Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

skin diseñado por @madeinsevilla

There's a serpent in these still waters — Nick

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Sáb Dic 05, 2020 2:28 pm

Han pasado dos días y aún no recibo una respuesta, ni una mínima señal de vida proveniente desde el distrito nueve. Sé que el mensaje llegó a su destinatario, pero estoy empezando a creer que Kendrick Black es un cobarde y acabará dejando que matemos a su noviecita sin emitir ni una sola palabra. Es una enorme decepción, si me lo preguntan; siempre tuve en claro que la debilidad de ese grupito de rebeldes era la inmensa fidelidad que tienen los unos con los otros y ahora parece que ese detalle me ha fallado. ¿Ella me dirá algo útil si me paso por su celda una vez más? Los golpes y arañazos que me propinó la última vez me dejó en claro que no está dispuesta a colaborar, pero siempre puedo encontrar el modo de conseguir que lo haga. ¿Powell estará libre para meterse en su cabeza o tendré que sacarlo de una nueva pila de documentos?

Mi oficina se encuentra helada, pero eso hace tiempo ha dejado de molestarme. Es tan amplia que he tenido que bajar todas las pesadas cortinas a lo largo y ancho de la habitación para mantenerme en penumbras, dejando que la luz brillante de los hologramas que voy pasando con el dedo sea mi fuente de iluminación. Camino con paso lento, permito que mis ojos se encuentren con los de aquellos que van apareciendo en imágenes estáticas como si, de esa manera, pudiese encontrar las respuestas que estoy buscando. Me fastidia de sobremanera el sentir que se burlan de mí, incluso cuando son solo fotografías tridimensionales de personas que están a kilómetros de distancia. Hay algo que me estoy perdiendo. ¿Qué es?

El sonido de la puerta me arrebata un gruñido que ocupa el lugar del permiso, me giro en cuanto noto cómo alguien ingresa y suspiro con pesadez al ver que se trata de Helmuth — Por favor, dime que tienes buenas noticias — mascullo en un ruego casi aburrido. Me masajeo la nuca con la mano en la cual no tengo la varita y le doy la espalda, pasando el archivo de Alice Whiteley para acabar en el rostro de Amber Pearson — Estoy empezando a considerar un ejército de escarbatos para cavar túneles y meternos bajo tierra en el nueve; sí, ese es mi grado de desesperación — podemos sacar a una persona, pero el resto seguirá allí, buscando excusas para rompernos las pelotas.
Magnar A. Aminoff
Magnar A. AminoffPresidente

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Sáb Dic 05, 2020 3:54 pm

Depende de lo que entiendas por buenas noticias— me tomo la libertad de decir cuando a la invitación a pasar al despacho del presidente me encuentro con su rostro en medio de la penumbra, si no fuera por la breve iluminación de los hologramas frente a su figura, casi que ni podría diferenciar sus facciones. Apenas le presto atención a las caras de quienes ya de por sí empapelan la ciudad, mucho más pendiente de la tablet que cargo en mis manos y que también sirve para iluminar mi propio rostro al encenderla y permitir que se desbloquee con la huella de uno de mis dedos —Suena un poco desesperante, sí— me limito a contestar, pero no porque crea tener una solución mejor a la que plantea, sino porque no me interesa realmente hablar de escarbatos cuando en mis manos tengo información mucho más valiosa.

Doy los pasos necesarios para entrar a la sala y pararme cerca, alzando una ceja cuando lo veo darse la vuelta —Traigo algo que te interesará más que los escarbatos— propongo y lo que le tiendo para que sea capaz de ver con sus propios es el aparato electrónico, con una copia de los recientes resultados de Synnove Lackberg. Para él no serán más que unos cuantos números asociados a valores concretos, así que antes de que me venga con el cuento de que no sabe entenderlo se lo explico sin preámbulos. —La chica, está embarazada— digo, estirando un dedo para señalar la hormona en la ficha técnica que no debería aparecer en caso de que no existiera un feto en su cuerpo y me cruzo de brazos al momento de dejar unos segundos de silencio para probar su reacción.

No puedo contenerme mucho más tiempo tampoco, así que sin mucho más que explicar, porque no creo que haya nada que explicar, si tenemos en cuenta las razones por las que esa misma chica se encuentra aquí, es fácil deducir quien es la variable que falta en esta ecuación. —No es ningún error, tomamos dos muestras en caso de que hubieran confundido la primera muestra en el laboratorio, y coinciden con sus registros de cuando todavía era ciudadana legal en el país— explico, que yo mismo fui quien pidió una repetición de las pruebas para no venirle con la noticia pudiendo haber una equivocación. —Está de cinco semanas— con esto concluyo, pese a que podría explayarme más en los detalles de su estado, no planeo decir nada hasta que él mismo decida como proseguir.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthSanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Sáb Dic 05, 2020 4:21 pm

Tengo una larga lista de cosas que pueden ser mucho más interesantes que los escarbatos, pero lo que sale de la boca del Ministro de Salud no era una que estuviera contemplando ni en mis más ácidas pesadillas. La manera en la cual me giro hacia él denota que estoy a punto de pedirle que me repita las palabras, que temo no haber escuchado bien y, más allá de cualquier otra burbujeante emoción dentro de mi pecho, la que siento predominar es la vena que se me va hinchando hasta hacerme pensar que voy a explotar. Claro que lo dejo hablar, me limito a meterme la varita en el bolsillo del pantalón y tomo la tablet que me tiende, esa que me ilumina cual fantasma en lo que me centro en la enorme cantidad de datos que se reflejan en mis ojos como una broma de mal gusto. Cinco semanas en las cuales la historia ha decidido que debe repetirse antes de tiempo. ¿Acaso los Black tienen una manía con contar con las rubias para evitar su extinción? ¿Es alguna clase de capricho o manía dentro de los hombres de esa familia?

Mi silencio es roto por una risa seca, incrédula, breve. No desprendo la mirada de la pantalla en lo que mi cabeza hace un vaivén, negando una y otra vez sin poder creerme el pez gordo y problemático que tengo guardado en la base de seguridad. Deberé agradecerle a Rebecca el haberse decantado por la chica y no por mi sobrino, al fin de cuentas — Hay registros genéticos de cuando Black estuvo en prisión — recuerdo, si no me falla la memoria es exactamente cómo descubrieron quién demonios era — ¿Los chequearon, hicieron alguna prueba? ¿Hay forma de asegurarnos al cien por ciento que este bastardo le pertenece? — si no lo han hecho, las dudas igual son minúsculas. Ya no es secreto que Synnove Lackberg y Kendrick Black se revolcaban cual animales en celo, esto es solo la prueba de lo que ya sabíamos. Solo no contábamos con el pequeño detalle.

Mi irritación queda en evidencia cuando el modo que tengo de enviar los archivos de su tableta a mí equipo es un movimiento ansioso de mis dedos. En lo que trabajo, mastico una y otra vez mis labios; alguien debería de verdad enseñarles a los miembros de esa familia el funcionamiento de los métodos anticonceptivos — No seré mi madre, Nicholas. No dejaré que un niño se geste y venga a fastidiar cuando le salgan pelos en las bolas. La chica seguirá siendo una carnada y, cuando esto termine, los quiero a los tres muertos, en alguna fosa sin nombre que nadie vaya a encontrar jamás, como una bonita familia que servirá para alimentar gusanos. Se suponía que los Black se extinguieron hace años y me encargaré de que así sea — en cuanto consigo que los exámenes se reflejen en el holograma, eliminando las imágenes de los rebeldes, mis ojos van hacia las fotos de Lackberg que fueron tomadas en cuanto entró a este lugar — ¿Ella lo sabe?
Magnar A. Aminoff
Magnar A. AminoffPresidente

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Dom Dic 06, 2020 1:15 pm

Espero en silencio a alguna clase de reacción, la cual recibo en forma de risa hueca que me produce alzar una ceja, sin llegar a mover mi barbilla y con los brazos cruzados sobre el pecho. Puedo imaginarme lo que debe de estar pasando por su cabeza en estos momentos, así que antes que interrumpir en su propio análisis de la situación, paso a aclararme la garganta. —Los buscamos, sí, pero todavía es pronto— señalo rápidamente —Para saber con certeza si es suyo deberíamos esperar a que el embrión se haya desarrollado al menos otras cuantas semanas. Si quieres que extraigan más muestras del feto y de ella para compararlas con los registros de Black, tendrán que esperar— aclaro de entrada, porque el mismo procedimiento podría acabar con la vida del hijo que espera, pero tampoco es algo que pensé fuera a importarle al presidente, si tengo que ser honesto.

Si quiere asegurarse de que el bebé que está creciendo en el interior de Synnove Lackberg es de Kendrick Black, temo que va a tener que esperar un tiempo, lo que no sé si coincide del todo con su visión sobre el problema. —¿Qué si el chico no aparece?— es una pregunta salida de la nada, que no sé si me corresponde hacer, pero para el caso qué más da —¿Vas a tener a la chica en esa celda hasta que se dé por vencido mientras el bebé sigue creciendo?— no voy a decir que resulta un riesgo esperar por que un chico apenas mayor de edad se entregue, cuando hay otras amenazas grandes que atender en el norte, pero ya qué, hace tiempo que dejé de meterme en la política de guerra de Aminoff siendo que ni siquiera es mi departamento.

Me resumo a los hechos que parten del mío y por eso mismo continuo hablando, ladeando la cabeza hacia un lado en lo que me acerco —Sugiero que le hagan una consulta ginecológica, incluso cuando eso hará que se plantee preguntas que no sé si estás por la labor de que le respondan— digo, tratando de sonar lo más profesional posible pese a que no me agrada la idea de tener los genes de Black rondando por aquí —Porque no, no lo sabe— respondo, la mirada que le dedico después evidencia que estoy esperando indicaciones de su parte para saber qué hacer con ella, que por irónico que pueda resultar se ha vuelto mi paciente.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthSanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Dom Dic 06, 2020 2:39 pm

Las cuestiones del tiempo se me hacen un poco imprecisas en estos días, en especial porque no tengo la bola de cristal para saber cuánto se va a tomar el muchacho en tomar una decisión. Que eso sea justamente lo que Helmuth me plantea me hace fruncir la nariz, dejando que la mirada se me pierda en algún punto aleatorio de la habitación — Esa chica no saldrá de la base con vida, Nicholas. Más allá de con quien haya decidido empezar una familia, es una persona que traicionó al país y luchó junto a los rebeldes en contra de nuestros derechos — le respondo con toda la calma que soy capaz de poseer en un momento como este y créanme, no es demasiada — Veremos por cuánto tiempo nos será útil hasta que se vuelva una persona descartable. No me importa el bebé, prefiero cortar una posible amenaza de raíz y si al final era de otra persona, será un daño colateral. El mundo no necesita más niños, ¿no? No es como si nos estuviéramos extinguiendo — el ser humano siempre fue una plaga y, vamos, jamás me han interesado los mocosos como para hacer una excepción — La mantendremos encerrada unas semanas más y, si Black no aparece, madre e hijo morirán un poco después de lo que ya deberían haberlo hecho. Ningún miembro de esa familia va a nacer para seguir contaminando este país.

Le regreso la tableta con un movimiento mucho más delicado que mi estado de ánimo y me cruzo de brazos, manteniendo la mirada puesta en los hologramas mientras escucho sus sugerencias. Siempre he aceptado cuando soy un ignorante en algún terreno, de modo que no tengo problema en asentir una vez con la cabeza — Tú eres el experto en el área, la medicina y los bebés son dos temas que jamás han entrado en mi rango de interés — le confieso, dándome algunas palmaditas con los nudillos en el mentón — Que no lo sepa, al menos no por ahora. Pídele a Powell que le haga una visita. ¿Qué tan poco ético es pedirle que revise los recuerdos de alguien a ver si se ha acostado con más de una persona en el último tiempo? — para modificar recuerdos el mago debe meterse en la mente de la otra persona para saber qué tocar, por lo que no veo que sea problema el cambiar un poco su uso — No será exacto, pero al menos eliminará dudas por el momento. Si no funciona, podemos usar una poción de la verdad, pero si eres listo para manipular la verdad y las lagunas en una charla, es una pócima muy fácil de engañar y eso la haría consciente de lo que está sucediendo, no creo que sea tan idiota de no saber sumar. Hazle los estudios que tengas que hacerle, pero no gastes recursos de más. Hay brujas allá afuera que necesitan cuidados en su gestación que esta chica no se merece — un golpeteo más ansioso, mis labios se prensan con clara frustración — Si se pasa del primer trimestre y Black aún no aparece, siempre podemos practicarle un aborto — me parece una resolución lógica, lo que de todos modos me hace mirarle en busca de una opinión.
Magnar A. Aminoff
Magnar A. AminoffPresidente

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Lun Dic 07, 2020 6:48 pm

Asiento con mi cabeza en un gesto quedo, más como forma de mostrar que le estoy escuchando que como afirmación en sí. Es la resolución que cabría esperar de su parte, así que me limito a responder de manera serena y acorde al papel que se me ha adjudicado, que no estoy por la labor de colocarme en el punto de mira de este hombre, incluso cuando la política a la que me enseñaron a serle fiel es a la de Niniadis, tal y como mi madre remarcaría en un momento como este. —Como desees— digo, y sí, mordiéndome la lengua. No haría falta que subraye de manera tan evidente que la medicina no es algo que le interese, cuando los recursos que limita a departamentos como el mío ya lo hacen por su propia cuenta. La sugerencia de utilizar a Powell, no obstante, me obliga a alzar la voz —Si vas a dejarla encerrada por unas cuantas semanas más, no importará mucho que se meta dentro de su cabeza o no, cuando ella misma podrá sacar sus propias conclusiones de lo que está ocurriendo, y para entonces ya podrá hacerse un examen de ADN completo sobre el padre— no creo que sea necesaria la explicación sobre como funciona el cuerpo de una mujer, como para que la chica sea consciente de los cambios que están teniendo lugar en su cuerpo.

De una manera u de otra, terminará por saberlo, no importa que quieras utilizar a Powell o una poción de la verdad, se dará cuenta por si sola si decides mantenerla con vida hasta que Black aparezca— digo aun así, aunque en ningún momento me pongo en la posición de decirle lo que hacer, ciñéndome a los hechos y la propia biología, que contra eso no hay estrategia que pueda utilizar. Al menos coincidimos en que hay otras mujeres ahí fuera que se merecen mucha más atención de la que está recibiendo esta muchacha, lo que me hace volver sobre la idea de qué es lo verdaderamente importante aquí. —Sí, se le puede practicar un aborto, aunque si son los recursos los que te preocupan, en las condiciones en las que está, es probable que termine perdiendo el bebé de manera natural— añado, sin apenas mostrar cambio en la expresión de mi rostro, que todavía se lo toma como una crítica.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthSanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Mar Dic 08, 2020 12:22 am

Levanto la mano hasta frotarme las sienes con un obvio gesto cargado de agotamiento, hasta siento una vibración en mi garganta frente al gruñido que no termina por salir. La noticia es demasiado pesada como para encontrar una solución rápida, más cuando estoy seguro de que puedo tomar ventaja de esto de alguna manera y, al mismo tiempo, hacerlo puede ser un error — No espero que sobreviva tanto tiempo… — admito en un murmullo. Ningún rebelde fue nunca demasiado lento y, por lo poco que lo conozco, Black tiende a poseer un comportamiento errático. Si no está aquí dentro de unos días, lo más probable es que haya decidido no aparecer en lo absoluto — Iremos midiendo la situación con el correr de los días. Opciones hay muchas y dependerán de las acciones de nuestros enemigos. Busquemos la información de forma inmediata y ya luego veremos — si ella lo nota con el tiempo, me preocupará cuando sea el momento. Tendremos que actuar con lo que tenemos al alcance y ya iremos viendo cómo proceder.

La única razón por la cual no la he matado en cuanto envié el mensaje, es porque quiero que muera delante de él — admito, dándole un golpecito al holograma que me permite ir hacia los documentos de Kendrick Black. Su fotografía, tomada cuando llegó a esta base hace poco más de dos años, no me parece la de alguien que hoy podría ser un padre. La simple idea me hace sonreír con cierta sorna, meneando la cabeza — Estas personas han infundido pánico y el dolor entre nuestros ciudadanos por mucho tiempo, me parece que es hora que se les devuelva. La mejor manera de destruir a un hombre, de arrastrarlo en su miseria, es quitándole lo que más quiere delante de sus narices. Ya luego podrá morir con ella — cuando a mí se me ocurra que he tenido suficiente, cuando me vea satisfecho con el nivel de decadencia que puede llegar a tocar — Un aborto será nuestra mejor opción si esto se extiende y no lo ha perdido para ese entonces — supongo que no es algo a debatir.

Guardo un momento de silencio, antes de voltearme para darle la espalda al holograma de Black y centrarme en el hombre que tengo conmigo — ¿Recuerdas cómo funcionaban las cosas dentro de las leyes de los Black? — inquiero — Este país fue fundado por un hombre que decidió cederle el poder a su hijo varón en cuanto la vejez empezó a consumirlo y, desde entonces, los hombres de esa familia se fueron pasando la pelota que contenía la suerte de todos nosotros. Si nos basamos en las leyes que mi madre pateó para hacerse con el poder, Stephanie Black podría aparecerse bailando por el salón del ministerio y aún así no podría reclamar ni un cuarto de los derechos que posee su sobrino mientras él siga con vida. Y si este bebé fuese un varón, un niño que llegase a nacer, volvería a repetir la historia. Sé que muchos médicos sienten un deber moral con sus pacientes… — me detengo un momento para ladear la cabeza, observando sus facciones reflejadas por la iluminación azulada a mis espaldas — … Pero hay veces que, por el bien de todos, la ética profesional debe quedar a un lado — en otras palabras, que confío en él para que no vaya a cagarla.
Magnar A. Aminoff
Magnar A. AminoffPresidente

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Mar Dic 08, 2020 3:54 pm

Me vuelvo una máquina que asiente repetidas veces con la cabeza, como la única forma que encuentro de coincidir con sus pensamientos sin llegar a soltar algo arriesgado. Después de todo, en mi tiempo como ministro, que termina por ajustarse a los mismos años que Aminoff lleva como presidente, me he dado cuenta de que no interesa llevarle la contraria, incluso cuando puede no tener la razón en todo lo que dice. No deja de ser alguien que se ha criado en el norte, su mente funciona en base a lo que ha visto en esos distritos, y digamos que jugar limpio nunca fue algo característico de las personas norteñas. En lo que a él y a mí se refiere, somos individuos completamente distintos, pero no es mi intención remarcarlo cuando no hay necesidad de hacerlo, si puedo limitarme a hacer el trabajo que pide.

Le permito hablar, aunque en mi rostro se asienta una pasividad que poco coincide con lo que tengo para decir —Suponiendo que ese hombre tiene algo que le importa— apunto en mitad de su discurso y hasta me atrevo a levantar una ceja en su dirección. —Kendrick Black no deja de ser un crío al que el poder se le ha subido a la cabeza, puede ser la cara de la revolución, pero la misma no acabará cuando él se entregue— es demasiado tarde para eso, lamentablemente, la llama se convirtió en un incendio hace ya bastante tiempo y creo que todos nos hemos dado cuenta de eso. —Me preocupan otros sujetos más que Black, ¿planeas usar la misma estrategia con Richter? Hasta donde yo he podido entender, ese hombre se mueve por el narcisismo, dudo que una persona como él vaya a entregarse por lo que más quiere— suponiendo que eso existe, lo cual sería esperar demasiado. El plan de Magnar de destruir a las cabezas de la rebelión a base de jugar con sus seres queridos tiene una falla cuando se trata de personas como Hermann que, al menos para mí, me resulta una amenaza mucho mayor que Kendrick Black.

Bastante bien— respondo con cierta sorna a su pregunta, como si hiciera falta remarcar que soy bastante más mayor que él mismo como para no recordar cómo era vivir bajo la tiranía de los Black. No necesito que haga un repaso de los derechos que se nos quitaron, cuando soy bien consciente de los daños que se le podría haber hecho a mi familia entonces, de todos los años en los que tuvimos que esconder nuestra magia al mundo. Pero aun así tengo que suspirar —Centrémonos en las figuras que sí están estorbando y jugando con nuestros derechos ahora, antes que traer a la mesa nombres como el de Stephanie Black, de quién hace décadas no se sabe nada al respecto— digo solemne, casi que en tono cansado, que la obsesión por fantasmas del pasado es lo que terminará con él si deja de prestarle atención a las molestias actuales para centrarse en estos. —Dejemos la procrastinación con posibles futuros a un lado, cuando el presente requiere de que tengamos la cabeza aquí. De la ética profesional me encargo yo— atino a decir, que sé de sobra que el hombre que tengo delante entiende poco de moral.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthSanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Mar Dic 08, 2020 7:11 pm

Sé que la revolución no acaba con él, pero los rebeldes lo estuvieron usando de juguete como excusa de reclamo de territorio y es, simplemente, quitarles un recurso. Un heredero menos es un dolor de cabeza que se nos resta — el chico por sí solo no es una amenaza, se le dará bien un abracadabra o dos, pero no deja de ser un mocoso que recién está aprendiendo a limpiarse el culo por lo que otros lo limpian por él. La pregunta sobre Richter me hace mover la cabeza en un gesto que le da la razón — Black es un incordio que mueve masas, pero Richter es más listo y, por ende, una amenaza pesada y real. Ese tipo no juega bajo leyes de falsa moralidad, es un insecto del norte y conozco bien cómo se manejan. No podemos jugar la misma carta porque él no picaría. Según el testimonio de Hans Powell, lo vio correr hacia él con intenciones de matarlo antes de que todos desaparecieran de la isla — lo que deja bien en claro que no le importan ni siquiera sus hijos — Él no vendrá a nosotros, así que tenemos que encontrar un modo de encontrarlo. Sin juegos, no con él. Aún no encuentro el modo, pero espero hacerlo — porque lo último que necesitamos es a un hombre como él correteando por ahí y haciendo estragos a su antojo. No me molesta demostrar cuando estoy en ascuas, porque sino no podría pedir ayuda cuando sé que tengo gente que trabaja para mí porque no puedo hacer esto solo.

Muevo un poco mis cejas, que no sé que tiene la manía de tomar los ejemplos como palabras literales cuando no tienen una clara idea de lo que anda sucediendo. Asiento con la cabeza, levantando las manos tal y como si estuviera cediéndole un trato de paz — Me parece bien. Tú sabrás qué hacer con la chica, solo mantenme informado — lo cual no creo que haga falta pedirle ya que lo sabe, pero nunca viene de más. Aún así, carraspeo — ¿Recuerdas el ataque al Departamento de Misterios? — le pregunto, seguro de que lo hará — Envié a Charles Sawyer a buscar por Stephanie Black porque la profecía que explotó ese día fue tomada de su sitio por Kendrick. ¿Recuerdas que solo las esferas pueden ser tomadas por aquellos que se relacionan a la profecía en sí misma? — no estoy seguro de que sea algo de conocimiento de todo el mundo dentro del ministerio, así que me parece algo importante para apuntar — Como sea, no todas las visiones se cumplen, muchas veces son una opción entre cientos de otras que se evaporan entre los diferentes caminos que los humanos decidimos tomar. Pero esta profecía, Nicholas… Esta profecía clamaba que la guerra se terminaría luego de un largo juego, que la paz se sembraría cuando una mujer tomase el mando. ¿Y ves a alguna mujer liderando alguna marcha hoy? — no hace falta que lo señale, él es listo — Si es Stephanie, si es una hija de Kendrick Black, si es quien sea… Lo mejor es que conozcamos a nuestros jugadores y eliminemos a los que sobran. Podemos hacer que este tablero nos beneficie, solo debemos ser más listos que el resto.
Magnar A. Aminoff
Magnar A. AminoffPresidente

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Miér Dic 09, 2020 7:06 am

Juguete o no, siento que estamos dedicando tiempo en exceso a traer de la mano a un crío que ni de lejos cuenta con lo que se necesita para mover masas, no por su cuenta, al menos, hay todavía muchas cartas por las que jugar y no sé si Aminoff es tan consciente de ello como dice ser. Aun así, no digo mucho más al respecto, yo mismo le estaría dedicando más pensamiento del que merece, cuando mi preocupación se extiende hacia otras personas, el mismo Richter que nombra. ¿Que me sorprende que quisiera asesinar a su hijo? No, de ahí mi punto de cuán peligro es este tipo. —Si Hermann no va a aparecer por pie propio, oblígalo a que así sea— propongo sin llegar a exponer nada, casi como si fuera obvio pese a que no tiene la menor idea de lo que quiero sugerir —No vendrá por otros, pero si su vida corre riego, ¿crees que se dejará morir tan fácilmente?— tuerzo mi boca un lado, llevándome con ello también mi cabeza. Richter no parece de quien valore poco su vida, si ha sobrevivido todo este tiempo, escapando del mercado, conviviendo con las ratas del norte —Hay objetos mágicos capaces de dañar la salud de un mago, ni hablar de lo que podría hacerle al cuerpo de un muggle. Ni siquiera haría falta que lo matara, con que se vea afectado ligeramente por alguna maldición que pueda extenderse por su cuerpo, sería suficiente para que su salud se viera perjudicada— me encojo de hombros, hablando con la simpleza de quién ha visto y trabajado con pacientes afectados por maldiciones escondidas en objetos, que en su mayoría caen en sus manos por accidente, y no tan accidente —Hemos podido comprobar que Hermann no tiene problema con usar la magia a su antojo, que vea desde primera mano lo que puede hacer un objeto maldito si cae en las suyas, vendrá corriendo si valora su vida— digo para terminar, aunque no me olvido de añadir: —En el norte no tienen los recursos como para poder lidiar con algo así, y no es tan difícil que le llegue un paquete si sabes escoger a la persona adecuada— quién, eso ya no lo sé.

Asiento con la cabeza de un movimiento firme, casi como quién ha sobreentendido que esa es la última palabra que va a recibir y que mi siguiente trabajo sería desaparecer de la sala para poder seguir con mis tareas, entre las que incluyo a la chica. No obstante, pese a mi amago de moverme del sitio, habiendo guardado la tablet debajo de mi brazo, tengo que mantenerme con los pies en el suelo cuando me sale con esa pregunta. Consigue sorprenderme con lo que dice a continuación, porque si tengo que ser honesto, la desaparición repentina de Charles Sawyer hace tiempo que la asumí como algo elaborado por el mismo hombre mencionado, es la única conclusión a la que uno puede llegar escuchando las excusas ambiguas que le dio a su mujer, así que los rumores que se intercambiaron en el momento de su ausencia sobre haberla dejado por interés personal están completamente justificados. —Hace casi un año de eso— testifico, como si el calendario de la mesa detrás de su cuerpo fuera invisible —No me meteré en lo que decides gastar los recursos más allá de a lo que mi departamento le concierne, Magnar, nunca fui fanático de las profecías, si tengo que serte honesto, así que de mí no escucharás que es una búsqueda sensata— soy honesto aquí porque me permite serlo, y no creo que mis palabras estén fuera de lugar, si lo que digo es que únicamente me ceñiré a lo que vea conveniente desde lo que entiendo, que es la medicina —Para tratar sobre profecías no soy tu persona— en primer lugar porque para creérmelas, primero deberían haberme enseñado a hacerlo, y mi madre siempre tuvo esta opinión discreta sobre los videntes.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthSanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Miér Dic 09, 2020 2:51 pm

De entre todas las cosas que pensé que podría sugerirme una persona aparentemente tan tranquila como Nicholas Helmuth, jamás pensé que maldecir a uno de nuestros enemigos fuese una de ellas. La manera en la cual lo miro mientras habla deja en evidencia que estoy entre sorprendido y atento, una sonrisa se me va pintando en los labios sin saber muy bien si me veo divertido o satisfecho — Veo que estuviste pensando en eso — acoto — Conozco bien los objetos oscuros y cómo funcionan, he trabajado muchos años con ellos — no es como que sea un secreto, el gobierno hizo muchos tratos conmigo en el pasado antes de me necesitasen en el Capitolio y no en el norte — El problema es que Hermann Richter se esconde, no es como que tengamos una dirección a donde enviar un paquete tan riesgoso y no creo que sea tan idiota de recibir un regalo misterioso salido de la nada, por parte de cualquier persona. Si conoces a alguien en quien él confíe ciegamente… — lo dejo en el aire, que dudo mucho que ese hombre tenga a una persona en ese rango — Aunque si una maldición toma su cuerpo, lo mejor siempre sería dejarlo morir. No me arriesgaría a que tome ventaja de la situación y eso es siempre una opción con personas como él.

— Una sola persona no es un recurso — si el tipo muere en el proceso, qué se le va a hacer — Tampoco soy un fanático de las videntes o de nuestros supuestos destinos, pero siempre he preferido recortar opciones antes de tomar riesgos innecesarios — no sea cosa que dentro de unos años esa esfera se burle de mí por no haberla escuchado cuando tuve la oportunidad. Muevo mi cabeza en un gesto que puede tomarse tanto como un saludo como una muestra de agradecimiento — Pero eres mi persona predilecta para los temas de salud y sé que puedo confiar en ti. El embarazo de Lackberg es un tema delicado, así que preferiría que de momento quede entre nosotros en completa confidencialidad. Eso es todo — muevo mi mano a modo de despacho, usándola para dar por finalizada la reunión. Aún así, acabo por dejarla caer sobre el borde de mi escritorio — Ah y Nicholas… — me cuesta un momento encontrar las palabras, hasta que ladeo la cabeza en su dirección — Tendré en cuenta tu sugerencia sobre Richter. Es un buen punto de partida, si sabes cómo pulir detalles — si hay algo que he aprendido en la vida, es que todo parece imposible hasta que, repentinamente, no lo es.
Magnar A. Aminoff
Magnar A. AminoffPresidente

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Jue Dic 10, 2020 11:01 am

Me encojo vagamente de hombros, dándole mucha menos importancia que él al hecho de que haya ofrecido una idea de cómo deshacerse de Richter. No sé qué tan desesperado está, suponiendo que parece lo suficientemente entretenido con el chico Black, pero la opción que yo le doy me resulta un poco más sensata que el usar escarbatos para penetrar el nueve. No se lo digo, claro está, él mismo hace gala de su conocimiento sobre las artes oscuras y el tráfico con objetos ilegales de esta índole, así que tan solo me limito a contestar de manera, quizás, un poco misteriosa. —Nadie es inaccesible, hasta las peores ratas terminan saliendo de su escondite en algún momento, solo es cuestión de encontrar a alguien lo suficiente allegado a Hermann— eso o incitarle a salir, pero veo más factible esta última alternativa. Sus seguidores son prácticamente todos de naturaleza humana, un muggle es excesivamente vulnerable al efecto de un imperius, como para que se le pueda hechizar sin problema y que sea esta misma persona quien le lleve un regalo. Si quiere dejarlo morir o no, eso ya es elección suya, que en lo que a Hermann Powell se refiere, no me puede resultar más indiferente su destino.

Supongo que tenemos visiones diferentes, lo dije desde un primer momento, cuando Aminoff no tiene problemas para desechar una persona a su antojo, yo sí le puedo ver la utilidad a un individuo, también lo considero una pérdida, cosa que al presidente no le puede traer más al fresco. Repetidas veces desde que tomé el puesto como ministro me han hecho darme cuenta de lo poco que llegamos a importarle en verdad, de cómo somos todos reemplazables a sus ojos. Si confía en mí para tratar con discreción el tema del embarazo de la chica, no es más que una forma amable de decir que en caso de fallarle a esa palabra, tendré un futuro parecido al del mismo Hermann. No veo necesario decir mucho más, ya con el gesto de su mano me lo tomo como una invitación a marcharme, así que eso es lo hago tras un asentimiento firme de mi cabeza, el mismo que repito una segunda vez cuando asegura tener en cuenta mi propuesta. Acto seguido le doy la espalda, aun con la tablet resguardada bajo mi brazo, y salgo del despacho para continuar con mi propio trabajo.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthSanador Especializado

Volver arriba Ir abajo

There's a serpent in these still waters — Nick Empty Re: There's a serpent in these still waters — Nick

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.