The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por Phoebe M. Powell el Dom Jul 07, 2019 5:43 pm

Me siento culpable, pese a saber que nada que le dijera hubiera hecho una gran diferencia cuando se trata de estas personas. Si voy a ser honesta, no se me hubiera ocurrido que la Raven de la que Dave me había hablado es la misma que ha ardido esta mañana frente a miles de personas, pero me ha bastado con volver a ver la grabación para comprobar que estaba en lo cierto. Eso me deja en una posición y con una decisión que no estoy muy segura de querer tomar. La última visita que tuve del moreno no terminó precisamente como esperaba, lo que quedó en una simple charla se transformó en una mezcla de todos los sueños y miedos que Dave me había estado contando los últimos meses. En el momento no lo creí importante, que no era más que una señal de que debía dejar de vivir pensando que algo malo pasaría en cada esquina. Al final, lo peor ha pasado. Y yo supongo que me equivoqué.

Medito durante unos días si debería armarme de valor y contarle lo que vi en la taza o directamente limitarme a olvidarlo. Al fin y al cabo, por mucho que mis intenciones nunca fueran malas, el daño ya está hecho, y este no es de los que se puedan arreglar con un movimiento de varita. Con un lío de emociones en mi cabeza, termino por aceptar que tampoco puedo ocultarlo, no cuando el significado es tan importante. No me atrevo a presentarme en su casa sin avisar, pero como tampoco siento apropiado llamar para anunciar tales noticias me decanto por moverme hasta el seis siguiendo mi primer instinto. Personalmente, nunca he estado en el hogar de los Meyer, pero creo recordar la calle en la que viven de algún comentario al respecto que ha hecho David en visitas anteriores.

Cuando estoy a punto de llamar a la puerta, siento que es una tremenda mala idea, que debería marcharme y reconsiderar como quiero abordar este tema sin causar todavía más daño. Sin embargo, no he hecho este viaje para nada, si no lo hago ahora no voy a hacerlo nunca, solo serviría como excusa para posponer una explicación que sé que le debo. Cojo aire por la nariz y toco el timbre, aguantando la respiración hasta que con un chirrido la puerta se abre. – ¿Mal momento? – Es evidente que sí, ¿por qué mierdas he dicho eso?
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por David Meyer el Mar Jul 09, 2019 1:34 am

Cruzo un brazo sobre mis párpados cerrados para esconderme de la luz que entra por el espacio que queda entre las cortinas de la ventana. Tengo los ojos pesados, todavía ligeramente enrojecidos, duele cuando el sol me da de pleno por las mañanas al despertar y por eso durante el día tengo las cortinas echadas. ¿Cuántos días llevo encerrado en mi cuarto? ¿Cuántas veces ha venido Charlie a golpear la puerta y cuántas veces papá se quedó a dos pasos de mi cama, hablándole a mi espalda? ¿Y qué hay de todos esos platos de comida que me trajo mamá, que ni siquiera toqué? Recuperé mi vieja cama cuando llegué hace unos días con el tío Dorian, mis padres me vieron con un semblante que no animó a nadie a preguntar qué me sucedía. Las sábanas y la manta con la que me cubro a pesar de que la temperatura todavía es agradable, son las mismas que usaba de adolescente cuando todavía vivía con mi familia. Hay unas fotografías del equipo de quidditch del Royal entre los trofeos que están en un estante de pared, de regreso a su sitio en la habitación después de estar en cajas en el ático porque Charlie había decidido hacer de mi habitación un salón de té por un día para invitar a su amiga Meerah. Esas figuras de bronce proyectan largas sombras o será mi percepción, se ven como estatuas muertas, son de un pasado que se hace polvo, como todo. Es insoportablemente triste estar recostado en silencio en la habitación de mi adolescencia, con todos los recuerdos de esa etapa a mí alrededor, y comprobar que han perdido su brillo.  

Bajar a la cocina para servirme un tazón de leche con cereal me tiene arrastrándome por la escalera, aprovecho cuando escucho que la casa ha quedado en silencio porque mis padres han salido a hacer compras y oí a Charlie pedir si podía acompañarlos, no creo que con intenciones altruistas. Vuelco la botella de leche y un poco cae sobre la mesada, tengo la misma mala suerte con el cereal. Cuando me llevo una cucharada a la boca lo siento amargo, aun así me obligo a dar un par de bocados. Es cuando me dejo caer en una de las sillas de la mesa de la cocina, que escucho el sonido del timbre y pienso en ignorarlo. Pero mi cuchara queda en suspenso en el aire y algo me hace ponerme de pie, cruzo el pasillo con una rapidez que no tenía cuando descendí por la escalera, estoy tirando de la manija al cabo de un minuto y me encuentro con el rostro de Phoebe. Joder, así se siente un maldito presentimiento. Porque cuando la veo creo que es la visita que estaba esperando. —Un asco de momento— contesto. Me hago para dejarla pasar, busco el apoyo de la puerta para recargar mi espalda. —Sucedió— digo, con mi garganta sucia de todo lo que he maldecido estos días y las veces que lloré. —Los finales infelices nos terminan encontrando a todos—. Cierro la puerta cuando entra con un sonido hueco, le hago un gesto para que me siga por el pasillo a la cocina.


Última edición por David Meyer el Jue Jul 11, 2019 7:39 am, editado 1 vez
David Meyer
David Meyer
Abogado

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por Phoebe M. Powell el Mar Jul 09, 2019 10:23 pm

No pasa mucho tiempo después de llamar a la puerta que  la misma se abre, para dejar que se asome la figura de David. O al que creo que es mi amigo, porque si tuviera que hacer un retrato de la persona que vi hace unas semanas y la que tengo frente a mí en estos instantes, serían dos cuadros completamente distintos. Ya no solo por el hecho de que parece haber encogido la mitad de su cuerpo en algún lugar ajeno, sino por las ojeras que recubren sus ojos y el color cadavérico de su piel pese a recién haber terminado el verano. Creo que es evidente mi cara de asombro, o más bien de preocupación por tanto su aspecto físico como mental, pero no me atrevo a decir una palabra, no al menos hasta que pongo un pie en el interior de su hogar y puedo utilizar el movimiento como excusa para permanecer callada.

Cautelosa, con ojos curiosos y que piden permiso para analizar las paredes del pasillo con el que se cruzan, arrastro mi cuerpo sin saber muy bien hacia donde dirigirme, dejándome guiar por los gestos breves de su cabeza hasta la cocina. Me fijo en el plato de cereales que se encuentra sobre la mesa, que no resulta un alimento demasiado nutritivo para alguien de su tamaño, pero supongo que el hecho de que esté comiendo aunque sea algo es lo importante. — Siento mucho lo que ha pasado, Dave... yo... No esperaba que sucediera de esa manera. — Siento la necesidad de disculparme como si yo hubiera tenido algo que ver con la forma que tuvieron de manejar la situación, cuando en realidad no podía estar menos al tanto. Mi hermano se guardó el secreto bien bajo llave. — ¿Cómo...? ¿Cómo has estado? — Carraspeo antes de atreverme a hacer la pregunta más estúpida del día. Conozco la respuesta, si no es por cuenta personal por compadecerme de haber perdido a un ser querido. Es un tema delicado y no quiero abordar el tema que he venido a tratar sin antes cerciorarme de que está lo suficientemente capacitado para escucharme y no malinterpretar mis palabras.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por David Meyer el Jue Jul 11, 2019 8:07 am

Los cuadros donde se ven a mis padres, algunos de mi hermana, otros en familia, cubren la pared del pasillo que tenemos que atravesar para llegar hasta la cocina, que a esta hora del día está llena de la luz que entra por las ventanas. Es una habitación, como creo que lo son todas en mi casa, siempre hay detalles como los imanes en la heladera y un reloj sobre un mueble que mueve sus manijas con nuestros nombres escritos para indicar qué tarea doméstica le toca hacer a cada uno. La mía está pendiendo en la nada, creo que ha estado así desde que me fui hace unos años, le toca a mi madre ser quien me diga qué hacer y en estos días tampoco lo ha hecho. Solo me han dejado en paz, que es lo último que siento. —No… yo…—trago dolorosamente el nudo en mi garganta, me cuesta encontrar mi voz. —Ni en cien años hubiera imaginado que sucedería así—. Quemada viva, en una plaza pública, por castigo de un crimen que la excede.

Recojo mi tazón de cereales de la mesa, así como la cuchara, para encaminarme a la puerta que da al patio trasero y la entreabro para que Phoebe me siga afuera. El sol me golpea en la cara, cruel. Cruzo la extensión de pasto hacia una estructura de metal de la que cuelgan dos hamacas, me siento en una esperando que ocupe la otra. Con mis pies apoyados en el suelo, me balanceo suavemente. Esta casa no es diferente a las otras casas, edificios de dos platas con paredes de ladrillo rojo, plantas trepadoras y tejados negros. Cercas rodeando cada propiedad, no tan altas, así podemos conocer a nuestros vecinos. Fue un barrio agradable para crecer, había una esquina en la que nos juntábamos a jugar basketball con unos niños antes de que cambiara el gobierno. Hablábamos de los juegos con temor infantil, de esa mala suerte que nadie quería que le tocara. Muchos de esos niños no los volví a ver cuándo los muggles pasaron a ser la paria de la sociedad. —Vacío— contesto a su pregunta, me abruman todos los recuerdos de mi infancia en el distrito seis al estar en casa de mis padres, pero no quiero estar en otro lugar que no sea este por unos días. —¿Cómo hace la gente atea para vivir sin fe? ¿Y cómo hace la gente que no ama? Me siento tan vacío, que cargar con mi cuerpo es una molestia y cuando golpeo mi pecho— explico, sosteniendo un tazón con una mano y usando la otra para ilustrar lo que digo. —Siento que soy un cascarón de algo que ya no está.
David Meyer
David Meyer
Abogado

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por Phoebe M. Powell el Vie Jul 12, 2019 8:14 pm

No quiero ser una curiosa, pero siento la necesidad de pasear mis ojos por cada recoveco de su hogar, hasta el punto de que termino por hacerlo, un poco menos indiscreta que cuando pasé por la puerta. Por irrelevante que sean los detalles, le encuentro cierto sentido a cada uno de los objetos de la cocina, cada uno tiene su tarea, por minúscula que sea, incluso la nevera me resulta interesante. Claro que no tengo mucho tiempo de comprobar nada más antes de que abra la puerta que lleva al jardín y me apresuro a seguirle por ella recogiendo mis brazos sobre el pecho. — Tienes una casa muy bonita. — Un comentario patético dadas las circunstancias, soy consciente de ello, pero me es imposible guardármelo. Me recuerda a la mía propia, pese a que la imagen ha ido difuminándose con el paso del tiempo, y supongo que los malos recuerdos de los últimos años en los que viví en ella también ayudan a eso. Lo que sí puedo confirmar cuando salgo al patio es que el nuestro estaba mucho más desorganizado que este, culpa de todos los trastos y juguetes que yo me dedicaba a sacar con la excusa de usarlos todos.

La lógica hace que me sienta ajena a este lugar, pero cuando tomo asiento en la hamaca que queda libre junto a la que ocupa Dave, me siento algo atraída a su infancia, casi como si pudiera verle correteando por el verde. Espero a que hable, pasando la mirada de él hacia el frente en lo que mi peso produce un balanceo ligero, con las manos posadas sobre mi regazo. ­­­Suelto un suspiro largo, desinflando mi pecho mientras tanteo una respuesta. — No lo sé. — Respondo finalmente después de unos minutos, atrapada en la incertidumbre de mi respuesta como una verdad inminente. — Supongo que a veces no es cuestión de tener fe, sino de confiar en el instinto. — No me considero una persona excesivamente religiosa, pero tampoco podría decir que pienso que no haya nada que nos lleve a actuar de una manera. A la pregunta sobre amar, sin embargo, no me atrevo a responder. Así como tampoco me veo capaz de librarle de su dolor con palabras, no creo que eso sea posible. Por esa misma razón, opto por aportar algo de lo que sí tengo experiencia. — Sé que no es lo mismo, pero yo también perdí a alguien que me importaba mucho, que me sigue importando. Mi madre... Murió cuando yo era más pequeña, a veces me cuesta recordarla siquiera. — Empiezo, no muy segura de a donde quiero llegar con esto. — Es injusto, cuando se llevan a alguien que amamos, el vacío me temo que es inevitable. No nos queda otra que lidiar con ello. — No pretendo desmentir su dolor, sino darle a entender que comprendo como se siente. Creo que antes que decir como debería consolar su pérdida,  siento más apropiado ofrecerle un hombro donde llorar. Encontrar una forma de superarlo es todavía más difícil.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por David Meyer el Jue Jul 18, 2019 6:51 pm

Confiar en el instinto, suena bien. He confiado en este desde hace un par de años, lo que me llevó fuera de casa para errar por las calles de los distritos de la periferia, refugiarme en la radio clandestina de Kennedy. ¿Qué ha salido de todo eso? Nada bueno, me he replanteado todo lo conocido, decepcionado tantas veces de que las cosas sean como son, con pensamientos que van contra la corriente en todo momento, que mi mente está cansada, agotada por todo el esfuerzo. Por esta maldición mía de nacimiento de ver las cosas de una manera en la que creo que otros no lo ven, siempre buscando algo más que no encuentro. El instinto, el instinto diciéndome que es real, sólo tengo que seguir explorando, equivocándome, lastimándole, y al final de todo lo hallaré. Alzo mi cara al sol, el cielo está despejado de nubes y se ve tan inmenso, tan inabarcable más allá de las cercas, de los tejados. Me columpio con un poco más de fuerza, mis pies se arrastran en la tierra que es la huella de las veces que jugamos carreras con Charlie.

Coloco mi tazón de cereal sobre mis rodillas, sujetándolo con una mano para que no se vuelque sobre mi pantalón por culpa del balanceo. Con la otra me prendo de la cadena que sostiene la hamaca de Phoebe. —Lo siento…— murmuro, me da un estrujón en el pecho que acentúa mi propio dolor, al saber que ha perdido a su madre siendo una niña, no creo que pueda haber una perdida más significativa que esa y echo una mirada a la casa de mis padres, si hago un esfuerzo mental con mis recuerdos, puedo imaginar a mis padres hablando a los gritos entre risas como siempre lo hacen, mi madre enfadada por una tontería de mi padre que le perdonará. Me siento un poco egoísta por este sentimiento de absoluto vacío por la muerte de la chica que amo, por ser incapaz de compartir lo que sea con una familia que todavía está conmigo, que siempre lo estuvo. —Resignación, entonces…— musito, con un suspiro atorado en mi garganta. —Habrá cosas que perderemos, otras que llegarán, que quizás también las perdamos después…— me deshago de todo el aire atrapado en una exhalación tan larga. — Es injusto, Phoebe. Es cruel. ¿Por qué nos enamoramos si la vida es así? ¿De dónde encontramos esas ganas de volver a sentir y de entregarnos por completo? ¿Por qué lo hacemos?— son preguntas vagas, hechas a la nada. Retrocedo un poco en las primeras dudas que alguna vez le planteé a Phoebe. —Sé que hoy me siento vacío, pero que mañana estaré de pie con fuerzas sacadas de no sé dónde, la vida nos jode y vamos por más…
David Meyer
David Meyer
Abogado

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por Phoebe M. Powell el Dom Jul 21, 2019 6:16 pm

Sacudo la cabeza, como para darle a entender que no tiene que disculparse. Hablar sobre mi madre no es algo que evite, sí puede afectarme, pero no es como si a la edad que tenía cuando murió comprendiera la muerte del todo. No lo que suponía y sus consecuencias, aunque eso lo aprendería más adelante. — Lo que quiero decir es que... La muerte no es algo que podamos controlar, incluso cuando nos esforcemos porque no pase, es cruel, pero es así. — No estoy muy segura de como se podría haber evitado lo que pasó en el juicio, siendo que Raven estaba en una posición en la cual no se le dio la oportunidad de defenderse, y eso lo hace todavía más injusto. Ojalá puiera ponerme en su piel, sentir la rabia que está sintiendo ahora mismo, para poder ayudarle de alguna forma mejor que no sea habladurías que sé de sobra no van a servirle. — Es lo que hacemos a continuación lo que verdaderamente cuenta, Dave. No puedes hundirte ahora. — Aun cuando sé que es lo único que quiere hacer ahora mismo, y no puedo culparlo por eso, yo también querría.

Pienso en Charlie cuando habla de enamorarse, alzando la mirada hacia el frente, aunque tengo que entrecerrar los ojos un poco al estar el sol reflejado en el tejado de la casa, chocando contra mi rostro. Sus preguntas son tan válidas que en ningún momento me planteo responderlas, no tengo una respuesta que explique las razones por las que el destino sea así de perverso, y aun así me encuentro elevando la voz tras unos minutos de puro silencio. — Supongo que terminamos por entender que no podemos vivir en la oscuridad por mucho tiempo, nos aferramos a la poca luz que aparece de seguir intentándolo cada día. Y supongo que al final... esa claridad que al principio parecía tan poco resulta ser todo lo que necesitábamos para volver a entregarnos. — Eso o vivir en la resginación de que la vida se ríe de nosotros mismos, lo queramos o no, y que hay que sacar las fuerzas de donde sea para levantarse cada mañana. — El ser humano es así de testarudo. Por muchas veces que caigamos siempre encontramos la manera de volver a levantarnos. — No solo por el instinto de superviviencia, sino porque somos lo suficientemente estúpidos como para creer que la siguiente será diferente.

Me muerdo la mejilla interna, prensando los labios en lo que un suspiro sale por mi nariz de forma calma. — Escucha, Dave... — Comienzo, pensando bien las palabras. — ¿Recuerdas cuando viniste a casa hace unas semanas? El día que tomamos té. — Me atrevo a girar la mirada hacia él, su rostro mucho menos iluminado por estar tapados bajo la sombra de los árboles. — Cuando te marchaste... Yo vi algo en tu taza. — Me espero para seguir a que por lo menos sepa de lo que estoy hablando, analizando en sus expresiones cualquier indicio de que entienda a donde voy a ir a parar con esto.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por David Meyer el Vie Jul 26, 2019 6:35 am

«Lo que hacemos a continuación…» ¿Qué haré? Esa es la pregunta, me siento terriblemente desanimado para volver a los distritos del norte, lo único que quiero hacer es quedarme tirado en mi cama y escuchar las conversaciones interminables de mis padres en la cocina, la risa cada tanto de mi madre, que rompe con la melancolía en la que estoy hundido dentro de mi habitación. Froto mi cara con las manos, me limpio toda expresión de desgano, me ponga a pelear con mis propias palabras porque sé que mañana seguiré adelante, pero hoy estoy aquí. Atascado en esta hamaca que se balancea, pero no me lleva a ninguna parte. ¡Y no sé qué será mañana! No sé quién seré, ni qué haré. Puedo seguir caminando, vagando, tomando todos los caminos que me llevan a nada, descubrirme en ese andar, pero lo que menos tengo es un lugar como destino al que quiera llegar.

Suelto una carcajada cuando dice que es pura testarudez, la miro con una sonrisa de agradecimiento por lograr que pueda reírme a pesar de ser una charla seria, en la que sé que está tratando de darme la orientación que siempre le he pedido, y en realidad, no tiene obligación de darme. Si soy solo un chico molesto que le ha pedido que le tire las cartas en alguna oportunidad, que le habló de unas tías que hacían predicciones y cayeron en sus peores profecías, que complicada esta cuestión del destino y la suerte que los errantes pedimos consejos a las estrellas para aquellas respuestas que no podemos encontrar en nosotros mismos. Mis ojos se posan en ella cuando menciona aquel té, creo que sé lo que dirá antes de que lo diga. —Phoebe…— trato de que no siga, no sé si quiero escucharlo, y más importante que eso, no sé si cambie en algo que me lo diga, que me confirme que hay un destino escrito y una hora fijada para cada uno de nosotros.

Ese día me dijiste que no debía tener miedo y tenías razón— digo, en vez de preguntar por lo que pudo haber visto entre los residuos del té. Muevo mis pies para columpiarme suavemente, hay algo en la brisa que corre por el patio que agita algunos mechones de cabello y puedo buscar en azul intenso de su mirada algo que nunca encontraré en el fondo de ninguna taza. —No debía tener miedo a que las cosas acabaran mal, porque tal vez sí acaban así. Entonces todos, cada uno de esos momentos en los que fuimos valientes para amar a pesar de todo lo malo posible, cada uno de ellos cuenta. Porque ella sabía que la amaba y murió sabiéndolo, sabiendo que la amaba no importaba que pasara luego, si la tragedia nos encontraba… y nos encontró— mi voz va descendiendo hasta caer. Muerdo mis labios para mojarlos, para sacarme ese regusto amargo y ensayo una sonrisa quebradiza para que lo diga a continuación muestre lo convencido que estoy. —No tengo arrepentimientos. Porque la amé por encima del miedo, de un destino trágico que nos encontró. Y creo que eso vale toda la pena…— se me rompe la voz. —Por todos los años que vendrán.
David Meyer
David Meyer
Abogado

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por Phoebe M. Powell el Sáb Jul 27, 2019 10:55 pm

Sonrío por el simple hecho de verlo a él soltar una carcajada, contenta de comprobar que puede seguir haciéndolo incluso después de lo que le ha pasado. No quiero ni empezar a imaginarme lo que debe de ser perder a alguien a quién amas, segura de que si yo estuviera en su lugar, no volvería a salir de la cama por lo que me quedara de existencia, demasiado perdida como para saber hacia dónde seguir. Me alegra que, aunque no pueda darle la satisfacción de conocer cómo se siente, al menos sea capaz de robarle una risa, por muy desganada que sea. Y es que al final, es ahí donde se denota el verdadero significado de las tragedias, que por muy bajo que nos hagan caer, el mínimo gesto o esfuerzo cuenta a la hora de mirar hacia delante. Es en ese momento que me doy cuenta de lo verdaderamente fuerte que es David, no lo digo, sé que debe saberlo, aunque creo que no le haría mal que alguien se lo recordara.

Me corta antes de que pueda continuar, en el fondo lo agradezco, pero también siento que se va perder de una explicación que le debo, que puede que ahora no sirva para mejorar su ánimo, sino que la empeore, así como también sé que a la larga, es mejor saber la verdad antes que refugiarse en la ignorancia. Lo dejo estar, a fin de cuentas se trata de lo que vaya a hacerle sentir mejor a él y no a mí, permitiéndome el lujo de mirarle con ojos observadores y oídos atentos cuando su voz interrumpe el aire que me remueve el pelo. Me sorprende la valentía que desprenden sus palabras, que sea capaz de verlo de esa manera me hace pensar que no está todo perdido cuando se trata de la muerte, que siempre puede enseñarnos algo, por muy difícil que sea la recuperación. – El amor nos hace tomar decisiones estúpidas a veces, pero también nos llena de valor para superar cualquier cosa, ¿no crees? – Pregunto dubitativa, como si necesitara de su afirmación por miedo a meter la pata.

Recuerdo la vez que hablamos de una de sus tías, de cómo tomó la decisión errónea por un amor que no la llevó por buen camino. – Es difícil apostarlo todo por alguien cuando sabes que hay una posibilidad de que salga mal, supongo que ahí está el verdadero sacrificio, si estamos dispuestos a arriesgarlo todo por ello. – Yo sé que merece la pena, él debe de saberlo también si después de esto se ve capaz de seguir adelante pese a los pensamientos pesimistas y sonrisas apagadas. – Te admiro, Dave, no muchas personas verían las cosas de esa manera y aun así, aquí estás, entero. – Entero pese a tener el corazón partido en dos. Yo, desde luego, no lo estaría. Me tomo la libertad de extender una mano hacia él y posarla sobre su hombro para darle una ligera caricia de consuelo, sonriendo a duras penas.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por David Meyer el Dom Jul 28, 2019 10:41 pm

Así parece…— musito, con una sonrisa débil hacia ella para darle la razón en cuanto a todas las decisiones estúpidas o arrebatos de arrojo que podemos tener por amor. ¿Lo peor de todo? ¿La razón por la que puedo decirle que seguiré adelante pese a que en este momento sienta que no puedo dar ni un paso? Es que sé que podría volver a pasar, sé que dentro de un tiempo el recuerdo de dolor será algo con lo que pueda vivir, que un día cualquiera todo volverá a empezar. Porque ahora mismo quiero derrumbar lo poco que queda con un movimiento de mis manos, arrojar dentro de cajas todas esas cosas en las que creía y que han perdido todo el sentido para mí, quiero virar el rumbo porque este camino me demostró que no es el que quiero. Quiero evitar calles que conozco, escenarios que me recuerden al chico que fui en estos últimos años, porque ese chico ahora está herido y no quiero quedar a solas con esa herida. Quiero volver a sentirme a vivo, arrastrarme fuera de mi cama hacia algo que me haga pensar en cosas diferentes, huirle al dolor hasta que lo olvide.

Y algún día, poder volver a jugar esta apuesta. La de darle todo una vez sabiendo cuál es el riesgo al que me estoy exponiendo, porque soy así, eso es lo que hago. No puedo detenerme demasiado en este dolor, si no podré recuperarme. Tengo demasiado miedo de quedarme atrapado en este pozo profundo, que poder conversar con Phoebe en medio del patio de mi casa, logra que pueda mostrarle la cara al sol del día y poner en voz alta las palabras que necesito para salir a la superficie después de días se han hecho eternos. —No estoy entero— la corrijo, mi voz con tan poca fuerza, tengo que apartar mi mirada hacia el cobertizo del patio donde se guardan las herramientas y solía asustar a Chip diciéndole que ahí había un monstruo. —Me duele todo el cuerpo en este momento, pero sé que la vida es larga, Phoebe… sé que hoy me parece que todo está mal, que nada tiene sentido, lo que me salva es que nunca he sido de los que crean que la vida deba acabarse por decisión— meneo mi cabeza, puedo tocar fondo y resignarme a quedarme ahí.

Si hay algo que a fuerza se ha metido en mi cabeza, por mucha insistencia de mi padre que siempre ha creído a fe ciega en esto, es que cuando mientras seas joven, todo puede pasar y cambiar. —Sé que mañana… no hoy, mañana… mañana entenderé por qué ha pasado todo esto, que tenía que pasar— tengo esa fe en mi destino, uno por el cual le consulté en tantas ocasiones. Tamborileo los dedos en mis rodillas, hasta que hago la pregunta inevitable, esa que si no la hago quedará flotando entre nosotros como un fantasma, y no quiero. Quiero despedir a Raven de la manera en que pueda conservarla para siempre como una de las mejores cicatrices de mi alma. —¿Lo viste, verdad? ¿Viste que ella moriría?
David Meyer
David Meyer
Abogado

Volver arriba Ir abajo

Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave Empty Re: Bodies fashioned out of dirt and dust ▸ Dave

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.