Últimos temas
Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Caught in the middle · Sigrid (FB) IRh8ZNT
skin diseñado por @madeinsevilla

Caught in the middle · Sigrid (FB)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caught in the middle · Sigrid (FB) Empty Caught in the middle · Sigrid (FB)

Mensaje por Ingrid C. Helmuth el Vie Ene 08, 2021 3:44 pm

Febrero 2441,

Coloco la taza de café sobre el borde de la mesa para inclinarme hacia la tía Jane y el tío Matthew que sonríen al escuchar el relato de mi sueño. —¡Y el niño nació así como si nada! El sanador no se lo podía creer, todo pasó muy rápido, tan rápido que seguía yo sola con el sanador y el padre del niño no llegaba. ¡Y ahora nunca sabré quien era! Me preguntó cómo lo llamaría y le dije que no podía nombrarlo, ¡si no estaba su padre! Pero lo miré y decidí que se llamaría Phillip, para que le podamos decir Pip, ¿de dónde se me habrá ocurrido eso? ¡Qué locura!— exclamo, algo que me agradó toda mi vida de mis tíos es que escuchan nuestras anécdotas como si fueron algo de importancia, también los sueños más delirantes, lo toman a bien y suelen tener algún comentario que nunca es de reprobación. La tía Jane incluso dice que quizás el sueño es una premonición y que el primer hijo que tenga será un niño. Pero la voz de mi madre se impone a la suya, la veo fruncir los labios antes de decir lo que, aun no sabiendo lo que será, difícilmente sea algo que algo que se una al humor que compartimos entre todos, hasta su sentido del humor es lapidario.

La tía Monika diría que soñar con hijos siendo madre soltera en un sueño significa que se te acercará alguien que comprometerá tu reputación— sentencia, evocando a la tía de mi padre y sus aires de adivina para convertir mi sueño en una clase de buen comportamiento, a lo que respiro hondo para que no me estropee el ánimo de saberme la agasaja este día por ser mi cumpleaños diecinueve, todos están obligados a escucharme este y todos los relatos que quiera contar todo. —Pero no era madre soltera, el padre del bebé estaba llegando, solo…— no llegó. ¡Era sueño! No es como si esperara ver un rostro que reencontraré dentro de unos años, agradezco al menos que no haya sido Nate irrumpiendo de pronto por culpa de mi inconsciente, pero hasta a mi inconsciente le quedó claro que los gustos de Nate están bien puestos en ciertos lugares que jamás lo haría combinar su genética con una mujer a través del acto normal de concebir hijos. —Y quizás no soy yo quien tenga rondando a alguien que comprometa su reputación…— el comentario me surge desde el resentimiento reciente, puesto que ni Sigrid, ni Nicholas están presentes. De Josephine agradezco que le haya salido una tocada con su banda de activistas, a bien llamados “Las mandrágoras” porque se la he olido más de una vez en la ropa, así como a Sigrid cuando se junta con ella. ¡Por Morgana! ¡Qué poca decencia!

Pero, ¿qué puede ser tan importante como para que mis hermanos se ausenten de esta manera el día de mi cumpleaños? Estoy mordiendo mi rabia con los postres que trajo la tía Jane desde temprano, esperando que tengan la delicadeza de aparecer en algún momento antes de la medianoche, de ser posible. Sigrid anda rara, con ese novio suyo, raro también como ella, vaya a saberse si novio, que se ha echado. Tiene catorce años y tengo todo el derecho a estar preocupada de que mi hermana menor ande apurada por saciarse ciertas curiosidades, así que los sermones que le echo estos días puede que sean la razón de que me haga este desaire imperdonable. Esa puede ser su excusa, ¿y la de Nick? Mejor ni pensarlo, porque un pensamiento lleva a otro, hasta que me encuentro sacudiendo la cabeza para quitarme la horrible escena que presencié hace unos días y de la que he buscado muchas maneras de hablar con él, sin poder ponerlo en palabras. ¡No puedo! ¡Es…! ¡Es…! ¡Inaceptable! Y si la razón por la que no está llegando… bufo cuando el tío Matthew le pregunta a mi padre, que sigue cómodo en el sillón que ocupa, dónde está Nicholas y le contesta que con este amigo suyo de la universidad… ¡Bien! ¡No! ¡Basta! Pienso llamar al amigo de Nicholas, invitarlo a venir y que cuando llegue quede evidente la mentira de mi hermano, quién seguro está… —¡A buen tiempo, hermana!— exclamo de mala manera cuando Sigrid hace su gran y tardía entrada al jardín de invierno que el tío Ludovic insistió que ocupáramos en su casa para reunir a la familia, sentado él también al lado de nuestro padre.
Ingrid C. Helmuth
Ingrid C. HelmuthProfesor del Prince

Volver arriba Ir abajo

Caught in the middle · Sigrid (FB) Empty Re: Caught in the middle · Sigrid (FB)

Mensaje por Sigrid M. Helmuth el Sáb Ene 09, 2021 7:12 pm

Qué desastre, ¿qué dirá mi madre de la ropa que llevo? Peor, mi hermana, de quien se está festejando el cumpleaños en la casa del tío Ludovic y fiesta para la cual, como no es de extrañar, llego tarde. Este punto es el único que tengo a mi favor para que nadie sospeche de lo que he hecho hoy, de enterarse se haría verídica la causa por la que decidí falsificar la firma de mi padre como permiso que requería la clínica. Y esa causa es que me desheredarían de la familia si alguien se entera que me han practicado un aborto porque fui lo suficientemente estúpida como para quedarme embarazada de Johnny. Persona a quien, por cierto, tampoco le dije lo que había ocurrido porque me negaba a que se pudiera correr la voz y de alguna manera u de otra esa información llegara a oídos de mis padres. ¿Se pueden imaginar el escándalo? Por si no tuviéramos suficiente con las quejas anuales de mi madre cada vez que la primera Josephine hace alguna de las suyas, se moriría de la vergüenza si el barrio llega a enterarse de que su hija es, también, una oveja negra descarriada.

Ya suficiente tengo con llevar unos vaqueros para nada ajustados, que me cuelgan al estilo mom fit, con mi camiseta básica por debajo de la camisa de cuadros que llevo oversize como atuendo que escogí para la ocasión. Debí haberlo planteado un poco más, pero esta mañana cuando salí de la cama con la idea de pasarme la mayor parte del día dentro de una clínica, no me dio el cerebro para pensar que luego tendría que acudir a la fiesta de cumpleaños de mi hermana mayor. —Hoooooooooola— canturreo con una falsa despreocupación al entrar a la sala de jardín donde está teniendo lugar la misma, saludando así a todos los presentes e ignorando deliberadamente la queja de Ingrid sobre mi tardanza. Poso la mochila donde llevo guardados algunos papeleos de esta mañana y unas compresas que me dieron para el posible sangrado y me lanzo sobre el sillón para saludar a mi padre con un beso en su mejilla. —Hola, papi— digo sonriente como si no hubiera crecido desde los cinco años y esta mi forma de referirme a él, con ese pequeño tono infantil que requería de mimos de su parte. Claro que los recibo al extender un brazo sobre mis hombros para acurrucarme y devolverme el beso en la cabeza.

Qué, ¿Ingrid ya contó su abuuurrida historia sobre cómo soñó con un bebé mutante que no tenía padre?— me mofo al inclinarme hacia delante para tomar uno de los pastelitos de la mesa, que asumo trajo la tía Jane porque siempre es quien viene cargada de estas cosas, y vuelvo a recostarme contra el brazo de mi padre en lo que me llevo la esquina rodeada de crema a la boca. —Sigrid... No seas así con tu hermana, a mí me parece muy interesante, Ingrid— dice, haciendo halago de su típica amabilidad al dirigirse a mi hermana porque sabe tan bien como yo que podría ponerse a hacer una rabieta solo por mi comentario. —¿Sabías, querida, que el nombre de Philip deriva del Griego? De phílos, que significa querido— cuenta acariciándose el mentón, a lo que yo respondo con un ruedo de ojos amistoso en dirección al tío Ludovic, que me devuelve la mirada por encima del hombro de papá y ríe por lo bajo también. —¡Oh! ¡Seguro que la tía Monika diría que es una visión sobre que tu primer amooooor va a ser un Philip! ¿Verdad, mamá?— me dirijo hacia esta porque es quien ha mencionado a la susodicha, aunque la burla en mis labios es perceptible desde cualquier ángulo de la sala. —Ándate al loro, Inggy, quizás sea quien se encargue de ensuciar tu reputación— bromeo, mordisqueando el bizcocho detrás del que me camuflo.
Sigrid M. Helmuth
Sigrid M. HelmuthCiudadano

Volver arriba Ir abajo

Caught in the middle · Sigrid (FB) Empty Re: Caught in the middle · Sigrid (FB)

Mensaje por Ingrid C. Helmuth el Miér Ene 13, 2021 11:42 pm

Tener una hermana menor básicamente se trata de esto, llega alguien así de manera tan desordenada como lo hace la misma Sigrid saludando a todos, inmediatamente buscando el mimo de nuestro padre para que no le acuse de nada, siendo que es mi cumpleaños y lo que está haciendo es acapararlo otra vez, no suficiente con eso, toma lo que digo para mofarse, y… ¿alguien la puso al tanto de que hoy es el día de abanicarme? —Siempre llegas a arruinarlo todo— le espeto, lo hago porque estoy enojada, con ella y con Nicholas. —Ni te hubieras molestado en venir, podrías seguir metiéndote mano con Johnny en su apestoso garaje. Papá, cuidado, que no se te quede en la ropa el olor a mandrágoras que Siggy siempre trae en la suya— apunto, sabiendo sin necesidad a que mi madre carraspee con fuerza de que me he pasado y no es bien tomada mi despreocupación al llevarme un pastelillo a la boca, mientras el tío Matthew está tratando de devolver el aire a su pecho al atragantarse con las migas del suyo.

Por cierto, ¿llamamos a Nick una vez más?— eso consigue una mirada aún más severa de mi madre, quien no entiende ese enseñamiento hacia su hijo predilecto. —¿Podrías comportarte acorde a la edad que estamos celebrando?— replica, su nariz haciendo ese detestable mohín de reprobación. —De Sigrid no se puede esperar otra cosa que la total falta de decencia al presentarse, me gustaría tener al menos una hija que todavía pueda recordar las reglas de conducta que enseñé con tanto esmero y no actúe como una niña de cinco años a la que tengo que enseñarle todo desde el principio, porque sigue perdiendo su compostura por nada, se torna cansador a la larga y más decepcionante en cada ocasión— su sentencia cae en el silencio de mis tíos que intercambian miradas entre ellos, la tía Jane separa los labios para decir algo y veo que el tío Matthew le sostiene de la mano, saben bien que toda contestación a Agatha se le devuelve con un detalle pormenorizado del comportamiento de Josephine. Los únicos que podrían decir algo son el tío Ludovic o mi padre, pero mi tío también sabe que discutir con ella deriva en la prohibición de venir a visitarlo hasta que hagan las paces. Eso solo deja a mi padre y…—Todo es tu culpa porque las consientes como si siguieran siendo niñas que se van a trepar a tus rodillas, cuando se las ve más ansiosas por salir corriendo de estas con… novios, bebés…— el golpe de la servilleta en la mesa siempre marca un punto determinante en las conversaciones, ahora se viene una resolución. —Espero tener salud y vida para que pronto pueda casarse Sigrid, luego Ingrid… y ver cómo eso les sirve para calmar la histeria de sus mentes—. ¿¿¿Perdooooooooooooon??? ¿¿¿Quién se va a casar primero???
Ingrid C. Helmuth
Ingrid C. HelmuthProfesor del Prince

Volver arriba Ir abajo

Caught in the middle · Sigrid (FB) Empty Re: Caught in the middle · Sigrid (FB)

Mensaje por Sigrid M. Helmuth Ayer a las 5:59 pm

Miro a mi hermana con los ojos bien abiertos, se me cae la mandíbula al separar mis labios para replicar, pero ella continua lanzando sus comentarios afilados y, creo que por primera vez en lo que llevo de existencia, no se me ocurre la forma de responderle a Ingrid, cuando suele ser pan comido para mí usar algo en su contra. —¿Siempre tienes que ser sí de estirada?— apuro a decir rápidamente para que no parezca que su insinuación me ha ofendido, dados los hechos acontecidos con el mismo chico del que me acusa haber estado metiéndome mano delante de toda la familia. —Si no quieres que esté aquí, mejor me voy, así puedes pasar el resto de tu decimonoveno cumpleaños amargada— bufo, cruzando los brazos sobre mi pecho al tiempo que vuelvo a recostarme contra el sofá. —No hagas caso de lo que dice Ingrid, papá, es solo su envidia hablando por ella, que yo tengo novio y ella no— ¿quién se cree esta para decir que huelo a mandrágora? Por si acaso me huelo la ropa de mi hombro al bajar la nariz allí, pero lo único que derrocha esta ropa es olor de hospital, lo que espero que no sea capaz a notar mi padre.

¿Quieres dejar a tu pobre hermano en paz?— defiendo a Nicholas, solo por el placer de llevarle la contraria ahora que se ha puesto en modo dictadora queriendo saber lo que está haciendo cada uno las veinticuatro horas del día. —Eso, Ingrid, ¿podrías comportarte como alguien que tiene diecinueve años y no dos?— coincido con la opinión de nuestra madre, aunque cabe mencionar que lo mío va más con intención de picarla de vuelta. —¡Hey!— exclamo en dirección a Agatha, cuando el karma me lo devuelve al hacer que esta no tenga ningún pudor en decir que soy algo así como la hija con la que ha perdido toda esperanza de comportarse como una señora de la casa. Bueno, que está bien que por fin se dé cuenta, pero así tan descarado delante de los tíos… —Ay, mamá, qué exagerada que eres a veces— lleno el silencio que los mismos dejaron cuando hizo de su escarmiento hacia Ingrid una oportunidad de señalar las faltas de todos los aquí presentes. ¡Incluido papá!

¿Cómo mi culpa?— escucho que se hace el inocente alzando sus manos, lo que inevitablemente me hace derrochar de entre mis labios una risa y, con ello, escupir sobre mi taza parte del café que ya había ingerido y que se encontraba en mi boca. Ay, de esta educación es de la que habla Agatha… —Oh, vamos, no seas así, Agatha, tengamos la fiesta en paz— literal, papá, literal —Yo solo me encargo de equilibrar la balanza en esta familia para que ninguno termine sacándole los ojos al otro— sé que bromea porque también aprovecha para llevarse la taza a sus labios, así se esconde de la mirada amenazadora de su mujer —Pero nada de novios, ¿eh? Son demasiado jóvenes para eso, ¡imagínate para casarse, Aggie! De eso nada, ninguna se casará hasta que pueda dejar de verlas como mis niñas— Ingrid seguro se muestra complacida, pero yo solo puedo responder con un ruedo de ojos, típico de papá. —Entonces no tendrás problema, papá, porque Ingrid seguro que no encuentra a nadie hasta que cumpla mínimo cincuenta, que será cuando ya actúe como una señorita de su edad— vuelvo sobre la conversación anterior, ¿solo para molestarla? Sí, solo para molestarla —¡Y yo no voy a casarme jamás, mamá!— aclaro, así va quitándose las ideas de vestirme de blanco.
Sigrid M. Helmuth
Sigrid M. HelmuthCiudadano

Volver arriba Ir abajo

Caught in the middle · Sigrid (FB) Empty Re: Caught in the middle · Sigrid (FB)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.