The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas
» The chase has just begun · MT
The broken ones ✘ Jamie - Página 2 EmptyHoy a las 6:26 am por The Mighty Fall

» Cierre de Temas
The broken ones ✘ Jamie - Página 2 EmptyHoy a las 4:11 am por Sophia A. Niniadis

» Petición de Rol
The broken ones ✘ Jamie - Página 2 EmptyHoy a las 3:08 am por The Mighty Fall

» Kokomo x Dressler
The broken ones ✘ Jamie - Página 2 EmptyAyer a las 10:09 pm por Geraldine H. Willems

» Sorry, I'm late again · Sigrid
The broken ones ✘ Jamie - Página 2 EmptyAyer a las 6:16 pm por Sigrid M. Helmuth

» Little fires everywhere - Raven
The broken ones ✘ Jamie - Página 2 EmptyAyer a las 6:11 pm por Raven Y. Maksimov

» Trama Global de Aniversario: Inscripciones
The broken ones ✘ Jamie - Página 2 EmptyAyer a las 3:57 pm por Maeve P. Davies

» Inventario de Luka
The broken ones ✘ Jamie - Página 2 EmptyAyer a las 1:50 am por The Mighty Fall

» Registro General
The broken ones ✘ Jamie - Página 2 EmptyAyer a las 1:48 am por The Mighty Fall


The broken ones ✘ Jamie

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The broken ones ✘ Jamie - Página 2 Empty The broken ones ✘ Jamie

Mensaje por Benedict D. Franco el Mar Mar 19, 2019 6:18 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Se metieron en medio de la noche. Los gritos de seguro alertaron a los vecinos, pero tampoco me importan demasiado. Solo amagué a intentar salir por la ventana, pero ser un muggle contra la fuerza de las varitas no me dejó otra opción que ser arrastrado por los aires. Solo ruego, espero, que Arianne sea lo suficientemente inteligente como para echarme toda la culpa, para clamarse inocente, para limpiar su nombre antes de que la acusen de tener a un traidor dentro de su casa. Uno que, apenas me pinchan el dedo para tomarme una muestra de sangre, confirman en su tablet que el ADN hace chillar la lista de los más buscados de NeoPanem. Esos enemigos públicos del gobierno que han rastreado por más de una década y que solo significan miserias. Para mí, esto tiene otro significado: esto se ha acabado. Lo sé mientras me arrastran, inmóvil por un encantamiento que me prohibe la defensa personal pero que me mantiene consciente como para saber que, cuando los aurores me hacen aparecerme junto con ellos, no estamos en la prisión. Reconozco las mansiones, el olor de los ricos y las náuseas en mi garganta. No he estado aquí en una eternidad y sé que no saldré con vida.

El vestíbulo se encuentra en penumbras, pero sé que Jamie Niniadis fue advertida y estoy seguro de que estoy aquí por su capricho, no por protocolo: dudo que a todos los que capturan los hagan pasar por su casa. Mis ojos tienen la movilidad suficiente como para pasear por la sala, reconociendo un jarrón que casi rompo en una ocasión y, de ser capaz, sé que me pondría a gritar. Muero por gritar. El sudor frío me recorre completo mientras avanzamos por una casa que empieza a despertar en plena madrugada, hasta que parpadeo por culpa de la luz tenue que se enciende en cuanto ingresamos a una habitación. Basta con que me quiten la inmovilización y me dejen caer al suelo para que me dé cuenta de donde estamos: el despacho de la ministra. Un movimiento de varita basta para esposarme a un macizo escritorio de roble y me dejan allí, solo, respirando con la agitación de un animal enjaulado. Tengo que escapar, no sé cómo, pero no puedo quedarme aquí.

Tironeo una, dos, tres, hasta diez veces, pero solo consigo que se me corte la circulación de la muñeca y que el pesado mueble solo cruja, pero no se mueve. Bufo de frustración, pero acabo volteando la cabeza cuando oigo la puerta a mis espaldas y veo al rostro que creí no tener que volver a ver en mi vida. A pesar de la sensación desagradable en la boca de mi estómago, me las arreglo para sonreírle con burla y desprecio — Un placer verte, Jamie — mascullo — Espero no interrumpir algún sueño sobre un desmembramiento de bebés o algo así.
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo


The broken ones ✘ Jamie - Página 2 Empty Re: The broken ones ✘ Jamie

Mensaje por Benedict D. Franco el Jue Mar 21, 2019 8:49 pm

A mí, a él… da igual — jamás voy a entender cómo funciona la mente retorcida de la ministra de Magia. Mis ojos se fijan más en los chasquidos eléctricos que salen de su varita, a sabiendas de que eso es algo completamente nuevo y notando como mi cuerpo se inquieta, removiendo unos pies que se sienten como plomo. Sí, siempre me va a acusar de que soy un asesino, pero ya he pasado muchos años meditando sobre ello y opto por no sentirme herido, a sabiendas de que es mi culpa que la vida de Seth hubiese cambiado. Y suya, porque es ella quien inició toda esta locura cuando tenía el poder de simplemente instalar el mundo idílico que los rebeldes profetizaban cuando los Black estaban al poder — ¿Nunca te preguntaste por qué eligió ese camino? No puedes ser tan necia… — pero mis ganas de burlarme de ella se evaporan cinco segundos, esos donde una nueva clase de dolor me sacude como si fuese un trozo de papel en el aire. No es como los castigos de látigo del mercado de esclavos, sino como si un golpe filoso cortase tu piel con la seguridad de que cada poro debería llorar en agonía.

No puedo contestar, más los golpes siguen y estoy seguro de que mi vista se nubla, con un cerebro demasiado asfixiado como para poder pensar con claridad. No puede estar hablando en serio, no cabe la posibilidad de que no esté mintiendo o jugando conmigo. Parpadeo en varias ocasiones, sin reconocer la voz que sale de mi cuerpo en señales de dolor que cada vez son más débiles, tratando de no perder el conocimiento. O quizá sí, porque si lo hago, eso haría que todo esto se terminase de una vez. Pero Melanie… — ¿Qué oferta? — no me reconozco, pero una parte dentro de mí se agita — No puedo creerte. Lo que me dices es antinatural — y sin embargo… — ¿Por qué habría de creerte y vendértelo, cuando si él hubiese querido volver, podría haberlo hecho en estos quince años?
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

The broken ones ✘ Jamie - Página 2 Empty Re: The broken ones ✘ Jamie

Mensaje por Jamie D. Niniadis el Vie Mar 22, 2019 3:51 pm

Ben hacía la pregunta equivocada. Sí me había planteado mil veces la razón por la que Seth eligió un camino que no le correspondía, pero todas llevaban al mismo sitio: a la creencia ciega de que solo había sido un estúpido niño que había tomado la decisión más importante de su vida en caliente. Y lo defendería por ello hasta el día de su muerte porque se negaba a pensar que no tuviera unos ideales iguales a los míos. Lo hice callar nuevamente con un cruccio porque no soportaba su impertinencia, no soportaba la manera en la que decía las cosas como si tuviera razón. No soportaba su estúpida cada de muggle. Debería haberlo matado cuando tuve la oportunidad, antes de que escapara, antes de que se llevara la persona más preciada de mi mundo; la razón por la que construí este país.

Lo que peor me sentó fue la cruda realidad, esa parte en la que Seth podría haber regresado si hubiera querido. — ¡MENTIRA! — Moví la varita con tal rapidez que hizo un ruido al romper el aire. Un cruccio golpeó de nuevo contra Ben, esta vez mucho peor por toda la rabia contenida. — Le engañaste para que cubriera cuando mataste a ese auror. Le engañaste para ¡que te sacara de aquí! — Alternaba hechizos de tortura sin pensarlos demasiado, esta vez fue el turno de nuevo del hechizo seccionador que impactó directo contra su abdomen. — ¡Le engañaste para que se fuera contigo! — Otro seccionador, esta vez por el costado. Avanzaba alrededor de él como un león apunto de saltar sobre su presa para destrozarlo y devorarlo por piezas. — ¡¿Te crees que no sé también que lo engañaste para que no regresara?! — Esta vez, fue el turno de un nuevo cruccio. Estaba absolutamente furiosa, negándome a ver la realidad. Una que Stewart si veía. Para él, era fácil saber que Benedict no mentía. No en lo que a Seth respectaba. Pero no abrió la boca ni una sola vez porque mientras yo torturaba a ese hombre que colgaba en medio de mi despacho, estaba tan fuera de mis cabales que aquel hombre creía fervientemente que, de abrir su boca, ocuparía el lugar de aquel prófugo traidor.

Cuando el cruccio se cortó, el diffindo lo siguió, pero esta vez, cortó de lleno las cadenas del techo haciendo que el cuerpo de Ben golpeara el suelo en seco. Para entonces ya no hablaba. Apenas respiraba. Pero mi varita no se detuvo. Uno de mis pies golpeó su herida y añadió una nueva tortura a la lista, y seguí así hasta que Stewart por fin perdió el miedo y utilizó su voz para llamar su atención. «Ministra, él ya no le oye». Había perdido los papeles, mi cabello se había desacomodado de su sitio, el cuerpo de Benedict ya no se retorcía en el suelo ni emitía ruido alguno.

Lo pateé.

Tardé varios minutos en calmarme antes de volver a hablar. — Ya no requiero de sus servicios, Auror. — No tenía intención de quedarse, se limitó a hacer una reverencia y a marcharse. Acto seguido, varios elfos domésticos hicieron su aparición. — Encadénenlo en las mazmorras. No he acabado con él. — Tras un «Sí, señora» tomaron el mugriento cuerpo de Benedict y lo desvanecieron del despacho. — Limpia esto — Esa fue la última orden que dí hacia la pequeña elfina que quedaba, antes de salir de mi despacho.
Jamie D. Niniadis
Jamie D. Niniadis
Ministro de Magia

Volver arriba Ir abajo

The broken ones ✘ Jamie - Página 2 Empty Re: The broken ones ✘ Jamie

Mensaje por Benedict D. Franco el Vie Mar 22, 2019 5:18 pm

Puedo decir que tengo intenciones de darle una respuesta, pero soy incapaz de hacerlo. No sé si es por los maleficios o por la falta de fuerzas en el cuerpo como para siquiera dejar salir la voz. Me he transformado en un pedazo de carne que apenas respira, que siquiera puede emitir un sonido que valga la pena, cuyo cuerpo no es más que cortes y dolor tan agudo que, por un momento, hasta creo que no puedo sentirlo porque mi piel se ha anestesiado. No sé cuándo es que el cuarto termina por oscurecerse, pero en algún momento siento como mis sentidos se pierden y los gritos de Jamie Niniadis se pierden en una marea infinita, que me lleva a un estado total de inconsciencia donde, por al menos un rato, puedo escapar de ella y de toda su locura.

Cuando despierto, el dolor es insoportable y todo huele a humedad. No me demoro en darme cuenta de que me encuentro en una mazmorra, encadenado a una pared de piedra de la cual no podría separarme ni aunque mis muñecas fuesen libres. Y pasan las horas y sé que los días. Esa noche no fue la última vez que vi a Jamie Niniadis, porque es mi única visita regular. La que se encarga de que mi piel sea costra sobre costra y mi estado de conciencia se vuelva cada vez más corto. Sé que no habrá juicio, sé que cuando se harte de mí me ejecutará y plasmará su triunfo en las noticias después de tanto tiempo. Para mi desgracia, ese día no llega. Sigo vivo y sigo en sus manos, esperando en silencio que todo se acabe de una buena vez. Después de todo, esto es mi culpa.

Parece que ha pasado una eternidad cuando una voz diferente me despierta. Lo primero que veo son los ojos saltones de un elfo doméstico, iluminados por la varita mágica que viene en la mano de un hombre. Me pide que beba el agua que la criatura trae consigo y es ahí cuando reconozco su voz, sus ojos claros y su pelo cenizo. Sean Niniadis sostiene mi cabeza para ayudarme a beber y me habla con suavidad. Promete que todo puede acabarse, que su mujer no debe saberlo, que él puede darme una piedra que no comprendo a cambio de que lo ayude a contactar a Seth. Porque solo quiere verlo, saber que está bien, porque su preocupación siempre ha sido genuina. Él es el hombre que me sacó del mercado de esclavos, que ayudó a que mi amistad con Seth creciera, que detuvo a Jamie hace tantos años cuando pudo haberme matado. También es el hombre que me visita unas cuantas veces más, cura algunas de mis heridas y me habla de la Piedra de la Resurrección.

“Jamie no tiene que saberlo.”

“Solo quiero verlo.”


Son palabras vacías, pero las tomo en cuanto las jura. Porque si Sean Niniadis hace un juramento, una parte de mí sabe que jamás va a quebrarlo. O quizá solo estoy medio muerto.
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

The broken ones ✘ Jamie - Página 2 Empty Re: The broken ones ✘ Jamie

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.