The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Jenna P. Helmuth el Dom Ago 16, 2020 4:07 am

Creo que me he mirado al espejo mucho más de lo normal y no puedo decir que sea una actitud que me enorgullezca en lo absoluto, pero es que no puedo evitar el no querer delatar de dónde vengo, cuando sé muy bien que mis ropas tienen una calidad mucho mejor a las que suelen verse dentro de este distrito. Acomodo la camisa de color pastel dentro de mis shorts, esos que no se ven de alta costura y acomodo el cabello, suelto para no verme como una estirada. No, no debería sobresalir de entre las personas… ¿Por qué tengo tanto miedo? Solo estoy yendo a la tienda, que me he decidido a sorprender a mi padre  con algo más que mi presencia ahora que tengo que lucirme como la hija de alguien más que Sigrid Helmuth. Ah, debe ser eso, la presión de impresionar a un hombre con quien aún no decido si me siento cómoda o no. Sin contar que es prácticamente ilegal que esté en este lugar, pero fuera de eso… Ustedes entienden.

Todo me excusa para ser una bola de nervios al caminar por las calles de un distrito que no solo se ve demasiado soleado, sino también que me parece abrumante. Me mantengo aferrada a mi bolsa de compras como si la vida se me fuera en ello, incluso me echo el cabello hacia delante para que me cubra la cara en un intento de que nadie pueda reconocer mis facciones, incluso cuando lo más seguro es que absolutamente ninguna persona en este lugar sepa quien diablos soy. ¿No se había mudado ese chico de segundo con su familia a este lugar? ¿Y si ponen algo en las redes sociales? ¡Soy la sobrina de un ministro y de un alcalde! ¡Esto sería mi ruina y la de toda mi familia!

Creo que jamás había hecho unas compras tan rápidas. Estoy segura de que la pobre mujer de la tienda no ha entendido ninguno de mis balbuceos en lo que me aseguro de comprar tan rápida como una flecha, segura de que no me he olvidado absolutamente nada pero actuando como si hubiese ido por un montón de drogas ilegales en lugar de los ingredientes para hacer un pastel de chocolate.  Aún estoy acomodando el paquete de huevos en lo alto de la bolsa cuando casi que salgo corriendo de la tienda, empujando la puerta con el costado de mi cuerpo en lo que el sol se apaga. Ah, no, no se apaga, solo se me cruza un tipo del tamaño de un armario y me lleva puesta como si fuera invisible y… — ¡Pero…! — no termino de quejarme, porque ya me estoy estampando los huevos contra el pecho y el sonido de las cáscaras se oye como un montón de vidrios. Me quedo estática, chorreando yema como una idiota en lo que busco al culpable, apenas y queriendo ver la cara de asombro y horror de la pobre encargada de la tienda — ¡Tú… quién seas! — mi dedo se agita en el aire de manera acusadora, porque para pasar vergüenza… Mejor me quedaba en casa.
Jenna P. Helmuth
Jenna P. Helmuth
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.