The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
OTOÑO de 247221 de Septiembre — 20 de Diciembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Pro-Magos Radicales 2000 G
Pro-Muggles Radicales 1500 G
Profesores y alumnos 1500 G
Escuadrón Licántropo 1500 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
08.10¡Pronto se anunciará una nueva trama para el resto de los usuarios! El foro entró en su mes de aniversario y queremos festejarlo con ustedes. ¡Estén atentos!
08.10El viernes 14 se abrirá la mini-trama de coronación de Lachlan Dunbar. La misma tendrá una duración de dos semanas off-rol tras las cuales se producirá el cambio de estación.
08.10¡Los juegos han concluido! Los tributos podrán reclamar sus puntos por participación aquí.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Ferdia U. Wallace
La lluvia choca con el río que recorre las ruinas y el estruendo es lo que hace que este sea uno de los mejores puntos de encuentro del distrito cinco. Casi nadie se acerca a este lugar, quizá por lo poco seguro de su ubicación o por el aroma a humedad, así que podemos hablar de seguridad personal y completa calma. Hace un tiempo que no me paso por el cinco, demasiado ocupado en el doce como para tomarme la molestia de movilizarme de distrito en distrito antes de iniciar los planes que hemos hecho con Kennedy. Los mismos me llenan de una emocionante impaciencia, pero sé que debemos tomarnos las cosas con calma para que no se nos vayan de las manos. Un golpe cuidadoso es un golpe seguro.

Y si hace tiempo no paso por aquí, también pasó mucho desde que no veo a Mimi. Es una mocosa en comparación al resto, eso no puede negarlo ni ella, pero jamás voy a decir algo en contra de su modo y talento para trabajar. Es ella quien vendrá en mi busca hoy, como un simple encuentro para poder darles algo de materiales que encontré en el mercado y ya, luego continuaré mi camino. Chequeo en más de una ocasión el viejo reloj que guardo en el bolsillo, ese que no uso en la muñeca porque el cuero se ha estropeado tanto que es imposible hacerlo. Solo está retrasada unos minutos, pero son lo suficiente como para preguntarme si todo está bien. Por suerte, no tardo en verla aparecer.

Me apoyo en la piedra de cemento para ponerme de pie con cuidado de no tropezar e irme de culo al río, cubierto por la torre en ruinas que se eleva sobre mi cabeza y nos protege a mí y a mi mochila de la lluvia. Le hago una seña alzando dos dedos y sacudiendo la mano — Lamento mucho que tuvieras que salir con este clima — doy un paso hacia atrás para que ella pueda subirse a mi pequeño escondite, lo cual le va a permitir esconderse de la lluvia — Dime que aún tienen alguna reserva escondida de café.  
Ferdia U. Wallace
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
Mimi J. Johnson
Consejo 9 ¾
Los días de lluvia, y sobre todo aquellos en los que la temperatura no era similar a la que estaba dentro de mi heladera, eran mis favoritos. Podía pasar horas viendo la lluvia caer, o escuchando el viento golpear contra las ventas. Incluso me gustaba caminar bajo el agua, sin temor a mojarme y chapoteando en cuanto charco encontrase en el camino. Podía tener dieciocho, pero cuando llovía, volvía a tener ocho por unos pocos minutos.

En este caso mi infantilidad había terminado de manera abrupta, producto de las calles lodosas y un mal salto que había concluido con mi culo en el suelo. No había sido una caída muy dura, el barro había amortiguado bastante el golpe, y lo único que había terminado herido era mi orgullo. Por suerte la lluvia solía espantar a la gente, y nadie había vislumbrado mi glorioso y espectacular tropiezo. Lo único que quedaba como prueba de mi desliz, era la gran mancha marrón que cubría la mitad de mi short, podía estar lloviendo, pero la tela de jean era demasiado clara como para disimular el lodo, y no me quedaba otra que ir por la calle, mojada y sucia a causa del barro.

Llegar hasta donde me ha citado Ferdia es solo cosa de minutos una vez que he dejado de jugar, y se lo puede divisar a la distancia si es que sabes dónde mirar. Pegando unos saltos, algo más cuidadosos esta vez, me posiciono a su lado en lo que le devuelvo el saludo. - Es solo agua, no me molesta. - Le aseguro con una sonrisa despreocupada, tomando mi cabello sobre uno de mis hombros, y retorciéndolo hasta escurrir toda el agua que puedo. - Si querías café nos hubiéramos encontrado en otro lado, no tengo nada encima. Pero estoy segura de que Kenny todavía tiene bastante.
Mimi J. Johnson
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8299-johnson-amelia-joanne
Ferdia U. Wallace
Las tormentas de primavera siempre me han gustado, son como esos golpes de frescura en medio de los días calurosos que te dejan con cierta molestia, la misma que te carga de añoranza por los tiempos más fríos que van quedando atrás. Aún así, no puedo evitar sentirme un poco culpable cuando la veo aparecer como si se hubiese zambullido en un río sucio y tengo que apretar mis labios para reprimir la risa, esa que no contengo del todo — Mira el lado positivo, no tendrás que gastar el agua corriente — comento en tono jocoso, señalando todo su estado con un rápido vistazo de pies a cabeza hasta encontrarme una vez más con sus ojos oscuros. El agua caliente no es un lujo que podamos darnos todos los días, al menos no los más necesitados.

Le quito importancia a lo del café con un gesto rápido y me inclino para alzar la mochila por una de las correas. No pesa mucho, al menos no para mí, pero espero que sus brazos flacuchos puedan con la carga — Puedo vivir sin eso. No quería desviarme demasiado ni llamar la atención por si alguien se ha fijado en mí — no es muy fácil moverse entre los distritos sin que nadie te eche un ojo por las dudas, así que esto es mucho más seguro y evitará problemas para mis compañeros. Tiro del cierre, cuyo sonido apenas se puede escuchar con el agua corriente, y le enseño el montón de chatarra y cablerío que llevo conmigo — ¿Crees que todo esto será suficiente? — repuestos, piezas que podrían ampliar su frecuencia… ya no tengo idea de lo que necesitan o no, así que prefiero conseguir un poco de todo. Es lo bueno de vivir cerca del mercado negro.

Sin más, vuelvo a cerrar la mochila para evitar que se caiga algo al suelo y se la tiendo, sosteniéndola en el aire frente a ella en un intento de que la agarre — ¿Cómo te trata todo esto de ser la justiciera de los cables? — le pregunto con simpatía, soplando hacia arriba para sacarme ese buclecito ridículo que se ha pegado en mi frente — ¿Mucho trabajo? — como para no. No es como si no tuviésemos cosas en qué ocuparnos estos días.
Ferdia U. Wallace
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
Mimi J. Johnson
Consejo 9 ¾
Lejos de molestarme por su comentario, me río con simpleza y continúo su broma con facilidad. - Cuando vuelva procuraré sacar un jabón y lavarme afuera. - Que realmente no era una mala idea si consideraba que el clima era de veras ideal. Tal vez no bañarme en sí, pero si aprovecharía para lavar algunas prendas de ropa que ya llevaban días acumulando mugre en una esquina, y claro, mi short se sumaría a esa tanda, sino tendría que darle un baño completo en barro para que quede de un color completamente uniforme.

Cuando nombra lo de hacerse notar en parte tiene razón ya que, aunque gracias a la lluvia es muy difícil ver a alguien husmeando por ahí, cualquier persona que salga con este clima suele destacar. Al menos ahora estamos bastante ocultos de cualquier tipo de ojo avizor y puedo mirar sin reparos el contenido de la mochila cuando me lo enseña. - Eres un ángel caído del cielo. - No puedo examinar todo aquí mismo, pero el solo hecho de divisar unos cuantos capacitores me hace tener ganas de llorar de alegría. - Nunca son suficientes capacitores, los muy malditos se viven quemando, pero estoy segura de qué podré usar lo que trajiste.

Tomo la mochila sosteniéndola con ambas manos al notar que es un poco más pesaba de lo que esperaba, y no tardo en colgármela al hombro. Sin importar lo mucho que quisiera examinar todo lo que había dentro, este no era el lugar, y ni siquiera estaban las condiciones adecuadas para hacerlo. Y es que claro, nada mejor que revisar materiales eléctricos en plena lluvia al aire libre. - ¿Justiciera de los cables? Esto es juego de niños - Hago un gesto hacia mi espalda señalando hacia atrás con el pulgar. Podía armar y desarmar circuitos con los ojos cerrados, lo difícil era mezclar todo con magia para que se volviese indetectable. Más aún cuando debía hacerlo con varitas prestadas. - Lo que me da trabajo es hacer que dejen de tratarme como a una niña. Tengo dieciocho y todavía me miran mal cuando bebo alcohol. - No es como si mi madre no me hubiese compartido de su vino desde los trece. - ¿Y tú? ¿Quiero saber qué haz hecho para obtener todo esto? - Levanto ambas cejas y las muevo con rapidez en un gesto divertido. - Si tuviste que golpear a alguien soy toda oídos.
Mimi J. Johnson
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8299-johnson-amelia-joanne
Ferdia U. Wallace
Lo sé, lo sé — me doy aires de superioridad bastante mímicos por un momento, porque en verdad, sé lo mucho que necesitan de estas porquerías. La radio es un proyecto de pocos recursos y muchas manos, así que siempre he estado dispuesto a ayudar en lo que tuviese al alcance, en especial porque sé que es lo correcto. La confianza de Mimi para tratar todo esto como si fuese un juego infantil es la que me hace sonreír con amplitud, seguro de que si lo dice, es porque en verdad lo piensa. Puede ser una mocosa, pero creo que es más capaz que muchos de los adultos que conozco.

— Mis padres no supieron que bebía alcohol hasta mis veintiuno. Como estaba en entrenamiento, creían que era lo mejor…
— ruedo un poco los ojos con cierta gracia, rememorando unos tiempos que he perdido hace demasiado y en los cuales intento no pensar seguido. Su curiosidad hace que guarde silencio, como si el mismo sirviese para generar expectativa. Me acomodo contra la pared húmeda, sintiendo como el frío de la misma se me pega a la ropa y traspasa hasta enfriar la piel — Solo a un par… — lo dejo en el aire, hasta que mi expresión cambia para demostrar que no estoy hablando en serio — No es nada. En realidad, solo vendí algunas botellas e intercambié vinos que pude conseguir gracias a los traficantes. Ya sabes como es todo: te daré lo que necesites mientras que yo obtenga lo que me es útil — es la ley de supervivencia en el norte, por costumbre — ¿Necesitas que te consiga algo más? Puedo ir y volver en una semana, quizá dos si se me complica la búsqueda, pero sabes que traeré lo que te haga falta.
Ferdia U. Wallace
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
Mimi J. Johnson
Consejo 9 ¾
Ruedo los ojos con algo de gracia ante su comentario, y le doy un suave golpe en el brazo de modo juguetón. Aunque a decir verdad, sí era un ángel caído del cielo. Mantener la radio sin tener los recursos que él conseguía sería una tarea al menos diez veces más complicada, y no quería saber qué tanto tendría que hacer por un capacitor. Sin varita era complicado, y no podía hackear cajeros con tanta regularidad porque cada vez había más vigilancia. Me negaba a que me arrestasen por una nimiedad como esa.

- Pero ni yo estoy en entrenamiento, ni Kenny es mi madre así que... - Me encojo de hombros y levanto las cejas en un gesto despreocupado y vuelvo la atención hacia él. - ¿Desde cuándo bebes? - Es una pregunta válida ya que solo me dijo desde cuándo sabían los padres nada más, y me daba algo de curiosidad conocer esas cosas de la gente. Tampoco es que yo tomase demasiado, alguna cerveza por aquí, algún vino por allí; nada con la suficiente graduación alcohólica como para emborracharme. Si íbamos al caso, nunca me había emborrachado. ¿Ese era el caso?

Hago un leve puchero cuando me da a entender que bromea con lo de haber golpeado a alguien, pero lo cambio rápidamente por una mueca divertida porque yo tampoco creía que hubiese tenido que hacerlo. No cuando tiene esos ojos y una sonrisa capaz de deshacer a cualquier anciana. - Material, nada. ¿Pero que tan bueno eres con los encantamientos de camuflaje?
Mimi J. Johnson
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8299-johnson-amelia-joanne
Ferdia U. Wallace
¿Desde cuándo bebo? Tengo que hacer memoria, con cierta dificultad al verme abrumado por el sonido de la lluvia, tan presente que aplaca un momento los pensamientos que intenta pasearse por mi cabeza sin ninguna interrupción. Son recuerdos de una vida pasada, un poco nebulosos, pero aún así siguen presentes — Mi primera cerveza fue a los quince y me pareció asquerosa, pero con el tiempo empecé a tomarle el gusto. Aunque prefería las bebidas blancas en un principio. Solía asaltar la reserva de mi padre y cambiarle el relleno de las botellas por agua — el recuerdo del adolescente rebelde me hace pellizca la punta de mi lengua entre mis dientes, tratando de no reír — Es una buena técnica si alguna vez se ponen rígidos contigo.

El suspiro me hace parecer una persona malhumorada de manera repentina, más no por lo que dice, sino porque he perdido mi varita hace tiempo en una pelea callejera que la destrozó contra el suelo y he sido incapaz de conseguir una nueva debido a mi condición dentro de esta sociedad patética y desagradable — No se me daban mal, pero no tengo modo de efectuarlos. Al menos que tengas una varita para prestarme, cosa que dudo un poco… — entorno mis ojos al mirarla con renovada sospecha, pero la sonrisa nueva que se me pinta deja en evidencia que soy todo oídos — ¿Qué tienes en mente, cerebrito?
Ferdia U. Wallace
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
Mimi J. Johnson
Consejo 9 ¾
- Creo que Moira me mataría si le hago eso a una de sus botellas. - Además de que Moi era una de las pocas que no me criticaba por tomar, ella a lo sumo se quejaría si robaba su preciado alcohol, pero por el hecho de quitarle algo suyo más que por otra cosa. - Y si Kenny tiene… Pues las esconde muy bien. - O yo era muy mala buscando, que también era una opción válida. La mayoría de las veces olvidaba qué era lo que buscaba para empezar, o me distraía con la primera cosa fuera de lugar que encontraba. Viviendo en el Cinco, eso no era muy complicado ya que siempre había algo para reparar.

Me cruzo de brazos y suelto el aire de manera que parece más un relincho que otra cosa, pero cambio rápidamente mi expresión. No era común la falta de varita por estos lados. Yo misma había perdido la mía desde hace tres años, y la única que había logrado robar, me funcionaba tan mal que se terminó partiendo a la mitad cuando traté de hacer un simple encantamiento reparador. Oh, la ironía -Nada… Bah, sí. Es solo que llevo tiempo con esta idea, y todavía no logro efectuarla. - No solo con el uso de la tecnología al menos. Necesitaba una varita con urgencia…- El otro día a duras penas y pude escapar de la vista de unos aurores que andaban pidiendo identifcaciones. No quiero que vuelvan a mandarme al orfanato, así que pensé en que podría hacer indentificaciones falsas inteligentes. No es necesario engañar al sistema o a los registros, solo a la persona… ¿Me explico? - Tal vez no, pero esperaba que si tenía alguna duda, o aún mejor: una idea; me lo dijese.
Mimi J. Johnson
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8299-johnson-amelia-joanne
Ferdia U. Wallace
Su relincho es lo que eleva una de mis cejas, pero al mismo tiempo aumenta mi curiosidad. Conozco a Mimi lo suficiente como para saber que, si algo la decepciona, es porque el verdadero resultado podría valer la pena — Te escucho — declaro, anunciando que tiene mi completa atención. Me demuestra que no me he equivocado, porque todos hemos pasado por el tedioso momento de escapar de los aurores que andan reclamando identificaciones en las calles. Por suerte, a mí jamás me han atrapado haciendo algo ilegal, pero ese es otro tema. Me demoro un momento en contestar, porque tengo que hacerme un poco la idea de lo que está intentando describir — ¿Una identificación con algún hechizo para confundir? — sugiero en un tono algo dudoso, especialmente porque no estoy seguro de que funcione de esa manera — No es una mala idea, Mimi, pero… ¿Tienes idea de cómo lo harías funcionar? — a decir verdad, los encantamientos no son mi fuerte gracias a mi poca experiencia con las varitas.

A pesar de sabernos solos, miro por encima de su cabeza antes de inclinarme hacia ella, sintiendo como mi espalda húmeda se despega de la pared — No sé si Kenny te ha contado, pero hemos tomado la decisión de empezar a mover las masas. Poco a poco, agitarles el agua a los cómodos del Ministerio — la simple idea de imaginarme a los ricos y poderosos con la espalda contra la pared me pinta una sonrisa, algo más confiada de lo habitual — Me vendría bien una de tus identificaciones psicodélicas para moverme por los distritos, en especial si quiero meterme en el mercado de esclavos. Sabemos que ahí está el verdadero festín, aquellos que amarían correr la voz para retomar su libertad — los verdaderos damnificados, los que saben que deben luchar para no morir siendo consumidos por las ratas. Me enderezo y, en una actitud de hermano mayor fastidioso, le pico la punta de la nariz con el dedo — Intentaré robar una varita y volveré por ti. Te ayudaré en cualquier cosa que necesites, Mimi Jo. Si es por la causa, sabes que estoy dentro.
Ferdia U. Wallace
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
Mimi J. Johnson
Consejo 9 ¾
Se me ilumina la expresión cuando, a grandes rasgos, capta la idea que tengo para las pequeñas credenciales pese a que no he sabido explicarme del todo. - Es algo más complicado que eso, porque aunque tengan un hechizo para confundir, en el momento en que pasen la credencial por el lector, saltará nuestra información y el efecto se habrá perdido. - Incluso tenían recordatorios y alarmas en algunos casos. El mío tenía la etiqueta de menor en fuga desde hace tres años, y aunque ya hubiese cumplido la mayoría de edad, seguramente continuaría teniendo alguna descripción similar. Y si no lo hacía, debía cuando menos tener una citación para audiencia por el testamento de mi madre. Cualquiera que fuese la opción, significaba orfanatos, trámites, burocracia… Nada de lo que quería enfrentar ni ahora, ni en un buen tiempo. - Serán credenciales con bandas magnéticas inteligentes. Ya logré programar una para que, al pasarla por un lector, las mismas busquen el perfil más parecido que tengan en la base de datos. - Al menos en lo que constaba a la descripción física y los rasgos generales como la edad, o el distrito de procedencia. -Claro que la imagen y el nombre no coincidirán con el de la identificación, y es ahí cuando entra la magia.

Había leído de unos hechizos para hacer que los muggles vieran lo que uno quería, si podíamos adaptar esos, o hacer un hechizo confundus muy específico, pues la credencial falsa funcionaría seguro. - Es cuestión de prueba y error. Pero sin una varita y una mano habilidosa, todavía no puedo hacer ni la prueba. - A estas alturas tendría que robar una sí o sí, y ponerme a practicar como si mi vida dependiera de ello, pero dudaba que fuera en algún momento pronto.

Su comentario me toma por sorpresa, y mi cara lo demuestra cuando tanto mis ojos como mi boca forman un círculo casi perfecto por sí mismos. - Creo que es obvio que no me lo ha dicho, maldición. - Me molestaba quedarme afuera de los planes, porque no podía preveer nada, y al final siempre andaba a las corridas cuando surgía algo de último momento. No me gustaba ser la nena del grupo, pero creía que a estas alturas, ya había ganado la suficiente confianza como para demostrar que sí era de utilidad. - Deberías decirle a Moira que vaya. Que entregue comida de contrabando o alguna que otra cosa por el estilo. No tendrá buena oratoria, pero el soborno nunca es mala opción, y ella sí tiene una identificación que sirve. - Claro que debería justificar el por qué estaba en el mercado, pero su negocio, negocios, le daban los suficientes ingresos como para aparentar ser una compradora. - Si haces eso, la primera identificación va para tí sin dudarlo. No te das una idea de cuánto lo necesito.
Mimi J. Johnson
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8299-johnson-amelia-joanne
Ferdia U. Wallace
¿Credenciales con qué? Seguirle el ritmo es algo que me era imposible en los primeros días, pero con un poco de esfuerzo, creo que puedo comprender lo que me está diciendo. Por eso quizá me demoro un poco en hacer otra cosa que asentir quedamente con la cabeza, hasta que me resuelvo a contestar — Tengo la mano habilidosa, considérame en busca de una varita — después de todo, también necesitaré una para llevar a cabo todos los planes que tengo en mente. En esta sociedad, un mago sin varita es un mago inútil, además de que algo habrás hecho para no tener el honor de llevar una. Si planeo moverme sin levantar sospechas, ese artefacto me será igual o más útil que sus credenciales mágicas.

Asumo por su expresión que no estaba enterada antes de que lo admita, lo que me hace reír con algo más de burla de lo que pensaba — Bueno, a los niños es mejor tenerlos fuera de peligro — la seriedad no me dura demasiado, puesto que ella sabe que jamás la dejaría fuera de juego porque siempre he opinado que todo el mundo tiene derecho a aportar su grano de arena por aquello en lo que siempre ha creído. Además, Mimi ya me ha demostrado que no es ninguna niñata boba. La idea de llevar a Moira conmigo no es mala, pero a decir verdad no es algo que esperaba escuchar — No quiero cuidar otra cabeza que no sea la mía, pero tal vez su apellido sirva de fachada — no disimulo mi poco entusiasmo por la compañía de la chica, pero tampoco es que yo sea una persona que ande ocultando sus pensamientos, así que dudo que se sorprenda o disguste.

¿Cuánto lo necesitas? Un invento como ese podría salvar a cientos de personas. Siempre he creído que los aurores se toman demasiadas libertades al momento de frenar en las calles. A veces, es simple capricho y abuso de autoridad — por no decir, casi siempre. Sin más, me llevo el brazo contra la boca para reprimir un bostezo y me muevo, estirando mis piernas en señal de que ya no tengo mucho que hacer por aquí — Volveré por tus ideas en cuanto tenga una varita, Mimi. Si necesitas de mi ayuda, ya sabes cómo encontrarme — y si no, siempre regresaré por ellos. Siempre lo hago.
Ferdia U. Wallace
Icono :
Rainfall ✘ Mimi IqWaPzg
Contenido patrocinado
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.