Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas IRh8ZNT
skin diseñado por @madeinsevilla

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Oliver T. Helmuth el Mar Nov 10, 2020 8:45 pm

Estar sentado en la cocina de mi departamento, incluso en una tarde de invierno y con deberes que no dejaban de amontonarse hubiera parecido como un sueño hace pocos meses. La idea de mudarme solo, de poder manejarme a mi antojo y ser responsable de mis acciones parecía como el punto cúlmine del inicio de mi adultez… o todo lo cúlmine que podía ser cuando era mi padre quien pagaba por mi vivienda. Se suponía que este sería uno de los mejores años que podría haber tenido. Iba a estar a mitad de camino de terminar la especialización, iba a tener charlas para decidir qué práctica iba mejor para realizar en el curso siguiente para saber en qué rama quería seguir; pasaría tiempo con mis amigos claro está, disfrutaría de ser joven y de vivir solo para no tener que responder ante nadie… que idiota había sido.

Vivía en la isla ministerial, mi propio padre y su mujer eran ministros, vivía rodeado de la realidad y simplemente me negaba a mirarla. ¿Por qué lo había hecho? ¿Hasta qué punto creía que la guerra no podía tocarme? Al parecer la burbuja en la que había estado viviendo se había pinchado y yo no sabía como reaccionar a eso. No sabía como avanzar cuando todo lo que veía en mi futuro eran tonterías comparadas con lo que estaba pasando en verdad, con lo que había estado pasando siempre en los últimos años sin que yo le prestara atención.

Dejo el bolígrafo sobre la mesa, cierro el libro con impaciencia y me dirijo hasta la chimenea que se encontraba a mitad de la sala. El destino sale claro de mis labios, mucho más claro de lo que podría haber manejado si osaba aparecerme, y cuando me encuentro en la ya conocida mansión Helmuth titubeo un poco antes de salir del recoveco.

¿Papá? —pregunto lo suficientemente alto como para saber que si se encuentra en el piso inferior no va a tener problema en oírme—. Lamento venir sin avisar, ¿tienes un momento? —No sé que va a opinar de lo que quiero plantearle, siempre me ha apoyado en todo, pero ahora que soy yo el que está inseguro de todo me cuesta venir y plantearle mi propia incertidumbre.
Oliver T. Helmuth
Oliver T. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty Re: You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Miér Nov 11, 2020 8:10 pm

En ocasiones el funcionamiento de la mente humana me fascina a niveles inconcebibles, cómo es capaz de acostumbrarse a dinámicas tan diferentes en el transcurso de un corto período de tiempo, adoptando el ritmo del cuerpo incluso cuando este no se encuentra en las condiciones más óptimas. Ya se siente como rutina misma el llegar a la mansión del distrito dos como si hubiera vivido aquí toda la vida, cuando no hace tanto que los elfos terminaron de acondicionar todos los dormitorios y salas de la casa, como para pedirles que la cierren en unos cuantos días cuando sea momento de regresar a la isla ministerial. Es ahí donde empiezo a ver un problema, y no porque no haya asumido que mi realidad ha cambiado, sino porque he llegado a encontrar cierta comodidad en la mansión, dentro de mi burbuja personal y lejos del barullo que uno se encuentra cuando deja atrás las puertas de esta extraña tranquilidad que puede llegar a aportar la soledad.

Plantearme no regresar a la isla no es una opción, mucho menos ahora que han nombrado a Ingrid como nueva ministra de defensa, que será básicamente como trasladar parte del dos a la misma, pero sigue siendo un tema sobre el que doy más de una vuelta cuando me encuentro observando tras la ventana de la sala que se estableció hace mucho como la biblioteca familiar, sentado en un sillón al calor del fuego y disfrutando de una taza de café solitaria. Esa que por poco no me tiro encima cuando de la propia chimenea se escucha un estruendo seco y antes de que pueda girarme para comprobar qué ha sido, distingo la voz de mi hijo.

Poso la cerámica sobre la mesita que tengo a un lado, poniéndome de pie para recibirlo como la visita inesperada que es, cosa que se demuestra al alzar mis cejas como saludo, también una sonrisa. —Oliver, hijo, no digas tonterías, no es necesario que avises— me apresuro a decir, que toda compañía es bienvenida, como dejo en evidencia al acercarme para saludarlo como corresponde con un apretón —Siempre tengo un momento para ti, ¿de qué se trata?— indago, mi análisis visual me indica cierto nerviosismo en su comportamiento —¿Quieres algo para beber? Puedo decirle a los elfos que te preparen un té caliente mientras nos acomodamos, o quizás café...— ofrezco, señalando luego el sofá sobre el que me siento, sin apartar un segundo la mirada de él. —¿Hay algo que te anda preocupando?— para variar en este último tiempo, al menos me ahorro el suspiro.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthMinistro de Salud

Volver arriba Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty Re: You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Oliver T. Helmuth el Sáb Nov 14, 2020 5:53 pm

No sé ni por qué me sorprendo de que mi padre sepa lo que me pasa solo en el instante en que le toma verme, ni siquiera era muy difícil el adivinar que algo me pesaba, y tampoco era complicado hacerlo cuando, bueno, era mi padre. El problema era que ni yo sabía cómo poner en palabras todo lo que andaba pasando por mi cabeza así que, en vez de responder directamente, le devuelvo el saludo antes de aceptar su ofrecimiento— El café suena mejor si tengo que ser sincero — y solo porque todavía no me atrevía a beber algo fuerte en su presencia, mucho menos pedírselo. Tomo asiento donde me lo indica, o más bien me dejo caer con una expresión cansada. Últimamente tampoco estaba durmiendo bien, tendría que disculparme si a mitad de la charla no cabeceaba un par de veces.

Algo, sí… Mi futuro entero por ejemplo —Bien, eso había sido bastante conciso y quizá hasta un poco dramático, pero ¡hey! había sido un adolescente estelar, todavía debería tener un permiso para comportarme de esta manera. Como el juego ese en el que te dan un pase libre para salir de prisión: este era mi pase libre para ser el adolescente emo y preocupado que nunca me había permitido ser

No tan así. Pero… ¿Crees que fui demasiado ingenuo? Porque no he dejado de sentirme como un idiota en estas semanas, y no sé qué hacer para remediarlo —tengo la cabeza apoyada contra el respaldo y las piernas despatarradas hacia adelante, pero no corrijo mi postura, me limito a girar mi cabeza en su dirección aún sin despegarla del sofá—. Mas que idiota: inútil. —me corrijo—. Me refiero a que sigo con mi rutina de todos los días, como si nada estuviera pasando alrededor, como si estuviera haciendo algo por ir todos los días al colegio para estudiar algo que no sé si siquiera va a servir en un futuro —Medicina o Seguridad eran dos especialidades que, en vistas al panorama que se encuentra, sonaban mucho más útiles y prometedoras que aspirar a ser un profesor a futuro. Y no es que no quisiera serlo, todavía me gustaba la idea… ¿pero realmente serviría de algo?
Oliver T. Helmuth
Oliver T. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty Re: You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Dom Nov 15, 2020 11:00 am

Muy bien— sonrío de manera cálida, justo en el momento en el que el elfo doméstico aparece por la puerta, probablemente alertado por el mismo estruendo que a mí me sorprendió, pero si vacila al encontrarse en compañía de mi hijo desde luego es algo que no delata su rostro al dirigirse hacia mí. Pido que traigan café para ambos, a estas alturas la misma criatura ya debe de conocer de la tradición familiar que resulta el acompañar cada charla con una taza de este brebaje, por lo que lo más probable es que ya se encuentre preparado de antemano. Tuerzo la boca en una mueca amistosa, casi que frunciendo también mis cejas en el proceso por la confesión que me cae de improvisto. —¿Tu futuro entero? ¿Cuánto me perdí?— es evidente que, pese al intento de bromear al respecto, mi broma se tiñe de una sensación amarga, que soy bien consciente de que esta mansión ha servido de aislamiento para muchas cosas, más ahora que mi hijo decidió mudarse para probar los gustos, y no tantos, de la independencia.

Me relajo al ver que él mismo acepta haber exagerado un tanto en su postura, dejándome caer en el sillón que queda frente a él a una distancia cercana, suficiente para poder analizar cualquier cambio en las facciones de su rostro. —Nunca te he considerado una persona idiota, Oliver, mucho menos inútil, siempre me ha gustado eso de ti, eres alguien con las ideas claras, siempre supiste lo que querías en todo momento— digo tranquilo, tan calmo como que es la visión que he obtenido como fruto de su actitud y comportamiento bien cuidado, en su mayoría de veces —, pero también está bien dudar de vez en cuando, las dudas nos hacen pensar y valorar lo que realmente queremos hacer— me apresuro a decir, porque hay que reconocer que nadie en este mundo se convirtió en alguien teniéndolo todo bajo seguro. No es realista y eso debe saberlo, como alguien que siempre se ha movido por decisiones fijas, esto también tiene que conocerlo para no frustrarse consigo mismo.

Pero eso es bueno, Oliver— es imposible para mí el no mirarle como si lo que estuviera diciendo estuviera completamente fuera de sí, expresión que urjo a mí mismo a borrar para dar paso a un semblante más comprensivo —, tener una rutina en nuestro día a día ayuda a una persona a no estancarse, en el pasado o en el mismo presente, a veces, y el tiempo no es alguien que espere a nadie, Oli. No es que estés siguiendo con tu vida como si nada hubiera pasado, porque lo ha hecho, todos somos conscientes de eso, tú también, pero no podemos quedarnos atrás— para los vivos, para los que nos quedamos, seguir hacia delante es la única opción que tenemos. Sí me extraña su manera de ver las cosas, cuando antes jamás lo hubiera señalado como alguien derrotista capaz de murmurar semejante cosa. —¿A qué te refieres con eso, hijo? ¿Es que ya no te interesa la Educación?— porque creo saber de lo que se trata cuando prosigue, me permito suspirar antes de menear suavemente la cabeza —No existe nada que "no vaya a servir en el futuro", Oliver, las guerras no duran toda la vida, llegará un día en que todo esto se acabe y todo lo que hayas aprendido hasta entonces te hará más sabio, eso que podrás utilizar a tu favor porque no hay nada que vayas a estudiar que no te sirva para ti en el futuro. Cada pequeña cosa, incluso aquello que puedas considerar una nimiedad sin importancia, puede llegar a tenerla, siempre.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthMinistro de Salud

Volver arriba Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty Re: You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Oliver T. Helmuth el Dom Nov 15, 2020 9:49 pm

Eso de ser alguien con ideas claras sonaba espectacular en estos momentos. Osea, sabía lo que quería en el sentido de que no había cambiado mis gustos, pero de ahí a realmente considerarlos como una opción en este momento, como una opción válida cuando menos… Me llevo ambas manos contra el rostro y las elevo hasta peinar mi cabello hacia atrás. Debería cortarlo vaya y sea de paso. — No es que no quiera seguir Educación. Me sigue interesando, muchísimo. Pero cuando me paso horas estudiando contenido pedagógico en lugar de… No lo sé, simplemente siento que sería mejor si hiciera una pasantía en el cuerpo de seguridad, o incluso que cambie a la rama de medicina

Quería creer que no me estaba comparando con mis primos, con la tía Ingrid o con Maeve… pero lo estaba haciendo. No era una comparación motivada por los celos o el reconocimiento, sino el hecho de saber que ellos estaban haciendo un trabajo que significaba algo más que lo que estaba tratando de aplicar. Y era una idea horrible el pensar eso de lo que había elegido para mi futuro… ¿pero cómo no hacerlo en una época como en la que estamos ahora?

Sé que las guerras no duran para siempre. Pero me he negado a ésta por mucho tiempo y tal vez sea más útil en otro lugar. No quiero abandonar por completo Educación ¿pero tal vez cursar ambas especialidades? O terminar el año, cambiar, y cuando todo termine retomar nuevamente —Iba pensando sobre el momento, acomodando las ideas que se arremolinaban en mi cabeza y sin entender ni yo mismo a dónde quería llegar.

No puedo dejar de pensar qué cosas hubiera podido hacer diferente, qué hubiera cambiado de haber estado esa noche —Un mes. Con un mes de diferencia y yo  hubiera estado en la isla. ¿De dónde me había nacido el capricho de mudarme? — No lo sé. Sé que no puedo cambiar las cosas que sucedieron, pero desde donde estoy me encuentro impotente y… ¿Si todo lo que haga va a servirme en el futuro, cambiar me serviría en el presente? —el futuro me quedaba lejos. Lo que hacía en el día a día era lo que me molestaba en este caso— ¿Tú en base a qué elegiste lo que querías hacer? Sé que las situaciones eran diferentes pero… Ufff, es frustrante
Oliver T. Helmuth
Oliver T. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty Re: You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Mar Nov 17, 2020 3:13 pm

Me sorprende el que estas palabras estén saliendo de boca de mi hijo, creo que en ningún momento de su crianza puse en boca que un oficio fuera más necesario que otro, cuando soy de los que creen que para que un país funcione hacen falta toda clase de labores, desde la que pueda parecer más insignificante hasta la más dura de todas. —Oliver... ¿Realmente te interesaría meterte en seguridad o forma parte de una necesidad interna de sentirte útil con respecto a la guerra? Porque te diré algo hijo mío, no hay nada más poderoso que el conocimiento, nada, ni siquiera un mago con las mejores habilidades con una varita, porque siempre podemos fallar, el ser humano tiende a cometer errores por naturaleza, puede hacerlo perfectamente con un hechizo en pleno ataque o tratando de salvarle la vida a alguien— explico, sin llegar a quitarle importancia a ninguno, soy consciente de que son los primeros en manteneros a salvo —, pero no hay nada más certero que la sabiduría, es nuestra arma más poderosa— sin las generaciones futuras, ¿qué sería de nosotros?

Apenas aparto la vista de su rostro cuando el elfo hace su aparición para entregar una bandeja con dos tazas de café, la cual posa en la mesilla que ha quedado en medio de ambos y me dispongo a verter sobre las mismas parte del líquido. —No creo que lo que busques de mí sea una orden de lo que debas hacer, Oli, confío en que eres lo suficientemente inteligente como para saber qué hacer por tu cuenta. Si lo que necesitas es mi consejo te diría que... no abandones algo porque sientas que serás más útil en otro lado, en especial cuando es algo que te gusta. Hay casos en los que gente debe anteponer la necesidad al disfrute individual, pero no creo que seas uno de ellos, Oliver— si algo nos encargamos en esta familia es de que nuestros miembros tengan la libertad de escoger un futuro que les interese, de modo que esta es de las pocas veces que utilizaré esto a nuestro favor.

Pego un sorbo al café de mi taza, no sabe ni de lejos tan amargo como la respuesta que me veo obligado a darle. —No tiene caso lamentarse por lo que hubiéramos podido hacer diferente, Oliver— digo, tratando de que entienda esto porque sino no hará más que preguntarse cómo hubieran terminado las cosas de haber hecho algo distinto y no quiero eso para él, quiero que pueda seguir mirando hacia delante. Sí me permito sonreír unos segundos después ante lo que pregunta, permitiéndome meditar la respuesta en lo que deposito el vaso sobre el platillo —Escogí la medicina porque era lo que me gustaba, a sabiendas de que lo que querían mis padres para mí era continuar con el negocio de la familia y bueno... ya has escuchado sobre cómo era la abuela Agatha con estas cosas, ser el mayor y encima el que en primer lugar optó por un camino diferente, no fue algo que se tomara bien al principio— si lo pienso dos veces, creo que lo más sorpresivo de todo esto es que no fuera Sigrid la que decidiera desviarse, que es a quien estábamos acostumbrados que tomara la ruta equivocada —Pero al final entendieron que no era lo que me haría feliz, y un trabajo tiende a ser para toda la vida, Oliver, ¿de verdad te ves ejerciendo de algo que has escogido por sentirte útil a ojos de los demás en lugar de practicando un empleo que realmente te motiva?— la pregunta es sincera cuando poso mis ojos claros sobre los suyos, esperando una respuesta del mismo carácter.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthMinistro de Salud

Volver arriba Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty Re: You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Oliver T. Helmuth el Lun Nov 23, 2020 2:33 am

¿Sabes? Odio cuando tienes razón. Lo odio mucho —En realidad no lo hacía, mi padre solía tener la razón demasiadas veces a lo largo de mi vida como para enojarme u odiar algo que básicamente era el curso natural de las cosas, pero ahora, cuando se asegura de preguntarme con ese tono de voz si es realmente lo que quiero hacer... Debo confesar, incluso si estuviera seguro al respecto probablemente acabaría dudando solo porque se trata de él y su tono siempre razonable. Debe ser por eso que no se encontró con un berrinche mío hasta este momento, su influencia al vivir con él se estaba evaporando en mi experiencia de hacerme camino por la vida. — Ahora no sé si me cuestiono más hasta qué punto quiero cambiar de especialidad por utilidad, o el hecho de que me estás dando demasiado crédito a mi y a la especialidad —Lo admitía, Elo era una mujer que imponía con su conocimiento, pero yo estaba lejos de tener tanta ambición.

¿Ah, no? Pues creía que a eso había venido. O sea, no a recibir una orden en sí, pero sí a tener una guía. Lo peor es que mi padre estaba esmerándose en aconsejarme y guiarme y asegurarme... pero yo no podía dejar la frustración de lado y la sensación de inutilidad. No, no era de las personas que necesitaban anteponer la necesidad, pero quería ser una de ellas. ¿Qué era lo malo de participar en favor de los demás? Esta bien, había muchos que no lo hacían, pero a él le tocaba vivirlo desde otra cercanía y... Bien, puede que también quisiera vengarse en cierta manera. De aquellos que habían atacado a sus seres queridos, que se habían llevado vidas que todavía no podía terminar de llorar, pero quería creer que esa era la menor razón de todas las que encabezaban su corto listado. —Entonces, no me darás una orden, pero opinas que no debería hacerlo, ¿no?

Tomo la taza que termina de preparar, pero, en lugar de llevarla a mis labios prefiero mantener su calor entre mis palmas. Podía no tener caso el lamentarse, pero él lo seguía haciendo de todas formas.— Bien, eso sí puedo visualizarlo. Pero no tendría por qué ser para toda la vida. Una especialización dura tres años, haciendo pasantías tal vez... ¿Cuántas personas estudian más de grandes? ¿Quién dice que algo de experiencia en el campo luego no sirve para enseñar mejor cuando retome la rama que quiero? Mi problema es que no sé cómo quedarme quieto ahora. Si no es el estudio ¿qué puedo hacer para ayudar? —la guerra no iba a durar para siempre.
Oliver T. Helmuth
Oliver T. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty Re: You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Mar Nov 24, 2020 2:34 pm

Intento tomarme su respuesta como un halago y no como una ofensa, que tampoco pretendo ser aquí la voz de la razón del ser humano, pero sí me gusta poder transmitirle parte de lo que he aprendido en la vida a mi hijo para que él no tenga que pasar por los mismos baches, como mucho, que se tope con otros que tengo que descubrir como atravesar por su cuenta. Aun así, es inevitable para mí el no sonreír por lo que dice a continuación. —Eres mi hijo, por supuesto que voy a darte crédito— le guiño un ojo por detrás de la taza que he llevado a mis labios y me permito apoyar la espalda sobre el respaldar del sofá. ¿Qué padre no alardearía de sus hijos? Creo que eso viene como plus cuando te dan la paternidad. —Pero no, no creo que te esté dando demasiado, el justo y el que te mereces, al igual que con la especialidad. Todas hacen falta para que funcionemos como organismo, ¿ves? Sin uno de ellos, la sociedad colapsaría, todos los papeles son necesarios para que se pueda establecer un equilibrio, si quitas uno de la pirámide, se va al traste todo lo que nos costó tanto construir— explico, para que no crea que estoy alardeando por alardear, que sí, también puede formar parte de las tareas de un padre de vez en cuando, pero ahora mismo estoy hablando completamente en serio.

Asiento con la cabeza, que eso es lo que trato de inculcarle a mi hijo. —No puedo ser yo quién tome decisiones por ti, cuando es tu vida y tú quien tienes que vivirla. Puedo aconsejarte e intentar ofrecerte mi punto de vista, pero jamás será igual que el tuyo, no en todos los aspectos, y a fin de cuentas, solo tú sabes lo que quieres, incluso cuando ahora mismo sientas que no, llegará el momento en que lo descubras y entonces no tendrás ninguna duda de ello— ¿que es un proceso tedioso? Pues claro, nadie dijo que la vida fuera fácil, pero por eso está bien que conozca que no está mal fallar. Si ahora quiere cambiarse de especialidad, puede, no hay nada que se lo impida y si es lo que siente que debe hacer, adelante. Será el tiempo luego quien decida qué tanto se ha desviado del camino que pretendía seguir.

Claro que puede servirte— afirmo, es lo que estoy intentando de decirle, que no existe nada que estudiemos o experimentemos que no nos vaya a servir como lección para la vida. A su pregunta sobre lo que puede hacer que no sea estudiar, probablemente fruto del sentimiento que ha compartido conmigo de sentirse inútil, me tomo unos segundos para contestar. —Mmm... Puedes hacer muchas cosas, Oliver. Hay programas de ayuda a menores huérfanos que agradecen mucho los voluntarios de fin de semana, o también... sin irte muy lejos, seguro que hay estudiantes que necesitan de profesores particulares y cuyos padres no pueden permitirse pagar clases extra. Las opciones son infinitas, pero tienes que estar abierto a la creatividad— propongo, por poner pocos de los muchos ejemplos que podría tomar como oferta.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. HelmuthMinistro de Salud

Volver arriba Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty Re: You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Oliver T. Helmuth Ayer a las 10:10 pm

Seguía pensando que mi padre estaba siendo demasiado generoso conmigo, después de todo, no es que destacara especialmente en algo. Simplemente me limitaba a cumplir con mis responsabilidades a medida que podía, pero no sobresalía en ningún aspecto ni nada por el estilo. Ni siquiera tenía el tiempo ni la motivación suficiente para dedicarle al quidditch, mis horarios dentro de la especialidad eran muy diferentes a los del curso anterior y… ya, me seguía quejando por tonterías y no lo estaba escuchando — Creería que nuestra sociedad podría con un profesor menos si llegara a ser ese el caso. Pero bien, entiendo lo de pirámide de naipes. Ir por la rama de educación no es inútil a la larga, solo se siente así ahora. Lo capto —no por eso me hallaba contento.

Hay veces en las que me gustaría haber sido más difícil de chico para ahora poder decir algo similar a “pero hace unos años no tenías problema en decirme qué hacer” —me río tan sólo de pensar en esa idea, sabiendo que ni yo podía pasar por un chico difícil, ni el podría haberlo hecho como un padre estricto. La tía Ingrid se había llevado todos los genes en ese ámbito, como lo había dicho antes, papá tenía mucha fe en mi, y yo respetaba mucho esa confianza para poder tomar mis decisiones. ¿Por qué no era este el caso?— Ya, entonces seré prudente y no haré nada hasta estar cien por ciento seguro. ¿Es esto por lo que pasan todos? Antes era más sencillo tomar decisiones ¿lo sabías? Te culpo por criarme tan bien.

Bien, tengo que admitir que las opciones que menciona mi padre no las había pensado jamás. Para mí utilidad en estos momentos significaba buscar la forma de pelear, ¿pero ser voluntario? No sonaba tan mal… no sonaba para nada mal— No había considerado ir por el lado del altruismo. O sea, nunca se me ocurrió, lo cual es muy triste si considero que Elo…— tengo que tragar saliva y busco corregirme— Phoebe es quien está ahora a cargo de la dirección de Servicios Sociales, ¿no? Tal vez podría consultarlo con ella… lo de ser voluntario. Lo de ser profesor particular… todavía no tengo tanta confianza para hacerme cargo de la educación de un niño, pero podría tratar.
Oliver T. Helmuth
Oliver T. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas Empty Re: You teached me the ways, yet I'm still lost » Nicholas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.