienzo a llorar.


¿Profesora Powell?— pregunto al entreabrir la puerta del salón que acaba de vaciarse de estudiantes, falté a mi última clase para poder esperar a que esta terminara y poder conversar con la profesora de Adivinación en el poco tiempo que tuviéramos antes de que comenzara su siguiente clase. —No creo que me conozca, me llamo Synnove Lackberg, estoy en la especialización de leyes mágicas…— me presento, la carga de materias de especialización no tiene espacio para una asignatura como adivinación, de por sí las personas que optan por este rubro suelen ser escépticas. Mi mirada recorre con interés a la nueva profesora, la habría tenido de maestra si se hubiera incorporado hace unos años y quizás pertenezco al 0,5% de leyes mágicas, que sí le gustaría dar adivinación en la especialización. No es algo que diría ante nadie, eso está claro, con mi suéter blanco por debajo del abrigo gris, los zapatos negros y el prolijo corte de cabello a la mandíbula, el labial rojo es lo único que le aporta color a mi cara y aun así sigo pareciendo una más de las estudiantes que esperan a ser abogadas del Capitolio algún día. —¿Puedo conversar con usted un momento?— consulto, y como mi curiosidad sobre todo esto, lleno mis ojos de todos los detalles de la sala. —¿Qué estaban dando? Solía gustarme mucho hacer las tareas de adivinación, había compañeros que decían que escribiera lo primero que se me ocurriera por las mañanas al despertar, pero a mí me gustaba tomármelo en serio, todavía sigo comprando el té en hebras para poder leer lo que dicen en el fondo de las tazas…— sonrío.
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Underwater · Phoebe (FB) Empty Re: Underwater · Phoebe (FB)

Mensaje por Phoebe M. Powell el Sáb Mayo 23, 2020 8:05 pm

Me gusta pensar que al menos un 20% de la clase me está escuchando y prestando atención a lo que digo, o al menos mirándome aunque dentro de sus cabezas estén en otro mundo paralelo, porque me cuesta asumir que el otro porcentaje restante de la clase ni siquiera se molesta en disimular que les parece más entretenido lo que tiene por contar el compañero que lo que estamos tratando en la materia. Sé que muchos tan solo cogen esta asignatura porque les parece que es una en la que pueden sacar buena nota, una que quede grabada en su expediente a base de regirse por la ley del mínimo esfuerzo, pero a veces siento que es un poco descarado el modo en que algunos se muestran completamente ajenos a la clase. Parte del problema soy yo, lo reconozco, sigo sin creerme con la autoridad suficiente como para ponerme en modo ogro como sé que otros tantos profesores ponen en práctica de vez en cuando, me basta con creer que cuando sea el momento de la verdad, aquel que en serio esté interesado en tener una calificación decente se esforzará por conseguirla.

Carraspeo un poco mi garganta a modo de advertencia para los de las últimas filas cuyo volumen ha ido en aumento por los últimos minutos, justo cuando el reloj indica que la hora ha terminado y el sonido del timbre se sobrepone a mi propia voz. La misma se interpone por la oleada de estudiantes que tienen ganas de salir disparados de la clase, de modo que tengo que conformarme con un resoplido mientras los más rezagados se apresuran a recoger sus cosas para marcharse. Con un movimiento de muñeca permito que los papeles sobre mi escritorio se reorganicen en un montón apilado para poder guardarlo en el cajón, en mi tarea de prepararme para la siguiente clase que, afortunadamente para mí, es con un grupo de alumnos de menor edad, los cuales son mucho más fáciles de impresionar. Me interrumpe una voz que no reconozco como la de ninguna de mis estudiantes, razón por la que mi barbilla se alza para descubrir una figura rubia que poco tarda en presentarse a sí misma. — Pues no, no tengo el gusto de conocerla, señorita Lackberg, pero puedes llamarme Phoebe. — debe de ser que no estoy acostumbrada a ello, que sigo sin acostumbrarme, pero no me agrada que me traten de usted, ni siquiera por mis propios alumnos.

Asiento con la cabeza a modo de respuesta ante esta intromisión inesperada por una estudiante de especialización, sonriendo brevemente cuando afirma ser una apasionada del arte de la adivinación. Bueno, no dijo exactamente eso, pero es mucho más de lo que he recibido por parte de este grupo anterior así que puedo ser todo lo exagerada que quiera. — Les estaba explicando el funcionamiento de la bola de cristal, desafortunadamente no ha tenido la reacción que esperaba, decir que escriben la tarea por la mañana nada más despertar sería considerarme generosa. — bromeo, pues en este mismo día ya he visto como varios rellenaban las redacciones que les pedí del compañero más cercano. — ¿Sobre qué es de lo que querías hablar? — pregunto con interés, moviéndome de forma que bordeo el escritorio para acercarme.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Underwater · Phoebe (FB) Empty Re: Underwater · Phoebe (FB)

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Sáb Mayo 23, 2020 10:36 pm

Puede decirme Syv…— digo en respuesta a su ofrecimiento de llamarla por su nombre, me corrijo al darme cuenta de mi error en el tuteo. —Puedes decirme Syv—. Es la fuerza de la costumbre por tener que tratar con los profesores de leyes anteponiendo todos los títulos honoríficos por delante, sino es el darle el reconocimiento de abogados, suele ser identificarlos como jueces o secretarios, en el ambiente dan mucha importancia a los puestos que ocupa cada quien y a la jerarquía que se ocupa en el sistema de justicia. Si alguien tiene un rango superior al tuyo, sin importar que la diferencia de años sea menor, se respetan las formas de “usted”. Phoebe se parece más a mis profesores del instituto de arte, donde el maestro de mayor antigüedad que bien podría ser mi abuelo, ese que tiene un par de pelos en el mentón como barba y lleva boinas de llamativos colores, pide que lo llamemos por el nombre que usa en sus firmas: Rain.

¿Puedo probar?— pregunto, refiriéndome a las bolas de cristal, si estas continúan sobre todo en la mesa. Descuelgo la corre de la cartera que llevo al hombro para dejarla con cuidado sobre una de las sillas, el cuero es reluciente como para que se ensucie con el polvo del piso. —He tenido unos sueños que se repiten y quería consultarlo con usted— contesto, pongo una sonrisa por delante de la explicación de lo que ocurre en ellos. —Ser una bruja me impide decir que simplemente son sueños— añado, si tenemos personas entre nosotros que conocen o practican la adivinación, ¿por qué no acudir a ellas? De más está decir que yo sí creo, considero tonto no darle importancia cuando es una rama más de la magia que forma parte de nuestra vida como lo más natural del universo. Está claro que para buscar respuestas, también voy a acudir a bolas de cristal o cartas de tarot. —Hace unas semanas, en las fiestas de fin de año, tuve un episodio bastante accidentado y fue cerca de un lago congelado en un parque…— sí, bonita manera de decir que con Kendrick, aja, mi perro, tuvimos que defendernos de un dementor en el parque al escaparnos de casa luego del toque de queda. —Desde entonces no dejo de soñar que caigo en este lago y no es el lago en sí, es lo que pasa cuando caigo. Me encuentro en dos lugares distintos a la vez, que se superponen. Soy dos mujeres a la vez. Una está lejos, ni siquira creo que sea dentro de Neopanem, salvo que sea el distrito siete, pero hay un mar... y el mar está en el distrito cuatro. La otra está aquí, en el Capitolio.
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Underwater · Phoebe (FB) Empty Re: Underwater · Phoebe (FB)

Mensaje por Phoebe M. Powell Hoy a las 12:49 pm

Sonrío, Syv está perfecto. Técnicamente no es mi alumna como tal así que la pérdida de los formalismos no supone una falta de respeto hacia los profesores de la institución, como muchos otros me dirían al escuchar que ninguno de mis estudiantes me dice Profesora Powell. — Claro. — le indico con una mano que tome asiento sobre una de las mesas sobre la que se posa una de las esferas de cristal al no haber procedido a recogerlas todavía, algo que querré hacer pronto si no quiero que las pegajosas manos de los de primero se posen curiosas sobre ellas. — Imagino que si tomaste la asignatura hace unos años sabrás como funciona, ¿no? Tiende a mostrar a aquellas personas sobre las que pensamos en el momento, aunque es raro que aparezca una imagen clara porque no todo el mundo posee la intensidad como para conseguirlo. — le explico, acercándome a ella, aunque en un segundo pensamiento de no querer desalentarla a probar vuelvo a estirar mis mejillas en una sonrisa. — Estas bolas tienen muchos años, por no decir que tampoco reciben el mejor trato por los alumnos, así que no te desanimes si no consigues ver nada, están un poco defectuosas. — es lo mismo que le dije a Meerah hace ya muchos meses cuando se interesó por ellas, la que tengo en mi casa es mucho más fiable que cualquiera de las que puedan guardarse en el armario de este aula.

De modo que sueños son el problema… — la ironía de que hable sobre que no son simplemente sueños, cuando estas navidades tuvimos la desgracia de acoger a Hermann en mi casa después de unas semanas de haber soñado con su persona. — Cualquiera con un poco de sentido común se daría cuenta de que los sueños no son solo sueños. — puntúo a su favor, mantengo la sonrisa a pesar de todo. Con los brazos cruzados sobre mi pecho en una postura relajada escucho lo que tiene para contarme acerca de sus propias perturbaciones, acostumbrada a haber hecho este trabajo, no se me hace extraño que una completa desconocida venga a pedirme opinión sobre lo que creen que yo podría descifrar solo por ser vidente. Si se lo tengo en cuenta, desconozco si ella sabe que lo soy, así que que haya venido hasta aquí por pura fe en la adivinación me hace sentir que merece la pena impartir la asignatura aunque solo sea por un puñado pequeño de personas. — Los sueños son muchas veces reflejo de nuestro propio alma, no sé si alguna vez te lo dijeron… dicen mucho sobre quiénes somos como personas, también de quiénes llegaremos a ser en el futuro. Existen muchas teorías sobre como eso nos afecta a la hora de vernos proyectados sobre ellos, nuestros miedos, experiencias… — plasmo mi mirada sobre la superficie transparente del cristal a medida que voy hablando para ella. — Las mujeres que ves en tus sueños pueden ser un reflejo propio de como te ves a ti misma en el futuro, lejano o no tan lejano, siendo que estás en proceso de especializarte, es una etapa con la que vienen muchas dudas asociadas, sobre lo que quieres ser, en qué deseas convertirte y lo que no… — no la culpo por encontrarse dentro de un dilema personal, he oído que no es fácil escoger una vía por la que decantarse para el resto de su vida.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Underwater · Phoebe (FB) Empty Re: Underwater · Phoebe (FB)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.