The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Like poison in our blood | N. Helmouth

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Like poison in our blood | N. Helmouth - Página 2 Empty Like poison in our blood | N. Helmouth

Mensaje por Rebecca Hasselbach el Vie Ago 23, 2019 3:56 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Hay fantasmas del pasado que cuando le echas un vistazo por encima del hombro, después que hubieran pasado años, muestran una sonrisa amable que te hace creer que no fueron tan malos como los recordabas. Tengo especial cuidado con estos, son los más engañosos, te traicionan con otra herida en la piel cuando bajas la guardia. El pasado nunca es un viejo amigo al que puedas saludar con un abrazo al reencontrarlo, es el enemigo que te respira en la nuca mientras avanzas y te espera a la vuelta de cada callejón para tomarte desprevenida. Lo que queda por hacer es saber hacerle cara, que al final de todo hasta las cosas guardan fantasmas, también los apellidos. Hay un par que se me hacen muy familiares, pero es el de Helmuth en el que me detengo cuando paso de un ministerio a otro, en mis recorridos por el lugar que visito con una frecuencia inimaginable en otros tiempos y tal vez por eso lo hago, porque puedo hacerlo. Porque con cada paso que doy, le demuestro a todos estos magos que aquí están las sombras que ellos también temían, encapuchados que te roban el alma y aquellos colmillos para los que no son más que un bocado que se acaba demasiado pronto.

Helmuth es el apellido que me despierta una vieja rivalidad dormida, de la que llegué a hacer carne, que se ha vuelto instintivo más que racional. Porque, ¿qué puede importar ahora de la hostilidad entre una familia de farmacéuticos y una de traficantes de este rubro que los pusieron en la mira más de una vez? En medio de toda la maraña que son mis resentimientos, del que pueda prenderme lo atrapo entre mis dientes, que se ha vuelto mi motivación y necesito alimentarla. Porque sé que se ha terminado la jornada laboral de los secretarios, que la mayoría de los funcionarios están escapando del día por las puertas del atrio, y que son los ministros los que quedan a cumplir las horas que le faltan, que merodeo un poco por los corredores que van menguando en su luz. Las coincidencias nunca son coincidencias. —¿Ministro Helmuth?— lo llamo, cuando lo veo salir de su oficina creo que para marcharse. —¿Cree que podría hablar un momento con usted?— pregunto con una formalidad que se podría esperar de cualquier otro miembro del cuerpo de seguridad, el que seamos licántropos y todavía sujetos de su desconfianza es un detalle menor.

Aguardo a que me ceda el paso a su oficina, pero no más de un minuto. Hago un paneo con mi mirada de toda la habitación y hablo mientras camino hacia su escritorio, fijándome en el retrato que no alcanzo a ver ni a tomar. Supongo que será una fotografía de familia, no voy a mentir sobre la intriga que me causa la descendencia Helmouth. La mía se extingue en mí. —Por lo que pude saber, es un especialista en venenos… y creo que podría hablar de ellos con cualquier sanador...— digo, moviendo mi mano para acompañar mis palabras, hasta que mi mano queda suspendida en el aire hacia él y mis labios se van curvando peligrosamente en una sonrisa, —pero me gustaría poder hacerlo con un viejo conocido con quien compartimos tradición familiar—. Guardo mis manos dentro del bolsillo de mi abrigo militar, no haré un amago de estrechar el saludo. —¡Lo siento!— en realidad no, —Han pasado muchos años, que el apellido Ruehl lo dejé en desuso hace tiempo. Nos habremos cruzado alguna vez, Nicholas Helmouth, cuando todavía me presentaba ante los amigos como Anne Ruehl, ahora…— mi sonrisa se hace aún más oscura, muerdo muy suavemente mi labio inferior y los suelto, —saludo diferente en los reencuentros.
Rebecca Hasselbach
Rebecca Hasselbach
Ministro de Defensa

Volver arriba Ir abajo


Like poison in our blood | N. Helmouth - Página 2 Empty Re: Like poison in our blood | N. Helmouth

Mensaje por Rebecca Hasselbach el Vie Oct 11, 2019 11:59 pm

Nicholas— hago de su nombre un susurro que quiere atraerlo, —la violencia, las guerras son las que te han dado el sillón que ocupas en estos días— endurezco mi tono, que no me diga que crea en algo que nunca he visto, mis ojos tienen memoria de una realidad distinta y fue la que me dio certezas de las que hice mi nueva religión, que ese tiempo en que como él creí en luces al final de un camino, en usar mis manos para sanar, se transformaron en garras y la agresividad natural del mundo se hizo parte de mí. —Después de ti seguirá habiendo personas clavándose puñales por la espalda y desayunando los ojos de sus enemigos— mi sonrisa se enmascara de sorna. Desafío a su seguridad con mi barbilla arrogante, lo que crea conocer de mí será lo que ha escuchado o ha creído ver, cambie tantas caras, tantos nombres, que es más de lo que cualquier persona pueda conocer, sólo yo misma y esta memoria maldita, es la que no me permite olvidar la historia de cada una de esas fases.

No tengo por costumbre pedir ayuda, todo lo contrario— contesto, cediendo a mi agarre al sentir la presión de sus dedos en mi muñeca, —y nunca pensé en pedírsela a un Helmuth— ensancho mi sonrisa, esa que puede verse pese a la oscuridad que nos envuelve y tiembla, apenas, porque no tengo nada a lo que sujetarme como dice para poder ejercer algún tipo de influencia en él, para poder exigirle un antídoto del veneno que a mí ya no podrá librarme. Muerdo mi lengua para no decir lo que podría ser una respuesta más adecuada, remarcarle que hay licántropos autorizados a deambular por las calles y a entrar a las casas, que podría ser la suya o la de cualquiera en la que un día se encuentre con la necesidad de revertir la maldición a la que condena la mordida de un licántropo, en cambio caigo en su provocación que no nos llevará a nada. —Por las buenas o por las malas,— repito, frotando mi muñeca allí quedó la quemazón de su sujeción, —encontraré algo que pueda usar. Si tu pasado es impoluto, habrá algo en los días que vienen que podrían obligarte a responder a mi petición. La virtud se pierde, todos llegamos a la muerte con más de un arrepentimiento y una falta grave. Estaré esperando a la tuya…— rodeo su escritorio, pasando a su lado sin dirigirle otra mirada, en dirección a la puerta de su oficina para poner fin a mi visita. Nadie se conserva noble hasta el final del camino, en algún punto, todos caemos.
Rebecca Hasselbach
Rebecca Hasselbach
Ministro de Defensa

Volver arriba Ir abajo

Like poison in our blood | N. Helmouth - Página 2 Empty Re: Like poison in our blood | N. Helmouth

Mensaje por Nicholas E. Helmuth el Dom Oct 13, 2019 3:05 pm

Respondo a ese futuro enmascarado por un mundo pesimista del que habla con un movimiento de labios que declara la indiferencia con que me tomo sus palabras, puesto que no vienen más que de una mujer cuyo pasado no la ha tratado especialmente bien, no esperaba que actuara como tal. — Creo que voy a abstenerme de seguir tus consejos por el momento. — me limito a contestar, no solo por lo que ha respondido ahora, sino por lo que lleva diciendo desde que puso un pie en esta oficina. Creo que es lo único que nos queda por hacer, terminar esto como personas civilizadas antes de que alguno de los dos sí acabe por sacarle los ojos al otro, y presiento que si le doy unos minutos más de mi atención, será ella la que saque sus agarras afiladas como bien ha demostrado que puede hacer. Pero no tengo intención de que la noche termine de forma trágica, ya bastante tengo con haber alargado mi estancia en el ministerio como para tener que seguir escuchando las amenazas que se me pintan bastante débiles cuando no posee nada a lo que aferrarse.

Sonrío con gracia, dejándose entrever el atrevimiento con que se curvan mis labios para cuando hablo. — Debes estar muy desesperada si soy tu última opción. — de aquí los dos sabemos que no acudiría a alguien como yo, que vengo representando todo lo que su gente ha querido patear durante años por la posición que obtuvo a mi familia, trabajando por generaciones para llegar a alcanzarla. — Te estaré esperando entonces. — sentado, lo más probable, porque dudo que encuentre o vaya a encontrar algo que le sea de utilidad. ¿Podría simplemente ofrecerme a ayudar? ¿Colaborar con su causa que se le presenta como perdida? Pues podría, pero creo que las formas con que ha venido a exponer su petición no han sido las correctas, y quizás, solo quizás, si sus modales hubieran sido otros podría haber pasado por alto el pasado que comparten nuestras familias. Desgraciadamente, no se ha dado el caso, por lo que simplemente me limito a mirarla mientras bordea el escritorio para desaparecer tras el marco de la puerta, y es solo entonces que me permito descargar el aire de mis pulmones con algo de pesadez. No porque crea que pueda llegar a ocasionar un problema, sino porque ella en sí misma ya es uno, que tendré que vigilar a partir de ahora.
Nicholas E. Helmuth
Nicholas E. Helmuth
Ministro de Salud

Volver arriba Ir abajo

Like poison in our blood | N. Helmouth - Página 2 Empty Re: Like poison in our blood | N. Helmouth

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.