Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

skin diseñado por @madeinsevilla

Who lives, who dies, who tells your story

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Who lives, who dies, who tells your story Empty Who lives, who dies, who tells your story

Mensaje por Kendrick O. Black el Lun Ene 11, 2021 5:14 pm

24 de febrero por la mañana.



Toda mi vida me han dicho que las personas nacemos con un propósito. Algo que he escuchado, quizá más en los libros que leía en el catorce al no tener cosas como televisión y no tanto en la boca de los demás, es que las personas recorremos un camino pactado para nosotros e, incluso en las cosas más pequeñas, dejamos una marca. Cuando era niño, solía pensar que mi huella tendría que ver con ser la persona que descubriría un nuevo mundo, una sociedad escondida, un continente extraño en el cual vivir aventuras. Creo que está de más decir que mi propia aventura fue muy diferente a lo que habría soñado en ese entonces.

Llegar a la fecha en la cual vas a morir y tener consciencia sobre ello es una de las sensaciones más extrañas que he tenido. Por extraño que sea, no estoy sentado pensando en mis arrepentimientos o en las cosas que he dejado atrás; tal vez, porque mi cerebro no es capaz de procesarlo y solo me quedo mirando un punto fijo de la pared en cuanto me doy cuenta de que mis pensamientos se vuelven más nítidos y, por lo tanto, el dolor físico me consume cada vez más. Esto me indica solo una cosa: han apartado a los dementores del pasillo, pero nadie viene a decirme el motivo y tampoco sé qué hora es. Lo único que puedo hacer es esperar. Respiro lento. Intento ignorar la fiebre y aguardo.

En algún punto, la puerta se abre y levanto la mirada para ver como Hans Powell es quien ingresa a mi celda; detrás de él, hay una joven que no reconozco pero todo su uniforme me grita que es auror. Trago saliva, tengo la mandíbula tensa y lo primero que pienso es que no tiene sentido que él esté aquí si vamos a encontrarnos en el Wizengamot. Algo en su expresión me dice que se encuentra de mal humor, pero no tengo la clase de relación con él que me permite andar haciendo preguntas tales cómo “¿estás bien?”. Tampoco es que me interese, solo me brinda cierta curiosidad.

Tu juicio ha sido pausado — revuelve dentro de su saco y me lanza lo que parece ser un documento oficial a los pies de mi cama de hierro, en la cual he estado sentado por tantas horas que sospecho que el colchón ha formado la silueta de mi culo — Habrá un duelo anunciado esta misma tarde y las normas serán claras. El presidente solo pondrá a una pausa a los juegos si tú puedes vencerlo antes de que él te mate a ti. En otras palabras, será una ejecución para limpiar el enchastre publicitario que has hecho y para evitar amenazas de tus compañeros— puedo sentir cómo me sube la nuez por la garganta y algo que reconozco como mi corazón comienza a latir con demencia dentro de mi pecho. Me enderezo y, como si fuese una orden, asiento con la cabeza. Powell se remueve, metiendo las manos en los bolsillos — Tendrá lugar en la arena del coliseo y te darán una varita, ya que la tuya ha sido partida. Quizá dejen tu mano hábil un poco más decente para que puedas agarrarla, pero no serás curado. Con un poco de suerte, será un duelo rápido y limpio. No queremos tretas, ¿de acuerdo? La zona estará rodeada de aurores que tienen permiso de lanzar un Avada Kedavra en cuanto noten algo extraño, sea a ti o a quien intente ayudarte. Y para que nadie pueda usarlo en nuestra contra, morirás en televisión. ¿Está todo claro?

No puedo evitarlo. Se me escapa una risa irónica sin sonido, de esas que me hacen morder mi labio inferior en lo que niego con la cabeza. Me tomo un momento en volver a mirar al hombre que tengo delante, cuya existencia me produce tanto odio como lástima. Tengo que pasar saliva varias veces antes de ser capaz de hablar — Todo claro, lo entiendo — lo que significa que van a matarme en un espectáculo arreglado y que me costará aún más hacer lo que he querido desde un principio: quizá es imposible que gane, pero si voy a morir al menos voy a tratar de llevarme a Aminoff conmigo. Solo basta un hechizo rápido que le dé antes de que me den a mí y es todo. Están preparando todo esto para una sola muerte, pero yo me encargaré de que sean dos.

Powell me saluda con un movimiento de la cabeza que lo hace ver más apesadumbrado que de costumbre. Oigo sus pasos ir en dirección a la puerta, la misma se abre pero no lo escucho salir, de modo que giro el rostro para mirarlo. Me encuentro con su espalda, gira con la clara intención de decir algo más y, a último momento, menea la cabeza de forma tal que puedo saber que se ha arrepentido de lo que fuese a decir. Tanto él como su acompañante salen y me dejan solo. Tomo aire, cierro los ojos y suspiro en lo que me recuesto en la cama.

Este es el final del camino, el ojo del huracán donde todo se detiene en calma antes del desastre. Y sé muy bien lo que tengo que hacer.
Kendrick O. Black
Kendrick O. BlackFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.