Últimos temas
» Cambio de Rango
por The Mighty Fall Hoy a las 12:45 am

» Registro General
por The Mighty Fall Lun Abr 12, 2021 4:42 pm

» The Witcher | Conf. cambio botón
por Invitado Dom Abr 11, 2021 8:32 am

» Marvel Dynasty [Conf. Cambio Botón]
por Invitado Sáb Abr 10, 2021 11:12 pm

» Map of Seoul || Afiliación Élite
por Invitado Sáb Abr 10, 2021 5:18 pm

» Live from New York | AF. ÉLITE CONFIRMADA
por Invitado Miér Abr 07, 2021 5:52 pm

» Kasiopea Valerian | Confirmación cambio de boton élite
por Invitado Miér Abr 07, 2021 2:24 pm

» Happily Never After {Confirmación Elite}
por Invitado Lun Abr 05, 2021 2:06 pm

» 1920 NY | Cambio de Botón y Cambio de botón también
por Invitado Dom Abr 04, 2021 6:02 pm

PRIMAVERA, 2471
Actualmente nos encontramos en PRIMAVERA, fechas comprendidas entre el 21 de Marzo y el 20 de Junio. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

skin diseñado por @madeinsevilla

The way it all went down — Arianne

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty The way it all went down — Arianne

Mensaje por Holly A. Callahan Sáb Dic 12, 2020 1:30 am

Desde que sucedió el golpe a la Isla Ministerial, he evitado poner un pie en el distrito nueve. Estoy segura de que todos pueden comprenderlo, que no es secreto que el gobierno se encuentra tratando de pescar peces gordos a quienes culpar del más mínimo delito. Está claro que yo no tengo a nadie que perder en las urnas, pero yo misma podría estar en problemas si me encuentran vagando en territorio enemigo y ya tengo demasiado como para encima acabar en prisión, aún sabiendo que me sacarían información que no querría dar y eso acabaría condenándome a una ejecución. Oh, sí, por supuesto: yo sola me gano las cosas a pulso, en especial los castigos más graves dentro de la constitución que tan bien estoy estudiando durante estos días mientras intento no vomitar.

Mi aparición en la estación de trenes pasa desapercibida, si consideramos que llevo tanto abrigo conmigo que apenas se me ve algo de cabello entre la bufanda y el gorro de lana que tengo en la cabeza. Por extraño que parezca y a pesar de no haber hablado en estos días, en esta ocasión no voy directamente a la casa de mis amigas, sino que me encamino al Edificio de Justicia. Me produce una extraña sensación el estar aquí con el conocimiento de que Hero y Meerah han muerto, algo que todavía no he acabado de procesar y que, si soy franca, he llorado a solas en mi nuevo departamento. No quiero mostrarme sensible frente a personas que no deberían saber cómo me encuentro y mi propio aislamiento por seguridad ha hecho el proceso todavía mucho más duro, pero no estoy aquí para continuar con mi duelo.

Me parece muy raro no ver a la secretaria de Kendrick o a Synnove dando vueltas cuando paso al vestíbulo, ese que no está tan cargado de gente como pensé que estaría. Aún así, tengo que ponerme en fila para poder hablar con Arianne Brawn y, para cuando tengo el permiso de verla, asomo la cabeza por la puerta de su despacho con una timidez no muy propia en mí — Sorpresa de Navidades atrasadas — murmuro en un tono que pretende bailar entre la broma y la amabilidad. Incluso levanto la bolsa que contiene la compra de Spellbucks que hice durante mi trayecto hasta aquí — Hace tiempo que no hablamos, Arianne. Y por las cosas que dicen por ahí, me gustaría saber cómo te encuentras — que ser veela no es sencillo, mucho menos cuando te tratan de arpía asesina en cadena nacional.
Holly A. Callahan
Holly A. CallahanCivil

Volver arriba Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty Re: The way it all went down — Arianne

Mensaje por Arianne L. Brawn Miér Dic 23, 2020 8:30 pm

— No, eso no es algo de lo que deba hacerme responsable, ni siquiera es algo dentro de mis competencias, ni pueda aceptar directamente por lo que si quiere que se le tenga en cuenta, por favor, entregue los documentos al final del pasillo. — volvió a repetir la veela, armándose de toda la paciencia del mundo frente al hombre menudo y de avanzada edad que se esmeraba en hacer que ella misma aceptara sus peticiones cuando debían de pasar por una serie de trámites que ella no se saltaría por nada del mundo. — Señor, no puedo hacerlo y no lo haré, le he ayudado a rellenar la mayor parte de los documentos aunque no estoy obligada a ello. — insistió nuevamente acabando por levantarse del sillón en el que hubo estado por más de treinte minutos tratando de hacer entrar en razón a alguien que no quería hacerlo. Los pasos de la rubia se dirigieron hacia la puerta del despacho, abriéndola de par en par e invitando al hombre a que se marchara antes de que alguien viniera a sacarlo, porque suficiente paciencia estaba mostrando.

Cerró la puerta tras de sí, dirigiéndole una fugaz mirada a la mesa que Synnove siempre ocupaba cuando el trabajo se le acumulaba y hacía alguna tarea administrativa. Vació sus pulmones en un largo suspiro y se rascó la parte posterior de la cabeza con obvia molestia. Todos los días preguntaba como avanzaba la búsqueda, si tenían alguna pista de lo que estaba ocurriendo o donde podría encontrarse; pero el silencio que recibía era más molesto de lo que pensó que podría sentir. Acabó por quitarse la chaqueta de trabajo, colgándola sobre la parte posterior del sillón giratorio y lo ocupó nuevamente a la espera de recibir una nueva queja, sugerencia o pregunta que no era de su competencia pero tendría que contestar o solucionar con artificial cordialidad ya que no podían perder a más habitantes en el distrito ya que los campos se perderían y las granjas acabarían abandonadas.

Esperó con la mirada fija en la pequeña tablet que trasteaba con la diestra, subiendo y bajando entre los correos leídos y recibidos desde que la mañana empezó, y solo retirando la mirada de la misma cuando la voz contraria captó su atención más de lo esperado. Había voces que se clavaban en la memoria de las personas; la de una madre, la de el primer amor, la de un hijo... bueno, no podía decir que aquella joven tuviera tal significado en su vida, pero si que le estaría agradecida hasta el último momento. — Holly. — pronunció el nombre de la veela, levantándose automáticamente de su asiento. Sus ojos viajaron desde el rostro de la joven hasta la bolsa que portaba y luego nuevamente a su rostro. — ¿Las cosas que dicen por ahí? — la rubia tenía demasiadas cosas en la cabeza como para saber a qué cosa se refería exactamente. — Siéntate, por favor. — agregó a la mayor premura, señalando con la diestra la silla que había al otro lado del escritorio. — ¿Vienes por alguna curiosidad en concreto? — inquirió arqueando una ceja pero acabando por dejar ir una amable sonrisa.
Arianne L. Brawn
Arianne L. BrawnConsejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty Re: The way it all went down — Arianne

Mensaje por Holly A. Callahan Dom Dic 27, 2020 12:55 am

Jamás voy a decir que Arianne y yo somos personas cercanas, pero no hay muchas veelas en NeoPanem y la mayoría se ha vendido al gobierno como para sentirme cómoda junto a ellas. Cuando me topé con ella, me fue inevitable el sentir pena por alguien que estaba claro que necesitaba ayuda y, tengo que decirlo, me da una vena de orgullo el ver cómo ha llegado a ocupar un sitio de respeto en un distrito como éste. He pensado en más de una ocasión el dejarlo todo, el venir a vivir con las personas en las cuales confío, cuando está claro que no puedo hacerlo realidad porque necesitan a alguien que sirva como informante ahora que David se ha abierto; admito que hace tiempo no hablo en verdad con él, quizá porque las cosas han estado tan extrañas que he decidido alejarme de muchas personas.

A pesar de todo, la sonrisa que le regalo es sincera y asiento con la cabeza — Me imagino que no necesito el comentarte lo que ha sucedido durante semanas en televisión — las especulaciones, los rumores cuando atacaron la isla y la manera que tuvieron los sobrevivientes de narrar su experiencia hicieron eco durante casi todo el invierno. Hans Powell contó en detalle cómo vio a una arpía saltar sobre el cuello de Eloise Leblanc y las noticias aman el morbo. Aún así, no digo mucho más en lo que me acomodo en el asiento que me señala y empiezo a apoyar los dos cafés, los sobres de azúcar, los palitos y los bocadillos con mucho cuidado de no manchar sus documentos — Quería chequear cómo te encontrabas — acabo admitiendo y encojo mis hombros. Me hago con mi vaso y le quito la tapa para poder echarle algo de dulzor — Sé que no siempre se encuentran personas con quienes hablar cuando… Bueno, cuando eres como nosotras — ni hace falta aclararlo, sé que el mundo ama vernos como monstruos cuando no nos entienden. Revuelvo en lo que me atrevo a mirarla — ¿Está todo bien por aquí? Sabes que si necesitas algo, siempre puedes llamarme y vendré lo más rápido que pueda.
Holly A. Callahan
Holly A. CallahanCivil

Volver arriba Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty Re: The way it all went down — Arianne

Mensaje por Arianne L. Brawn Miér Dic 30, 2020 9:23 pm

Las últimas semanas había estado lo suficientemente ocupada como para no tener que pensar en nada que no tuviera que ver con el trabajo, y se alegraba de ello, mantenerse inmersa en el trabajo la había ayudado en más de una ocasión en el pasado, y en el presente estaba actuando del mismo modo que antaño. Refugiarse, perderse, ausentarse. La vieja Arianne hacía aquello con frecuencia y, aunque no era lo mismo, algunas costumbres seguían presentes en su vida. Se acomodó nuevamente en el sillón, observando a la veela con una mirada amable incluso cuando tanto su visita como sus palabras regresaban determinados recuerdos a su memoria. Noticias que hubo visto y sobre las que hubo pensado; algunas hicieron que se temiera a sí misma, otras abrieron heridas del pasado, otras la asustaron. Algunas decepciones, miradas de miedo o preguntas sobre como se sintió.

— Una arpía arrancó de cuajo la garganta de Eloise Leblanc. — contestó en voz alta después de unos segundos y cuando la contraria hubo ocupado la silla al otro lado de la mesa. — No lo recuerdo, pero parece ser que la que lo hizo fui yo; que le arranqué la garganta a una de las mujeres que me enseño magia en el Royal. — siguió hablando en lo que recogía algunos de los documentos y los amontonaba en un latera de la mesa, colocando encima la tablet en la que había estado revisando los correos electrónicos minutos atrás. Tomó el café restante, vertiendo un sobre de azúcar y removiéndolo con uno de los palitos. Durante el tiempo que trabajó en Capitolio no tuvo tiempo para tomar un café de aquellas famosas cadenas comerciales; los café de las máquinas del Ministerio fue lo único que conoció, y tampoco podía denominarse a sí misma como una aficionada a las mismas. Permaneció con su claro mirar pendiente de las ondas de la bebida, escuchándola mientras hablaba pero no respondiendo hasta que terminó. — No sé lo que pasó, Holly. — reconoció. Con otras personas habría estado reticente de tales palabras, de explicar como se sintió con respecto a su naturaleza con alguien bastante menor que ella, pero no fue así. — Estaba con Hans Powell cuando quedé inconsciente y, aunque escuchaba lo que ocurría a mi alrededor, de golpe desperté en el jardín de casa. — relató lo que recordaba con total claridad, no haciendo referencia a los confusos sueños o recuerdos que tenía cubiertos por una especie de nebulosa.

— ¿Te has transformado alguna vez? — preguntó entonces ella con notable curiosidad; queriendo saber si ella era la débil y por aquella razón sucedió, la dejó escapar y campar a sus anchas.
Arianne L. Brawn
Arianne L. BrawnConsejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty Re: The way it all went down — Arianne

Mensaje por Holly A. Callahan Jue Dic 31, 2020 7:18 pm

No hace falta que me haga un resumen de lo que ha sucedido, han repetido la información una y otra vez en las cadenas informativas con el conocimiento de que algo así va a asustar a las personas. Los ciudadanos comunes aún se están acostumbrando a aceptar a las criaturas entre ellos, pero una cosa es alguien que se ve relativamente normal y otra muy diferente es un monstruo que anda desgarrando gargantas. No creo que ellos comprendan lo que significa para nosotras el vernos de esta manera, el saber que no tienes control sobre tus emociones o tu cuerpo. Nos han cosificado por los encantos que nos cuesta controlar y luego nos rechazan por exactamente lo mismo, lo cual demuestra lo hipócrita que puede ser la sociedad en la cual nos movemos.

Hago una pequeña mueca y bebo de mi café, muy lentamente, como si en verdad tuviera la necesidad de meditar lo que quiero decir cuando tengo en claro que nada de lo que suelte le va a ser de utilidad — Las veelas caemos muy fácil en nuestras emociones, en especial al miedo y a la furia. No me sorprendería que te vieras afectada por ello, en especial si estabas con personas que te hacían sentir amenazada — lo cual no es una sorpresa si ponemos en escena la situación del ataque. Que me pregunte aquello me hace sonreír, aunque sin una pizca de ánimos — — admito — Cuando reviví, era demasiado joven y eso me hacía incluso más temperamental de lo habitual. Y en el norte… Bueno, los momentos para sentirse amenazada no son pocos. Tampoco recordaba lo que hacía, era como perder la cordura y despertar repentinamente. Dicen que con el tiempo aprendes a controlarlo y a mejorar tus recuerdos, pero nunca hice el intento — pasó tiempo de eso, quizá no tanto pero se siente eterno.

Tras un nuevo trago, apoyo el vaso sobre el escritorio y cruzo las manos por delante de mi vientre — No he dejado de pensar que los medios que no están de acuerdo con la política pro criaturas, están usando esto para ensuciarnos — comento con obvia mala gana — ¿Crees que pueda existir una nueva guerra al respecto? A quienes les dan derechos, no les gusta que vuelvan a señalarlos.
Holly A. Callahan
Holly A. CallahanCivil

Volver arriba Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty Re: The way it all went down — Arianne

Mensaje por Arianne L. Brawn Vie Ene 08, 2021 8:06 pm

Conocía a personas que no se dejaban aconsejar por los demás, que creían que sus pensamientos o cavilaciones eran las adecuadas a seguir por los demás ya que ellos eran algo así como superiores; por suerte no era el caso de la veela, la cual sabía escuchar a los demás y aprender de las palabras que pudieran dedicarle. Podía no dar tal impresión, que su actitud distante o callada despertara en los demás la sensación de no estar interesada en lo que tenían que decirle, pero no era alguien de demasiadas palabras; en su momento lo fue, pero determinadas costumbres se enraizaban demasiado en la personalidad de las personas como para cambiarlos con tal facilidad, y realmente debía ser alguien que despertara algo diferente en la rubia como para conseguir que sus palabras no fueran exclusivamente contestaciones a los comentarios contrarios.  

Siguió dándole vueltas al contenido de su café, escuchando con atención las palabras de Holly mientras asentía lentamente con la cabeza. — No estaba en la mejor compañía. — admitió aun sabiendo que la misma Holly lo tendría claro sin necesidad de comentario alguno por su parte. Toda su vida había sido una constante lucha consigo misma, de controlar sus emociones y sentimientos, esconderlos tras una coraza de hierro que la aislara. Pero ahora todo se veía aumentado por la nueva naturaleza que había adquirido; era incontrolable. Golpeó el lateral vaso con el palito, llevándolo hasta sus labios y bebiendo, concentrando toda su atención en el curioso sabor del café que acababa de traerle; casi preguntó de qué se trataba, pero la explicación, las vivencias que mencionó, se quedaron con toda la atención de la rubia. — ¿Estuviste sola durante aquel tiempo? — preguntó sin poder contenerse. — No creo que sea algo fácil de controlar. Es como tener a tu peor enemigo justo dentro de tu cuerpo, algo que está esperando que cometas el mínimo error para atacarte. Tomar tus debilidades y hacerlas sus fortalezas. —. Usar el miedo y la furia, sentimientos tan inestables, para hacerse con todo. — Convertirse por propia voluntad, renunciar a la humanidad que tenemos, es demasiado intrusivo. — reconoció al pensar en cómo debió sentirse verse relegada en su propio cuerpo por un pequeño lapso de tiempo.

Cruzó los brazos bajo el pecho, reclinándose ligeramente en el sillón que ocupaba. — ¿Crees que alguien querría ser parte de esa guerra? — cuestionó arqueando ambas cejas en lo que dejaba que su claro mirar vagara por la joven que tenía a escasa distancia. — Están tan acostumbrados a vivir huyendo, escondidos, que no sería extraño que se hubieran vuelto conformistas. — dijo prensando los labios. ¿Se estaba describiendo a sí misma? Sí, aquella era ella misma unos años atrás, el conformismo hecho persona. — No todos somos tan luchadores como tú, Holly. — concedió dándole el obvio privilegio de ser alguien especial; alguien que no se había dejado llevar por las facilidades que podía otorgarle no seguir siendo ‘ilegal’.
Arianne L. Brawn
Arianne L. BrawnConsejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty Re: The way it all went down — Arianne

Mensaje por Holly A. Callahan Sáb Ene 09, 2021 6:44 pm

Mi manera de responder es asentir suavemente con la cabeza; tardo un momento más en poder utilizar palabras — Mi hermano y yo morimos la misma noche, pero yo regresé sola — me explico. Por el tono de mi voz, bajo y cuidadoso, creo que queda bien en claro que no he dicho estas palabras en mucho tiempo — Mis padres eran muggles, así que ya sabes… No tenía a nadie más. Si ignoramos a los hombres que se aprovechaban de mi necesidad, podemos decir que me encontraba sola — es muy fácil para la mirada masculina el tomar algo solo porque lo consideran bonito. Cuando te encuentras en desventaja, presa de un poder que no puedes controlar, eso se duplica. Arianne pone en voz alta un pensamiento que yo tenía bien en claro, pero el cual es bastante horrible de mencionar. No muchas personas tienen la desgracia de sentir como nosotras; puedo molestar y decir que me han dado una segunda oportunidad, pero la verdad es que yo no la he pedido y tampoco sé cómo se supone que debo llenar mi existencia vacía — La poca humanidad — agrego en un susurro. Aún la tenemos, pero es fácil perderla.

Meneo un poco la cabeza, no contesto de inmediato al estar muy ocupada en beber el café dulzón. Que me adule de esa manera me hace reír con algo de sarcasmo — ¿Luchadora? ¿Yo? — repito con la gracia de la incredulidad, le enseño mis dientes en una sonrisa ligera — Si yo estuviera luchando, no estaría viviendo en un monoambiente del distrito uno, el cual renté con la excusa de estar más cómoda para cumplir mi trabajo en el Ministerio de Magia. Y sí, lo hago porque soy tan cobarde que no quiero dejar mi primer hogar decente en toda mi vida, en lugar de venir a pelear con ustedes por lo que creo correcto.

Me doy cuenta de cómo me atraganto con mi propia voz estrangulada y llevo el dorso de la mano a mis labios para calmarme. Veo a mis amigos luchar todo el tiempo, mientras yo soy solo el rostro que cumple favores y se esconde entre los lujos recién adquiridos, cuando he vivido toda la vida siendo una paria — Estoy abusando de los derechos que me ha entregado un hombre al cual queremos derrocar. ¿Eso no me transforma en una hipócrita? — la manera que tengo de levantar mis ojos hacia ella me delata como la persona que tiene miedo de lo que pueda llegar a escuchar.
Holly A. Callahan
Holly A. CallahanCivil

Volver arriba Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty Re: The way it all went down — Arianne

Mensaje por Arianne L. Brawn Sáb Ene 16, 2021 8:52 pm

La escuchó con interés, incluso su mirar dejó de vagar por el café y enfocó a la joven que, sentada al otro lado del escritorio, explicaba cuál fue su situación con verdadera calma y templanza. Decir que lo sentía, que sentía por lo que tuvo que pasar y la pérdida que sufrió era algo demasiado trillado, algo de lo que estaría cansada de escuchar y que solo eran palabras por muy sinceras que hubieran querido sonar. Asintió con la cabeza, cruzando las piernas bajo el escritorio y rascando con el índice el vaso. Lucía joven, muy joven, y perdida en un mundo que nunca llegaría a tratarla como se merecía. Siendo algo despreciado por todos por lo que era, pero deseado y ansiado al mismo tiempo. Sentir pena era lo más obvio y sencillo en aquella situación, pero la rubia no era del tipo que sintiera pena por los demás, mucho menos por alguien como Holly, la cual había, mejor o peor, caminado sobre todo aquello y se mantenía en pie. — No. — contestó a su susurro. — La humanidad sigue dentro de nosotras. Seguimos pensando por nosotras mismas y del mismo modo, sentimos por los demás y estamos incluso peleando por algo justo. — prensó los labios. — Tenemos mucha más humanidad que otros que se vanaglorian de ser puros y perfectos, Holly. — agregó con total confianza en las palabras que acababa de preguntar. Tenían sus demonios, unos que siempre estaban pegadas a ella, esperando el mínimo momento de debilidad, pero mientras tuvieran el control la humanidad seguía justo allí. Y muchos otros no la tenía ni siquiera cuando disponían de pleno control sobre ellos mismos.

Una divertida sonrisa se dibujó en los labios de la veela que, instintivamente, se retiró hacia atrás en el sillón. — Estoy a un segundo de sentirme ofendida por tus palabras. — mencionó ya que ella estuvo más de quince años sentada en su cómoda casa del distrito cuatro, e incluso entró dentro del Wizengamot y, por ocho años, dictó sentencias que distaban de lo que realmente habría querido hacer desde su posición. — Eres de ayuda donde estás Holly, no necesitamos estar todos encerrados como ratas aquí. No sientas que haces menos por estar donde estás. — aseveró con seguridad en su voz y utilizando un tono que dejaba claro que discutir con ella sobre aquel tema en cuestión era una pérdida de tiempo porque tenía claro lo que pensaba con respecto a aquellos que permanecían fuera del distrito nueve.  

— Tú misma has dicho que estás abusando de ellos — contestó. — . Eso te coloca en un lugar diferente a si estuvieras disfrutando de ellos. — siguió hablando, chasqueando los labios y cruzando los brazos bajo el pecho. — Puede que ahora mismo no encuentres la diferencia y te sientas así, pero los que estamos de este lado lo vemos y entendemos. — la clara mirada de la veela se mostró comprensiva cuando volvió a enfocar a la joven. — Igualmente, si esperabas que alguien te juzgara te has equivocado de despacho. — habló en primera instancia. — O, bueno, no te has equivocado totalmente, pero no creo tengo tu expediente criminal por aquí, así que dudo tener que ser la que te juzgue. — trató de sonar cercana.
Arianne L. Brawn
Arianne L. BrawnConsejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty Re: The way it all went down — Arianne

Mensaje por Holly A. Callahan Sáb Ene 16, 2021 9:18 pm

Las palabras de Arianne me hacen sonreír, en parte divertida y en parte avergonzada por esa pequeña broma que, si vamos al caso, debería hacerme sentir algo culpable. El tiempo que Arianne pasó en mi anterior hogar me vino mejor para conocer parte de su historia, al menos ese lado que ella me permitió conocer, que sé muy bien que es alguien con sus límites y sus defensas en alto; me sorprende que la mayoría de las personas aquí no las tengan, cuando siempre que me abren sus puertas me encuentro con un montón de conflictos que la mayoría no sabe cómo solucionar — Lo sé — admito de mala gana — Sé que lo que hago es de utilidad, pero eso no me salva de sentirme una pequeña hipócrita todos los días. Supongo que son cosas que se han grabado en mi cabeza y tendré que encontrar el modo de quitarlas con el tiempo — no estoy segura de poder conseguirlo, pero no viene mal el esfuerzo.

En lo que me termino el café, acabo por hacer un movimiento de la cabeza que busca ser agradecido frente a sus palabras. Tengo amigos en este lugar, incluso puedo decir que mucho de ellos son en verdad cercanos a pesar de cómo han funcionado las cosas en los últimos meses, esos que se han vuelto confusos y complicados incluso para mí. Suelto una risa entre dientes y hasta se me escapa una sonrisa que algunas personas considerarían traviesa — Ustedes son los únicos que conocen todo mi expediente criminal. Para el Ministerio, lo único que he hecho fue robar algo de pan en el norte cuando era una persona pobre y sin recursos — hasta me llevo una mano al pecho y hago un puchero como si en verdad quisiera dar pena, postura que me dura tan solo un instante — Gracias por escucharme, Arianne, y sobre todo por poder entenderme. No es algo que todos puedan hacer, incluso en un lugar como este — siempre habrá una pequeña diferencia, por minúscula que sea.

En vista de que es un día de trabajo y no quiero fastidiar, me pongo de pie y aprieto el vaso contra mí misma, ya listo para ser arrojado a la basura — No voy a quitarte más de tu tiempo — prometo — Se supone que soy una persona con responsabilidades legales, así que me marcharé de nuevo a la vida que todo el mundo conoce — esa que suele dejar más dudas que certezas, pero que al final del día me dice que estoy haciendo lo correcto. Hago un movimiento de la cabeza a modo de despedida, sonriéndole con honestidad — Siempre tendrás una amiga en mí, Arianne. No te olvides de eso.
Holly A. Callahan
Holly A. CallahanCivil

Volver arriba Ir abajo

The way it all went down — Arianne Empty Re: The way it all went down — Arianne

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.