The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

I'm the perfect stranger who knows you too well ✘ Priv.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm the perfect stranger who knows you too well ✘ Priv. - Página 2 Empty I'm the perfect stranger who knows you too well ✘ Priv.

Mensaje por Hans M. Powell el Miér Dic 12, 2018 6:31 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Hace mucho tiempo que no estaba tan nervioso. Mentira, reformulo: hace mucho tiempo que no me pongo nervioso en lo absoluto. Los últimos años de mi vida se han basado en experiencias beneficiadas por mi seguridad palpable y mi fino balance entre la inteligencia y el tacto, pero esto se haya completamente fuera de los límites de mi zona de confort. Soy un hombre de oficina, de negocios y estrategia, no un padre de familia que, de hecho, jamás ha tenido un modelo a seguir como para saber lo que se supone que debo hacer durante toda la velada. Acabo tomando la opción de ser quien hubiese querido que mi padre fuera, aunque siento que es un auto consejo algo ridículo y no ayuda demasiado a mi idea de calmar la ansiedad.

Es por eso por lo que he fumado tres cigarros en los minutos extra que llevo en la puerta del restaurante. Hubiese podido salir más tarde, pero la idea de quedarme en mi casa caminando por las paredes hasta que el reloj marcase la hora se me hacía algo fastidiosa. Es una noche primaveral ciertamente calurosa, pero creo que eso no es excusa para que ande acomodando una y otra vez el cuello de la camisa como si me faltase el aire. ¿Me quedó olor a tabaco? Tengo que llevarme una mano a la boca para echar algo de aliento, pero creo que no es insoportable; por las dudas, mastico un chicle de menta. ¿Cómo se supone que inicie la charla exactamente? No sé tratar niños. Los únicos con los que trato son aquellos que, en actos públicos, aparecen junto con sus madres bonachonas para que les revuelva el pelo o para hacer algo tan ridículo como alzar al crío por vaya a saber qué cuestión. Una vez uno se puso a llorar tanto que casi lo dejo caer, a pesar de obligarme a mantener la sonrisa que, sospecho, se notó en exceso que era cínica. No puedo tener la misma actitud esta noche, en especial si quiero agradarle a mi hija. ¿Quiero agradarle? Sé que sí, solo que lo encuentro completamente extraño.

Estoy masticando el chicle de costado, casi como si se tratase de un tic nervioso, cuando veo aparecer a Audrey por la esquina y me obligo a quitármelo de la boca y lanzarlo al cesto de basura que tengo cerca al despegarme de la pared tan rápido que no parece ser un movimiento casual en lo absoluto. Paso las manos por mi camisa en un intento de estirarla a pesar de que está perfectamente planchada y perfumada, dejando que mis ojos se vayan de inmediato a la cabeza rubia que se encuentra mucho más abajo que mi expareja, congelándome en mi sitio. No sé cómo imaginaba a Margareth, pero de inmediato sé que jamás podría haberla recreado en mi cabeza como para hacerle un mínimo de justicia. No es hasta que están lo suficientemente cerca que les hago un gesto a modo de saludo con la cabeza, escondiendo las manos en los bolsillos de mis pantalones negros.

Audrey… — siento que me demoro una eternidad en hablar, aunque de seguro es solo mi impresión y carraspeo en un intento de recomponer mi tono de voz habitual, dedicándole una sonrisa de bienvenida antes de pasar los ojos a la niña una vez más, tratando de reconocerme en su rostro. Para mi desgracia (o no), no me cuesta demasiado y honestamente no estoy seguro de saber cómo sentirme ahora mismo — Y tú debes ser Margareth. ¿O prefieres Maggie? — es el tono más amable que he utilizado en mucho tiempo, pero no se siente tan fuera de lugar. Por simple inercia, saco una de las manos de su escondite y se la tiendo para que la estreche, olvidando por cinco segundos que esto no es una presentación en medio de una reunión de negocios.

Me esfuerzo y obligo a mirar una vez más a Audrey, desinflando un poco el pecho — De verdad me alegra que hayan podido venir. Hice una reserva en la planta alta, así que nadie va a molestarnos. Pueden pedir todo lo que se les antoje — y no sé de dónde sale, pero un guiño furtivo en dirección a mi hija se me escapa en señal de confianza. Sin mucho más, hago un amague a poner la mano en la cintura de Audrey a modo de invitación, pero queda flotando en el aire y termino señalando la puerta con una floritura de la contraria, dejándolas pasar primero. Va a ser una larga noche.
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo


I'm the perfect stranger who knows you too well ✘ Priv. - Página 2 Empty Re: I'm the perfect stranger who knows you too well ✘ Priv.

Mensaje por M. Meerah Powell el Sáb Feb 02, 2019 6:03 am

Ruedo los ojos cuando mamá dice que los museos no son interesantes, aunque se lo dejo pasar esperando que hable de una generalidad y no de mí en particular. ¡Iba a clases de arte! ¿cómo no iba a disfrutar de un museo? Mi favorito igual estaba en el Ocho, la exhibición de trajes contemporáneos que había en el museo de la fábrica principal era una de las cosas más bellas que había.

- Mamá, por lo que yo sabía, cualquier hombre por encima de los veintiocho podría haber sido mi padre. - Y no, no me siento culpable de haber remarcado eso porque fueron años y años de jamás decirme nada; estoy completamente en lo cierto. Si me ponía a pensar en todos los hombres que podrían haber sido mis padres… lo admitía, nunca había imaginado que el Ministro de Justicia era siquiera una posibilidad, pero había tratado de no pensar demasiado en ello en general. - Empatan. Tú eres el soltero más codiciado al parecer… - el Ministro Weynart podía no estar casado, pero era de conocimiento popular el hecho de que tenía pareja.

- Entonces asumí mal yo. Y sí usaré labial. - No iba a ponerme analizar cada cosa que usaba si tenía que considerar todos los datos que había dicho mamá. Prefería ser feliz en la ignorancia de alguna de esas cosas. - Entonces… ¿podrías pedir vino blanco en la próxima cena? - Sí, sí, tenía doce, lo sé; pero realmente me generaba curiosidad el por qué la gente se entusiasmaba tanto con las bebidas alcohólicas. Quería entender cual era la peculiaridad de las mismas.

Creo que se me escapa un chillido que, de tan agudo, resulta casi inaudible para mis progenitores. Pero es normal. Nunca nadie había hecho esa comparación con mi trabajo, que podía ser porque nadie tenía el dinero suficiente para comprar en Morgana’s; pero era como mi sueño hecho realidad. No podía decir que era todo lo que aspiraba a ser en la vida, porque estaba lejos de querer imitar a alguien, mi propósito era lograr ser mejor que cualquier tienda de alta costura en todo Neopanem y estaba convencida que lo lograría. Pero que ahora, con tan solo doce años me comparasen de esta manera…

Claro que el momento no dura, mi mamá demuestra su carácter por primera vez en lo que va de la noche y de golpe toda la emoción se esfuma de mi cuerpo. ¿Están… están peleando? No sabía del todo si ese era el caso, llevaba menos de una hora de conocer al hombre, y doce años de mi vida no me habían alcanzado para terminar de conocer a mi madre. No quiero meterme en medio de ellos, no ahora… no nunca. - Yo… gracias. - Y casi que corro de vuelta a mi asiento para guardar la tarjeta en mi bolsito mientras trato de pretender que esto no acaba de suceder. Me concentro en mi plato, y ruego a quien sea que no se pongan a discutir allí mismo, o me vería obligada a hacer un acto de niña llorona o algo así. - Al final no me dijiste si se juntan mucho entre los ministros, Hans. - Trato de cambiar el tema.
M. Meerah Powell
M. Meerah Powell
Estudiante del Royal

Volver arriba Ir abajo

I'm the perfect stranger who knows you too well ✘ Priv. - Página 2 Empty Re: I'm the perfect stranger who knows you too well ✘ Priv.

Mensaje por Audrey S. Niniadis el Miér Jun 05, 2019 6:30 am

Lo que dice mi hija sobre el vino blanco me deja un poco pensativa, preguntándome si realmente dejaría a una niña probar alcohol. Pero enseguida comprendo que es mejor que lo pruebe conmigo delante que con sus amigos por pura curiosidad. Así que, después de un corto silencio, le respondo -Si la comida lo amerita, sí. Pediré vino blanco y te dejare probar- si había algo que mis años de borracheras me habían enseñado, es que un vino con la comida correcta era mucho más delicioso.

La velada se había vuelto de lo más molesta con el pasar del tiempo y el ver a mi hija tan cerca del hombre, que ni siquiera había querido que la trajera al mundo, me generaba montones de sentimientos encontrados. Una parte de mí se alegra de que Maggie esté feliz, pero otra se siente furiosa sobre todo lo pasado, probablemente... ¿celos? ¿Acaso se puede sentir algo así sobre un hijo? ¿O simplemente tenía miedo por que mi hija sufriera el abandono que yo sufrí a su edad? Entonces comprendí de donde provenía mi ira, el porque había contestado así a Hans. Observo al ministro, con más tranquilidad que la que había demostrado hacía unos segundos, mientras habla con mi hija. Luego dirijo mis ojos a la panera que sostiene el cheque; no suelto ninguna palabra a la vez que mi mano la retira y agarra el papel que marca una buena cantidad de dinero. -No quiero saber nada de éste dinero- sin duda parece que iba a continuar lo que parecía una pelea, pero simplemente me guardo el cheque y sigo hablando -así que dejaré que Maggs decida que hacer con él.

Escucho la frase de mi ex y concuerdo. Lo creo conocer lo suficiente como para saber que realmente no desea armar problemas, por lo menos no en éste lugar. Así que le respondo comenzando a ocuparme de mi plato -Claro que lo sé- procuro sonar calmada, pero algo me dice que mi frase sonó de manera más sarcástica. Simplemente decido ignorarlo y cerrar mi boca.

Me dedico a mostrarme apacible el resto de la cena y comer lo que se encuentra en mi plato, simplemente lanzando algún que otro dato o comentario sin importancia en los momentos indicados. Así, cuando la cena finaliza, me despido lo más educadamente posible de Hans y dejo que Maggs también lo haga. Después de darles un tiempo, le tomo la mano a mi hija y nos desaparecemos de aquel lugar.
Audrey S. Niniadis
Audrey S. Niniadis
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

I'm the perfect stranger who knows you too well ✘ Priv. - Página 2 Empty Re: I'm the perfect stranger who knows you too well ✘ Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.