Últimos temas
» Diamonds don't shatter · Priv. (FB)
Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 EmptyHoy a las 6:52 am por Lara Scott

» Memoryhouse · Meerah
Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 EmptyHoy a las 5:04 am por Lara Scott

» Imperfect lock · Phoebe
Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 EmptyHoy a las 4:16 am por Lara Scott

» La La Famous [Normal]
Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 EmptyHoy a las 3:44 am por Invitado

» Risks can also turn into fun ▸ Syv
Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 EmptyHoy a las 2:23 am por Synnove A. Lackberg

» EXO-SKY [0.2]
Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 EmptyAyer a las 9:42 pm por Gavin J. Park

» Underwater · Phoebe (FB)
Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 EmptyAyer a las 8:53 pm por Phoebe M. Powell

» A heart of numbness ✘ Phoebe
Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 EmptyAyer a las 8:21 pm por Phoebe M. Powell

» We build the wall to keep us free ✘ Priv.
Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 EmptyAyer a las 7:40 pm por James G. Byrne


Someday these dreams will all be real ▸ Charles

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 Empty Someday these dreams will all be real ▸ Charles

Mensaje por Phoebe M. Powell el Sáb Feb 29, 2020 8:16 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Sin siquiera darme cuenta de cómo ha ocurrido, el calendario de la cocina ha empezado a marcar los días de noviembre como un recordatorio de que el tiempo no es algo que se pueda frenar. Mi vientre tampoco quiere excluirse de eso, obviamente y como era de esperar, verme crecer en anchura me recuerda que las circunstancias en que estoy pasando por este embarazo no son las ideales, creo que no es necesario el mencionar el por qué. Se empiezan a notar las semanas de que algo está creciendo en mi interior, al punto de que, después de haberme tomado unas semanas de baja en septiembre, me han sorprendido varios alumnos del colegio en este mes, primero con cuchicheos, para luego ir directamente con la pregunta de si estoy embarazada. Obvio que son los más niños los que se atreven a acercarse, su curiosidad es mucho mayor que la de estudiantes de cursos superiores y tienden a prestar más atención a los detalles de su profesora. De alguna forma, me resulta tierno, porque deben de ser los pocos que han mostrado una reacción que podría calificarse como positiva. No es que esté ocultando el embarazo, a estas alturas creo que ya es algo imposible, pero sí que es cierto que no son muchas las personas que lo saben por mi boca.

Y con noviembre no solo llega más frío, sino también mi cumpleaños, uno que nunca he tenido especial interés en celebrar desde que tengo uso de razón y que este año, por motivos conocidos, no va a ser una excepción. No hablarme con mi hermano, ni con ningún miembro de su familia por extensión, es algo que me está afectando más de lo que me gustaría. Según mi psicólogo, quién por obviedad no conoce los detalles significativos de la discusión, dice que es cuestión de tiempo, de poner una distancia, pero es evidente que no es algo que esté funcionando si han pasado meses y no percibo ninguna mejoría o intento de ello. Por contrariedad de la situación y su inamovilidad, yo sí estoy tratando de modificar mi conducta. Digo tratando porque es un proceso al que recién me estoy haciendo a la idea. No sé si la intención de todas estas horas que estoy dejando en ir a terapia está teniendo un efecto positivo en mi persona, la verdad, la única diferencia que he notado es que mis niveles de impulsividad se han reducido considerablemente. Y no estaría tan segura de no asociar eso como un síntoma del embarazo en sí, siendo que poco a poco me estoy volviendo más pesada.

En resumidas cuentas, le dije a Chuck que no estaba en los ánimos de celebrar nada, y lo único que me ha subido el humor por la mañana después de trabajar es que he recibido una llamada del hospital, diciendo que ya podríamos saber el sexo del bebé según la ecografía de la cita de la semana pasada si es que queríamos saberlo. Como es lógico yo he sido la primera en enterarme por ir directamente a mi teléfono personal, así que llevo todo el día comiéndome la cabeza pensando en la mejor manera de comunicárselo a mi marido. Sé que en verdad no es nada en comparación con saber que está sano y todo va bien, pero también creo que en días como los de ahora, cualquier noticia que no implique un nuevo problema es buena. Por costumbre suelo acusar al otro ser que habita dentro de mi cuerpo de no poder, dejar, ni un solo minuto, del día, de comer. Es agotador, en serio, porque quiero parar y no puedo, y a hoy se le suma el estrés de tener que entregar esta noticia y… ¡no puede estar pasándome esto! — ¡No quedan galletas! — el llanto de profundo desconsuelo, como si fuera lo peor que me ha pasado en la vida, ahora mismo lo es, debe escucharse por toda la casa, porque apenas pasan segundos que la cabeza de mi marido ya está asomándose por la puerta. — Es mi cumpleaños, ¡y no quedan galletas! — la mayor de las tragedias, le enseño la caja terminada entre lágrimas, cuando no hace medio minuto estaba feliz por haber estado más de dos horas lejos de la cocina. — He cambiado de opinión, sí quiero celebrarlo, y quiero galletas, no, ¡una tarta! ¿Por qué te dije que no quería celebrarlo? — en realidad no, no quiero celebrarlo, solo estoy llorando porque me he quedado sin comida, seguro.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo


Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 Empty Re: Someday these dreams will all be real ▸ Charles

Mensaje por Phoebe M. Powell el Mar Mar 03, 2020 11:54 pm

Esa propuesta que él parece tomar en serio y que yo no puedo más que ver como una gracia salida de la nada produce que se me escape una risa, aunque trato de no darle mucho volumen porque de verdad que lo está diciendo con toda la intención. — ¿Ver de qué cara tiene? Pues obviamente de mini Chuck, no espero otra cosa que no sean tus ojos azules y sonrisa de no haber roto un plato. — que creo que de esos rompió unos cuántos, pero es evidente que solo estoy bromeando y en realidad me es completamente indiferente el aspecto que tenga siempre que esté sano. Aun así, tanteo un poco el terreno, jugueteando con la tela de su camiseta entre mis dedos antes de pasar a mirarle. — Mi madre tenía esta... manía con que sus hijos llevaran la misma inicial, Penny, Phoebe, Hermann, Hans... suena un poco obsesivo si lo piensas, pero le gustaban esas cosas. — sé que no estaría siquiera mencionándolo de no ser por ella, así que ni me preocupo por estar haciendo el ridículo contándole esto. — No es más que una tontería, de seguro tampoco tendría mucho sentido seguir con esa tradición ahora que... bueno, ya sabes. Aunque también compartimos la M. — me encojo de hombros, un poco dubitativa sobre si de verdad me gustaría continuar con algo roto viendo como están las cosas dentro de mi familia, así que me apresuro a sacar la otra baza que tengo. — Sino siempre puede llamarse Charles Junior. — es obvio por el meneo de cabeza juntado con la rápida risa que no estoy hablando en serio, quizá no del todo, pero al menos me permito bromear sobre ello.

Asiento una vez con la cabeza, dando por hecho que a partir de este momento empezaremos a pasar más tiempo con los hermanos de Chuck, al menos con Jacques que es a quien vemos más a menudo. Me alegra, en verdad, poder tener alguien con quien compartir lo que se supone tienen que ser meses en los que disfrutemos de esto, aunque sí que es cierto que hay otro detalle que me gustaría poder arreglar ahora que estamos en ello. No siento que sea tema de su agrado, pero siendo que vino a la boda y que es la única de nuestros parientes con vida — Hermann no cuenta, creo que no es necesario mencionar el por qué —, me obligo a ser cautelosa cuando la menciono. — ¿Has hablado con... tu madre desde la boda? — tengo que recordar ese momento como uno que creí que terminaría peor, pero que al final acabó por sorprenderme desde ambas partes, tanto ella como la actitud de mi esposo ante su presencia. No quiero presionarle de ninguna manera, lo que decida hacer con respecto a Eloise no es otra cosa que una decisión que debe tomar él junto a sus hermanos, pero sí creo que, llegados a este punto donde es evidente que sabe que existen, merecen de al menos una explicación.

Me encuentro con que no puedo apartar la mirada de su rostro cuando pasa a tomar el mío entre sus manos, y por alguna razón, me preparo para lo que viene siendo un recordatorio que no es la primera vez que escucho. — No... No es que piense que sea menos, o cómo me hagan sentir los demás. Es más que soy consciente de que he cometido alguna que otra, por no decir unas cuantas, tonterías que no solo han puesto a mi familia en peligro, sino también a ti, y eso se acabó. — aclaro, más agradezco que se tome la molestia de decir esas cosas sobre mí, lo que me lleva a estirar mis mejillas en una sonrisa que se alarga incluso cuando sus labios rozan los míos. Me aferro a sus manos, cerrando los ojos para aprovecharme del contacto y sentir su calor relajar todos los músculos de mi cuerpo, sus caricias que acepto con gusto en lo que aporta una sugerencia. — Mmm... Creo que solo por eso debería aceptar, desde nuestro casamiento que no te veo en un traje y me encantaría poder repetir eso de la noche de bodas. — le sonrío de forma pícara, colando una mano bajo su camisa solo para explicar a lo que me refiero, como si hiciera falta. — ¿Me ayudas a escoger un vestido? — aunque esta vez espero que se fije algo mejor en mi ropa, o terminaré por vestirme con una bolsa de basura a ver si así termina por darse cuenta.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 Empty Re: Someday these dreams will all be real ▸ Charles

Mensaje por Charles B. Sawyer el Miér Mar 04, 2020 5:04 am

Sí, algo he oído de esa tradición. ¿No es por eso que Tilly se llama Mathilda? — que no entiendo por qué eligieron la variante del nombre con H, supongo que es esa manía de su hermano de ser snob cada vez que respira. Ya, sé que no debería ser tan venenoso con la persona que se encargó de pagar la mitad de nuestros gastos, regalarnos casi toda la boda y una luna de miel y que encima me consiguió trabajo, pero desde que las cosas se cortaron con esa rama de los Powell, no puedo masticar alguna que otra bronca contra mi cuñado. Intento no pensar en él, en especial porque Phoebe me da razones para mantenerme centrado en ella — Había pensado en eso, Charles Benjamin Segundo — bromeo — Pero nah. Podemos elegir un nombre que se apegue a tus tradiciones familiares, si eso es lo que quieres. Aún tenemos tiempo — que nadie nos corre, al menos si no contamos al bebé que está creciendo dentro de ella recordándonos que en cualquier momento vamos a tener una alarma anti horas de sueño.

No sé por qué tiene que sacar el tema a colación ahora mismo, no logra más que se me apague la sonrisa hasta que desvío la mirada hacia el suelo — No — contesto simplemente — No sé tampoco si quiero hacerlo — mi madre demostró hace muchos años que no deseaba ser parte de nuestras vidas y no creo que ahora mismo se merezca un perdón, sí tengo la molestia sensación de necesitar un par de explicaciones. No es un tema que desee tocar, hago una mueca en lo que busco centrarme en ella, en la manera que tiene de aceptar mi tacto, presto mis oídos y acabo asintiendo, porque no es momento de discutir o de convencerla de que no ha hecho nada malo, sino de aceptar lo que me ofrece y seguir adelante. No llevo mucho tiempo casado, pero creo que he aprendido que a veces es mejor callarse la boca y tomar su mano si es lo que necesita de mí, porque estoy aquí para ser su compañero, no su mentor. Si este matrimonio va a funcionar, lo hará como un equipo.

Cualquier clase de amargura se va en cuanto veo como su sonrisa imita mis intenciones, esas que se me pintan en el rostro que se acerca al suyo, sintiendo un escalofrío caliente allí donde se cuela su mano — Eso depende — mascullo — ¿Puedo quitarte la ropa primero? Porque se me hace que el vestido puede esperar — subo mis manos hasta colocarlas en su espalda en lo que ahogo la risa cómplice al besarla, moviendo mis labios con lentitud en su boca, de manera vagamente superficial — ¿Sabes? Tendría como cinco hijos contigo, si eso significa que podemos practicar el proceso de reproducción hasta que ya no nos dé la edad — mi tono divertido se camufla entre mi risa y los besos, acabo tirando de su labio inferior con los dientes hasta soltarla, entornando la mirada — Sujétate bien — que no me tardo en colar mis manos en sus glúteos así puedo levantarme con ella, pasando el agarre a los muslos que cierro alrededor de mi cintura en lo que no dejo de besarla, marcando el camino que nos llevará al dormitorio, hacia las prendas lujosas que podemos lucir por una noche. Es como jugar a disfrazarse, uno de esos lujos que podemos darnos en estos días y que no permitiré que absolutamente nada ni nadie lo arruine.
Charles B. Sawyer
Charles B. Sawyer
Inefable

Volver arriba Ir abajo

Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 Empty Re: Someday these dreams will all be real ▸ Charles

Mensaje por Phoebe M. Powell el Miér Mar 04, 2020 2:47 pm

Asiento con la cabeza, mi hermano terminó por salirse con la suya también siendo que el nombre de Meerah, creo no equivocarme al decirlo, no lo escogió él, pese a que las coincidencias surtieron un efecto sorpresa cuando dio la casualidad de que llevaba la misma inicial que todos los Powell. — ¿Nunca te dijeron que tienes nombre de rey de... Francia? — bromeo con una sonrisa, tratando de recordar si he dicho bien el nombre de lo que hace milenios fue una de las potencias mundiales en Europa. Es curioso que recuerde estas cosas cuando después de los Black ni siquiera se tomó la historia de los muggles con tanta importancia, aunque supongo que son ese tipo de detalles los que se le pueden quedar a una niña cuya cabeza revoloteaba pensando a qué príncipe sorprender con una fiesta del té. Obviemos la parte en la que todos ellos eran animales.

Inconscientemente pongo los labios en una mueca, porque no pretendía amargar la charla, solo pretendía saber en qué punto de la relación estamos. Creo que no soy quién para decirle nada, siendo que ni yo misma he aceptado muchas cosas de mi pasado, pero también estoy haciendo un esfuerzo enorme por hacerlo, que esté yendo al psicólogo sustenta ese hecho y, como iba diciendo, no debería meterme en asuntos que no me competen. O sí... también somos familia, ¿no es un error el que esté dejando pasar la oportunidad de obtener respuestas? Porque sé lo difícil que puede ser, pero siempre me encuentro con la contestación de que no sabe qué quiere hacer al respecto y en ocasiones se me ocurre que, a la larga, eso pueda llegar a hacerle más daño que la propia verdad. Con ella al menos podemos hacer el intento de seguir adelante, con todas las cartas sobre la mesa, tratar de no mirar atrás para no caer en las mismas equivocaciones.

Aun así no digo nada, aprovecho que toma mi propuesta con la misma picardía que yo con la suya, de forma que solo soy capaz a sonreír por encima de su boca. — Puedes hacerme lo que quieras, siempre que cumpla con las expectativas de mi cumpleaños. — como si tuviera, já, que todo esto empezó porque no tenía dulce que llevarme a la boca. Creo que ahora puedo conformarme con el sabor dulzón de sus labios, a pesar de que me río con ganas por esa forma de poner tener sexo de una manera tan correcta, nada más que lo que es, vaya, aunque le saquemos otro beneficio. — Entonces serán Charles Benjamin tercero, y cuarto... tal vez alguna Phoebe segunda por el camino, no estaría mal. — continuo con la broma, aunque por el momento podemos concentrarnos en que Sawyer junior venga al mundo, con todas las de la ley y un nombre que le vaya a juego. Me aprovecho de que ahora pueda cargar conmigo para no tener que subir al dormitorio por cuenta propia, que cuando pasen unos meses creo que las escaleras solo las voy a poder bajar rodando. Mis brazos rodean sus hombros, apegando mi pecho al suyo en busca de permanecer más cerca pese a que no creo que sea posible dentro de unos minutos, segura de que esto es lo único que necesitaba para este día.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Someday these dreams will all be real ▸ Charles  - Página 2 Empty Re: Someday these dreams will all be real ▸ Charles

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.