The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas
» Enter one ▸ Rebecca
Episode XIV - D. Moon EmptyHoy a las 4:16 am por Rebecca Hasselbach

» Little things | Bev
Episode XIV - D. Moon EmptyAyer a las 10:13 pm por Beverly S. Redford

» Looking back at me from the other side ▸ Ingrid
Episode XIV - D. Moon EmptyMiér Sep 23, 2020 10:21 pm por Katerina L. Romanov

» Between ✘ Priv.
Episode XIV - D. Moon EmptyMiér Sep 23, 2020 10:07 pm por Beverly S. Redford

» It's about time ▸ Georgia
Episode XIV - D. Moon EmptyMiér Sep 23, 2020 9:45 pm por Alecto L. Lancaster

» What goes around comes around · Ivy
Episode XIV - D. Moon EmptyMiér Sep 23, 2020 6:22 pm por Olivia A. Holenstein

» Tryna get away with it all » Ivy
Episode XIV - D. Moon EmptyMiér Sep 23, 2020 5:35 pm por Olivia A. Holenstein

» What do we stand for? ♦ Luka
Episode XIV - D. Moon EmptyMiér Sep 23, 2020 12:06 pm por Luka T. Romanov

» The chase has just begun · MT
Episode XIV - D. Moon EmptyMiér Sep 23, 2020 11:42 am por The Mighty Fall


Episode XIV - D. Moon

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Denya C. Brewster el Mar Mar 24, 2020 6:34 pm

Enero

Pasó las perchas del armario de un lado para otro, ojeando la ropa que la anterior inquilina había dejado allí antes de huir despavorida ante el ‘nuevo gobierno’. Si es que podían llamarlo así. Lo importante era que podrían pasar un invierno con ropas nuevas y que abrigaban, con una chimenea encendida en el comedor y agua corriente caliente recorriendo las cañerías de la vivienda. Si no había muerto y vuelto a la vida estaba cercana a hacerlo. Acomodó un mechón de rubio cabello tras su oreja derecha, chasqueando la lengua mientras seguía observando con indecisión hasta que acabó por sacar un jersey de lana y una falda larga con al que bien podría barrer el suelo a cada paso. Sonrió tomándolo entre sus manos y cerrando, finalmente, el armario.

— Isi — llamó a su hijo cuando entró en la cocina y lo encontró atacando el bol de las galletas. — Te dije que estaban recién hechas. Si te las comes calientes después te dolerá la barriga — siguió riñéndolo en lo que llegaba hasta él y le quitaba lo que quedaba en el bol. — ¿De verdad tú…? — no fue capaz de decir más puesto que frunció los labios con seriedad. Se mordió el lateral de la lengua, dejando el bol a un lado y apoyando las manos contra la encimera; no teniendo que pronunciar ninguna palabra más para hacerle saber a su hijo que lo mejor era que se fuera a su habitación. No podía seguir regañándolo, sabía que hacía años, muchos años, que había podido comer algo en condiciones y quería meter las manos en todo; pero también tenía que velar por su salud en un lugar que no conocía.  

No había pasado ni una semana fuera de ‘su casa’ y ya extrañaba las ruinas. Meneó la cabeza y se sacudió las manos. Tocaba lo primordial: conocer a los demás. Los humanos tenían que apoyarse entre sí, ¿cierto? Asintió con energía y tomó un plato hondo en el que colocó algunas de las galletas, viendo lo pobre que quedaba después del asalto al bol por parte de su hijo. — ¿A la gente le gustan las batatas? — se preguntó en voz alta tomando un par de un cesto que había traído con ella desde el once. Lo movió entre sus manos acabando por meterlo dentro de un bolso y tapando el plato de galletas que tomó entre sus manos antes de salir a la calle.

Derecha o izquierda. Miró ambas casas, acabando por encaminarse hacia la izquierda  y tocar la puerta con los nudillos desnudos. Se encogió un poco cuando una helada brisa le golpeó la cara y tuvo que girarla hacia otro lado. Quizás era una mala estación para tratar de socializar.
Denya C. Brewster
Denya C. Brewster
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Dressler Moon el Miér Mar 25, 2020 6:42 am

-Puaj, ésto está asqueroso - me quejo de forma a penas entendible cuando dejo caer el trozo de pastel que me metí a la boca sobre la mesada. No me sorprende la verdad pues llevo comiendo mi pastel de cumpleaños desde... ¿Qué día es hoy? No importa, el punto es que han pasado varios días y se ha terminado poniendo algo amargo. Eso me pasa por haberlo hecho tan grande siendo que la única persona para festejar era yo. El próximo año me cocinaré un muffin si es que no hago algunos amigos en éste distrito o al menos intentaré meterme en alguna fiesta de año nuevo genérica para tener alcohol a mano y música para mover el cuerpo.

Al menos ahora dispongo de dinero para hacer compras más de seguido ¡Y sin robar! Así que ésta decepcionante comida no tiene por qué quedarse de ésta forma. Es un cambio realmente grande y todavía sonrío cada vez que entro a la tienda y salgo con las bolsas cargada de ingredientes que no tengo idea de cómo usar. Puedo hacerlo de nuevo, así que tomo las llaves de la casa y me coloco un abrigo sobre el cardigan que llevo puesto ¡Un cardigan! Incluso parecería un viejo adorable de no ser porque lo combiné con unos pantalones asombrosos que encontré en la tienda. Sí, ahora también soy la clase de hombre que se entusiasma por comprar un poco de ropa.

Estoy por salir cuando los golpes en la puerta me interrumpen. Solo tengo que estirar el brazo para abrir de inmediato y frunzo el ceño al encontrarme con una mujer completamente desconocida. Por ésta puerta no dejan de desfilar las rubias... ¿Qué dirán los vecinos? - ¿Puedo ayudarla en algo? - pregunto un poco desconfiado intentando adivinar sus intenciones en mi mente - Azúcar no tengo y el teléfono de línea dejó de usarse hace siglos - me ataco ante las opciones más posibles - Aunque éstos magos tienen un sistema de lechuzas muy efectivo que podría considerar usar...
Dressler Moon
Dressler Moon
Consejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Denya C. Brewster el Miér Mar 25, 2020 8:36 pm

Sostener un plato en la diestra y tratar de mantener su cabello en el sitio con la siniestra nunca había sido tan complicado; no, en realidad no lo habría sido sino fuera por la constante brisa que le ponía las cosas difíciles en aquel instante. — ¿Puedes solo…? — se quejó tratando de sacarse el pelo de la boca inclinando la cabeza hacia un lado. Que ridiculez. Escuchó el sonido de la puerta abrirse y lo primero que vió fueron los zapatos de un hombre aparecer en el hueco. Tardando unos segundos en reaccionar, y volver a colocarse erguida. Rezando porque las galletas no hubieran acabado desperdigadas por el suelo.

Meneó la cabeza, recolocándose y esbozando una amable sonrisa en los labios, una mano aún tratando de mantener su flequillo  y la otra asiéndose con fuerza al plato. — Hola — anunció, ignorando deliberadamente sus comentarios en relación al azúcar, la línea telefónica y las lechuzas. Para la rubia aquellas criaturas solo eran eso, animales salvajes que debían vivir en libertad y no ser usadas como transportistas de correo. ¿Las obligaban también a cargar paquetes pesados? Los labios de la mujer se fruncieron apenas unos instantes, ante el mero pensamiento. Mas no era el momento para pensar en ello. — Soy Denya, vivo justo en la casa de al lado — continuó, señalando con un dedo justo la vivienda continua, aquella que se separaba de la suya por algunos metros de descuidado jardín. — Quería empezar con buen pie así que os he traído unas galletas recién hechas — siguió hablando mientras estiraba el brazo en su dirección a modo de ofrenda vecinal. — Dicen que da buena suerte compartir con los demás lo primero que cocines en tu nueva casa — se justificó, aunque en realidad lo hacía porque quería conocer a los demás. No tenía la menor idea de cuántos humanos podía haber, tampoco de quienes eran así que, no es que fuera a preguntarlo, pero cada día llamaría a la puerta de alguien y trataría de entablar conversaciones en el mercado, plantaciones y granjas, ¿qué más podía hacer?
Denya C. Brewster
Denya C. Brewster
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Dressler Moon el Jue Mar 26, 2020 7:46 pm

Lo veo y no lo creo ¿De verdad me trae galletas sin ningún motivo? Creo que la sorpresa se nota en la sonrisa que se forma en mi cara y rápido me apresuro a tomar algunas de las cosas que carga para que pueda acomodarse el cabello con el que está luchando. Saco mi cabeza por la puerta y así intentar ver la casa, es muy similar a la mía y al parecer sus habitantes también decidieron abandonarla... Supongo que es una cuestión del barrio, aquí había personas regulares, ningún guerrero, así que no es sorpresa que hayan decidido alejarse de los problemas.

-Soy Dressler - me presento algún algo sorprendido y me aparto a un lado para dejar que pase. No puedo ser un maleducado, tengo que invitarle algo para beber y así comer las galletas juntos pero me sigue resultando extraño que hasta hace un mes estaba robando por conseguir algo de comida, la cual no era ni un cuarto de deliciosa de lo que probablemente serán éstas galletas, y ahora lleguen a la puerta de mi casa sin siquiera haberlas pedido.

-Lo primero que cociné yo era incomible, así que creo que la mala suerte ya está echada - bromeo con ella invitándola a la cocina para que tome asiento en la pequeña isla que hay en el centro - Así que... Denya - digo su nombre para fijarlo en mi cabeza - ¿Dónde vivías antes de todo esto? - sé que la respuesta que puedo recibir es que era esclava, así que intento mantener el ambiente lo más relajado posible mientras nos preparo a ambo una taza de café - ¿Y has encontrado empleo ya? Sino tengo contactos con los que podría hablar para facilitar eso - ofrezco como todo un profesional. Aunque es cierto, nada me cuesta pedirle un favor a Arianne.
Dressler Moon
Dressler Moon
Consejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Denya C. Brewster el Vie Mar 27, 2020 8:06 pm

Siempre tuvo una manía cuando se acercaba a otros; y la misma afloró cuando el hombre se acercó hasta ella para ayudarla a quitarle parte del peso que cargaba. Los claros ojos de la mujer trataron de visualizar sus muñecas, fijando su mirada primero en la diestra y después en la siniestra. Era complicado de verlo pero había presenciado demasiadas marcas del mercado de esclavos como para saber exactamente el lugar y a la altura que ésta se encontraba. ¿Había conseguido escapar antes de todo lo que pasó? ¿Era mago? Apretó los labios, sosteniendo entonces con ambas manos su cabello en una especie de coleta a un lado de su cuello. Sonrió con naturalidad, avanzando al interior de la vivienda cuando la hubo invitado. — Encantada Dressler — pronunció una vez dentro, girándose hacia él sin saber muy bien lo que hacer, pero dejando que sus ojos se distrajeran apenas unos segundos.

Todas las viviendas eran similares, la misma distribución y estructura, como cambiaba el toque que cada residente quisiera darle al mismo. Caminó tras de él, manteniendo aún sobre su hombro el bolso, pero dejándolo a un lado cuando la invitó a sentarse. Sonrió con diversión, apoyando ambas manos, una sobre la otra, en la mesa. Siguiéndolo con la mirada. — Hacía mucho tiempo que no cocinaba con un horno de verdad, así que no estaba segura de cómo saldrían — trató de animarlo —. Pero están bien, así que compartiré mi suerte contigo — ofreció con una sonrisa amable en los labios. Jugueteó entrelazando sus dedos entre ellos, con la mirada fija en la espalda contraria, permitiéndose inclinarse hacia un lado para ver lo que estaba haciendo. — En los distritos del Norte — habló —, nunca nos quedábamos en ningún sitio más de dos años seguidos por lo que supongo que todo el Norte era mi vivienda —. Sus palabras fueron naturales, no dándole demasiada importancia al hecho de que había pasado los últimos diecisiete años yendo de un lado para otro llevando consigo a su hijo y su hermana.

En pocos segundos un olor conocido y desconocido a la vez se apoderó de la cocina. Uno que la abstrajo hasta que la voz del hombre rompió el breve silencio. — Pensé acercarme a alguna de las plantaciones, quizás también a las granjas — habló con sensatez sobre las opciones que más se adaptaban a sus conocimientos adquiridos. — ¿Tienes contactos? Suena a alguien importante — se permitió apostillar estirándose hacia el plato de galletas para quitarle el plástico que colocó sobre el mismo. — No hay demasiadas — comentó volviendo el rostro hacia ambos lados, casi a la espera de que alguien más apareciera en algún momento. —, tengo un par de ratones en casa — bromeó pensando en Isi y Sammy, aunque la segunda no había participado en el asalto.
Denya C. Brewster
Denya C. Brewster
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Dressler Moon el Dom Mar 29, 2020 3:57 pm

Sonrío de forma honesta y relajada, encantado con la situación pues me son pequeños gestos que me hacen creer que todo valió la pena. Al igual que entrar a la tienda a hacer las compras, Denya visitándome con galletas creo que es uno de mis nuevos recuerdos favoritos en los últimos años y lo atesoraré con fuerza más allá de que sigamos siendo vecinos en le futuro o no. Espero que sí pues eso sería señal de que las cosas en el distrito van realmente bien - Comprendo, estaba en una situación similar aunque me movía sobre todo en el doce y el cinco, allí tenía mis guaridas estables - comparto antes de tomar una galleta sin poder aguantar más y meterla en mi boca ¡Comida! ¡Comida de verdad!

Mastico con rapidez pues me ha quedado una pregunta en el aire con respecto a lo que ha dicho y aún cuando estoy tragando me apresuro a agregar - ¿Con quién viajabas? - tengo que bajar unos descibeles pues aquí no nos persigue nadie así que podemos tomarnos un tiempo para charlar como dos personas normales y no como fugitivos - Que lo has dicho en plural... - de verdad espero que la respuesta no sea con "Mi mejor amiga muerta" o "Mi esposo que acaba de morir en el último coliseo"

Nos sirvo el café desde la cafetera y tomo asiento en la butaca junto a ella de la isla. Es una casa realmente bonita... incluso más que la que tenían mis padres cuando aún gobernaban los Black - Son buenas opciones si estás familiarizada con el manejo, tenemos que aferrarnos a lo que sabemos - respondo levantando mi taza para hacer un brindis por ello - Bueno, digamos que cuando pones en riesgo tu cuello para conseguir el distrito te ganas unos cuántos favores - agrego encogiéndome de hombros. Aunque podría decirse que ya tengo un puesto en el consejo ¿No? Eso sí es importante.

Me distraigo un momento al escuchar unas pisadas detrás de ella y me alarmo hasta que veo que solo se trata de un canino que ha entrado por la puerta de mascotas - Creo que el ratón te ha seguido - bromeo observándola sin poder creerlo y señalo el perro para que pueda verlo. Es extremadamente adorable, creo que se trata de un pomerania - Sabes que has hecho un buen trabajo en la cocina cuando los perros siguen el aroma - digo entre risas saliendo de mi asiento para tomar al cachorro entre mis brazos y volver al sitio - Lamento informarte, amigo, que éstas galletas son mías - le digo a la criatura mientras lucho con el cabello que tiene - Estoy confundido, de verdad... No sé si es perro o esponja - confieso a Denya con una sonrisa - ¿Es tuyo?
Dressler Moon
Dressler Moon
Consejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Denya C. Brewster el Lun Mar 30, 2020 12:22 am

Asintió lentamente con la cabeza al escuchar sus palabras. Quizás para él solo eran eso, palabras, pero para la mujer eran mucho más que eso. Eran una certeza, puede que a medias pero, en el fondo, deseaba que fuera la que ella quería. No solo los humanos se movían por los distritos del norte, también lo hacían las criaturas, al menos hasta hacía poco tiempo, y aquellos magos que renunciaron a sus derechos en pos de buscar un intento de igualdad. Una utopía más bien. Esperó con impaciencia un veredicto en relación  las galletas pero, en su lugar, preguntó con quien iba. — Oh — contestó en un inicio, girando la cabeza en dirección a la ventana más cercana y desde la cual se podía ver justo su vivienda al lado. — Con mi hermana y mi hijo — dijo con cierto orgullo en su voz. Eran lo más importante de su vida. Había criado a su hermana como si de su hija se tratara, y no podía decir nada menos de su hijo. Se quedó sola en demasiadas ocasiones y con demasiada rapidez, pero allí seguía tratando de dar algo de guerra.

Tomó el vaso con café, abrazándolo con ambas manos y disfrutando de la calidez del mismo, a la par que del aroma. Cuando estudiaba era algo que tomaba con asiduidad, pero hacía demasiados años que no tomaba uno, y mucho con menos con la calma del que no tiene que salir corriendo en cualquier momento. Una pequeña sonrisa se escurrió en sus labios, volviendo el rostro en dirección a su agradable compañía. Brindó con agrado. — Por seguir con vida — comentó antes de llevar el borde de la taza a sus labios y beber con cuidado. Susurró un ligero ¿uhm? a sus palabras del ratón, temiendo que Isi hubiera salido de casa y se hubiera colado en la del hombre. Seguro que incluso no se había puesto ropa de abrigo para no agarrar un resfriado.

Parpadeó con confusión, observando al cachorro en manos del hombre. Dejó la taza y acercó la mano para acariciar al animal en la cabeza, chocando su mano con la contraria y sonriendo con amabilidad para deslizar la mano por el pelaje de perro. — Por un segundo pensé que mi hijo se habría colado en tu casa siguiendo el olor de las galletas — aseguró, negando con la cabeza a su pregunta. — Un perro… suponía demasiado cuidado, y no quería tener que transportarlo de un lado para otro — habló. No era vida para una persona, tampoco para un pobre animal. — ¿No es tuyo? Tienes… eso — siguió señalando con el dedo pulgar la gatera de la puerta trasera. Las personas con mascota tenían aquel tipo de entradas para que el animal pudiera entrar y salir a voluntad.

Siguió acariciándolo hasta que acabó por prensar los labios y tragar saliva. — ¿Puedo hacerte una pregunta? A parte de ésta, claro — se adelantó a la posible y más que clásica respuesta. No dejando tampoco que contestara a la misma antes de hacerla. — ¿Eres humano? — preguntó directamente sin tapujo alguno. No es que fuera a huir despavorida de no ser así pero… era obvio que su interés decaería notablemente. No estaba allí para hacer amistades con magos, sino para conocer a gente como ella. Personas que se habían visto humilladas por no ser como los gobernantes querían.
Denya C. Brewster
Denya C. Brewster
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Dressler Moon el Lun Mar 30, 2020 4:49 am

Tengo que tragar la segunda galleta y bajarla con algo de café cuando la respuesta me sorprende bastante. Así que al menos tuvo a su familia con ella en ésta horrible aventura que es vivir corriendo... Me alegro por ella y me dan ganas de preguntar cómo ha sido. Una parte de mí quiere que me diga que fue terrible, la peor decisión de su vida pues eso querría decir que Sigrid tuvo razón al tener a los niños con ella - Yo también tengo hijos... Dos, Brian y Jenna - comento con una sonrisa melancólica - Pero no pude traerlos conmigo cuando tocó la hora de huir - comparto mirando el suelo - Las galletas están deliciosas, por cierto, podría comprártelas si decides hacer más... - sugiero intentando dejar pasar el tema. Aun no estoy listo para hablar de forma profunda sobre esas cosas.

No sé si el brindis es lo más apropiado porque más que seguir con vida, lo que espero aquí en el nueve es comenzar a vivir como corresponde... Y quizás tener un perro es parte de esa cotidianidad que espero conseguir. Ni bien lo tengo en mis brazos toda la amargura desaparece e incluso tomo sus patitas para simular que ataca a Denya, no podría hacerlo, quizás saltando con todas las ganas podría llegarle a la rodilla - La puertilla vino con la casa - explico encogiéndome de hombros - Entonces si no es de nadie... Supongo que puedo quedármelo ¿No? Al menos así son las leyes en el norte, el que lo encuentra se lo queda - luego pegaré carteles y demás, pero si nadie se hacer cargo ya puedo empezar a llamarlo... - Scott - me parece un buen nombre de perro.

Sigo acariciando dejando más espacio para que ella lo haga cuando nuestras manos se chocan, así que su pregunta me agarra un poco distraído. Guardo silencio por un momento y toda sonrisa desaparece de inmediato de mi rostro - Podría serlo, no lo sé... O un squib - comienzo apartando mis ojos de ella pues es un tema bastante delicado - Soy adoptado así que no sé si mis padres biológicos tenían magia o no... Aunque supongo que lo que realmente importa es que no tengo magia, así que sí, soy un muggle. - comparto atreviéndome a levantar los ojos por un segundo - Mis hijos... No lo son. Por eso no viajo con ellos - aclaro para dejar liquidado el tema por hoy - ¿A qué viene la pregunta?
Dressler Moon
Dressler Moon
Consejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Denya C. Brewster el Lun Mar 30, 2020 2:36 pm

Lo escuchó con atención. Alzando las cejas con sorpresa y remarcando una pequeña y delicada “o” con sus labios. Así que tenía dos hijos. Eso quería decir que estaba casado también, aunque… su familia no estaba junto a él. Esbozó una muequita de disculpa. No era nadie para traer amargos recuerdos a la mente de otros; y haber tenido que huis sin ellos habría sido, posiblemente, lo más difícil de su vida. ¿Seguían con vida? Decía que tenía dos hijos, pero que no pudieron huir con él, ¿cómo debía de interpretar sus palabras? Mordió el interior de su mejilla; cuando se trataba de hijos se sentía débil ya que el corazón de la rubia se encogía ante el mero pensamiento de perder tanto a su hijo como a su hermana. Sin contar con que aún extrañaba a su marido, le dolía no saber qué había sucedido con él. Meneó la diestra en señal negativa, intentando esbozar una risueña sonrisa. — No, no, no. Siempre me ha gustado compartir con los demás. Por eso… si algún día quieres unirte a nuestra mesa estás más que invitado a hacerlo — propuso en un intento de suavizar el aire relativo a la familia. Aunque quizás le hiciera sentir mal estar rodeado por la familia de otros.

— Oye — se quejó a modo de broma, colocando ambas manos frente a su cuerpo para cubrirse de los simulados ataques del cachorro; chocando, en su lugar, las palmas de sus manos con las huellas del mismo. — Puede que alguien lo dejara atrás cuando se marchó… — arrugó un poquito los labios. — si sabía de la existencia de la puertecita puede que perteneciera  a los anteriores dueños de la casa. Además parecer domesticado — aseveró acariciando aún la pequeña cabeza del adorable animal. Asintió con la cabeza al nombre dado, no pudiendo evitar que sus dedos se deslizaran por el cuello en busca de un collar que tuviera su nombre grabado pero, al no encontrar nada, supuso que lo habían dejado allí cuando hubieron dejado el distrito. Las personas eran abandonadas, un animal era mucho más sencillo de abandonar, ¿no?

Podía haberse arrepentido de la pregunta, puede que lo hiciera un poquito ante su respuesta, pero era como una cuestión básica cuando se acercaba a alguien. Una interiorizada manía. — No quería incomodarte — habló en primer lugar, esbozando una diminuta y culpable sonrisa. Aunque no solo aclaró la duda sobre su sangre, sino también sobre sus hijos; lo cual alivió la expresión de la mujer al saber que, al menos, estaban vivos. Tenían sangre mágica, pero estaban vivos. No tenía muy claro cómo debía sentirse con respecto a aquello, así que solo tomó la taza nuevamente, bebiendo breve en un intento de cohesionar sus pensamientos. — Bueno, soy humana — pronunció en primera instancia —. En todos estos años no he tenido contacto directo con nadie con sangre mágica, mi mundo ha estado reducido a personas como yo. Por eso sentía curiosidad —. Lo cual, en realidad, no era una mentira.
Denya C. Brewster
Denya C. Brewster
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Dressler Moon el Vie Abr 10, 2020 9:33 pm

Intento agradecer pero el sonido no sale y solo termino moviendo mis labios emulando la palabra. No quiero entusiasmarme con el futuro, pero Denya parece una mujer agradable así que no puedo esperar conocer a su hijo y su hermana, cenar juntos y hacer nuevos amigos. De verdad lo espero, con todo mi corazón, y espero no estar siendo un ingenuo al dejarme llevar por el pensamiento - Estaba por ir a hacer las compras... ¿Que tal si intento cocinar algo para la noche y lo llevo como ofrenda de vecindad? - pregunto con media sonrisa - Probablemente será un menú para niños, mis habilidades no dan para mucho más que eso - admito rascándome la cabeza con la mano libre ¿Unos panchos quizás? - Pero será el mejor menú infantil del mundo, lo prometo... Conseguiré las coronas de cartón y todo - bromeo haciendo referencia a esos sitios de comida que ninguno de los dos visita desde hace años probablemente.

El perro sirve para refugiarme del ambiente que se genera a causa de su pregunta, pero pronto me relajo pues no lo pregunta en el sentido que me lo imaginaba. Todos éstos años estuve escondiendo mi falta de magia, porque algunos magos hacen lo que sea para conseguir un poco de comida en el norte, como por ejemplo entregar a un potencial esclavo - Creo que es de las pocas veces en las que doy a conocer mi estatus mágico y no me siento juzgado o veo ojos de lástima en la otra persona - comparto levantando la vista para encontrarme con sus ojos una vez más, sin temor ésta vez - ¿Cómo es que escapaste de los magos todo éste tiempo? - pregunto con auténtica curiosidad, salen hasta debajo de las piedras - Creo haber recorrido todo el norte y nunca me encontré con un sitio que sea 100% muggles.
Dressler Moon
Dressler Moon
Consejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

Episode XIV - D. Moon Empty Re: Episode XIV - D. Moon

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.