Últimos temas
Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

skin diseñado por @madeinsevilla

But I didn't pour the whiskey — Rose

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Percy F. Donnadieu el Lun Ene 04, 2021 9:27 pm

Viernes 17 de Febrero.

Beber unas copas en el distrito dos es algo que no hago desde hace mucho tiempo, pero en los días que corren y haciendo uso de que aún no ha caído el toque de queda, creo que el escuchar de la existencia de una fiesta en una casa amplia es de las mejores cosas que me han ocurrido. No es que me ande volviendo un obsesivo del alcohol en las épocas en las cuales no sé cómo reaccionar, pero es que el trabajo ha aumentado de tal manera que ya no sé cómo se supone que voy a manejarlo. La última semana, por ejemplo, me ha tenido yendo de un lado al otro y he sido atosigado por unos cuantos compañeros cuando se enteraron no solo que fui el encargado de anunciarle a Magnar Aminoff que Black se había entregado, sino también que le abrí la puerta cuando ambos se juntaron en una celda. No supe qué sucedió ahí y tampoco quiero saberlo.

Así que aquí me encuentro, tratando de ahogar las penas de mi moral en un montón de cerveza, con una cara tan amarga que mis colegas se han ido a buscar con quien follar mientras yo me quedo tirado en uno de los sillones solitarios del rincón. Es extraño como dos mundos tan opuestos como lo es mi empleo y una fiesta hogareña pueden coincidir en un mismo espacio, pero allí donde oigo rumores y misiones todos los días, también me encuentro con un montón de rostros festivos y música estridente. Tal vez estoy envejeciendo, vaya a saber. Quizá, venir a este tipo de lugares solamente me sirve para aferrarme a lo que solía distraerme sin conseguirlo del todo.

Levanto la mirada solo cuando siento que alguien se me ha sentado al lado y mi mirada va hacia ella en una expresión de completo aburrimiento. Es una muchacha bonita, con un rostro que me recuerda a las muñecas antiguas que tanto le gustaban a mi abuela — ¿Tú también bebiste tanto que ya te estás preguntando sobre el significado de la vida? — bromeo. Me suena a que la he visto de algo, pero la verdad es que tampoco voy a ponerme a analizar a cada ciudadano de este distrito, cuando por años me la pasé caminando por aquí.
Percy F. Donnadieu
Percy F. DonnadieuAuror

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Rose M. Evanson el Mar Ene 05, 2021 1:08 am

—Karina, no. Ni se te ocurra dejarme tirada ahora mismo.—Digo tras el teléfono. —No puedes tener los santos ovarios de decirme a diez minutos de ir a la fiesta que tu madre no te deja. ¡Escápate, por el amor de Morgana! —Estoy que hecho humo. Tenía pinta de que iba a ir a una fiesta con Karina, de unos amigos que conocía ella y, obviamente, yo no. Así conocía a gente de su al rededor. Iba a ser una fiesta grande y con gente joven, pero parece ser que el plan se ha caído. —Las amigas no se traicionan. Karina, te prometo que esto no te lo perdono en la vida. Karina, ¡Karina Elizabeth Hegel, ni se te ocurra colgarme!—Pero es demasiado tarde, porque al otro lado del teléfono escucho a su madre gritando y de repente la llamada descuelga.

Suelto un suspiro y me dejo caer en mi cama, tumbada con los brazos abiertos y mirando al techo, con el móvil todavía iluminado en mi mano. Me quedo pensativa, y me muerdo el labio inferior con fuerza pensando las tremendas ganas que tenía de asistir a la fiesta. Karina ha jugado con mis sentimientos sabiendo lo mucho que me gusta asistir a las fiestas y ponerme espectacular. De hecho, el vestido que llevo hoy puesto me lo había comprado específicamente para esta noche. ¿Y ahora se supone que lo voy a tener que guardar en mi armario y dejarlo ahí muerto del asco? Me reincorporo y me quedo mirándome en el espejo. Me levanto y empiezo a observarme entera. —Este bombón no se puede quedar en casa.—Acabo diciendo, después de observar los taconazos que llevo que me hacen aún más alta de lo que soy.

Llego a la fiesta más rápido de lo que suponía, con ayuda de spellmaps y de que Karina ha sido tan amable de compartirme el nombre de la calle. Llego a la fiesta, y, efectivamente, no conozco a nadie. Eso hace que me ponga un tanto nerviosa, pero rápidamente agarro una copa de un esclavo que pasa con la bandeja y me la bebo de trago. Está claro que si voy un poco perjudicada las palabras me van a salir solas. Después de un rato, y de haber comenzado a hablar con gente, me siento un poco mareada por el alcohol y necesito sentarme. Además, quiero escaparme de un chico que no para de intentar ligar conmigo y lo está haciendo fatal. Es en ese momento cuando veo a un chico rubio sentado cerca del balcón y decido sentarme a su lado, con la copa aún en la mano.

Parece que él no tiene problema alguno en hablar, ya que justo tras sentarme me dirige la palabra, además en un tono bastante amable. —No sé si sobre el significado de la vida, pero sí que me estoy preguntando si ahora mismo me encuentro en una casa o en un barco.—Las paredes se mueven un poco y eso hace que me lleve mi mano libre a la cabeza. —¿Tú que conclusiones has sacado en este tiempo que no he estado yo?—Acabo diciendo. No sé cuanto tiempo llevará el chico aquí sentado, pero parece que lleva un buen rato. —Por cierto, ¿qué se te ha perdido por aquí...?—Me quedo sin palabra por el mero hecho de que no me sé su nombre, y espero a que él conteste.
Rose M. Evanson
Rose M. EvansonEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Percy F. Donnadieu el Mar Ene 05, 2021 2:55 am

Hace tiempo que mi cuerpo ha dejado de responder al alcohol como cuando tenía quince años. Las resacas duran más tiempo, la bebida sube más rápido y los efectos se tornan cada vez menos alegres, pero sí patéticos. Muchas de las personas deben estar más ebrias que yo, pero en su mayoría parecen más activas de lo que me da la gana y el vaivén de sus cuerpos me produce una extraña sensación de asfixia; supongo que es la culpa de las malas emociones de la semana y no tiene nada que ver con una vejez que aún no poseo, que estaré cerca de los treinta pero eso no me hace un anciano. Por ejemplo, puedo ver con claridad a la chica que tengo al lado y todavía soy capaz de enfocar a pesar de las copas de más, así que eso es señal de que no todo en mí está perdido.

Puedo asegurarte que es una casa, aunque la cantidad de vómitos que había en el baño la última vez que fui me hace pensar que muchos tienen la misma duda que tú — le comento. Rasco mi mentón de barba apenas crecida y, cuando me devuelve la pregunta, me encojo de hombros sin mucho interés — Que la vida es una mierda corta y que tenemos que disfrutarla mientras podamos. Por eso mismo, hoy me voy a reventar el hígado — pobre de mi cuerpo, tal vez en unos años me queje de lo que estoy haciendo esta noche, pero de momento solo voy a enfocarme en el entretenimiento.

Dicho esto, me acomodo mejor en el asiento para dejar de hundirme en él y poder ver el rostro que tengo a un lado con mayor claridad — Tienes unas mejillas muy graciosas — le acoto con una sonrisa torcida, hasta me tomo el atrevimiento de picar una de ellas con el dedo — No se me ha perdido nada, solo he tenido un mal día y he creído que el alcohol podía ayudar. Aunque tengo que decirlo, esta fiesta es un poco aburrida. ¿No crees que la música que están pasando es demasiado vieja como para que tenga sentido? — me encojo de hombros, levanto la botella hacia mis labios y le doy un trago — Quizá solo he venido a perder el tiempo. ¿Tú que buscas por aquí? ¿Perder la conciencia, la dignidad? Ya sabes, lo que todos hacemos en fiestas — aunque sueno bromista, no me demoro en tenderle una mano — Soy Percy.
Percy F. Donnadieu
Percy F. DonnadieuAuror

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Rose M. Evanson el Mar Ene 05, 2021 3:34 pm

Una pequeña carcajada sale de mi boca cuando el rubio me dice que me asegura que nos encontramos en una casa, aunque haya gente que esté en las mismas condiciones que yo. —Hablando del baño. Poco se habla de que, aparte de los vómitos, también parece un picadero.—De hecho, la última vez que he querido ir al baño me he encontrado a una pareja dándose el lote. —Estaban ahí morreándose como si nada. Lo peor de todo es que ni se han parado, ni se han cortado cuando me han visto, han seguido a rollo.—Qué escena más desagradable de ver, la verdad. ¿Con qué tipo de gente se junta Karina? Espero que al menos fuesen conocidos de amigos suyos y no amigos cercanos. De nuevo, río ante el comentario del chico y alzo mi copa respecto a lo que dice. —Brindo por eso.—Digo con una sonrisa y chocando mi copa con su botella.

Me sorprende lo amable que estoy siendo con un desconocido, sobre todo porque la Rose sobria no estaría hablando tan amablemente y lo estaría juzgando por cualquier cosa. Pero la Rose ebria está en el limbo y no se preocupa por esas cosas. Me pilla de sorpresa cuando me agarra una de mis mejillas y la acaricia suavemente, haciendo que, aparta del colorete que llevo como maquillaje, me sonroje un poco. Puede que la Rose sobria le hubiese soltado un guantazo sin haberlo dudado, pero lo único que me sale es levantar mi mano y acariciar su cara. —Y tú para tener barba tienes la cara muy suave. ¿Usas algún tipo de crema en especial?—Me río ante lo dicho, porque sé que muchos de los chicos suelen pasar de ese tema. De todas formas, puede que este chico me sorprenda y se cuide. —Por cierto, ¿por qué mis mejillas son graciosas?—Añado, alzando una ceja.

Escucho al chico todo lo bien que puedo ante el bullicio de la música y la gente, asintiendo ante las palabras que dice. Parece ser que tiene una vida dura, ¿será del dos? La verdad es que su cara me resulta vagamente familiar. —El alcohol siempre ayuda a olvidar o a pasar una mala racha.—No es que lo sepa por experiencia, pero muchas veces me ha sentado bien tomarme ginebra rosa con soda. —¡Ugh! ¡Por fin alguien que lo dice alto y claro! —Digo ante su comentario de la música. —Parece que es música del 2400.—Ruedo los ojos. —¿Podríais poner algo más moderno, inútiles?—Ahí sale más la verdadera Rose. Lo digo bien alto para que la gente de mi al rededor me escuche, pero no sé si realmente van a hacer caso a una chica ebria.

—Bueno, he de decirte que he venido a aportar un poco de glamur. Bueno, un poco no, un mucho, a esta fiesta. Que la verdad... uf, es un poco cutre, ¿no?—Hago un gesto con mi mano para enseñar mi vestido escotado cuando digo la palabra glamur. Voy preciosa. Me está pareciendo interesante la conversación con el rubio, sobre todo porque no tengo mucho mejor que hacer en una fiesta en la que no conozco a nadie. —Rose, encantada.—Digo levantando mi mano para que me la estreche o me la bese, depende de lo que caballero que sea.
Rose M. Evanson
Rose M. EvansonEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Percy F. Donnadieu el Mar Ene 05, 2021 7:20 pm

¿Te sorprende? — la manera en la cual la miro denota extrañeza más allá de la diversión, que no puedo comprender cómo es que alguien que asiste a fiestas puede escandalizarse por lo que sucede en los baños — Creo que enrollarse de esa forma en una de estas fiestas es una especie de ley que todos debemos cumplir en algún momento de la vida y no es como que importe demasiado lo que opinen los demás cuando tienes la bebida y la calentura subidas a la cabeza. Es fácil caer en eso — me encojo de hombros porque no me parece que esté diciendo nada estúpido o extraño, que a estas alturas de mi vida he dejado de escandalizarme por este tipo de cosas. Fuera de nuestra conversación sobre los hormonados de la noche, me es fácil brindar con algo de torpeza en lo que me llevo la bebida a los labios, dando un trago largo.

Que me toquetee la cara, lejos de causarme extrañeza como lo haría de estar sobrio, me hace reír de un modo más agudo que de costumbre — ¿Tú crees? — inquiero con un dejo de gracia en la voz — No, jamás he tomado la costumbre de utilizar cremas más allá de después de afeitarme. Tal vez debería seguir la moda capitolina y empezar a invertir en eso — sospecho que es más que obvio que no soy de la capital, ni hablar de que mi sueldo puede servir para pagar mis cuentas y mantenerme, pero tampoco doy aires de persona adinerada ni mucho menos. He crecido en el seis y arruiné mi oportunidad para casarme con la hija del alcalde del dos, así que mi vida se encuentra en un punto de ahorro — No lo sé, quizá porque tienes pómulos muy redondeados. Te quedan bien, así que no es una crítica — tuerzo un poco la boca, que no le veo lo malo al comentario.

Muevo mi cabeza de forma indefinida hasta que asiento para darle la razón, el alcohol y las malas rachas parecen ir muy bien en los últimos meses. Suerte para mí, no es necesario el continuar con ese lado de la conversación porque la señorita se pone a criticar la música de una manera que me hace reír una vez más, tengo que sostenerme la frente con una mano para que el mundo deje de dar vueltas por ese movimiento. Cierro los ojos, respiro lento y para cuando vuelvo a levantar los párpados, algo ha pasado que ella está hablando de glamour y me señala el vestido que me obliga a mirar cómo luce, algo que no me había llamado la atención hasta ahora. No puedo evitar detenerme en su escote, aunque lo disimulo dando un trago apresurado de mi cerveza — Sí, un poco cutre — agrego sin pensarlo demasiado.

Tomo la mano que me tiende con cuidado, aprieto sus dedos con gentileza y le doy una suave sacudida en lo que le sonrío — Es un lindo nombre, fácil de recordar. Te queda — le aseguro, pasando una caricia con mi pulgar por encima de sus nudillos. La suelto para acabar la botella que tengo en la mano opuesta, le echo una ojeada solo para chequear que no quedan más que gotas en su interior y, sin más, la apoyo en el suelo para ponerme de pie — ¿Quieres bailar esta música ridícula, Rose? — le sugiero, tendiéndole una vez más una mano que, en esta ocasión, la invita a seguirme — O bien podemos ir a la cocina y ver qué más se puede robar. Prometo no llevarte al baño de la desgracia — añado a modo de broma, enseñándole una sonrisa genuina.
Percy F. Donnadieu
Percy F. DonnadieuAuror

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Rose M. Evanson el Jue Ene 07, 2021 1:07 am

Alzo una ceja cuando me dice si me sorprende que en el baño de una fiesta estén fornicando. Asiento a todo lo que dice ya que estoy totalmente de acuerdo. De hecho yo he sido una de esas personas, una vez, y nunca me pillaron y todo se mantuvo en secreto. Pero el descaro de esas dos personas que me he encontrado era ya otro nivel de bochorno. Y ya no por ellos, sino por mi misma. —Vaya, parece ser que tienes mucha noción sobre enrollarse en los baños. ¿Acaso lo sabes de primera mano?—Digo en un tono jocoso, llevándome mi bebida a los labios y dándole un buen trago. Justo después de beber me doy cuenta de que el alcohol de la copa está bajando más rápido de lo que pensaba y que dentro de poco voy a necesitar que se rellene, porque... sí, pretendo seguir bebiendo.

Su risa aguda hace que aún siga riéndome por lo estúpida que es la escena. Asiento ante la pregunta que me hace aún con mi mano en su rostro. No me sorprende en absoluto su negación ante mi pregunta y es en ese momento que paro de sobarle el rostro para apoyar mi codo en el sofá y apoyar mi puño contra mi cabeza. Suelto una pequeña carcajada cuando dice que igual debería seguir la moda capitolina sobre cremas faciales. —Yo tengo unas cremas para la noche que son divinas. Me dejan la piel como el culito de un bebé.—Y es cierto, sobre todo las peel masks que me pongo. Su comentario respecto a la moda capitolina me hace reflexionar en un momento breve sobre a que distrito pertenecerá, porque está claro que del Capitolio no es. —¿Y a qué Distrito perteneces? Así, por curiosidad.—Añado.

Abro los ojos de par en par cuando me dice que ve mis pómulos redondeados y por eso le parecen graciosos. —¿En serio?—Y su comentario hace que directamente me reincorpore de la posición comodona que tenía para comenzar a sobarme los pómulos. Agarro rápidamente el pequeño bolso que tengo colgado al hombro para sacar un pequeño espejo. Lo abro y comienzo a mirármelos. —Creo que vas a acabar creándome un complejo.—Digo exagerando un poco. Pero segundos más tarde de haber dicho el comentario, cierro los ojos y comienzo a reírme a carcajada limpia. Está claro que el alcohol me está afectando lo suyo. —Es broma, es broma. Sé que no tengo nada de lo que acomplejarme.—Digo guiñándole un ojo. Puede que haya sonado un poco narcisista, pero sé que soy un bellezón. —Acepto tu cumplido.—.

Sonrío cuando me dice que me pega el nombre de Rose, y que es bonito. Siempre me he sentido orgullosa de mi nombre, siento que me representa bastante. Eso sí, odio que me llamen Rose Mary, ya que eso sólo me lo llama mi madre cuando la he liado muy gorda. —Gracias, vas a acabar consiguiendo que me sonroje tras tanto cumplido.—Digo llevándome una mano para apoyarla en una mejilla y luego en la otra. No sé si son los calores del alcohol o de la fiesta en sí, pero empiezo a ponerme un poco roja. Veo cómo se termina su botella y yo hago lo mismo con lo poco queda de la mía y me muerdo el labio inferior después de que me ofrezca dos alternativas. —Creo que el baile lo podemos dejar para más adelante. ¿No tienes un poco de hambre? Creo que podremos robar algo de comida allí.—Le agarro de la mano que me ha ofrecido y me tomo la libertad de seguir agarrándosela hasta la cocina, pasando entre toda la muchedumbre, por donde tengo que hacerme camino.

Una vez allí, hay un par de personas más, pero se puede decir que nos encontramos solos. Empiezo a remover cajones y baldas, hasta que me encuentro con una bolsa de patatas fritas. —Creo que nadie las va a echar de menos.—Las abro y comienzo a comer. —¿Quieres?—Le ofrezco la bolsa por si quiere comer. De todas formas, la dejo en la isla que hay en medio de la cocina. Veo por el rabillo del ojo a un esclavo pasar con botellas en una bandeja y chasqueo los dedos para llamar su atención y le señalo con dos de mis dedos para hacerle entender que quiero que traiga dos botellas a la mesa. Mientras lo hace, me quedo mirando a Percy. —Yo nunca me he enrollado con alguien de mi mismo sexo.—Digo divertida.
Rose M. Evanson
Rose M. EvansonEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Percy F. Donnadieu el Jue Ene 07, 2021 3:59 pm

¿Tú no? — le devuelvo la pregunta con una sonrisa entre divertida y pícara — Hace mucho tiempo que no lo hago, pero sí — me refiero a usar un baño, no enrollarse en sí, aunque creo que aclararlo haría que quede peor de lo que quedaría de no decir nada y, vamos, tengo que admitir que mi vida amorosa o sexual se ha visto reducida de forma considerable en los últimos meses. Desde mi polémica ruptura con Alexa, hace lo que ya parece una eternidad, no es como que he tenido un desfile de personas sobre mi cama. O un baño.

Las risas me hacen olvidar de dónde es que salen, tal vez porque el alcohol hace que las palabras floten y el mundo entero se silencie de una buena vez. Solo reacciono porque ella parece hacer una pregunta directa y, por extraño que parezca, tengo que pensarlo un poco — Soy y siempre fui del seis — admito, que sé lo normal que han sido las mudanzas hace añares, cuando el gobierno cambió y las personas empezaron a movilizarse a lo largo del país — Pero soy auror, así que me he entrenado en este lugar. El dos es algo así como un segundo hogar — obviemos la parte de que solía andar con la hija del alcalde, eso es algo que podemos dejar para otro momento.

Me encojo de hombros, que creo que no he dicho ni una sola mentira y allá va ella, sacando un espejito para chequearse las mejillas. Su guiño me arrebata una sonrisa ladina y, sin ningún disimulo, paseo los ojos por sus piernas hasta volver a su rostro — Si tú lo dices, yo no soy nadie para contradecirte — es mi mero comentario, desviando la vista en dirección a los bailarines de la fiesta como si fuesen más interesantes que ella. Una parte de mí sabe que no lo son, pero tampoco me gusta arrastrarme con tanta obviedad.

Puedo reírme de su supuesto sonrojo, pero estoy más pendiente de que tome mi mano — La idea de robar comida me parece tentadora, sí — aprieto sus dedos y permito que me guíe en dirección a la cocina, una que parece mucho más silenciosa que el sofá a pesar de que el eco de la fiesta hace retumbar las paredes. Me apoyo en la isla en lo que ella se encarga de rebuscar como si fuera su propia casa, lo que me permite ladear la cabeza para verla mejor. Parece joven, pero no sé cuánto; es alta, lo que me dice que quizá no lo sea tanto. Me distrae del análisis cuando me muestra lo que ha conseguido y se me escapa un silbido — ¿Cómo no voy a querer? Las frituras son lo que debería dejar y no puedo.

Me acomodo en mi sitio, permito que sea ella quien llame al esclavo y sus bebidas, de modo que mi silencio se mantiene intacto hasta que su propuesta me hace reír entre dientes — ¿Me crees si te digo que nunca? — confieso, hasta sorprendido de mí mismo — He estado de novio por mucho tiempo y, antes de eso, tuve otra novia y así… Supongo que mi vida sexual ha sido monótona y aburrida — lo cual explica por qué terminé metiendo los cuernos con la primera veela que se me cruzó. Me encojo de hombros, doy un trago gratuito y le echo un vistazo — Yo nunca he cometido un delito federal por el cual tendría que arrestarte — bromeo, moviendo mis cejas de arriba a abajo con picardía.
Percy F. Donnadieu
Percy F. DonnadieuAuror

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Rose M. Evanson el Vie Ene 08, 2021 11:47 pm

Frunzo el ceño por lo que el rubio está intentando insinuar sobre mi persona. —¿Acaso tengo cara de enrollarme con chicos en los baños de fiestas?—Digo alzando una ceja e hinchando mis mofletes, como si estuviese enfadada. Estar ebria me está haciendo hacer un poco el ridículo delante del chico que acabo de conocer hace escasos minutos. —Llámame aburrida, pero no lo he hecho.—Miento. Puede que esté con el toque del alcohol, pero tampoco soy tonta y no voy a aceptar secretos de confesionario. —Algunas tenemos cierta clase.—Digo apartando un mechón de pelo con mi mano libre y lanzándolo detrás de mi.

Así que es del seis... No me lo esperaba, la verdad. Por apariencia diría que es del dos, del uno o incluso del cuatro, pero me sorprende cuando me lo confiesa. —¿Y ahora vives en el dos?—Añado, curiosa. Puede que sus entrenamientos hayan sido aquí y que haya vivido durante cierto tiempo, pero que su residencia actual siga en el seis. Como ha dicho que siempre ha sido y será del seis... Eso también demuestra que está orgulloso de sus raíces. —Supongo que es bastante obvio, pero yo siempre he sido y seré del dos.—Le guiño un ojo y suelto una pequeña carcajada al intentar imitarle, incluso cambiando mi voz para hacerla un poco más grave. Tras guardar el espejo en mi bolso de nuevo, me giro para volver a acomodarme en el sofá. —Por cierto, parece ser que te está gustando mucho el vestido. No le quitas ojo ¿eh?—Puede que haya estado con el espejo, pero por el rabillo del ojo le he estado observando. —Puedo prestártelo si quieres.—Digo en tono jocoso.

Una vez en la cocina, una sonrisa se dibuja en mi rostro cuando acepta mi ofrenda de las patatas fritas. —¿Deberías dejar? Ni que tuvieras kilos de más, por Merlín. Seguro que siendo auror te cuidas bastante bien.—Puede que sus entrenamientos requieran una cierta dieta o algo, no sé. Sé que papá y mamá siguen una dieta estricta en ese aspecto, puede que él también lo haga. —Te voy a enseñar un truco que te va a encantar.—Digo rebuscando de nuevo en los cajones en busca de unas tijeras. Una vez encuentro el cajón dónde se encuentran todos los cubiertos, agarro las tijeras y corto la bolsa para que quede completamente abierta. —¿Ves? Así no tenemos que pringarnos las manos de grasa.—Puede que no sea un truco que le vaya a salvar la vida, lo sé, pero yo es algo que siempre he hecho.

Dejo las tijeras a un lado de la isla e incorporándome con ayuda de una silla, me subo a la isla y me cruzo de piernas. Todavía no sé cómo lo he hecho con todo el alcohol que llevo encima. Suelto una carcajada cuando me dice que si le creo que no se ha enrollado con ningún chico. —No sé por qué, pero te creo.—No tiene pinta de ser de estar en la otra acera o incluso en la carretera. —Bueno, que haya sido monótona no quiere decir que haya sido aburrida. Lo bonito está en experimentar con la persona que quieres, supongo.—Hablo sin saber, la verdad, porque no he tenido un novio en la vida.

Me llevo el botellín a los labios y empiezo a beber cuando su pregunta me pilla desprevenida. Me quedo un rato pensativa, pero acabo negando con la cabeza. —Siento desilusionarte, pero estás ante un angelito.—Digo soltando una risa traviesa. Puede que las líe en el Royal, pero no tiene nada que ver con un delito federal. —Aunque... ¿orinar en la calle cuenta?—Digo soltando una enorme carcajada y llevándome mi mano libre a la zona de la boca. Tras lo dicho, me quedo pensativa para que se me ocurra una buena. —Yo nunca he puesto los cuernos a mi pareja.—Acabo diciendo. Ha comentado que ha tenido novia, por lo que ahora está soltero. Además, en los yo nunca siempre acaba saliendo esta pregunta.
Rose M. Evanson
Rose M. EvansonEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Percy F. Donnadieu el Sáb Ene 09, 2021 11:16 pm

No, solo vengo a la academia de tanto en tanto. Solía pasar más tiempo aquí, pero ya no — no es como que tenga algo que hacer en este sitio además del trabajo, si vamos al caso. Las oportunidades se abrieron demasiado cuando los magos y brujas fueron capaces de aparecerse a su antojo por todo el país, pero a mí me gusta la vida un poco más tranquila cuando se trata de geografía. Supongo que sí es obvio que ella pertenece aquí, hay algo en su vestimenta que me recuerda a las personas que no saben lo que es morirse de hambre. Que señale justo su vestido me hace reír sin una pizca de timidez — No hace falta, estoy seguro de que a ti te queda mucho mejor que a mí — así son los hechos.

Me doy una palmada en el estómago como respuesta y le dedico una sonrisa curiosa, ladeando la cabeza para chequear qué es lo que está haciendo con esa bolsa — Tienes un talento innato para el manejo de sacos de snacks. Voy a tenerlo en cuenta para la próxima — intento sonar bromista, que estoy más enfocado en meter la mano dentro de la bolsa y llevarme unas cuantas papas a la boca que en preocuparme por el aceite. No sabía qué era lo que necesitaba para cambiar el humor que he arrastrado estos días, pero parece ser que el beber y comer con una extraña en medio de una fiesta mediocre es más que suficiente.

Meneo un poco la cabeza de forma indefinida, riendo de mí mismo y el pequeño mareo que eso me ocasiona — O tal vez me he perdido de una larga y divertida etapa de experimentación. ¿Sabes? Estar en pareja es genial, pero también tiene muchas contradicciones. Puedes querer mucho a la persona que tienes a tu lado, pero si la chispa no se alimenta siempre acaba por morir… Y ya estoy sonando como un hombre divorciado de cincuenta años — lo cual no sé qué dice de mi relación con Alexa Romanov, pero que en un momento como este solo me hace reír.

Me lameteo la sal del pulgar, lo que me evita el reír mucho frente a su declaración — ¿Quieres que cuente? — consulto — Ya sabes, para beber con alguna excusa válida — que siempre parece ser el motivo principal de este juego. Me apoyo de espaldas contra la isla para mantenerme a su lado, abrazo la botella que aún se encuentra pesada y, sin poder evitarlo, se me escapa una carcajada. Ni lo dudo y doy un trago largo, denso, que me hace arrugar la nariz ante lo fuerte de la bebida — Me follé a una veela del ministerio y mi ex se enteró. Obvio que ahí se ganó el título de “ex” — resoplo un poco, que ya me he echado muchas culpas al respecto como para lamentarme ahora mismo. Ladeo la cabeza en su dirección y arqueo una ceja — Tú estás bastante bien, hasta te podrías hacer pasar por una veela — ¿Hablamos de vergüenza? Pues creo que me la he olvidado.

Le doy unos golpecitos a mi mentón con los nudillos — Yo nunca he tenido sexo con alguien a quien acababa de conocer — muevo un poco los hombros ante la obviedad del asunto y bebo un trago para hacerme culpable, aunque mis ojos están puestos en ver lo que hace ella.
Percy F. Donnadieu
Percy F. DonnadieuAuror

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Rose M. Evanson el Dom Ene 10, 2021 7:30 pm

Escucho y asiento a lo que me dice sobre que viene de vez en cuando al dos por la academia de aurores. Parece ser que había algo más en el distrito que lo uniese, aparte del hecho de ejercer como auror. De todas formas, prefiero no entrar en detalles, no quiero sonar más cotilla de lo que realmente soy, y mucho menos delante de una persona que acabo de conocer. Tampoco es que quiera causarle una mala impresión, ya que por ahora me está pareciendo bastante agradable. Aunque, la verdad es que no me importa mucho lo que los demás piensen sobre mi, soy como soy y a quién no le guste, que no mire. Suelto una carcajada cuando me responde de manera inteligente a la pregunta sobre mi vestido. —En efecto. —Añado a lo dicho.

—Qué bobo eres.—Digo con una sonrisa en mi rostro y mordiéndome el labio inferior. No se lo digo a malas, ni mucho menos, sino en un tono un tanto de confianza. —Que sepas que también soy una excelente anfitriona y que mis fiestas suelen tener fama en el dos. Sólo comento. —Digo alzando ambas manos en el aire, haciéndome la inocente y como si no supiera perfectamente que las mejores fiestas del distrito son las mías. —Deberían darme un premio o algo por inventar estas fantásticas ideas. ¿Igual debería patentarlo? —Comento, obviamente, de broma.

Ruedo los ojos cuando Percy comienza a hablar sobre perder una larga y divertida etapa de experiencia. —Me has quitado las palabras de la boca. —Me hace gracia que se haya puesto un poco dramático con todo ese tema, y es que parece que estuviese hablando como si tuviese veinte años más que yo. Lo que me hace inspeccionarle levemente y preguntarme cual será su edad en concreto. —Por cierto, ¿cuántos años tienes? Porque, es lo que tú dices, estás sonando como un cincuentón. —Digo al final, soltando una pequeña carcajada. —Además, todavía eres joven, puedes experimentar mucho más de lo que te crees. Que hayas estado en una relación durante equis tiempo no te quita de poder hacer cosas que igual quisiste hacer hace dos-tres años. —Yo tampoco es que haya experimentado demasiado, pero todavía tengo dieciocho años, me queda toda la vida por delante.

—Que cuente, que cuente, sino se me va a hacer difícil que esto baje. —Digo alzando la botella un poco antes de darle un trago. Casi me atraganto con mi propia saliva cuando, libremente, Percy me dice que se folló a una veela y que su ex se enteró sobre que le puso los cuernos. Parece ser que el chico no va a mentir en el juego. —¿Qué? —Digo con la boca abierta de par en par, dando la bienvenida a moscas para que entren. —Vaya, vaya, Percy... si parecías bueno y todo. —No me esperaba que fuera ese tipo de hombres. No sé si se ganaría el puesto de picaflor, pero listo sí que es. —¿Fue por sus encantos o porque te apetecía? —Esta vez no me corto en ser cotilla, estaría interesante saber por qué lo hizo. Así le conocería un poco mejor en ese aspecto.

Alzo una ceja tras su cumplido y no puedo evitar sonreír. —¿Qué está insinuando usted? —Digo con cierta picardía. No me esperaba para nada que me dijera un cumplido, sobre todo porque las veelas son conocidas por su gran belleza. —Bueno, no eres la primera persona que me confunde con una. Gajes de ser guapa por naturaleza. —Tras decir eso, me quito un mechón de pelo de mi hombro, lanzándolo hacia atrás, pero no puedo evitar soltar una carcajada. Puede que sea por el alcohol o puede que lo haya hecho por la situación en la que estoy envuelta. —Vas a sacar los trapos sucios ¿eh? —Digo relamiéndome los labios y bebiendo tras su pregunta. —A mis fiestas suelen venir amigos de mis amigos. Ha pasado una vez, pero tampoco te pienses que soy una promiscua. —Porque no lo soy, en verdad. De hecho, la vez que pasó fue con el chico con el que me enrollé en el baño. Ups. Ignoro el hecho de que él ha bebido, no sé por qué, pero después de lo que sé sobre su vida, no me sorprende, y pienso mi siguiente sugerencia. —Yo nunca he tenido un fetiche extraño. —Ya que estamos hablando de sexo, ¿por qué no seguir por la misma rama?
Rose M. Evanson
Rose M. EvansonEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Percy F. Donnadieu el Lun Ene 11, 2021 8:43 pm

Aunque no lo parezca, hace poco he ingresado en el terrible terreno de los veintiocho. Ya sabes, cerca de los treinta y cada vez más lejos de la juventud — me permito bromear con eso, no solo porque estoy ebrio sino también porque me encuentro resignado a que he dejado a mis mejores años atrás, al menos aquellos que mejor van con cometer errores — Pero sé que aún no estoy para la silla de ruedas, así que… Creo que no me he dado por vencido ¿Qué estupidez estoy diciendo?

Las risas se me van torciendo en una mueca de pequeña vergüenza, esa que aparece más bien por su acusación hacia mi bondad que a las cosas que he hecho en el pasado y las cuales, al fin y al cabo, no me producen ninguna clase de orgullo. Me llevo una mano a la frente, sintiendo el calor de mi piel en lo que me froto aquella zona, meneando un poco la cabeza con cierta pereza —  Creo que sus encantos fueron el impulso, jamás había hecho algo como eso — confieso. Pensar en lo que sucedió con Holly me hace creer que estoy hablando de una vida paralela, ya que ha pasado tanto tiempo que hasta me cuesta creer que estuve en esa posición hace poco más de un año —  Rollos de oficina, tú sabes. Todo el mundo se enteró demasiado rápido —  quizá no fuimos muy disimulados metiéndonos en uno de los archiveros del ministerio, pero ya qué. El chisme es moneda corriente entre los empleados ministeriales, en especial los que hacen el papeleo denso.

Beber me permite callarme la boca, pongo mi mejor expresión de desentendido frente a sus halagos hacia su propia persona y muevo mis hombros de manera indefinida, hasta que la manera que tiene de ver las cosas me hace reír — Jamás voy a pensar que alguien es promiscuo solo por divertirse un poco. ¿Qué clase de mentalidad es esa? —  comento con un retintín en la voz —  Tengo la firme creencia de que cada quien es dueño de su cuerpo y no puede ser juzgado en base a la cantidad de personas con quienes decides acostarte. ¿Eso qué dice de mí? —  tal vez me deja muy mal parado, pero no creo tener la capacidad de preocuparme por eso ahora.

Rozo el pico de la botella contra mis labios y su pregunta me tuerce el rostro con actitud dudosa — ¿A qué estamos llamando fetiche? — consulto —  Si estamos hablando de prácticas, recuerdo haber sumado un juguete o dos en alguna que otra ocasión. Si estamos hablando de gustos que nos llaman la atención… —  lo pienso un poco, pero no me demoro en girarme hacia ella. Con cuidado, empujo su cabello hacia atrás para dejar un beso ligero sobre la curvatura de su cuello — Me gustan las gargantas estilizadas y los labios gruesos — me sonrío contra su piel, alejándome un poco para volver a mirarla — No creo que cuente como extraño, así que no voy a beber. Yo nunca he deseado a alguien que no debería.
Percy F. Donnadieu
Percy F. DonnadieuAuror

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Rose M. Evanson el Miér Ene 20, 2021 1:43 pm

Abro los ojos de par en par cuando escucho al rubio decir que acaba de entrar en el terreno de los veintiocho. Eso hace que me quede mirándolo de arriba a abajo sin percatarme de que seguramente se de cuenta de lo que estoy haciendo. Pero me da exactamente igual. — ¿Veintiocho? — Digo con un gran tono de sorpresa. — Te echaba muchos menos, la verdad. — No es que le echase mi edad, ni mucho menos, pero sí que es verdad que cuatro o cinco años menos sí que le echaba. — Bueno, los treinta son los nuevos veinte. Tómatelo con esa filosofía. — Yo todavía ni he llegado a los veinte, y he de admitir que los veo bastante lejos aunque realmente sólo me queden dos años para cumplirlos. Suelto una leve carcajada ante la pequeña broma que hace sobre la silla de ruedas, y bebo un sorbo de mi bebida.

Alzo una ceja al escuchar que fueron los encantos de la semi-veela lo que hicieron que pecase. — ¿Así que los encantos, eh? — Digo alzando ambas cejas de forma pícara. No es que no me lo crea, pero es la excusa fácil para salir del paso. — Además en la oficina, por Morgana. — Digo soltando una risa. — Estabais pidiendo a gritos que se os pillase, pillín. — Acabo diciendo guiñándole un ojo. La gente en los trabajos suele estar bastante pendiente de los chismes, es lo que les impulsa el ir a trabajar. Y bueno, cuando los chismes se los ponen encima de la mesa, imposible resistirse. — Pero bueno, yo no te juzgo por tus actos. — Digo alzando ambas manos al aire. — Todos podemos tener algún que otro desliz. —.

Frunzo el ceño tras sus palabras respecto a la promiscuidad. En mi familia siempre he escuchado que nunca se ha de estar con diferentes chicos, que hay que buscar al príncipe azul del cuento. Puede que hoy en día lo busque y que quiera casarme con un hombre con un buen cargo, pero es algo que veo bastante lejos, aunque mi familia ya quiera prometerme con algún hijo de una buena y pura familia. — Eso dice que eres una persona de mente abierta y bastante liberal. — Digo alzándome de hombros, sin saber exactamente qué decir. — Me encantaría que mis padres tuviesen la misma mentalidad, sinceramente. — Añado, y después bebo un trago de mi botella.

Suelto una pequeña risita ante su consulta respecto a qué le llamamos fetiche, pero me quedo callada esperando qué tipo de respuesta me da. Me parece bastante divertido que haya usado juguetes en relaciones sexuales, cosa que no me esperaba, porque no he usado uno en mi vida. Aunque él me saca bastante más edad y experiencia en ese ámbito. — Así que eres todo un experto en experimentar en... — No llego a terminar la frase porque me pilla completamente desprevenida cuando se acerca tanto que acaba dándome un beso en el cuello. Suelto son sonido ahogado por la sorpresa y alzo la mirada hacia arriba mordiéndome el labio inferior. — Estás jugando con fuego. — Digo tras una pequeña pausa. Como él se ha tomado la decencia de darme un pequeño beso, yo me tomo la decencia de agarrarlo con mis piernas y encerrarlo entre ellas, dejando mis piernas sobre su cadera y estando más cerca que nunca.

— Puede que haya deseado algún que otro profesor. — Confieso. — Se supone eso debería estar prohibido y he fantaseado alguna que otra vez respecto al tema. — Esta vez me acerco yo a él, pero a su oreja, para acabar susurrándole al oído. — Los uniformes son algo que me gustan mucho. — Me separo de él y aún con mis piernas en su cadera tomo un sorbo del botellín, haciendo que cuente. He de admitir que el olor de su perfume es bastante rico. Al menos tiene buen gusto para oler bien. Fresco y varonil. — Yo nunca he enviado nudes. —.
Rose M. Evanson
Rose M. EvansonEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Percy F. Donnadieu el Miér Ene 20, 2021 5:19 pm

Me quedo con la duda de cómo iba a terminar la oración, aunque algo me dice que está muy relacionado al sonido de sorpresa que sale de su boca. Se me escapa una risa divertida y hasta me tomo el atrevimiento de encogerme de hombros como si fuese inocente, a pesar de que es ella la que se aferra a mí con un movimiento que no hubiera podido prever, el mismo que me obliga a acomodarme mejor en mi postura para no acabar ligeramente torcido — ¿Yo soy el que está jugando con fuego? — a pesar de sonar bromista, una de mis manos se apoya cuidadosamente en su rodilla; aún no estoy muy seguro de si es para acercarla o apartarla — Yo sé dónde están mis límites, señorita… Cual sea tu apellido — no es algo que importe mucho ahora, tampoco suelo preguntarlo en situaciones como estas, por pocas que sean en la actualidad. Es solo una chica atractiva en una fiesta, no tendría por qué ser complicado.

Se me escapan las cejas hacia arriba ante su declaración y meneo un poco la cabeza con un vago mohín — Es comprensible. Creo que todos alguna vez nos sentimos atraídos hacia una figura de autoridad — recuerdo haber tenido cierto encaprichamiento con una de las mujeres que ayudaban en los entrenamientos de la academia, hace lo que parece ser una eternidad atrás. Estoy por llevarme la botella a los labios, cuando el susurro en mi oreja me hace sonreír de medio lado. Me recorre un pequeño escalofrío que busco disimular, hasta agradezco que siga el juego para distraerme un poco. Incluso bebo sin pensarlo demasiado y me encojo de hombros — Era mi novia — me excuso, claro, como no podía ser de otra manera en lo que se me escapa una risa vaga que no sé de dónde sale; culpa del alcohol, supongo, como casi todas las malas decisiones de mi vida.

En vista de que el juego ya no parece ser muy importante, me tomo el permiso de dejar la botella a su lado para poder apoyar esa mano sobre su cuello. Claro, en casos como este no hace falta decir demasiado, de modo que tomo el apretón de sus piernas como una invitación en lo que me inclino hacia su boca. El tema está en que, cuando mis labios rozan los ajenos, algo en mí hace un pequeño click. ¿No habló de padres y profesores hace un momento? — Espera. ¿Tú que edad tienes? — es una pregunta que se debate entre la diversión y la duda, abriendo mis ojos para toparme con los suyos a una corta distancia — No hagas que tenga que multarme a mí mismo, eso sería lo más ridículo que me ha pasado como auror y tengo que decir que tengo muchas historias ridículas — a pesar de que sea un empleo respetado, nadie puede decir que la fuerza no anda en sus mejores épocas.
Percy F. Donnadieu
Percy F. DonnadieuAuror

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Rose M. Evanson Hoy a las 2:15 am

Me río cuando el rubio menciona quién está jugando con fuego y hace énfasis en el yo. — Podemos dejarlo en tablas, si te parece. Pero que conste en acta... — Digo levantando uno de mis dedos, como si me estuviese dirigiendo a un juez y utilizando la palma de mi otra mano para hacer como si estuviese escribiendo en un papel. — ... que el primero que ha empezado has sido tu. — Esta vez le doy con uno de mis dedos en la nariz, un pequeño y suave toque. Está claro que el alcohol me está afectando bastante y que esto no lo haría en una situación normal, pero bueno, el chico está haciendo que esta fiesta de pacotilla se me esté haciendo entretenida. Dejo que me toque y que ponga la mano en mi rodilla y alzo una ceja cuando dice que conoce sus límites. — ¿Y qué te hace pensar que yo no conozco mis límites? — Acabo preguntando, dejando de lado la pregunta que me hace sobre mi apellido. Tampoco quiero darle demasiada información.

— ¿Qué? ¿Tan raro es que me gusten los uniformes? — Digo al ver su expresión de sorpresa ante mi confesión. Pero él mismo me responde de seguido sobre que a él también le ha gustado alguna que otra mujer en uniforme. Me pregunto si habría sido su ex novia o otra cualquiera. Pero él me vuelve a responder. — Vaya, vaya... si al final vamos a tener más cosas en común de lo que yo misma pensaba. — No te esperas conocer a una persona completamente desconocida en una fiesta y que, bueno, se tengan gustos... sexuales parecidos. Lo que me extraña en mi es el hecho de hablar con tanta naturalidad con él sobre esto. Ugh, mañana creo que voy a arrepentirme demasiado.

Me muerdo el labio inferior cuando noto que me agarra del cuello para poder acercarme a él con más facilidad, aunque está claro que estamos demasiado cerca. Cierro los ojos y disfruto el pequeño beso que nos damos hasta que es él quién lo interrumpe. ¿Qué? ¿Qué ha pasado? ¿Es que me huele el aliento demasiado a alcohol? ¿Es que no le gusta cómo beso? Por un momento entro pánico, pero intento mostrarme lo más serena que puedo. — ¿Cómo? — Digo ante su pregunta. Joder, es cierto que él ha dicho que tiene veintiocho y que ambos nos sacamos diez años. Quieras o no, ya son años de diferencia. Suelto una carcajada ante su pequeña broma para disimular y le doy con la palma de mi mano en la mejilla un par de veces, suavemente. — Creo que no vas a tener que preocuparte por la multa Percy. — Digo junto a otra pequeña carcajada, intentando maquinar algo en mi cabeza lo más rápido que puedo, pero es verdad que el alcohol no es que ayude demasiado.

— Tengo veintidós, recién cumplidos en diciembre. — ¿Me habré pasado? Siempre me dicen que aparento más mayor de la edad que tengo, pero tampoco quería decir que tenía veinticinco años porque eso no sería creíble. — ¿Entro dentro de tu franja o vamos a tener que dejar este beso que tanto deseabas para otro momento? — Digo guiñándole un ojo, para quitarle hierro al asunto. Espero que la mentira haya colado, porque ahora me he quedado con las ganas de darle un beso en condiciones.
Rose M. Evanson
Rose M. EvansonEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

But I didn't pour the whiskey — Rose Empty Re: But I didn't pour the whiskey — Rose

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.