The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas

My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara - Página 2 Empty My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara

Mensaje por Hans M. Powell el Lun Jul 01, 2019 5:08 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Cuando salgo de la base de seguridad y me detengo en su muelle, es media tarde. El sol sigue en una posición que fastidia a mis ojos y tengo que frotarlos, tratando de ignorar que mis manos siguen rojizas por culpa de las manchas de sangre que no he podido quitar del todo. Mi remera, generalmente de color petróleo, se ha oscurecido por el líquido carmesí y tengo la sensación de que ninguno de los aurores que me permiten el paso para marcharme se atreve a señalarlo, a pesar de que veo sus ojos fijarse en aquel detalle sin disimulo. Me detengo, preguntándome cómo puedo aparecer así en mi casa, donde solo deseo llegar para poder darme un baño y dormir por horas. Quizá, si me despierto me daré cuenta de que nada de esto ha sido real.

Pensar en Meerah y su presencia en casa me basta para sentir el tirón y aparecerme en la puerta de aquel departamento del distrito seis que se ha convertido en un refugio este verano. No sé si estoy haciendo lo correcto, pero es la única opción que me queda con la cual puedo ser completamente honesto. Phoebe no lo entendería, pero... ¿Cómo voy a explicarle a la mujer del otro lado de la puerta lo que ha sucedido esta mañana? ¿Cómo pondré en palabras lo que mi cerebro se niega a reproducir en imágenes, incluso cuando estas se repiten una y otra vez? Tengo que tomar aire y me paso las manos por la cara, tratando de que los labios no me tiemblen, que los ojos no se pongan llorosos o que las fosas nasales no se ensanchen. Fallé, estrepitosamente. No pude hacer nada para evitarlo desde la comodidad de una silla que ahora no me merezco.

Dejo caer las manos y no saco la varita, le doy el derecho de que es su casa y he caído de sorpresa para acabar tocando el timbre. Lo hago más de una vez, no sé si porque no responde rápido o porque yo estoy impaciente. Al final, cuando Scott aparece, me doy cuenta de que no sé que decir y no me atrevo a robarle un abrazo — Lo siento — me disculpo de inmediato, apenas encontrando mi voz asfixiada y temblorosa — Pero no sabía a dónde más ir.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo


My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara - Página 2 Empty Re: My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara

Mensaje por Hans M. Powell el Dom Jul 07, 2019 7:30 am

Creo que cualquiera de los dos aquí está muy lejos de ser un ángel — en esta habitación, en esa cueva o en el ministerio, no me siento capaz de poner límites o señalar con el dedo, porque no comprendo su modo de actuar o pensar. Supongo que eso es lo que me pone como su enemigo, por estas cosas opto por tirarles una cueva sobre sus cabezas y ellos deciden que la mejor salida es dispararle a una mujer mientras habla. No, no hay buenos o malos, solo hay gente que busca tomar el camino difícil que solo nos complicará las cosas. Nos pondrán en peligro, nos agitarán el suelo por ideas que ya no tienen sentido. He dicho muchas veces que no puedo calificarme, no sé cómo tomarme el hecho de que ella tampoco sea capaz de hacerlo. No confío del todo en su promesa de que no va a juzgarme, lo delato al pasear mis ojos por su rostro como si fuese una inspección recelosa. No quiero ser el hombre al cual señale con el dedo, no ella, a quien le permití conocer mis motivos. Esta ha sido nuestra piedra en el camino desde el primer día.

Me gustaría sorprenderme por su confesión, pero no lo hace. Claro, tampoco lo comprendo. Sé que tiene una madre que la quiere lo suficiente como para llenarle la heladera y amigos con los cuales bebe alguna que otra cerveza cada tanto, al menos eso me dio a entender en más de una ocasión y Annie lo confirmó con sus burlas sobre una anécdota con tequila que no acabo de comprender del todo. ¿Esas personas no son suficiente? ¿Qué tan egoísta se debe ser? Quiero decir, sé que yo no cuento en lo absoluto en su vida, pero creí que al menos sentiría algún apego hacia las personas que siempre estuvieron ahí — A veces siento que lo único que buscas es que te entregue, de veras — sé que debería hacerlo, fui blando. Lo fui hace siete años y aún más ahora. Si Riorden lo supiera, no le haría ni una pizca de gracia. Me quito un mechón del pelo que me prometí cortar hace al menos dos semanas y lo echo hacia atrás, con aire taciturno — Al fin de cuentas, no importa lo que suceda o las opciones que te entregue, siempre acabas dónde quieres estar y parece que eso es siempre la cuerda floja.

Me pongo de pie tal y como si el sillón me hubiese impulsado con un resorte y llevo las manos a mi cadera mientras pienso, mordisqueando nerviosamente mis labios. Tengo el impulso de salir por la puerta, pero me paseo un poco más cerca de la cocina, la cual tiene recuerdos mucho más dulces y menos amargos — Me preocupa nunca saber quién serías si estuvieras en una situación como la de hoy — confieso sin mirarla — ¿La que aprieta el gatillo o recibe el disparo? No me digas nada, no quiero que lo respondas — sacudo las manos en el aire como si así pudiera callarla antes de que abra la boca y me detengo cerca del televisor — Pero sí quiero que te mantengas fuera de esto. Ya la cagaste dos veces, no habrá una tercera. No voy a arriesgarme a que decidas a dónde irá tu botecito cuando sople el viento — sé que estoy sonando más controlador de lo que me gustaría, pero tampoco puedo evitarlo. Siento que estoy hablando con un gato que sigue a ciegas a una lucecita muy brillante sin ver que se le acabará el terreno. Con un resoplido que delata lo mucho que me fastidia ponerme en esta posición, me presiono los párpados cerrados con una sola mano, estirando los dedos — Solo… intenta que el “mientras dure” no termine como hoy, ¿de acuerdo? — porque quizá ella no, pero yo sí puedo seguir tachando nombres en mi lista. No pretendo que el suyo sea uno de ellos.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara - Página 2 Empty Re: My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara

Mensaje por Lara Scott el Dom Jul 07, 2019 8:42 am

Presiono mis labios porque no puedo negarle que me siento en esa línea imprecisa desde hace semanas, que ante los rebeldes cuando tomaron por asalto el festival, fue más importante para mí la seguridad de Meerah, pero que si me muestro tan dolida como me siento por lo que le sucedió a Annie, no puedo dejar de pensar que fui yo quien dejó pasar al hijo de Orion Black en un primer momento. Fui tomando decisiones que me colocaron en un sitio que no es en el que quiero, pero tampoco sé dónde quiero estar y por eso me reconozco a la deriva. Tomo prestado el discurso que me repetí durante años, como si lo hubiera guardado en un pergamino doblado en el interior de mi bolsillo, y lo uso porque todavía puedo reconocerme un poco más parecida a los traidores de este gobierno que a sus defensores.

Todas las elecciones tienen sus consecuencias, que me entregue es una de las posibles, y lo peor de todo es que a estas alturas sé que no lo hará, me hace sentir mal por él. Cuando el sillón queda libre de su peso, cubro mi rostro con las manos al inclinarme hacia delante, mis codos hundidos en las rodillas. No tengo una respuesta entre las opciones que me da, y aunque me prohíbe contestar, quiero decirle que puedo no estar en ninguno de esos lugares. No estoy obligada a tomar una posición, que bien podría haberlo hecho, pero en contra de lo que me proponía fui apegándome a ciertas personas, la posibilidad de perderlas es un vértigo que no esperaba conocer. Mientras me reconozca como una rebelde callada, a la larga no haré más que lastimarlas y decepcionarlas porque se parece demasiado a engañarlas, a ser hipócrita. Pero puedo ser honesta con Hans, no importa que sea duro en su respuesta, puedo sentir el alivio de sacar lo que está en mi mente y lo vuelvo a lamentar por él, porque no hago más que atacarlo con mis contradicciones internas.

Hans, en serio…— se me atora la voz al no poder prometerle que me mantendré fuera de esto, pese a que esa es mi intención y lo feroces que puedan ser algunos vientos, yo solo deseo poder quedarme en el lugar seguro que supe construir, pero me asusta que eso no sea posible porque fui hecha para algo distinto. —En serio… lamento que siempre terminemos mirándonos en oposición— exhalo en un suspiro furioso, no hacia él, sino a la situación y a un todo que está por encima de nosotros. —No eres mi enemigo, ¿de acuerdo? No somos enemigos— procuro convencerlo o recordárselo. Levanto mi rostro para unir su mirada con la mía, si no me incorporo es porque buscar su contacto en este momento podría causar que se vaya, percibo lo frágil que es su permanencia y las manchas rojizas en su remera no me permiten olvidar por qué está aquí, sin que pudiera hacer nada por él cuando me dijo que no tenía a donde ir. —No estoy en tu contra, estoy contigo, el tiempo que sea…—. Nunca me ha gustado hacer promesas que sería tan fáciles de romper. —Y trataré de que dure, me quedaré aquí. Haré lo que pueda para quedarme aquí— prometo. No sé si al margen de todo, librándome de ser quien algún día tenga que ser la que apriete el gatillo o a la que estén apuntando, no sé exactamente qué le prometo, nada para mí está claro en este momento. Siento que estoy retrocediendo sobre mis palabras, virando con fuerza para nadar contra la corriente que me arrastró durante años y no sé qué puede salir de esto, puede que acabe ahogándome en un mar sin fin.
Lara Scott
Lara Scott
Inefable

Volver arriba Ir abajo

My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara - Página 2 Empty Re: My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara

Mensaje por Hans M. Powell el Dom Jul 07, 2019 9:09 am

¿Por qué siento que la conversación se ha desviado y agitado, cuando lo único que esperaba encontrar cuando puse un pie en su sala era consuelo? La mirada que le lanzo no es la de un amigo, pongo en duda sin hablar las palabras que nos aseguran como personas que no deben verse como opuestos y tengo miedo de estar siendo demasiado fatalista frente a un tema que, si bien siempre está flotando entre nosotros, creí que ya tenía controlado. No quiero decirle que llegará el día que sí nos veamos como enemigos porque lo sabe, siempre estuvo implícito y explícito en lo que sea que sea esto, tal y como decidimos llamarlo en el hospital — ¿Conmigo? — repito sus palabras, no sé si en asombro o desconfianza. Doy un paso vacilante en su dirección, no por querer tocarla, sino porque busco mirarla mejor — Vas a quedarte aquí… ¿Porque lo deseas o porque te lo he pedido? — no ha salido de mis labios hoy en exactitud de esas palabras, pero aún recuerdo el hablar con ella, pasado de vodka, en ese mismo sofá. No se ha borrado de mi memoria mi ridícula petición sobre que debería quedarse conmigo y hoy podría repetirla, pero por el conocimiento de lo que sucederá si se marcha. No puedo imaginarla con esas personas, por mucho que lo intente, a pesar de los años que llevo sabiendo a quienes ha frecuentado. Lara no es fiel a nadie, debo recordar eso, una vez más.

Me cruzo de brazos con inquietud y tengo que acomodarlos sobre mi pecho como si el agarre no fuese suficiente. Me encuentro con los labios fruncidos y la boca torcida, tratando de ubicarme en tiempo y espacio, sintiendo todo el peso del agotamiento sobre mi cuerpo como si fuese un balde de agua. Ha sido un día largo que se sumó a unas semanas intensas y no me siento capaz de siquiera seguir discutiendo. Siento que por hoy me he rendido, porque habrá que regresar a la lucha mañana — ¿Puedo usar tu ducha? — mi voz baja unas cuantas octavas y desarmo mi postura, buscando que mi lenguaje corporal sea el que exprese mis pocos ánimos de seguir revolviendo un tema que, parece, no podemos dejar atrás — No quería que Meerah me viera así. Solo quiero bañarme, dormir y quizá comer, eso es todo. No vine aquí con intenciones de… lo que sea. Estoy harto de discutir contigo — tampoco tengo fuerzas para ello — Porque puede que tú no te aferres a las cosas, pero si estoy aquí es porque pensé que era el sitio más seguro para mí después de … — no me atrevo a volver a decirlo, ella lo entenderá de todas formas. Los dos perdimos a alguien, no importa que se mienta con sus tonterías de que no tiene nada que perder. Sin más vueltas, decido dejarlo como está y no espero que me diga nada, solo me encamino hacia el pasillo que tan bien conozco sin necesidad de sus viejas instrucciones. Quizá el vapor me despeje la mente, pero sé que no encontraré algo que me guste en cuanto vea las cosas con claridad.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara - Página 2 Empty Re: My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara

Mensaje por Lara Scott el Dom Jul 07, 2019 10:45 am

Sostengo su mirada cuando la pregunta de una única palabra queda entre los dos, mi boca por una costumbre de orgullo no la repite y de esa manera poder confirmarle que eso es lo que quise decir. Podrá verlo en mis ojos, es lo que me digo. Pero lo que se ve es la incertidumbre en la que me coloca al ponerme una prueba en la que no puedo dar con una respuesta escapista, al final lo que hago es rehuir el contacto visual y suspiro a la nada. Hago memoria de nuestras muchas conversaciones de desencuentro, en las que dijimos cosas sobre las que pusimos un común acuerdo de evadir los vacíos en los que podíamos caer, decidimos caminar sobre lo inestable y no sé cómo logramos sujetarnos a algo que estaba lleno de remiendos, me abrazo a mí misma en el sillón para poder contestar con la espalda más erguida y la voz más segura. —Porque lo quiero— digo, todavía de perfil a él. —Sabemos que no soy buena obedeciéndote, lo que ocurre es que a veces coincide lo que yo quiero con lo pides—. Dejando de lado de que tuvo su influencia en su mi decisión, necesito reafirmarme en que es algo que en verdad lo quiero, para que esos vientos que predecimos, no me sacudan a su voluntad.  

Mi semblante cambia, mi boca suaviza esa línea tensa que eran mis labios, para asentir al darle el permiso que no creo que necesite para usar la ducha y cierro mis ojos al saber que este lugar que parecía ser un refugio no nos salva de nosotros mismos, de una discusión interminable de la que está cansado y para la que no sé si tendremos una solución, porque prometer que me quedaré, despierta el merecido recelo que nos toca a los mentirosos por hábito. Caigo en la cuenta de que estar con Hans me hace consciente de todas mis faltas, impulsa en mí el querer decirle que tal vez hay una persona que espera encontrar algún día, muy diferente a mí, una imagen que no puede encajar en mí y no hay nada que hacer, porque esto es lo que soy, este sitio es el que hay. —Lo lamento—. Puede que pedir disculpas también sea algo que se vuelva propio de estar con él, no sé si me gusta que sea así. Es agotador también para mí. —Puedes quedarte aquí y hacer todas esas cosas, todavía queda algo de kebab de verduras en la heladera. Puedes quedarte el resto del día, si quieres— digo, sin romper mi postura en el sillón cuando se va por el pasillo. —Siento lo de Annie— es lo último que murmuro. —Yo también la siento.

Espero unos momentos para ponerme de pie, me muevo por la sala esquivando los muebles y cruzo el pasillo que lleva al dormitorio. Paro delante de la puerta del baño y pienso en qué de todo me ha quedado por decirle, aparte de que fue una mentira decir que no tenía nada que perder, creo que el resto de mis verdades las tiene como cartas revueltas en su mesa y puede elegir entre todas con cuál quedarse. Entro a la habitación para rastrear mi varita entre el caos de planos y con un movimiento éstos se van acomodando de vuelta a las cajas, sobre las baldosas quedan desperdigas las fotografías que recojo con una mano. No siento que pueda verlas ahora, así que las escondo en el cajón de la mesa de la luz, y al cerrarse, el golpe me hace notar que hay pocos sonidos en todo el departamento. Pienso seriamente en salir, en dar a Hans un espacio en el cual descansar y que no pese mi compañía, pero como es probable que se marche si no me encuentra, me siento al pie de la cama en el tiempo de minutos que tengo para repetirme tantas cosas dichas y guardadas entre los dos, entre las que pueda encontrar la respuesta para mis contradicciones, que en realidad ya tengo.
Lara Scott
Lara Scott
Inefable

Volver arriba Ir abajo

My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara - Página 2 Empty Re: My poison, my cross, my razor blade ✘ Lara

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.