Últimos temas
Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Playing God with you and I ~ Priv IRh8ZNT
skin diseñado por @madeinsevilla

Playing God with you and I ~ Priv

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Alexander Lancaster el Dom Dic 20, 2020 2:55 am

El desayuno con Alecto no pudo haber salido peor ni de haberlo querido. La chica simplemente no quiere ceder y ahora buscan echarnos la culpa de todo, como si darle techo y riquezas hubiera sido el peor crimen del mundo. Pero ahora no tengo tiempo de enfocarme en eso, y tampoco tengo las ganas suficientes. No cuando el tiempo es mi enemigo en este juego que ni yo ni Dione hemos podido ganar. No sabemos cuánto tiempo durará en su forma de bruja, no sabemos cuál es el límite del control que mantiene sobre su forma maledicuts, y cada día que pasa es un día perdido. Hemos hablado ya con nuestro contacto en el norte, estamos más que listos para empezar la ronda de experimentos no oficiales que nos permitan tener un mejor conocimiento de qué es con lo que estamos lidiando, y lo más importante, cómo frenarlo. Por supuesto que no se puede empezar todo eso sobre el aire, necesitamos un punto de partida y eso es exactamente lo que busco conseguir hoy.

El tema de maldiciones de sangre, que hasta el momento se consideran incurables, no sólo es tabú, sino que no aparece casi en libros, como si hubieran buscado sacarlo a propósito, pero honestamente creo que no soy la primer persona en tener la brillante idea de investigar al respecto, ni seré la última. Esto me lleva a pensar que se sabe más de lo que se dice, así que buscando de forma apropiada siempre podemos llegar a algo. Y es por eso que estamos parados frente a una de las librerías más importantes del Capitolio. Lo que muchos no saben es que tiene más tesoros que ofrecer, tesoros que busco exprimir para conseguir lo que estamos buscando. Tengo entendido también que la encargada del establecimiento es una veela, cosa que no me hace mucha gracia considerando que soy hombre, pero a la que no pondré objeciones mientras se logre el trabajo deseado, de todas formas, Dione ha venido conmigo, así que confío en que todo saldrá justo como lo planeamos. Como siempre. — ¿Lista, querida? — Le extiendo mi brazo para que lo tome antes de entrar. La campana anuncia nuestra llegada. El cartel indica que el establecimiento ha cerrado, apenas hace unos cinco minutos, así que es el momento perfecto para hablar lo que tengamos que hablar.  Me quedo parado a pocos pasos de la puerta carraspeando a la fuerza para darle una segunda señal a la dueña de que alguien ha llegado.
Alexander Lancaster
Alexander Lancaster

Volver arriba Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Re: Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Dione Lancaster el Dom Dic 20, 2020 3:42 pm

Con cada día que pasa las manijas del reloj suenan más fuertes en nuestros oídos, recordándonos que el tiempo se está agotando para nosotros. Se ha convertido en un «nosotros» desde el momento en que él aceptó que ser una maledictus no era razón para apartarme de su lado y entre las muchas cosas que podemos ser, él y yo, leales está en las pocas cosas buenas que se podrá decir de ambos, una lealtad exclusiva y privada entre los dos para esconder los secretos del otro y acompañarnos en casi todo, en lo malo especialmente. Es mi sangre maldita lo que me obligó a enseñarle una apariencia animal con la que acabó por familiarizarse y que no cambió el hecho de que sigamos mirándonos a los ojos en reconocimiento de quienes verdaderamente somos, supongo que hasta el día en que los míos dejen de reconocerlo a él. Un día que queremos impedir que nos alcance o robarlo del calendario si es posible, para que nunca suceda.

Tomo su mano con la mía enguantada al pararnos delante de una librería en el Capitolio que trato de juzgar por su fachada, poco se nos dijo sobre cómo se vería, sí sobre lo que podríamos encontrar dentro. Las personas que nos facilitaron esa información se encuentran en un extremo muy alejado al Capitolio, dispersas por los rincones del norte en los que se esconden para seguir pasándose objetos malditos y murmurar nombres en el sur que pueden servir de ayuda. No es real la separación entre norte y sur, por contrastantes que sean sus realidades. Siempre hay algo o personas yendo de un extremo al otro, como la misma naturaleza humana, y quienes tenemos un lado animal que cada tanto muestra su cara, sabemos lo radical que pueden ser estos extremos también, sin que dejemos de ser lo que somos. Tengo entendido que la mujer encargada de este lugar sabe algo de eso, hay sangre veela en ella, un encanto opuesto a lo que hay en mis venas, y con más razón, sujeto firmemente la mano de Alexander al empujar la puerta para que entrenemos. —Reconozco que esperaba encontrar ánimas y gárgolas dentro por todo lo que dijeron de este lugar…— murmuro, lo imagine fácilmente como un sitio maldito.
Dione Lancaster
Dione Lancaster

Volver arriba Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Re: Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Esbet Autumn el Lun Dic 21, 2020 9:43 pm

El murmullo entre estanterías va apagándose lentamente conforme el sol comienza a ocultarse tras los edificios. El sonido de libros cambiando de manos y estanterías va cesando conforme el sonido de los pasos sobre el suelo de madera va desapareciendo. Las sombras comienzan a ganar terreno, a dominar cada esquina de la librería. El polvo que bailaba antes veloz entre el vaivén de la gente comienza a quedarse estancado en el aire como pequeños brillos mientras van descendiendo hasta perderse en las superficies. El mismo proceso, el mismo sistema cada tarde.

Y en el fondo de la tienda, tras el firme mostrador de madera, tallada en el propio distrito 7, se encuentra una bruja que pasó de ser una sombra a poseer aquel mundo lleno de palabras y sabiduría. Esta agita con suavidad su varita hacia distintos puntos de la tienda. El cartel de la puerta vira hasta quedar cerrado. Los libros rezagados que quedaron en sitios equivocados vuelven hasta su hueco designado.  Es glorioso observar aquella librería vacía. Con sus estanterías que parecían enorgullecerse de su contenido, y la profundidad de las mismas que se veía ampliado ante la sensación de tranquilidad.

La misma mujer desliza sus pasos hasta un libro que descansa sobre el mostrador. Un suave deslizar y el mismo se abre ante ella. Cambia la varita por una pluma, vestigio de antiguos tiempos, pero elegante y sencilla como ninguna otra. Apunta con letra torcida y elegante las cuentas del día. Pero es el sonido de la campana de la puerta, el suave rechinar de la puerta y el sonido de dos pares de paso lo que consigue que cese el rasgar de la pluma sobre el papel. La tienda estaba cerrada. Era sencillo de leer y comprender.

Con calma deja la pluma en el tintero y eleva la mirada hasta toparse con dos personas frente a ella. ¿Marido y mujer?¿Hermanos?¿Ambas? No le incumbía la relación que ambos tuviesen, únicamente el propósito de su visita.  La librería estaba cerrada, pero tal vez pudiese complacerlos de otro modo.- Buenas tardes, me temo que llegan unos minutos tarde. - Pasa su mirada con lentitud del hombre a la mujer, su mano se desliza hasta cerrar el libro para centrar su atención en lo que cree un nuevo negocio. Lo cree pero no está segura y los tiempos que corren le ameritan a ir con pies de plomo ante cualquier señal de peligro. ¿Amigos o enemigos?- ¿Qué buscabais?
Esbet Autumn
Esbet AutumnMiembro del Wizengamot

Volver arriba Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Re: Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Alexander Lancaster el Vie Dic 25, 2020 4:29 pm

Querida, a veces en los lugares más comunes, es donde encuentras las mejores oportunidades — Un claro ejemplo de ello es el norte y todo lo que hemos construido ahí usando humanos, criaturas mágicas, etcétera, etcétera, etcétera. — O las cosas más interesantes — Termino, con tono pausado, dando un par de pasos aún sosteniendo la mano de mi esposa mientras me poso frente a uno de los estantes. Acaricio el lomo de un libro titulado "¡Cuidado con las acromántulas!". Enseguida paso al siguiente: "Los venenos más raros del mundo", el cual saco de su lugar en la repisa para abrirlo, deleitándome con lo que viene en el índice. Como siempre, nada demasiado útil, nunca suficiente.

La voz de la veela me saca de mi burbuja, obligándome a devolver el libro a su sitio para dedicarle una no muy cálida sonrisa, pero que cumple con su papel de parecer cordial, siempre con una mezcla de socarronería. — Creo que para lo que necesitamos llegamos justo a la hora correcta — Aprieto un poco la mano de Dione, está más que al tanto de que estamos a la merced de una criatura que me haría hablar de más e incluso gastar extra si así quisiera, así que me permito recordarme los objetivos de esta reunión con la calidez que emite su palma. Tampoco era una opción mandar a alguno de nuestros enlaces, ni a Mork, esto es algo delicado que me gusta mantener entre ella y yo. — Al menos eso me dijeron, señorita Autum — Vuelvo a sonreír con cierto secretismo.

Pero antes de eso permítame presentarnos, no quiero ser descortés — No podría importarme menos, pero al meterse en este tipo de cosas poniendo mi propia cara, y la de Dione, no queda más que hacerlo. Digo, ambos somos figuras públicas, cualquiera que se fije en el televisor o el periódico sabría quiénes somos, pero igual, siempre queda el compromiso de explicar lo suficiente la situación para no generar... malentendidos. — Alexander Lancaster, y ella es mi esposa, Dione Lancaster — No extiendo mi mano, solo hago un ademán con ella pasando de mí a Dione. — Escuchamos que tal vez podría ser capaz de conseguirnos un libro, información, incluso algún objeto que nos sea útil, ¿Estoy en lo correcto?
Alexander Lancaster
Alexander Lancaster

Volver arriba Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Re: Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Dione Lancaster el Dom Dic 27, 2020 8:03 pm

Hago mi propia exploración del lugar revisando algunos títulos, no llego a leer más de un par cuando la voz de una mujer nos hace caminar hacia el mostrador en la que se ve apuntando cosas en un libro. Tiene la elegancia típica de una mujer con ascendencia veela, lo que por reflejo me lleva a mí a enderezar mi postura y andar altiva hasta quedar con mis ojos enfrentados a los suyos, mido su influencia sobre todo el entorno mientras dejo que sea Alexander quien se encargue de los saludos y las presentaciones, sin denotarse demasiado afectado por el rostro delicado de la mujer, quiero creer que el agarre de mi mano es lo que impide que así sea, mentiras que me cuento para que mi semblante no se altere. —Señorita Autumn— encuentro mi momento para hablar al quedar nuestro apellido dicho, con la trascendencia que tiene en la sociedad mágica, —necesitamos conversar de un tema confidencial, ¿podemos estar convencidos de que nada de lo que se diga aquí saldrá de estas paredes? Parece un lugar que de por sí guarda muchos secretos, uno más, no debería hacer la diferencia…— si es cierto que a esta librería acudían quienes necesitaban conocimientos más profundos sobre maldiciones, la gente que la frecuenta también tendrán sus crímenes a cuestas.

Espío sobre mi hombro todo lo amplio de la sala de exposición. — ¿Tendrá algún lugar más cómodo y reservado en el que podamos platicar?— pregunto, no deseo explayarme sobre el tema que nos trae a visitarla desde mi lado del mostrador, como si estuviera pidiendo filtros en una farmacia y esperara el cambio. Hago girar mis zapatos sobre mis tacones para apuntar a la puerta. — También le recomendaría cerrarla, así no recibirá clientes a deshoras, pueden interrumpir lo importante—. Nosotros ya estamos dentro, que quien venga no lo haga para importunarnos a nosotros o tenga la lengua más suelta para contar que ha visto al alcalde del distrito cuatro y a su esposa en una librería de esta fama, que también lo incriminaría, pero los chismosos tienden a decir que simplemente se equivocaron de puerta. Todas las precauciones que pueda tomar me parecen pocas por la revelación de la que debo hacer parte a esta mujer, que quizás sea la única ayuda a la que alcancemos a acudir antes de que nos quedemos sin tiempo.
Dione Lancaster
Dione Lancaster

Volver arriba Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Re: Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Esbet Autumn el Jue Dic 31, 2020 10:33 am

La librería era todo lo que quedó de su padre y ello incluía el segundo negocio que esta ocultaba. Era algo con cierto peligro a ser descubierto, por ello debía tenerse sumo cuidado en cada paso que se daba. Pero no tenía miedo a que ello fuese descubierto, pues eran suficiente las medidas y los protocolo que llevaba a cabo. No por ello le agradaba ver como le hacían perder tiempo al detenerse en mirar distintos libros. Si deseaban acudir a la librería existía un horario para ello. Si deseaban realizar un "pedido especial", debían ser claros con ello y no andarse con rodeos, pues demorarse en este negocio podía significar perderlo todo. Además, ella odiaba perder el tiempo.

La mirada de la bruja se dirige al hombre, pero no busca su mirada, no busca que pierda el habla en aquellos momentos. Le interesa que este mantenga la mente clara, al menos, por el momento.  - No debemos fiarnos de lo que dicen otras personas. ¿No opina igual?- Aunque en esta ocasión, las palabras que los habían traído allí eran ciertas. Si bien, prefería ser avisada con anterioridad y no encontrarse con visitas sorpresas de quienes parecían creerse los dioses del país. O al menos esta es la impresión que es dada ante aquella presentación y los propios gestos de aquel matrimonio. Pero existía un pequeño detalle. En aquella ocasión, eran ellos los que debían agachar la cabeza si deseaban poder conseguir lo que ansiaban. Lo cual, por tal secretismo, parecía ser algo de importancia.

- Tal vez. Es posible que esté en lo correcto. - Posibilidades, suposiciones, si ellos no eran directos, ella tampoco lo sería. En aquellos minutos de presentación, la mirada de Esbet había cambiado de objetivo y ahora se mantenía fija en la de la mujer, manteniéndole la mirada con descaro y sin ningún apéndice de miedo en la misma. Le resultaba excesivamente divertido la postura que había tomado la mujer. Como un pequeño ser que toma posición defensiva ante el temor de que le arrebaten su juguete favorito. Era tan divertido y tan innecesario que le desagradaba al mismo tiempo.  Pero parecía haber acertado ante la suposición de tratarse de algo de importancia o algo que haría peligrar la posición del mismo matrimonio. Interesante. - La confianza en creer que su secreto quedará a salvo, no repercute en mi, ni mis palabras os harán cambiar de parecer. Solo depende de vosotros confiarme o no dicha información. - Lo que sucedía en aquel negocio quedaba en aquel mismo lugar y no saldría de allí. Pero no quería que si ocurría cualquier incidente terminase repercutiendo en ella. Esto era un negocio y nada obligaba al matrimonio Lancaster a tomarlo.

- Por supuesto. Pero agradecería que no me tomase como si fuese una principiante. - Aquella "recomendación" le había resultado desagradable. Como si este fuese el primer negocio que llevaba acabo. Probablemente supiese más de aquello que la mujer que tenía en frente. Nuevamente, si no podían fiarse tenían la puerta a sus espaldas para marcharse. Para Esbet, aquel no era más que un nuevo negocio, la "importancia" a la que se refería Dione no existía para ella. Esbet toma su varita realizando un pequeño movimiento con ella que desencadena en un pequeño clic en la puerta que queda de espaldas a sus "exquisitos" clientes.  - Síganme, por favor.  - La semiveela camina en silencio por uno de los pasillos llenos de estanterías.

Se detiene junto a una y tras unos toques específicos y un murmuro no audible, la estantería se adelanta y retira de la pared dejando tras esta una puerta que se abre tras un nuevo encantamiento. - Pasen. - Espera a que estos hayan pasado para entrar tras los mismos y cerrar nuevamente aquella estantería. Nada entra, ni nada sale. Hechizos protegían aquella sala para no ser encontrada por nadie más.

La sala que se encuentran es pequeña, rodeada de igual modo de estanterías y armarios cerrados. Con distintos objetos ocultos en cada armarios, algunos visibles en las estanterías, entre los libros. Libros claramente distintos a los que encontraban fuera, pero todos ellos libros que no podrían causarle problemas, no es tan estúpida. Camina adelantando al matrimonio y se sienta tras un escritorio mostrándoles dos sillones individuales frente al mismo. - Les escucho.  
Esbet Autumn
Esbet AutumnMiembro del Wizengamot

Volver arriba Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Re: Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Alexander Lancaster el Lun Ene 04, 2021 8:31 pm

Apenas y tuerzo mi boca en un gesto que va de lo neutral a lo mordaz con su respuesta, la mano de Dionne es la que me mantiene en mis cabales, y es también la que aprieto ligeramente antes de contestar — Por supuesto, no hay que fiarse de todo — Mantengo los labios sellados después de aquel comentario, dejando a Dione terminar con la introducción y hablar de lo más importante, la confidencialidad. Las nuevas palabras de la señorita Autumn hace que arquee las cejas, entornando los ojos para verla con cierto recelo — Considero que en los negocios lo vital es el dinero — no tanto así como la confianza, a menos que de socios se trate, como Dione y yo, pero con personas externas siempre hay que ser cautelosos — Y le aseguro que nuestra confianza viene acompañada de mucho — Aclaro esto de una vez, que no vaya a ser problema después, ¿Unos galeones extra? Adelante. De todas formas no es nada de lo que no podamos hacernos cargo con los ojos cerrados.

Me obligo a ahorrarme el resoplido que amenaza con salir con su respuesta a mi esposa, más que por el bien de los negocios y porque no estoy de humor para enfrentarme al enojo de una semiveela, que por otra cosa. Lo único que hago es mirar a Dione arqueando mis cejas y haciéndole un gesto con los ojos, antes de volver a enfrentar a la castaña de frente para seguirla cerca de un estantería, que se abre en el momento en el que la bruja la activa. La vista de una sala detrás del mismo no es algo que me sorprenda, pero que consigue que asiente con complacencia, mucho mejor.

Espero a que Dione pase para seguirla detrás, moviendo el sillón individual frente a ella con la varita, antes de hacer lo mismo con el que ocupo yo. — Mucho mejor así, muchas gracias — Me limito a usar un tono ecuánime al poner una pierna encima de mi rodilla opuesta y cruzar las manos sobre ellas. Dejo que el silencio gobierne cortos segundos antes de virarme para contestar su pregunta — ¿Qué tanto sabe de las maldiciones de sangre, señorita Autumn? — Me relamo el labio inferior antes de continuar — Es un tema que nosotros estamos interesados en tratar, ya sabe, objetos que puedan ayudar a mitigarlas, si existen. Libros también — Chasco la lengua — Cualquier cosa que venga con información para un mayor entendimiento de las mismas — Vuelvo a estirar mi mano en dirección de la de Dione, para colocarla encima, creo que ella tiene mejor idea de qué podríamos buscar, siendo la misma una sanadora y la portadora de una de estas maldiciones.
Alexander Lancaster
Alexander Lancaster

Volver arriba Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Re: Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Dione Lancaster el Dom Ene 10, 2021 1:28 am

Es poco lo que habla la mujer, con contundencia en cada una de sus palabras. Mis ojos la recorren en todo momento, es intrigante a su manera que use el silencio para escucharnos y siga percibiéndose como ella también está estudiándonos en cada cosa que decimos, cómo nos movemos, los gestos que mostramos. La piel de mi nuca se eriza porque el instinto me advierte que es alguien de quien tener cuidado, cuando será la primera persona por fuera de nuestro matrimonio, que conocerá mi secreto. Es cierto que la confianza es un voto que depende más de nosotros que de ella, y lo lamentable, es que nos apremia la necesidad de contar con sus conocimientos. La necesidad va por delante de la confianza. —No fue mi intención tomarte como una principiante— lo digo casi que un tono amigable, noto que es alguien que fácil puede sentirse agraviada y eso de provocar a las personas suele ser algo que me divierte, tengo que recordarme que la requiero colaborativa gracias al pago de unos buenos galeones, a tenerla enfadada y que muchos galeones no logren conseguirme su favor.

Consigo lo que quiero, que es un espacio más reservado en el que no deba estar inquieta de que alguien irrumpa del todo, siquiera referirnos a mi maldición como lo hace Alexander cuando toma asiento, me pone de los nervios al estar los tres en pleno Capitolio. El sillón dispuesto para mí me resulta incómodo de mirarlo, estoy ansiosa por dentro, una sensación que me retuerce las entrañas, y al sentarme, busco la mano que me tiende mi marido para estrecharla. Pero no puedo permanecer sentada. —Más precisamente para tratar con una maledictus— declaro, tarde o temprano es algo que oiría de mis labios. Suelto el agarre de la mano de Alexander para ponerme de pie, mientras el proceso de las plumas emergiendo por los poros de mi piel se acelera y al girar mi cabeza hacia un lado por el tirón que siento en la garganta, mis facciones también cambian, de mis pómulos surgen más plumas, así como mi boca cambia, se alarga y engrosa en un pico corto. Mi cabello se deshace en más plumaje y van alzándose las que conforman una inesperada corona. Y cuando noto que la transformación culminó, extiendo mis alas para enseñar que tan amplias son. Parece una exhibición de mi naturaleza escondida, es más que eso. Mis alas se despliegan por completo al aventarme sobre la mujer y asustarla al sobrevolar cerca de su rostro, para terminar encaramada con mis garras en la cornisa de una de las estanterías de la sala.

Transformación de Dione: aguila harpía:
Playing God with you and I ~ Priv 300px-71185289_2494786930629198_3912464268896763904_n
Dione Lancaster
Dione Lancaster

Volver arriba Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Re: Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Esbet Autumn el Jue Ene 14, 2021 8:07 am

Había una frase de aquel hombre que había causado especial gracia a la bruja.  "Considero que en los negocios lo vital es el dinero  Y le aseguro que nuestra confianza viene acompañada de mucho". Dinero. Si creían que con ello comprarían el favor y el silencio de Esbet estaban especialmente equivocados. Es posible, que para sus trabajos fuese "vital". Pero no para Esbet. Ella perseguía poder, perseguía status, distinción. Trabajaba en el ministerio, tenía sus librerías. Dinero no le faltaba. Ni lo ansiaba. El ser superior, eso era verdaderamente lo deseado. Pero dudaba que aquel matrimonio consiguiese si quiera ver algo por encima de un par de monedas doradas. Decepcionante.

Ahora que estaban en aquella sala la curiosidad de Esbet se veía en aumento. Secreto tras secreto. Se preguntaba que sería tan "secreto" como para andar con tantos aspavientos. Sopesaba incluso la posibilidad de que no fuese algo de gran envergadura. Para las personas como ellos, las veelas como ella, eran mismamente una desgracia a la que evitar. Cuando ser veela era ser poderoso, era ser esplendido, tener unas habilidades y una distinción con la que ellos solo podían soñar. Tener sangre veela era una suerte y no una desgracia.

- No me considero una experta, pero conozco bastante sobre ellas. - Todo aquello que incluye "maldición" en su nombre era altamente probable que Esbet lo hubiese tratado entre sus manos. En mayor o menor medida el conocimiento llegaba a ella. La pregunta que surgía ahora en su mente era tan simple como: ¿Cuál de los dos? Ante esta pregunta los ojos de la bruja viajaron con delicadeza nuevamente al hombre para pasar a la señora. En el momento que sus ojos entraron en contacto con la misma, una delicada y diminuta sonrisa satisfecha apareció en sus labios. Ella. Ella era la que poseía una maldición de sangre. Solo debías observar y analizar los gestos y palabras de ambos desde que entraron a la librería. - Interesante.

Palabra que surge de sus labios y a la que no llegan a acompañar otras. No llegan, por que en su lugar es la mujer Lancaster la que le ofrece la confirmación a aquello que ella misma había deducido con tan elegante precisión. Maledictus. Aquella mujer era una maledictus. Que divertido. La semiveela eleva su barbilla centrando su atención en los movimientos de la mujer. Los movimientos y aquella transformación que se desarrollaba frente a ella. ¿No sería gracioso que aquella fuese su última transformación? Sería Tan divertido y cruel que hasta se sentía mala persona por pensar aquello. Solo un poco mala persona.

Pero lo gracioso de todo ello no fue dicha transformación. Lo gracioso fue al terminar esta, como la mujer, ahora pájaro, trataba de asustarla. Pero no conocían a Esbet y nuevamente la infravaloraron. Esbet alzó nuevamente la barbilla mientras su rostro se mantuvo serio e impasible en todo momento. Ni un solo centímetro llegó a retroceder. - Encantadora.- Pronuncia con suma lentitud y voz melosa mientras continúa observando como se alza hasta quedar en una estantería. Ella misma tenía la capacidad de transformarse en dos animales. Pero siempre podría volver a su forma humana.

Mantiene la vista en aquel ave que era la señora Lancaster antes de cambiar de nuevo la mirada a su marido. - Conmovedor. Estáis buscando una solución antes de que el tiempo se agote. - Era una reflexión interior dicha en voz alta. Pero la realidad más sincera que podría encontrarse en aquel momento. - Podría tener algo. Pero necesito sea más concreto. - Libros sobre maldiciones de sangre había muchos. Libros sobre maldiciones de sangre que dijesen algo fuera de la norma común era más complicado de conseguir.
Esbet Autumn
Esbet AutumnMiembro del Wizengamot

Volver arriba Ir abajo

Playing God with you and I ~ Priv Empty Re: Playing God with you and I ~ Priv

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.