The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas

Someone to face the day with » Syv

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Mimi J. Johnson el Jue Jul 16, 2020 4:03 am

Creo que no he soltado la mano de Albi desde que nos aparecemos delante de una casa que no he pisado en, literalmente, años. Creo que lo que más me molesta es ni siquiera parecerme a la persona que dejó este lugar hace tanto tiempo, con la cara maquillada y la corta peluca rubia que ayuda a diferenciarme de la persona que aparece en los carteles de búsqueda. También tenemos identificaciones falsas por si acaso, pero como siga tanto tiempo delante de la puerta empezaremos a llamar la atención sin importar cuántas cosas hayamos hecho para evitarlo. Debo respirar hondo por lo que se siente como la décima vez de la tarde pero de algún lado saco el impulso y avanzo hasta la puerta.

No necesito una llave, para ingresar todavía funciona el panel del costado, ese al que le cambio la combinación a la distancia y que parece nuevo por el poco uso que tiene. Y digo poco, porque incluso aunque no viva aquí hace años, al menos una vez por mes siempre viene alguien a limpiar, aunque sea de manera superficial, los cuartos y la fachada. Nunca había estado en mis intenciones el que la casa se cayera a pedazos, así que, por mucho que dolía el ver que nada había cambiado, es una mejor escena que el entrar a un lugar viejo, lleno de polvo y con olor a humedad.

- Hogar dulce hogar. ¿Recuerdas haber venido? - Porque nunca había sido de las que invitaba amigas todo el tiempo, pero Syv sí había terminado en casa alguna que otra vez. Mamá incluso la adoraba. - Diablos que parece más grande de lo que recuerdo. Al menos los de limpieza hacen un buen trabajo. - No tenía el aroma que solía inundar las habitaciones. Generalmente una mezcla de químicos, flores, y los dejos de alguna comida que siempre se sentía en el aire; pero era mi casa. No puedo con mi genio y, cuando me aseguro que la puerta se cierra detrás de nosotras, me quito la peluca junto con la redecilla que sostiene mi pelo, lacio de nuevo, y sacudo mi cabeza hasta sentir que puedo ser un poquito más yo. - Gracias por venir, de verdad. No habría tenido las fuerzas para hacerlo sin tí. ¿Por dónde crees que deberíamos empezar? - Porque básicamente estaba saltando sobre mis pies, y no tenía la más pálida idea de a dónde ir primero.
Mimi J. Johnson
Mimi J. Johnson
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Re: Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Jue Jul 16, 2020 6:20 am

Si yo estoy temblando de pies a cabeza, hasta el último de mis mechones rubios, me imagino que para Mimi volver a la que fue su casa de la infancia también debe ser una experiencia que no se puede poner en palabras. Me quedo sin aire cuando nos encontramos frente a una fachada que logra hacerse espacio entre mis recuerdos, hubo días en los que seguía a Mimi hasta aquí, como las primeras y únicas salidas que tendría para ir a ver a una amiga y por eso, el escalofrío que me recorre también va acompañado de una sensación cálida y llena de añoranza por las niñas que fuimos alguna vez. Sostengo su mano y le doy un apretón de aliento para que demos los pasos que faltan.

Me reacomodo las largas ondulaciones oscuras que caen por mis hombros mientras Mimi manipula el tablero con el código de acceso, este tono de cabello me hace ver aún más pálida, soy un fantasma con peluca acompañándola y creo que quien me detenga se morirá del susto antes de atinar a pedirme una identificación por estar allanando supuesta propiedad privada. Privada, pero sigue siendo de mi mejor amiga. Así que cruzo la puerta y entro con la misma confianza que hace unos años, porque es Mimi quien me permite entrar. —¡Claro que lo recuerdo! No era la niña más popular en ese entonces— ni nunca lo fui, —esta fue la primera «otra casa» para comparar con la mía— y todo me maravilla, todo, cada habitación, su madre, la relación que tenían. La primera cosa que noto es que esta casa parece grande, sí, pero porque también falta la madre de Mimi llegando y buscándonos para saludarnos.

La miro deshacerse de su peluca y levanto con mis dedos las puntas las ondas de la mía. —Yo seré morena un rato más— decido, estoy encontrando el lado divertido a esto de llevar disfraces y arriesgarnos a distritos donde puede que nuestros nombres sean tabú, espero que no porque la he llamado “Mimi” un par de veces, y también prefiero lidiar con un pelotón de aurores, a tener a mi amiga molesta porque le diga “Amelia”. —¡Hey! ¿Cómo no podría haber venido? Jamás te dejaría hacer sola algo como esto— expreso con rotundidad al acercarme a ella, y sea o no, el momento o el lugar, la envuelvo para un abrazo rápido y necesario. —Si quisieras robar un banco, también te acompañaría. Pero dejemos eso para otro día…— susurro contra su oreja y me aparto devolviéndole su espacio personal. —¿Tu… dormitorio?— sugiero, me parece el primer lugar obvio, pero también… —O el de tu madre…— susurro, así en vez de rebuscar en lo que pudo haber dejado ella, revisamos entre lo que perteneció a Roxanne y pueda darle algo a Mimi que llevarse al distrito nueve.
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Re: Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Mimi J. Johnson el Jue Jul 23, 2020 2:18 am

Me da gracia que después de todo este tiempo Syv use la palabra “popular”, pero tiene razón y en aquella época definitivamente no entrábamos en ese grupo. Siempre fuimos los bichos raros, yo más que ella, y si bien todavía no terminaba de entender cómo nos habíamos hecho amigas, jamás me arrepentiría de eso. - Creo que nunca se trató de comparaciones, pero vaya que eran otras épocas. ¿Sabes que es lo que más extraño? - Miro de soslayo a la cocina y acabo señalando en esa dirección. - Las meriendas que armabamos allí. Incluso aunque solo fueran tostadas con jugo. - Claro que no habían faltado los intentos de cocinar algo, pero la opción más segura siempre había sido el ir a lo seguro.

Syv con el cabello castaño se asemeja bastante a lo que en mi mente siempre creí que sería una banshee: pálida, cabello largo, piel pálida y pómulos marcados; pero si ella quería seguir usándola, allá ella. Yo elegía tratar de no parecerme a un pixie gigante si podía evitarlo. - Tú y yo sabemos que si quisiera robar un banco, nunca sería apersonándome en la escena. Sí te dejo traerme papas y refrescos para alentarme cuando decida intentarlo. - Porque la seguridad de un banco era algo que todavía no me había atrevido a traspasar, y estaba segura que eso llevaría al menos un par de horas.

Vuelvo a la realidad cuando Albi pone en palabras las opciones que son más obvias y la emoción que cargaba encima disminuye un poco al pensar que realmente estoy aquí, y que vengo a desenterrar mi pasado solo para darle una sepultura más digna. O algo así… - Supongo que el cuarto de Roxanne es la mejor opción. No he entrado desde ese día. ¿Crees que debería donar su ropa? O tal vez sea mejor llevarla también… Uff. - Es mucho para pensar, pero todavía no termino de entender si siento emoción, o simplemente me siento tan abrumada que prefiero bloquear las cosas que podrían incomodarme.

Avanzo por el pasillo y subo las escaleras asegurándome que la rubia, o bueno, la castaña, me siga. Nada cambio, pero eso no evita que me quede unos segundos frente a la puerta cerrada. - ¿Puedes abrirla tú? - Si la abría yo, tenía el temor de encontrarme con Roxanne sentada en la cama, rodeada de papeles y con su computadora encima de su regazo, invitándome a pasar pese a estar cargada de trabajo.
Mimi J. Johnson
Mimi J. Johnson
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Re: Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Sáb Jul 25, 2020 3:42 am

No había comparaciones— esto hay que decirlo, —tu casa era de lejos la mejor—. Basta con rememorar esas meriendas sobre la mesada de su cocina, en la que una tostada sabía diferente las comidas solitarias que solía tener en casa, sabía mucho mejor, la plática era con alguien de verdad y de mi edad, no con amigos que me inventa para charlar como mis padres cuentan que hacía cuando tenía siete u ocho años, una edad avanzada para que una niña jugara así con su imaginación. Y luego llegó Zack, seguía sin ser lo mismo, me escuchaba porque debía hacerlo y abusaba de ello para que escuche todas las ideas que se me ocurrían antes de terminar el desayuno, al menos cinco disparates. Pero no era como Mimi, que siempre me mira a los ojos cuando le hablo y me hace sentir que lo descabellado que pueda salir de mi cabeza, también es importante. —Si terminamos pronto, podemos hacer una merienda de despedida— sugiero.

Nuestra prioridad por el momento es ir hacia donde Mimi pueda encontrar lo que le permita recuperar o quedarse con algo de sus padres, lo que le da sentido a toda esta casa. —Hecho— contesto a medio reír, —me encargaré de alimentarte y de armarme unas porras para echarte aliento— aseguro. Esto es lo que trae vivir por nuestra cuenta y tener que pagar los servicios, nunca queda del todo descartado robar a los ricos, para nosotras las pobres. Es chiste. Mimi necesitó hacerlo en su momento, es comprensible, pero en el distrito nueve las cosas van un poco mejor, sobrevivir ha dejado de ser lo único de lo que ocuparse y supongo que eso también le ha dado a mi mejor amiga un poco de tiempo para pensar en otras cosas que fue dejando atrás.

Las puertas en el ministerio solo terminaron por –tal como se espera de un par de puertas- abrirnos a lugares que llevábamos tiempo sin visitar. —Como tu prefieras— le digo luego de asentir para encaminarnos a la habitación de Roxanne. —Si quieres conservarla, podemos rediseñar sobre esas prendas, pero si crees que no te hará bien, también podemos dársela a alguien más— opino. Yo misma necesito de una larga y profunda respiración para colocar mi mano sobre el picaporte, hacer presión suavemente y empujar la puerta. Me giro para, con la misma mano, tomar la de Mimi y sujetarla fuerte. —Un paso a la vez, yo caminaré a tu lado.
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Re: Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Mimi J. Johnson el Lun Jul 27, 2020 4:49 am

Espero que en verdad no caiga luego con snacks y porras para que robe un banco, porque la idea se hacía más que tentadora. Creo que la única razón por la cuál no lo había hecho hasta ahora, era porque incluso sin ser los culpables (que lo seríamos) nos señalarían como si lo fuéramos y eso haría trizas la reputación que estábamos tratando de conseguir. Una pena la verdad, el poder pagar con galeones en forma digital había sido uno de los mejores implementos tecnológicos desde que tenía memoria. Que siendo completamente sincera, creo que había ido de la mano con el surgimiento de mi memoria, que habían pasado eones desde que el dinero muggle había tenido importancia. - No hay que olvidarse de las identidades falsas. Tienes mucha más imaginación que yo al momento de tener que crear una entidad ficticia capaz de recibir las transferencias bancarias y esas cosas. - Claro que también podía tener ideas muy locas, pero las mías serían tan planas que seguro no las creía nadie. - Claro que siempre podemos robar de manera legal. Ya sabes, pidiendo donaciones como una ONG. ¿Crees que nos creerán si decimos que estamos recaudando fondos para desalentar la propaganda rebelde? Sería mucho más divertido el ver como los demás nos financian directamente en lugar de tener que robarles. - ¡Seguro que hasta funcionaba y todo! ¿Sería muy difícil arrancar incluso haciendo lo que se suponen que financiaban, hasta lograr convertir sutilmente a las masas con mensajes subliminales?... No sería un mal experimento si lo pensaba.

- No creo que me haga mal. Solo que dudo que me entre. Incluso cuando estaba viva era más alta y flaca que ella. ¿Tal vez Meerah quiera rediseñarlas? Algo vintage… - No sé que tan vintage podía ser cuando solo habían pasado cinco años de la mayoría, pero la moda no era lo mío. Sorprendentemente, no necesito su ayuda para adentrarme, era solo el miedo de abrir la puerta y encontrar más de lo que hubiera querido del otro lado. No hay nada que no haya imaginado antes. Las sábanas limpias, el sol entrando por la ventana, e incluso los perfumes se encuentran sobre el tocador. Casi vacíos, supongo que por haberse evaporado, pero fuera de eso… - Todo está igual. - Es el impulso mismo lo que me lleva a dar un par de pasos tentativos que acaban por convertirse en una corrida hacia la cama. No suelto a Syv, así que cuando salto sobre ella, acabo por arrastrar a la rubia conmigo. - Extrañaba hacer eso. ¿Es normal no sentirme tan nostálgica? Porque me siento ansiosa, incluso temerosa, pero al final… es todo lo mismo. - Extrañaba a Roxanne con toda el alma, pero incluso aquí dentro de la habitación no me sentía especialmente acongojada. - Casi que me siento mal por estar entusiasmada de revisar sus cajones. ¿Qué dices? atacamos ambas el placard, o quieres ir por la cómoda? - Porque necesitaba mantenerme activa, como si tuviera energía acumulada que debía gastar.
Mimi J. Johnson
Mimi J. Johnson
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Re: Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Lun Jul 27, 2020 7:31 pm

No hace falta que me lo diga dos veces, tengo a mi alter ego Lucy Woodwiss para ser usada cuando se necesite, además de ese puedo inventar muchos más. Tanta práctica en la infancia con amigos imaginarios ha servido para algo, ¡los trasfondos que le puedo inventar para cada uno! —Tú dime de qué color lo quieres, yo lo creo— digo con un guiño, si esto de robar un banco va en serio, no digo en el presente, quizás en el futuro. Por el momento no necesitamos de riquezas personales, pero conseguir un patrocinio para el movimiento rebelde no es algo que se pueda rechazar de pleno. —Por esas ideas es que te queremos, ¿cómo no se nos ocurrió?— me río, ¿quién necesita las exportaciones si podemos conseguir que la misma gente del Capitolio nos financie? Sí, sí, robar bancos, fundar ONGs, crear identidades imaginarias, se parece mucho a la charla de las dos niñas que fuimos en esta casa, es agradable darnos cuenta que no cambiamos tanto. Sí, es agradable, porque todo en el mundo cambió demasiado, nuestras familias, lo que hacemos, quiénes somos, nos fuimos llenando de ausencias.

Me sacudo el estremecimiento en todo el cuerpo al dar los primeros pasos en la habitación de la madre de Mimi. —Podríamos dárselo a Meerah, me gusta eso de que podamos conservar la ropa, pero que sea algo nuevo y ella sabrá cómo hacerlo…— opino, es posible que sea mi propia vena nostálgica la que me impide sugerir que simplemente descartemos la ropa. Soy quien vive en la casa de mi bisabuela materna, está más que claro que tomar el pasado para darle un nuevo significado es algo que me conmueve, ¿no? Tengo presente que las personas no se guardan en cosas, pero a veces esas cosas nos dicen «aquí estuve» o «esto fui», ¿cómo hacerlo a un lado? Necesitamos respirar lo que alguna vez fue, como lo hago en esta habitación al llenar mis pulmones. —Todo está igual— repito con ella al hundirme en la cama y mirar el techo con una sonrisa.

Ladeo mi rostro para verla al hablar de cómo se siente al finalmente estar aquí, la sonrisa va cubriendo mi cara. —Sea como te sientas estará bien—  le aseguro, y aunque mucha gente puede decir que Mimi está a un llamado si la necesitas para que haga algo, hackee algo, simplemente nos escuche, esta es de las pocas veces que puedo decir que se ve llena de energía para hacer algo y eso tira de ella con más fuerza que cualquier otra cosa. —¡Cómoda! Busquemos entre sus cosas personales, porque si comenzamos con el placard nos pasaremos horas probándonos ropa y luego tendremos que irnos. Si quieres que se lo llevemos a Meerah, lo cargamos todo en una bolsa y en la casa hacemos un desfile con Holly— sugiero a mitad de una carcajada, puedo hacerme una idea de lo que será ese lío de telas. Salto fuera de la cama para ir hacia los cajones y lo primero que hago es ver si puedo sacarlos del mueble, así los voy dejando en el suelo. Me echo en el suelo con las piernas dobladas bajo mi cuerpo y con palmaditas sobre el suelo la invito a comenzar la inspección.
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Re: Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Mimi J. Johnson el Miér Ago 05, 2020 8:13 am

¿Sólo me quieren por mi cerebro? Auch… — nop, no es un auch. Incluso aunque fuera verdad que solo importaran mis ideas, podía considerarlo un halago y no un comportamiento egoísta a mis ojos. Al menos eso es lo que elegía pensar, estaba seguro que un terapeuta se haría un festín con mis pensamientos y justificaciones, pero ups, que pena. No me enteraría jamás de eso. — Anota todo Syv, que sabes que si cruzamos la puerta de salida me habré olvidado de la mitad de los planes — me encantaría decir que es broma, pero no lo es. Era muy probable que la idea de robar un banco y fundar una ONG fraudulenta fueran cosas que volarían de mi mente en cuestión de segundos.

Bien, si ella lo aprobaba supongo que habría que dedicar una bolsa entera para poner la ropa que estaba en condiciones de ser remodelada. Lo cual me hace pensar que en mi dormitorio todavía debían encontrarse todas mis pertenencias y ufff. Estaba tan concentrada en revolver las cosas de mi madre que había olvidado que tenía quince años de mi vida guardados en esta casa. — Creo que no nos alcanzará con un día solo — Más bien necesitaría un fin de semana entero para todo esto si no tenía algún quiebre emocional en medio de toda esta movida. ¿De verdad quería revolver la vida de mi yo de quince años? Estaba segura que mi placard de aquel entonces tenía una cantidad muy grande de rosas y celestes que hace rato no me ponía.

Ves, aquí es cuando me doy cuenta que el cubo ese que salió al mercado sería ideal si no fuera por todos los trámites que hay que hacer para conseguirlo. Metes el cuarto entero y ya. ¿Crees que entraria en nuestro patio? Tal vez no vaya con la decoración — Bromeo porque, a fin de cuentas. Su idea de hacer un desfile a futuro suena más divertido de lo que parece. La que probablemente no se divvierta tanto sea la rubia. No sabía si podía imaginar lo horrorizada que se mostraría por el estilo de la ropa, o lo sobrepasada que estaría de tener tantas cosas con las que trabajar en un futuro.

Le hago caso y me trepo por encima de la cama para llegar a la cómoda, pateando el cobertor en el proceso y casi que cayendo de bruces contra el piso, pero lo logro. Trato de abrir el primer cajón y como al primer intento no puedo, saco mi varita para poder destrabarlo. No recordaba que mi madre tuviese ni la mitad de las alhajas que se encuentran en cajitas polvorientas, así que saco el cajón como puedo y lo llevo al medio de la cama, revolviendo pulseras y collares e invitando a Syv a que haga lo mismo. — Bien, también haremos repartición de joyas por lo visto. ¿Tu recuerdas haberle visto este collar a Roxanne? — claramente mi memoria era pésima, pero tampoco era muy curiosa para empezar — En mi vida voy a usar siquiera un tercio de todo esto. ¿Ves algo que te guste? Eres la primera que puede reclamar algo de acá.
Mimi J. Johnson
Mimi J. Johnson
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Re: Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Synnove A. Lackberg el Sáb Ago 08, 2020 8:08 am

¿En serio quieres que comience una oda a tus virtudes en este momento? ¿Con mi peluca castaña?— pregunto con una sonrisa que sobrepasa mis mejillas y quiere salirse de mi cara por estar a punto de romper en una carcajada, —¡pues sería una oda tan larga que se nos iría el tiempo y no habríamos recorrido nada de la casa!— se lo aseguro con vehemencia, sacudiendo uno de mis brazos en el aire, tal como se debe hacer para acompañar el sentimiento. Golpeo mi sien con mis dedos de la mano de ese mismo brazo para hacerle saber que todo lo ideado quedó apuntado. —Todo está aquí, jefa. Soy la secretaria más eficiente del condado— bromeo, haciendo de este allanamiento a la casa de su infancia, parte de las anécdotas que contaremos cuando seamos viejas y es que… ¿cuándo fue la última vez que hicimos algo ilegal solo por nosotras? Sacando todo lo que tenga que ver con el distrito, los rebeldes, ¿desde la vez que Mimi hackeó la cuenta de Wizzardface de ese idiota del boliche? Posiblemente.

Puede ser todo lo ilegal que se quiera, pero se siente bien volver a hundirnos en la cama donde saltábamos cuando éramos la mitad del tamaño que tenemos ahora y que hasta el olor dentro de la habitación sea la misma que recordamos, no es muy distinto a cuando también en ese entonces, se despertaba nuestra curiosidad por las cosas que le pertenecían a Roxanne. —¿Sabes que nos hace falta? Esas canciones que escuchábamos, ¡eran tan tristes, Mimi! ¡Taaaaan tristes! Pero eran de las que se cantan gritando mientras te cortas las venas con galletitas de agua—, ¡oh, como me duele nuestra juventud! ¿A dónde se ha ido? Tan, tan lejos. A veces es fácil olvidar que RECIEN cumplió veinte años. Revuelvo entre los cajones para ir sacando todo, haciendo un inventario más rápido de lo que se encuentra en el interior de estos, antes de meterme de lleno a la inspección del contenido de cada caja o cofre. —Scream at me I'm so far awaaaaaaaaaaaaaaaaay— por supuesto que defino en la última parte, levanto mi mirada hacia mi amiga. —Los coros, los coros…— ¡ah! ¡algo más tiene mi atención y me olvido yo también de la letra! —¡Oh! ¡Adoro sus anillos!— son las joyas a las que les echo las uñas apenas me da permiso, tengo un par en distintos dedos de las manos y eso los sumo los que consigo del cofre de Roxanne. —Parezco una gitana… o un reina viuda de ochenta años— coloco mis manos contras mis mejillas y dejo que Mimi lo evalúe, rompo la pose de inmediato para quitarme la alianza que puse en el anular de modo inconsciente. —Este supongo que te toca a ti— se lo devuelvo, salvo que sea una sortija muy simple, no creo equivocarme al pensar que es de las alianzas que habrán intercambiado sus padres.
Synnove A. Lackberg
Synnove A. Lackberg
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Re: Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Mimi J. Johnson el Dom Sep 20, 2020 7:07 am

No, no, no. Si tu crees que una oda a mis virtudes sería larga, no quieres que me ponga a cantar porque ahí sí que no saldremos más de aquí — y la tentación era grande, pero considerando que ni había terminado de pegarle a la melodía todavía era capaz de contenerme… O al menos eso trato. Lo bueno es que el cajón que tengo delante provee suficiente distracción en sí misma y, mientras Syv juega a ser gitana yo me dedico a sacar caja tras caja de aritos que ni siquiera sabía que estaban aquí. Sabía que Roxanne era organizada, pero esto parecía un extremo. Si no hubiese sido tan descuidada seguro hasta hubiese notado un patrón — Eres muy blanca para ser una gitana, y muy joven para ser una viuda de ochenta. — Syv siempre pero siempre se parecería a ella misma.

Uffff, me había olvidado que esto existía — tomo el anillo que me tiende y lo inspecciono con cuidado, notando que parece tan nuevo y brillante como la primera vez que mamá me lo había enseñado. Incluso sigue teniendo las iniciales de mis padres grabadas en el interior. Y este probablemente sea el momento más cercano que mi dedo tenga a una sortija de matrimonio — coloco el anillo en mi mano y me sorprendo al notar que encaja a la perfección. Tiene sentido igual, siempre he sido muy parecida a Roxanne. o tal vez es la única persona a la que puedo tener de referencia ya que no puedo pensar que Ben y yo somos precisamente parecidos.

Sigo sacando cajas, estuches y pequeños sobres de tela hasta dar con una caja angosta al fondo del cajón. La abro por saber que es un objeto que nunca he visto, y cuando lo hago puedo entender perfectamente por qué. Se me viene a la mente la puerta del ministerio e incluso aunque ha pasado menos tiempo desde entonces, mi memoria no es capaz de hacerle justicia a las personas que se ven en las fotos que encuentro. Estoy llorando, lo sé. y sé que no sé cómo debería reaccionar, así que tomo el antebrazo de Syv y le tiendo la caja para que ella misma sea capaz de orientarme. Diablos, nunca creí poder ver todo con tanta nitidez…
Mimi J. Johnson
Mimi J. Johnson
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

Someone to face the day with » Syv Empty Re: Someone to face the day with » Syv

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.