Últimos temas
» Diamonds don't shatter · Priv. (FB)
so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 EmptyHoy a las 6:52 am por Lara Scott

» Memoryhouse · Meerah
so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 EmptyHoy a las 5:04 am por Lara Scott

» Imperfect lock · Phoebe
so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 EmptyHoy a las 4:16 am por Lara Scott

» La La Famous [Normal]
so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 EmptyHoy a las 3:44 am por Invitado

» Risks can also turn into fun ▸ Syv
so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 EmptyHoy a las 2:23 am por Synnove A. Lackberg

» EXO-SKY [0.2]
so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 EmptyAyer a las 9:42 pm por Gavin J. Park

» Underwater · Phoebe (FB)
so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 EmptyAyer a las 8:53 pm por Phoebe M. Powell

» A heart of numbness ✘ Phoebe
so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 EmptyAyer a las 8:21 pm por Phoebe M. Powell

» We build the wall to keep us free ✘ Priv.
so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 EmptyAyer a las 7:40 pm por James G. Byrne


so don't touch me ∆ c. weynart

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 Empty so don't touch me ∆ c. weynart

Mensaje por V. Ileana Jensen el Sáb Jul 27, 2019 7:50 pm

Recuerdo del primer mensaje :

29 de octubre

Hacía una semana que su madre había ocupado un asiento importante, uno que, según los rumores, había quedado libre de una de las maneras más dolorosas existentes. Un escalofrío recorrió la espalda de la joven ante el mero pensamiento de ello, incluso consiguió que girara el rostro hacia atrás, percatándose de que nadie la seguía al abrir la tercera puerta del pasillo, asomarse al interior y, al ver que no había nadie allí, entrar cerrando tras de si. Cerró con cuidado y centró su atención en el escritorio, avanzando hasta el mismo y tomando un par de carpetillas que abrió, leyendo con rapidez las palabras que éstas tenían escritas, en busca de algo importante, o al menos interesante.

Nada. No conseguía nada. ¿De quiénes eran aquellos despachos? En el área de ciencia debían de tener algún raro experimento que los ayudara con sus intenciones de próxima guerra. Pero no era así. Soltó un bufido, pateando una papelera que rodó por el suelo, provocando un sonoro estruendo, paralizando el corazón el corazón de la joven. Se arrodilló en el suelo, tomando entre sus manos el aparato y recogiendo los papeles que se habían esparcido. Si alguien la había escuchado podía pensar que su propietario estaba dentro, ¿verdad? No había nada de lo que preocuparse. Pegó la oreja en la puerta, no percibiendo ningún ruido, por lo que abrió la puerta rápidamente y salió de allí, caminando disimuladamente por el pasillo, balanceando las manos como si no pasara nada. Hasta que alcanzó la esquina que daba lugar a un cruce, entonces giró a la derecha y comenzó a caminar con más rapidez, parando en seco cuando leyó en la pared un nombre conocido.

El despacho de su madre. Una media sonrisa apareció en sus labios antes de abrir la puerta lentamente y entrar dentro del despacho. En otros sitios no, pero en el de su madre podía inventar mil excusas por lo que avanzó hasta el sillón principal y se dejó caer sobre éste, estirando los brazos hacia arriba. —Seguro que tiene algo entre manos— comentó mirando la pila de papeles que reposaba  a un lado de la mesa. Su madre siempre tenía algo en mente, y casi nunca le gustaba cuando las escuchaba.
V. Ileana Jensen
V. Ileana Jensen
Repudiados

Volver arriba Ir abajo


so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 Empty Re: so don't touch me ∆ c. weynart

Mensaje por V. Ileana Jensen el Jue Sep 12, 2019 7:17 pm

Era estúpido. Definitivamente lo era. Ni siquiera tenía pruebas de que hubiera robado algo, solamente la había visto en el despacho de su madre y leyendo algunos documentos que bien podría leer en casa si hubiera hecho el ánimo de ir a la misma. Suspiró, pegando el cuerpo contra la pared pero, en cierto modo, envalentonándose un poco tras ver su reacción a las acusaciones de estar acosándola sexualmente tanto por sus comentarios como por su excesiva cercanía. Le gustaban las distancias cortas, pero solo cuando ella las había acortado o tenía interés en la otra persona; y la situación en la que se encontraba no podía ubicarse en ninguno de los dos conceptos.

—Tengo dieciocho y soy mayor de edad…ups, quizás esa información le da más alas a tu imaginación— insinuó, acercándose hacia él pero tratando de aprovechar para estirar el brazo en dirección al panel de números del ascensor que, para su desgracia, todavía quedaba demasiado lejos. Esbozó una corta sonrisa, mostrando así sus incisivos. —No lo sé, ¿tú crees? Eres el cazador a fin de cuentas… quizás aullemos juntos durante la próxima luna llena— se burló, acercándose más a él y, por ende, al tablero hasta que descubrió sus intenciones y se alejó automáticamente del hombre con enfado. No tenía cara de demasiados amigos, pero si un poquito de tontito… aunque la había pillado antes de poder alcanzar lo que quería. —Eres molesto— se quejó apretándome más el cuerpo contra la pared del cubículo y solo separándose cuando llegaron a la planta y le indicó que saliera delante suya.

Y salió. Claro que salió. En cuanto sus pies pisaron el exterior se dejó caer, sentándose en el suelo con las piernas cruzadas. Negó con la cabeza, apoyando las manos sobre sus piernas. —Esperaré aquí al auror, no tengo intención en ir contigo a ningún espacio cerrado. Disculpa la desconfianza— apostilló, dejándose caer boca arriba sobre el suelo y observándolo con una divertida sonrisa en los labios. Quizás su madre le pedía que se quedara en la jaula durante unos días para que aprendiera a comportarse. Esa opción era más que plausible aunque no quisiera reconocerlo en aquel momento. Desvió la atención hacia el ascensor, despidiéndolo con una mano. —Veza Ileana Jensen— informó volviendo a mirarlo. —Y he venido aquí para molestar a mi madre en su nuevo trabajo— bostezó —, lleva años persiguiendo ese puesto, quería ver como era— informó a medias verdad a medias mentira. —Y tú… aparte de cazador, ¿eres…? Tu cara me resulta familiar— agregó desde el suelo, alargando la conversación allí mismo.
V. Ileana Jensen
V. Ileana Jensen
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 Empty Re: so don't touch me ∆ c. weynart

Mensaje por Colin Weynart el Dom Sep 22, 2019 7:50 pm

Pongo los ojos en blanco por esa insinuación que se refiere a su edad. —Me sigues pareciendo insoportable como para incluirte en el pensamiento que sea— replico, lamentablemente contestaciones de este tipo me hacen sentir que estoy poniéndome a su altura de adolescente, en vez de responder como el adulto que debería ser, imponiendo las distancias que nos saquen de una vez de malos entendidos así, que la chica no es mucho mayor que mi sobrina y me caería como una patada al estómago que alguien lo malinterprete. Mi mirada es fulminante hacia ella, que se atreve a tomar mi precaución como motivo para burlarse de mí. —Si eso pasa, pediré que nos coloquen en jaulas diferentes en este departamento—. ¿Por qué le contesto? Hago chocar con fuerza mis dientes, cerrando mi mandíbula, que mis siguientes palabras salen apenas audibles por morderlas antes de soltarlas. —Gracias, es de los cumplidos más suaves que me han hecho hasta ahora—, que sé lo que se dice de mí y más de una vez me fue dicho en la cara, el que me importe poco es lo que me mantiene en mis trece. No me importa ser un incordio para ella, custodio el tablero del ascensor y me encargo de que lleguemos al departamento de Criaturas como dije que lo haría, para que pueda arreglar su situación.

Bufo con fuerza cuando se echa al suelo como una niña de cinco años con un berrinche, me paro a su lado con los brazos cruzados y espero a que me de la información que le pido para decidir si la llevo tirándole de los pies hasta la jaulas de los mooncalfs o llamo a una auror antes de que se agote mi paciencia por su actitud infantil. —En serio, ¿eres la hija de la ministra?— cuestiono. De tanto que me lo dice, lo empiezo a creer. También sigo creyendo que sus modos eran raros al moverse por la oficina y que sea hija o no, no tendría que estar revolviendo papeles. Yo no tengo a mis sobrinos armando castillos de naipes en el despacho de Riorden. Lo laboral se separa de lo familiar, siempre. Cada quien tiene su lugar donde debe ser. —¿No tienes clases? ¿Un trabajo de algo? Las cosas aquí en el ministerio no están como para que una cría vaga venga a desordenar la oficina de su madre, te traes problemas a ti y también a ella— le hago caer el sermón ya que puedo, porque tampoco voy a retirarme tan fácil y me morderé la lengua antes de pedirle disculpas. —Colin Weynart— doy mi nombre porque no voy a mentirle, aunque la incomodidad haga que descruce mis brazos para volver a cruzarlos, moviendo mi pie de un peso a otro.
Colin Weynart
Colin Weynart
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 Empty Re: so don't touch me ∆ c. weynart

Mensaje por V. Ileana Jensen el Miér Oct 02, 2019 1:27 pm

Molestar a los demás estaba dentro de sus habilidades. Se le daba bastante bien y lo cierto es que hacía alarde de la misma con frecuencia. Por ello no le extrañó que la catalogara como insoportable, incluso le parecieron divertidas las palabras con las que recalcó que había sido objetivo de cumplidos más severos que los suyos. La castaña también lo había sido y percibir un punto de encuentro entre ambos era algo curioso y divertido que alcanzó a sacarla una sonrisa antes de abandonar el ascensor y sentarse en el suelo. No fue grácil ni elegante, solo se dejó caer, dándose un buen golpe que no quiso dar a entender que le dolió salvo por una tenue mueca que quiso esconder con rapidez. Se encogió de hombros, inclinándose hacia atrás y quedando tumbada sobre la fría superficie. Un escalofrío la recorrió, mas se obligó a sonreírle al hombre desde aquella perspectiva, alzando la mirada y entrelazando las manos sobre su regazo. —Soy Veza Ileana Jensen— repitió nuevamente, colocando una pierna sobre la otra, dando a entender que estaba cómoda allí donde se encontraba. —Mi madre biológica es Silas Jensen— agregó. Desenlazó sus brazos, estirando uno en dirección hacia él. —¿No tienes uno de esos aparatitos que indican la sangre de una persona? Saldrá que soy su hija, aunque también mestiza… lo cual es humillante para ella pero que ya ha asimilado— siguió parloteando con la mano extendida al aire, cansándose de tenerla así y acabando por bajarla con un golpe seco contra su cuerpo.

Se incorporó, quedando sentada con las piernas cruzadas y las manos apoyadas sobre las piernas. —Mi madre no es buena persona, no me importa traerle problemas— comentó sin más. No dándole importancia a sus palabras. Vivían sus vidas separada la una de la otra, nunca fueron una familia feliz donde mamá quisiera a su hija y a la inversa. Se había esforzado durante toda su vida en ganarse su aceptación, demostrarle que no era un mero error y podía hacer cosas; hasta el día que entró en la Red, entonces decidió que no necesitaba su aceptación para nada. —Ella solo— quiso agregar, viendo como el hilo de sus pensamientos se interrumpía cuando escuchó su nombre. —¿Weynart?— repitió en voz alta. —¿Eres familia de Lëia?— preguntó sonriente. —Míra, puedes llamarla— agregó sacando el teléfono de su bolsillo —, conoce a mi madre, ha estado incluso en mi casa— continuó defendiéndose —o…— le ofreció también el otro brazo, extendiendo un dedo para que la pinchara y salieran de dudas de una vez por todas.
V. Ileana Jensen
V. Ileana Jensen
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 Empty Re: so don't touch me ∆ c. weynart

Mensaje por Colin Weynart el Sáb Oct 19, 2019 5:15 pm

Comienzo a creerle, maldición que comienzo a creerlo posible. Me he traído a la jaula de los mooncalfs a la hija chismosa de la ministra Jensen, quien al parecer no tiene la mejor de las relaciones con ella, así que podemos esperar una reprimenda más severa para la chica que para mí por no reconocerla. En mi defensa diré que mi trabajo me obliga a relaciones con criaturas mágicas, desconozco a muchas personas que forman parte del ministerio, Silas Jensen no era para mí más que una científica del montón hasta hace poco, que se sentó en el sillón que todavía tibio por Annie. Presiono el puente de mi nariz con mis dedos para tomarme dos minutos y pensar en lo que haré, si llegará a la instancia de confirmación a través de la sangre. ¿Hace falta? Tendré que ir a buscar uno de esos aparatitos que dice, los que cargo con los que uso para animales y no sé si estaría de acuerdo de enterarse. —Si conoces a Lëia, seguro también conoces a Ethan…— suspiro, que la diferencia de edades entre mis sobrinos no es tan tanta y esta chica es contemporánea a ellos.

Déjame decirte algo, Veza Ileana Jensen…— uso todo lo largo de su nombre para mirarla con severidad desde la altura que me regala estar de pie, mientras ella se empecine en su berrinche de estar sentada en el suelo. —Te ves como cualquiera de mis sobrinos y sé que a esa edad se hacen muchas cosas estúpidas— improviso mi sermón con una cuota de honestidad, es como le hablo a cualquiera de ellos. No soy tan mayor como para olvidarme las contradicciones que tenía al llegar desde Europa a un Neopanem que era el hogar de mi familia, pero no el mío. —Esta vez te dejaré ir porque elijo creer en lo que me dices, no hace falta ninguna tonta prueba de sangre, ahorrémonos el trámite— propongo, porque detesto los trámites, quedarme a cuidar su celda de castigo para que luego venga su madre a despotricar contra ella o lo que sea que Silas Jensen decida hacer como madre, si es hasta una posibilidad de que ni se aparezca si tan poco le importa su hija, y eso me obligaría a incluso quedarme de sereno. No, gracias. —Pero hazme el favor de buscarte algo más provechoso que hacer que quebrantar a tu madre causando problemas, si es cierto lo que me dices, sólo te meterás en líos tú y a ella le será indiferente. Búscate algo para ti, si te vas a meter en problemas que sea por ti— digo y con una última mirada, me giro para ir hacia las salas de este departamento, lejos de dramas adolescentes para los que ya no tengo edad de ser parte.
Colin Weynart
Colin Weynart
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 Empty Re: so don't touch me ∆ c. weynart

Mensaje por V. Ileana Jensen el Jue Oct 24, 2019 10:11 pm

Arqueó ambas cejas al percatarse en el cambio de expresión que cruzó el rostro del hombre. Si no fuera porque su madre la crucificaría hasta se habría reído de su reacción al percatarse de que se había equivocado por completo. Bueno, no se había equivocado en absoluto en sus intenciones, pero sí en quien era para ser más exactos. Como si ser hija de una Ministra de tercera fuera algo importante;  incluso la avergonzaba el pensar de que el asiento aún estaba caliente cuando ella lo tomó… e incluso la castaña se había sentado en el mismo. Un mueca de asco se dejó ver en sus labios antes de ser capaz de controlar sus expresiones, y también antes de escuchar el nombre de Ethan. —Ethan… ¿mayor que yo, obsesionado con la ciencia y adorable? Creo que me suena— habló con total libertad, sentándose algo más cómoda en el suelo. Al final acabaría conociendo a toda su familia… o al menos a una parte de ella, la más accesible con su edad y esas cosas. Sin contar con la ideología, otros le daban verdadero repelús y espanto.

Inclinó la cabeza, dejando que hablara todo lo que quisiera, permitiendo que el sermón surgiera de sus labios. Puede que incluso le prestara algo de atención, pero no la suficiente en realidad. Apoyó las manos sobre sus piernas, mirándolo durante todo el tiempo que sus palabras quedaron prendidas en el aire. Esbozó una tenue sonrisa, levantándose del suelo y quedando todo a la altura que le permitían sus centímetros. —Gracias, prefería tirarme días encerrada con los mooncalfs antes que tener a mi madre aquí… sermoneándome sobre la vergüenza que le provoco— admitió. No le avergonzaba reconocer las cosas en voz alta ni siquiera ante un desconocido. La realidad era una, y se había cansado de tratar de luchar contra la misma, de nadar contra corriente y acabar estrellándose constantemente con las mismas rocas. —Quizás algún día nos volvamos a ver, le diré a Ethan lo amable que has sido… y también le preguntaré que tal los arañazos— habló nuevamente, inclinando el cuerpo hacia un lado con diversión a la par que guiñándole un ojo.

Presionó el botón del ascensor en cuanto desapareció de su campo de visión, presionándolo en repetidas ocasiones, alguna con más fuerza de la necesaria, para salir corriendo de allí lo antes posible, poder respirar nuevamente cuando las puertas del mismo se cerraran y la llevaran hasta la planta que la sacara de allí.
V. Ileana Jensen
V. Ileana Jensen
Repudiados

Volver arriba Ir abajo

so don't touch me ∆ c. weynart - Página 2 Empty Re: so don't touch me ∆ c. weynart

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.