The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Phoebe M. Powell el Jue Jul 11, 2019 3:29 pm

Apenas han pasado dos días desde mi charla con Chuck en el once, lo que hacen tres desde que la transmisión televisiva a lo largo de todo el país cambiara el rumbo de las vidas de sus habitantes, la mía incluida. La seguridad desde entonces está peor que nunca, razón por la que me toma más tiempo que de costumbre poder llegar hasta la casa de mi hermano. Desde el incidente en el ministerio nadie quiere dejar cabos sueltos a nada, ni siquiera para dejar entrar a la hermana de uno de sus ministros. No es algo que me importe demasiado, tal y como están las cosas me sorprendería que fuera diferente, de manera que me limito a seguir las órdenes hasta que me permiten pasar. Es una vivienda tan grande que en ocasiones me pregunto para qué querrá tanto espacio siendo que nuestra familia no es excesivamente grande. Hace semanas que me enteré de que mi hermano se topó con uno de nuestros familiares cercanos cuya existencia me era completamente ajena, lo que me ha hecho pensar en cuantas más personas de mi árbol genealógico desconozco. Pero como es costumbre desde entonces, saludo amablemente a Jordan cuando me lo encuentro por uno de los pasillos camino del despacho de Hans.

He estado pensando todo este tiempo en la manera adecuada para abordar el tema que vengo a tratar, aunque obteniendo siempre la misma respuesta indecisa. Honestamente no sabría decir cual es la reacción que espero, pues tampoco siento que mi hermano haya sido él mismo estas últimas semanas, como si su cabeza estuviera en otra parte. Podría esperarme cualquier cosa, más contarle un aspecto de mi vida del cual jamás he mencionado palabra, provoca un cosquilleo nervioso por mi cuerpo. No me gusta no haber venido sin avisar, pero como tampoco estaba por esperar a que su secretaria me diera una cita para hablar con mi propio hermano, me froto los nudillos antes de llamar a la puerta en intromisión de su privacidad. — Soy yo. ¿Estás ocupado? Puedo venir en otro momento si... — Me excuso en cuanto mi cabeza se asoma por el marco, sintiéndome tan pequeña que es ridículo. No nos hemos visto desde el triunfal mensaje de guerra, lo cual hace que esto se sienta todavía más equivocado. — Solo quería comentarte algo, no va tomarme mucho tiempo. — Bueno, si sale como lo planeo en mi cabeza al menos no, y ese plan incluye evitar por el camino ciertos detalles que considero irrelevantes.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Hans M. Powell el Jue Jul 11, 2019 10:50 pm

Hay una enorme pila de libros sobre mi escritorio que he traído desde la biblioteca, ubicada en piso inferior, para ponerme a chequear algunas leyes impartidas en casos particulares de guerra abierta. Sí, hermoso modo de pasar lo que se supone que es mi tiempo libre, pero jamás he sido de las personas que dejan todo para último momento. He llegado a dónde estoy por ser precavido y encontrar siempre el modo de estar un paso por delante del problema, lo cual me ha dado cierta fama con la cual, ahora, no sé si seré capaz de lidiar. Los tiempos que vienen serán más complicados que los anteriores y sé que los ojos del país estarán puestos en nosotros, los miembros honorarios de esta isla particular, porque no hay nada más expuesto en la guerra que los políticos. Dicho de otro modo, esto puede tener varios finales y solo uno es beneficiario para mí: que ganemos. Los otros varían de un despido a la muerte y prefiero no caer en esos detalles.

Tengo la cabeza metida en un resumen de la influencia mágica oculta en la tercera guerra mundial cuando el comunicador suena y me encuentro con la sorpresa de tener que dar el permiso de visita para mi hermana, a quien no me esperaba ver en el día de hoy. En cuanto se lo doy, hago abuso de mi conocimiento sobre las tareas de mis empleados y ni me molesto en ir a abrir la puerta; en su lugar, marco algunos párrafos que sé que me serán de utilidad cuando pueda leerlos y estoy en eso cuando la puerta del despacho suena — Phoebs… — la saludo con calma y coloco el libro ya cerrado sobre el escritorio, levantando la vista hacia ella con la sonrisa que pretende disimular las ojeras — Jamás estoy muy ocupado para ti, al menos que me encuentres en medio de una junta — me ahorro el hacer una broma sobre que tampoco podría recibirla si me encuentro con otro tipo de compañía, pero me recuerdo que es mi hermana y no tiendo a tocar esos temas con ella. Supongo que es la influencia de haber vivido separados tanto tiempo, la que me hace pensar que no hay confianza para ciertos temas íntimos con los cuales bromeo con mis amigos.

Me pongo de pie porque me niego a recibirla como si esto fuese una reunión de trabajo y bordeo el escritorio, acercándome a ella mientras coloco las manos en los bolsillos de mi pantalón — ¿Qué es tan importante que viniste hasta aquí? ¿Está todo bien? — mis sospechas se disparan hacia cualquier lado, quizá Meerah dijo o hizo algo mientras estuvo a su cuidado cuando yo estaba en el hospital, o necesita de asistencia legal — Si quieres algo para beber o comer… — me encojo de hombros. A estas alturas, debería saber que mi casa es su casa.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Phoebe M. Powell el Jue Jul 11, 2019 11:39 pm

En cuanto levanta la vista del escritorio me es imposible no fijarme en las bolsas que cubren sus ojos, las cuales me hacen saltar al instante en preocupación. — ¿Estás bien? Parece que no has dormido en una semana. — Que de seguro hay una gran probabilidad de que haya sido así. Sin embargo, creo que estos rasgos en particular no están asociados a su estancia en el hospital durante las últimas semanas, sino a la inminencia de la guerra que se avecina. Me basta una mirada a su mesa mientras arrimo la puerta para percatarme de que estaba trabajando, lo que me hace disculparme una vez más. — No quería molestarte, entiendo que tengas cosas que hacer. — Dejo caer, casi como si estuviera buscando alguna clase de explicación sobre lo que va a pasar a continuación, cuando no creo que ni él mismo sepa responder a eso.

Sé que me encuentro más tiesa que de costumbre cuando asentir con la cabeza se vuelve una tarea compleja, de manera que trato de arreglarlo sacudiendo una mano ante su ofrecimiento para quitarle importancia. Siento que una bebida me distrairía de mi misión de ir directamente al grano, aunque de a primeras tampoco me salga hacerlo. — Verás, yo... He estado pensando, con todo lo que ha estado pasando, el juicio y ahora lo de la guerra... — Muevo mis manos de un lado para otro para acompañar mis palabras pese a que no tiene ningún sentido que lo haga, más bien lo utilizo como mecanismo para ponerle en situación, lo cual tampoco creo que haga falta a juzgar por su aspecto. También siento la necesidad de pasear, pero me mantengo en el sitio, revoloteando de alguna manera la vista por toda la habitación menos en él. — Bueno, puede que esto te sorprenda siendo que jamás he mencionado nada al respecto. — Empiezo. Si vamos a ser honestos, las conversaciones que Hans y yo hemos tenido sobre temas amorosos se resumen a cero, y si yo sé que tiene algún rollo con alguien es porque lo he averiguado por mi cuenta. Para mí es más fácil, claro, toda su vida está aquí, mientras que la mía... digamos que no tiene forma de saber nada.

Resulta que hay alguien en mi vida ahora mismo, que me ha hecho replantearme algunas cosas sobre como quiero vivir a partir de ahora. — Sigo sin mirarle directamente a la cara, rascándome la frente en un desinterés fingido. No sé por qué me cuesta tanto hablar de esto con él, es algo completamente natural, en algún momento iba a tener que pasar, supongo que lo que no esperaba es que yo fuera a ser la primera. — Y... bueno, lo más probable es que no vaya a estar aquí por mucho más tiempo. — Creo que no hace falta que explique que con aquí me refiero al capitolio, incluso cuando he decidido guardarme algunos detalles que probablemente lo tendrán confuso ahora mismo. Y sé que no necesito su aprobación, pero por la razón que sea me encuentro buscándola, esta vez sí parándome en su rostro para ver su reacción. Después de todo sigue siendo mi hermano mayor.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Hans M. Powell el Vie Jul 12, 2019 12:00 am

He dormido — es un tono que busca no preocuparla, pero no caigo en el detalle de que no son más que algunas horas porque estoy hasta tarde en el ministerio y me levanto temprano para estar allí a primera hora. Le quito importancia a su visita porque no quiero que se sienta una molestia, sacudo mis manos junto a mi cabeza para dejarle en claro que no tiene razones de qué preocuparse y espero que no se haga una idea errónea sobre nada de esto — ¿Te soy sincero? De verdad me alegra que estés aquí. Si leía algo más sobre técnicas militares y juicios políticos que salieron mal me iba a dar un colapso — me mofo, tratando de ver esto como un chiste y no como la crisis que en verdad es. Una que parece que incluso ha tocado a su puerta.

Me apoyo en el escritorio con los brazos cruzados y le doy ligeros golpeteos a mis codos en cuanto la escucho con cierta expectación, no muy seguro de a dónde quiere llegar — ¿Vas a decirme que tienes un negocio secreto de armas ilegales? — tanteo en un tono que pretende ser bromista, moviendo mis cejas hacia arriba. Si no es algo así, no comprendo el por qué de tanto misterio. Por un momento, de todos modos, creo que prefiero el asunto ilegal a que me venga con la idea explícita de que está saliendo con alguien; sé lidiar con leyes, no con cuñados — Espera. ¿Todo esto es porque tienes un novio? — suena demasiado extraño y me encuentro haciendo una mueca — ¿Qué quieres de mí? ¿Que te dé mi bendición? — la sonrisa de desconcierto ocupa gran parte de mi cara y desarmo un poco la postura, riéndome un poco de esto. Bueno, al menos no tengo que preocuparme porque le esté sucediendo algo específicamente malo, aunque me lleva a pensar en que no comprendo a qué viene toda esta charla.

La analizo con la mirada como si así pudiese obtener una respuesta, aunque no espero encontrarla de veras — Dime que no serás de esas personas que huyen a casarse en secreto en cuanto piensan que la vida puede acabarse en cinco minutos — no sé si lo pido por coherencia o porque no podría estar ligado a alguien con ideales tan cursis. Me paso la mano por el cabello con la incomodidad de un tema desconocido y hago vibrar mis labios con un resoplido que me desinfla, descomprimiendo mi postura — ¿Quién es y por qué no estarías aquí? — acabo preguntando, plantando cierta sospecha en mis ojos. ¿Está en problemas por un sujeto y yo no estaba enterado?
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Phoebe M. Powell el Vie Jul 12, 2019 12:53 am

Lo miro con cara de no creerme una palabra, la misma que ponía nuestra madre cuando alguno de los dos negaba saber qué había ocurrido con las galletas que faltaban en la despena, pero en lugar de regañarle como lo haría ella me resigno a lanzar un suspiro silencioso. Es lo suficientemente mayor como para saber las consecuencias de una mala época de sueño. — Suena super interesante. — Ni siquiera trato de ocultar mi falta de interés por técnicas militares y abogacía, dedicándole una sonrisa algo absurda. Aunque quizás debería tomármelo algo más en serio si tenemos en cuenta la razón por la que se encuentra estudiando esos libros en el primero de los casos. — ¿Tan mal está la cosa que tienen al ministro de justicia preparando asaltos militares? — Pregunto, más bien curiosa que otra cosa, porque hasta donde yo sé él estudió leyes, no como ganar una guerra.

De todas maneras, tengo que aguantarme las ganas de reír cuando propone que tenga un chiringuito ilegal, pese a que creo que se me escapa una risotada nerviosa. Sería mucho menos ridículo tratar ese tema que el que estamos conversando y su reacción me deja bien claro eso. — Bueno, no es que le hayamos puesto una etiqueta... pero podrías llamarlo así, sí. — Y es que el hecho de que mi hermano le haya dado un nombre a lo que tenemos Charlie y yo antes que nosotros mismos me hace ponerlo todo en perspectiva. Lo cual me hace gracia porque estoy por jurar que él actuaría de la misma manera de estar en mi situación. — Pues claro que no. — Suelto de inmediato, pegando un mini chasquido con la lengua. — Solo quería que lo supieras, viendo la que se viene encima. Eso es todo. — Me limito a decir, incapaz de poner en palabras que no quiero tener que sentir que lo estoy dejando atrás en estos tiempos difíciles, tanto a él como a Meerah.

No voy a casarme. — Le aseguro y ruedo los ojos porque ni siquiera me sorprende que haya querido tirar por ahí. Al menos no por ahora. Su siguiente pregunta, por otro lado, hace que apriete los labios en un intento de camuflar el nerviosismo, debatiéndome entre si ocultar cierta información o limitarme a soltarlo sin más. — Se llama Charles y como estoy bastante segura que has podido deducir hasta ahora, vive en el norte. — Y si no lo había hecho, pues bueno, en algún momento iba a enterarse, mejor exponerlo ahora que parece calmado. Como sé que le van a dar los ocho males si no continúo hablando, apenas dejo tiempo a que reclame. — Pero no es lo que parece, no es ningún rebelde ni nada por el estilo, es... normal y corriente, con un pasado no muy agraciado, justo como el mío. — Tiene que entender eso, ¿no? Quiero decir, yo misma estuve en esa situación, la diferencia es que yo tuve la suerte de tener un hermano con contactos. — La capital no es lugar para él, por razones que espero que entiendas, y el once tampoco lo es ahora que habéis declarado una guerra. No buscamos problemas, solo queremos vivir lejos de todo el caos que está por llegar. Esta guerra no nos interesa. — Eso también tiene que comprenderlo. ¿Es un buen momento para decir que a punto estuve de tener un bebé con él? Mejor me guardo esa información para luego.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Hans M. Powell el Vie Jul 12, 2019 5:39 am

No quiero decirle que sí, la cosa está tan mal como para que yo pase horas metido en libros, pero suelto un “ehhh” algo agudo que delata que no está muy lejos de la idea principal — Es bueno estudiar el pasado para no cometer los mismos errores en el presente. Puedes aprender mucho de aquellos que nos precedieron — es una regla básica de la historia, estoy seguro de que ella lo sabe más que bien. Tampoco me voy a poner a dar una clase de ámbito judicial, no cuando parece que ha decidido que es buena idea hacerme partícipe de su vida sentimental y creo que la estoy mirando con la misma expresión que alguien usaría al haber chupado un limón más ácido de lo común. Me he perdido la adolescencia de mi hermana, ha pasado de ser una niña a una mujer hecha y derecha sin que yo sea parte de ese proceso y, aunque di por hecho que algunas cosas habían pasado, me es un poco extraña la idea de verla con un novio. Si no quiere mi aprobación, cosa a la cual no le vería mucha lógica, no entiendo a dónde es que quiere llegar y se lo demuestro con un gesto que sacude mi cabeza en expectación.

El alivio que me produce el saber que no está pensando en el matrimonio se me esfuma cuando empieza a hablar del sujeto en cuestión y la parte más prejuiciosa de mi ser hace que tense un poco la expresión con un quedo “ah” de entendimiento. La dejo seguir hablando en vista de que está aquí para que la escuche y trato, por todos los medios, el no preguntarle qué le costaba tanto el conseguirse a alguien un poquito menos polémico. Creo que lo único que hace que me muerda la lengua es que siento que el decirlo me haría quedar como un verdadero hipócrita, si consideramos las disputas que he tenido conmigo mismo al respecto. Creo que me quedo callado más tiempo del normal, empujando el interior de la mejilla con mi lengua y sin tener idea de qué decir, usando mi tiempo en procesar todo lo que ha soltado. Charles, del norte, tipo común y corriente, ajá Entonces… — dejo caer — ¿Quieres mudarte con él? ¿Es eso? — no puedo decir mucho del tema porque jamás he vivido con una pareja, pero sí puedo hablar de otras cosas — No tengo intenciones de meterme en tu vida, Phoebs, pero… ¿Lo conoces lo suficiente como para saber que esto es lo que quieres? ¿Es un buen sujeto? — por no decir que si vive en el norte… ¿Qué ha hecho para vivir ahí? ¿Es su sangre, su status, su… qué?

Descruzo mis brazos y me apoyo en el escritorio, al cual le doy algunos golpecitos ligeros mientras trato de descifrar mis dudas en su rostro — No lo sé. Si quieres mi opinión, aquí estarás segura. Tienes un buen trabajo, te tenemos cerca… ¿Piensas dejar todo eso por él? — no quiero sonar juzgador, pero en verdad espero que se haya dado cuenta de lo mucho que implica el marcharse, sea el motivo que sea. Comprendo que nadie quiere estar en el centro de la guerra, el ojo de la tormenta por así decirlo, pero puede también estar arriesgando su seguridad — No sé mucho sobre parejas, pero…  ¿Al menos tienen una idea de qué harán? — no quiero decirle que lo que me está planteando suena como al ideal de una niña enamorada, pero si debo pincharle el globo de manera sutil, no me quedará de otra que hacerlo.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Phoebe M. Powell el Vie Jul 12, 2019 7:55 pm

Trato de descifrar por sus expresiones cualquier indicio de lo que está pasando por su cabeza, lejos de atender a lo que dice, sé muy bien que en el fondo tiene su propio análisis montado de la situación. Creo que no hace falta que afirme que esa es la idea, la capital me ha traído cosas buenas, pero sigue sin sentirse como un hogar para mí. — En primer lugar, creo que puedes dejar de llamarlo sujeto, no estamos en uno de tus juicios. — Como sé que no lo hace con mala intención me permito el bromear, alzando una de mis cejas en su dirección. Tiene cierta lógica que habiéndose pasado la vida juzgando a otras personas, quiera hacer lo mismo con un extraño de quién recientemente me he animado a hablar. — Es buena persona, más que eso... He tomado decisiones a lo largo de mi vida sin tener la certeza de que fuera a salir bien. Esta es la primera vez que lo hago sabiendo que no voy a estrellarme. — ¿Eso tiene sentido? Espero que lo tenga, no voy a ponerme a dar detalles sobre como funciona mi relación con Charles, porque tampoco creo que sea lo que busca, me limito a asegurarle que si he elegido hacer esto es por un buen motivo.  

Sé que te está sonando a un cliché de verano, en especial porque nunca te he hablado de él, pero no estoy pegando un salto al vacío, sé lo que quiero. — Al carajo, no ha sido fácil tampoco para mí percatarme de que es así, solo sé que la distancia me ha hecho darme cuenta de lo mucho que me faltaba estando sola. Pude haber recuperado a mi hermano, pero siempre hubo algo que no se sentía bien, que no encajaba, ahora sé que ese algo es más bien una persona. Me tomo la libertad de mover los pies, dejando a un lado su figura para acercarme a la ventana con los brazos cruzados y mostrarme muy interesada en las tareas de jardinería que está llevando a cabo el personal de la casa. — No hay ningún lugar seguro. — Le corto, echándole un último vistazo al jardín antes de volver la mirada al interior de la habitación. — Y no estaría dejándolo todo, seguiré manteniendo mi trabajo, la única diferencia es que en vez de tenerme aquí, estaré unos kilómetros más lejos. Eso no es nada comparado con como hemos estado, ¿no crees? — Digo con intención de animar lo que se está convirtiendo en una mala idea en su cabeza. ¿Qué son unos kilómetros de más en nuestra época?

Rodeo con ambas manos mis brazos, mordiéndome la mejilla interna en lo que asiento con la cabeza. — Buscaremos un sitio tranquilo primero, lejos de toda esta locura, un lugar donde podamos empezar de cero. Estaré bien, ¿cuándo no lo he estado? — Es una ironía, él lo sabe, pero que tiene doble sentido, como si quisiera explicar sin la necesidad de palabras que ocurra lo que ocurra, siempre encontraré el modo  de sobrevivir, como siempre. Vuelvo la mirada a la ventana, moviendo la nariz al sentir un cosquilleo que me lleva a decir lo siguiente. Hay ciertas cosas que no le he contado, pero puestos a sincerarme... — Estuve embarazada, hace un tiempo. No llegué a tenerlo, lo perdí antes de que eso pasara. No lo buscamos, supongo que por eso nunca te lo conté. — Creía que era porque en el momento no me pareció un dato relevante, ahora sé que es porque me afectó más de lo que he llegado a expresar. No sé que es lo que me ha llevado a decírselo ahora, pero sé que no va a juzgarme. Meerah es un detalle que a día de hoy no puede ignorar. — A lo que voy es que no te estaría diciendo esto si no supiera que es lo que quiero de verdad. Y quiero estar con él. — Lo digo con seguridad, sin que haya lugar a que ponga en dudas mis palabras, y me relamo los labios antes de girar la cabeza hacia él. Siento que me he quitado un peso de encima o, al menos, un secreto menos.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Hans M. Powell el Vie Jul 12, 2019 11:15 pm

A pesar de que pongo los ojos en blanco por su bromita que me pinta, muy a mi pesar, una sonrisa, no puedo dejar de mirarla como si estuviese tomándome el pelo. No es porque sea mi hermana, pero no puedo comprender cómo es que puede estar tan segura sobre una persona y sobre lo que desea con ella. Recuerdo el capricho adolescente que tuve con Audrey, pero incluso en ese entonces tenía mis límites. Quiero decir, estaba al pendiente de mis estudios y la idea de vivir juntos se asomó en un punto de demasiada soledad, pero jamás llegó a concretarse y no recuerdo haber hablado o actuado de la misma manera que Phoebe casi a sus treinta. ¿De verdad las cosas son como las pinta o está cegada? Envidio la manera en la cual parece tenerlo tan claro, honestamente. Jamás podría haberlo hecho de esa manera — Si tú lo dices… — es lo único que suelto. Ya está grandecita para que le señale las fallas y los riesgos que está tomando y como no conozco al tipo no puedo ser de más ayuda. Diablos, espero que al menos tenga empleo y no sea uno de esos vagabundos con adicciones tan clásicos del norte. Si es así, voy a matarla.

Su paseo por la habitación me tiene siguiéndola como si fuese un programa de televisión de lo más interesante. Sé que tiene un punto en lo que está diciendo, pero aún así no me contengo en chasquear la lengua — Sé que ningún lugar será completamente seguro, pero tenerte cerca siempre es un alivio. Justamente, después de todo lo que hemos pasado, hay sensaciones amargas que no se van — no quiero retenerla, solo espero que comprenda mi punto de vista en todo esto. Al menos parece que tienen un plan que no abarca todo lo que yo quería oír y estoy por señalarle algunos puntos, cuando suelta una bomba que no me esperaba. Bien, sé que tenía una imagen de mi hermanita que ya no existe, pero mis ojos se clavan en su estómago como si esperasen verlo crecer de golpe. Sé que trago saliva y que la nuez sube y baja, buscando procesar la información con un poco más de lentitud que lo normal — ¿Por qué no me lo dijiste? — acabo soltando, ignorando su declaración de amor incondicional hacia el susodicho — Quiero decir, sé que no debe ser fácil, pero… — me obligo a levantar los ojos hacia ella, encontrándome con la adulta que nunca fue para mí — Lamento mucho que eso haya pasado. Sabes que puedes contar conmigo para lo que sea, ¿no? — no solo porque ha perdido un hijo, vaya a saber por qué, sino porque no hay necesidad de tener secretos entre nosotros. Somos una familia pequeña y que ha sido débil mucho tiempo, no serán épocas donde podamos darnos ese lujo. Si quiero cuidarla, tengo que encontrar la manera de que no se aleje de mí.

Con un suspiro, me separo del escritorio y me acerco a ella, pasando mis manos por sus brazos en una caricia que culmina al tomar sus manos — Este tipo… Charles… — mi voz suena un poco dudosa al pronunciar su nombre y la miro buscando que me aseguro que no me he confundido bautizándolo de otra manera — ¿Tiene un trabajo? ¿Puede ayudarte a mantener un hogar? Quiero decir, tú sabes, sé que en el norte las cosas no son precisamente… estables — por no decir que la mayoría son vagabundos y ocupas. Aprieto un poco sus dedos, usando mis pulgares para acariciar sus nudillos — Si necesita un empleo, puedo conseguirle uno bueno, al menos de asistente. Tengo los contactos, solo… —  cierro los ojos con resignación y vuelvo a suspirar antes de mirarla — No dejes que alguien más te hunda solo porque quieres estar con él, ¿entiendes? Sé que estás segura y todo eso, pero la luna de miel dura poco y quiero que tomes las medidas para que esto no termine… mal — por no decir, en una pareja fallida y cargada de problemas. Ya tuvimos un buen ejemplo con nuestros padres.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Phoebe M. Powell el Sáb Jul 13, 2019 12:31 am

Entiendo lo que dice sobre las sensaciones amargas, porque de esas tengo constantemente, muchas de ellas en forma de sueño. Las secuelas familiares son algo que por mucho tiempo que pase, siempre van a estar ahí, y en algunos momentos se hacen más presentes que en otros. Ahora mismo, por ejemplo, puedo llegar a comprender por qué se siente de esa manera ante la noticia de que volvemos a separarnos de nuevo. De una forma distinta, está claro, que no esperaba que lo dejara así. — Pero ya no somos niños, Hans, hemos crecido, con todo lo que eso conlleva. — No puede tampoco esperar a que me quede por siempre resguardada bajo su protección, incluso cuando el tiempo que estuvimos cada uno por nuestra cuenta le dé derecho a hacerlo. — Por favor, que no me voy al fin del mundo, en algún momento vas a tener que dejar de ser tan sobreprotector conmigo. — Digo con intención de rebajar la tensión del ambiente, ladeando la cabeza en lo que me atrevo a sonreír con humor. Algo me dice que nunca va a dejar de hacerlo, no después de la historia que hay detrás de nosotros.

Casi tengo miedo a encogerme de hombros, escondiendo la cabeza en ese gesto como respuesta a algo que yo también me he planteado hace escasos segundos. — No parecía una buena carta de presentación en su momento, y luego simplemente no se dio la oportunidad a sacar el tema. — Elevo los párpados, pero no la barbilla, como si estuviera esperando a ver su reacción a escondidas. No tengo tiempo de levantar la cabeza hacia él que ya estoy negando con la misma cuando se disculpa por algo de lo que no debería lamentarse. — Está bien, fue para mejor, no era el momento, los dos lo sabíamos. — Digo algo escueto, sin querer remover mucho en el pasado y aun un poco plasmada en el recuerdo. Uno nunca sabe, quizás ese bebé hubiera roto nuestra relación a largo plazo en lugar de a corto como hemos podido comprobar en las últimas semanas. — Lo sé. — Utilizo como respuesta a su afirmación, viendo que no necesito decir nada más al respecto. Si algo me han demostrado estos últimos meses es que solo nos tenemos el uno al otro dentro de esta extraña familia que formamos, nosotros y los fantasmas que de vez en cuando atormentan el presente.

El contacto hace que ahora sí levante la mirada hacia él, atenta a sus palabras y observándolo a la espera de un interrogatorio que, si bien estaba viendo venir, esperaba no tener contestar. Bueno, al menos esta vez no lo llamó sujeto, supongo que eso es un avance a la aceptación de que Charles existe de verdad. — Bueno... digamos que no es el tipo que anda regalando anillos de diamantes, tú ya me entiendes. —No, en verdad no creo que lo haga, no hasta el punto que comprenda lo que quiero insinuar sin la necesidad de utilizar palabras. Carajo, por qué no me limitaría a decir que tenía una herencia familiar colosal o algo parecido. — Pero nos las apañaremos, de veras, no tienes de qué preocuparte. — Se nota que estoy ocultando información, lo veo en su cara tanto como en la mía y eso que no la estoy viendo. Pero no creo que exista una forma sutil de presentarle a Charles sin que quiera tirarse por la misma ventana que tengo detrás. — No creo que le guste la idea de ser enchufado por alguien, ya sabes, valores. — Asiento con la cabeza, acompañando el movimiento con mis cejas. Sí, los valores de que ni en un millón de años Chuck aceptaría que mi hermano le consiga trabajo. Pero, por favor, qué mal se me da mentir. — Con mi sueldo es suficiente por el momento, encontrará algo. — Ah, sí, ya lo arreglé.

Sonrío cuando estruja mis dedos, como para demostrar que no tiene nada de lo que temer, pese a que lo que dice a continuación ensombrece un poco mi mirada, transformándose en una sonrisa más bien triste. Al final, soy yo la que rodea sus manos con las mías, afianzando mi seguridad. — No todos son como papá. — Es de las pocas veces que utilizo alguna clase de diminutivo relativamente cariñoso para referirme a nuestro padre, pero lo hago con la intención de abrirle los ojos y hacerle ver que no tengo miedo porque no me estoy equivocando, y por esa misma razón, él tampoco debería de tenerlo.
Phoebe M. Powell
Phoebe M. Powell
Profesor del Royal

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Hans M. Powell el Sáb Jul 13, 2019 5:57 am

Todo lo que me dice no está ayudando a que olvide los detalles de una vida que no conocía, en la cual puedo notar que no estuve cuando más me necesitaba y me recuerda, una vez más, que somos desconocidos con una infancia y una genética en común. No quiero preocuparme por ella y tengo intenciones de depositar mi confianza en todo lo que me dice, pero no puedo dejar de ser el hermano sobreprotector que ella tanto insiste que debería dejar de existir — No quiero que “te las apañes”, Phoebs. Sabes que puedo ayudarte — si el tipo este no acepta puestos de trabajo mucho menos va a aceptar dinero, pero hoy en día tengo la suerte de que me sobra, algo que no muchos podrán decir cuando las cosas se salgan de control — En el norte… ¿No hace nada? — Por favor, no quiero decirle que ella se merece y puede conseguir algo mucho mejor, pero creo que es un poquitito obvio. Sé que la taza de empleo en esos distritos no es la más óptima, pero no entiendo cómo mi hermana podría haber puesto sus ojos en alguien sin futuro o ambición. No sé puede vivir de ideales, lo sé bien.

Hay algo en su sonrisa que me dice mucho sin la necesidad de abrir la boca, pero lo que expresa luego solo me obliga a forzar un gesto que busca imitar el suyo. ¿Alguna vez hablamos de verdad sobre lo que pasó? ¿Fuimos sinceros el uno con el otro? — Lo sé — no estoy mintiendo, sé que hay matrimonios que funcionan, personas que extrañamente encuentran un balance para funcionar juntas y por último están los desgraciados como mi padre — Solo quiero que seas feliz y estés segura. Si crees que este es el modo… — no puedo decir que la apoyo porque todo esto me produce un recelo que no comprendo, pero no sé cómo decirlo sin provocar una nueva pelea por la cual no quiero pasar una vez más. Suelto sus manos y coloco las mías detrás de mi nuca, masajeando un poco los nervios — No soy el mejor para hablar de relaciones. No he tenido una en años y fue una experiencia muy lejana que no terminó bien, fuera de que tengo a Meerah gracias a ello — no es secreto que las formalidades no son lo mío, hay cierta fama que me adjudicaron y exageraron con la cual no puedo luchar — Yo no tengo… bueno, no sé cómo es el apostarlo todo por alguien — si ella lo ha encontrado, tendré que ver cómo ayudar para que no se dé la cabeza contra el suelo.

Me aparto hasta ser libre de abrir la ventana y sentarme en el marco. Una de las cosas que más me gustan de vivir aquí es la vista, los jardines y el aire fresco es algo que las personas de la ciudad no podrían comprender del todo. Me quedo callado, pasando mis manos distraídamente por mis rodillas, hasta que mis ojos vuelven a buscar su perfil — ¿Por qué nunca nos contamos nada? — pregunto, quizá muy repentinamente — Sé que hemos cambiado, pero antes solíamos decirnos todo. Todavía no sé si fue la distancia misma o una que inventamos nosotros entre ambos — lo peor es que ya descubrimos una de las razones, nos llevó a gritarnos hasta no hablar durante días. Por suerte, las emociones amargas se ven opacadas por un recuerdo que me hace sonreír con burla — ¿Recuerdas cuando te gustaba ese niño en primer grado? ¿Cuál era su nombre? El cachetón que te regalaba dulces — cuando las cosas eran mucho más simples que ahora y no era necesario el sentir la presión de cuidar las palabras. Éramos nosotros y eso bastaba.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans Empty Re: We've been weighed in balance and found wanting ▸ Hans

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.