The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Children of the bad revolution ▸ Meerah

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Children of the bad revolution ▸ Meerah - Página 2 Empty Children of the bad revolution ▸ Meerah

Mensaje por Maeve P. Davies el Miér Mar 27, 2019 11:34 pm

Recuerdo del primer mensaje :

De acuerdo, es hora de renovar mi armario. No lo digo yo, lo dicen mis tobillos que sobresalen por mis pantalones haciéndome parecer un pescador y mis camisetas que hacen que se me vea el estómago cada vez que me estiro. Además, no es como antes que debía utilizar la ropa con muchísimo cuidado de no estropearla porque nadie iba a regalarme algo nuevo, ahora puedo simplemente decirle a mi padre que necesito vestuario nuevo incluso si no es el caso. Está claro que lo es, pues es de verdadera urgencia que renueve mi armario si no quiero aparentar que voy a vender droga por la calle.

En mi tarea de buscar algo que se moldee a mi personalidad y a mis gustos, se me ocurre llamar a Hero para que me acompañe y me aconseje sobre qué comprar, al fin y al cabo ella es quien es capaz de ponerse tres looks distintos en un día y verse divina en todos. Sin embargo, me acuerdo de Meerah, a quien conocí en la fiesta de cumpleaños de Hero y que, a partir de entonces, he añadido a la lista de personas que me caen tremendamente bien. Aquella velada aprendí que le gusta mucho lo relacionado con la costura y las telas, de manera que no se me puede ocurrir persona más adecuada para el papel de acompañante.

Meerah vive en el centro del capitolio, así que aprovecho que hay muchísimas más tiendas donde mirar allí y me pillo un traslador que me deja bastante cerca del sitio donde hemos quedado. Prácticamente la obligué a venir conmigo, pero puesto que resultó que hicimos buenas migas en la fiesta, no creo que le importe demasiado. Volteo la esquina de una de las manzanas principales para verla sentada en un banquito esperándome, dichosa de mí siempre llegando tarde. - ¡Hey! Disculpa por la tardanza, de camino he visto una cafetería anunciando unos batidos con una pinta deliciosa y no me he podido resistir a echar un vistazo. Podríamos ir cuando terminemos si no es muy tarde. - Propongo cuando recuerdo que se me ha olvidado merendar y mi estómago me lo recuerda.

Adelanto el paso por la calle principal, girando mi cabeza de un lado a otro en busca de algo que me llame la atención. - ¿Se te ocurre por dónde empezar? - Al fin y al cabo ella es la experta, yo estoy igual de perdida que un pulpo en un garaje con luces de discoteca. - He pensado en transformar mi estilo, ¿sabes? Me he aburrido un poco de mi armario. - Tampoco hace falta mirarlo mucho para darse cuenta de que mi ropa se basa en vaqueros anchos, camisetas básicas y deportivas.
Maeve P. Davies
Maeve P. Davies
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo


Children of the bad revolution ▸ Meerah - Página 2 Empty Re: Children of the bad revolution ▸ Meerah

Mensaje por Maeve P. Davies el Lun Abr 29, 2019 2:07 pm

Frunzo el ceño mirándola con descaro cuando dice no haber ido nunca a la playa, hasta que ella misma se corrige y mis labios se transforman en una especie de o en lo que alzo las cejas. - Ya pensaba que el poco alcohol que tomamos en el cumpleaños de Hero había hecho estragos en tu memoria. - Hace tiempo que yo no tengo lagunas de ese tipo, lo que me hace pensar que mi cuerpo se ha acostumbrado más o menos al efecto del mismo, pero comprendería que para ella toda esa sensación fuera extraña. - ¿No sabes nadar? - Al principio ese hecho me parece tan poco creíble que vuelvo a juntar mis cejas en un intento de mostrar mi confusión, pero luego recuerdo que no todos los distritos tienen mar y que no todo el mundo puede permitirse una piscina privada y vuelvo a relajar mi cara. - ¡Yo podría enseñarte! Las playas del cuatro son tranquilas en verano, y no tenemos por qué meternos hasta el fondo, siempre podemos quedarnos en la zona donde no cubre. - He de admitir que no soy la mejor profesora, para nada, pues mi paciencia es más corta que la duración de mi atención en clase, y esa ya viene siendo bastante poca. - Entonces está hecho, te enseñaré a nadar y te quedarás a dormir, podríamos decirle a Hero, ella ya ha estado varias veces en mi casa, ¡será divertido! Creo que a todas nos vendría bien un poco de sol. - Solo hace falta mirarnos a las tres para darse cuenta de lo pálidas que somos en contraste con la mayor parte de la población del cuatro.

- Oh, bueno, definitivamente creo que podré hacer eso. - Estar quieta, mientras me hacen fotos, no suena como algo que no pueda hacer sin tirar todo lo que se encuentra a mi alrededor. Por lo menos es una mejor idea que dejarme caminar por una pasarela con tacones. - No conozco a esa tal Yorkey, ¿es buena? - No me importaría acudir a un par de clases si resulta que es una buena profesora; siempre he dibujado por mi cuenta y pese a que no lo hago del todo mal, puede que un par de consejos sobre pintura ayuden a mejorar a la mía. - Tengo muchos dibujos en mi casa, puedo enseñártelos cuando vengas. La verdad es que es lo único que hago. - Le digo acompañándome de un encogimiento de hombros. Puede que no sirva para estudiar, pero en lo que se refiere al dibujo, creo que no ando mal parada.

Sonrío de oreja a oreja ante su propuesta, no son muchas las veces que alguien está dispuesto a recordar mi cumpleaños. - ¡Aún falta mucho para eso! Es a finales de abril, ¿cuándo es el tuyo? - A ver si voy a tener que ser yo la que tenga que comprar un regalo dentro de poco, aunque en cuanto a fiestas se refiere, no creo que ninguna de las dos quiera acabar como en el cumpleaños reciente de Hero. - Bueno, está bien, tienes suerte de que últimamente me esté dando por probas cosas nuevas o si no te hubieras quedado con las ganas de ver mi cara de asco cuando lo tome. - No creo que el hecho de tomar ese té me vaya a causar tanta risa como el comentario que acabo de hacer, pero por lo menos no se puede quejar de que no lo vaya a intentar.
Maeve P. Davies
Maeve P. Davies
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Children of the bad revolution ▸ Meerah - Página 2 Empty Re: Children of the bad revolution ▸ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Dom Mayo 19, 2019 5:22 am

Nombra el pequeño incidente con el alcohol que había sufrido hace pocas semanas y siento como la sangre se me sube a las mejillas de manera inmediata. - ¿Poco dices? Era la segunda vez en mi vida que probaba alcohol, y la primera en consumir tal cantidad… Suertuda tú si lo que tomaste fue poco. - Yo por lo personal prefería dejar de lado por un tiempo ese leve interés que me generaban las bebidas alcohólicas. Luego de experimentarlas tan de cerca, prefería mantenerlas lejos por un buen tiempo. Al menos las bebidas blancas que podían mezclarse tan bien con un simple jugo de frutas o un refresco. - Sé nadar. - Lo medito unos segundos y vuelvo a corregirme. - Bah, sé flotar. Y avanzar con brazadas deformes dentro de una pileta, pero eso es todo. - Suponía que no era lo mismo el agua calma de un cuadrado de cemento, que la fuerza que podía tener el mar en un día con más viento de lo normal. - No suena para nada mal, aunque será un milagro si puedo adquirir otro color que no sea el rosado en mi piel. - La desventaja de ser pálida, es que tomar color era casi imposible. Por suerte siempre llevaba bloqueador solar, y nunca había llegado a ponerme del color calamar que muchas ostentan en los descuidos bajo el sol.

- Tal vez la conozcas: Jolene Yorkey. Fue famosa hace unos años, pero ahora simplemente es la mejor profesora que he tenido. Es muy buena, y no suele guardarse sus opiniones como he visto a muchos hacer. - La profesora Yorkey era otra de las pocas que no me trataba como si tuviese cinco años así que, naturalmente, era una de mis personas favoritas. - Da clases en el Ocho, si quieres puedes acompañarme un día después del colegio. Podemos merendar en lo de mi tía Eunice en lo que hacemos tiempo, o podemos a ir a esta tienda de batidos que es increíble. - Me entusiasma encontrar a otra muchacha que tenga interés en las mismas cosas que yo, y estoy más ansiosa de lo que hubiera esperado para que me muestre los dibujos que hace. Me gustaba reconocer el talento ajeno, y si Maeve decía que era buena en eso, pues le creía.

Si su cumpleaños era a finales de Abril, eso quería decir que no estaba en deuda y que aún tenía tiempo de sobra como para saber qué regalarle. - El primero de Septiembre, no es muy difícil de recordar. - La ventaja de cumplir el mismo día que iniciaban las clases, es que no había forma de que nadie se olvidase, o que al menos una persona lo recordase y le dijese al resto. Daba igual. Me gustaban mis cumpleaños cuando estaba con amigos. - Ya verás que te gustará. - Le aseguro. Y es más, buscaría dárselo a probar de manera que no supiese que lo que estaba tomando fuese té.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Children of the bad revolution ▸ Meerah - Página 2 Empty Re: Children of the bad revolution ▸ Meerah

Mensaje por Maeve P. Davies el Lun Mayo 20, 2019 10:51 pm

Tengo que mirarla con expresión divertida al mismo tiempo que siento cierta lástima por ella si realmente es de las primeras veces que toma alcohol. Meerah no es mucho más joven que yo, lo cual deduzco por su aspecto y porque coincidimos en varias clases a lo largo del curso, pero con ello puedo asegurar que yo probé por primera vez el alcohol mucho antes de que ella lo hiciera. – Bah, tampoco fue para tanto… – Desde luego no fue mi peor noche, he terminado en situaciones mucho peores y con una resaca mucho menos soportable de la que tuve al día siguiente de la fiesta, la cual considero un camino de rosas en comparación con los dolores de cabeza que he llegado a tener en otras ocasiones, la mayoría incitadas por un alcohol de pésima calidad.

Imaginármela dando salpicones en una piscina cerrada y tratando de mantenerse a flote me saca una risa. – Definitivamente tendré que enseñarte antes de que me pongas en ridículo en público. – Por el tono de mi voz se nota que estoy bromeando, más que nada porque no necesito de nadie para ponerme en ridícula yo sola, lo cual lo hace tres veces más penoso. – No sabes lo que te entiendo, hubo un año que desistí de tomar el sol y me compré un spray de estos bronceadores, pero no terminó muy bien. Así es que puedo decirte que el color cangrejo es mucho mejor que parecer una zanahoria andante. – Desde entonces prefiero abrasarme al sol para conseguir apenas un poco de color, aunque otra parte de mí sigue pensando que alguien me gastó una broma cambiando el tiempo del temporizador mientras el productor hacía efecto.  

Trato de hacer memoria en lo que me dice el nombre de su profesora de arte, arrugando levemente la nariz junto con mis labios. – Oh, creo que ya sé quién dices, ¿no fue vencedora de unos juegos hace ya mucho tiempo? – Tanto que ni siquiera yo había nacido, y la razón por la que conozco acerca de ella es porque mi propio padre es un vencedor y antes de tomar la decisión de buscarle, hice mis investigaciones sobre el tema. – Suena bien, y no es por desprestigiar a tu tía, pero con lo de los batidos me ganaste. – Aunque de poder siempre podemos hacer las dos cosas, no conozco a ningún miembro de su familia a excepción de Hero, pero que quiera presentarme a un familiar suyo me produce algo parecido a la satisfacción por haber encontrado una nueva amiga. No ocurre muy a menudo que alguien quiera pasar más del tiempo necesario conmigo porque soy como un grano en el culo que no calla ni debajo del agua, de manera que pienso aferrarme a esta amistad por todo lo que dure.

Su fecha de cumpleaños me recuerda a lo poco que queda de vacaciones, las cuales se están pasado mucho más rápido que otros años. – Bueno, de esa forma al menos tienes asegurado que no llegarás tarde al colegio el primer día de clase, cosa que para nada he hecho yo. – Bromeo, seguro que de la emoción ni hace falta que ponga el despertador. De igual manera, siendo consciente de esta información, trataré de no quedarme dormida para poder ser de las primeras en felicitarla.
Maeve P. Davies
Maeve P. Davies
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Children of the bad revolution ▸ Meerah - Página 2 Empty Re: Children of the bad revolution ▸ Meerah

Mensaje por M. Meerah Powell el Dom Mayo 26, 2019 1:45 am

Dejo que mi ceja se eleve en un gesto evidentemente juzgador y me cruzo de brazos para acentuar más el efecto de mi expresión en general. - Eso dices tú, que no le golpeaste la puerta a la ministra de educación estando ebria, ni interrumpiste a tu padre cuando tenía compañía. - Esperaba de verdad que la mujer no fuese alguien recurrente, porque no podría volverla a ver a los ojos sin avergonzarme de pies a cabezas. No importaba lo bonita que pudiese o no ser, hubiese preferido que fuese Lara. Al menos con ella no sentiría el nivel de mortificación necesaria como para considerar vivir adentro de un ropero.

- Si no quieres que te deje en ridículo, mejor déjame asolearme a un costado y jugar en la orilla. No soy… no soy precisamente buena en deportes. - Por no decir asquerosamente mala. Ni pelotas, ni raquetas, ni escobas o cualquier cosa que requiriese un mínimo de agilidad o velocidad. - A menos que contemos el ajedrez o el billar. - En los cuales se necesitaba lógica, precisión y un mínimo de movilidad que sí podía cumplir sin trastabillar o hacer un completo ridículo. - ¿Usaste una de esas cosas cancerígenas? - Los ojos se me abren como platos y me llevo una mano al pecho de manera exagerada. - Son terribles para la piel, y no empecemos a hablar de lo mucho que tiñen la ropa… además de que: ¡naranja! - Prefería ser blanco papel antes que permitir el contraste que generarían mi cabello rubio y una piel de naranja vibrante.

Asiento con la cabeza a lo de Jolene pero no me explayo más en el asunto ya que no conozco demasiado sobre el tema. - Entonces es un hecho. Batidos, y algo de agua de mar este verano. - Había que hacer algo durante los meses de vacaciones, y hacer planes con amigas no sería mala idea. - Y modelar mis diseños, no lo olvides.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

Children of the bad revolution ▸ Meerah - Página 2 Empty Re: Children of the bad revolution ▸ Meerah

Mensaje por Maeve P. Davies el Mar Mayo 28, 2019 10:28 pm

Trato de aguantarme la risa, de verdad que lo hago, e incluso utilizo mi mano para tratar de no dejar salir el sonido, pero termino por soltar una carcajada tan grande que algunas personas que pasan a nuestro lado se giran para mirarme. – ¿Interrumpiste en casa de la ministra? Wow, y yo que creía que no había nada peor que que tu padre te vea borracho. – Tanto el suyo como el mío, el cual estoy seguro que está más que acostumbrado a mis torpes pisadas de madrugada. – No es una buena fama la que te estás ganando en el capitolio, Meerah, lo próximo será ser anfitriona de una fiesta de streptease. – No sé cómo se tomará mi broma, teniendo en cuenta que es una versión aligerada de Hero, pero lo digo igual con la sonrisa que resulta al apagarse mi risa.

Lo que dice del ajedrez me hace levantar una ceja interesada, pues no la tomaba por alguien que hiciera mucho deporte, pero tampoco por alguien que fuera atraído por las codiciosas normas del juego. – Una vez tomé una partida de ajedrez, terminó con la reina contraria despedazando a mi rey en dos, espero que se te dé mejor que a mí, en cualquier caso. – Desde entonces me he mantenido lejos de las tablas de ajedrez, porque aunque sea poco el dinero que me he atrevido a apostar con mis compañeros de clase, no quiero tener que perder más. Asiento con la cabeza a la par que mis hombros se elevan en un gesto conformista, o más bien, de honestidad. – Tenía once años, ¿vale? Y un chico al cual impresionar, por muy penoso que suene. – Ahora tengo solo un poquito más de razón, la suficiente para no cometer la estupidez de hacer alguna tontería por un hombre. Duh.

Me echo la bolsa hacia la espalda, cargándola como si fuera un saco de patatas pese a no pesar mucho y asiento a lo que dice. – De acuerdo, te llamaré un día de estos para concretar los detalles. – Me acerco para darle un abrazo amistoso y zarandeo la mano cuando vamos a tomar direcciones contrarias para ir cada una a nuestras respectivas casas. Puede que no vuelva con todo lo que tenía pendiente para comprar, pero al menos tampoco regreso con las manos vacías: unos zapatos y una amiga nueva lo considero una tarde bastante exitosa.
Maeve P. Davies
Maeve P. Davies
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Children of the bad revolution ▸ Meerah - Página 2 Empty Re: Children of the bad revolution ▸ Meerah

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.