The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
INVIERNO de 247421 de Diciembre — 20 de Marzo


ÚLTIMOS
TEMAS
Pro-Mago Radical2000 G
Pro-Muggle Radical2000 G
Profesores y alumnos1500 G
Escuadrón Licántropo1500 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
10.10¡Reapertura del foro! Para conocer lo que pasó en el último año no olviden pasar por la cronología. ¡Revisen sus MP!
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Echo R. Duane
Echo Riordan Duane
Historia

Echo nació en el distrito 13, hijo de dos magos sangre pura antiguos agentes de la paz, que se suponía que deberían haber tenido una vida perfecta. Pero para su desgracia, algún gen se torció al engendrar a su único hijo, porque les dio problemas desde el mismo día en el que nació. Su madre casi muere en el parto, dos semanas después les estaban desahuciando de su hogar porque estaba lleno de termitas; al mes su padre había perdido la mitad del dinero que tenían ahorrado para vivir el resto de sus vidas con tranquilidad, debido a un mal negocio. Pensaron que su hijo estaba gafado y lo enviaron a vivir con sus abuelos al distrito 3, con tan solo 5 años de edad, cuando ya era consciente de que sus padres le estaban dejando atrás. Les guardó mucho rencor. Tanto como para no hablarles el resto de su vida.

Cuando Echo llegó al 3, no había nadie más que Iago, ese molesto chiquillo de tres casas más arriba que hablaba más que un gato con hambre. No sabe porqué se le pegó, pero se alegra de que lo hubiera hecho, a pesar de lo borde que fue con él desde el principio, a pesar de todas las veces que lo golpeó por meterse donde nadie lo llamó, porque se convirtió en el mejor y único amigo que tuvo durante toda su puta existencia.

Siempre tuvo suerte en las cosechas, y para cuando solo le quedaban dos, pensó que su mejor amigo también. Pero no. El salió elegido por desgracia para Echo, quien se habría ido voluntario en su lugar, si no hubiera estado obligado a presentarse en las cosechas de su distrito de nacimiento. Se pegó a la televisión como jamás lo hizo en la vida y juró asesinar a todos y cada uno de los hijos de perra que sobrevivieran a esos juegos, si no eran él. Pero sobrevivió. Y eso fue genial, porque el hecho de que viviera en la Isla de los Vencedores le daba a Echo un motivo para hacer algo útil con su vida; al menos algo más útil que meterse en problemas, robar cosas y reparar motocicletas.

Entró en la academia de aurores con un año de retraso, coincidiendo con Arleth en el proceso. La recordaba. Era la chica que siempre le miraba en la escuela (si, creía que era a él) y enamorado hasta las trancas antes de darse cuenta, se llevo la decepción de que estaba saliendo con su mejor amigo. Y más que eso. Puede que su relación no fuera pública, pero era importante para ellos; era como si estuvieran casados; tuvieron dos hijos. Fueron felices.

Echo se pasó la vida viendo a la mujer de la que estaba enamorado siendo feliz con otra persona. Cualquiera pensaría que se alegraría de que Iago muriera, pero fue devastador. Para su mujer y para él. Ambos se distanciaron. Echo no podía ver a los niños, iguales a su padre de pequeño, especialmente el trasto de Cale quien además tenía sus malditos gestos. Se enfocó en su trabajo, ascendió a puestos que solo soñaba cuando era joven y acabó dirigiendo el departamento de seguridad nacional cuando los Black aún estaban al poder.

Pero todos los imperios caen tarde o temprano, y ellos no fueron menos. Durante la boda de Stephanie Black y Derek Metzger, los rebeldes tomaron el poder. Para entonces él había olvidado que su mejor amigo ayudaba a esos salvajes. Y agradecía que estuviera muerto para que no viera lo que hicieron con la vida que él había dado por ellos. Huyó con Stephanie, a la que salvó por mero deber y de lo que se arrepintió durante años, pero se dio cuenta del error que era cuando ya no podía remediarlo.

Cuando escapó acabó perdiendo a la Black una temporada, ella se largó dejándolo bastante malherido y él decidió que la próxima vez que la viera la ahorcaría por eso; suponiendo que hubiera una próxima vez. Fue a donde Arleth porque no tenía otro sitio a donde ir, y después de que ella curara sus heridas y recuperara un poco el juicio, le dijo que debía venir con él. Ella era la única conexión que los rebeldes encontrarían si querían saber su paradero y luego de haber matado a todos los Black y a los ministros sin siquiera pestañear, dudaba que no hicieran lo mismo con ella o con sus hijos. Así fue como empezaron a vagar por los distritos buscando donde esconderse y encontraron a más personas en la misma situación; finalmente encontrarían el 14, siguiendo las direcciones de un viejo que creía loco cuando en medio del desierto ya solo quedaba dar un salto de fe: seguir andando y encontrar algo o regresar y morir antes de llegar a ninguna parte.

Él podía desaparecerse, tenía claro que se llevaría a Arleth con él, pero no podía hacer lo mismo con sus dos hijos y la conocía lo suficiente como para saber que no los dejaría. Optó por seguir andando y por suerte, llegaron a alguna parte.

Convirtieron aquel distrito en su refugio, que ha sobrevivido más tiempo del que se esperaba. Dirigió la milicia durante varios años, siendo más agresivo en los entrenamientos al principio. Los hacía despertar a las 6 de la mañana y tuvieran la edad que tuvieran, los ponía a entrenar hasta que les sangraban los pies. Fue siendo más blando conforme crecieron, porque aunque jamás lo admitiría en voz alta, ese montón de mocosos le robaron el corazón y aunque no tiene relación sanguínea directa con ninguno de ellos, son como sus hijos.
Otros datos

— Lleva toda la vida enamorado de Arleth, pero solo fue consciente de eso cuando coincidieron en la academia de agentes de la paz. Ella por desgracia solo lo veía como un amigo y él prefería tener eso, a arriesgarlo y perderlo todo. Ha tenido oportunidades de sobra para cambiar la situación, pero si hay algo para lo que nunca fue lo bastante valiente, fue eso.

— Acabó ablandándose con tanto mocoso rondando, porque gracias a ellos se dio cuenta de que sus días en solitario, ya se habían quedado atrás.

— Adoptó a Kendrick porque le hizo a Cordelia la promesa de que cuidaría de él hasta el último día de su vida. Y eso ha hecho desde entonces.

— Siempre ha sido un hombre de palabra pese a los tropiezos que ha tenido a lo largo de su vida.

— Jamás se le pasó por la cabeza cuestionar la decisión de Arleth cuando le dijo a todo el mundo que Elioh y ella iban a tener una hija cuyo nacimiento coincidía con una época en la que tuvieron un desliz. Si ella dice que es de Elioh, él la cree.

— Aunque delegó el trabajo del área militar hace algunos años ya, aún le gusta malgastar su tiempo ayudando con los entrenamientos.
Estadísticas del personaje

VITALIDAD: 30 pts
FUERZA: 10
DESTREZA: 4
DEFENSA: 10
AGILIDAD: 6
RESISTENCIA: 5
Norman Reedus • 51 años • Traidores
sub-líder del consejo
Echo R. Duane
Icono :
Duane, Echo IqWaPzg
The Mighty Fall
Ambientación
✓ Aceptado
Ahora que tu ficha ha sido aceptada, es momento de realizar el registro general y pasarte por petición de rol.

Si te surge alguna duda, puedes ir al apartado de atención al usuario.
The Mighty Fall
Icono :
Duane, Echo SdZay3W
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.