Otoño, 2470
Actualmente nos encontramos en OTOÑO, fechas comprendidas entre el 21 de Septiembre y el 20 de Diciembre. Para conocer los últimos sucesos del foro dirigirse aquí.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Psychological hell · Alecto - Página 2 IRh8ZNT
skin diseñado por @madeinsevilla

Psychological hell · Alecto

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Psychological hell · Alecto - Página 2 Empty Psychological hell · Alecto

Mensaje por Nikolaj G. Holenstein el Mar Jun 09, 2020 3:34 pm

Recuerdo del primer mensaje :

El perro me odia, puedo decir que el sentimiento es mutuo. No ladra como lo hacía los primeros días, se conforma con mantenerme en mi esquina con sus ojos fijos en mí, atento a mis movimientos como si pudiera hacer algo que no sea atravesar una pared y lo hago más de una vez porque descubrí que eso lo pone frenético, sale a buscarme por todo el departamento para ver a donde carajos me fui. No me gusta que me hayan asignado un perro guardián, literalmente, un perro guardián, para que no me salga de las paredes de la habitación de este tal David. Es lo único que puedo hacer estos días y también me lo prohíben. —No voy a quitarte tu cama— refunfuño cuando reacciona con un gruñido al acercarme al escritorio que está inmediatamente al lado del mueble donde está echado hace horas, para leer por arriba lo que dicen las carpetas y a ese punto del aburrimiento llegué, que tengo que leer los títulos de los códigos de un abogado. —No necesito dormir, idiota— discuto con el perro, me espera una eternidad terrible si mis días van a ser así.

Por reflejo de lo que fue un viejo gesto, paso mi mano por la nuca y un lado de mi cara para quitarme el fastidio que siento. Podría echar un vistazo a los que sí se entretienen en esta casa, pero lo intenté una vez y el perro al ponerse a ladrar para que deje de hacerlo acaba con la diversión de todos, maldito aguafiestas. La orden está puesta en que no abandone el reloj, como una versión lamentable y sin deseos por cumplir de un genio atrapado en una lámpara, al cual le ha tocado caer en las manos del sujeto más insufrible, que para colmo vive con una auror. No nos olvidemos del perro mercenario. Hay días en que sí creo que he muerto y este es mi infierno, un infierno psicológico. Si no hay platos por lavar en el fregadero, porque así de obsesivos son, este lugar no puede ser otra cosa que el infierno. Solo por molestar tengo ganas de romper una taza y que le echen la culpa al perro, pero los que rompen tazas con los gatos, no los perros. Echo una ojeada al interior de la heladera por costumbre y me repito que el hambre es mental, ¿qué hago revisando la heladera? También mis movimientos son mentales así que la puerta se cierra sin que tenga que usar las manos.

Todo esto es insoportable de a ratos, que me quedo dentro del reloj por propia voluntad. Daría lo que fuera por cinco minutos en los que pueda golpear la pared, no atravesarla. Pero hoy no estoy de humor para quedarme encerrado, así que quedo sentado en el borde de la mesada de la cocina cuando la puerta de una de las habitaciones se abre y estoy esperando a que sea David para poder saludarlo con un «Buenos días, querido, ¿dónde estuviste anoche?», pero es alguien todavía mejor. Sé que fui quien en primer lugar le dijo a David que no tenía la menor intención de conocer a su amiga auror, he evitado a esa gente toda mi vida como para venir a cruzármelas después de la muerte. Sin embargo, lo que creí que serían unas semanas de tener que convivir con un abogado se convirtieron en meses, con la gente de este rubro sí tenemos una afinidad en cuanto a maneras y tratos, aunque creo que me tocó con el más insoportable. —Si van a usar un solo cuarto, ¿me puedo quedar con el otro?— pregunto, y nunca he sido de los que juzgan a nadie, pero la recorro de pies a cabeza dejándole saber que estoy al tanto de lo que pasa. Era un hecho de que el bendito perro tenía que aparecer en algún momento y ponerse a ladrar, creo que esta vez con más efusividad que otras, con la diferencia de mueve el rabo feliz de poder demostrarle a su dueña de que no es bipolar, sino que la razón de su humor cambiante soy yo. —Soy Niko, amigo de David— me presento, conteniendo el impulso de marcar las comillas con mis dedos. —No tenía dónde quedarme, así que me está prestando su habitación. Descuida, soy muy barato. No como nada, ni tampoco uso el baño— que no venga a decirme ahora que tengo que pagar mi parte de la renta, lo que me faltaría.
Nikolaj G. Holenstein
Nikolaj G. HolensteinFantasma

Volver arriba Ir abajo


Psychological hell · Alecto - Página 2 Empty Re: Psychological hell · Alecto

Mensaje por Nikolaj G. Holenstein el Dom Jul 12, 2020 1:06 am

No me meto en la nevera, hace frío…— replico. ¿Qué es lo que quiere? ¿Verme atrapado en un cubito de hielo? Lo que hago es echar un vistazo cada tanto por la costumbre. —Tengo una hermana— contesto con honestidad cuando me lo pregunta, —¿me prestas tu teléfono para poder llamarla?— con esa pregunta cargado de sarcasmo le hago saber que contactarla no está en la lista de cosas posibles, ni ella, ni yo, teníamos números fijos a los que llamar y luego de ¿dos años? de estar así, ¿qué le diría si puedo hablar con ella a través de un teléfono? Los segundos que tardara en la cuenta de mi condición de fantasma le habrían valido un infarto cardíaco. —No quiero ser una molestia para ella, bastante ha tenido que cargar conmigo— digo, por eso prefiero estar molestando a otras personas, está claro. —Y quiero resolver mis asuntos primero, antes de despedirme de ella— porque entonces sí, vendrá la balsa, la limusina, el mooncalf o lo que sea que te mandan desde el más allá para recogerte, una vez que resuelva mis pendientes por aquí.

Mi semblante cambia cuando mi ceja se arquea por el descaro que tiene de pedirme para las facturas. —Puedo conseguirlo, pero luego no preguntes de donde viene— le dejo en claro, que así como atravieso sus paredes, también puedo ir a la de los vecinos y unas pocas extorsiones en el edificio sobre morbosos secretos domésticos, puede dejarme dinero debajo de la puerta que la auror puede recoger cuando vuelva del trabajo, a ver si está conforme con mis maneras. —Espera, ¿estás ofreciéndome el baño? Ten cuidado con eso, luego no quiero que entren a molestar a la madrugada o que me interrumpan en mis meditaciones— digo, aunque no quiero el baño, ¡es incómodo! Tendré que contentarme con el sillón de la sala al final de cuentas y entrar en una nueva disputa con el perro. —Ese ha sido un golpe bajo…— contesto a su comentario maleducada sobre mi no-cuerpo. —¡Y de acuerdo! ¡Dejaré que lo hablen!— acepto con las palmas en alto, mejor a que Dave venga y ponga las cosas en su lugar, a que nos encuentre a mí y a todas las cosas en la acera, por lo visto con que pague la factura puedo quedarme y eso también se soluciona pidiéndole al chico que me preste dinero y ponga él un poco más para los servicios. —Te dejo que desayunes mientras yo— paso de ella para ir hacia el pasillo de las habitaciones, —muevo las cosas de David al baño— no tiene caso que entre por la puerta así que simplemente cruzo la pared.
Nikolaj G. Holenstein
Nikolaj G. HolensteinFantasma

Volver arriba Ir abajo

Psychological hell · Alecto - Página 2 Empty Re: Psychological hell · Alecto

Mensaje por Alecto L. Lancaster el Mar Jul 14, 2020 5:51 pm

¿Ofrecerme a buscar a su hermana para beneficio propio se considera altruista o egoísta? Porque en serio lo haría, si eso garantiza que tengo a este sujeto, fantasma, lo que sea, fuera de la casa. No, no es que me moleste en sí, porque técnicamente hablando, lleva meses viviendo en este apartamento y yo ni siquiera estaba enterada, pero es el hecho de tener una presencia que atraviesa paredes y cotillea conversaciones tan fácil como un chip de micrófono. Al menos este no tiene botón de grabado, no estaría tan segura de decir hasta qué punto puede recordar detalles sin importancia, pero sí puedo asegurar que no pasa por alto ninguno de los que tienen relevancia. — Si no está tu familia para soportarte, ¿en serio crees que exista alguien que lo hará? — no soy la mejor para decir eso, que siendo que no tengo experiencia en eso de mantener un vínculo sentimental con ninguno de mis padres, mucho menos después de lo ocurrido, no debería ser la primera en hablar. Mascullo algo parecido a que estaría genial que pudiera darse prisa en resolver esos asuntos, pero apenas creo que me escuche porque me muevo de manera que alcanzo un bol del estante de la cocina.

Por mucho que vaya a sorprenderte, me he acostumbrado a no hacer demasiadas preguntas en esta casa — no más de las necesarias al menos, en cuanto pongo un pie fuera de la puerta de este piso, la cosa cambia, mi trabajo me lo pide y lo que no le pregunto a Dave sobre sus asuntos misteriosos me lo guardo para soltarle el interrogatorio a cualquier pobre infeliz que incumpla con el reglamento del país. No es sorpresa que la gente no le tenga mucha estima a los aurores. — No, no estaba ofreciéndote el baño. Estaba diciendo que hasta que arreglemos esto, puedes ocuparlo, solo hasta que se solucione, no es una invitación a que pases aquí el resto de tu… eternidad o lo que sea — aclaro, elevando un dedo para remarcarlo. Solo faltaba, que después del perro venga el fantasma con sus exigencias también, y ya esta casa puede quedar inaugurada para un programa de circo. ¿Cuándo desistí de vivir sola? Ruedo los ojos cuando desaparece de mi vista, lo mismo que pretendo hacer yo nada más me meta un puñado de cereales en la boca y pueda decir que he desayunado como corresponde, antes de partir por la puerta directa al trabajo, donde puedo despejar mis tensiones con un muñeco sin vida y no con el mismo Dave cuando los dos lleguemos para cenar.
Alecto L. Lancaster
Alecto L. LancasterAuror

Volver arriba Ir abajo

Psychological hell · Alecto - Página 2 Empty Re: Psychological hell · Alecto

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.