Últimos temas
» Nocturnal animals · Denisse A.
All by myself ~ Jolene EmptyHoy a las 1:26 am por Denisse Adragón

» Petición de Rol
All by myself ~ Jolene EmptyHoy a las 1:13 am por Lara Scott

» Cierre de Temas
All by myself ~ Jolene EmptyHoy a las 1:06 am por David Meyer

» Maybe this time I can be strong ~ Helle
All by myself ~ Jolene EmptyHoy a las 1:01 am por Denisse Adragón

» I'm only human ~ Syv
All by myself ~ Jolene EmptyHoy a las 12:39 am por Desireé Adragón

» # The winner takes it all
All by myself ~ Jolene EmptyHoy a las 12:12 am por Benedict D. Franco

» So you leave no trace behind » James
All by myself ~ Jolene EmptyAyer a las 11:35 pm por James G. Byrne

» Fading echoes spin away — Phoebe
All by myself ~ Jolene EmptyAyer a las 11:12 pm por Hans M. Powell

» Winter came ○ Murph
All by myself ~ Jolene EmptyAyer a las 6:12 pm por Phoebe M. Powell

Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

All by myself ~ Jolene IRh8ZNT
skin diseñado por @madeinsevilla

All by myself ~ Jolene

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty All by myself ~ Jolene

Mensaje por Edward D. Jenkins el Sáb Oct 31, 2020 1:02 am

 ¿Qué diablos fue lo que pasó? — Esas fueron mis palabras al escuchar las primeras noticias del 16 de diciembre. Están en boca de todo el mundo. La información certera y desinformación se divulgan más rápido de lo que se pueda controlar. Y sin embargo, es hasta unos días más tarde que se dice todo. Que se da el anuncio oficial: La Isla Ministerial reducida a cenizas, varios muertos, incluida Leblanc. La transmisión me tomó atrapado en mi oficina del Royal, firmando papeleo que después me costó caro ya que terminé por derramar la tinta por todos lados. ¿Y quién no lo hubiera hecho? Después de tal... cosa.

¿Saben cuál fue mi mayor sorpresa? No fueron los despreciables juegos mágicos que volverán a celebrarse. Ni la destrucción. Ni los muertos. Con estas dos últimas ya había tenido una ventana de cuatro días para ir asimilándolo, no del todo por supuesto. Pero mi sorpresa fue otra. Fue el mensaje que recibí del ministerio citándome lo más pronto posible en la oficina de Magnar Aminoff. Honestamente estaba muy preocupado cuando todo eso pasó. Es decir, ¿Qué podría querer el presidente de NeoPanem con el director del Royal? La respuesta es: Un ascenso.

En otro momento hubiera estado feliz por esto, en otro tiempo, con una situación diferente. Pero no ahora. Simplemente no. ¡¿Ministro de bienestar?!, ¡¿Yo?! Eso solo tiene una explicación: Necesitaban a alguien que fuera prescindible. Alguien que pudiera cargar una X en la espalda. Solo hay esa explicación, ¿Verdad? Porque después de lo que pasó ser un ministro implica un gran riesgo. Y no solo eso, con los juegos mágicos de vuelta, las reformas endureciéndose y los alumnos siendo anotados como posibles tributos... Todo se está yendo a la mierda. Y yo con eso. No sé por dónde empezar. No sé cómo acomodar mis pensamientos. Qué priorizar y qué no. Y aún así, de algún modo, me encuentro afuera de la casa de Jolene.

Sí. De Jolene.

¿Por qué de Jolene? No tengo la menor idea. No tengo puta idea. Sé que se salió de la escuela temprano, no puedo culparla y ni siquiera me importa. Por mí podría faltar toda la semana. Aunque bueno... Ya no soy director. De todas formas comenté que necesitaba días para poner las cosas en orden... Diablos, ni siquiera tuve mucha decisión en todo esto. Pero eso no importa ahora. Lo que importa es que estoy delante de la puerta, indeciso. ¿Debería tocar? ¿Debería irme? ¿Estoy traspasando límites? Tal vez. Tal vez no. Ya no soy su jefe. Al menos no directamente. AGH. Mi cabeza es un lío. La verdad, estoy preocupado por ella, y, de algún modo, siento que es alguien que puede entenderme en este momento, pero no le pediré que lo haga. Yo no soy lo importante ahora.

Pensé en traer algo además de mi persona también, pero, ¿Qué se da en estas situaciones? ¿Un pastel que diga "Perdón porque tu peor pesadilla regresó"? ¿Una botella de whisky o tal vez ron? No sé. Y como ninguna me parecía adecuada, decidí traer solo mi miserable cara. Solo... No sé. Dentro de toda esta mierda que soy incapaz de controlar, incapaz de proteger a mis alumnos, incapaz de hacer nada, sólo... Puaj. Supongo que quiero saber que está viva. Apoyarla en lo que pueda, así si esto implique que termine recibiendo un hechizo para que me vaya.

Un toque a la puerta. Por fin. Pero no hay respuesta.

Dos toques. Aún nada.

¿Jolene? 
Edward D. Jenkins
Edward D. JenkinsMinistro de Educación

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Jolene W. Yorkey el Sáb Oct 31, 2020 2:04 am

He tocado fondo en lo mucho que estoy tratando de llegar al fondo de la botella. ¿Hace cuánto que llegué a mi casa? He perdido la cuenta de las horas, solo sé que ha anochecido sin que tuviese siquiera intenciones de cambiar mi estado. Me he vaciado unas latas de cerveza hace unas horas hasta que decidí que el vino tinto era la mejor opción, al menos la que va mejor con la ropa para dormir y el pelo atado de manera desastrosa. He hablado en alguna ocasión con el pobre de mi gato, el cual me mira desde un almohadón como si pudiese lamentarse por haber terminado viviendo conmigo. Conmigo, la loca que ha encendido la música en la lista más melancólica posible y se ha gastado una caja de pañuelitos en el proceso. Que nadie se atreva a decir que esta no es la mejor manera que existe para afrontar una crisis, ya mañana seré la persona decente que se supone que tengo que ser alguna vez en la vida para afrontar toda la mierda que se me viene encima.

El timbre hace que me remueva en el sofá, refunfuñando. ¿Quién se atreve a venir justo hoy? ¿Acaso no es un poco obvio que no estaré de humor para visitas? Me enfundo mejor en el largo saco que me abriga del pronto invierno y estoy llevándome la botella de nuevo a la boca cuando vuelve a llamar. Bufo, revoleo los ojos y meto los pies en las pantuflas, esas que arrastro en dirección a la puerta. La abro de un tirón, encontrándome de frente con la última persona que pensé que vería a estas horas, en mi casa, con un pantalón a cuadros de pijama y una remera gris tres tallas más grande de lo normal. Ni hablemos del aspecto deplorable de depresiva maníaca con botella en mano — Oh — se me escapa — Déjame adivinar. ¿Vienes a decirme que no puedo irme de la escuela en horario de clase sin previo aviso? Porque tengo una respuesta perfecta para eso e incluye a mi dedo medio — que se jodan, cada uno de ellos. Al fin de cuentas, siempre van a hacer conmigo lo que quieran.

Me giro sobre sí misma, dejo la puerta abierta para que haga lo que quiera en lo que camino hacia el equipo de música y bajo el volumen — Ya, de veras. ¿Qué quieres, Edward? — me giro hacia él con obvio cansancio, dejando que mi peso caiga sobre una de mis piernas en lo que ladeo la cabeza — He tenido un día de mierda y, como verás, no estoy como para tener visitas. ¿Hay algo que necesites de mí o puedo seguir embriagándome en mi miseria? — cosa que me parece muy obvio que se me da bien.
Jolene W. Yorkey
Jolene W. YorkeyProfesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Edward D. Jenkins el Jue Nov 05, 2020 1:20 am

No arqueo las cejas ni hago algún gesto de sorpresa al ver a Jolene, porque no estoy sorprendido. Más bien me sentiría así si estuviera como si nada pasara. Lo que no espero es su comentario. Pero tampoco muevo ninguna facción. Solo me quedo en mi lugar, viendo la botella de licor en su mano y los pantalones de cuadros que lleva puestos. Tengo este impulso extraño de ofrecerle una disculpa y no sé por qué. No entiendo si sería una disculpa por todo lo que explotó hoy, por lo que debe sentir. O si más bien sería una disculpa por darle motivos para creer que en realidad la reprendería por faltar. Sé que soy medio ogro pero tampoco quiero ser un desconsiderado. Cosa que es bastante contradictoria con el hecho de que esté parado frente a su puerta a esta hora de la noche y tomando en cuenta todo lo que pasó. Bien ahí Ed.

 Lo siento Jolene.  No planeaba decirlo y sin embargo ya está flotando en el aire. La observo por fin a la cara cuando me pregunta qué quiero. La verdad es que no lo sé, supongo que dentro de este caos pretendía corroborar que estuviera viva.  Vine a...  Sigo sin poder responder.  Solo vine a checar que estuvieras... No lo sé Jolene. Solo vine.  Le digo con franqueza encogiéndome de hombros y apretando los labios. Bien podría irme, ya sé que está viva y quiero pensar que lo estará mañana. No quiero incordiar ni darle más motivos para abrir otra botella y acabar con ella, pero al mismo tiempo mis pies no se mueven, así que hago lo único que sé hacer, carraspeo para ganar tiempo. Siento que no es tan propio de mí quedarme sin cosas que decir, aunque dadas las circunstancias tampoco puedo pedir milagros.  Puedes faltar los días que quieras en cuanto a mí concierne, puedo cubrir tu clase.  Me apresuro a decir.  Al menos mientras esté en el Royal. — Esto último lo digo por lo bajo y entre dientes, terminando por aclararme la garganta de nuevo para restarle importancia. 

Desvío la mirada un momento, de ella a lo que alcanzo a ver de su casa, dando unos pasos lentos en su dirección.  Es una mierda, ya lo sé.  No hay nada que pueda decir.  Y también sé que no hay nada que pueda hacer y que probablemente me odies en este momento, pero si hay algo, solo... dímelo. Si es algo de la escuela puedo mover cosas para que te tomes el tiempo que necesites.  Estoy estático de nuevo, pegado a mi sitio. No sé cuánta verdad hay en mi comentario, pero quiero creer que arriesgar el trasero a diario traerá al menos un beneficio como este, algo con lo que no me sienta tan inútil como antes.  Lo único que puedo ofrecerte ahorita es hacer la cena para que tengas algo más en el estómago que alcohol. — Vuelvo a encogerme de hombros.  Tal vez sea un gesto raro viniendo de tu jefe, o lo que sea, pero es lo único que puedo ofrecer. 
Edward D. Jenkins
Edward D. JenkinsMinistro de Educación

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Jolene W. Yorkey el Jue Nov 05, 2020 2:17 pm

Cualquier mujer sensata le cerraría la puerta en la cara a un hombre que se aparece en tu casa a estas horas de la noche sin una intención clara, pero quizá estoy más allá de la sensatez y lo único que puedo hacer es mirarlo con una ceja elevada, tratando de ser paciente en espera de que vaya al grano — Estoy viva, gracias por la preocupación — no es la primera vez que Edward me ve pasada de copas, lo que ha cambiado desde esa última vez es que la borrachera ahora mismo va ligada a la depresión y no a un recuerdo que podría hasta considerarse agradable. Ladeo un poco la cabeza, mis ojos se entornan como si quisiera encontrar dónde se encuentra la trampa — ¿Gracias? — no estoy muy segura de que eso deba ser normal — ¿A dónde vas a irte? ¿Al Prince? — no lo culparía, ahí de seguro hay menos presión social aunque, con los juegos que se vienen, acabaría por ver a más de sus alumnos morir. Una de cal, una de arena.

Se me escapa un bufido cansado y desvío la mirada, doy un trago del pico de mi botella y me relamo los labios, esos que apestan a alcohol — No te odio, Edward, tú no hiciste nada para que las cosas acaben de esta manera. Solo… No estoy de humor — chocolate por la noticia, me parece que fue obvio desde el instante en el cual le abrí la puerta. Me paso una mano por la frente, como si frotarla de esa manera fuese de utilidad para que me reaccione el cerebro — No lo sé. No sé si necesito tiempo o una nueva dosis de suerte. Yo… Quizá unos pocos días libres estarían bien — no es como que pueda ir con resaca a la escuela mañana, eso sería completamente lamentable.

Suelto una risa poco predecible ante su oferta aunque, con echarle un vistazo, me doy cuenta de que no está bromeando y la expresión se transforma en una de confusión — ¿Este es tu modo de ligar con mujeres vulnerables? ¿Ofrecerte a preparar la cena? Porque no te voy a agradecer con un polvo — quizá soy yo siendo una bocona como siempre o tal vez sea el alcohol, pero la broma sale de mí sin que siquiera pueda medirla. Levanto la botella para medir el líquido que queda en su interior y, sin más, se la ofrezco — Te ves tan mal como yo, Ed. ¿De verdad estás aquí para chequear cómo estoy o es que no tienes a dónde ir? — lo cual no me sorprendería en lo absoluto. Le doy la espalda, dando los pasos necesarios hasta pasar a la cocina. No está desordenada, lo cual deja en evidencia que no he preparado nada en todo el día — No creo poder comer algo muy pesado sin vomitar — admito. Siento la boca demasiado pastosa, lo cual nunca es buena señal. Me giro hacia él, recargándome sobre la encimera con los codos — ¿Qué se te antoja, Edward? ¿Una sopa de angustias? Esas se me dan muy bien. Las personas que estamos obligadas a volver al sitio de nuestras pesadillas somos expertas en eso.
Jolene W. Yorkey
Jolene W. YorkeyProfesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Edward D. Jenkins el Vie Nov 06, 2020 4:11 pm

Mis ojos se desvían al tiempo que fuerzo una sonrisa. No creo que sea el mejor momento para hablar de mi cambio de puesto, pero tampoco sé cuándo vaya a ser eso. Estoy seguro de que si le digo a mi familia van a estar conflictuados: Primero pensarán que es algo bueno, es ascenso a un puesto de prestigio. Luego se darán cuenta de las implicaciones que tiene y cómo mi trasero está en riesgo ahora y entonces sólo se van a alterar y no sé si eso es lo que necesito ahora. En parte creo que por eso vine. Jolene y yo tenemos una relación laboral, exceptuando el otro día en que ambos estábamos hartos de la reforma y convivimos en otro ambiente. Siento que bien podría contarle y y recibir una reacción diferente, algo que no me haga sentir asfixiado. Bueno, que también es egoísta por mi parte porque estoy seguro de que la está pasando peor que yo. Ahora que lo pienso, tal vez solo se enoje más, después de todo ahora soy del grupo de ministros.

No. Pero en unos días alguien más ocupará mi puesto como director. No sé quién sea. — Lo único que queda para mí en el Royal son mis cosas, que tendré que pasar a otro despacho en lo que queda de la semana. Daré el anuncio pronto. El presidente creyó que estaría mejor tenerme en el puesto de hmmm... Leblanc. — Lo digo con vergüenza, lejos de mostrarme satisfecho. Tiene apenas 4 días que murió y ya hubo un cambio. Pero eso no es lo único que me hace sentir una mezcla de remordimiento con decepción. Temo también que ahora sí seré la cara responsable de todas las reformas con las que discernía. Y con todo lo que pasó, ya solo pueden endurecerse. Después de todo, asesinaron a la chica Powell. La idea me hace sentir decaído, ahora entiendo a qué se refería Rebecca Hasselbach. Lo sé, no puedo creer que se haya regresado a eso. Lo siento mucho Jolene. — Continúo mis disculpas haciendo una mueca rápida. Pero sí, los días te los puedo dar hasta que me vaya del Royal, que será esta semana. — De todas formas, ahora que voy arriba de la cabeza del Royal podría hacer algo más, ¿No?... No lo creo, al menos no pronto y menos tomando en cuenta la situación política. 

Su siguiente comentario me toma por sorpresa y no hago más que negar bruscamente. Por supuesto que no haría eso. — Me rasco la nuca con pesadez. Solo pensé que tal vez estarías mal y... No sé. Antes de que supiera estaba aquí, en parte creo que las noticias también me golpearon y eres la primera persona que creí que entendería que esto es una mierda y no solo estaría de acuerdo con las medidas extremistas. — Ni siquiera tenía ganas de ver a mi familia, y eso que son lo único que tengo, aunque ahora que lo pienso esta intromisión puede malinterpretarse de muchas maneras. Claro que no le haría eso a Jolene, no, y no porque no me agrade, pero no sería correcto, me sentiría demasiado... No lo sé. No sería yo mismo, ni siquiera se me había cruzado esa idea por la cabeza. Tomo la botella que me ofrece y le sonrío con tristeza, más no bebo, solo la sigo hasta la cocina. Una sopa suena bien, pero no de angustias. — Fijo mi mirada en la cocina que no parece haber sido usada. Supongo que lo único que tienes en el estómago es alcohol. — Creo que está de más preguntarle, cuando es claro que hoy no quiere nada más que abrazar su botella. Yo estoy bien así, pero creo que tú necesitas comer, una sopa suena a algo que puedo hacer. — No es que se me de mal cocinar, después de todo no tengo elfo doméstico, pero solo cocino para mí y cuando estoy con otras personas solo ordeno algo o salimos a un restaurante. 
Edward D. Jenkins
Edward D. JenkinsMinistro de Educación

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Jolene W. Yorkey el Sáb Nov 07, 2020 11:49 am

Tengo el momento en el cual lo miro sin llegar a comprender muy bien lo que me está diciendo, hasta que su confesión me hace soltar un “ohh” de comprensión en cuanto me doy cuenta de lo que está sucediendo aquí. Claro, no había pensado en el pequeño detalle de que ahora hay una vacante libre que debe ser ocupada con urgencia, que el gobierno no puede verse débil e incompleto en un frente contra los locos de mierda que llegaron a destruirlo todo — ¿Se supone que tengo que darte mis felicitaciones o mis condolencias? — por irónica que pueda sonar, es una pregunta completamente real. Conozco a Edward lo justo y suficiente como para saber que no es la misma clase de basura que he visto en las oficinas más altas del ministerio, pero tampoco voy a asumir cuando el poder puede ser muy seductor. Me encojo de hombros, no muy segura de lo que se dice en momentos como este — De acuerdo, tomaré esa oferta — y es todo lo que puedo acotar. Al menos, podré dormir.

Ay, por favor, hombre, que estaba bromeando. De verdad, necesitas relajarte un poco — acoto con el entrecejo fruncido — Si querías comprensión frente a un desacuerdo hacia cómo se están manejando las cosas, viniste al sitio idóneo. ¿Quieres que nos pintemos las uñas mientras hablamos de lo idiota que es la gente que toma decisiones o ahora no puedes hacerlo porque eres parte de su equipo? — mi sonrisa intenta ser de ayuda, no sea cosa que no pueda reconocer otro chiste de mi parte — No me malinterpretes, los rebeldes me parecen la misma porquería. Leblanc no era una santa de mi devoción, pero me resulta extraño el pensar que ya no está. Y la pobre Meerah Powell… — intento que la voz no se me quiebre y froto un poco mi garganta. Ser su profesora de arte por años y luego verla de manera constante en el Royal no es algo que me vaya a ayudar a conciliar el sueño — Es terrible. Y lo peor es saber que no termina aquí, no. Ella será la primera de una nueva tanda de niños que morirá por culpa de las malas decisiones de los adultos — como el disparador de tragedias.

Me encojo de hombros, que todavía tengo algo de orgullo como para confesarle que mi estómago es puro alcohol y, con algo de torpeza, me apoyo en la encimera para dar el saltito que me ayuda a sentarme sobre ella — Sopa será, entonces. Los caldos están en esa puertita y el resto puedes encontrarlo en la nevera — me echo un poco hacia atrás, apoyo la cabeza sobre las alacenas que tengo a mi espalda y me permito el seguirlo con la mirada. Cierro los ojos por un instante, todo parece dar vueltas — Eres demasiado buena persona, Edward. Debería resultarme hasta irritante — mascullo en un tono ligeramente divertido — Lamento mucho que te vayas del Royal, será extraño ver a otro estirado en la silla del director. También lamento que te metan en el mismo saco que al resto de los ministros. ¿Te mudarás a la isla cuando la reconstruyan? — eso suena como una pesadilla — Míralo de esta forma, tendrás una vida de lujos y cagarás dinero a cambio de tu alma. No parece un mal precio a pagar, visto como están las cosas.
Jolene W. Yorkey
Jolene W. YorkeyProfesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Edward D. Jenkins el Lun Nov 09, 2020 10:12 pm

Da igual. Felicitaciones o condolencias. — Le digo con aire de resignación. No es que me haya rendido en este asunto, pero para qué lamentarme tanto, tengo tiempo para ello. O quizá no. Quizá tengo los días contados ahora que soy ministro. A saber. El cuerpo de Eloise todavía no se ha enfriado y ya me hicieron tomar el puesto... — Murmuro con una mezcla de pesadez y vergüenza. Siento que ahora soy parte de ese grupo para el que tenía preparadas mis sonrisas más falsas, y lo peor es que ya no podré hacer nada con la reforma, con nada. No después de lo que pasó... — Si a caso sucede algo, será que se endurezca aún más todo, ya lo hizo. ¿Y ahora quién los culpa? Después de lo que hicieron con la isla, con los que vivía ahí, con Meerah Powell... Ya no sé ni qué pensar. No estoy a favor de reiniciar los juegos, mucho menos mandar chicos que apenas son culpables por actos de otros... Nunca me gustó el coliseo, siempre me pareció demasiado primitivo, y ahora siento que retrocedemos aún más. Pero de nuevo, con todo lo que pasó no creo que muchas más personas se opongan.

Consigo ajustar una sonrisa avergonzada con el comentario de Jolene y me encojo de hombros. ¿Te sorprende mi respuesta Jolene? Creí que ya habíamos aclarado que soy una persona aburrida la mayor parte del tiempo. — Identificar o no las bromas que lanza es independiente de lo que pueda responder, por vergüenza misma en este caso. Aunque sí me logra sacar un resoplido con su respuesta. Yo quiero el barniz verde. — Contesto sonriendo de lado. Ahora que soy ministro debería andarme con aún más cuidado con lo que digo. Es una lata. Todo me resulta extraño. — Confieso en un susurro. Lo de Meerah es... — No tengo palabras. Tuve una plática con Rebecca Hasselbach antes de todo eso. Me dijo que tenía que elegir pelear por los alumnos y ahora... No sé. Siento que tengo un blanco en la espalda con este nuevo puesto. No puedo dejarlo, pero si pudiera no sé si lo haría. Me da miedo pero... No quiero que mueran más inocentes. — Es claro el conflicto de mis emociones y pensamientos, ni siquiera sé qué es lo que me impulsa a decirlo en voz alta, supongo que el estrés. Bah, ignórame. — Le digo sacudiendo la mano para restarle importancia al asunto.

Asiento con la cabeza sacando la varita para colocar algunas de las verduras que tiene en el refrigerador en la encimera. Y es todo lo que hago con ella. Me pongo, manualmente, a pelar un par de zanahorias y papas y las pico con tranquilidad. Tú también eres buena persona Jolene. No cualquiera le abre la puerta a alguien que claramente está fuera sus cabales a esta hora. — Es más, alguien más me hubiera abofeteado. ¿Entonces es mejor este estirado? — Le digo divertido cuando por fin termino de picar las verduras, haciendo énfasis en la palabra "estirado". Aunque al final arrugo el ceño. Sí, tendré que mudarme. Es una lástima, me gusta mucho mi casa en el Capitolio. — Con un encogimiento de hombros me volteo para lavarme las manos y tomar la olla, a la cual le echo agua y sazonador y la pongo a hervir, esta vez sí con la varita. La tapo un momento esperando que caliente. Casi nunca uso la varita para hacerme de comer, viejas costumbres, o mucho tiempo libre. — Me excuso, con una leve sonrisa, para después callarme y escuchar lo que dice. No quiero sonar engreído, pero el dinero no me preocupa, vivo una vida tranquila como estoy. —  Después de todo, lo que gano es para mí y Trina, mi mascota. No he empezado con el trabajo pero ya me pesa, quién sabe, a lo mejor puedo hacer algo bueno por fin. — Poco probable. Quizá demasiado pesimista por mi parte. Tú... — Empiezo a hablar, inseguro de cómo continuar. ¿A ti ya te dijeron algo? — Pregunto desviando la mirada. Tal vez prefieres no hablar de ello. Mejor sigamos pensando en la vida que me espera en la nueva isla. — Me apresuro a decir. 
Edward D. Jenkins
Edward D. JenkinsMinistro de Educación

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Jolene W. Yorkey el Mar Nov 10, 2020 12:07 am

El más aburrido — comento con una sonrisa divertida, esa que se acentúa en cuanto me sigue el juego al respecto de los esmaltes de uñas — Combinaría con mis ojos, así que es una excelente elección — hasta hago un puchero con los labios y asiento firmemente con la cabeza. Todo espíritu bromista se muere de inmediato con el resto de la conversación, una que me va desarmando como si me hubiesen pinchado una burbuja. A pesar de que él me pide que lo ignore, mi cabeza se gira para poder verlo mejor — No importa lo que hayan hecho otros en tu lugar antes. Si tienes la oportunidad de cuidar a esos niños, tómala — creo que no estoy parpadeando y debe ser lo más sobrio que he dicho en toda la noche — Quizá no puedas cambiar la ley o sus condiciones, pero sí puedas suavizar el golpe. Eres listo, Edward. Algo se te ocurrirá — quizá no esta noche, pero aún tiene tiempo.

Me distrae su manera de moverse por la cocina, no estoy acostumbrada a ver a magos haciendo manualidades y, en parte, me hace algo de gracia al ser algo que yo misma hago todos los días — Pff… No estabas tan fuera de tus cabales, he visto cosas peores así que no me he ganado ningún mérito — me permito el abrir los ojos una vez más, esos que le sonríen con picardía en conjunto con mis labios — Mejor estirado conocido que estirado por conocer — afirmo con completa convicción. Meneo un poco la cabeza — Nunca me ha gustado el Capitolio, pero cada quien… Supongo que podrás seguir teniendo tu casa y pasar allí al menos los fines de semana — que yo sepa, los ministros solo viven en la isla mientras estén en el puesto y eso significa que no es necesario que se deshagan de sus propiedades.

Le quito importancia a sus disculpas sobre la falta de magia para cocinar con una sacudida de la mano, esa que demuestra que no me importa; me ahorro el explicarle que aprecio a alguien que es muggle y es muy buen cocinero, me parece que no es algo para decirle a un nuevo ministro — No creo que sea engreído — admito — Pero tal vez todo esto sea algo positivo, a la larga. Tú sabes que no eres como ellos — al menos, es lo que yo estoy eligiendo creer. No me gusta hacerme ilusiones con las personas, tal vez sea el alcohol el que suelta esa parte de mí, pero en verdad creo que estoy eligiendo confiar en que no se volverá uno de esos idiotas ministeriales tan rápido.

Su pregunta hace que suspire. Me bajo de la mesada de un salto, tengo cuidado en cuanto la habitación me da vueltas y avanzo, pasando la mano por la encimera para no irme de culo al suelo — No, no, está todo bien — le tranquilizo — Aún no me han dicho nada, pero no creo que se tarden. Magnar fue bastante claro con sus intenciones de ponernos a trabajar, aunque no sé con cuánto tiempo debemos prepararnos para cumplir con un trabajo que no hemos hecho en una eternidad — asomo mi cabeza por el costado de su brazo, ese que parece casi tan ancho como mi cabeza, para poder chequear el estado de su obra de arte culinaria. Apoyo mi frente contra su hombro, ese que me queda algo alto en lo que se me escapa un largo suspiro — Gracias por venir a chequear que siga con vida, Ed — mascullo con un hilo de voz — De verdad lo aprecio. No es como que tenga muchas personas que fuesen a actuar de esa forma y que soporten el verme en este estado lamentable.
Jolene W. Yorkey
Jolene W. YorkeyProfesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Edward D. Jenkins el Mar Nov 10, 2020 1:42 am

Las bromas de Jolene consiguen hacer que sonría, aunque el gesto se borra con el cambio de tema y mi expresión adopta un aire más serio, como el que uso en la oficina y al que todos están acostumbrados a ver. Termino por asentir con la cabeza. De algún modo el peso que siento sobre los hombros disminuye ligeramente. La carga de conciencia que traigo encima puede minimizarse si me enfoco en esta idea, en todo lo que puedo hacer para mejorar, y no en todo lo malo que pueda venir con el puesto. Después de todo, si me concentro en esto último sólo estaré de malas todo el tiempo y haré un mal trabajo. Gracias, Jolene. — Suelto un poco de aire por la boca, como si estuviera exhalando luego de contener la respiración por mucho tiempo. Esta vez me encargaré de guiar bien a los alumnos. Haré lo mejor que pueda para evitar técnicas reprobables pero intentaré que todos tengan mejores herramientas para defenderse. — No quiero pensar en traumarlos más siguiendo órdenes estrictas, pero sí me gustaría que no terminaran con el mismo destino que Meerah.

Suelto un "Ja" seco con su comentario de los estirados. No puedo refutarlo, así que me limito a sonreírle alzando las cejas. Espero que no pongan a alguien... ya sabes. — Hago ademanes con la cuchara sopera antes de sumergirla en la olla, donde ya he añadido las verduras, para moverla antes de volverla a tapar. Sí, supongo que sí. No planeo deshacerme de ella pero ya estaba demasiado acostumbrado a vivir ahí. — Después de todo llevo más de 10 años en el lugar. Aunque bien podría rentarla y solo regresar al distrito 7 o al 8. — Me encojo de hombros ante las posibilidades. En estos tiempos deberíamos estar más cerca de la familia, ¿No? Supongo que depende de los familiares en cuestión, tengo la fortuna de llevarme bien con los míos.

Sus palabras hacen que sonría con tristeza. Me ahorro el agradecimiento que quiere salir por mi boca y, en cambio, le hago una pregunta: ¿No lo soy? — Soy igual de político, aunque no igual de radical, eso es cierto. En lo personal me gusta creer que no, que soy un caso especial.   Me contesto a mí mismo, volviendo a revisar la sopa con paciencia. La conversación se desvía hacia su situación, provocando que me silencie para escucharla con calma. No puedo imaginar lo que debe ser eso, si hay algo en lo que pueda ayudar con la escuela o lo que sea puedes decirme. — Sé que ya lo dije antes y que es un promesa incierta debido al clima político, pero la hago con toda la honestidad que me sale. También es cierto que no puedo terminar de entender por lo que está pasando, aunque próximamente lo haré, a medias, que muchos de los alumnos estarán anotados en las estúpidas cosechas. Pero no es lo mismo, no es como si yo hubiera participado en los juegos de antaño.

Su gesto me toma desprevenido pero no me inmuto, en cambio, y de forma muy lenta, estiro el brazo que tengo libre. No estoy muy seguro, pero termino por depositar mi mano de forma sutil sobre su cabeza. Si estás en un estado lamentable o no, no importa, no siento que haya algo que aguantar. Además a ti te tocó verme así hace unas semanas. — Las situaciones no pueden compararse pero esa es mi respuesta. Estaba preocupado y algo sacudido por lo que pasó hoy, pero sé que mi situación no puede compararse a la tuya. Es bueno ver que estás viva. — Retiro mi mano, con la misma lentitud que usé para ponerla encima. Aunque debo admitir que en otro tiempo no me hubiera aparecido frente a tu puerta. — Considerando la relación laboral y la poca interacción que tuvimos hasta ahora, la observación me parece atinada. Mucho menos cocinarte una sopa. — Comento divertido.
Edward D. Jenkins
Edward D. JenkinsMinistro de Educación

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Jolene W. Yorkey el Mar Nov 10, 2020 12:12 pm

Me encojo de hombros como simple respuesta. No, no creo que sea como el resto de los políticos de este país. No lo veo aceptando métodos de tortura y, por alguna razón, evito el preguntarle qué es lo que piensa de la esclavitud; sigue siendo un tema demasiado incómodo que abordar con las personas que me rodean todos los días, cuando muchas de ellas se mueven por el Capitolio creyendo que se merecen estar donde están solo por haber nacido con magia. No, jamás seré simpatizante de lo que los Black hicieron, pero nunca he visto diferencia entre los magos y los muggles, mis relaciones de antaño lo demuestran. Es decir… ¡Hasta mi madre era muggle! Sea cual sea el motivo, es algo que prefiero guardarlo para mí misma, no quiero problemas con nadie — Más allá de darme días libres para asimilarlo, no puedes hacer nada — respondo con la sensatez del vino en las venas — Agradezco tu preocupación, pero hay poderes que superan a otros — como los caprichos presidenciales, por ejemplo, esos son los peores.

De todos los gestos del mundo, lo último que estaba esperando era el sentir el peso de su mano sobre mi cabeza, tal y como si fuese el consuelo que le da a su mascota y yo estuviese aquí para suplirla. Me muerdo los labios para no reírme, aunque acabo levantando la mirada desde mi lugar para sonreírle con gracia — Me siento una banqueta... — confieso — … Y tu estado de hace unas semanas no fue tan lamentable, así que estás perdonado — si consideramos que teníamos que enseñarle a los alumnos a torturar muggles, hasta tuvo una reacción lógica. Hago una mueca en lo que el peso en mi coronilla se evapora en el aire, que muy viva que digamos no me siento — Es porque descubriste que tengo una personalidad burbujeante y encantadora — el tono pomposo que utilizo para hablar delata mi poca seriedad, incluyendo mi forma de ladear la cabeza, tal y como si quisiera agitar mi melena con egocentrismo cuando, ahora mismo, se parece más a un nido de pájaros que cualquier otra cosa.

El aroma de la comida consigue que mi cuerpo cansado se eche hacia delante, clavo los codos sobre la encimera y utilizo mis manos para sostenerme el rostro, haciendo que mis nudillos presionen mis pómulos — Aún no decido si eres la clase de hombre que mi abuela adoraría tener al alcance o todo lo contrario — en términos generales creo que le agradaría, pero sospecho que no se llevarían muy bien al momento de abrir la boca. La música que llega desde la sala, mucho más suave que en un principio, me basta para darme algo de sueño… O quizá es culpa de todo lo que he bebido, vaya a saber. Solo espero no vomitar la sopa en sus pies. Acomodo el soporte de mi cabeza para poder mirarlo — ¿Te sientes solo, Edward? — la pregunta es un murmullo, que sé que hablamos de nuestras vidas aburridas y rutinarias, pero él ha mencionado que tiene familia. Tener personas que te rodeen no siempre es sinónimo de buena compañía — Mi sofá puede volverse una cama, si no quieres regresar a tu casa esta noche. Podemos hacer karaoke y conseguir que los vecinos nos detesten por ruidos molestos y, así, nos sentiremos menos solos — porque si hay algo que yo conozco muy bien, es la soledad.
Jolene W. Yorkey
Jolene W. YorkeyProfesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

All by myself ~ Jolene Empty Re: All by myself ~ Jolene

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.