Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans - Página 2 Empty Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans

Mensaje por Phoebe M. Powell el Lun Sep 16, 2019 10:32 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Creo que tengo que agradecer que hayan pasado dos días y mi cabeza siga sobre mis hombros, no las tenía todas conmigo y aun estoy esperando a que aparezca alguien para hacer una cosa así, pero supongo que puedo respirar tranquila cuando me envían a casa después de pasar casi dos días en el hospital. No, esto no se ha terminado, está lejos de haberse acabado, al punto de que casi estoy por ir rellenado mi dimisión como funcionaria de este gobierno, pero también creo que el hecho de que me despidan debería ser el menor de mis problemas. No lo voy a negar, los últimos dos días he querido morirme, ahogarme en el pozo más profundo y no salir de ahí en lo que me queda de vida. Ya no solo porque me siento avergonzada a un nivel inexplicable por lo que le hice a Rose y a su hijo, que aun estoy pensando en cual es la mejor manera de plantear mis disculpas, unas que sé que no va a aceptar fácilmente, sino que además he reconocido en televisión nacional que el líder extremista encargado de liberar a la población muggle en un ataque terminado en catástrofe, es mi padre. Y yo que pensaba que no podía caer más bajo.

No me dan las cuentas de lo mucho que he llorado desde que llegué a casa con Charlie, demasiadas pocas horas para la cantidad de lágrimas que han podido soltar mis ojos en ese tiempo, pero después de un rato llega el momento en que se me seca hasta el propio cuerpo y la deshidratación no me deja llorar más. La cabeza me explota y no precisamente por las heridas, razón por la que decido tragarme una de esas pastillas para dormir que me dio una enfermera simpática por si las necesitaba. Y claro que las necesito, desde que mi padre empezó a aparecérseme en sueños, hubiera estado bien tenerlas para entonces. Eso es lo que me da más rabia de todo, que yo sabía que algo malo iba a pasar, que no se trataban solo de pesadillas o secuelas del pasado, conocía de la importancia de mis visiones porque no hay nadie que las conozca mejor que yo, y aun así, decidí hacerle caso al resto del mundo menos a mí misma.

Me reincorporo un poco en la cama cuando me despierto de un descanso de unas horas, con la ropa puesta por ser mediodía, esperando una visita que sé que no va a tardar en llegar. Charles es mucho más comprensivo que mi hermano, no sé si porque tiene que serlo o porque ha decidido que es la mejor manera de abordar el tema, pero sé que Hans no va a tener la misma paciencia, ojalá. Me levanto solo para acercarme a abrir la puerta y bajar las escaleras hacia el salón, salvo que no tengo tiempo de hacer nada de eso porque escucho las pisadas reconocibles de mi hermano subir las mismas y tengo que sentarme en el borde de la cama rápidamente, como preparándome para el chaparrón que me espera. — Antes de que digas nada, ya lo sé. Soy imbécil, una estúpida y... nos he metido en un gran lío por mi culpa, ¡lo lamento! Lo juro, no fue mi intención, yo... — trato de excusarme de todas las maneras posibles, pero creo que no hay excusa para esto, la expresión de mi rostro lo dice, ni siquiera la de que actúo muy mal bajo presión, él ya lo sabe desde que éramos unos niños. Trago saliva, con miedo de que si no lo hago será la culpa de mi interior la que salga por mi garganta. — Lo siento muchísimo, Hans — dejo que el peso de la rendición caiga sobre mí, apoyando mis codos sobre las rodillas solo para esconder la cara entre mis manos.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo


Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans - Página 2 Empty Re: Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans

Mensaje por Phoebe M. Powell el Vie Sep 20, 2019 12:39 am

Sí, bueno, ahí está otra vez recordándome como la he cagado a lo grande, pero me aguanto y me trago cualquier disculpa que pueda volver a estirar porque no le veo el sentido a hacerlo. Ha quedado claro que los lamentos nunca valen para cuando las cosas ya se han hecho, solo me queda apechugar con lo que me toca y asumir las consecuencias de unas acciones que, como dice, nos colocan en el punto de mira de todo el mundo. — ¿Datos certeros? ¿Qué datos son los que tenemos exactamente, Hans? Porque yo no he sabido nada de nuestro padre desde que cumplí los ocho años, más allá de lo que me has contado tú, no poseo nada que pueda interesarle al gobierno. — eso lo saben, ¿verdad? ¿o serán capaz de tergiversar mis palabras para hacerlo parecer de otra forma? — Tú más de lo mismo, y la información más actualizada que poseemos es que se tomó la libertad de irrumpir en nuestra vida como el parásito que es. — soy consciente de como mi voz se va marchitando hacia un tono más grave, pero es que se me siguen revolviendo las tripas de pensar en que ese hombre se presentó en mi casa en la cena de Navidad como si se tratara de un invitado más, amenazando a toda nuestra familia en el proceso.

Asiento con la cabeza ante la información que enseguida recibo, como si con eso pudiera aclarar mis ideas sobre cómo abordar lo siguiente sin que se lo tome demasiado personal, en especial después de escuchar lo que tiene él por decir al respecto. Es personal, de todas maneras, tampoco existe otra forma en que pueda tomárselo. Entrelazo un poco mis manos, por puro juego entre mis dedos en lo que los miro un segundo antes de posar mi mirada nuevamente sobre mi hermano. — Me gustaría volver, Hans. A casa. — sé que va a decirme que ese lugar no es nuestra casa, y en cierto modo lo entiendo, porque no lo es, pero también está la parte que sigue pensando en ese hogar como algo donde los dos vivimos experiencias que no vamos a poder borrar jamás. Se siente lógico que quiera regresar para dejarlo según mis condiciones. — Solo a verla, nada más que eso. Solo... siento que necesito cerrar ese capítulo, y creo que tú también lo necesitas. Puedo ir sola si es que tú no quieres volver, lo entendería perfectamente si no quisieras. — al final, él pasó más tiempo dentro de esas paredes que yo, pero de seguro que él puede conseguir una orden que nos permita ir si es que hay una familia que está viviendo en ella. — Yo... no me fui en las mejores condiciones de ese lugar, solo quiero ser quién decida como dejarlo ir, por esta vez, ¿entiendes? — no le pido muchas cosas a mi hermano, esta tiene que ser una de las pocas, aunque entendería que me dijera que no. — Te parece una mala idea, ¿no es así? — pregunto, porque su silencio me incomoda y siento la necesidad de rellenarlo con palabras.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans - Página 2 Empty Re: Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans

Mensaje por Hans M. Powell el Vie Sep 20, 2019 4:46 am

¿Y crees que eso a ellos les importa? Querrán saber lo que sea — no sé en qué momento pasé a hablar del gobierno como si yo no formase parte del mismo, quizá porque por primera vez desde que los Black cayeron que éste ha empezado a significar cierta amenaza para mí. Me froto el cuello con una mano como si así pudiese calmar la sensación de una soga invisible, demasiado similar a la presión de mi propia corbata cuando Magnar decidió ajustarla en el escenario. Esto me recuerda las razones por las cuales no podría dejar mi trabajo, incluso cuando eso también significase arriesgarme. Renunciar sería ser un cobarde y mantener la ley en mis manos me permite el poner un colchón que nos ayudará a todos, prohibiendo la entrada al caos generalizado. A pesar de todo, incluyendo sus basureos, sé bien que Magnar me respeta a su manera.

Me lo esperaba, no tendría otra razón para preguntar por ese edificio que quedó tan atrás en mi memoria. Phoebe y yo crecimos en una casa grande de dos pisos, con jardín y una cerca blanca. Teníamos una cocina iluminada y una chimenea donde colgábamos las medias de Navidad todos los diciembres, la estampa de la familia perfecta con el padre correcto, la madre bonita y los hijos educados. Nadie vio esa fotografía dañarse hasta volverse una mentira, como la basura la fue consumiendo hasta volverla cenizas — Phoebe… — mi tono es suave, como una pequeña advertencia a una persona ingenua, pero no digo nada más porque le permito que termine de hablar. Al final, chasqueo la lengua con la mirada perdida en lo que creo que es un zapato de Charles, al menos que mi hermana tenga un pie incluso más grande que el mío — No sé si es una mala idea, hasta puedo comprenderlo. Pero… ¿Crees que será sano? Para ti, para los dos. Esa casa es un fantasma en sí misma — tenemos buenos recuerdos, pero también guarda los peores de mi vida. Sé muy bien lo que recuerdo cuando los dementores se me acercan demasiado y todas esas voces y sensaciones se vivieron dentro de esas paredes.

Pero ahora no somos niños, podremos verlo desde otra altura, ella en especial. El día que dejé esa casa yo tenía diecisiete años y recuerdo que solo junté unas pocas cajas, el resto fue donado o vendido. Mi abuela me preguntó si olvidaba algo solo porque estuve una eternidad sentado en la sala y me negué a echarle un vistazo a mi dormitorio cuando cerré la puerta detrás de mí. Recuerdo respirar aire limpio por primera vez en años, no sé cómo veré ese sitio desde mi perspectiva actual. Y aún así… — Iré contigo — prometo, porque siempre he asegurado que soy incapaz de dejarla sola si me necesita — Quizá pueda ver mejor dónde falló esa historia para poder ver mejor la mía. No será fácil — creo que los dos lo sabemos, pero es la primera vez en la vida que ambos estamos buscando formar nuestros hogares y debemos enterrar el anterior. Lo que me lleva a un detalle — Tendremos una niña — suena un poco desligado, pero se me patina una pequeña sonrisa en su dirección antes de fijarme en como raspo una palma con los dedos de la contraria — Lara y yo. El bebé es una niña. Lo supimos con las ecografías luego del incidente. Y de verdad… — mi pecho se hincha en lo que tomo aire y lo suelto con fuerza, demasiado cansado — solo quiero que los Powell ya no tengamos que preocuparnos de nada en ninguna casa. Quiero que esta niña y Meerah sean felices, que Lara lo sea, que tú lo seas. Quiero ser el padre que Hermann no fue y que mis hijas tengan la infancia que nosotros no tuvimos. ¿Crees que eso sea posible? — porque a pesar de todos mis intentos, esas sombras siguen ahí. Inamovibles.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans - Página 2 Empty Re: Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans

Mensaje por Phoebe M. Powell el Vie Sep 20, 2019 6:14 pm

Pues no, la verdad es que no sé en qué momento se me ocurrió que el hecho de no saber nada sobre nuestro padre nos haga ajenos a él de cara al gobierno, pero estoy lejos de comentar al respecto, aprovechando el silencio como respuesta para no tener que poner en palabras las que no poseo. Aparto un poco la mirada de su figura cuando comienza con pronunciar mi nombre de una manera que deja claro que le parece una mala idea, no tarda mucho en decirlo en voz alta, aunque su contestación no es un no rotundo que me hace volver la mirada hacia su figura. ¿Es sano? Eso es algo que no puedo saber con certeza, quizás lo sea, o quizás solo empeore las cosas y mi visión acerca del futuro que nos acecha como la familia rota que salió de ese lugar, pero lo que sí sé es que quiero hacerlo, no es que quiera exactamente, siento que lo necesito. — Lo sé, pero precisamente por eso pienso que deberíamos volver. — sí, esa casa es un fantasma que grita de nuestro pasado, pero seguirá gritando como no lo dejemos enterrado por nuestra propia mano. Quizá hasta podríamos visitar la tumba de mamá, hace que no voy allí desde la última vez que puse un pie en el distrito uno, cuando apenas tenía la madurez como para comprender qué es lo que estaba pasando. Eso me hace pensar en que pronto empezará la primavera, el abril se acerca y creo que es la primera vez que estamos juntos en esas fechas. Al final, cuando acepta, solo puedo mirarle con una sonrisa tímida de agradecimiento. — Es hora de que dejemos atrás esa parte de nuestra vida, Hans, juntos. — como debió ser siempre, no cada uno por nuestra parte y de cualquier manera.

No esperaba ese cambio de tema tan repentino, lo que me deja mirándole un poco extraño antes de hacer la relación que necesito para entender de qué me está hablando. — Oh, Hans, ¿en serio? — la expresión de mis ojos cambia completamente al pasar a mirarle con la emoción que no demuestra él pese a esa sonrisa de lado, lo que me lleva a pensar que hay un trasfondo más pesado dentro de su cabeza. — Eso es estupendo. — le sonrío con gran amplitud, posando una mano sobre sus nudillos en lo que busco su mirada con un movimiento de mi cabeza. No obstante, pese a la felicidad que se me acumula en el pecho por él y por Lara, mantengo la conexión de nuestros ojos cuando su reflexión no me toma por sorpresa, pero sí transforma un poco la sonrisa de mis labios en una pequeña mueca. — Espero que lo sea. — contesto, más honesta de lo que me gustaría, pero sé que no somos dueños de nada ni tenemos nada por seguro, menos en los tiempos que corren. Por ahora, creo que debe conformarse con eso, aunque el conformismo nunca haya llegado a ninguna parte, la aseguración de los hechos nunca ha demostrado jugar de nuestra parte. Aun así, elevo un poco mis mejillas, tratando de que no se lo tome como un comentario pesimista, sino de esperanza. Sin decir mucho más, le rodeo con mis brazos para apoyar mi mejilla sobre su hombro, dándole un ligero apretón a su cuerpo en un gesto de mi más profundo cariño. — No sabes lo que me alegro por ti, Hans. — susurro, incapaz de moverme de la afectuosa postura.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans - Página 2 Empty Re: Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans

Mensaje por Hans M. Powell el Lun Sep 23, 2019 3:02 am

Juntos, como no hemos podido estar. No quiero seguir reprochando cosas que ya quedaron atrás, quizá hacer esto con Phoebe es parte de mi proceso de madurez, uno que posiblemente no he alcanzado en todo su esplendor a pesar de la edad. No me siento un adulto cuando se trata de mi familia, especialmente de mis padres. Hay cosas de mí que me siguen llevando al niño que fui y al adolescente que buscó un orden imposible, perdiéndose en el hombre que se supone que soy todos los días — El exclusivo club secreto de los hermanos Powell — le recuerdo en un murmullo, le regalo una sonrisa sincera y siento que es suficiente para hacer un nuevo pacto, uno que en esta ocasión intentaré mantener. Nadie, ni siquiera nuestro padre, podrá volver a separarnos y evitar así que rompa mi promesa, una vez más.

Solo soy capaz de hacer un asentimiento, sé que hablar del bebé no es lo que ella esperaba pero en mi mente tiene toda la lógica. Yo también espero que mi hija sea feliz, con ella podré darme los gustos que con Meerah no tuve y sé que arruinaré millones de cosas como todos los padres, pero no quiero ser un eco del mío. No se me dan los niños pequeños, pero por esa bola de maní con forma de alien puedo intentarlo. Mi silencio se siente cómodo en lo que mi hermana pequeña me abraza, mis brazos buscan apretar su cuerpo contra el mío y acomodo mi mejilla sobre su cabeza, como si nuestros cuerpos no hubiesen crecido tanto en todos estos años — Lo sé — porque estoy seguro de que su cariño es sincero, como lo son sus lamentos y arrepentimientos — Y sé que yo me tomé mal lo de Charles en un principio, pero también estoy feliz por ti. Serás una novia bellísima. Prefiero decírtelo ahora antes de hacerlo pasado de copas en medio de tu boda — una que jamás pensé que fuese a ver — A mamá le hubiese encantado todo esto. Es una lástima que Pelusa no pueda asistir — bromeo. Algunas cosas las damos por sentadas y, sin embargo, aquí estamos. Quizá el diploma de Buen Hermano Mayor sí ha servido para algo y, a partir de ahora, es el título que debería lucir con mayor orgullo. Al final, la vida es demasiado corta para dejarla atrás.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans - Página 2 Empty Re: Like a moth to the flame we become helpless ▸ Hans

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.