Invierno, 2471
Actualmente nos encontramos en INVIERNO, fechas comprendidas entre el 21 de Diciembre y el 20 de Marzo. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

skin diseñado por @madeinsevilla

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Jenna P. Helmuth el Sáb Ago 15, 2020 11:07 pm

Creo que me he mirado al espejo mucho más de lo normal y no puedo decir que sea una actitud que me enorgullezca en lo absoluto, pero es que no puedo evitar el no querer delatar de dónde vengo, cuando sé muy bien que mis ropas tienen una calidad mucho mejor a las que suelen verse dentro de este distrito. Acomodo la camisa de color pastel dentro de mis shorts, esos que no se ven de alta costura y acomodo el cabello, suelto para no verme como una estirada. No, no debería sobresalir de entre las personas… ¿Por qué tengo tanto miedo? Solo estoy yendo a la tienda, que me he decidido a sorprender a mi padre  con algo más que mi presencia ahora que tengo que lucirme como la hija de alguien más que Sigrid Helmuth. Ah, debe ser eso, la presión de impresionar a un hombre con quien aún no decido si me siento cómoda o no. Sin contar que es prácticamente ilegal que esté en este lugar, pero fuera de eso… Ustedes entienden.

Todo me excusa para ser una bola de nervios al caminar por las calles de un distrito que no solo se ve demasiado soleado, sino también que me parece abrumante. Me mantengo aferrada a mi bolsa de compras como si la vida se me fuera en ello, incluso me echo el cabello hacia delante para que me cubra la cara en un intento de que nadie pueda reconocer mis facciones, incluso cuando lo más seguro es que absolutamente ninguna persona en este lugar sepa quien diablos soy. ¿No se había mudado ese chico de segundo con su familia a este lugar? ¿Y si ponen algo en las redes sociales? ¡Soy la sobrina de un ministro y de un alcalde! ¡Esto sería mi ruina y la de toda mi familia!

Creo que jamás había hecho unas compras tan rápidas. Estoy segura de que la pobre mujer de la tienda no ha entendido ninguno de mis balbuceos en lo que me aseguro de comprar tan rápida como una flecha, segura de que no me he olvidado absolutamente nada pero actuando como si hubiese ido por un montón de drogas ilegales en lugar de los ingredientes para hacer un pastel de chocolate.  Aún estoy acomodando el paquete de huevos en lo alto de la bolsa cuando casi que salgo corriendo de la tienda, empujando la puerta con el costado de mi cuerpo en lo que el sol se apaga. Ah, no, no se apaga, solo se me cruza un tipo del tamaño de un armario y me lleva puesta como si fuera invisible y… — ¡Pero…! — no termino de quejarme, porque ya me estoy estampando los huevos contra el pecho y el sonido de las cáscaras se oye como un montón de vidrios. Me quedo estática, chorreando yema como una idiota en lo que busco al culpable, apenas y queriendo ver la cara de asombro y horror de la pobre encargada de la tienda — ¡Tú… quién seas! — mi dedo se agita en el aire de manera acusadora, porque para pasar vergüenza… Mejor me quedaba en casa.
Jenna P. Helmuth
Jenna P. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Nathan Livingstone el Lun Oct 26, 2020 7:42 pm

Me lo estoy tomando con calma. Tal vez con demasiada calma, pero todavía no juzgaremos. Cuando lleve semanas aquí y todavía no haya logrado comportarme como un adulto funcional, entonces sí que empezaremos a juzgar. Pero hoy me he puesto como objetivo empezar a conocer mejor el Distrito, así que me paso horas paseando por sus calles. Horas, literalmente. He salido de casa a las nueve de la mañana, he parado a comer algo con George en su bar y ahora sigo paseando. Cabe decir que este distrito es una locura, pero por lo menos no es tan deprimente como vivir en el norte. En el fondo me alegra mucho que me dieran permiso para salir y mudarme aquí una temporada.

Aunque también hay que decir que, llegado cierto punto, el bullicio se vuelve ensordecedor. Y más en la zona con más tiendas del Distrito, donde la gente se pasea arriba y abajo con carros y bolsas. Tanta actividad hace que este sitio parezca mucho más fructífero de lo que debe ser en realidad. Voy leyendo los carteles de las tiendas, tratando de recordar nombres de comercios que me puedan ayudar a identificar las calles. Y, mientras leo, carteles, levantando la cabeza, una puerta de una tienda se abre a la velocidad de la luz y alguien choca de pleno contra mí.

¡Cui-!— pero ya se ha chocado del todo. Trato de agarrarla, no tengo claro si a ella o a su bolsa. Lo que sé es que llevaba huevos, que terminan chocando contra su ropa y ensuciándola a ella, a su bolsa y a las mangas de mi sudadera, por mis gestos torpes a la hora de intentar que no se caiga al suelo. Porque chocarse contra alguien que te saca como treinta centímetros pues no tiene que ser agradable —Bueno. Ahí va la última sudadera limpia que me quedaba— es lo primero que se me ocurre decir. Me quedo mirando a la chica. Bajo la mirada a los huevos, rotos y destrozados. Luego me doy cuenta de que podría malinterpretarlo como que le estoy mirando los pechos, cosa que definitivamente no estoy haciendo, así que me remango la sudadera y la miro (a los ojos), con duda —Tendrías que mirar un poco más por dónde vas. ¿Estás bien?— le digo, alzando las cejas, con algo de condescendencia, sin mucha intención de forzar una amabilidad que no pretendo tener hacia una completa desconocida.
Nathan Livingstone
Nathan LivingstoneFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Jenna P. Helmuth el Mar Oct 27, 2020 6:05 pm

Nunca se me ha dado bien el ser una persona simpática y social, especialmente lo primero. Me he acostumbrado demasiado a mis horas de soledad como para saber qué decir en ciertas situaciones, en especial en aquellas que cuentan con un alto nivel de ansiedad por culpa de ser algo completamente inesperado. El estamparte contra un desconocido gigante en un distrito lleno de traidores a la patria es uno de esos momentos que parecen idóneos para tener un ataque de pánico. Sé que balbuceo algo que busca ser una explicación o una disculpa que acaba por no tomar forma, no muy segura de qué decirle a alguien que me está acusando de manchar su ropa. No puedo evitar mirar los rastro de comida sobre su ropa.

Vamos, Jen, es solo un tipo random. No tiene por qué saber quién eres. ¡Ni tus compañeros de colegio recuerdan tu nombre!

Sí, yo… No conozco las calles y tampoco quería llegar tarde… — ¿A dónde? Solo estaba volviendo a casa de mi padre, el cual está ocupado por cierto y ni se debe haber dado cuenta de que no estoy ahí. Con tal de hacer algo, sacudo las yemas que tengo sobre la ropa en un intento de hacerlas caer al piso; al fin y al cabo no es como que voy a consumirlas — Lo lamento mucho, de verdad… ¿Acaso no viste la puerta que se estaba abriendo? — no tengo idea de si lo estoy acusando por distraído o si en verdad estoy queriendo saber si no me vio. Ya, tengo que dejar de ser tan violenta o va a estamparme lo poco que me queda en la bolsa en la cara.

Aún con gestos nerviosos, rebusco con mi mano libre en el bolsillo hasta sacar mi varita del lado trasero de mis shorts — ¿Me permites? — pregunto — No es como que vaya a sacar las manchas pero al menos puedo eliminar el pegote — no soy una experta en los hechizos de limpieza, jamás los he mirado más de una vez. Aún así, la sacudida me permite quitar los rastros de los huevos de mi ropa, dejando los manchones como evidencia. Resoplo con pesadez — No puedo creer que ahí se va mi pastel de chocolate — que lamento tan patético.
Jenna P. Helmuth
Jenna P. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Nathan Livingstone el Miér Oct 28, 2020 1:57 pm

Me permito observarla durante unos cortos segundos. Como si eso fuera a permitir que la reconociera. No, claramente no. Ni puta idea de quién es. No conozco a mucha gente aquí, y a la que conozco tengo que fingir que tampoco les conozco tanto. La chica me empieza a contar no sé qué de llegar tarde a algún sitio y yo la observo, en silencio, dejándola hablar, hasta que me pregunta directamente, como cuestionando la propia pregunta que me ha dirigido —Bueno, está claro que no la he visto, ¿no?— le digo, alzando ambas cejas. Tal vez era una pregunta retórica, no lo sé. En el fondo me da igual.

Lo que no me da igual es que saque su varita. La observo, con cierta reticencia, pero me obligo a recordarme a mí mismo que aquí la gente suele pensar de otra forma. Así que me quito la sudadera, quedando en manga corta (que por la época que es, ya es lo que tocaría), y se la ofrezco para que haga sus trucos y me quite el manchurrón de huevo que ha quedado en mi ropa —Vaya, gracias— le digo, con una sonrisa cordial. No me gusta la magia, pero siempre logra dejarme un poco perplejo. Como cuando le haces un truco de cartas a un niño pequeño, y se lo repites, y se sorprende cada vez que aciertas su carta. Pero con magia de verdad y siendo yo casi un adulto, claro.

Su comentario apenado me saca de mis pensamientos y no puedo evitar reír levemente —¿Tu qué?— miro a mi alrededor y luego hacia la tienda —¿Ibas a cocinar? ¿Quieres que te compre más huevos por las molestias de que te hayas chocado conmigo?— aunque es un ofrecimiento sincero, tal vez suena un poco borde. Pero bueno, modular mi tono de voz no es (tampoco) una de mis especialidades, así que tendrá que conformarse —Tú no vives aquí, ¿verdad?— añado, rebuscando en los bolsillos de mis tejanos en busca de unas monedas para ayudarla con los huevos. Como si yo llevara mucho tiempo instalado aquí.
Nathan Livingstone
Nathan LivingstoneFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Jenna P. Helmuth el Jue Oct 29, 2020 12:39 am

Tengo que hacer un enorme esfuerzo para no rodear los ojos hasta la nuca en base a esa respuesta, que viene a ser la clase de comentarios que suelo evitar en las personas para no terminar creyendo que son demasiado petulantes. En su lugar me centro en cómo se quita la sudadera sin siquiera chistar y mi primera reacción, por infantil que suene, es echar un vistazo alrededor con el extraño pánico de que mi padre pase justo por aquí. No es como que quiera darle la imagen errónea de que soy una adolescente descontrolada que le anda pidiendo a los hombres desconocidos que se vayan quitando la ropa por ahí, para nada. En lo que a mí respecta, tengo una reputación que mantener.

Lo mejor en estos casos es pretender que estas acostumbrada a manejar este tipo de situaciones así que, con toda la altura que poseo (que quizá no es tanta pero vaya) me aclaro la garganta, estiro el cuello y pellizco su sudadera entre mi pulgar y mi índice para levantarla un poco — Hasta creo que te estoy haciendo un favor y todo — intento bromear como si en verdad su prenda estuviese sucia desde antes cuando, por un instante, sospecho que eso puede sonar muy mal. Para no darle más vueltas, le doy los toques necesarios con la varita y, tal y como sospechaba, el líquido es succionado hasta desaparecer. No puedo hacer nada por los manchones pero eso es otra cosa.

¿Pero qué…? — no sé qué es lo que me descoloca más: si su ofrecimiento o el que se haya dado cuenta tan pronto sobre el pequeño detalle que me transforma en forastera — ¡Claro que sí! — mentira, se va a dar cuenta porque estoy gritando más de la cuenta. Mis ojos bajan al modo que tiene de contar sus monedas y le doy un golpecito suave con la varita en los dedos para que las deje — No… No es molestia, de verdad, yo puedo comprar mis propios huevos — estoy segura de que mi billetera se encuentra un poco más pesada que la de alguien del nueve, no es secreto que en el Capitolio manejamos otro poder adquisitivo — Y yo… Bueno, mi padre vive aquí así que eso hace que viva aquí, pero puede que no venga muy seguido — mentiras a medias. Sin más, le tiendo la sudadera de un modo algo atropellado para que la tome — Eres un muggle… ¿No es así? — no es secreto que se mueven por todo el distrito sin magos, mi tono no es aprensivo pero mis ojos se encargan de analizarlo mejor. Si tiene la marca de esclavo grabada en la piel, no la encuentro — Cualquier mago medianamente adulto sabría al menos un hechizo de limpieza —  explico mi lógica con un movimiento de la cabeza, de esos que se utilizan cuando quieres señalar algo medianamente obvio — Lo lamento, es que no suelo… Ya sabes… Hablar con mugglesay, Jenna, tienes las aptitudes sociales de una mosca.
Jenna P. Helmuth
Jenna P. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Nathan Livingstone el Jue Oct 29, 2020 6:05 am

Dejo que tome mi sudadera y observo, tratando de mantener una expresión neutra, cómo hace que lo líquido desaparezca. Sigue estando claramente sucia, pero supongo que algo es algo —Eh... Gracias, supongo— digo, riendo un poco y recuperando mi sudadera. Me la echo encima del hombro, sin ponérmela. No pasa nada, hacía calor igualmente. Además, si me ven hablando como si nada por la calle, dudo que mucha gente se fije en mí. De hecho, creo que puedo pasar desapercibido. Si no fuera porque le saco dos cabezas al habitante medio del distrito nueve, pero eso es un tema aparte del que no hablaremos ahora.

Levanto las manos cuando reacciona así a mi pregunta y la miro, extrañado —Vale, vale, perdona— me río —Es que parecías solamente un poquito menos perdida que yo, pero eso he pensado que tal vez no vivías aquí. O eras nueva. Yo me mudé hace muy poco, voy más perdido que un pulpo en un garaje— digo, sin más, encogiéndome de hombros. Ha mencionado que su padre vive aquí, así que la miro con cierta curiosidad —¿Puedo preguntar quién es tu padre?— digo, por puro cotilleo, porque realmente aunque me diga un nombre no voy a tener ni la más remota idea de quién es —¿Y te has mudado con él, o vienes de vez en cuando?— inquiero. Ni siquiera sé por qué le estoy sacando tema de conversación a una desconocida por la calle, pero bueno. La he dejado sin pastel de chocolate. Es lo mínimo que podría hacer... ¿Verdad?

La miro, alzando ambas cejas cuando dice que no suele hablar con muggles. Como si fuéramos animales de zoo a los que solamente ve de vez en cuando y que no se le dan bien porque no sabe cómo tratarles. Eso claramente delata que está tan o más perdida que yo en este distrito. Yo, por lo menos, estoy más que acostumbrado a lidiar con magos. He tenido que hacerlo durante demasiados años. Aun así la miro, con diversión —Podría ser un mago muy inútil incapaz de hacer un hechizo simple de limpieza y estarías hiriendo mis sentimientos— digo, encogiéndome de hombros. Luego meneo la cabeza y le dedico una pequeña sonrisa. Es parte del trato de estar aquí, tengo que llevarme bien tanto con los míos como con los magos —Es broma. Soy muggle, sí— es que dicen estas cosas como si todos los muggles fueran iguales. Como si hablar con un muggle te convalidara saber hablar con todos. Como si cada uno no fuera un individuo único con el que hay que aprender a hablar. No, somos un colectivo que funcionamos todos igual, claro —Y que no estés acostumbrada a hablar con muggles refuerza mi teoría de que no has pasado demasiado tiempo aquí, ¿no crees?— digo, algo burlón. Porque vamos, somos unos cuantos, en el nueve.
Nathan Livingstone
Nathan LivingstoneFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Jenna P. Helmuth el Jue Oct 29, 2020 5:36 pm

No es secreto que cientos de personas se han movilizado en el último tiempo en dirección al distrito nueve, lo cual ha llenado de polémica al país y he escuchado que todos los días llegan casos de problemas de propiedades perdidas al Ministerio de Magia. Parece que algunos magos han alcanzado a vender sus terrenos y otros simplemente los han cedido, pero las quejas jamás faltan cuando un ciudadano promedio es obligado a dejar su hogar y no, no es como que todos lo hagan por convicción política, sino por miedo. Estar en el nueve ahora es encontrarte en el foco de la tormenta, con el conocimiento de que el gobierno no te verá con buenos ojos. Los míos, ahora mismo, son cautelosos: si alguien admite haber llegado hace poco a este lugar quizá no sea un problema, pero deja bien en claro su postura.

Muevo mis hombros con algo de incomodidad, torciendo mi boca en un mohín que trata de ponerle un aire casual a la conversación — Oh, nadie. Es solo un squib que se ha mudado recientemente a la zona — no voy a mencionar que se encuentra dentro del consejo porque ya sería un poco suicida de mi parte; quizá él no diga nada, pero nunca sabes quién puede estar escuchando y no quiero mi cara ligada a un nombre. ¿Dressler se ofendería si pudiese escuchar mis pensamientos ahora mismo? Espero que no, que nada va con mala intención — Vine de visita. Tú sabes… Padres divorciados — revoleo los ojos como quien no quiere la cosa. Técnicamente, no estoy mintiendo… y menos mal, porque soy pésima en ello.

¿Estoy hiriendo tus sentimientos? — le devuelvo su lógica con una pregunta que se tiñe de inocente a pesar de que me atrevo a sonreír vagamente. Lo bueno es que la broma se queda en broma, que me afirme que es un muggle hace que termine mi disimulada inspección visual y tengo que desviar la mirada, presa de una ligera vergüenza. No debe ser bonito que te analicen como un animal de circo, más es imposible para mí el no hacerlo. Los muggles con los cuales interactúo siempre se encuentran a las órdenes de los magos, con la cabeza gacha y un porte bastante diferente al muchacho que tengo delante. Acabo rascando mi nuca antes de colocar un mechón detrás de mi oreja, removiéndome incómoda en lo que trato de acomodar la bolsa que tengo en la mano y que aún luce parte del enchastre — Soy del Capitolio… — es un murmullo que intenta funcionar como mi defensa pero, al mismo tiempo, lo digo tan bajo que no estoy segura de que me haya podido escuchar. Una excusa penosa, lo sé, pero es la mejor que tengo. Guardo la varita y extiendo la mano para que la estreche. Un contacto completamente ilegal de donde vengo — Soy Jenna — aclaro. Sin apellidos — Y lamento mucho los inconvenientes o mis palabras. Como tú dijiste, estoy bastante perdida dentro de toda esta locura como para saber cómo tratarla. Si quieres… — mis ojos bajan hasta mi bolsa, ya sin huevos, haciendo que suspire con fuerza — Puedo invitarte algo para beber por las molestias y luego iré por más huevos. O puedes ignorarme, como tú quieras. Solo… No le digas a nadie que me viste por aquí, eso sería raro — y problemático, pero eso es otro tema.
Jenna P. Helmuth
Jenna P. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Nathan Livingstone el Sáb Oct 31, 2020 8:40 am

La forma en la que habla, en la que se remueve constantemente, su manera de mirar a todos lados cada vez que habla... Todo me lleva a pensar que su padre podría ser más que un "simple squib" que se ha mudado hace poco. Pero me limito a asentir con la cabeza cuando habla de que tiene padres divorciados y que está visitando a su padre ahora. No la conozco, me importa bien poco quién pueda ser y si esa es la información que me quiere dar no voy a ser yo el que insista para que me diga más. Yo tampoco voy cantando a los cuatro vientos mi situación de vida, en este distrito la gente es muy celosa con sus secretos, y yo no voy a ser menos. Y la chica, por supuesto, tampoco.

Le dedico una sonrisa ladina cuando devuelve mi pregunta, divertido ante la reacción, pero la sonrisa se apaga levemente cuando dice que es del Capitolio. Y lo dice en un murmullo, como si le diera miedo desvelar tal verdad delante de un muggle. O en un distrito como este. Por unos segundos estoy tentado de largarme y decirle que se vaya a por sus huevos, que yo me iré a casa, pero tampoco soy de esas personas que declinan una oferta de bebida gratis, así que me rasco la nuca con indecisión pero termino asintiendo con la cabeza —No diré que no a una cerveza. ¿Conoces algún lugar, o quieres que guíe yo?— le pregunto, arqueando levemente las cejas.

Sea como sea, no vamos a quedarnos aquí parados más rato, así que le hago un gesto de cabeza para que empecemos a andar en dirección a la zona en la que hay más posibilidades de encontrar una mesa vacía —Yo soy Nate— aprovecho para decirle —Y he vivido bastante tiempo en el Capitolio, así que algo en común tenemos— le digo, en un intento de hacer que su nerviosismo se reduzca. ¿Desde cuando tengo ganas de hacer que un mago se ponga menos nervioso por algo? Si es su privilegio lo que les causa los nervios, que se lo revisen y se analicen, no es culpa mía. Pero bueno, supongo que el que esta chica se vea todavía más perdida que yo hace que mi parte más radical en cuando al trato con magos se relaje. Además, estoy en el nueve. Tampoco puedo escupirle y quedar como si nada, o algo así —Claro que yo viví allí después de que me compraran en el mercado, así que supongo que nuestras experiencias de vida serán bastante distintas— añado, con tono ligero, como si toda la situación de mierda que tuve que vivir no me enfadara lo más mínimo y la hubiera superado en pos de un futuro mejor.
Nathan Livingstone
Nathan LivingstoneFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Jenna P. Helmuth el Sáb Oct 31, 2020 10:55 pm

Una cerveza, genial, yo estaba pensando en soda. ¡Una jodida soda! Desconfío en cómo pueda terminar esto, empezando porque ya he demostrado que no soy una buena bebedora y ahora no he tenido la mejor idea que hacer las paces con un desconocido muggle… ¡Con cerveza! Claro que eso no lo voy a admitir, aparto el cabello de mi rostro con toda dignidad y le cedo el paso con una mano — Vas a tener que enseñarme dónde, así que te cedo el timón — habrá que verme nomás. De mi vida aburrida y rutinaria, a hackear chips del gobierno a favor de los rebeldes y yendo a beber una copa con un muggle del nueve. Uno que, para colmo, empiezo a seguir sin siquiera molestarme en mirar hacia atrás una vez más. Si lo hago, temo volver a ser la de todos los días y mi recorrido personal improvisado se habrá ido al tacho.

Nate — repito con un asentimiento. Sencillo, corto, estoy segura de que no voy a olvidarlo con facilidad. Apenas y dejo salir una sonrisa que pretende funcionar como un agradecimiento a sus palabras — Ajam. Estoy segura de que el Capitolio que yo conozco no tiene mucho que ver con el tuyo — es un comentario que intenta ser una broma y, de todos modos, acaba por sonar amargo. Nunca me ha gustado la idea de la esclavitud y el comprobar mi historia familiar, no puedo hacer otra cosa que rechazarlo. Obvio que de puertas para adentro, no me parece una buena idea abrir la boca en una familia conservadora como la mía, en la cual no puedo comprender cómo es que mi madre tuvo dos hijos con un squib . Bueno, sé que mamá no es como mi tía Ingrid, pero creo que se entiende mi punto.

Relajo mi postura, permito que mi brazo quede flojo para sostener mi bolsa en lo que utilizo la mano opuesta para apartarme un mechón del rostro, colocándolo detrás de mi oreja — Entonces… ¿Hace mucho tiempo que vives en el nueve? — es curiosidad honesta. Si estoy tratando de comprender cómo funcionan las cosas, tengo una buena fuente de información justo a mi lado que no tendrá miedo de llenarme la cabeza. Sé que Dressler no me lo cuenta todo, los padres jamás lo hacen — No puedo imaginarme siquiera el cambio que debe ser para los que vienen aquí, no solo para los muggles. Es un ambiente completamente diferente, ya sabes… Es extraño ver cómo todos se miran a los ojos — cosa que parece estar prohibida en un sitio como el Capitolio. Por ejemplo, sé que es un atrevimiento de mi parte el levantar la mirada en su dirección, buscando la ajena — ¿Falta mucho para llegar? — porque no creo ser capaz de mantener una conversación tan superficial por un camino mucho más largo.
Jenna P. Helmuth
Jenna P. HelmuthEstudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Nathan Livingstone el Vie Dic 11, 2020 6:45 pm

A la forma en la que responde a mi afirmación sobre las diferencias entre nuestras experiencias respectivas en el Capitolio solamente puedo responder con una sonrisa algo amarga. De circunstancias. ¿Qué va a decir? Está claro que no tenemos nada que ver, y todo lo que podamos decir se va a quedar en intentos insulsos de bromas que no llevan a ninguna parte: ella vive bien, a mí me puteó cada segundo de mi existencia pisando ese lugar de mierda. Así que opto por centrarme en su segunda pregunta, esa sí la puedo responder sin cabrearme en exceso.

Llegué hará cosa de... Poco. Semanas. Me estoy instalando y acostumbrando a todo, todavía— explico, mirando a mi alrededor mientras andamos en dirección al local que tengo en mente, ya que me ha dado vía libre para elegir nuestro destino —. Ahora estoy tratando de encontrar un trabajo que me pueda servir para poder mantenerme aquí, tal vez alquilar una habitación o un apartamento... Bueno, sobrevivir. Ya sabes— o no, no sabe, porque a la gente del Capitolio no le hace falta sobrevivir, simplemente existen y tienen todos los privilegios del mundo que les permiten avanzar, hacerse mayores, trabajar en lo que quieren y morir entre riquezas, manjares, hogares hermosos y pocas preocupaciones.

Cuando me pregunta si falta mucho para llegar le respondo con un gesto de mano. Señalo la puerta del local al que suelo venir cuando el de George está demasiado lleno o demasiado vacío, y abro la puerta para permitirle que pase antes que yo —Ya hemos llegado. Adelante— le digo, divertido —. Estoy seguro de que estos locales tampoco tienen nada que ver con los que debes frecuentar en el Capitolio, ¿verdad?— le comento, con una sonrisa burlona, mientras cierro la puerta detrás de nosotros y le señalo una mesa vacía con un gesto de mano. Sin duda, ir a tomar algo con una niña rica del Capitolio no era lo que esperaba para mi día de hoy. Pero, sinceramente... No tengo planes mejores. Así va mi vida ahora.
Nathan Livingstone
Nathan LivingstoneFugitivo

Volver arriba Ir abajo

Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan Empty Re: Heedless of the gift it is to be them ✘ Nathan

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.