The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas
» Registro General
We never even thought in the long run ✘ Luka EmptyHoy a las 5:30 pm por Cale J. Ballard

» Between ✘ Priv.
We never even thought in the long run ✘ Luka EmptyHoy a las 5:10 pm por Desireé Adragón

» Enter one ▸ Rebecca
We never even thought in the long run ✘ Luka EmptyHoy a las 4:16 am por Rebecca Hasselbach

» Little things | Bev
We never even thought in the long run ✘ Luka EmptyAyer a las 10:13 pm por Beverly S. Redford

» Looking back at me from the other side ▸ Ingrid
We never even thought in the long run ✘ Luka EmptyMiér Sep 23, 2020 10:21 pm por Katerina L. Romanov

» It's about time ▸ Georgia
We never even thought in the long run ✘ Luka EmptyMiér Sep 23, 2020 9:45 pm por Alecto L. Lancaster

» What goes around comes around · Ivy
We never even thought in the long run ✘ Luka EmptyMiér Sep 23, 2020 6:22 pm por Olivia A. Holenstein

» Tryna get away with it all » Ivy
We never even thought in the long run ✘ Luka EmptyMiér Sep 23, 2020 5:35 pm por Olivia A. Holenstein

» What do we stand for? ♦ Luka
We never even thought in the long run ✘ Luka EmptyMiér Sep 23, 2020 12:06 pm por Luka T. Romanov


We never even thought in the long run ✘ Luka

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Holly A. Callahan el Vie Abr 03, 2020 7:42 pm

Abro la puerta principal del edificio con un bostezo que apenas cubro con la mano en la cual aún sostengo las llaves. Es tarde para ser un día de semana, pero necesitaba chequear cómo estaban las cosas en el nueve luego de las novedades que me llegaron por parte de Mimi, que entre el mensaje del presidente durante el último coliseo y la entrega de Benedict, dudaba mucho de la paz que pudiese respirarse. Febrero acaba de iniciar, pero no parece que el frío tenga ganas de menguar. Salgo del ascensor hacia el pasillo, con toda la intención de llegar a mi puerta, cuando mis piernas chocan de lleno con una enorme caja, cuyo contenido tiembla por mi impacto. ¿Pero qué…? No sé cómo es que recién me doy cuenta de que hay música saliendo de uno de los departamentos vecinos al mío, cuya puerta se encuentra abierta de par en par. El desparramo de equipaje que se mantiene fuera de sus límites me da a entender que se trata de una mudanza, pero por si las dudas chequeo la hora en mi celular. Okay, todavía está permitido el hacer ruido, pero… por favor.

Tengo que pasar una de mis piernas por encima de una de las cajas para no irme de boca al suelo, agradezco que soy delgada como un escarbadientes al poder avanzar sin demasiada dificultad por los huecos que mi nuevo vecino me ha dejado libres y, para cuando alcanzo su entrada, asomo la cabeza por mera curiosidad. Sí, parece que tengo a alguien nuevo decidido a marcar su llegada al edificio y no es hasta que veo la cabellera rubia que dejo salir una risa, entre sorprendida e histérica — ¿Por qué no me sorprende que seas tú quien haga de su mudanza un circo?— me apoyo en el marco de su puerta, haciendo girar mis llaves en uno de mis dedos con la ayuda de uno de los llaveros — Me parece que una de las pilas de tus cajas no me deja entrar a mi casa. ¿Acaso ahora me sigues como para fastidiar también el horario en el cual se supone que no tengo que ver tu cara? — a pesar de que suena como una broma, la sonrisa que le regalo es más venenosa que otra cosa. Aurores. La gran mayoría son solo una panda de pedantes que se creen demasiado por lucir una estúpida placa.
Holly A. Callahan
Holly A. Callahan
Secretaria

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Luka T. Romanov el Vie Abr 03, 2020 11:31 pm

Tan solo fue un segundo de debilidad el que consiguió que se sentara sobre algunas de las apiladas cajas, aquellas que contenían ropa e importaba más bien poco si se arrugaban o algo parecido. Estiró las piernas al frente, subiendo y bajando entre los contactos que tenía guardados, los cuales eran realmente pocos ya no todos tenían importancia como para acabar ocupando un mínimo de memoria de su teléfono. Crujió su cuello cuando lo giró hacia un lado y el otro, acabando por clicar sobre una notificación de subida de fotos; acabando absorto en sus pensamientos mientras pasaba de perfil en perfil sin un verdadero interés en nadie que allí aparecía. Golpeó un par de veces sus rodillas antes de ponerse en pie y empujar con la cadera otra de las pilas de cajas para que quedara pegada a la pared. Encendió algo de música en un el teléfono que dejó abandonado en algún lugar entre la cocina y la habitación, puede que encima del beige sofá, por ahí.

Y por más cajas que metía al apartamento, más parecían aparecer. ¿No se había robado ninguna caja de Alexa, verdad? No quería encontrarse los feos tangas de su hermana cuando se decidiera a ordenar todo aquello. Que no sería aquel día, desde luego. Empujó otro par, acercándose al sillón para pasar la canción que estaba sonando y de paso, por qué no, tomar una fotografía del desastre del apartamento pero también del toque de independencia y libertad que ello le podía dar. Dió un par de pasos hacia atrás, colocando el teléfono frente a su rostro y dispuesto a tomar una fotografía que no llegó puesto que una presencia tras de sí hizo que volviera el rostro en dirección a la puerta. Esbozó una sonrisa torcida, volviendo la atención a su teléfono. — Podrías haberte dado el paseo con un par de cajas si tanto te molestan — contestó —. Dicen que las veelas sois como un tío solo que una cara bonita — siguió hablando, haciendo referencia a la fuerza que las mismas tenían como criaturas mágicas que eran. Porque aunque el Gobierno las tolerara, usara, su sangre no podía ser aceptada. Tomó la fotografía y pasó por su lado escribiendo un título al pie de la misma, encaminándose en dirección al pasillo sin prestarle atención hasta que hubo enviado la fotografía. — Créeme, estás buena pero tu cara también es lo último que me apetece ver después de haber tenido que meter tantas cajas — aseguró, tomando dos de las que su obstruían su puerta y encaminándose a la propia. Arqueando ambas cejas cuando hubo llegado y ella aún permanecía en medio.
Luka T. Romanov
Luka T. Romanov
Auror

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Holly A. Callahan el Sáb Abr 04, 2020 12:02 am

Se me escapa una risa desganada e incrédula, en lo que mis cejas se disparan hacia arriba por culpa de su descaro. Bien, tampoco debería sorprenderme, Luka Romanov jamás ha sido demasiado galante y su actitud siempre ha dejado mucho que desear, tanto que puedo afirmarlo con nisiquiera conocerlo demasiado — ¿Y por qué debería hacerte el favor? No son mis cajas, aquí el que está siendo un estorbo eres tú y yo no tengo la culpa — me encojo de hombros y me quito una pelusa del abrigo, que esa partícula de polvo es mucho más interesante que todo su aura. Mi espalda se presiona contra el marco de la puerta así lo dejo pasar, ciertamente pasmada porque ha tenido al menos la decencia de quitar las cajas antes de que me ponga rabiosa. Supongo que es tarde para todos y… ah, no, ahí está. El comentario venenoso que esperaba. ¿Por qué esta clase de sujetos apelan a lo peor de mí? Que parece a propósito, como si supieran que soy lo suficientemente testaruda como para tomarme la molestia de fastidiarlo por el mero placer de remarcarle que es un idiota — Eres tan original al momento de elogiar a una mujer, Romanov — me llevo una mano al pecho y endulzo el sarcasmo — ¿Así es cómo consigues que te la chupen? Qué romántico.

Ni siquiera pido permiso cuando me adentro a su sala, cargada de cajas que me hacen preguntarme qué demonios tiene este sujeto como para mudar tanto equipaje. ¿No es que los hombres tienen solo un par de prendas, algún que otro cachivache y nada más? Exagero un suspiro cansado y dramático para tomar asiento sobre una caja inmensa, apoyando la espalda contra la pared y cruzando mis piernas — De entre todos los edificios que hay en este distrito, tenías que terminar justo en este. ¿Casualidad o me estás persiguiendo? Pensé que ponías cara de constipado cada vez que te fijabas en las personas como yo — me llevo un dedo a la nariz y la echo hacia atrás para exagerar la manera que tengo de arrugarla, tratando de dar una imagen un poco más snob — Tienes suerte que los Jones se mudaron al nueve hace unas semanas. Vivían cruzando el pasillo y tienes que creerme cuando te digo que te habrían corrido por andar haciendo ruido a estas horas. ¿O ibas a intimidarlos con tu plaquita de auror? — chasqueo la lengua y muerdo la punta de esta, sonriéndole con diversión — ¿Te estoy irritando, Romanov? ¿Quieres que te deje solo? — arrugo el entrecejo y hago un puchero con los labios, que no sea cuestión de que mis intenciones de ser un grano en el culo no sean obvias.
Holly A. Callahan
Holly A. Callahan
Secretaria

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Luka T. Romanov el Sáb Abr 04, 2020 9:52 pm

Si él hubiera sabido que la tendría de vecina se habría cambiado de piso, puede que incluso de apartamentos, pero era demasiado tarde y no le apetecía tener que dar muchas más vueltas; mucho menos ser espantado por alguien como ella. Tomó un par de cajas, dejando otras dos aún frente a su puerta, más por molestar que por otra cosa, y se encaminó de regreso. Entrando en el apartamento cuando se presionó contra el marco de la puerta en vez de regresar al suyo, ¿acaso no iba a hacerlo? Esbozó una sonrisa torcida cuando las dejó a un lado y se dedicó durante unos instantes a recolocarse correctamente el jersey. Le gustaban las tías así, las que trataban de quedar por encima para salvar su orgullo, le divertían lo suficiente como para dejarlo pasar, al menos por el momento. — En ésta vida todo se basa en dar y recibir — explicó pasando nuevamente por su lado. —. Tengo mucho más que ofrecer aparte de palabras bonitas — sugirió mientras caminaba por el pasillo para tomar las dos últimas cajas que obstruían su marcha, a la espera de que ésta se cumpliera. Generalmente le gustaba la compañía, mucho más si era tan atractiva como aquella, pero ya tenía suficiente de ella en sus horas laborales.

Las apiló sobre las otras, sacando el teléfono y apagando la música, además de revisar las interacciones que la fotografía de su nuevo apartamento había tenido. — De verdad, Callahan, tengo suficiente de ti durante el horario laboral — aseguró sin problema alguno mientras escribía con rapidez, contestando a algunos de los comentarios con un anuncio de fiesta de inauguración que daría en un par de días. — Si hubiera sabido que vivías en éste edificio y piso lo habría escogido justo en el edificio de enfrente, podría verte pero no sufrirte —. Dejó el teléfono sobre el sofá, examinando como se acomodaba. — Entonces era una traidores — concluyó por la marcha de aquella desconocida familia. —. Unos traidores que tuvieron la suerte de poder huir antes de que me mudara al edificio —. Porque tenía buen ojo para aquello, además de tener expectativas de futuros ascensos, y todo ello pasaba por conseguir librar al país de aquella plaga de ratas traidoras. — No quiero que me dejes solo — contestó automáticamente, bajando la mirada por las piernas contrarias hasta acabar fijándose en la caja. — No recuerdo si guardé los utensilios de cocina en horizontal o vertical, así que estoy esperando a que tu culo acabe por hacer ceder la caja y así salir de dudas —. La verdad era que no tenía ni idea de donde había nada, pero por huevos las más livianas tenían que tener ropa, lo cual era… el setenta por cien de las cajas.

Golpeó la caja sobre la que se sentaba en un lateral, probando de la fuerza y estabilidad de la misma, antes de cruzar el umbral de la puerta y empujar la última pila de cajas que restaba. — ¿No te vas? Seguro que tienes ropa que planchar o algo por el estilo — volvió a interrumpir buscando la mirada la cajetilla de cigarrillos que había dejado en algún lado.
Luka T. Romanov
Luka T. Romanov
Auror

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Holly A. Callahan el Sáb Abr 04, 2020 10:24 pm

Debería agradecerle por sacar esa música infernal, ni hace falta que le diga que tiene un pésimo gusto — Pobrecito. Debe ser el karma, castigándote por tu racismo y poca paciencia — me llevo una mano al pecho, mostrándome falsamente dolida — ¿No que nuestro presidente quiere demostrarle al mundo que podemos ser una supremacía mágica todos juntos? Eres tan poco tolerante… — por no decir que escupir en los derechos ajenos es detestable, pero no soy tan estúpida como para ponerme a debatir eso con un auror clasista. Me encojo de hombros — Uy, que miedo — me mofo de él y sus habilidades como detective, que mis vecinos jamás rompieron ninguna ley y habría sido imposible castigarlos en base a la nada misma que yo sepa, marcharse fue una decisión sorpresiva que está marcando a muchas familias. Pasará un largo tiempo hasta que podamos acostumbrarnos al nuevo ritmo que estamos teniendo como nación.

Detesto que los hombres me miren de esa manera, he pasado años en los cuales no sabía controlar el efecto que producía en ellos y llegaba a ser realmente incómodo, en especial cuando de la vista se creían excusados para pasar al tacto. Aún así, alzo el mentón para demostrarle que su mirada escrutadora no me intimida y hasta me río con sorna de él — Claro, porque quieres que te deje ver si tengo alguna marca en mi culo o no. Que pena por ti, hace frío y de seguro tienes sarna — me cruzo de brazos para mantenerme calentita dentro de mi abrigo, sin importarme sus golpes en la caja. Yo no me pienso mover — Ay, por favor — no puedo contenerme — ¿De verdad vas a usar la carta del machismo? Te quedaste siglos atrás, Romanov. ¿Sabes qué dicen que dicen de los hombres como tú? — me pongo de pie de un salto, tomando su hombro con una suavidad que no siento y relamo mis labios antes de acercarlos juguetonamente a su oído — Gran ego, polla pequeña — le doy una palmada que pretende ser un consuelo y me aparto de él con una sonrisa burlona — Lamento mucho que necesites denigrar a las mujeres solo para creerte un mejor hombre. Cualquiera tiene más bolas que tú.

Le doy la espalda con toda la desenvoltura que soy capaz de poseer y me paseo por su departamento. Es bonito, pero estoy segura de que en pocos días acabará oliendo como él. Mis dedos revolotean en el aire, hasta que encuentro la caja que estaba buscando, de la cual sobresale el pico de una botella. ¿Vino? De seguro, cosa de su familia para estrenar su nuevo hogar o algo así. ¿No que es pariente del ministro Helmuth? Lo saco, girándome hacia él con la postura de una promotora de televisión — Tengo una propuesta para ti — muevo mis cejas, tratando de ser lo más tentadora posible — Bebe conmigo. Te apuesto lo que tú quieras a que puedo aguantar mejor una botella de vino que tú. Y si gano, no fastidiarás nunca a tu buena y linda vecina, aka moi. ¿Qué dices? ¿Te atreves?
Holly A. Callahan
Holly A. Callahan
Secretaria

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Luka T. Romanov el Sáb Abr 04, 2020 11:35 pm

Aunque lo estaba cansando. Todo en ella gritaba que era la típica tía buenorra que pensaba que podía decir lo que quisiera solo por eso, estar buena. La ignoró deliberadamente, tratar un tema como aquel con una criatura mágica que hacía dos días dormía entre dos cajas de cartón rallaba lo absurdo y aburrido. Además, no tenía de qué convencerla porque no merecía la pena; ella ni siquiera tendría que estar entre ellos y solo lo hacía por la buena voluntad del nuevo presidente en un intento de aunar fuerzas contra algo peor. Al menos tenían algo mágico en su nombre. Bostezó, estirando los brazos hacia arriba y caminando hacia una pila de cajas, abriendo la superior y moviendo algunos libros de un lado para otro, parándose un segundo cuando se dio cuenta de que algo había desaparecido. O más bien alguien ¿Dónde cojones estaba verde? La dejó allí, hablando sola como la loca que parecía y era, para entrar en la habitación y cerciorarse de que el reptil estaba allí, dormitando en uno de los muebles cercanos a la ventana en aras de aprovechar los últimos rayos de sol. Lo señaló con el dedo como advertencia, cerrando la puerta tras de sí cuando hubo salido.

Solo había puesto un pie de nuevo en la sala cuando se acercó hasta él, al parecer para decirle algo a colación de unas palabras previas que no había escuchado. Arqueó ambas cejas, no pudiendo evitar soltar una carcajada que le hizo menear la cabeza. — En solo cinco minutos has mencionado dos veces mi polla, ¿es tu subconsciente hablando? —. Porque ella pensaba que lo molestaba, pero solo lo divertía. Era entretenido ver a una mujer con una pataleta que se había montado dentro de su cabeza. — No te confundas, hay muchas mujeres a las que admiro, solo quiero que te pires de mi casa — dijo sin demasiados rodeos, dejando en claro que su compañía era non grata y prefería prescindir de la misma. Solo estaba siendo ‘amable’ para no tener que sufrirla también en el Ministerio con sus miradas de niñita ofendida. — ¿Haces inspecciones de todos los apartamentos o solo estás interesada en conocer a fondo el mío? — cuestionó apoyando la espalda contra la pared más cercana, siguiéndola con la mirada. Sintiendo cierto alivio interior cuando se hubo alejado lo suficiente de él, de verdad era un suplicio tenerla cerca.

Tomó la cajetilla de cigarrillos, sacando uno y prendiéndolo cuando lo acercó a sus labios. — Tú eres la que ha venido a molestarme a mi apartamento — indicó dejando ir algo de humo mientras hablaba y dejando apoyado el cigarrillo entre sus labios. Lo mejor era reservar aquella botella para una compañía más adecuada pero… sabía cómo tentar a las personas, y mucho más después haber estado revoloteando de un lado para otro como si fuera la dueña del lugar. — Si gano me harás caso durante una semana — propuso como una apuesta más alta. Ella tenía confianza en su tolerancia al alcohol, él tenía mucha más. — sin rechistar — apostilló cerrando la puerta de la casa y encaminándose para leer algunos de los nombres que habían escritos en las cajas hasta acabar encontrando la que tenía vasos, copas y demás chorradas que no usaría pero su familia se había encabezonado en incluir. Sacó dos copas y le quitó la botella, abriéndola con facilidad y llenando las copas casi hasta el límite. Si hablaban de beber no habría sitio para las remilgarías. — Estás a tiempo de volver a tu tranquilo apartamento y dejar las cosas como están. Prometo que no las tendré en cuenta —.
Luka T. Romanov
Luka T. Romanov
Auror

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Holly A. Callahan el Dom Abr 05, 2020 12:27 am

Ya quisieras — le respondo con ironía — Y técnicamente, solo lo he dicho una sola vez, no te ilusiones — arqueo las cejas, que no puedo creerme que respete a “muchas mujeres” cuando tiene ese tipo de respuestas y me pregunto, de verdad, si existe alguna fuera de su familia a quien se atreva a hablarle de ese modo. Mi mirada es lo único que debería servirle de respuesta, cargada de incredulidad y poca credibilidad, hasta que no puedo evitar soltar una vaga risa — Hago inspección de apartamentos cuando su inquilino me cae mal y quiero hacerle pasar un mal rato, eso es todo — no es como si no hubiese sido obvia, pensé que ya lo habría notado.

Me encojo de hombros porque sí, yo he sido la que se metió en su casa, aunque ya dejé en claro las razones y mis motivos. El olor del cigarrillo hace que ventile el aire delante de mí con una mano, como si en verdad fuese una molestia para mí cuando jamás he tenido problemas con ello; he estado en sitios mucho más apestosos y desagradables. Tengo cosas más importantes para preocuparme, como por ejemplo el factor de que acepte o no mi propuesta — Sí que sabes jugar — le concedo con gracia — Lo que quieras, pero no lavaré tu ropa interior ni cortaré las uñas de tus pies. Por lo demás… me callaré la boca y seré una buena niña — puedo soportar una semana de humillaciones, veremos si él puede con una eternidad de ser un vecino decente. Permito que sea él quien llene las copas, desde aquí el vino huele dulce y apetitoso — ¿Me crees cobarde? — bebo un buen trago, me relamo y chasqueo la lengua. Sabe bien.

Voy a arruinar el buen gusto. Le quito el cigarrillo de los labios y me recargo en la pared más cercana para darle una suave calada, saboreo el humo y se lo regreso. Mis dedos juguetean con el peso de la copa, la cual remuevo un poco. No sé bien qué es lo que se supone que ese movimiento hace, pero lo vi muchas veces en las películas — Tengo curiosidad — confieso, dejando salir todo el humo que tenía contenido — ¿Por qué te disgustan las personas como yo? Fui una bruja alguna vez, alguien con tu mismo derecho a todo esto. Y, ahora mismo, soy mucho más poderosa que tú. ¿Es miedo o rechazo? — muevo las cejas y vuelvo a dar un trago — Soy toda oídos, te concedo el hablar antes de que pierdas la consciencia.
Holly A. Callahan
Holly A. Callahan
Secretaria

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Luka T. Romanov el Dom Abr 05, 2020 11:46 pm

— ¿Te caigo mal? Creo que es la… tercera vez que cruzamos más de dos palabras seguidas, al menos que yo recuerde — que tenía buena memoria, pero también era cierto que en las fiestas perdía un poco el norte y acababa charlando de un lado para otro, no recordando algunas de las conversaciones que pudo haber mantenido. Al menos no las triviales; y estaba claro que ellos dos no habría tenido demasiado de lo que hablar por más que en un ambiente relajado la lengua del rubio se desenredara con facilidad. Sonrió de medio lado cuando accedió con dos condiciones, las cuales no había barajado pero eran buenas para molestarla, aunque también para gastar innecesarias energías. — No te molestaré dentro del edificio — puntualizó. Y tampoco la molestaría fuera de las reglas de convivencia que le habían prescrito, pero eso era otra historia.

Dejó salir buen parte del humo mientras servía las copas, no teniendo ni tiempo de ser un buen anfitrión puesto que ella se precipitó a tomar la suya. — Creo que te gusta hacerte la dura — fue su respuesta, dejando ir el cigarrillo de entre sus labios. Aprovechando entonces para tomar su propia copa y dar un largo trago con el que casi apuró todo el contenido de la misma. Conocía a muchas personas como ella; tías que disfrutaban jugando con los demás soltando comentarios bordes o fríos para llamar la atención, hacer como que eran más duros de lo que realmente eran. A él le importaban las apariencias, era obvio con el ritmo de vida que llevaba, pero no fingía ser algo que no pensara que fuera. Apoyó la copa, dejando también la mano rodeando con los dedos índice y pulgar la base de la misma. Tomó el cigarrillo con la mano libre, aspirando una calada que llenó por completo sus pulmones. — ¿Piensas que te tengo miedo? — preguntó con cierta diversión, girando la cabeza hacia un lado para dejar ir el humo que aún sostenía. Recargó su cuerpo contra la encimera. — Puede que lo fueras, pero ya no — comentó. Lo cierto era que las criaturas, en cierto modo, le eran indiferentes. Si habían regresado era por tener algo de magia recorriendo sus venas por lo que formaban parte de la sociedad en la que vivían, pero no tenían el mismo status que personas como él. Estaban… ¿manchadas? — Y no me disgustan las criaturas mágicas, solo tú porque eres una pesada — bromeó esbozando una sonrisa torcida en lo que tomaba nuevamente la botella y llenaba ambas copas.

Dio una nueva calada, tendiéndole el cigarrillo. — Además de que no eres más poderosa que yo, sigue soñando — agregó volviendo a beber, en aquella ocasión con algo más de calma. Detestaba el vino, su sabor amargo le destrozaba las papilas gustativas. ¿De qué lado pensaba que se pondría antes un Gobierno como aquel, de una criatura mágica o de un sangre pura hijo de aurores y sobrino de un Ministro? No había que pensar demasiado la respuesta. — Tú, por tu parte, nunca has cruzado más de dos palabras seguidas conmigo pero siempre cargas ese constante estado de histeria —. Porque habría sido sencillo simplemente decirle que sacara las cosas y marcharse, pero no lo hizo.
Luka T. Romanov
Luka T. Romanov
Auror

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Holly A. Callahan el Lun Abr 06, 2020 2:23 am

No disimulo cuando ruedo los ojos, que ni hace falta que yo jamás he jugado a la carta de ser dura, pero sí he dejado bien en claro que no me ando con rodeos o con pelos en la lengua, hay una enorme diferencia — Dime tú — digo simplemente, que no tengo muy bien en claro cuál es su problema con las personas como yo. Arqueo una de mis cejas, que es cierto que no soy humana, que casi todo lo que nos hacía fisonómicamente similares ha desaparecido. Pero soy más que una bruja, puedo usar varita y también, alcanzar un nivel mágico con el cual él simplemente puede soñar — No se te nota. Jamás te he visto poner buena cara cuando pasas cerca de nosotras en el ministerio — no es el único, ese lugar está lleno de idiotas que no tienen otra opción que callarse la boca ahora que es completamente legal para nosotros el andar por ahí. Las peores son las mujeres que sospechan que toda veela es la culpable del desastre en su matrimonio, las detesto.

Bebo otro trago y me hago con el cigarro que me tiende, lo coloco entre los labios que se curvan hacia un lado — Vamos, Romanov. Los dos sabemos que yo puedo hacer magia que no te enseñarían siquiera siendo un auror entrenado. No se te caerá el cabello por admitirlo — ni siquiera es un tono burlesco, solo me aferro a una verdad absoluta que ambos conocemos. Doy una calada y, tras largar todo el humo, me bebo hasta la última gota de mi copa. Tengo que sostener el cigarro entre mis labios apretados en lo que asiento a sus palabras, ocupada en rellenar el cristal con más vino y ofreciéndole a él hacer lo mismo con la suya. Tengo que pasarle el cigarro para volver a hablar — Mi constante estado de histeria es que he aprendido a rechazar a las personas que nos ponen mala cara. Gente como tú, con su supuesta perfección, se pavonean por los pasillos del ministerio creyéndose superiores a nosotros, sin siquiera un mínimo de empatía. Me parece bastante desagradable.

Levanto la copa a la altura de mi nariz, como si de esa manera pudiera descubrir qué cosecha es, antes de darle un nuevo trago — ¿Así que eso es todo? ¿He confundido tu indiferencia con desprecio? — apoyo la cabeza contra la pared y levanto la vista hacia el techo, cruzando un brazo sobre mi pecho. Puede que la compañía no sea la ideal, pero nadie puede decir que el vino y el tabaco no son una buena combinación — No seas tan cliché, Romanov y me vengas con esas tonterías de fachadas y corazas. Puedo soportarlo, la mayoría en el ministerio opina que las criaturas somos un desperdicio de espacio.
Holly A. Callahan
Holly A. Callahan
Secretaria

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Luka T. Romanov el Mar Abr 07, 2020 12:28 pm

— ¿Alguien no la pone? — preguntó con un encogimiento de hombros. Era complicado mirar con buenos ojos a aquellas que podían mover los hilos como les diera la ganas, y más si tenía que ver con hombres de por medio. La desconfianza hacia las que era como ella era natural, casi como el respirar, y no podía culpar a todos por ello. Cuando la mayoría opinaban de un modo y unos pocos de otro… ¿Quién tenía la razón? En su opinión la mayoría, pero era obvio que dependía de la persona a la que se le preguntara. — Y tampoco es que destaque por poner buena cara en el Ministerio — acompañó sus palabras de una corta calada que colmó sus pulmones antes de dejarlo ir con el rostro vuelto hacia un lado, tomando entonces la copa y apurando el contenido de la misma. Quizás no todas estaban hechas de la misma pasta, pero su raza las encajaba de un modo difícil de sortear. Pero tampoco era algo que le preocupara en exceso, su relación con veelas y licántropos, al menos en el ámbito laboral, estaba acotado de una determinada forma; fuera era otra historia.

Apoyó ambas manos en la encimera, dejando que el peso de su cuerpo se columpiara hacia atrás. Arqueó una ceja, observándola con diversión. — No me refiero a la magia — puntualizó observándola beber y ofreciéndole la botella para que rellenara su copa, haciendo lo propio con la suya antes de recibir de vuelta el cigarrillo. — No puedes juzgar a los demás por como os miran, la fama que lleváis aparejada echa para atrás — contestó bajando la ceniza en el fregadero. — No es como si fuerais dulces e inocentes gatitas — ironizó. Tenían un poder diferente al que podían tener los demás; incluido él. Apoyó la mano en la encimera, manteniendo entre sus dedos bien apresado el cigarrillo y golpeteando con el talón del pie la superficie que tenía detrás. Parecía demasiado interesada, como si quisiera saber porqué las personas como él preferían mantenerse alejados de ellas. Pero una de las cosas más importantes que no parecía entender era que a él le eran totalmente indiferentes siempre que no se cruzaran en su camino o se interpusieran en sus propósitos. Si solo se mantenían ahí, quietas, le daba igual lo que hicieran o dejaran de hacer. — Parece que tu ego es mucho más grande de lo que parece, Callahan — comentó acabando por atrapar la copa y acercarla a sus labios. — no le presto especial atención a los que me rodean salvo que pueda obtener algo de ello y, de momento, no tengo mayor interés en las veelas — continuó antes de beber con naturalidad, encogiéndose de hombros mientras lo hacía. Lo cual no era una verdad del todo; disponían de su atención y su tiempo si le apetecía e interesaba, ya que no le gustaba perder el tiempo con pequeñeces de las que no podría sacar ningún tipo de beneficio. ¿Qué sentido tendría aquello? Esforzarse porque sí era cosa de perdedores, y él no lo era en absoluto.  —, y lo cierto es que me importa poco si piensas que lo que digo es verdad o mentira — agregó cuando hubo tragado el líquido.

Llevó de nuevo el cigarrillo a sus labios, dejándolo colgando del perfil de sus labios. — Eres un sujeto curioso — habló —, parece que tienes mucha confianza en ti misma pero le prestas demasiada importancia a cómo te miran los demás o lo que puedan opinar de ti —, que no podía culparla porque en aquel aspecto él era similar. Su ego no conocía límites pero también detestaba cualquier mancha que otros trataran de poner sobre su imagen; pero era más por orgullo que por otra cosa. — ¿Tuviste algún encuentro con aurores durante el tiempo que te mantuviste fuera del radar? ¿De ahí sacaste ese trauma que tienes con nosotros? Sin contar con el tema de las miradas condescendientes, claro— preguntó con tintes de diversión en su voz.
Luka T. Romanov
Luka T. Romanov
Auror

Volver arriba Ir abajo

We never even thought in the long run ✘ Luka Empty Re: We never even thought in the long run ✘ Luka

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.