The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Riley Kavalier el Sáb Ene 05, 2019 6:21 pm

25 de Marzo

La primavera no es de mis estaciones favoritas, demasiadas flores que no se llevan bien con mis alergias. Me gustaría poder quedarme encerrado en casa pero lamentablemente mis padres insisten en que los visite para comprobar que no estoy muerto, por supuesto que ellos ni siquiera piensan en pisar el distrito 3 ya que es muy poco glamoroso para ellos. No los entiendo ¿Qué es un poco más o menos de lujo? De todas formas lo único que utilizo es aquello que me ayuda a cumplir mis necesidades básicas. Ya puedo oír el grito en el cielo por estar utilizando esta túnica gastada que tengo desde hace años, no es lo último en la moda pero es mi favorita... Si a la gente del Capitolio les molesta pues pueden ir a quejarse a otro sitio porque yo no pienso escucharlos.

Pero que ya haya llegado al Capitolio no quiere decir que comience con esa maldita visita de inmediato, puedo entretenerme en el camino y por eso le envié una lechuza a Ariadna Tremblay. La mujer tuvo la amabilidad de tratar una de mis torpezas hace un tiempo y desde entonces ha tenido que lidiar conmigo... Aunque hace ya un tiempo que nuestras charlas no se limitan a síntomas y tratamiento, lo cuál me confunde ¿Somos amigos? La verdad es que hay muchas cosas que yo no sé de ella y ella no sabe de mí, pero nos reunimos con cierta regularidad y me cae bien.

Acordamos encontrarnos en una casa de té en una de las avenidas principales. Es un sitio despampanante, con ribetes dorados decorando las paredes que no me cabe duda de que es oro puro. Las mesas y sillas son antiquísimas, pero eso no quiere decir que den apariencia de viejas y débiles. La luz es baja pues las ventanas no son demasiado amplias y hay velas flotando como las había en el antiguo Hogwarts.

Voy caminando entre las mesas con las manos en los bolsillos y la cabeza hundida entre mis hombros hasta que encuentro una mesa libre. Una joven mesera viene a ofrecerme algo y niego rápidamente con la cabeza sin hacer contacto visual, debo esperar a mi acompañante.
Riley Kavalier
Riley Kavalier
Científico

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Ariadna T. Tremblay el Sáb Ene 05, 2019 7:56 pm

Normalmente, a las 5 de la mañana, Ariadna ya terminó de desayunar, se cambió e incluso resolvió un crucigrama antes de irse a trabajar. Aquel día era una excepción, ya que de no haber inconvenientes, heridos de urgencia o lo que fuera, tenía el día libre y sabía como aprovecharlo.
Sólo cuando las agujas del reloj marcaron las 10.30 a.m, Lady Cora, su elfina, ingresó al dormitorio de la rubia, abrió las cortinas y le llevó el desayuno a la cama. —Buen día y muchas gracias, hoy iré a cabalgar. Por favor recuerdale a mi madre que no estaré para la hora del té, he quedado con un amigo.— Pidió amablemente, al tiempo que envolvía sus manos en la cálida taza humeante.
A través de la ventana podía observar cómo las flores comenzaban a crecer, como las abejas buscaban el polen para producir miel y como las aves cantaban alegres. La primavera y el invierno eran las dos estaciones que Ari más amaba.

Al terminar de beber su café acompañado con tostadas, se vistió apropiadamente y caminó hacia el club de campo donde podía cabalgar y hacer cientos de actividades más para matar el tiempo.
Cuando Ariadna consiguió su primer empleo como estudiante de medicina, su madre le había regalado una yegua de pelaje marrón tan claro, que parecía oro. No lo había dudado ni siquiera dos segundos, el nombre que le otorgó fue Artemisa y casi que pudo escuchar la risa de su padre.
Ari pasó horas alimentando, cepillando y entrenando con el animal, le tenía tanto cariño que le costaba separarse cada vez que la visitaba. Sin embargo cuando su estomago gruñó, supo que era momento de despedirse y regresar a casa para el almuerzo.

Siendo las 15 p.m, terminó de ducharse y cambió sus prendas por un vestido azul marino a la rodilla, botas cortas negras y un bolso del mismo color oscuro. No se aplicó mucho maquillaje ya que no era muy fanática, pero si se colocó un par de aretes y pulsera a juego.

La rubia no era una persona impuntual, por lo tanto peinó sus cabellos húmedos con apuro y utilizó la aparición para viajar hasta el Capitolio.
Conocía de ante mano el lugar donde había quedado con Riley, estaba a pocas cuadras y con el largo de sus piernas, en menos de 10 minutos se encontraba caminando entre las mesas del salón de té.
¿Está ocupado este asiento?— Preguntó bromeando al ver a su amigo. La historia de cómo se habían conocido era muy extraña y casi bizarra, digna de un cuento griego. —Me alegro de verte..."Sobrio".
Ariadna T. Tremblay
Ariadna T. Tremblay
Sanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Riley Kavalier el Sáb Ene 05, 2019 9:41 pm

No pasa mucho tiempo hasta que la mujer rubia entra en la casa de té. Tiene algo especial, diferente de las demás personas y definitivamente diferente a mí. Ella parece ir por la vida sin problemas, sin incomodidades, camina por el lugar como si fuese la dueña de éste e incluso bromea a modo de saludo pero me doy cuenta de que se trata de una broma recién después de responder con honestidad - No, no, te estaba esperando a tí. - lo siguiente me hace sonreír tímidamente pues las personas no suelen alegrarse al verme, solo cuando llego al trabajo con una gran idea los demás muestran sus sonrisas y palmean mi espalda, pero en situaciones ordinarias jamás.

- También es un placer verte fuera del hospital - respondo atreviéndome a buscar sus ojos con los míos. Al menos aquí ella no tendrá que ocuparse de mí, de hecho yo puedo invitarle una taza de té - Aún no he pedido ¿Un té regular está bien? Puedo pedir uno con una pizca de alcohol... Me han dicho que es habitual tomar alcohol cuando uno se reúne con amigos pero  los sitios en los que venden esa clase de bebidas me hacen sentir algo incómodo, eso ya lo sabes - hay demasiada gente desinhibida para mi gusto, no puedo afrontarlo estando sobrio. Aunque con algo de felix felicis en la sangre, podría hasta bailar sobre los parlantes.

Llamo a la mesera y hago el pedido. Acto seguido me acomodo en el asiento y decido qué preguntar, supongo que por su día ya que lo habrá tenido libre... De otra forma habría declinado mi invitación por estar trabajando - Has tenido el día libre - expongo mi conclusión en voz baja - ¿Haz hecho algo interesante? - pregunto luego jugueteando con mis manos sobre la mesa.

Recuerdo lo que eran mis días libres cuando vivía en el Capitolio, siempre prefería quedarme en casa jugando en mi enorme habitación pero siempre me veía enredado en paseos a caballo, importantes cenas, fiestas a mitad del día con personas extrañas y viendo eventos deportivos desde el palco VIP sin estar realmente interesado en lo que pasaba abajo.
Riley Kavalier
Riley Kavalier
Científico

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Ariadna T. Tremblay el Dom Ene 06, 2019 5:45 pm

Una tímida sonrisa se forma en el rostro de la rubia, ella tampoco solía hacer muchas bromas, así que tenía sentido si él no había entendido el mal chiste en forma de saludo.
Antes de acomodarse, se quitó el fino abrigo blanco y lo colgó en el respaldo de su silla junto con su bolso, luego sí, tomó asiento. —En verdad me alegró recibir tú carta, hacía mucho que no nos veíamos.— Comentó apoyando los codos sobre la mesa, utilizando sus manos como sostén para su cabeza.

Ariadna no tenía que ver la carta, ya sabía casi de memoria qué es lo que servían o que sugería el menú especial. —Si, menos mal que nuestro encuentro es fuera de ese edificio. Necesitaba salir un poco...luego de la horrible semana que tuve.— Admitió   mientras acomodaba un par de mechones detrás de la oreja derecha. —Mmm de hecho tengo ganas de otra cosa y creo que seguiré tú sugerencia.— La bruja no era de beber, de hecho la mayoría de las botellas que se encontraban y vaciaban en su casa, era culpa de su madre y de algún que otro invitado. —Un capuccino con un poquito de licor de chocolate para mi.— Cuando la mesera se estaba retirando para preparar el pedido, la detuvo unos segundos más. —¡Oh lo siento! También te pediré uno de esos conitos rellenos de coco, por favor...¿Tú no quieres nada para comer?

Su semana dentro del hospital no había sido tan terrible, pero si agotadora. Al parecer comenzaba la temporada de accidentes, ya que la mayoría de las personas no salían a explorar tierras o criaturas durante el invierno. —Si, y creo que bien merecidas.— Murmuró soltando un suave suspiro, el cual terminó haciendo que se le escapara una risita. —¿Qué hay de ti? ¿Algo nuevo ha pasado y no me lo has contado?— Inquirió arqueando una de sus cejas, sin dejar de mirarlo a la cara. —Mmm la verdad no mucho, pasé la mañana cepillando y cabalgando un poco con Artemisa, mi yegua. Fuera de eso...dormí demasiado.— Sus mejillas se tiñeron de un color rojo suave, no sabía porqué había revelado tal información. Para la rubia y para su madre, dormir tanto no era bueno...¿Por qué? Ni idea.
Ariadna T. Tremblay
Ariadna T. Tremblay
Sanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Riley Kavalier el Dom Ene 06, 2019 11:35 pm

No me llevo bien con los lapsos de tiempo, para mí solo hay días en los que trabajo, días en los que no y cuando me comprometo con un proyecto puedo perder la noción de los días muy fácilmente... Así que no puedo decir que ha pasado mucho desde la última vez que nos vimos, aunque si he sentido la necesidad de enviarle una carta para charlar supongo que así debe ser - No dejaré pasar tanto tiempo la próxima vez entonces - respondo con un amago de sonrisa.

Personas como yo hacen que las semanas de los sanadores sean difíciles así que no me extraña que en su profesión la haya tenido difícil. Por eso elegí algo que no involucre tener que socializar, solo soy yo con mi pizarra  y montones de teorías para optimizar el funcionamiento de los objetos mágicos - Tomaré lo mismo - digo a la mesera luego de que la rubia hace su pedido. En cuanto a la comida, veo varios pasteles que se ven sumamente deliciosos, hay uno con copos de azúcar y chocolate que parece perfecto para dejar despierto a un niño toda la noche - Una porción de ese pastel, por favor - pido señalando con mi dedo. A penas vuelva me pondré a trabajar así que quemaré toda esa glucosa rápidamente.

Sonrío honestamente cuando comenta sobre su día pues suena a algo familiar para mí en el pasado - Desearía poder dormir más, no puedo hacerlo por más de seis horas seguidas - y todos recomiendan ocho, pero aún no me he muerto así que no debe estar tan mal - Por la mañana trabajé en un sistema de camuflaje para escobas, luego comí unas barras de cereal, me bañé, leí un libro sobre poemas pero no pude encontrar sentido a ninguno de ellos y luego aparecí aquí. Se supone que más tarde debo reunirme con mis padres - respondo encogiéndome de hombros.

- ¿Por qué ha sido una semana difícil? - pregunto ya que me parece una mejor idea que seguir hablando de mí. Quizás, la próxima vez podamos ir a cabalgar juntos, estoy seguro de que mi pequeño Blue Lightning ya no es tan pequeño y sigue en los establos listo para ser montado.
Riley Kavalier
Riley Kavalier
Científico

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Ariadna T. Tremblay el Jue Ene 24, 2019 2:30 am

Los clientes a su alrededor conversaban con ánimos y comían de la misma forma, Ariadna no pudo evitar notar a una numerosa familia que reía, disfrutando de la salida grupal y una extraña sensación golpeó su pecho. Ella no tenía eso, no lo había tenido y tampoco lo tendría.
Su madre era un caso especial, la amaba y protegía, pero eran incontables las veces que peleaban por estupideces. Y su padre, su padre se había ido demasiado rápido y no recordaría su rostro, de no ser por las fotografías guardadas.
Por esto mismo la bruja no tenía tantos amigos, no quería abrir su corazón, encariñarse...Y luego sufrir por pérdidas otra vez. —Me parece una sabia decisión.— Comentó con una sonrisa tímida.

Cuando la mesera se retiró para preparar el pedido, la rubia rió y lo miró de brazos cruzados. —A tú madre le dará un ataque si vas con tanta azúcar en la sangre, no estarás ni dos segundos quieto para que puedan torturarte.— Otra broma que se le había escapado, al recordar la verdadera razón de su visita al Capitolio, él ya le había escrito aquello en la carta y cuando la bruja lo había leído en su despacho, una carcajada se le había soltado.

Escuchando la rutina de su amigo, intentó peinar sus cabellos sueltos detrás de la oreja, pero aquello era más un gesto involuntario que un verdadero interés, pues sabía que los mechones no durarían mucho allí. —Los poemas son especiales, muchos no tienen sentido a no ser que hayas pasado por algo parecido. Es como...cuando las personas beben con el corazón roto, algunos quieren embriagarse, otros ser comprendidos por las palabras.

La chica que había tomado el pedido regresó con una bandeja llena, depositó las tazas, platos y cubiertos frente a ambos y luego se retiró. —Bueno, no fue una semana difícil, pero si agotadora y repleta. Han llegado demasiado pacientes por heridas de criaturas, al parecer quienes antes no levantaban el trasero del sofá, ahora se creen cazadores y no van a por conejillos, van por los animales grandes, sin medir las consecuencias. Y estoy atendiendo sola, ya que mi compañera de área está de licencia por maternidad.
Ariadna T. Tremblay
Ariadna T. Tremblay
Sanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Riley Kavalier el Jue Ene 24, 2019 6:53 pm

- Eso suena bien para mí - respondo uniéndome a su risa. La verdad es que mi cuerpo está acostumbrado a estimulantes mucho más fuertes así que dudo que el azúcar vaya a generar un cambio muy notorio en mí, y de hacerlo probablemente mi madre se lo atribuiría a una nueva rareza pasajera y me seguiría por detrás a medida que camino, extraña mujer. Por suerte ya no debo vivir con ellos, es uno de los beneficios de haberme convertido en un adulto pese a que me siguen tratando como un niño cada vez que vuelvo a mi antiguo hogar.

Escucho lo que dice sobre el poema y me sonrojo pues soy inexperto en casi todos los aspectos de la vida. Es curioso ya que siempre me propuse ser el más listo de la habitación pero hay cosas que no explican los libros.

"Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;

y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas
blanca cera y dulce miel."


Recito según lo que recuerdo. Claro, recordar las palabras exactas no es un problema, pero entenderlas es un asunto completamente distinto - Era un libro m-muy viejo, ni siquiera sé de dónde lo saqué - comento con rostro pensativo, aun pensando en ese y otros poemas que he leído ésta mañana - Suena a algo digno de la psicología, los sueños y esas cosas pero... ¿Abejas en el corazón? Suena como una experiencia traumática y desesperante, pero el hombre lo describía como algo bueno- de solo imaginarme a mí mismo con esas criaturas dándo vuelta dentro mío me dan ganas de correr y lanzarme al mar.

Río una vez más al enterarme de las hazañas de los nuevos cazadores y me encojo de hombros. En realidad no puedo culparlos ya que por algún lado tenemos que comenzar ¿Y qué mejor forma que hacerlo que a lo grande? - Cuando estaba en el Royal intenté mezclar magia y ra... radiación... No salió nada bien - comento y luego me muerdo el labio inferior intentando contener la risa - Podría haber hecho algo sencillo pero yo quería demostrarme a mí mismo que podía, entiendo a los cazadores tontos - admito encogiéndome de hombros - Al menos no te dejan aburrirte.
Riley Kavalier
Riley Kavalier
Científico

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Ariadna T. Tremblay el Sáb Ene 26, 2019 2:23 am

Ariadna le agrega a la bebida dos cucharaditas de azúcar, empieza a revolver tratando de no volcar nada, mientras escucha el poema que su amigo recita para ella.
Bebe un sorbo pequeño para comprobar que todo este como le gusta y termina sonriendo, porque si lo está.
Reconozco ese poema.— Susurra y al mismo tiempo pincha el conito con su tenedor y lo parte por la mitad.
Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.
Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.

La rubia no tenía mucho tiempo libre para pasatiempos, el único momento que tenía fuera del hospital lo usaba para salir con sus pocos amigos, pasar rato en el club de campo o con su madre y a veces para estudiar. Aún siendo médica especializada, nunca se deja de aprender.
El poema citado lo había leído de adolescente, todas las tardes luego de llegar del colegio, lo pasaba dentro de su dormitorio y sólo salía para comer.
Todavía no entendía cómo fue que recordó cada una de las palabras.  
Yo creo que es una metáfora muy linda, la miel es el único alimento natural que no tiene vencimiento. Tal vez lo que quiere decir el autor, es que las abejas están llenando su corazón de un amor tan fuerte que no tiene fin.— Sonríe algo apenada, ella no era para nada experta en interpretación de poesía y quizás estaba hablando estupideces. Metiendo la pata como siempre.

Agachó la cabeza y bebió un par de sorbos más, los cual intercaló entre pequeñas probadas a su bocadillo dulce. No estaba para nada mal, pero en 3 mordidas ya se había empalagado.
No, la verdad es que nunca me aburro. Eso es lo que me gusta de mi trabajo, siempre hay algo nuevo, algo emocionante...No serviría para estar en una oficina llenando papeles, no sé cómo lo hace mi madre.
Ariadna T. Tremblay
Ariadna T. Tremblay
Sanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Riley Kavalier el Sáb Ene 26, 2019 9:40 pm

Escucho su poesía y razonamiento con el ceño fruncido pues tiene sentido lo que dice pero me temo que tengo que conformarme con creer sus palabras pues no puedo aplicarlas a experiencias propias. He oído que muchos poemas y canciones están dedicadas al amor, explicando de una y mil formas lo que se siente amar a alguien o que te rompan el corazón. Jamás he comprendido eso y por la misma razón no leo novelas románticas pues me cuesta identificarme con los personajes... Es difícil creer que algún día finalmente podré comprender todo eso pues tengo entendido que el amor pega en la adolescencia y yo ya tengo 30 años.

- Debería dejar de leer poemas - respondo finalmente - El autor se revolvería en la tumba de enterarse que lo que él planeaba que fuera romántico a mí solo me ha dado ganas de comprar un frasco de miel - bromeo con media sonrisa. Por eso debo limitarme a los libros de ciencia y magia. Quizás luego pueda analizar el asunto con Lara pues ella ha estado enamorada en el pasado, odio que ya no lo esté así como odio a los que fueron dueños de sus afectos.

-Creo que es un talento que se adquiere con los años, mis padres se la pasan detrás de papeles también - debo admitir que el pastel está delicioso y casi siento el estímulo de la azúcar luego de los primeros bocados - Al menos tú tienes estudiantes que pueden hacer el papeleo por tí ¿Cierto? - pregunto aunque no estoy muy seguro del funcionamiento del hospital. El laboratorio es bastante tranquilo, los chicos que terminan sus estudios llegan directo a trabajar y no podemos limitarlos al papeleo, al menos yo no puedo hacerlo - Veré si puedo construir algo nuevo y emocionante para los medimagos, hace mucho que no me enfoco en esa área.

Recuerdo haber trabajado hace unos años en un aparato diagnóstico para enfermedades mágicas pero desde entonces he estado apartado de la tecnología a favor de la salud. Jamás me hubiese imaginado que terminaría enfocado en seguridad pues no es mi estilo para nada.
Riley Kavalier
Riley Kavalier
Científico

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Ariadna T. Tremblay el Miér Mar 13, 2019 12:40 am

Las palabras del poema la dejaron pensativa y aunque intentó ocultar sus pensamientos detrás de la taza de capuccino caliente, sabía que no era muy buena en eso. Ariadna era bastante transparente y le costaba horrores mentir o engañar. —No lo creo...eso es lo divertido de los poemas, tienen millones de interpretaciones, cada uno en base a su experiencia de vida y te apuesto lo que quieras, que ni siquiera uno de ese millón, acertaría a lo que el autor intentó escribir.— La rubia volvió a reír, sólo que esta vez fue un poco más audible. Su madre estaría tan molesta de estar presente. —Un frasco de miel si que suena delicioso.

Me temo que ese talento está muy, pero muy dormido en mi. No tengo estudiantes que hagan mi papeleo, soy bastante nueva en mi puesto de trabajo...Además prefiero hacerme cargo de mis cosas.— Volvió a beber un sorbo de su bebida y ya sus mejillas se tornaron algo rosas por el licor de chocolate. La bruja no acostumbraba a beber. —No podría confiar los historiales de mis pacientes a otra persona, cuando yo, que los estoy tratando, los conozco más. — La realidad era que la bruja no podía confiar en nadie en exceso, para ella todos tenían motivos personales, que predominaban sobre el resto.

Mientras sea algo emocionante que me simplifique un poco el trabajo, construye lo que quieras. Eso si, debes invitarme cuando hagas las pruebas...Jamás he estado en tú lugar de trabajo y debe ser interesante.— Llevó el último pedacito de conito a su boca y ya sentía que iba a explotar. —¿Tenemos un trato?
Ariadna T. Tremblay
Ariadna T. Tremblay
Sanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay Empty Re: It's not a cup of tea without alcohol - Ariadna T. Tremblay

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.