Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 IRh8ZNT
skin diseñado por @madeinsevilla

Trama Global: Our choices seal our fate II

Página 5 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Hero N. Niniadis el Dom Oct 25, 2020 5:36 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Our choices seal our fate
PARTE I | PARTE II




Our choices seal our fate
Trama Global | #LukavsHero

Me es inevitable el dar unos pasos hacia atrás en lo que él se acerca, hasta que mi espalda se siente cercana a los barrotes opuestos a su desagradable cara de niño rubio, pulcro y limpio. ¿No es este uno de los aurores que son sobrinos de un ministro e hijos de un alcalde? — Romanov — mi rostro se mantiene helado a pesar de la sonrisa pequeña y amarga — No lo sé, tú dime, que parece que los fuegos artificiales estuvieron a la orden del día. ¿Y qué tal los regalos?



Luka

Vida: 40/50
Turno sin dado 2.

Hero N. Niniadis
Hero N. NiniadisFugitivo

Volver arriba Ir abajo


Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por James G. Byrne el Dom Oct 25, 2020 8:31 pm

Our choices seal our fate

Siento que me estoy arrastrando más que caminando. He dejado a la auror atrás sin siquiera fijarme si está viva o no, porque tampoco creo que me importe a estas alturas. Mi misión no era el matar a personas que no tenían nada que ver con todo esto, sino que tenía una lista bien clara y he fallado como el peor. Trago saliva, seguro de que solamente soy capaz de pasar sangre y se me escapan unas cuantas toses. Es el oír algunas voces por encima de mí mismo lo que me detiene en seco, sin saber muy bien hacia dónde ir.

Mi primera reacción es el levantar la pistola, sintiendo como me tiemblan los brazos en lo que me adelanto con cierta duda. Si no estoy errado en mi mapa mental de la isla que supe conocer bien, sé dónde debería encontrarme… Y lo confirmo en cuanto reconozco a Hans Powell. Lo que me sacude el estómago es el darme cuenta de quién está con él — ¡¿Qué haces tú aquí?! — le espeto sin siquiera pensarlo. La voz se me estrangula ante el temblor, pero mantengo el arma en alto. Ni siquiera sé si puede reconocerme en vista de que estoy hecho un desastre. Obvio que su padre reacciona antes y levanta la varita, pero no lo estoy mirando a él — ¡Te dije que te vayas!

Y nunca me escucha, claro. Jamás lo ha hecho.



Con de Meerah & Hans
Sin duelo.

James G. Byrne
James G. ByrneFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por M. Meerah Powell el Dom Oct 25, 2020 8:46 pm

Our choices seal our fate

La voz de Jim me sobresalta y hace que me separe Hans de un salto. O tal vez es él el que me aleja al notar la presencia del otro. Para cuando me volteo, para cuando en mi visión puedo entender dónde se encuentra no sé si me asusta más el aspecto que tiene, o el arma que apunta en dirección a mi padre.

No.

No, no, no y mil veces no. — ¡VETE! — Mi grito no responde a su pregunta. Él sabe lo que hago aquí, ya le había dicho lo que iba a hacer, lo que tenía planeado hacer sin importar lo que me dijese. No podía reprocharme nada, pero tampoco podía quedarse. — Hans, no, por favor. — Trato de tironear de su brazo, trato ganar algo de tiempo para que James pueda correr a algún lado, trato… — ¡JIM, VETE DE AQUÍ! — mi voz se entrecorta en lo que trato de suplicarle a viva voz. No quiero esto, no… Ni siquiera me atrevo a mirar a mi padre, reconozco en su postura su siguiente movimiento y yo no soy un impedimento suficiente para nada.

¿Qué sucede con el tiempo que es imposiblemente extenso en los momentos en los que uno necesita que corra? ¿Por qué acelera todo cuando cada instante debería durar una eternidad? Si me hubiera ido, tal vez unos segundos antes, si hubiera corrido en lugar de aferrarme a mi padre… tal vez él me hubiese seguido y jamás hubiese visto a Jim. Son solo unos segundos los que hubiesen hecho la diferencia, y otra vez, no había sabido usarlos como correspondía.


Con de Hans y Jim
Sin duelo.

M. Meerah Powell
M. Meerah PowellEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Hero N. Niniadis el Dom Oct 25, 2020 8:48 pm

Our choices seal our fate


Sé que Jamie jamás me dio el lugar que otras madres le dan a sus hijas. He pasado años tratando de ser la persona que ella hubiese deseado, de mostrarme como la niña perfecta que cualquier mamá hubiese pedido y, en cierta medida, creo que lo conseguí. Claro que fue mi padre el que tomó lo que le estaba regalando y lo hizo valer, pero eso al menos funcionó durante un tiempo. Nací en esta isla, pasé los primeros años de mi vida pensando que el mundo terminaba en sus playas y todo lo demás era una fantasía demasiado ajena a mí misma como para preocuparme por ella. Puedo reconocer las fallas de Jamie que él me cuenta porque las he visto después, cuando las puertas se abrieron incluso cuando no tenía ni idea de que eso era lo que necesitaba. Lo sé, papá murió peleando con las personas en las que confío, pero soy capaz de tomar mis propias decisiones. Hoy sé que el que levanta un arma lo hace por dos motivos: por el correcto o el incorrecto. Y todo tiene su versión, todo tiene su rostro. No creo que existan buenos como tampoco creo que existan malos. Pelear por quien lleva la razón es de lo más incoherente que podemos hacer en tiempos como estos. Aquí todos son amigos, son familia, son amantes. Jamie Niniadis jamás lo vio, no creo que Magnar tampoco sea capaz de verlo. Sospecho que muchos de mis amigos tampoco lo hacen.

Esta noche, mi isla se prende fuego. No es una imagen que me guste, pero conozco los motivos por los cuales lo hemos hecho y lo he aceptado. Tanto como acepto que mi madre no era perfecta y que mi padre solía perdonarle muchas cosas. Tanto como sé que yo me equivoqué cientos de veces y que, algunas otras, estuve tan acertada que llegué a sostener la mano de las mejores personas que alguna vez se toparon en mi vida. Siempre creí que pertenecía a un palacio y fui feliz en una casa diminuta, junto a dos personas que no saben hacer magia pero sí pueden hacer cientos de cosas que yo no sé hacer. Que me tomaron a pesar de mi nombre y pudimos llamarnos una familia. Pude amar a una persona que durante años solo fue un mueble y diablos, lo amé tanto que podía sonreírle a la nada cuando no me podía dormir. Eso tampoco era algo que Jamie hubiese podido ver. Magnar tampoco.

Por eso no me sorprende.

Por eso sé muy bien, desde un inicio, que el camino se acaba ahora. En la isla donde nací. Cuando la idea se planta en mi cabeza, soy consciente de que solamente puedo llorar. No estoy triste, quizá solo me apena no poder contarle esto a Sage en casa. Me siento más bien impotente y sola. Demasiado sola. Puedo adivinar cada una de sus palabras porque todo ha tomado forma demasiado rápido y ni siquiera tengo que sentir ese susurro en mi oído como para saber lo que necesitaba. Una parte de mí se siente sucia, la otra hasta se alivia.

El estar de cabeza me permite el saborear mis lágrimas. El nudo en mi garganta me deja sin hablar un instante, tengo que tragar saliva un par de veces en lo que siento que me vuelvo rosada — Te odio — es lo único que puedo farfullar frente a sus ojos — Y siento muchísima pena por ti. Eres un maldito desgraciado hijo de… — nunca me ha gustado maldecir, jamás, pero siempre he encontrado pequeños momentos en los cuales hacerlo. Quizá sea un último acto amable el no permitirme soltar las palabras que no son dignas de una señorita.

Estoy sola y mi isla se quema. Me gustaría poder pedirle a cualquiera de ellos que me dé la mano. A Bev que me cuente un cuento, a Meerah que se enoje conmigo, a Sage que me dé un poco más de chocolate. Nada de eso llega.

Solo la voz que anuncia una maldición imperdonable y una luz verde que lo vuelve todo negro.




Con Magnar
Sin duelo.

Hero N. Niniadis
Hero N. NiniadisFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por James G. Byrne el Dom Oct 25, 2020 9:12 pm

Our choices seal our fate


No es como que me quede demasiada sangre en el cuerpo como para poder hacer funcionar mi cerebro con facilidad. Las heridas han sido demasiadas como para tener una reacción rápida y los gritos de Meerah son aturdidores, en especial porque solamente puedo pensar en que le he pedido que se marche. Que se lleve a Lara y a su bebé. Que las salve, que corran lejos, que se mantengan a la distancia de cualquier cosa mala que pudiese pasar esta noche. Ella grita, su padre tiene una varita y mis manos no se encuentran firmes, pero soy incapaz de bajar el arma. Si él me ataca estoy muerto, si yo disparo estaré convirtiéndome en un monstruo por matar a un hombre delante de su hija. Esa hija. La persona que me acompañó durante todo este tiempo a pesar de saber que todo iba a terminar en fuego.

Tomo un poco de aire pero no es suficiente. El pánico se me pinta en las facciones y cuando vuelvo a hablar, mi voz parece no poder encontrar un rumbo — Córrete, Meerah — es una orden, un ruego, un acto desesperado por hacer mi trabajo sin cometer una locura. Si una varita me apunta, no voy a dejarlo pasar — Por favor, te lo suplico… Yo no quiero… — ¿Qué? ¿Hacer esto? ¿Quiero matar a su padre? Bueno, no. No me cae bien, si otra persona hiciera el trabajo lo dejaría morir. ¿Y qué pasa si me marcho y pierdo la oportunidad? No, él no va a dejarme ir, eso está claro. Hace tiempo que he decidido dónde están mis prioridades. Dónde se encuentra mi lugar, contra quienes tengo que pelear y con quienes me siento. Ella pensó que podía cambiarlo o que era capaz de controlarlo, no lo sé. Jamás he visto al mundo de la misma manera que Meerah Powell.  Supongo que eso es lo que nos ha reunido aquí, para empezar.

Acomodo el brazo, apunto mejor con el arma. Directo al pecho. Eso es. Está servido para ir directo al pecho — Lo siento, Meerah — me gustaría decir que podremos hablar de esto luego, pero sé que no va a pasar. Que cuando me vaya de aquí, ella va a odiarme. Que nunca vamos a vernos y que lo último que me quedará de ella es su expresión de pánico, junto a un hombre que de seguro aún no me ha matado porque su hija se lo impide. Tomo aire. Las manos tiemblan.

Y disparo.




Con de Meerah & Hans
Sin duelo.

James G. Byrne
James G. ByrneFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por M. Meerah Powell el Dom Oct 25, 2020 9:44 pm

Our choices seal our fate

¡IDIOTA!

Tenía que correr, tenía que irse. Podía contener a mi padre estos segundos, podría darle la oportunidad de escapar si realmente me lo permitía, si tan solo me escuchase. Pero no, porque al parecer lo único que realmente tenemos en común todos los que estamos aquí en este momento es la terquedad.

Hans no va a escuchar mi súplica y lo único que evita que dispare en su dirección es la insistencia que pongo en mis manos para tratar de desviar la suya.

James, por otro lado, no va a escuchar mi ruego y no va a correr, porque él también me había advertido lo que haría, él me había advertido la única verdad: era todo o nada.

¿Y yo? Pues yo no iba a correr, no iba a apartarme, no iba a dejar a nadie porque jamás había escuchado ni una sola de las advertencias que me habían estampado contra la cara.

Simplemente era la más terca de los tres.

El tiempo nuevamente vuelve a jugar conmigo, vuelve a hacer de las suyas en los que ralentiza cada segundo de la escena que se desarrolla ante mis ojos. Puedo ver el segundo en que mis brazos ya no son suficientes para mantener a mi padre en su lugar, puedo ver la decisión en los ojos de Jim en el momento en que levanta el arma para apuntar mejor. Y puedo ver como mi cuerpo se mueve, incluso antes de que pueda pensarlo.

Vi morir demasiadas veces a mi padre, una y otra vez, en una visión, en un sueño, en una pesadilla. Fueron demasiados escenarios y sé que no podré con ninguno más. ¿Lo peor? Se siente como si estuviese tomando la salida fácil, porque la opción se presenta por sí sola y no dudo ni siquiera un segundo en tomarla. No puedo elegir entre mis dos familias. Nunca pude hacerlo y al parecer nunca lo haré.

Se que mis ojos vuelven primero a Jim, a su figura prácticamente esquelética y casi irreconocible entre tantos cortes, entre tanta sangre; y trato de decirle que soy yo la que lo siente, pero mi voz no sale. No tengo aire, no tengo fuerzas para pronunciar ni una sola palabra y me desespero en lo que me aferro a Hans. No es justo, no es justo, no es justo. ¿Por qué todas las personas me decían que espere cuando al final no tengo tiempo para nada? Unos minutos, unos minutos para poder abrazar a mi padre una vez más y decirle lo mucho que lo amo. Unos minutos para tratar de recordar a Lara y a Tilly de cualquier manera, cualquiera que no fuese la última imagen de ellas que tuve esta noche. Unos minutos más para una última charla con Phoebe mientras Deny juega y hace bullicio. Unos minutos con Mo y sus inventos, con su aliento y sus comidas. Unos minutos con los del nueve, sin importar si es con reclamos o retos, con fiestas y charlas de chicas, con besos a escondidas y charlas profundas.

Si tanto me decían que espere, ¿qué costaba regalarme unos últimos minutos más? Solo eso pedía, un poco más de tiempo. Pero el tiempo que antes parecía parado acelera sin aviso previo, y no tengo minutos, no tengo segundos. Solo tengo un último instante para mirar a mi padre y pedirle perdón con los ojos. Espero que entienda que lamento mucho haberle mentido, pero sobre todo espero que sepa que lo amo, a él y a la familia que construimos. Espero que pueda decírselo a Lara y que Tilly lo sepa entender cuando sea más grande.


Con de Hans y Jim
Sin duelo.

M. Meerah Powell
M. Meerah PowellEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Hans M. Powell el Dom Oct 25, 2020 10:14 pm

Our choices seal our fate

No termino de comprender cómo es que el mundo parece tan pequeño.

No reconozco al muchacho que tengo delante de mí hasta que mi varita ya está en alto y lo escucho hablar. Lo he visto en otras ocasiones, solía cortar las flores de Eloise y fregar sus pisos hace mucho tiempo, antes de que ese hombre se colase en la isla por culpa de mi hermana y yo tuviese que escuchar sus declaraciones para enviar al rubio al coliseo. También supe que escapó y acabó siendo parte de las filas rebeldes que buscamos de manera incansable, hasta el punto de que me he aprendido cada uno de sus nombres. Ahora mismo no se ve como él mismo, pero sé que tengo a James Byrne delante. Y Meerah también lo sabe. Claro que lo sabe. Soy tan ciego que me merezco las explosiones a mi alrededor, como si la verdad hubiese tomado tan solo minutos en tomar forma.

La única razón por la cual mi varita se levanta pero no dispara es porque me siento desarmado a pesar de no estarlo. Porque no comprendo cómo mi hija, la persona con la cual desayunaba todos los días en mi cocina, me soltó la mano tan rápido sin siquiera emitir ni una sola palabra. ¿No tenía doce años hace dos días? ¿No me preguntaba con entusiasmo sobre los juicios que hasta hace poco llegó a consultarme con un tono completamente diferente? Vamos, Hans, siempre fuiste listo. Estúpidamente listo. Ella también es lista, lista como para burlarme, lista como para saber diferenciar entre héroes y villanos. ¿Cómo es que acabó entre una varita y un arma muggle? Porque sí, ellos se gritan como un matrimonio viejo, se dicen cosas que no termino de comprender quizá por capricho o por aturdimiento, pero yo solo puedo tratar de empujarla a ella del medio.

Siempre se trató de quitarla del medio.

Todo lo que he hecho en los últimos años, desde los papeles firmados, las torturas escondidas, los secretos corridos por el aire… Todo ha sido para crear un mundo impenetrable alrededor de ella y de su hermana. Hans, por todos los cielos, eres mucho más listo que esto. ¡Claro que puedes construir un mundo a su alrededor! Un mundo perfecto que será tan aburrido como para que su mente curiosa quiera ver otras opciones. Ella corrió lejos, demasiado rápido para mis piernas, esas tan acostumbradas a la oficina. Se chocó con otro mundo y yo fui tan idiota… Tan idiota…  Que solo puedo tirar de su mano para que no aferre la mía, que yo quiero soltarla ahora, que yo quiero eliminar a la amenaza que tenemos delante y llevármela lejos. Tenía que estar lejos. ¿Por qué no está lejos? Meerah, siempre tan rápida, tan brillante, tan locuaz… Tan terca.

No sé cómo es que tengo su cuerpo presionándose contra el mío como lo ha hecho en cientos de ocasiones. Es pequeña, lo suficiente como para que me cueste un momento encontrar sus ojos cuando bajo la mirada solo por inercia al escuchar el disparo. Contengo el aliento, espero que empiece a arder, que yo sé muy bien cómo se siente que te disparen. Quizá el dolor nuevo no llega porque tengo demasiadas heridas, debe ser eso. Yo la sigo sosteniendo, se siente ligera, mis manos se aprietan con toda la fuerza que soy capaz de poseer y lo veo. Porque lo veo a él bajar el arma hasta que se le patina de los dedos.

Y ella cae. Cae hacia atrás en lo que parece ser un sueño. El peor de los sueños.

Soy torpe, me han dicho muchas veces que no baje la guardia ni pierda mi varita. No lo pienso, se me patina de los dedos porque tengo algo mucho más importante que atajar. Nunca pude sostener a Meerah cuando era bebé, pero estoy seguro de que era tan ligera como ahora, incluso cuando su peso quiere irse con la gravedad. Siento la ropa quemada en su espalda, allí donde mis dedos rozan su herida. Sus ojos ya no me miran. No me enfocan cuando creo que balbuceo su nombre. No están. ¿Por qué no están? No los encuentro. No la encuentro.

Meerah… — no tengo voz, no sé dónde quedó. No tengo idea de cómo se supone que tengo que hablar. Desesperado, la sacudo en un intento de que se enderece y me mire a la cara. De seguro me sonríe y me dice que está bien, que es solo un susto, que todo se solucionará cuando vayamos al hospital — … Meems… Meems… — empujo su peso contra uno de mis brazos y aprovecho a tomar su rostro con la mano opuesta. Su mejilla aún está cálida, pero ella no me responde — … Meems, por favor… Dime algo… Meerah… — ¿Qué pretendo que me diga? ¿Qué es lo que le puedo pedir a alguien que no respira? Por todos lo cielos, no respira. Quiero vomitar, quiero pedirle al mundo que pare, que se detenga, que está yendo demasiado rápido. Por favor, que deje de girar. Alguien que lo detenga, yo no puedo, tengo las manos ocupadas.

Ni siquiera me importa si la batalla sigue. No me importa quién se encuentra a dos metros ni a veinte. No me importa si alguien viene ahora mismo y me destruye el cráneo. No existen, son fantasmas, me pueden llevar con ellos si quieren. Lo único que consigo hacer es quebrarme, mis piernas no pueden soportar un peso que soy incapaz de cargar y, cuando mis rodillas chocan contra la tierra, no reconozco el sonido estrangulado de mi garganta. Ni cada temblor, ni cada cuchilla que se clava en mi alma gritándome que soy un idiota. Que mis lágrimas pueden empapar su ropa, que su corazón ya no se siente, que todo esto me lo merezco.

Siempre fui inteligente hasta que me dijeron lo contrario.

Y me la quitaron de las manos.



Con de Meerah y Jim
Sin duelo.

Hans M. Powell
Hans M. PowellMinistro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por James G. Byrne el Dom Oct 25, 2020 11:20 pm

Our choices seal our fate



No entiendo lo que ha pasado.

Bajo la pistola con tanta lentitud que estoy seguro de que un acto tan simple me toma el doble de tiempo de lo normal. Estaba seguro de que estaba apuntando al corazón del ministro, pero no puedo ver si tiene la marca del impacto en su ropa porque hay un cuerpo cubriéndome la visión. Uno mucho más menudo. Uno que se aferra a él con fuerza como una barrera humana que se abalanzó sobre lo poco que me queda de cordura para llevarme la contraria una última vez.

Meerah siempre me discutió de frente. Siempre me dijo que era un idiota cuando necesitaba dejármelo bien en claro y siempre me escupió sus opiniones, a veces aceptando las mías a regañadientes. Podría haberle perdonado que me diera la espalda en cualquier otro momento pero no en este. No cuando es su espalda la que me recibe con la imagen de mi disparo, haciendo que por un momento algo se bloquee dentro de mi cabeza, como si estuviera esperando en realidad que alguien me diga que esto es una broma o tiene en verdad una solución. Pero nadie lo hace, claro. Ella no se gira para decirme que soy un idiota. No hay chillido que termine en un puñetazo en el brazo y un beso robado después. Solo un extraño silencio que se eleva en el aire hasta resultar asfixiante.

Me doy cuenta de que se me patina la pistola de las manos como si fuese demasiado pesada y desagradable para sostenerla. Se me escapa un gemido, de esos que se estrangulan en el centro de la garganta cuando mis pies vacilantes buscan ir hacia ellos. No están lejos, pero se siente como una distancia imposible de recorrer — No… — esto no tiene lógica, no puede formarse en mi cabeza porque es una idea que no se puede recrear — No… No, no, no… — me siento caer a la tierra, quizá porque estoy agotado, quizá porque me duele el cuerpo, quizá porque soy incapaz de sostenerme sobre mis pies en lo que empiezo a comprender lo que ha pasado. Lo que he hecho. Lo que yo hice — No, no, no, Meerah…

Me arrastro como la rata que soy, ese nombre que personas como el hombre que tengo delante siempre me han repetido hasta el cansancio hasta convencerme de que la mejor manera de silenciarlos era dispararles en la boca. Lo que tengo delante ahora no es un ministro ni un juez, tampoco se ve amenazante como un monstruo. Solo veo a un hombre hundido en su desamparo, balanceándose sobre el cuerpo de una hija que no le responde. Que yo maté. Yo la maté. Meerah está muerta. Yo lo hice. Soy una rata. Soy una paria. Ella nunca tendría que haberme cuidado, jamás tendría que haberme escuchado, yo tendría que haberme ido lejos. ¿Por qué lo hice? ¿Por qué la condené de esta manera? ¿Por qué abrí la boca?

Para cuando llego a ellos después de lo que parece haber sido una eternidad, las lágrimas han marcado su camino entre la mugre y la sangre. Él no me ve, está demasiado ocupado en esconder el rostro en el cuello blanco de Meerah que no se percata de que estoy cerca. Se balancea, la sujeta tan fuerte que tengo miedo de que termine por romperla. Tampoco creo que me escuche a causa de su llanto. Y soy tan egoísta, tanto, tan desgraciado, tanto… que tengo el descaro de quitársela una vez más, porque tomo el rostro de Meerah solo para hacer que me mire y así confirmar que es ella.

Obvio que es ella. Está sucia y herida, más pálida de lo normal, pero es Meerah Powell. Y está muerta.

No, no, no, no… — me lo repito una y otra vez con un lamento que va brotando de mi garganta y que, al fin de cuentas, me delata. La mano que no la sostiene me empuja con una fuerza que no esperaba o, tal vez, lo consigue con mayor facilidad porque no tengo ni una pizca de fuerza. Mi cuerpo cae sobre mi costado el golpear la tierra una vez más, escupo algo de sangre que se ha acumulado desde que he llegado y consigo, con una vergüenza terrible, el levantar la mirada. No sé qué es lo que me encuentro en los ojos enrojecidos de Hans Powell, no distingo si es odio o si es algo que no puede tomar un nombre en concreto, pero no me ataca. ¿Por qué no lo hace? Me merezco que me mate, de todas formas. Solo se queda quieto y me espeta que no la toque. Se olvida de mí rápidamente, está más ocupado en mirar a su hija, en tocar su rostro. En volver a llorar y esconderse contra su pecho.

No lo mato porque no puedo hacerlo. He cubierto mi cuota de ser una mierda por hoy. Cuando me separo de ellos, trastabillando al ponerme de pie, consigo levantar mi pistola del piso y me detengo un instante. Cuando me giro una vez más, seguro de que el cansancio me está pasando factura y con la respiración acelerada, me grabo su imagen. Dejo que me parta el alma. No, no lo voy a matar. Me importa una mierda.

Como el cobarde que soy, decido que esta es la última vez que pondré mis ojos sobre Meerah Powell y salgo corriendo. No sé de dónde saco la fuerza para hacerlo, pero me alejo de ellos lo más rápido que me dan las piernas. Piso las flores del cantero que alguna vez nos encontró en tiempos mejores, que nos unió con una tarde muy diferente a esta noche y me escapo, dejando el desastre atrás, seguro de lo que tengo delante será mucho peor.




Con de Meerah & Hans
Sin duelo.

James G. Byrne
James G. ByrneFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Eloise R. Leblanc el Lun Oct 26, 2020 12:47 pm

Our choices seal our fate

La aparición de Ingrid me toma por sorpresa y me saca de mis casillas por unos segundos. No es hasta que mi marido los nombra que recuerdo a sus sobrinos, al mío, y el hecho de que todos estaban de guardia esta noche. ¿Cómo…? El corazón se me sube a la garganta de tan solo pensarlo. ¿Si los rebeldes pudieron traspasar las barreras de la isla, ¿qué había sido de ellos?

Sé que son personas capaces, son aurores por todos los cielos. Aún así no está en mi el dejarlos de lado y, tras una advertencia a Nick salgo en su búsqueda. En la de ellos, en la de los intrusos, en la búsqueda de quien fuese que pudiera sacarme de encima.

En el camino no puedo evitar notar toda la destrucción que se alza, los fuegos que no se terminan de apagar y los escombros. En todos lados hay escombros. De las casas, del club, de las estatuas… No sé cómo ha pasado todo esto tan rápido y todavía tengo la sensación de que voy a despertarme y esto habrá sido un sueño.

Los ladridos de un perro me alertan y estoy segura que estoy cercana a la casa vecina y noto, por las figuras a la distancia, que algo ha sucedido. No sé qué. No soy lo suficientemente rápida para detener a la figura que pasa corriendo y el hechizo de mi varita se pierde en la noche, pero en lugar de seguirla, un sollozo me mantiene anclada en mi posición. No me termino de girar, mi varita todavía apunta a la distancia, pero no reconozco lo que está sucediendo y tengo miedo de hacerlo.


Llegando al drama
Sin duelo.

Eloise R. Leblanc
Eloise R. LeblancMinistro de Educación

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Arianne L. Brawn el Lun Oct 26, 2020 1:24 pm

Our choices seal our fate
Trama Global | #Zona4

El dolor se extendía por cada milímetro de su piel, empujándola hasta el borde de la inconsciencia pero sin llegar a dejarla caer. Disfrutando del sufrimiento que le proporcionaban las descargas que arqueaban su cuerpo. ¿Por qué solo no se volvía todo negro a su alrededor? La rabia seguía corriendo por sus venas; cada vez más densa, más pegajosa y abundante. Aceleraba los latidos de su corazón y trataba de levantarla de un tirón, apoderarse de todo lo que era; de lo poco que quedaba de ella en aquel menudo y maltrecho cuerpo.

No era más sencillo dejarse llevar, olvidar el dolor, dejar que otro se ocupara del mismo en vez de repetirlo una y otra vez dentro de su cabeza. Todo daba tumbos, podía escuchar las respiraciones a su alrededor, las aceleradas pisadas de alguien huyendo del lugar, el crepitar de las llamas y un sonido seco. Estaba más presente de lo que jamás hubo estado, se apoderaba de todo, lo reclamaba como suyo. Y la rubia estaba demasiado débil y cansada como para contenerla por más tiempo, como para apresarla y no dejar que tomara el mando.

Un quejido. Un jadeo. Las manos de la rubia dejaron de aferrarse a la tierra que la rodeaba, se relajaron, y dentro de su cabeza resonó un click. Solo era una espectadora, una que sintió su cuerpo reincorporarse por sí mismo, que tiró la toalla por completo y dejó que la rabia, el dolor y la desesperación la tomaran por completo. Un nuevo dolor, diferente y extraño, se extendió por sus extremidades acompañado de un gruñido gutural que no sonaba como ella misma. Porque no lo era en aquel momento. Las amplias plumas negras emergieron de su espalda extendiéndose hacia ambos lados, su cuerpo se encogió y estiró a la velocidad de la luz dando lugar a la veela que llevaba dentro. Aquella que llevaba tanto tiempo queriendo escupirle en la cara hasta que pudo hacerlo.

Alas, pico y garras. Movimientos pesados y arrastrados, observadores de todo lo que la rodeaban, hasta que un hechizo destacó en la oscuridad que cubría la isla por completo. Entonces se puso en movimiento, no diferenciando amigos o enemigos, no importándole quién se encontraba al extremo de la varita que visualizó frente a ella. Como una bestia ansiosa, hambrienta y llena de odio se abalanzó sobre la mujer clavándole sus garras para hacerla caer y arrancándole de cuajo la garganta con su afilado pico.


Con Eloise
 
Harpía mode ON

Arianne L. Brawn
Arianne L. BrawnConsejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Eloise R. Leblanc el Lun Oct 26, 2020 1:56 pm

Our choices seal our fate

De a poco, sin quererlo, no sé si son mis ojos los que se adaptan, el humo el que se disipa o el fuego que se intensifica y me da un mejor panorama de lo que sucede delante de mis ojos. Puedo reconocer la figura que se encuentra tirada en el piso y se me parte el alma cuando entiendo qué es lo que sostiene en brazos. A quien sostiene. ¿A esto ha llegado todo?

La ira me consume por un momento, o es la tristeza, o es... no sé lo que es porque mi pecho se oprime hasta hacerme doler y quiero avanzar pero el momento se me hace demasiado íntimo como para moverme. Comienzo a bajar la varita, insegura con respecto a cómo proseguir cuando un movimiento en la periferia de mis ojos me hace volver a subirla.

Se me va el aire al verme embestida por algo punzante y poderoso. Algo que se ha movido tan rápido que no lo pude ver pero que se muestra lo suficientemente amenazante como para que el pánico, uno que no había sentido nunca, me consuma de pies a cabeza. Trato de incorporarme pero al momento de querer enfocar mi vista para reconocer a mi atacante...


En el fin del drama
Bye Elo

Eloise R. Leblanc
Eloise R. LeblancMinistro de Educación

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Luka T. Romanov el Lun Oct 26, 2020 2:10 pm

Our choices seal our fate
Trama Global | #Zona1

El desmaius hizo lo propio dejando fuera de combate a la pelirroja. El rubio se acuclilló como buenamente pudo, acercando la mano para retirarle el cabello del rostro cuando una voz hizo que se reincorporara de inmediato. Ni siquiera necesitaba girarse en su dirección puesto que conocía al propietario de la misma. Retrocedió un par de pasos, dándole acceso a la joven y manteniéndose completamente inmóvil en el lugar. Negó con la cabeza tanto a su pregunta como al hecho de que la joven hubiera sido una molestia. Lo había sido, pero no era algo que fuera a pronunciar en voz alta.

Sus pasos retrocedieron nuevamente cuando el cuerpo de Hero se elevó frente al del Presidente, despertándola con rapidez. Él había peleado por dejarla inconsciente pero ahí estaba de nuevo. La saliva pasó densa por su garganta cuando tragó, volviendo el rostro en otra dirección puesto que no deseaba inmiscuirse en una conversación que no le corresponde. Aun así sus azules ojos, de tanto en tanto, se fijaban en el rostro de la pelirroja. Sus palabras  llamaron la atención del auror que, aunque sabía que debía mantenerse al margen, se enfocó más de lo debido en lo que allí estaba ocurriendo.

Los susurros se pronunciaron, alejándose del oído del rubio que se tensó en el lugar al ver al hombre acercarse peligrosamente a la desarmada Niniadis. Susurros. Solo unos tras otros, pisándose entre ellos y escapando por completo de sus capacidades. Se removió en el lugar y el dolor regresó a su pierna. Llevó la mano libre hasta la herida y, cuando alzó la mirada, un destello verde acabó con la vida de la joven.

Decir algo o no, alejarse sin más o no hacerlo. Los pies del auror se quedaron clavados contra el suelo, confuso. — Iré a… ayudar a los heridos. — anunció luego de unos segundos. No sabiendo si debía esperar contestación por parte del hombre, pero alejándose en cuanto un par de segundos de silencio transcurrieron entre ambos. Algo que no debía ver, algo que escuchó a medias sin deber.


Con Hero y Magnar
Se va a buscar heridos y tal.

Luka T. Romanov
Luka T. RomanovAuror

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Hermann M. Richter el Lun Oct 26, 2020 2:13 pm

Our choices seal our fate
Entre la #Zona4 (o casi) | Trama Global

No planeo quedarme viendo los cuerpos de las dos mujeres, ya tuve suficientes distracciones en lo que va de la noche y en ningún momento pude cumplir lo que vine hacer. No planeo irme con las manos limpias, no planeo retirarme cuando todavía tengo un pendiente así que, levantando el bastón caído, lo unifico con su contra parte y emprendo la marcha nuevamente hasta la casa que he grabado en mi memoria.

Avanzar es relativamente sencillo, al menos no para los que estamos acostumbrados a los escombros de las minas y a las ruinas del norte. Dejando de lado el fuego y la falta de ventanas tapiadas esto se le parece bastante, al menos en el concepto general de las cosas. Lo que no tiene el norte y me hace sonreír al verlo, es justo a la persona a la que vine a buscar. ¿Es que ya encontró a su mujer tirada? No creí haberme propasado tanto, pero su sufrimiento es justo lo que necesitaba ver antes de dirigirme hacia... —¡Mierda! — reconozco a la criatura que se encuentra a pocos metros de distancia y no tengo que ser un genio para darme cuenta que tengo que darme prisa. Una veela no era algo fácil de combatir y no pensaba dejar que me robase mi objetivo. Quería hablar con él, disfrutar cada segundo en el que pudiese regodearme en su miseria, pero mi tiempo se había acabado.

No lo dudo, levanto mi arma, me aseguro de que se encuentre correctamente electrificada y apunto directo a la cabeza de mi hijo. El arma golpea y el chispeo me enceguece por unos momentos.


Con Hans
Sin duelo


Hermann M. Richter
Hermann M. RichterFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por The Mighty Fall el Lun Oct 26, 2020 2:26 pm

Our choices seal our fate






La muerte había dado un paseo por la Isla Ministerial esa noche. Se movía en silencio, recolectando cada una de las vidas que se habían perdido y esperaba ansiosa a que aquellos que se encontraban agonizando por sus heridas, dieran su último aliento. Pero la muerte siempre había sido paciente. Podía esperar un poco más…

Amber Pearson se encontraba en lo alto, sujetando las runas entre sus garras de halcón como método de fuga en caso de que sus compañeros necesitasen escapar. Fue testigo del caos y la derrota, de cómo el poder se les había escapado de las manos, del paisaje destructivo en el cual algunas estructuras se seguían derrumbando, cediendo ante las llamas. El cuadro de Jamie Niniadis que aún reposaba en la mansión presidencial, escondido en uno de los salones, cayó al suelo y se cubrió de fuego. Los juguetes de Mathilda Powell se derritieron, muchos de los diseños de su hermana se convirtieron en cenizas. Los libros del hogar de Nicholas Helmuth y Eloise Leblanc despertaron un fuerte aroma a papel quemado. El ventanal de la cocina de Rebecca Hasselbach estalló en mil pedazos.

Una arpía se elevaba en el aire, dejando atrás al cuerpo de la ministra de bienestar desangrándose en el suelo.

Amber supo que no tenía opción. Que pocos de sus amigos se encontraban de pie y que ninguno podía seguir peleando. Sobrevoló la isla, activando las runas en lo que iba desarmando el círculo de las playas a toda velocidad. En cuanto removió la última, cada uno de sus compañeros rebeldes desapareció de donde se encontraba, esfumándose en el aire.

El campo temporal se rompió. Algunas pocas luces volvieron a iluminarse, al menos las que aún podían cumplir su función. Los relojes volvieron a correr. Tras un rápido patronus que clamaba ayuda y que en esa oportunidad sí pudo salir, las apariciones comenzaron a tener lugar. Los ojos empezaron a ver el desastre, a comprender qué había ocurrido. Los heridos se extendían en todas direcciones, Eloise Leblanc se lucía en un charco de color carmesí. El cuerpo de Abbigail Road estaba tendido en los jardines de la mansión presidencial, con los ojos haciéndole frente al vacío.

La isla seguía en llamas.

Y allá muy lejos, en el distrito nueve, algunos ansiosos esperaban en la estación de trenes. Para ellos habían pasado solo unos momentos y aún así aguardaban con ansias para recibir a sus compañeros, esperando el recibir noticias, las que sean. Entonces aparecen.

Los cuerpos de los combatientes se aparecen en la estación, alejándose del caos que dejaron atrás. Algunos caen con peso al estar heridos, otros son transportados a medio camino de sus acciones y se mantienen en pie. Hay dos que caen con más fuerza: los cadáveres de Theodora Giacchino y Hero Niniadis llegan con ellos, decorando el suelo de la estación.

La muerte se quedó con sed.


Trama Global



Instrucciones
— El turno de cierre tendrá una duración de 48 horas para darles tiempo a interactuar, reaccionar y explayarse. En el mismo pueden participar no solo aquellos que estaban inscriptos, sino también aquellos personas que no fueron parte de la trama. Es decir, personajes rebeldes pueden estar esperando en la estación a sus compañeros tanto como aurores y sanadores pueden llegar a ayudar a la isla al recibir, por fin, el pedido de auxilio. Recuerden que al estar en un campo temporal, en el exterior no pasó nada de tiempo.

— Al finalizar la trama, todos los personajes serán recompensados con 300 galeones. Las alas de resurrección utilizadas serán removidas de sus inventarios al ser de uso único.


The Mighty Fall
The Mighty FallAmbientación

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Beverly S. Redford el Lun Oct 26, 2020 2:33 pm

Our choices seal our fate

Lo último que me dice Maeve no tiene mucho sentido, ¿cómo me voy a ir si me desmaya? Pero bueno, no lo piensa mucho y termino desmaya no se cuanto tiempo. Cuando logro despertarme y aun no ha regresado Arianne me preocupo y ya no puedo esperarla más, por lo que decido ir hacia donde la vi por última vez y espero no encontrarme con nadie peligroso. Por favor Morgana nadie peligroso.

Paso por al lado del cadáver que quedo de aquella rebelde que nos acompaño, tengo que aguantar la respiración mientras trato de no mirar tampoco, me deja un nudo en el estomago saber que interactué con ella y ahora esta muerta, pero no puedo distraerme o lamentar por alguien que ya puedo hacer nada, cuando podría estar ayudando a alguien que aun vive.

Por suerte las cenizas y humo aun no se han dispersado y trato de ser lo más sigilosa posible a medida que me acerco a las casas. Me sobresalto al escuchar un chillido horroroso y me quedo quieta un momento en cuanto noto una figura arrodillada y otra horizontal, estoy a sus espalda así que no puede verme, pero yo si puedo ver un reflejo dorado por la luz de la luna...No puede ser, no ella no debería estar entre las victimas, vi mal.

Doy otro vistazo alrededor y noto a Alice desangrándose en la calle, así que corro hacia ella y trato de contener la mayor cantidad de heridas que veo.

-Alice por favor despierta - le ruego - Nos tenemos que ir, necesito que camines porque no puedo cargarte - ¿Dónde estaban los demás? Qué alguien nos sacara de allí por favor.

Y como si mis ruegos fueran escuchados siento la sensación del viaje y sostengo a Alice más fuerte contra mí hasta que nos veo rodeadas por caras aliadas.

- ¡Necesita atención ahora! - grito.


Con Alice


Beverly S. Redford
Beverly S. RedfordFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Hans M. Powell el Lun Oct 26, 2020 2:48 pm

Our choices seal our fate
Entre la #Zona4  | Cierre

Permito que se marche, no vale la pena. Ni siquiera soy capaz de sacar los ojos del cuerpo de Meerah, no muy seguro de poder verla. Siento la visión empañada, mis dedos recorren sus facciones como si de esa manera pudiese confirmar que es ella. Solo levanto la cabeza cuando un chillido horrible me obliga a hacerlo, encogiéndome contra el cuerpo de mi hija en cuanto me percato de la criatura que vuela por encima de nosotros y se abalanza sobre… — ¡ELOISE! — recupero mi voz para dar una advertencia involuntaria, congelado en mi sitio sin ser capaz de hacer mucho más. Desde dónde estoy no puedo ver con claridad pero el sonido lo dice todo, siento que soy un completo inútil y que el mundo se detiene en lo que la arpía se aparta… y un nuevo cuerpo cae al suelo.

Tan rápido como ha comenzado, termina. La arpía no está. El pitido de mis orejas me aturde y me he quedado de piedra, notando como mi cuerpo entero tiembla sin poder hacer otra cosa que quedarme en mi lugar. Meerah sigue conmigo, la aprieto contra mi pecho y alejo la mirada violentamente de lo que queda de Eloise, con el conocimiento de que estoy empezando a sentir algo completamente nuevo: genuino miedo. No puedo irme, no puedo dejar a Meerah atrás. Apoyo la frente contra la suya, mantengo los ojos cerrados con fuerza. Los nuevos pasos se acercan a mí y, sin despegarme de mi hija, ladeo la cabeza para ver de quién se trata.

Claro que es él. Claro que mi padre viene a matarme.

Y se lo pienso permitir, eso quizá es lo peor. No voy a luchar con él. No voy a soltar a mi hija. No tiene sentido…

Pero se va, el golpe no llega y mis ojos se quedan mirando a la nada. Algo cambia, no distingo qué es hasta que veo la luz plateada en el cielo por un instante. Para cuando me doy cuenta, las voces empiezan a asomarse. Alguien me pregunta cómo estoy. Toman mis brazos y buscan quitármela de nuevo… — No — digo de manera tajante — Déjenme. No voy a soltarla — yo no necesito ayuda, estoy bien, no me han hecho nada que no pueda solucionar — ¡Es mi hija, no voy a dejarla!

Nunca tendría que haberlo hecho. La desgraciada tuvo el atrevimiento de dejarme primero.



Con Eloise, Arianne, Hermann, Meerah
Sin duelo


Hans M. Powell
Hans M. PowellMinistro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por James G. Byrne el Lun Oct 26, 2020 3:04 pm

Our choices seal our fate
Estación de Trenes | Cierre

Ni siquiera estoy viendo hacia dónde voy. La oscuridad no es de ayuda, creo oír chillidos a mis espaldas y no voy a detenerme a ver qué es lo que sucede. Es justo cuando estoy cruzando por el jardín trasero de lo que creo que es la mansión Leblanc que siento el tirón. El mundo se vuelve negro por un instante, justo antes de chocar con fuerza contra la pared de la estación de trenes del nueve. La luz es cálida a pesar de estar en medio de la noche. Hemos vuelto.

Mi choque me hace rebotar y me voy de culo al piso. Soy consciente del quejido de dolor que se me desprende, culpa de los cortes que me decoran el cuerpo y que me han transformado en un despojo humano de sangre, sudor y mugre. El suelo está frío, lo suficiente como para que me tienda en el mismo en lo que cierro los ojos. Cuento respiraciones, intento que mi corazón se calme, que las lágrimas se detengan incluso cuando se han vuelto silenciosas. Necesito parar, necesito que mi cerebro deje de funcionar, necesito…

Tengo miedo de abrir los ojos y aún así lo hago. Giro sobre mí mismo, encontrándome con un cuerpo a pocos metros que… es poco más que una persona. Parece una mujer, pero gran parte de su piel ha sido quemada y su mirada perdida me deja bien en claro que está muerta. ¿Theodora se llamaba? Eso no importa. Mi reacción inmediata es sobresaltarme, arrastrándome con los brazos hacia atrás como un cangrejo asustado hasta que mi espalda vuelve a dar contra la pared de la estación. Tiemblo como una hoja.

Es inevitable el chequear rápidamente el escenario y apenas puedo decir que mis compañeros son las personas que recuerdo, sanas y limpias. Hero está en una postura extraña, sus brazos se encuentran colocados de tal manera que parece que está durmiendo. Su pecho no se mueve. Mi cerebro empieza a procesarlo — No, no… — balbuceo, vuelvo a repetirlo, clavo los codos en mis rodillas y me sujeto la cabeza. Cierro los ojos. Meerah está muerta. Hero está muerta. Fallamos, perdimos, alguien más va a morir. Yo quizá, no estaría mal, todo me da vueltas — Es una pesadilla. Es una mala pesadilla...




Con nadie
Reacción a cuerpos de Theo & Hero.


James G. Byrne
James G. ByrneFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Geraldine H. Willems el Lun Oct 26, 2020 3:14 pm

Our choices seal our fate
Entre la Distrito 9 3/4  | Cierre

La ansiedad me esta comiendo así que como muchos otros voy a la estación a esperar. No se que fueron a hacer y una parte de mi no quiere saber por lo que no pregunte, pero no puede ser algo que deje a los del gobierno contentos y realmente espero que hayan tenido éxito y esto no traiga una retribución peor que los inferi, porque en mi opinión fueron los del gobierno. Vine al 9 porque quería vivir en paz pero al final me la pasaba con el corazón en la boca, estos corderitos iban a ser mi muerte.

Suspiré cuando empezaron a aparecer pero el alivio me duro poco porque parecía como si hubieran pasado por un matadero. Me adelanté a ayudar a quien más cerca tenía.

- Cale -
lo llame mientras ponía su cabeza en mis rodillas y le daba pequeñas palmaditas. Por suerte había llevado un paquete de primeros auxilios aunque definitivamente tendríamos que llevarlo al hospital, solo esperaba que no se desangrara en el camino, que ninguno lo hiciera.

Levante mi mirada para observar como se encontraban los demás y tuve que contener un grito llevando mis manos a mi cara. La mirada que tenía la joven Niniadis me recordaba a la de una muñeca que tuve de niña, pequeña, bonita y sin brillo...¿Quién había podido cometer tal horror?


Con Cale



Geraldine H. Willems
Geraldine H. WillemsRepudiados

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Magnar A. Aminoff el Lun Oct 26, 2020 3:18 pm

Our choices seal our fate
Cierrel | #Zona1

No tengo un especial interés por sus últimas palabras, solo puedo quedarme mirando por un instante el cuerpo que solía ser el de mi hermana. Se ve extrañamente tranquila y no estoy seguro de cómo se supone que deba sentirme al respecto. ¿Aburrido, quizá? No me malinterpreten, es ciertamente placentero el poder escupir ciertos aspectos en el rostro de una persona que puede ser un problema, pero aún así esperaba más… Quizá Hero Niniadis tenía más bolas que la mitad de las personas que conozco. Ya no importa, es un problema menos. Alguien a tachar en mi pequeña lista.

La voz de Romanov llega a mis espaldas con un anuncio que me hace chistarle — Momentito ahí — despego la mirada del cuerpo de mi hermana y voy hacia él. Los pasos son tranquilos, más mis ojos se muestran cautelosos y severos. Me detengo justo frente al muchacho, unos cuantos centímetros más bajo que yo. Sacudo algo de polvo de su hombro con delicadeza, tal y como si fuese un gesto casual de todos los días — Dime una cosa, Romanov. ¿Qué escuchaste con exactitud? — alzo una de mis cejas — Debo advertirte desde ahora que sé muy bien cuándo me están mintiendo…

Es una extraña vibración la que hace que me olvide del muchacho que tengo al lado y me giro con rapidez. Hero ha desaparecido, el aire se siente menos pesado y creo que una luz del sendero más cercano se ha encendido, aunque sea titilando — ¿A dónde fue? — es una pregunta repentina, se debate entre la sorpresa y la confusión. No puedo evitarlo, me giro hacia el otro lado en busca de cualquier señal de rebeldes y, sospecho, que se han retirado. Quizá es el cansancio, quizá las heridas o, tal vez, puede ser la gracia que me hace su ingenio. Sea como sea, se me escapa una risa seca.



Con Hero y Luka
-

Magnar A. Aminoff
Magnar A. AminoffPresidente

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Percy F. Donnadieu el Lun Oct 26, 2020 3:34 pm

Our choices seal our fate
Cierre | Jardín #Casa1

Cuando despierto, aún sangro pero no hay señales de Meerah Powell. Giro sobre mí mismo, no muy seguro de dónde se supone que me encuentro. El pegote de la sangre hace que mi flequillo se sienta como una capa extra de piel en mi frente, ni hablar del uniforme que se me ha pegado allí donde las heridas tuvieron lugar. Me arrastro con dificultad hasta encontrar un poste de luz de esos que se lucen en los caminos, me aferro del mismo y consigo ponerme de pie. Algo titila sobre mi cabeza, consigue que levante la mirada que acabo entornando en cuanto parece que vuelve la energía. ¿Eso significa que…?

Regreso sobre mis pasos, yendo cada vez más rápido hasta que reconozco el jardín del presidente y ahí, exactamente donde la dejé la última vez, se encuentra Raven. Corro hacia ella hasta dejarme caer a su lado, tomando así su cuerpo entre mis brazos para darle algunos golpes suaves en una de sus mejillas — Rae… — le llamo con suavidad hasta que, de alguna manera, consigo que abra los ojos. Le sonrío vagamente, obviamente presa de los nervios — Te sacaré de aquí, lo prometo.

No parece que tengamos que esperar demasiado. El ruido de apariciones entre el humo me dice que la caballería está llegando. Tarde.



Con Raven
-

Percy F. Donnadieu
Percy F. DonnadieuAuror

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Raven Y. Maksimov el Lun Oct 26, 2020 4:03 pm

Our choices seal our fate
Cierre | Jardín #Casa1

Es curioso pensar en que me duele todo, cuando la verdad es que no siento nada. Y no sé cuál me asusta más. Mis ojos empiezan a abrirse, formando una fina línea, al sentir el movimiento a mi alrededor. Me cuesta trabajo, pero logro abrir uno, con calma. Me quedo en la lela unos segundos antes de reconocer a la figura frente a mí. — Te ves horrible... — Murmuro. Tal vez yo esté peor. Entre la sangre que perdí y que aun corre por mi pierna y la que brota del golpe en mi cabeza, apenas puedo terminar de enfocar.

Perce... — Murmuro, bastante desubicada, hasta que la realidad me golpea. —  La niña Niniadis... Hero — Le digo presa del pánico. Tenía un solo trabajo y he fallado. — Logró pasarme, quería ir por su hermano. — No estoy segura de que se me entienda, es como si balbuceara palabras muy rápido. — ¿Qué es lo que ha pasado?



Con Percy


Raven Y. Maksimov
Raven Y. MaksimovAuror

Volver arriba Ir abajo

Trama Global: Our choices seal our fate II - Página 5 Empty Re: Trama Global: Our choices seal our fate II

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.