Otoño, 2470
Actualmente nos encontramos en OTOÑO, fechas comprendidas entre el 21 de Septiembre y el 20 de Diciembre. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

When the party's over ▸ Priv. IRh8ZNT
skin diseñado por @madeinsevilla

When the party's over ▸ Priv.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

When the party's over ▸ Priv. Empty When the party's over ▸ Priv.

Mensaje por Phoebe M. Powell el Dom Jul 05, 2020 5:59 pm

¡No voy a mirar el teléfono! Solo voy a... pedir unos vasos de tequila — me armo la excusa según me levanto, en lo que iba a ser mi recorrido hacia las chaquetas que dejamos en el ropero para ir a chequear el móvil, sí, con intenciones de enviarle un mensaje a Mo para preguntar si todo va bien con los niños. No pueden culparme, es la primera noche que estoy separada de mi infante y estoy teniendo problemas para superarlo, ¿de acuerdo? Mohini ha sido tan amable de ofrecerse como voluntaria, no sé cómo la verdad, para cuidar de Hayden y de paso, siendo que parecía una buena idea en su momento, también de Tilly así pasaban un buen rato entre primos, la primera de sus pijamadas que más adelante tendrán en el futuro. Creo que la razón principal por la que aceptó es porque sabe tanto como nosotras, que necesitábamos de una noche como esta. No he probado alcohol desde mi luna de miel y, a juzgar por el panorama actual, debería de ser la última vez que tome un trago si no quiero terminar llorando por las esquinas. Tengo poca resistencia al alcohol, si a eso se le suma todo lo que ha estado ocurriendo en las últimas semanas, es mejor no verme cerca de una botella de ron.

A la mierda, voy a ir a por tequila. Me siento en una de las sillas altas de la barra a la espera de que el camarero me preste atención. Mentiría si dijera que no lo he visto echarnos más de una mirada indiscreta en lo que va de tarde, no me extraña con los bailes que se ha marcado Lara en los últimos minutos, que ahora entiendo de lo que fardaba Mo sobre su nena cuando aún bailaba con faldas de hawaiana. Me pesan los párpados y tengo que concentrarme mucho para enfocar en la figura del hombre cuando se acerca, tengo que pedirle que me repita lo que dice tras haberle pedido tres shots de tequila, perdí la cuenta de cuántas veces vine a la barra para hacer el mismo encargo, pero el tipo parece recordarlo. — Ah... Lo lamento, estoy felizmente casada — levanto la mano donde llevo la alianza para que la aprecie bien al preguntar por mi teléfono y el de todas mis amigas, que al parecer este no hace ascos a ninguna. Le echo un vistazo rápido — no tan rápido si tengo en cuenta que en este estado mi cerebro funciona más lento que el de un caracol — y me inclino un poco para apoyarme sobre la barra con un codo, así puedo señalar a las chicas. — Mira, ¿ves la que lleva puesta una coronita graciosa en la cabeza? — espero un segundo a recibir confirmación — Pues esa no, aunque quizá tengas una oportunidad todavía, está prometida, puedes ir probar a impresionarla con... loquesea—si es solo por la gracia a ver con qué cara se queda mi cuñada. — Pero la pelirroja está muy soltera, en plan, muy soltera — poso mi mano sobre su brazo para que me mire fijamente y así se crea lo soltera que está, aunque no debería ofrecerla tan fácilmente antes de que haya tenido la cita con mi cuñado.

Me llevo los tres vasitos de tequila tras ejercer de Celestina, con cuidado de que no se me caiga al suelo el contenido que ya de por sí van bien cargados y me dejo caer sobre el sillón al terminar de posar exitosamente el alcohol sobre la mesa redonda. — Yo digo que brindemos por que Lara va a casarse con mi hermano y la compadezco profundamente — es una broma, obvio, pero me sirve para elevar el brazo al tomar el vaso y me lo llevo a los labios después haber chupado la sal correspondiente y el limón que casi me produce arcadas. — ¡Y Jess trajo regalos! — sí, como buena planificadora de esta noche, le dejé esa tarea a la pelirroja porque yo me negaba a ser la encargada de eso, teniendo en cuenta que la persona con quien se va a casar Lara e ir de luna de miel después es mi hermano, a quién os recuerdo que he visto en calzoncillos de dinosaurio en mucho tiempo de mi infancia. No necesito imaginarme más, gracias.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. PowellDirector del Servicio Social

Volver arriba Ir abajo

When the party's over ▸ Priv. Empty Re: When the party's over ▸ Priv.

Mensaje por Lara Scott el Sáb Jul 11, 2020 12:04 am

Siento que han pasado ochenta y cuatro años desde la última vez que puse un pie dentro de un bar, y no, solo han pasado dos. Solo han pasado dos años. ¡¿Dónde está la barra?! Tengo que ir a cumplir los honores de beberme estos dos años y llorar sobre mi vaso como la melancólica que nunca fui, para luego subirme a la primera mesa que encuentre a sacudirme también estos dos años, que todo el cuerpo se me estremece con la música que está sonando y no lo controlo cuando mis brazos se alzan sobre mi cabeza –y corona- para seguir el ritmo. Y así, mañana podré volver a ser la mamá de Tilly, como Phoebe será la mamá de Denny y Jess será… ¡jodida Jess! ¡Si no la mandamos de regreso a su casa con al menos dos tipos en el taxi no me daré por satisfecha! ¿Por qué solo dos? ¡Qué sean tres! —¡UNO MÁS!— grito en algún momento, refiriéndome a otro chupito. ¡¡Que es una despedida de soltera, mujer!! A la soltera que le queda le toca pasárselo en grande en nombre del resto, no lo digo yo, lo dice la ley. ¡La ley Scott que rige por esta noche y todo se tiene que descontrolaaaaaaaaaaaaaaar! Pero con moderación, que me caso con un abogado y no quiero que recite sus votos mezclándolos con una demanda.

Me reacomodo la corona cuando veo que Phoebe me señala, ¿no será que tengo que ir a fingir que soy su esposa para que el muchacho deje de molestarla, verdad? Algo así como «querida, ¿este tipejo te está molestando?», que mido poco más de un metro y medio, pero con los centímetros de gracia que me dan los tacos y todo este carácter con el que cargo desde que nací, puedo ir a hacerme la malota con quien parece… que se carga a medio barrio del distrito cinco, ¡¿por qué le han visto los músculos que tiene?! Muy conveniente esto de que les hagan poner camisetas a los camareros que parece de ser una talla menos, como para gritarle que se las quiten si están incómodos… pero claro que no lo voy a hacer, porque tengo una coronita –que me la vuelvo a colocar bien sobre los pelos húmedos de la transpiración por andar saltando- y a quien el muchacho está mirando es la tercera de esta mesa mientras Phoebe vaya a saberse que le dice. —Jess, es un buen momento para decirte que con esta ropa no encontramos donde guardar el dinero, así que vinimos peladas y ahora te estamos prostituyendo por tequila— digo apuntándole con mi dedo índice. Si miren lo coherente que hablo, ni se me nota el alcohol que traemos encima.

¡Eso! ¡Bebamos! ¡Porque me voy a casar con un abogado!—. Nunca debe decirse nunca en la vida, porque eso a lo que se dice «nunca» es con lo que se termina haciendo planes para fugarse y casarse. Me robo uno de los chupitos que trajo Phoebe para limpiar mi garganta y carraspear con fuerza. —Y lo más jodido de casarme con él— este es el momento patético, cursi y melancólico al que terminamos llegando todas las futuras novias tras un poco de tequila, solo un poco, —es que amo todo lo fastidioso, estirado y caliente que puede ser— me lamento, quizás eso último estuvo de más, —perdón, Phoebe— susurro. Coloco mis manos sobre la mesa y cuadro mis hombros para mostrar una pose que vaya acorde la corona que tengo, espero a que mis regalos aparezcan mientras empiezo a mecer mis hombros con la música.
Lara Scott
Lara ScottInefable

Volver arriba Ir abajo

When the party's over ▸ Priv. Empty Re: When the party's over ▸ Priv.

Mensaje por Jessica D. Voznesenskaya el Jue Jul 16, 2020 8:57 am

Decido fingir que me creo la excusa de Phoebe de ir a por chupitos y enseguida dejo de increparla, solamente porque aunque sé que lo que pretende es coger su móvil para enviar un mensaje a Mohini en el que parezca disléxica (algo así como "Mko, rsta tofo bien con Fenny¿¿¿"), tendrá que ir luego a por más chupitos para mantener su mentira. Sin duda, todos salimos ganando. No tenía ni idea de que salir con tus amigas era tan divertido, y ahora me pregunto ¿por qué demonios no se sale TODOS los días? - Phoebs, ¡para mí que sean dos! UUUHHH - Después de convertirme por un segundo en la chica uh que tanto odié, me planteo si no debería haber pedido tres. No es que quiera acabar trifásica, pero he de decir que estoy mucho más acostumbrada al alcohol que Lara y Phoebe, por lo que ellas ya están en la quinta fase de la borrachera y yo apenas sí tengo el puntillo. De todas formas, me comporto exactamente igual que ellas. Empiezo a pensar que la embriaguez es contagiosa, como la gripe, sí. El ver a mis amigas completamente desinhibidas hace que la poca vergüenza que tengo normalmente desaparezca por completo.

Me muevo de forma seguramente bastante arrítmica con cada canción que va sonando, dando gritillos de vez en cuando y cogiendo de la mano a Lara o Phoebs para que den una vuelta, aplaudiendo después como si acabase de ver la Super Bowl. - Vamos Lara SAAAAL A BAILAR, QUE TÚ LO HACES FEEENOMENAAAL, tú cuerpo se mueve cooooomo una palmera, ¡suave, suave SSSU SSU SSSSUAVE! - Ni siquiera sé de dónde he sacado esa canción, ni si la he cantado correctamente (no), sólo sé que surte el efecto deseado y la energía de todas se multiplica. Pero... ¿todas? Me doy cuenta de que Phoebe aún no está y sigo la mirada de Lara, hacia la barra. La veo hablar con el camarero o con un dios olímpico, y me río exageradamente ante el comentario de mi amiga. - ¿Es prostitución si lo hago gratis? - Un comentario de lo más políticamente incorrecto, pero bah, estoy borracha, nadie se acordará mañana. Cuando Phoebe me señala me dispongo a estirarme el vestido y colocarme bien el pelo, al tiempo que lanzo una mirada provocadora (o ridícula) hacia la barra. - Lara, dime una cosa - Me acerco a ella y entorno los ojos hacia el hombre. - ¿Está tan bueno como me parece o es sólo que estoy borracha? - De noche todos los gatos son pardos, se dice, necesito una confirmación externa de que ese tío es tan guapo como me lo parece.

Phoebe vuelve en ese instante y le doy un codazo. - ¿Qué ha pasado? ¡¿Qué le has dicho?! - Su sonrisa pícara me lo dice todo, pero como trae tequila no pregunto mucho más. Cojo mis dos chupitos y me los bebo de un trago, acordándome de que no he hecho eso de la sal y el limón. Bah, tonterí... DIOS MI GARGANTA, MI GARGANTA ARDE. Comienzo a toser indiscriminadamente y los ojos se me llenan de lágrimas al instante. Sólo espero que nadie me esté viendo hacer semejante ridículo. - Uf, chicas, nunca hagáis eso - Recomiendo después de unos minutos de lágrimas involuntarias. - SÍÍÍÍ, BRINDIS - Alzo mi vaso vacío y escucho a Lara soltar su discurso de enamorada. - AAAGHHHH, prohibido ser tan cursi, ¿vale? No quiero volver a tener arcadas - Me río, dejando claro lo satírico del comentario. - ¡Los regalos! - Voy hasta el perchero dando palmaditas y cojo la primera bolsa, aunque hay muchas más. - Hablando del abogado... Este es por si no se sabe defender taaaaan bien - Le guiño un ojo mientras le paso la bolsa, esperando que no se escandalice viendo el satisfyer pro 2 que hay dentro. Se va a casar, creedme, le hará mucha falta.
Jessica D. Voznesenskaya
Jessica D. VoznesenskayaInefable

Volver arriba Ir abajo

When the party's over ▸ Priv. Empty Re: When the party's over ▸ Priv.

Mensaje por Phoebe M. Powell el Vie Jul 17, 2020 10:45 am

No, definitivamente no voy a volver a beber hasta el final de mi existencia, no necesito fijarme en Jess y su atragante con tequila para cerciorarme de eso. Sí me hago un poco de rogar cuando pregunta por el bartender, riéndome por lo bajo al tiempo que se me caen un poco los párpados en el proceso. Ah, no es que me esté haciendo de rogar, es que necesito de unos segundos para recordar qué narices fue lo que le dije, que el momentáneo subidón de alcohol parece haberme afectado a la parte del cerebro que se encarga de retener información a corto plazo. — ¡AH, SÍ! Pues le estaba diciendo que… no, no, para, él me dijo, que nos invitaba a las siguientes rondas de chupitos si te acostabas con él — ¿dijo eso? No, pero puedo volver a preguntárselo a ver si acepta, no me parece una mala oferta. Salvo eso de vender a mi amiga y esas cosas. — ¡Y también! Que Lara tiene permiso para subirse a la tarima de los bailarines, como regalo de bodas — ha debido de ver cómo se mueve la tía, por supuesto, para que nos demuestre a todos como es mover las caderas de verdad. Ah, pero que eso también me lo inventé…

No me hace falta decir nada, creo que la expresión de mi rostro habla por sí sola cuando mi cuñada tiene su momento de amor eterno hacia mi hermano. No debería ser yo la que se ponga roja, pero por alguna razón no puedo evitarlo al tener esa imagen mental en la cabeza. — Menos mal que mañana no voy a acordarme de nada de esto… por si acaso voy a pedir una copa más — declaro, ni me hace falta una buena mirada al camarero para hacérselo saber, creo que tiene puestos las orejas ya en esta mesa para toda la noche. Normal, con la imagen que estamos dando al resto de personas presentes que no van ni la mitad de ebrias que nosotras.

Por suerte centramos la noche en los regalos de los que se encargó la pelirroja, aunque no sé que tanto de suerte es eso cuando me asomo a ver el interior de la bolsa gracias a que Lara está en el medio y, junto con el comentario de Jess, me es imposible guardar la carcajada dentro de mí. Juro que no vi un chisme de esos en mi vida, pero no necesito haberlo hecho para saber de qué se trata. Por algo dejé que mi amiga se encargara de esto y no yo. — ¡Tuvieron un bebé, Jess, yo creo que se sabe defender bastante bien! Ah, pero si estamos hablando de placer, eso es cosa de la satisfacción de Lara… — caigo después de decirlo y no, definitivamente no quiero ser parte de esta conversación. — Voy a necesitar de algo más fuerte que el tequila o esto para poder mirar a Hans a la cara a partir de mañana… — murmuro, hundiendo mis labios en la pajita de la copa que aparece sobre nuestra mesa justo en ese momento.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. PowellDirector del Servicio Social

Volver arriba Ir abajo

When the party's over ▸ Priv. Empty Re: When the party's over ▸ Priv.

Mensaje por Lara Scott el Mar Jul 28, 2020 12:47 pm

¿Cómo es lo de la palmera? Subo mis brazos por encima de mi cabeza tipo odalisca y muevo las caderas de un lado al otro suave suave su su suave, ¡vamoooos, Lara! Hay que ver las cosas que me he perdido estos dos años, ¡la palmera, Lara! ¡¿Qué es este invento de la palmera?! Me siento una vieja, Mohini tendrá que ponerme al tanto ahora de lo que se escucha y cómo hay que moverse, ¡¿Y CÓMO QUE MI MADRE NO ESTÁ AQUÍ?! ¡¡¿Cómo no la invité a mi despedida de soltera?!! Si podría estar aquí dándonos cátedra de cómo se agitan las caderas… ah, no, mejor que no, ya veo que luego tiene el muchacho de la barra detrás de ella y la pobre Jess se tiene que quedar bebiendo chupitos con las señoras, esas seríamos Phoebe y yo. Señoras de los Anillos. —Si lo haces, nosotras te pagamos otra ronda— contesto, mi dedo índice al intentar señalarla termina apuntando a algo por encima de su hombro. Entrecierro mis ojos para someter al chico a un examen estricto y borracho sobre su atractivo, muevo mis manos con aspavientos cuando le voy a dar mi opinión, golpeo su muñeca para llamar su atención. —No solo está guapísimo, ¡sino que tiene un gemelo!— ahí, pegadito a él, se ve algo difuso, no, es uno solo, ¡no! ¡son dos! ¡SON DOS! —¡Amiga, la que te montas este noche! Esperemos un poco más, quizás cae un tercero, ¡y ahí te llevas una orgía a casa!— manoteo la mesa para recuperar mi vaso que cuando quiero volcar en mi garganta descubro que está lleno de aire, suerte que Phoebe vuelve con más. —¡OWOOOOO!— ni siquiera sé lo que digo cuando sacudo mi brazo en el aire al saber que tengo pase libre a las tarimas, porque esta cuñada que me tocó en suerte sabe conseguirle buenos favores a las amigas.

¡Perdón! ¡Perdón!— grito, esto es lo que soy ahora, la borracha sentimental de los grupos. ¿Qué sigue? ¿Llamar al susodicho a estas horas? No, la llamada me la guardo por si luego nos llevan los aurores. —¡Que tambieeeeeeeeeen te quieroooooo, Phooebs!— arrastro mis palabras al irme sobre mi cuñada, la corona se desliza por mi frente hasta mi nariz y tengo que reacomodarla. —¡Y atiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii,Jesssssssssss!— estiro mi brazo por encima de la mesa y mis dedos chocan con un chupito que casi se cae, ¡ups! Me ubico en mi lugar con toda la elegancia que se merece la ceremonia de los regalos y por respeto a la salud mental de mi cuñada, me trago la respuesta inmediata de ¡lo que se sabe defender ese hombre uh uh uh! ¡Pero si ahora me sabe leer la mente! ¡Qué miedo! —¿No es muy pronto como para meter un tercero en la relación? ¡Qué no quiero que crea que ya ando buscando con qué reemplazarlo! ¡Se va a sentir amenazado!— bromeo al sacar el regalo de la bolsa para examinarlo y con lo inestable que es mi equilibrio, me agarro de la mesa para subirme arriba de esta, hago mi mejor pose de Mrs. Smith y uso mi regalo como un arma que apunta hacia el frente, a nadie en particular. —¡Y ahora mis votos!— grito, que las tarimas me quedan muy lejos. Dejo que mi cuerpo se mueva fuera de tono con la música del lugar para ir a mi propio ritmo, acercándome demasiado a los bordes.  —Me para hasta la mitad, ia-ia… sube el caminito, y tú sigues ahí, ahí… dale, avanza un poco má', ia-ia'… pero si te pierdes, yo te voy a esperar— el guiño al final haciendo el amague de lanzar un disparo me pone bizca y por poco no me caigo fuera de la mesa. —¡ESTOOOY BIEN!— grito, con el suelo debajo de mi culo y las rodillas en una vergonzosa postura, ¡¿Y MI CORONA?!
Lara Scott
Lara ScottInefable

Volver arriba Ir abajo

When the party's over ▸ Priv. Empty Re: When the party's over ▸ Priv.

Mensaje por Jessica D. Voznesenskaya el Dom Ago 16, 2020 6:03 pm

De un momento a otro me veo en medio de una conversación que oscila entre palmeras y sexo por una ronda de chupitos. Asímismo mi reacción oscila también entre la euforia del baile y la indignación por la propuesta. Aunque bueno, en algún momento es posible que mover las caderas y fruncir el ceño ocurriesen a la vez, algo bastante inverosímil si se ve desde fuera. - ¡No voy a acostarme con nadie por una mísera ronda de chupitos! - Alzo el dedo y dicto mi sentencia, muy firme. - Aunque si añade barra libre a la oferta... - No, no, es broma. ¿Lo es? - Es broooooma, chicas, por muy bueno que esté hoy la noche es sólo de chicas, ya le pediré el número luego - Pero no lo haré, ni siquiera me interesa hacerlo pero sé que si no les digo eso no se quedarán contentas e intentarán emparejarme con él el resto de la noche. No las culpo, al fin y al cabo ellas están tan felices con sus amorcitos que necesitan que yo también encuentre a alguien o que al menos lo pase bien. Pero estoy estupendamente sola. A veces. La mayoría.

Río al pensar que Lara está ya en tal punto de embriaguez que ve doble, y me apresuro a dar más tragos de la primera cosa líquida que encuentro para estar en el mismo punto. - No fantasees a través de mí, mujer cuasicasada - Advierto mientras le paso el brazo por los hombros a mi amiga. - Eh, Lara, ¿alguna vez has hecho un trío? - La música está tan alta que me da la sensación de que no me he oído ni yo. - QUE SI ALGUNA VEZ HAS HECHO UN TRÍOOO - Grito cerca de su oído de un modo seguramente molesto, justo en el instante en el que llega Phoebe. - PHOEEEBSSS - Con mi otro brazo la rodeo a ella también. - Estaba preguntándole a Lara sobre tríos, únete a la conversación para nada incómoda sabiendo que si dice que sí podría haber sido con tu hermano - Por alguna razón la situación se me hace tremendamente graciosa, y no puedo parar de reírme de forma incontrolada.

- Yo también os QUIEROOOO - Las apretujo contra mí en una especie de abrazo que mañana nos dolerá a todas. Tantas muestras de afecto no son muy usuales en mí, al menos no de forma que no contengan sarcasmo o muecas de asco, pero se siente bien tenerlas de vez en cuando. Se siente tan bien que el camarero llega con otra ronda de chupitos y me siento tan desinhibida que agarro su bandeja, la dejo encima de un taburete que ahora es una mesa y le rodeo con los brazos a él también. - Graaaaaaacias, amigo - El tipo no pierde oportunidad de devolver el abrazo, y yo... Bueno, la forma más suave de decirlo es que le planto un beso, aunque sin lengua, lo prometo. Sólo un piquito más largo de lo habitual. Segundos después me separo y le pido otra ronda. - Tráenos unas copas, si eres tan guap... amable. Si eres tan amable - Dios, qué ojos tiene. - ¿CONTENTAS? - Me doy la vuelta y les guiño un ojo, volviendo rápido al ambiente de la despedida.

Los regalos desvían el foco de atención, cosa que agradezco. Primero para que no lo sea la turcia que llevo, y segundo por las carcajadas que me provoca ver a Phoebs intentando ser lo más natural haciendo conexiones mentales entre su hermano y un satisfyer. - Tranquila, Phoebs, tu hermano no tendrá ni que tocarlo. Eso será cosa de Lara. Querida, no tiene ni por qué saberlo - Me dirijo a ambas en un intento de calmar las posibles preocupaciones que ha traído el aparato, aunque estoy segura de que en cuanto lo use desaparecerán enseguida. Dejo a un lado el resto de regalos para más tarde cuando veo a Lara arrancarse a bailar, uniéndome a ella justo en el instante en el que casi se cae. ¿O se ha caído? Vale, se ha caído. La levanto sin darle mucha importancia, porque si se ha roto algo acabaría la fiesta y ninguna quiere eso. - ¿Te duele algo? - Parece que no, así que sigo el hilo de la idea que se me acaba de ocurrir. - CHICAS, VOY A PEDIR UNA CANCIÓN - "Mi reina" de Henry Méndez siempre lo arregla todo. Tenemos hasta una coreografía ridícula de quinceañeras que por supuesto llevaremos a cabo.
Jessica D. Voznesenskaya
Jessica D. VoznesenskayaInefable

Volver arriba Ir abajo

When the party's over ▸ Priv. Empty Re: When the party's over ▸ Priv.

Mensaje por Phoebe M. Powell el Mar Ago 18, 2020 6:24 pm

Puedo ver la indignación en el rostro de Jess al haber sugerido ofrecer su cuerpo para conseguir algo a cambio, y es en ese momento que reconozco que es una mala idea decirle que yo me acosté con alguien por dinero, porque eso resultaría en un comentario más deprimente que otra cosa, justo cuando yo estoy alentándola a hacer algo parecido. Estoy borracha, no me funcionan las neuronas y ahora mismo hilar recuerdos y sentimientos se me hace complicado; en mi defensa diré que este tipo de la barra al menos está de primera calidad. ¿Y qué habla Lara de que tiene un gemelo? — ¿¿Dónde?? — giro mi cabeza en su dirección, con la pajita entre mis dientes en lo que siento que se me va el peso hacia un lado del cuerpo y tengo que apoyarme en una de ellas para sostenerme — ¿QUEEEÉ? — pido que la pelirroja repita lo que ya le ha repetido a la morena, que no me pareció escuchar bien, no sé si por la música o porque ya empiezo a estar más para allí que para acá — ¿Por qué estamos hablando de tríos, y por qué Hans ha aparecido en la conversación, ¿¿de nuevo?? — las miro a ambas con recelo antes de tirar de mis párpados hacia arriba por la ocurrencia que me lleva a posar mi mano de manera violenta sobre el hombro de Lara — ¿¡HICISTE UN TRÍO CON MI HERMANO Y OTRO?? ¿¡¡OTRA!!? — s. o. s. ¿Dónde está el baño para que pueda ir a vomitar y pueda seguir bebiendo para olvidar esto?

Casi se me cae el vaso de cristal por ese apretujón primero por parte de mi cuñada, luego al abrazo se le une Jessica y siento que me empieza a faltar el oxígeno a causa de la asfixia. — Y yoooooo — respondo al unísono, solo para quedarme petrificada en mi sitio cuando se acerca el camarero y mi amiga, ni corta ni perezosa, le estampa un beso en los morros a modo de pago, ¡porque espero que no piense que le paguemos los chupitos después de ESO!— ¡JESS! ¡Jess, acabas de…! — creo que empiezo a pegar saltitos de emoción, antes de caer en algo que me hace darle una colleja suave en el hombro — ¡Que te tienes que reservar para mi cuñado! ¡No puedes andar besándote con otros! Eso no es showwwbiss — la regaño, amistosamente por supuesto, a pesar de mi indignación momentánea, ¿quién soy yo para decirle a quién tiene que besar? ¡Que ella es la soltera aquí! — Siento que Hans está apareciendo demasiadas veces esta noche — me quejo, pero creo que no podría ser de otra manera si tenemos en cuenta que esto es la fiesta de despedida de Lara, quien se va a casar con mi hermano. ¡Se va a casar con mi hermano! — ¿¡Estás segura de que te quieres casar con Hans!? ¿¿COMPLETAMENTE SEGURA?? — ah, esta es mi venganza mientras Jess se va a pedir una canción y vuelve, casi que le zarandeo los hombros de manera excesiva — ¡No pidas la bomba! — es lo que le pido a Jess, que se me da falta bailar al lado de ellas dos, con esta al menos puedo disimular moviendo mis pies al ritmo de la música.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. PowellDirector del Servicio Social

Volver arriba Ir abajo

When the party's over ▸ Priv. Empty Re: When the party's over ▸ Priv.

Mensaje por Lara Scott el Dom Ago 23, 2020 11:51 am

¡A POR LA BARRA LIBRE, SEÑORAS!— grito, apresurándome en celebrar que Jess quiera redoblar la oferta, ¡que lo vale, hombre! Aquí una debe reconocer primero su valor y no conformarme con menos que eso, ¿qué son unos chupitos? Nah,  nah. Pero la misma se desdice al momento siguiente, recibiendo un abucheo de mi parte para el que coloco las manos alrededor de la boca, ¿qué es eso del número? No, los números van para algo más serio, mensajes de vez en cuando que después una tiene que dejar en visto, es sugerir algo para luego de esta noche, y no es así, que de aquí nos vamos dando números falsos para no tener problemas más tarde, que no nos caigan aurores a menos que sea un stripper. ¡Si son ellas las que se ponen en papel de policía! —¡Que no! ¡No! ¡Te lo juro, Phoebs! ¡Que yo respeto a tu hermano y lo he tratado siempre con decencia! ¡Nada de tríos con tu hermano, lo juro! ¡Su virtud sigue en intacta!— quizás me he ido un poco con el discurso, y exagerado con eso de la virtud ¡uffffffffffff!, bien exagerado. Todo sea para que la pobre no termine vomitando en un rincón por todas las referencias a su hermano que lo incluyen en escenarios sexuales, si vomita que sea por los chupitos.

Para material de fantasías más apropiadas está el muchacho este que ya es de la familia casi, si la manera en que nos atiende le daría un aprobado inmediato de Mohini, ¡estoy segura! Trastrabillo un poco cuando me echo hacía atrás para gritar con una voz que a este punto ya está ronca, así que sueno como un auténtico camionero. —¡VAYAN A UN  MOTEL!—. Si a estos hay que decirles así para que espabilen un poco y no seamos tres borrachas en un taxi en la madrugada, ¡qué pena daríamos, eh! —¡GRACIAAAAAAAAS,amigo!— hago eco de Jess. Estiro mis brazos para rodear a ambas en lo que no es un abrazo para llorar lo mucho que nos queremos otra vez, sino para compartir un momento de absoluta confidencia, como buenas chicas exploradoras que acuerdan guardar un secreto. —Lo que pasa en las Vegas, se queda en las Vegas— es una frase vieja, pero se entiende el significado. —Y hasta que no estemos aquí para celebrar tu despedida de soltera, Jess, tú diviértete en las Vegas, que las reservas sean solo de hoteles—. Si me voy a pasar del lado de las casadas dentro de unos días, ¡mi sabiduría se la tengo que dejar a alguien!

Pero esta noche no solo dejo mi sabiduría, sino también mi culo en este bar, que creo que acabo de perderlo para siempre por el golpe que me llevo. —Ya se me pasará— tranquilizo a Jess, lo único que importa es que siga funcionando y no conozco una manera mejor que arreglar huesos rotos que mostrando los pasos de baile aprendidos de mi madre, que yo no aprendí nada de eso mirando videos por internet, eh. Como puedo me paro sobre mis pies, sintiendo como el suelo gira para querer echarme al suelo una vez más, me abruma tanto como la pregunta de Phoebe, es como un faro de luz que me da de lleno en la cara. —¡Lo juro! ¡Por Neopanem!— grito, mis manos en alto como si estuviera declarando mi inocencia en un crimen, estaría confundiéndome un poco con el tipo de confesión que espera. ¿Y dondeeeeeeeeeee ha quedado mi corona? ¡No puedo bailar la canción que pide Jess sin mi corona! La recojo del suelo para encastrarla sobre mi cabeza y yo estoy segura que me sabía los pasos, pero cuando voy hacia Phoebe para agarrarla de la cintura, me confundo. —¡Vamos, Phoebs! ¡Son los pasos de no vives en sala da no vives en sala da!
Lara Scott
Lara ScottInefable

Volver arriba Ir abajo

When the party's over ▸ Priv. Empty Re: When the party's over ▸ Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.